Sie sind auf Seite 1von 5

IMPORTANCIA DEL AGUA

Todos nosotros conocemos la importancia del agua en el organismo. Todas las actividades que
una persona hace en su vida cotidiana están de una manera u otra relacionadas conel agua.
Sabemos que alrededor del 75% de la tierra es agua en forma de océanos, lagos, ríos, glaciares,
etc. Nuestro cuerpo está hecho principalmente de agua, y esta juega un papel muy importante
en nuestra salud física.
Aproximadamente el 85% de nuestro cerebro, el 80% de nuestra sangre y el 70% de nuestros
músculos es agua, y cada célula de nuestro cuerpo necesita agua para vivir. Así podemos
entender la importancia del agua en el organismo y cómo podemos incluirla en el cuidado del
cuerpo. El agua ayuda a eliminar toxinas peligrosas que nuestro cuerpo toma desde el aire, los
alimentos y los productos químicos que utilizamos en nuestra piel y cabello.
El agua también proporciona amortiguación para las articulaciones del cuerpo. El agua transporta
el oxígeno y nutrientes a todas nuestras células. El agua también ayuda a regular la temperatura
de nuestro organismo.
Necesitamos agua para mantener el correcto funcionamiento del metabolismo. Tenemos que
mantener cierto nivel de agua en nuestro cuerpo si no lo hacemos así, entonces esto dará como
resultado la deshidratación. Por lo tanto, es fácil ver por qué es muy importante beber de seis a
ocho vasos de agua al día.
Si no tenemos suficiente agua, la presión arterial puede caer a niveles peligrosamente bajos, se
pueden formar coágulos sanguíneos, dañaría la función renal y puede causar estreñimiento.
Algunas otras señales de haber bajo nivel de agua la piel muy seca, y una mayor incidencia de
infecciones del tracto urinario y dolores de cabeza recurrentes.
Una manera popular para reducirla fiebre es tomar un baño en agua fría, esto ayuda a bajar la
temperatura de nuestro cuerpo.
Este proceso se llama hidroterapia. La hidroterapia es la utilización de agua caliente o fría para
mitigar o aliviar los problemas. Estas terapias incluyenla inhalación de vapor, compresas de agua
fría, baños calientes, duchas, baños de vapor e hidromasaje.
El uso del agua caliente ayuda a estimular el sistema inmunológico. También aumenta la
circulación de nuestro cuerpo.
El agua fría se utiliza para reducir la inflamación. Cuando se tiene un esguince se utiliza una bolsa
de hielo para reducir la hinchazón. Un baño frío de asiento se utiliza para tratar el estreñimiento,
el flujo vaginal irregular y las hemorroides.
Algunos tratamientos que utilizan alternando agua fría y caliente son para aliviar problemas
respiratorios, congestiones, infecciones y dolores de cabeza.
Cabe destacar que el organismo, antes de nacer, vive inmerso en el líquido amniótico de la
madre. Se dice que un feto humano a los tres días contiene un 94% de agua y que cuando se
convierte en bebé alcanza el 75 % de agua, siendo en la vejez la menor cantidad de agua que es
del 65%. La sangre contiene un 83 %, los músculos un 76% y el cerebro un 75%. Los huesos, que
quizás a priori podrían parecer carentes de agua, están formados por un 22% de agua. Por todos
estos datos, es fácil darse cuenta de la importancia que tiene el agua para el organismo.
El organismo, cada día pierde una media de dos litros de agua al día entre la respiración y la
traspiración de la piel y la orina.
Cabe destacar que el organismo, antes de nacer, vive inmerso en el líquido amniótico de la
madre. Se dice que un feto humano a los tres días contiene un 94% de agua y que cuando se
convierte en bebé alcanza el 75 % de agua, siendo en la vejez la menor cantidad de agua que es
del 65%. La sangre contiene un 83 %, los músculos un 76% y el cerebro un 75%. Los huesos, que
quizás a priori podrían parecer carentes de agua, están formados por un 22% de agua. Por todos
estos datos, es fácil darse cuenta de la importancia que tiene el agua para el organismo.
El organismo, cada día pierde una media de dos litros de agua al día entre la respiración y la
traspiración de la piel y la orina.
Es por ello que los médicos aconsejan beber hasta dos litros de agua diarios, o aportarlos en la
dieta ya sea con frutas o con vegetales que contengan gran cantidad de agua.
La sed aparece en el organismo cuando se pierde el 2 % del agua, lo que equivale a un litro de
agua. Tras perder el 10 %, lo que equivale a 5 o 6 litros, se sufren alucinaciones y la piel se contrae.
A partir del 15 %, 8 o 9 litros se puede morir.
Cabe destacar que el organismo, antes de nacer, vive inmerso en el líquido amniótico de la
madre. Se dice que un feto humano a los tres días contiene un 94% de agua y que cuando se
convierte en bebé alcanza el 75 % de agua, siendo en la vejez la menor cantidad de agua que es
del 65%. La sangre contiene un 83 %, los músculos un 76% y el cerebro un 75%. Los huesos, que
quizás a priori podrían parecer carentes de agua, están formados por un 22% de agua. Por todos
estos datos, es fácil darse cuenta de la importancia que tiene el agua para el organismo.
El organismo, cada día pierde una media de dos litros de agua al día entre la respiración y la
traspiración de la piel y la orina.
Es por ello que los médicos aconsejan beber hasta dos litros de agua diarios, o aportarlos en la
dieta ya sea con frutas o con vegetales que contengan gran cantidad de agua.
La sed aparece en el organismo cuando se pierde el 2 % del agua, lo que equivale a un litro de
agua. Tras perder el 10 %, lo que equivale a 5 o 6 litros, se sufren alucinaciones y la piel se contrae.
A partir del 15 %, 8 o 9 litros se puede morir.
El agua es importante para el organismo ya que actúa en la fabricación de las células, ayuda en
los jugos digestivos, participa en las señales eléctricas entre músculos, transporta la sangre y
elimina los desechos y los filtra a través de los riñones.
Para suplir el agua que perdemos diariamente necesitamos obtenerlo de su ingestión como agua
pura o a través de la alimentación. Los vegetales tienen un 80 % de agua, la carne un 65%, el
queso un 50%, el pan un 34% y los frutos secos un 20%.
Un organismo joven necesita menos agua, pero a medida que nos vamos haciendo mayores,
nuestras necesidades de agua van creciendo. En épocas de calor, se aconseja a las personas
mayores que se hidraten y que permanezcan a la sombra ya que son los mas propensos a
deshidratarse.

la hidratación de nuestro organismo es fundamental para que se desarrollen correctamente


muchos procesos que tienen que ver con la salud. Estos son los beneficios del agua si consumes
entre un litro y medio y dos litros al día
BENEFICIOS DEL AGUA
1. Alivia la fatiga
El agua es utilizada por el cuerpo para eliminar toxinas y productos de desecho que este no
necesita. Cuando hay menos agua en el cuerpo, el corazón tiene que trabajar más para bombear
la sangre oxigenada a todas las células y otros órganos principales y eso puede causar fatiga.
2. Evita el dolor de cabeza y las migrañas
En la mayoría de los casos, la razón principal de los dolores de cabeza y migrañas es la
deshidratación.
3. Ayuda en la digestión y evita el estreñimiento
Cuando bebemos suficiente agua se aumenta la tasa de metabolismo, es decir, los alimentos que
consumimos se descomponen apropiadamente. Esto ayuda a que el sistema digestivo funcione
correctamente previniendo el estreñimiento.
4. Ayuda a mantener la belleza de la piel
El agua ayuda a reponer los tejidos de la piel, así como a hidratarla y aumentar su elasticidad.
Cuando el cuerporecibe suficiente agua, la piel estará hidratada También ayuda a la piel con las
cicatrices, acné, arrugas y otros síntomas de envejecimiento.
5. Regula la temperatura del cuerpo

Las propiedades térmicas del agua y su capacidad para liberar el calor del cuerpo cuando el sudor
se evapora de la superficie de la piel son de gran ayuda en el mantenimiento de la temperatura
corporal durante todo el día. Una temperatura corporal bien regulada nos hará sentir con más
energía y a mantener los músculos y articulaciones lubricados evitando que tengamos calambres
y esguinces.
6. Reduce el riesgo de cáncer
Algunos estudios indican que el consumo de agua también reduce el riesgo de cáncer de vejiga y
colon.El agua destruye los agentes causantes de cáncer reduciendo el riesgo de diferentes tipos
de cáncer.
7. Mejora el sistema inmunológico
Cuando el cuerpo recibe la cantidad adecuada de agua, mejora el sistema inmunológico.Así,
puede luchar contra enfermedades como la gripe, cálculos renales y ataque cardiaco. También
será de gran ayuda para hacer frente a problemas de salud como elreumatismo, la artritis, etc.
8. Reduce el riesgo de problemas cardiacos
En la Universidad de Loma Linda, en California, se hizo un estudio involucrando a 20 mil personas
sanas que tomaban 5 vasos diarios de agua y las cuales presentaron un menor índice de
problemas cardiovasculares en comparación con los que sólo tomaban 2 vasos diarios.
9. Resuelve el mal aliento
El mal aliento es una clara señal de que el cuerpo necesita más agua. La saliva ayuda a tu boca a
liberarse de bacterias y mantener la lengua hidratada. Por esto, cada vez que tengamos mal
aliento, lo primero que debemos hacer es beber mucha agua.
10. Ayuda a perder peso
El agua ayuda a eliminar los subproductos de la grasa. Cuando bebemos agua, el estómago se
llena haciéndonos perder un poco el apetito. El agua no contiene calorías, grasa, carbohidratos
ni azúcar y es un gran reemplazo de las bebidas con alto contenido calórico.
Son siete los nutrientes que los seres humanos necesitan y extraen de los alimentos: agua, fibra,
carbohidratos, lípidos, minerales, proteínas y vitaminas.

El agua es uno de los principales nutrientes en nuestra dieta y esto queda probado fácilmente por
medio de las siguientes situaciones:

Más del 60% del cuerpo es agua. Sin agua el organismo muere en pocos días. El agua es esencial porque:
Es el constituyente principal del cuerpo.

Es el principal constituyente intracelular y extracelular. Es el único medio de transporte de ciertas


sustancias, vitaminas y minerales. Es responsable por el equilibrio entre el ambiente interno y externo,
por su participación en la formación y constitución de la sangre, linfa, saliva, orina y otros humores
corporales y de las heces.

Tiene un papel activo en el metabolismo de diversas sustancias. Una dieta rica en agua promueve el
buen funcionamiento del organismo humano, porque permite que órganos como los riñones puedan
trabajar lo necesario sin incurrir en las sobrecargas que los desgaste y contribuyan a su deficiencia y mal
funcionamiento.

A través de la orina, cada uno de nosotros puede tener una idea aproximada de su nivel de hidratación
si es buena o mala. Una orina clara, inodora y abundante es un signo de buena hidratación, mientras
que una orina amarilla, con olor y poco abundante es resultado de la falta de agua en el cuerpo y
contribuye a la formación de cálculos renales.

Cabe señalar, sin embargo, algunos aspectos concretos: Los niños naturalmente inquietos y en
constante actividad física, deben consumir mucha agua. Las personas más mayores con el tiempo, van
perdiendo la sensación de sed, pero no deben descuidar tan asequible ingesta de nutrientes. En caso de
fiebre, diabetes, diarrea, vómitos, piedra de riñón… los requerimientos de agua son más altos.