Sie sind auf Seite 1von 2

El grupo del boro, boroides o boroideos es una serie de elementos que están situados en el

grupo 13 de la tabla periódica de los elementos. Su nombre proviene de Tierra, ya que el


aluminio es el elemento más abundante en ella, llegando a un 7.5%. Tienen tres electrones en
su nivel energético más externo. Su configuración electrónica es ns2np1.

El primer elemento del grupo 13 es el boro(B) (aunque también se lo conoce como grupo del
aluminio por su concurrido uso en la actualidad), un metaloide con un punto de fusión muy
elevado y en el que predominan las propiedades no metálicas. Los otros elementos que
comprenden este grupo son: aluminio(Al), galio (Ga), indio (In), talio(Tl), y Nihonio (Nh) que
forman iones con una carga triple positiva (3+), salvo el talio que lo hace con una carga
monopositiva (1+).

La característica del grupo es que los elementos tienen tres electrones en su capa más externa,
por lo que suelen formar compuestos en los que presentan un estado de oxidación -3. El talio
difiere de los demás en que también es importante su estado de oxidación +1. Esta baja
reactividad del par de electrones es conforme se baja en el grupo se presenta también en
otros grupos, se denomina efecto del par inerte y se explica considerando que al bajar en el
grupo las energías medias de enlace van disminuyendo.

Historia del aluminio

1782 – Antoine Lavoisier, creador de la química moderna, sospecha que en la


corteza terrestre abunda un óxido de un metal desconocido.
1808 – Sir Humphrey Davy descubre el aluminio como elemento creando una
aleación con hierro. Le pone como nombre “aluminium”.
1821 – Pierre Berthier descubre la bauxita, mineral que contiene gran
cantidad de aluminio y la llama así debido a la región de Les Baux (Francia).
1825 – Hans Christian Ørsted consigue aislar aluminio como una amalgama
con muchas impurezas. También describe el aluminio como elemento con
capacidades electromagnéticas.
1827 – Friedrich Wöhler mejora el proceso de Oersted consiguiendo un polvo
muy fino. Logra determinar la densidad y ligereza del aluminio.
1855 – Henry Sainte-Claire Deville obtiene y exhibe el primer lingote de
aluminio puro al 97% durante la Exposición Universal junto a las joyas de la
corona francesa. Su producción era tan costosa que el aluminio se
consideraba un metal muy valioso.
1884 – William Frishmuth coloca una pirámide de 2,80 kg de aluminio como
coronación del Monumento a Washintong. Esto suponía el mayor objeto de
aluminio puro en la historia, siendo el precio del metal en esa época parecido
al oro y la plata.
1886 – Charles Martin Hall y Paul L.T. Héroult descubren por separado y casi
simultáneamente un proceso de electrólisis para obtener aluminio a partir de
la alúmina económicamente viable.
1889 – Karl Josef Bayer halla un procedimiento para extraer alúmina a partir
de la bauxita. Como consecuencia, los precios del aluminio comienzan a bajar
drásticamente y aparecen las primeras aplicaciones.
1960 – Se comienza a recilar el aluminio, ya que el coste de reciclaje es un
95% menor que el de su extracción desde la bauxita. De ahí que el ciclo de
vida del aluminio sea redondo.