Sie sind auf Seite 1von 3

El espectro electromagnético

Las ondas electromagnéticas abarcan un espectro extremadanamente amplio de


longitud de onda y frecuencia. Este espectro electromagnético comprende la
transmisión de radio y televisión, la luz visible, la radiación infrarroja y ultravioleta, los
rayos X y los rayos gamma. Se han detectado ondas electromagnéticas con frecuencia
desde al menos 1 hasta 1024Hz; la parte de parte del espectro que encontramos más
comúnmente es la que se muestra en la tabla 1, en la cual se indica los intervalos
aproximados de longitud de onda y frecuencia de los diversos segmentos. Pese a las
enormes diferencias en cuanto a sus usos y medios de generación, todos son ondas
electromagnéticas con las características generales que se han descrito en las
secciones precedentes, entre ellas la rapidez de propagación (en el vacío) c=299,
792,458 m/s. Las ondas electromagnéticas pueden diferir en términos de frecuencia f y
longitud de onda ʎ pero la relación c = ʎ f en el vacío se cumple en todos los casos.
Por medio de nuestro sentido de la vista podemos detectar directamente sólo un
segmento muy pequeño de este espectro. Llamamos a este intervalo luz visible.
Sus longitudes de onda fluctúan entre 400 y 700 nm (400 y 700 x10−9 m) con frecuencias
correspondientes de aproximadamente 750 a 430 THz (7.5 a 4.3 1014 Hz). Las
diferentes partes del espectro visible evocan en los seres humanos [1].

Tabla 1

En la tabla 1, las frecuencias y longitudes de onda presentes en la naturaleza abarcan


un intervalo tan grande que es necesario emplear una escala logarítmica para mostrar
todas las bandas importantes. Los límites entre las bandas son arbitrarios en cierta
medida [1].
Radiofrecuencia

Las ondas de radio frecuencia (RF) son fáciles de generar, pueden recorrer distancias
largas y penetrar edificios con facilidad, de modo que son muy utilizados en la
comunicación, tanto en interiores como en exteriores. Las ondas de radio también son
omnidireccionales, lo cual significa que viajan en todas direcciones desde la fuente, por
lo que el transmisor y el receptor no tienen que estar alineados físicamente [2].

Las propiedades de las ondas de radio dependen de la frecuencia. A bajas frecuencias,


las ondas de radio cruzan bien los obstáculos, pero la potencia se reduce drásticamente
a medida que se aleja de la fuente (por lo menos tan rápido como 1/r2 en el aire). A esta
atenuación se le conoce como pérdida de trayectoria. A frecuencias altas, las ondas de
radio tienden a viajar en línea recta y rebotan en los obstáculos. La pérdida de trayectoria
reduce aún más la potencia, aunque la señal recibida también puede depender en gran
parte de las reflexiones. Las ondas de radio de alta frecuencia también son absorbidas
por la lluvia y otros obstáculos en mayor grado que las de baja frecuencia. En todas las
frecuencias las ondas de radio están sujetas a interferencia de los motores y demás
equipos eléctricos. Es interesante comparar la atenuación de las ondas de radio con la
de las señales en los medios guiados. Con la fibra, el cable coaxial y el par trenzado, la
señal se reduce en la misma fracción por distancia de unidad, por ejemplo 20 dB por
cada 100 m para el par trenzado. Con la radio, la señal se reduce en la misma fracción
a medida que se duplica la distancia, por ejemplo 6 dB por cada vez que se duplique.

La distancia en el espacio libre. Este comportamiento indica que las ondas de radio
pueden recorrer grandes distancias y, en consecuencia, la interferencia entre usuarios
es un problema. Por esta razón, es común que los gobiernos regulen estrictamente el
uso de los radiotransmisores, con algunas excepciones notables que veremos más
adelante en este capítulo. En las bandas VLF, LF y MF las ondas de radio siguen la
curvatura de la Tierra. Estas ondas se pueden detectar quizás a 1000 km en las
frecuencias más bajas, y a menos distancia en las frecuencias más altas. La difusión de
radio AM utiliza la banda MF.

En las bandas HF y VHF, las ondas terrestres tienden a ser absorbidas por la Tierra. Sin
embargo, las ondas que llegan a la ionosfera (una capa de partículas cargadas que
rodean la Tierra a una altura de 100 a 500 km) se refractan y se envían de vuelta a
nuestro planeta, ciertas condiciones atmosféricas, las señales pueden rebotar varias
veces. Los operadores de las bandas de radio aficionados utilizan estas bandas para
conversar a larga distancia. El ejército también se comunica en las bandas HF y VHF
[2].
Bibliografía

[1] A. L. F. R. A. F. Francis Weston Sears, «Ondas Electromagnéticas,» de Física Universitaria


Volumen2, mexico , Pearson Addison Wesley, 2005, p. 1238.

[2] A. S. Tanenbaum, «TRANSMISIÓN INALÁMBRICA,» de Redes de computadoras quinta


edición , Impreso en México. Printed in Mexico., PEARSON EDUCACIÓN, México, 2012,
2012, p. 816.