Sie sind auf Seite 1von 74

LOS CUIDADOS

DEL ACUARIO.
CONTENIDO
Instalación del acuario comunitario 1
Elección del lugar adecuado 1
Suministro eléctrico 1
Luz del sol 2
Peso 2
Colocación 2
Elección del acuario 2
Equipo necesario 2
Filtro 3
Filtro interno 3
Filtro de fondo 3
Filtro externo 4
Calentador 4
Termómetro 4
Bomba de aire 4
La decoración del acuario 4
Llenado del acuario 5
Colocación de plantas 6
Elección de los peces 6
Procedimiento para ingresar los peces al acuario 7
El sustrato del acuario 8
El ciclo del sustrato 8
Grava estándar 9
Grava fina 9
Grava roja 9
Arena de filtración 9
Rocas para el acuario 10
Troncos o madera para el acuario de peces 11
El curado de la madera para el acuario 11
Guía de plantas 12
Plantas de raíz 12
Anubias enanas 12
Espada amazónica de hoja ancha 13
Espada amazónica pigmea 13
Helecho de Java 13
Vallisneria erecta 13
Plantas Flotantes 14
Helecho Mariposa 14
Lechuga de agua 14
Tubérculos 15
Aponogeton 15
Barclaya 15
Plantas de gajos 15
Bacopa 16

ii
Hogrophila Gigante 16
Rotala roja 16
Equilibrio del agua en el acuario 17
Maduración / ciclado del acuario 17
Filtración externa 19
Vida de la colonia bacteriana 20
Reducción de la colonia bacteriana 20
Muerte de la colonia bacteriana 21
Mediciones del agua 22
Colonia bacteriana 22
pH 22
Concentración de oxigeno 22
Concentración de nitrógeno 22
Concentración de dióxido de carbono 22
Amonia 23
Nitritos 23
Nitratos 23
Salinidad 23
Cloro y cloramina 23
Fósforo total 24
Dureza 24
Modificar el agua 24
Guía de peces tropicales 26
Familia de peces tropicales 26
Bagres 28
Ancistrus 28
Bagre de cristal 28
Coridora Barbatus 29
Coridora Moteado 29
Otocinclo Enano 30
Plecostomus 30
Carácidos 31
Tetra Neón Cardenal 31
Pez Hacha 32
Pez Lápiz 32
Tetra del Congo 33
Tetra Corazón Rojo 33
Tetra Diamante 33
Tetra Incandescente 34
Tetra Limón 34
Piraña 35
Cíclidos africanos 36
Cíclido Amarillo 36
Julidochromis dickfeldi 37
Labidochromis Caeruleus 37
Lamprologus Sp 37

iii
Melanochromis Johanni 38
Neolamprologus brevis 38
Pseudotropheus Estherae 39
Pseudotropheus Zebra 39
Cíclidos suramericanos 39
Astronatus (Oscar) 39
Ojos de Jade 40
Disco 40
Escalar (Angel) 41
Ramirezi 42
Ciprínidos 42
Barbus Cereza 42
Barbus Tetrazona 43
Pez Bala 43
Come algas de Siam 44
Danio Cebra 44
Labeo Bicolor 44
Nube Blanca 45
Rasbora Arlequín 45
Cobítidos o Lochas 46
Botia Enana 46
Kuhli 46
Botia Macracanta 47
Killis 47
Afiosemión Cabo López 47
Laberíntidos 48
Betta Luchador de Siam 48
Besador 48
Colisa Lalia 49
Tricho Leeri 49
Tricho Trichopterus 50
Peces arco iris 50
Pez Arco Iris de Boeseman 50
Pez Arco Iris Rojo 51
Peces de agua salobre 52
Monodactylus 52
Pez arquero 52
Scatophagus 53
Poeciliidae-Vivíparos 53
Xipho Espada 53
Guppy o Lebiste 54
Molly Velifera 54
Platy 55
Reproducción de peces tropicales en el acuario 56
Elección de peces para la reproducción 56
Generar las condiciones para la reproducción 56

iv
El período de desove y posterior 57
Alimentación de los alevines 57
Caracoles en el acuario plantado con peces 58
Caracol Manzana 58
Tropidiscus planorbis 58
Lymnea stagnalis 59
Melanoides tuberculata 59
Como combatir las plagas de caracoles 59
Prevención 60
Tratamientos 60
Guía de enfermedades, causas y curas 61
Punto Blanco 61
Gusano Lernaea 61
Baba en la piel 61
Hidropesía 61
Dactylogyrus 62
Terciopelo 62
Hongos 62
Constipación 62
Exophthalmia 62
Piojos 63
Parásitos intestinales 63
Aletas dañadas 63
Hexamitiasis 63
Sanguijuelas 63
Enfermedad en vejiga natatoria 64
Acuario de cuarentena 64
Compatibilidad entre especies de peces tropicales 64
Factores que hacen la compatibilidad 65
Tabla de compatibilidad entre especies 66
Peces dorados 67
Cuidados básicos 67
Diez reglas de oro para el cuidado del pez dorado 67
Errores frecuentes 68

v
MONTAJE Y DECORADO DEL ACUARIO

INSTALACIÓN DE UN ACUARIO COMUNITARIO


El acuario comunitario representa un desafío muy grande cuando se toma en serio. Lograr
el equilibrio entre distintas especies de peces y plantas, dentro de un acuario es un
proceso realmente complejo.

En el armado de un acuario comunitario plantado, podemos decir que existe una triple
corona deseada por todo aficionado:
 Mantener estable la población de
peces.
 Mantener estable la población de
plantas.
 Lograr que los peces se reproduzcan
en ese hábitat.

Lograrlo y mantenerlo perdurable en el


tiempo, supone haber obtenido un excelente
balance entre cada elemento integrante del
acuario como peces, plantas, sustrato,
elementos decorativos, piedras, maderas,
filtros, etc.

Si bien para armar un acuario hay muchos


factores a considerar conjuntamente, no
hay una única fórmula estricta con pasos a
seguir. Claro que es de vital importancia
mencionar cada uno de esos factores a
evaluar. Ésta explicación, no intenta ser más
que una guía de referencia, especialmente para aquellos que recién ingresan en el mundo
de la acuariofília.

ELECCIÓN DEL LUGAR ADECUADO


Cuando busquemos el lugar más adecuado para colocar nuestro nuevo acuario, deberemos
tener en cuenta algunos factores importantes, como son:

1. Suministro eléctrico. Habrá que situar el acuario próximo a una toma de corriente
eléctrica para poder colocar todos los accesorios básicos:
Fluorescente
1
Calentador
Filtro

Así como otros componentes adicionales:


Bomba de aire
Expendedor automático de comida.
2. Luz del sol. Evite en lo posible que el acuario reciba la luz del sol directamente, ya que
esto hará crecer excesivamente las algas que estropean la apariencia del su acuario.
3. Peso. Un acuario lleno de agua pesa mucho, por lo que deberá asegurarse de que esté
colocado en una superficie llana y resistente. Será conveniente colocar debajo una
lámina de streofoam o corcho.
4. Colocación, busque un lugar en el que el acuario se vea bien, incluso por ambos lados
(como divisor de ambientes en un salón).

ELECCIÓN DEL ACUARIO.

El acuario deberá tener un cristal de buena calidad y grosor suficiente, así como una tapa
con la lámpara. La lámpara deberá estar protegida de la humedad por seguridad eléctrica
y tener espacio para poder si es necesario aumentar la iluminación.

La primera duda que surge a todo aquel que pretende instalar un acuario, es la del tamaño.
Como regla, en principio, vale la siguiente: "Cuanto más grande es el acuario, mayor
estabilidad del mismo y más sencillo su cuidado".

De todas formas, el tamaño vendrá determinado varios factores:

 Tamaño y cantidad de peces que desea tener, estos dependerán en gran medida del
tipo de agua existente en la zona de residencia, así antes de aventurarnos a
montar un acuario debemos investigar que tipo de peces podríamos mantener sin
tener que modificar demasiado las características del agua de nuestra región.
 Plantas que desea poner dentro.
 Lugar del que dispone para colocar el acuario.

Pero como mínimo, lo que les aconsejo es un acuario de 60 a 90 litros. Teniendo en cuenta
siempre como se ha dicho anteriormente, que acuarios más grandes son más fáciles de
cuidar.

Si bien es cierto que cuanto más grande mejor, hay limitaciones importantes a destacar.
NUNCA es conveniente que la altura de la pecera supere los 60 cm. Trae variedad de
problemas. La primera es la presión ejercida por el agua. Algunos peces pueden

2
experimentar problemas. Segundo inconveniente, la presión elevada
impondrá la necesidad de utilizar vidrios de más de 1 cm de espesor. Será
excesivamente pesado. En tercer lugar, limpiar y manipular elementos del
fondo de la pecera será demasiado incómodo.

Para no superpoblar y tener problemas de oxígeno y filtrado del agua, podemos establecer
como regla general que por cada cm. de pez se requieren 1,5 litros de agua. Pero
asesórese, ya que algunos peces como los Discos necesitan mucho más, especialmente si
quiere reproducirlos. Tenga presente que cuanto mayor sea el área de la superficie del
acuario, más intercambio de oxígeno hay entre el aire y el agua. Mayor área, más oxígeno
tendrá el acuario.

EQUIPO NECESARIO.

Algunos peces necesitan niveles de oxígeno muy elevados, por lo que requerirán aireador y
filtro obligatoriamente. Pero en algunos casos, quienes deciden plantar el acuario y
dedicar recursos al crecimiento de las plantas, prefieren tener menos peces pero evitar
filtros o aireadores. Eso evita la pérdida de dióxido de carbono, tan importante para los
procesos vitales de las plantas.

Filtro.

Filtro para purificar el agua. Los desechos sólidos (excrementos, restos de comida) deben
filtrarse para evitar que se decompongan y contaminen en acuario.

Existen varios tipos, entre los cuales están:

 Filtro interno: Se montan en


el interior del acuario. El
agua entra a través de la
parte inferior del filtro, pasa
por el material filtrante
(normalmente una esponja) y
vuelve a ser bombeada al
acuario por un desagüe o una
barra difusora.
 Filtro de fondo: En éste, la
gravilla es la que sirve como
material filtrante. En el
fondo se coloca una placa
filtrante especial, con un tubo vertical conectado a una de las esquinas. La placa se
cubre con unos 6 a 8 cm de gravilla. Una bomba hace subir el agua por el tubo a
través de la gravilla que filtra el agua conforme va pasando. Se deberá emplear

3
cuando se tengan plantas artificiales o cuando las plantas naturales
estén colocadas en macetas, este tipo de filtros tienen la
desventaja de que la suciedad con el tiempo se acumula en la graba
produciendo grandes cantidades de compuestos nitrogenados dañinos para los
peces, lo que hace necesario sifonear con mucha frecuencia.
 Filtro externo: Quedan fuera del acuario. Se bombea el agua para sacarla del
acuario y se pasa por uno o más materiales de filtración antes de volver al acuario.

Calentador.

La temperatura del agua para peces tropicales y marinos debe mantenerse a una
temperatura aproximada de 25 a 28ºC. El calentador deberá estar regulado por un
termostato y será adecuado al tamaño del acuario, se recomienda al menos que se
tenga 1w de termostato por litro de agua.

Termómetro.

Para comprobar la temperatura del acuario.

Bomba de aire (aireador).

Tiene la finalidad de oxigenar el agua. Las burbujas de aire creadas, causan un movimiento
que hace circular el agua rica en oxigeno de la superficie al resto del acuario. Aumentando
así el nivel de oxígeno en el agua. El sistema resulta más efectivo si se emplea un difusor
de aire. El difusor de aire no es necesario si el tipo de filtración elegida produce
suficiente movimiento del agua y/o oxigena el agua dentro de su proceso.

LA DECORACIÓN DEL ACUARIO.

Dependerá totalmente de las necesidades de los peces. Por ejemplo, si elige peces de agua
salobre (habitan encuentros entre agua de río y mar), deberá incluir sal marina y alguna
roca Toba para endurecer el agua. Esto trae como consecuencia una reducción de posibles
plantas para este acuario. Unas pocas se desarrollarán bien en esas condiciones.

Antes de instalar el acuario, debemos hacernos una idea de la colocación de las plantas y
espacios para el libre movimiento de los peces. Tengan en cuenta la colocación de plantas
pequeñas delante y altas detrás o en los lados. También es conveniente que decidan las
piedras o raíces que colocaran en el acuario.

Los peces oriundos de lagos africanos ( Cíclidos Africanos ) devastan las plantaciones, por
lo que solo podrá decorar con rocas. Considere también la iluminación, generalmente más
horas diarias en acuarios plantados.

4
La primera capa del acuario podrá ser un sustrato nutritivo, a continuación
deberemos tapar completamente el fondo del acuario con grava de río, la
mejor grava tiene un diámetro entre 1 y 3 mm. Para cualquier acuario, necesitará
aproximadamente 1 kilo de grava por cada 5 litros de agua, para formar una capa de unos
7 centímetros de espesor. (Ver Sustrato del acuario)

Es más que conveniente lavar previamente todo lo que vaya a introducir en el acuario. En el
agua dulce no se podrán introducir entre otras cosas, ningún objeto calcáreo ni coral, ya
que harán subir la dureza del agua; tampoco podrá poner piedras con incrustaciones
metálicas que pueden disolverse en el agua y dañar a los peces, ni aquellos materiales que
estén manchados de aceite. Las piedras más adecuadas son granito, basalto, lava, trozos
de cerámica. Las piedras con agujeros son ideales para servir de escondrijo a los peces
más pequeños. Las piedras se deberán lavar con agua hirviendo.

Otro material que es apropiado para la decoración del acuario es la madera y en particular
las raíces, que previamente deben pasar por un proceso de curación, que consiste en
hervirlas varias veces y colocarlos por un tiempo en agua corriente o al menos cambiar el
agua en la que se le cure cada 3 días.

Llenado del acuario.

Después de haber colocado todo


esto en el acuario, deberán
proceder a llenar el mismo con agua.
Para ello deberán colocar un plato
sobre la grava del fondo y, a
continuación, procederá a llenar el
acuario hasta un 80%
aproximadamente dejando caer el
agua sobre el plato para no
dispersar la grava. Procuren llenar el
acuario con agua a una temperatura
de 24 a 26ºC. El agua que
introduzcan, deberá estar libre de
Cloro, lo cual se puede conseguir
dejando el agua unas 24 horas para que se evapore el mismo, o bien añadiendo algún
producto acondicionador en el agua.

Posteriormente deberán proceder a hacer una serie de mediciones en el agua para


comprobar si es o no adecuada para los peces. Los valores que deberá medir se denominan
pH (acidez), gH (dureza total) y kH (dureza de carbonatos). Para los cuales existen una
serie de productos específicos. Como se menciono en un principio la instalación de un
acuario preferentemente debe girar entorno al tipo de agua y por tanto al tipo de peces
que debemos mantener, para de ese modo tener que tratar el agua para adecuar los
5
valores a los peces. Otra de las mediciones que debe realizar
periódicamente es la del nivel de nitritos y/o amoniaco, que son
perjudiciales para los peces y son generados por los desechos de los peces
y el exceso de comida.

No deberían colocar los peces el primer día en el acuario, puesto que, al igual que
nosotros, los peces necesitan de distintos tipos de bacterias para mantener la salud. La
generación de estas bacterias se puede acelerar añadiendo al agua algún tipo de
tratamiento especial, o bien añadiendo dos o tres escamas de alimento para peces al día,
dejando el calentador y el filtro en funcionamiento. En unos 30 días no debería haber
problemas para colocar 2 o 3 peces. (Ver Equilibrio del agua del acuario)

Colocación de las plantas.

Las plantas no pueden faltar en el acuario, no


sólo son importantes para el equilibrio
biológico del acuario, sino que aportan la
belleza y condiciones del mundo subacuático.

Las bacterias del fondo y las plantas, juegan


el papel de un filtro que actúa de tal manera
que las bacterias descomponen las
substancias nitrogenadas y las transforman
en substancias asimilables, que las plantas
aprovechan para su crecimiento, consiguiendo de esta forma una purificación del agua.
Otra función importante de las plantas es la
de servir de protección a los peces más
pequeños frente a los adultos más agresivos.

Además, con la luz, las plantas son una fuente


de oxígeno en el acuario.

Después de colocar las primeras plantas en el


acuario, es conveniente dejar encendida la luz
durante unas 48 horas.

ELECCIÓN DE PECES.

Simplemente decida cuáles son los peces de su agrado. Luego, deberá tener en cuenta las
características de cada uno de ellos. Si hay incompatibilidades, seguramente verá cuál es
la combinación ideal, entre los peces deseados que se adapten a la convivencia entre ellos
6
y que necesiten características similares de agua. Corresponderá
considerar factores del agua como el pH, la dureza (dH) y la temperatura.
Los hábitos alimenticios también cuentan.

PROCEDIMIENTO PARA INGRESAR LOS PECES AL ACUARIO

 Cuando adquiera los peces, coloque la


bolsa cerrada en el acuario durante
media hora.
 Pasada esa media hora, abra la bolsa e
incorpore una taza de agua del acuario.
Repita dos veces con un lapso de tiempo
de 15 minutos entre cada vez.
 Una vez cumplido el paso anterior, deje que los peces salgan de la bolsa, no los
apresure.

7
EL SUSTRATO DEL ACUARIO.
El sustrato cumple funciones vitales en el ecosistema conformado en el acuario. Es
el sustento de las plantas y puede dar refugio a los peces. En él habitan bacterias
esenciales para el desarrollo del sistema. Esas bacterias son las encargadas de
descomponer los desechos y convertirlos en nutrientes.

En el sustrato se alojan nutrientes minerales y orgánicos que serán aprovechados


por las plantas. Las bacterias cumplen la función de reducir los ya mencionados
nutrientes para que puedan ser absorbidos por las plantas. Algunos nutrientes como
el hierro no pueden ser tomados por las plantas si no se encuentran reducidos.

La reducción consiste en transformar el óxido de hiero (Fe+3) en Fe+2. La


diferencia radica en que luego de estar reducido el hierro, las zonas negativas en el
fondo atraen a los iones positivos y los retienen hasta que las plantas los tomen por
sus raíces.

Las bacterias se encargan de descomponer los desechos de plantas y peces. También


los alimentos no consumidos. Al armarse un nuevo acuario, hay que dar tiempo a que
se formen las colonias de bacterias, antes de introducir peces o plantas.

Lo más adecuado es utilizar grava de un acuario estable en funcionamiento completo.


También es válido comprar en comercios especializados cultivos de bacterias para
evitar el síndrome del acuario virgen, que podría matar a los peces por altos niveles
de amoníaco en el agua (ver ciclo del nitrógeno).

El Ciclo del Sustrato.

La grava debe lavarse antes de ser introducida en la pecera. NUNCA debe utilizarse
ningún tipo de jabón o detergente. Ya que si bien ante nuestros ojos parece que se
enjuaga fácilmente, una finísima capa queda siempre adherida. Esto destruiría
cualquier tipo de vida presente en el acuario.

Hasta que las bacterias colonicen el acuario más los niveles de amoníaco y nitritos en
el agua sean aceptables para la vida de los peces transcurre un período no menor a
un mes. Pasada la primera semana pueden incorporarse las plantas, para que entre
las bacterias y ellas se logre un equilibrio en el agua.

Es sustrato se compacta con el transcurso del tiempo. El sifoneado muy moderado


del fondo con un tubo limpia grava ayudará a mantenerlo más limpio. Habrá que

8
hacerlo con el cuidado suficiente para no alterar el accionar de los
fertilizantes para las plantas.

Debajo se describen las características principales de grava disponible para los


acuarios. También puede emplearse arena de filtración, laterita o arcillas para
acuarios plantados. Una buena idea es utiliza grava complementada por arcilla roja.
Debe colocarse la arcilla debajo de la grava, así se evitará removerla en el
sifoneado, proceso que no es imprescindible.

Grava Estándar
Es el mejor tipo de grava disponible para un acuario con placas de
filtrado biológico.
Las pequeñas piedras siempre están bien redondeadas, cosa que
evita lastimaduras en peces que buscan alimentos en el fondo, e
incluso en peces como los Kuhli que tienen como hábito enterrarse
debajo de dichas piedritas.

Grava Fina
La grava fina suele presentarse en colores más claros, por lo que
algunos tipos de peces sufrirán cambios de comportamiento o
alteraciones. Ante los colores claros en el fondo esos peces se
muestran más tímidos, pierden movilidad e incluso su coloración
pierde intensidad.
Intente conseguir grava fina oscura para evitar los inconvenientes
anteriormente descriptos. Hay gravilla de cuarzo negra que da un efecto muy
interesante estéticamente al fondo del acuario.

Grava Roja
La grava roja suele ser la más grande de estas variedades, hecho
que generalmente no es nada favorable. Los alimentos que lleguen al
fondo sin ser consumidos por los peces se meterán entre las
piedritas. Por no ser alcanzados por los peces de fondo, esos restos
de alimento se pudren y contaminan el agua. Incluso su acuario
tendrá mal olor por este mismo motivo.

Arena de Filtración
A diferencia de la arena estándar (tipo la de construcción) es
inerte, es decir que no altera las condiciones del agua.
También se caracteriza por ser menos compacta, lo que permite el
paso del agua en el filtrado biológico y que las raíces de las plantas
se expandan sin dificultad.

9
ROCAS PARA EL ACUARIO.

Para considerarse aptas para la utilización en un acuario de agua dulce tropical, las
rocas deben ser de origen basáltico, gres, granito y lava. Nunca debe introducirse
en el acuario una roca de mármol, ya que
contiene arsénico que actuará como
contaminante en nuestro pequeño y cerrado
ecosistema. (Roca toba y canto rodado).
Tampoco servirá ninguna piedra que
contenga calcio. Para verificar si una roca
es de origen calcáreo, eche algunas gotas
de ácido clorhídrico, espere y observe con
atención. Si ve burbujeo en la superficie de
la piedra, no la utilice, ya que esto indica la
presencia del calcio. Este elemento endurecerá el agua en demasía y la tornará
alcalina.

Las rocas de origen calcáreo podrían ser utilizadas muy cuidadosamente en acuarios
para peces cíclidos africanos, dado que precisamente sus requerimientos respecto a
las condiciones del agua son que ésta sea alcalina y dura. Se recuerda que no es fácil
graduar los parámetros del agua en estas condiciones para acuaristas inexpertos.

En el caso de los cíclidos especialmente, cuide que las rocas no tengan aristas
filosas, evitará que los peces que escarban entre ellas se lastimen. También hay
muchas especies que desovan en las rocas.

Otra medida de seguridad sumamente importante es unir las rocas cuando son
utilizadas en conjuntos. Evitará que las piedras se puedan mover o derrumbar. Una
piedra que se cae podría lastimar a un pez o aplastar los huevos allí depositados. La
manera de pegar las rocas entre sí es utilizando la misma silicona neutra con la que
se pegan los vidrios del acuario.

Debe prestarse especial atención en la selección de las rocas para el acuario. Si no


tiene conocimientos profundos, algo de geología, no las tome de la naturaleza.
Adquiéralas en comercios especializados. Algunas rocas pueden lixiviar toxinas que
afectarán los parámetros del agua y en consecuencia a los peces. Las piedras de
bellos e intensos colores suelen deber esa coloración a la presencia de metales
pesados, que luego contaminarán el agua del acuario.

La roca Toba se utiliza sólo en acuarios de agua marina, NO en agua dulce.

10
Puede colocar varias rocas de canto rodado y lucirán muy bonitas.
Agrúpelas y únalas con silicona neutra para acuarios, así evitará
derrumbes. Es importante para evitar accidentes o incluso desplazamientos de rocas
que alteren la decoración realizada con esmero.

TRONCOS O MADERA PARA EL ACUARIO DE PECES.


La madera se utiliza en acuarios de agua dulce
únicamente. Los troncos deben provenir de una fuente
lo suficientemente confiable para asegurarnos evitar
desastres, como ingresar troncos verdes que liberen
clorofila o que contengan infecciones u hongos.

Los troncos o raíces deberán ser tratados


previamente para evitar dos problemas principales: que floten y que liberen taninos.
El tanino, siempre presente en la madera (a menos que se cure), se libera en el agua
y la torna con un tinte entre anaranjado y amarronado.

Pueden conseguirse ejemplares ya tratados en comercios especializados. Las


maderas más adecuadas para el acuario son el bambú y los cocos, mientras que las
raíces más apropiadas para el acuario son las de ciénaga y parra.

Si recolecta madera de la naturaleza, deberá ser cuidadoso y evaluar bien la pieza.


Asegúrese de que los troncos no estén verdes, pues liberarán clorofila. Examine la
madera en busca de hongos o señales de putrefacción que deben ser evitados.

Cuando la pieza recolectada estaba en el agua se presentan ventajas y desventajas.


Las ventajas son la seguridad de que la pieza ya está en condiciones por saturación
de agua y por no estar en crecimiento. Por el lado de las desventajas, sepa que corre
el riesgo de que la madera contenga esporas de algas que pueden brotar y ocasionar
desastres en su acuario.

EL CURADO DE LA MADERA PARA EL ACUARIO.


Para curar la madera a introducir en el acuario, en primer lugar introduzca la pieza
de madera en agua hirviendo durante un par de horas. Así eliminará el aire en su
interior, esporas de algas u hongos y parte del tanino.

Luego, mantenga la madera sumergida en agua durante tres a cuatro semanas y


frótela periódicamente con un cepillo de cerda suave. Repita el proceso de hervido y
sumerja la pieza durante diez días más, durante los cuales continuará frotando con
el mismo cepillo.

11
GUÍA DE PLANTAS

PLANTAS DE RAÍZ
Como su nombre lo indica, echan raíces que pueden tomar control excesivo del
sustrato. Es aconsejable planear su ubicación temprano, en el primer mes en que se
arma el acuario. De lo contrario, será difícil retirarlas sin dañarlas, ya que se
arraigarán al sustrato robustamente.

Algunas plantas, como el Helecho de Java y las Anubias Enanas, desarrollan rizomas
rastreros con minúsculas raíces. Si uno ata las plantas a rocas o troncos, esas
pequeñas raíces les permitirán aferrarse naturalmente. Resulta positivo porque al no
estar enterradas en la grava o sustrato, los peces excavadores no las
desenterrarán.

Los comerciantes suelen prepara éstas plantas en pequeñas macetas, de trama


abierta para el crecimiento de las raíces. Éstas macetas deben enterrarse, de tal
manera que los peces no puedan acceder a ella cuando remueven el fondo.

Anubias Enanas
Anubias enanas Requieren iluminación tenue. Son
plantas de fondo, aunque pueden crecer bastante.
Pueden ser atadas a troncos o rocas con hilo de
nylon. Hágalo de manera muy cuidadosa, o podría
herir e incluso cortar los rizomas de la planta.

Anubias Enanas

Cryptocoryne wendtii Según la especie, varía el ancho y el


color de las hojas. Son controlables con facilidad dado que
crecen con lentitud, aunque suelen expandirse por todo el
acuario. Comparten esta característica con las Vallisnerias. Se
desarrollan mejor en aguas blandas. Una moderada iluminación
es más que suficiente. Para su ideal crecimiento, corte las
matas diariamente.

12
Espada Amazónica de Hoja Ancha (Echinodorus paniculatus)
Crece con facilidad hasta alcanzar gran tamaño. Sus raíces se
expanden rápidamente por todo el fondo del acuario. Conviene
tener una o dos según el tamaño del acuario, como planta principal,
preferentemente en la parte posterior. El agua blanda es lo ideal la
iluminación debe ser intensa.

Espada Amazónica de Hoja Ancha

Espada Amazónica Pigmea (Echinodorus tenellus) La Espada


Amazónica Pigmea es ideal para decorar el sustrato, especialmente
en la sección anterior del acuario. Desarrolla vástagos. Se mantiene
bien con buena iluminación en aguas blandas. Las Echinodorus
tenellus soportan cambios de temperatura, incluso bajas
temperaturas de hasta 16º C. Si tiene peces de fondo como
Ancistrus, evite cubrir el fondo con plantas, incluya alguna roca
semiplana.

Espada Amazónica Pigmea

Helecho de Java (Microsorium pteropus) Sus raíces tupidas


como una cabellera no se expanden sino que se adhieren a las
rocas. Crece lenta y constantemente con iluminación moderada.
Las hojas crecen más en largo en aguas duras. Se adapta al agua
salobre y puede utilizarse en acuarios con especies de este
hábitat, como los Monodactylus o los Scatophagus.

Vallisneria Erecta (Vallisneria spiralis Es una terrible invasora


del acuario. Debe controlarse periódicamente, especialmente sus
vástagos que se expanden por toda la pecera. Agua duras e
iluminación intensa es lo ideal para su crecimiento. Sus hojas
toman altura rápidamente. Esta planta también se adapta al agua
salobre.

Vallisneria Erecta

13
PLANTAS FLOTANTES
Son muy importantes para los peces que necesitan zonas de sombra y
soledad. Son excelentes sitios de resguardo para alevines y crías en crecimiento.
Especialmente en acuarios comunitarios, en los que deben esconderse de peces
mayores. Son resistentes y no demandan demasiados cuidados. Buena iluminación,
cambios de agua regulares y movimiento suave del agua en su superficie será
suficiente para que crezcan sin problemas. La mayoría crece sin estar unida a un
punto fijo.

Algunas, como la hierba cristal (Riccia fluitans), se adhieren a rocas o troncos,


incluso crecen y florecen fuera del agua. Otras, como el Helecho de la india
(Ceratopteris thalictroides), pueden crecer en cualquier condición, plantado en el
sustrato, flotando o fuera del agua.

Muchos criadores recomiendan la variedad Lema spp. por su crecimiento feroz.


Personalmente, sugiero que nunca la incluya en su acuario, ya que puede causar un
caos. Bloquea los filtros y se adhiere a las redes. Incluso cuando introduzca sus
manos en la pecera se adherirá a su piel.

Helecho Mariposa (Salvinia auriculata) Sus hojas


son redondas y tienen pelos que generan cubiertas
muy útiles. Prefieren luz brillante y aguas
preferentemente duras. No deben iluminarse
desde muy cerca ya que se dañan en poco tiempo.

Helecho Mariposa

Lechuga de Agua (Pistia stratiotes) Las lechugas de agua tienen hojas muy anchas
con voluminosas nervaduras. Tiene raíces colgantes
que, combinadas con algún tronco en el fondo del
acuario, dan un aspecto muy natural al acuario.
También cobijan a peces asustadizos o alevines.

14
TUBÉRCULOS
Lo más seguro es comprar tubérculos ya brotados para introducir en el
acuario. Las plantas de tubérculo más frecuentes pertenecen al género de las
Aponogeton. Son muy comunes y normalmente florecen en una sola estación.

Crecen durante 8 a 9 meses. Pasado este período, comienza el crecimiento de sus


hojas, que en ocasiones alcanzan los 50 centímetros de longitud. En ésta etapa,
puede ser transferida a aguas más frías por un par de meses. Pasados esos dos
meses deben devolverse al acuario más cálido. Florecerán en el acuario. La especie
Nymphaea consta de una roseta de hojas verdes o rojas, continuada de hojas de
lirio (flotantes). Si no desea que crezca hacia la superficie, pódela dejando
solamente la roseta en la base.

Aponogetons (Aponogeton rigidiflorius) Sus largas hojas varían según la especie.


Suele crecer muy bien en aguas blandas con poca
iluminación. Si el acuario no está bien limpio sus
tubérculos se pudrirán. Las algas crecen sobre sus
hojas. No exponga directamente al sol. Mantenga el
agua del acuario bien filtrada.

Barclaya (Barclaya longifolia)


Tiene hojas muy largas en
forma de lanza, puede
encontrarse en color verde o
rojo. Florece en el acuario cuando tiene buena iluminación,
también da semillas. Es una de las plantas más buscadas. Es
ideal para los caracoles.

Barclaya

PLANTAS DE GAJOS
Las plantas más sufridas y versátiles para acuarios se consiguen en comercios en
forma de gajos. El gajo es la parte superior de la planta sin la raíz. Las especies de
hojas verdes se dan con más facilidad que las de hojas rojas, aunque combinadas
pueden lograr una hermosa decoración natural para la pecera.

15
Conviene plantarlas de manera tal que no se estorben entre ellas, es decir,
que no impidan el paso de la luz. Las hojas que no reciban luz se pondrán
marrones, morirán y se pudrirán rápidamente. Los tallos suelen ser muy sensibles,
por eso no es recomendable plantarlas en manojos.

Algunas pueden plantarse fuera del agua, posteriormente los gajos se introducirán
en el acuario. Al principio perderán las hojas, pero los tallos rebrotarán en un
aproximadamente un mes. Cuando disponemos de estos nuevos gajos, podemos
desechar los tallos originales.

Las plantas que tienen hojas demasiado finas, como la Cabomba verde, requieren un
acuario con excelente filtrado de agua. Caso contrario, las hojas se verán saturadas
por las excesivas partículas en suspensión.

Bacopa (Bacopa caroliniana) Esta planta crece con


bastante facilidad, siempre que la iluminación sea bien
intensa. Los tallos presentan pares de hojas bien
carnosas. Es interesante que plante algunas Bacopas en
peceras altas, preferentemente en la pared de fondo, ya
que subirán bastante y dará sensación de profundidad en
su acuario. También darán refugio inmediato a peces de
superficie.

Hogrophila Gigante (Nomaphila stricta) Esta planta posee hojas finas y alargadas.
Es muy apropiada para colocar en acuarios en los que
tenga hembras listas para desovar. Sus largas hojas
son adecuadas para albergar los huevos de los peces.
Sirven también como escondite para peces nerviosos, e
incluso, son muy aceptadas como alimento. Requieren
acuarios de aguas duras e iluminación intensa.

Rótala Roja (Rotala macandra) La coloración de la


Rótala es bastante oscura, entre color rojo tierra y
marrón. Cuide sus hojas, ya que son muy sutiles y
frágiles. Debe manipularse con toda suavidad y no
exponerse a corrientes directas de filtros o bombas.
Para mantener su coloración intensa requiere mucha
iluminación, sino se oscurecerá paulatinamente.

16
EQUILIBRIO DEL AGUA EN EL
ACUARIO

El medio ambiente en un acuario lo forma la pecera, las plantas, el sustrato/grava, el


agua, los peces, las plantas, la luz y los desechos orgánicos. Todos ellos para que el
acuario esté saludable deben estar equilibrados, para realizar parte de esto,
recurrimos a los filtros de peceras.

Uno supone que si el agua está cristalina el acuario está sano, pues no es así, existen
elementos que componen el agua que deben ser tratados para que el acuario esté
equilibrado. A estos elementos se les dice vulgarmente "elementos nitrogenados".
Estos elementos que se encuentran en todo medio acuático sin importar que tan
chico o grande sea, es lo que nos equilibra el medio, cuando está todo en su perfecta
relación los peces y demás seres vivos del acuario estarán sanos, cuando hay "picos"
de estos elementos, los peces se enfermarán.

En la mayoría de los problemas/enfermedades que están expuestos los peces en el


acuario, son responsables los elementos nitrogenados, estos actúan de forma
directa o indirecta sobre el pez. Pero… ¿cuáles son los
elementos nitrogenados?

Los elementos nitrogenados son:

 Amoníaco (NH3)
 Amonía (NH4)
 Nitrito (NO2)
 Nitratos (NO3)

Por lo tanto, un razonamiento lógico es preguntarse como


mantener un acuario equilibrado. Como todas las cosas, hay
que partir de la base, es decir, tener maduro/ciclado el acuario.

Maduración / ciclado del acuario

El madurar/ciclar un acuario es equilibrar los elementos nitrogenados en el agua de


la pecera, se dice elementos nitrogenados dado que la maduración es una serie de
pasos que como resultado final se produce el intercambio del gas nitrógeno. Este
último paso en acuarios de agua dulce no se produce, si se logra en acuarios marinos
y en estanques de jardín de medianas/grandes dimensiones.

17
Para empezar a madurar un acuario, es necesario tenerlo instalado sin los
peces adentro. Posteriormente se introduce un poco de comida para peces,
la cual se pudrirá generando amoníaco. El amoníaco servirá para generar las
bacterias nitrificantes llamadas nitrosomas (bacterias buenas) las cuales estarán en
estado natatorio hasta formar la colonia.

Mientras este amoníaco aumenta, las bacterias


nitrosomas seguirán aumentando en cantidad. Esta
bacteria oxida, come, el amoníaco que lo convierte en
nitritos (NO2). Una vez que haya suficiente bacterias
en la colonia bacteriana, los niveles de de NH3 y NH4
deberán caerse al cero. El amoníaco es bastante
tóxico cuando hay en exceso, sobre todo cuando hay
niveles de pH altos, mayores que 8, entonces el
cuidado debería ser orientado a mantener niveles de
pH en 7.

La colonia se desarrolla en el sustrato y si se tiene un filtro con carga biológica ahí


también se formará la colonia. Cabe aclarar que cada colonia posee millones de
bacterias y que la cantidad de colonias en un acuario es mide en millones, luego en
este escrito se muestran unos valores de referencia. En este punto, se puede
colocar un pez desde el comienzo para acelerar la maduración, el pez recomendado
es la corydora dado que es un pez resistente. El pez emite de la respiración normal
un 75% de amoníaco con lo que aceleraríamos bastante el proceso, si colocamos 1
solo pez no habrá riesgos en su vida, más de 1 pez no es recomendable salvo en
acuarios muy grandes. Este proceso de oxidación tarda 2 semanas.

Posteriormente las bacterias llamadas nitrobacter o nitrospira (bacterias buenas)


consumirán los nitritos generando los nitratos (NO3). Este proceso tarda 1 semana.

Finalmente, tendremos NO3 en el acuario. Los NO3 son eliminados o mejor dicho
consumidos por las plantas dado que es parte de su nutriente. Cabe aclarar que un
exceso de NO3, además de perjudicar a los peces, nos ocasionará la formación de
algas unicelulares y pincel en el acuario, la razón de ello es que el alga es una planta
de bajo nivel pero planta al fin, consumen los mismos abonos. Es por ello que es
altamente recomendado tener buena cantidad de plantas naturales en el acuario:
para eliminar los NO3 y tener controlado a las algas.

Para bajar la concentración de nitratos se debe hacer cambios de agua parciales con
agua nueva sin cloro (en acuarios ya establecidos es necesario hacerlo 1 vez por
semana o cada 15 días). La escala a tener en cuenta es la siguiente: 0ppm ideal,
12ppm no hay problemas, 25ppm se formaran algas pero no hay peligro, 50ppm habrá

18
muchas algas unicelulares y se morirán las plantas, mas de 100ppm hay que
cambiar el agua para bajar la concentración. En un acuario maduro, con
varias plantas la escala debería estar con un tope de 12ppm.

Tener solo el agua en el acuario sin plantas, ni luz ni filtro funcionando no hará
posible el inicio de la maduración dado que es necesario que haya algún elemento
orgánico presente que se pudra. Mucha gente emplea a algún pez resistente para
esto, pero dicho pez quedará expuesto a estos elementos mencionados. Tampoco es
posible la maduración del acuario si no hay filtración dado que las bacterias y todo
elemento vivo necesita oxígeno.

A veces sucede que la maduración del acuario se debe hacer si o si con los peces
dentro de la pecera. En estos casos es recomendable acelerar el proceso utilizando
bacterias comerciales que forman la colonia de forma más rápida y colocar en el
acuario 1 cucharadita de te de sal marina cada 100 litros. Esto último solo es
recomendable en casos extremos, evitar si es posible el agregar sal al acuario, dado
que luego deberemos reducir la dureza del agua.

Filtración externa

Un tema relacionado con el equilibro del acuario son las cargas filtrantes que poseen
los filtros. Las cargas filtrantes son los materiales empleados en los filtros para
filtrar el agua.

Existen 3 tipos de cargas filtrantes:

Carga mecánica: es la que tiene como función capturar los sólidos que se encuentra
en el agua como restos de comida, hojas muertas, excremento de peces, etc. La más
común es la utilización de perlón o goma espuma sintética. Esta carga debe ser
limpiada cada 15 días o 1 mes.

Carga biológica: es la que tiene como función ser hogar de las colonias filtrantes. Se
utilizan elementos muy porosos como ladrillo rojo de construcción, canutillos
cerámicos. Esta carga filtrante nunca tiene que ser lavada dado que de hacerlo se
muere la colonia.

Carga química: se la utiliza con diferentes motivos de acuerdo a la carga que sea.
Ejemplos de estas cargas son el carbón activado, resina ablandadora de agua, etc.
Puntualmente el carbón activado se lo utiliza para eliminar posibles olores del agua y
otros elementos como orina de los peces, etc. Cada 30 días debe ser cambiada y no
es conveniente su uso continuo dado que absorbe también diferentes nutrientes del

19
agua que sirven para las plantas naturales. También se la utiliza para
eliminar los restos de medicamentos del agua luego de algún tratamiento.

De estos 3 tipos de cargas, la biológica y la mecánica debe estar presente en todo


acuario, la carga química es opcional o mejor dicho, esporádicamente. Si por esas
casualidades debemos medicar y se debe hacer si o si en el acuario principal,
deberemos retirar la carga biológica con cuidado e introducirla en un recipiente con
agua del acuario y oxigenación constante. Luego de terminado el tratamiento y
eliminado los restos de medicamentos (con carbón activado), se coloca nuevamente
la carga biológica.

Vida de la colonia bacteriana

Hasta aquí es lo básico de la maduración de un acuario, pero tenemos que tener en


cuenta que hay diferentes variables que actuarán sobre el acuario a lo largo de su
vida, la maduración se debe hacer 1 sola vez y luego mantenerlo estable. Esas
variables que desestabilizan el acuario son: que muera la colonia bacteriana y/o que
la colonia bacteriana quede pequeña.

Reducción de la colonia bacteriana

La colonia bacteriana crece de acuerdo a la demanda de ella que haya en el acuario,


esa demanda es en pocas palabras la cantidad de materia orgánica que haya para
procesar. Un acuario con pocos peces tendrá una colonia bacteriana reducida
comparada con otra colonia de un acuario donde haya muchos peces.

De todas maneras, como mencionamos al principio sumando los tiempos se tarda 3 a


4 semanas formar una colonia estable en un acuario. Para explicar este punto del
tamaño nada mejor que un ejemplo: supongamos que tenemos un acuario de 150 litros
ya madurado con 2 peces carassius medianos, a ese acuario se lo considera estable.
Ahora bien, un día vamos a una tienda y compramos 4 carassius y los colocamos
(luego de la aclimatación) al acuario. ¿Cuál es el resultado?

Veamos punto a punto:

Teníamos 2 peces con lo cual la colonia bacteriana era para 2 peces, ahora tenemos
6 peces con una colonia para 2 peces. El resultado será que la colonia crecerá hasta
llegar a la capacidad de 6 peces pero… en ese tiempo que tarde habrá picos de
elementos nitrogenados que afecten la salud de los peces.

Este ejemplo es muy reducido dado que hay muchas variantes para que una colonia
bacteriana sea más grande que la cantidad de peces como que tenga el acuario hojas
de plantas muertas, caracoles, restos de comida en el fondo, etc. Pero la idea es la

20
misma, si de golpe aumentamos la cantidad de habitantes en un acuario, a
la colonia bacteriana le tardará 1 semana crecer a los niveles óptimos para
procesar la materia orgánica que se encuentre en el acuario.

Muerte de la colonia bacteriana

Este es el otro gran punto por el cual nuestros acuarios a veces son muy expuestos,
más de lo que pensamos. Estas bacterias nitrificantes se las puede matar de formas
muy simples, mucho más simples que tratar de matar un mosquito. Trataré de
reducir las formas de matar a la colonia para evitarlas:

 Medicar directamente el acuario general. Mucho de los medicamentos para


los peces son para eliminar bacterias malas como una infección en la piel. Esos
medicamentos no matan solo a las bacterias que causan la enfermedad, matan
a todas las bacterias con lo que la colonia queda destruida. Un ejemplo es el
verde de malaquita. Por lo tanto, es altamente recomendable tratar al pez
enfermo en un acuario aparte o sacar del filtro la carga filtrante biológica
antes de medicar en acuario general. Este punto es el más letal, puede matar
a toda la colonia al mismo tiempo.
 Aerosoles ambientales. Es común utilizar aerosoles ambientales para dar un
lindo aroma a una habitación, si el acuario no tiene tapa caerán partículas del
químico del aerosol sobre el agua, esas partículas pasarán por el filtro
matando parte de la colonia. Cabe aclarar que no se muere toda la colonia,
solo parte de ella.
 Humo de cigarrillo. Efectúa el mismo resultado que el aerosol.
 Falta de oxigenación en el agua. La colonia como el resto de los seres vivos
necesita oxígeno, si hay poca concentración de este gas se reducirá parte de
la colonia.
 Cambios bruscos de pH. Los cambios bruscos del pH, por ejemplo: pasar de 6
a 8 afecta a todo ser vivo y más aún a las bacterias, estos cambios bruscos
suelen reducir significativamente a la colonia.
 Cambios bruscos de temperatura. No muere toda la colonia, solo una parte
muy pequeña pero de todas maneras hay que evitar estos cambios de
temperatura.
 Lavado de la carga biológica. Lavar con agua los canutillos cerámicos o el
ladrillo rojo otra carga biológica eliminará en su mayoría a la colonia
bacteriana. Solo se debe lavar la carga mecánica del filtro.
 Cloro. Realiza el mismo efecto que en los peces, los mata. En el caso de las
bacterias 1 gota por litro es letal al instante.

21
Mediciones del agua.

En el mercado existen muchos test para medir estos elementos. Los más
recomendados son los test de pH, NO2 y NO3. Cada test tiene una forma diferente
de ejecutarse pero el resultado es el mismo en todos ellos. Existen muchos otros
más pero esos son los básicos fundamentales.

A modo de información, comentaré algunos valores, entre ellos, de las mediciones


fundamentales (pH, NO2 y NO3)

Colonia bacteriana.

Recuento de Bacterias aerobias por ml: mayor a 10 millones.

Recuento de bacterias coliformes totales: mayor a 20 millones.

Como se podrá observar, el recuento es por cantidad de colonias, no por bacterias,


cada colonia posee millones de bacterias. La escala empleada es la UFC/ml (Unidad
Formadora de Colonias / ml ).

pH

El pH depende de muchos factores como la dureza del agua. El ideal es pH de 7. Los


carassius soportan un rango de entre 6.8 - 7.5

Concentración de oxígeno (O2).

En un acuario bien plantado totalmente madurado, la concentración será a 21C de


9mg/l. El carassius vive en óptimo estado a una concentración de 6mg/l. Menor a
3mg/l no vive, entre 3mg/l - 4mg/l boqueará bajándole las defensas con un corto
tiempo de vida, entre 4mg/l - 5mg/l vivirá algún tiempo pero atrofiado. Como
referencia, a 10C la concentración de oxígeno es de 11.5mg/l; a 21C es de 9mg/l y a
32C es de 7.5mg/l

Concentración de nitrógeno.

La concentración de nitrógeno a 21C es de 13mg/l.

Concentración de dióxido de carbono.

La concentración a 21C es de 35mg/l.

22
Amonía

Lo ideal y normal para los carassius es que sea 0. Si el


acuario está estabilizado y maduro, salvo que la colonia
nitrificante se muera estará en 0, pero si no lo está el
carassius puede vivir hasta 1 día a 1ppm si el agua está a
21C con un ph de 7 o una concentración de 10ppm si el ph
está en 6. A mayor ph, por ejemplo 8, la concentración
máxima para 1 día tendrá que ser de 0.1ppm A menores
concentraciones con ph de 7.5 podrá vivir hasta 1 semana.

Nitritos (NO2)

Si el acuario está maduro, estabilizado deberá de ser 0 ppm. Este test, a mi modo
de entender es uno de los más importantes para todos los acuarios porque nos dice
si la colonia bacteriana nitrificante está sana. En fin, los carassius adultos soportan
mejor que los jóvenes los NO2. Como parámetro, tiene que haber 0ppm, pero
soportan hasta 0.20ppm durante 3 semanas. Con 0.25ppm viven 2 semana dado que le
afecta el sistema nervioso. Con concentraciones entre 0.25ppm y 1ppm viven menos
tiempo con secuelas a largo plazo (problemas respiratorios mayormente). Si se tiene
1ppm o más directamente el agua no es apta para carassius, ahí se deben aplicar
medidas como dejar de alimentar a los peces, cambiar parte de agua, etc.

Nitratos (NO3)

En estanques grandes y maduros con plantas no es problema dado que las mismas
plantas consumen el resto. Pero el koi a modo referencial soporta perfectamente a
mediano plazo concentraciones de hasta 50mg/l. El ideal es 0mg/l que se da en casi
todos los estanques medianos/grandes. Con concentraciones entre 0mg/l - 45mg/l
no afecta al koi. Con concentraciones mayores a 50mg/l produce el efecto fatiga en
el koi, el cual es un modo de nadar agotado, sin ganas, siempre le falta aire, etc.

Salinidad

Menciono esto dado que el agua de cada ciudad varía. El carassius acepta un rango
de 0ppt - 5ppt.

Cloro y cloramina

El carassius en este punto es muy específico, acepta una concentración de 0ppm.


Puede llegar a aceptar hasta 0.25ppm pero durante muy poco tiempo, menos de 12hs.

23
Fósforo total

El carassius acepta hasta 2mg/l. Este punto se soluciona fácilmente agregando


plantas de crecimiento rápido.

Dureza

El carassius es de agua blanda, acepta un dh con rango de 10 - 15. Este punto está
ligado al pH.

Modificar el agua

Si tenemos alguna medición fuera de la escala deberemos corregirla. Para ello,


existen productos comerciales en los acuarios pero nombraré algunos datos
generales que son naturales.

Primero, para saber como corregir efectivamente, deberemos realizar los test al
agua que utilizamos para llenar el acuario, cada ciudad del mundo tiene diferente
dureza, diferente pH, etc.

Las causas más comunes de que el ph esté bajo/alto o que la dureza esté baja/alta
se debe a:

 Troncos de pino. Es un elemento muy decorativo, pero el pino acidifica el agua


(ph < 7). Se debe emplear maderas neutras en los acuarios.
 Troncos de eucaliptos. Mismo efecto que el tronco de pino.
 Turba. Se la emplea en algunos acuarios para reducir el ph y la dureza, es un
material acidificante (pH<7). Se la emplea muy seguido como medio de
filtración.
 Resaca de río. Acidifica el agua (pH<7) y posee altos contendidos de NO3. Se
la utiliza en algunos acuarios como abono de plantas y para reducir el ph.
 Rocas calcáreas: Es un elemento que alcaliniza el agua (pH>7). Se le emplea
para elevar la dureza y el pH del agua.
 Restos de caracoles muertos. Las caparazones de los caracoles son alcalinos,
aumenta el ph y la dureza del agua.

Estos son los elementos más comunes que a veces son la causa de las variaciones en
el agua de los acuarios. También tenemos otra causa no mencionada, que
directamente el agua que utilicemos tenga una dureza alta/baja y pH alto/bajo. De
suceder esto, la acción a seguir puede ser:

 Para bajar la dureza/pH. En los cambios de agua mezclar agua común con agua
destilada. El agua destilada no posee sales con lo que el ph es 7. Sirve para

24
compensar el ph/dureza del agua común. Otro método es utilizar
turba en el filtro, la contra de este método es que el color del agua
será amarillento.
 Para aumentar la dureza/pH. Lo más natural es colocar rocas calcáreas al
acuario, otro método es administrar bicarbonato de sodio.

Cabe mencionar que muchas veces nos cambia el ph/dureza del agua el carbón
activado. Dado que el carbón activado posee una impresionante capacidad de
absorción, a veces asimila los acidificantes que coloquemos en el agua como la turba,
por ejemplo.

Muchas de las afecciones más comunes que sufren los peces son producidas por no
tener una calidad de agua aceptable, aún siendo transparente. Por otro lado, si el
pez está mucho tiempo en un agua no favorable les bajará las defensas con lo que
será presa de cualquier enfermedad grave. En fin, es mejor prevenir que curar y en
este caso la prevención es muy económica.

25
GUÍA DE PECES TROPICALES.

FAMILIAS DE PECES TROPICALES.


Bagres: Habitan todo el planeta, a excepción de los polos. Viven en ríos, lagos, lagunas y
el mar. Muchos tienen púas en sus aletas pectorales y dorsales, sea precavido.
Conforman un grupo de 30 familias y más de 2.000 especies. Hay especies predadoras y
otras más tímidas y herbívoras. Los más presentes en acuarios son las Corydoras y los
Plecostomus. Son excelentes cuidadores del equilibrio del acuario, ya que comen restos
de alimentos del fondo antes que se pudran. También comen las algas que crecen en
vidrios y plantas.

Carecidos: Habitan en África y América del sur. Tienen hábitos de vida muy variados.
Hay pacíficos vegetarianos, azadores de barro y predadores como las pirañas. Suelen
ser buenos nadadores y requieren agua bien oxigenada.

Cíclidos Africanos: Han despertado fanatismo en los aficionados. Son grandes y muy
coloridos. Provienen de lagos como el Tanganika y el Malawi. Los Cíclidos africanos son
muy agresivos y luchadores. Requieren aguas duras, alcalinas y muy oxigenadas. Para
diminuir la competencia territorial, se utilizan grandes acuarios, muy poblados y con
muchas rocas. Investigue los hábitos de cada especie. Tienden a reproducirse pronto y
eso trae problemas si no conoce sus hábitos. Los peces que desovan en el sustrato
necesitarán grandes peceras, para dividir el territorio. Se aconseja tener tres hembras
por cada macho.

Cíclidos Sudamericanos: La mayoría son pequeños, aunque algunos crecen hasta 50cm en su
hábitat natural. Son muy buscados por sus variedades de formas y colores. También,
algunos como los Escalares y Discus, atraen por sus métodos reproductivos
paternalistas. La mayoría se adapta bien a los acuarios comunitarios.

Ciprínidos: La familia Cyprinidae habita todo el planeta, excepto Sudamérica, Australia y


la Antártida. Tiene más de 1.400 especies. Se destacan por características como sus
dientes faríngeos y sus diferencias de tamaño. Las resobras no pasan los 3 centímetros,
mientras que en la India hay especies que alcanzan los 2,5 metros de largo. Las especies
mas buscadas por los acuaristas son las Cebritas, Rásboras, Barbus y Labeos bicolor.

Cobítidos-Lochas: Estos peces vienen de dos familias: Cobitidae y Balitoridae. Suman casi
500 especies. Proceden de Eurasia y Marruecos. Se dice que las Lochas anuncian los
cambios climáticos... y en parte es cierto. Los cambios de presión los afectan. Su vejiga
natatoria está rodeada de espinas. Cuando la presión varía cambia el volumen de su

26
vejiga, lo que hace que larguen burbujas o salgan a la superficie a tomar
aire. Viven en el fondo del acuario, pasan mucho tiempo escondidas entre
rocas o bajo el sustrato. Es una especie ideal para observadores
dedicados.

Killis: Están presentes en distintas regiones del mundo: América (norte y sur), África y
Asia. Habitan aguas de ríos, lagos y estacionales. Éstas últimas viven apenas un año,
pero sus huevos soportan sequías prolongadas. Los acuaristas los adquieren para luego
criarlos. Se clasifican según sus métodos de desove. Los Killis requieren agua blanda y
ácida, son insectívoros y no se los incluye en acuarios comunitarios para evitar
agresiones.

Laberíntidos: Los laberíntidos, también conocidos como anabántidos, provienen de Asia y


África. Suelen ser muy vistosos por sus aletas bien desarrolladas y vivos colores. Son
fáciles de cuidar en el acuario. También es relativamente sencilla su reproducción.
Reciben el nombre de laberíntidos por poseer un órgano auxiliar en forma de laberinto.
En él tienen reservas de aire, por si se ven atrapados en aguas estancadas con bajo
contenido de oxígeno. En la reproducción, el macho construye nidos de pequeñas
burbujas en la superficie del agua. Así se asegura que las crías estén bien oxigenadas. El
acuario debe mantenerse tapado para que aumente la humedad.

Peces Arco Iris: Estos pequeños peces provienen de Australia, Nueva Guinea y otras
islas de esa zona. Habitan aguas cálidas dulces y salobres. Son difíciles de encontrar en
la naturaleza, pero se reproducen en el acuario sin problemas, aunque su coloración
pierde intensidad. Son peces muy activos, necesitan acuarios con zonas grandes y
despejadas para desplazarse. Si las condiciones del agua no son adecuadas restringen su
movilidad. Vienen de tres familias diferentes: Melanotaeniidae, Pseudomugilidae y
Telmatheriniidae.

Peces de agua salobre: Habitan los encuentros entre aguas de ríos y el mar. Sus cuerpos
se desarrollaron especialmente, adaptados a cambios diarios de condiciones
dependientes de las mareas y cambios de salinidad. Debe mantener diariamente
controlado el acuario, aún así son difíciles de mantener, ya que necesitan esos cambios
en el agua. Al contrario de la mayorías de los peces, condiciones uniformes de agua los
perjudican. Pida consejo a un experto para acondicionar el agua con sal marina.

Poeciliidae-Vivíparos: Son minoría en la naturaleza. Pocas especies son vivíparas. Se


encuentran en América del Norte y Centroamérica. Son los más populares entre los
principiantes, se destacan los Lebistes o Guppys, los platys, Mollys y Espadas. Los
machos tienen gonopodio, una adaptación para poder retener a la hembra, copular y así
fertilizar los huevos en su interior. Son fáciles de cuidar y reproducir.

27
Bagres
Habitan todo el planeta, a excepción de los polos. Viven en ríos, lagos,
lagunas y el mar. Muchos tienen púas en sus aletas pectorales y dorsales, sea precavido.
Conforman un grupo de 30 familias y más de 2.000 especies. Hay especies predadoras y
otras más tímidas y herbívoras. Los más presentes en acuarios son los Corydoras y los
Plecostomus. Son excelentes cuidadores del equilibrio del acuario, ya que comen restos
de alimentos del fondo antes que se pudran. También comen las algas que crecen en
vidrios y plantas.

Ancistrus (Ancistrus spp). Proviene de Sudamérica y pertenece a la familia


Loricariidae. Vive en aguas blandas (dH 5 a 12º) y se
adapta a valores de pH entre 6,5 y 7,5. La temperatura
del agua debe estar entre 22 y 26º C. El Ancistrus es un
pez herbívoro, que en acuarios se adapta bien a la
comida desecada. Pero es importante complementar con
algas y vegetales verdes crudos. En estado salvaje,
alcanza un tamaño máximo de 13 cm.

Hay unas cuantas especies de ancistrus, la mayoría aptas para convivir en acuarios
comunitarios. El acuario deberá incluir rocas y troncos. Es muy importante que los
troncos sean de madera natural, ya que ésta forma parte de su dieta natural. La
vegetación debe de ser abundante, ya que algunas plantas servirán de alimento y otras
de refugio. Éstos peces suelen estar en sus escondites durante muchas horas de día y
salir a buscar restos de alimentos durante la noche.

Los Ancistrus pueden ser reproducidos en acuarios, tenga en cuenta que es mejor tener
parejas. Los machos son muy territoriales y suelen disputarse territorios algo
agresivamente. La hembra deposita huevos que el macho cuida con mucho celo. Alimente
a los alevines con alimento vegetal. Algunas personas elaboran su propio alimento a base
de arvejas. Mantenga el agua bien filtrada y oxigenada. No abuse de la iluminación.

Bagre de cristal (Kryptopterus bicirrhis). Proveniente de la familia Siluridae, es oriundo


del sudeste asiático. Acondicione la temperatura del
agua entre 22 y 24º C, no más. El pH levemente ácido,
entre 6 y 7, mientras que la dureza del agua no deberá
pasar de 16º. En estado salvaje, el Bagre de Cristal es
insectívoro. En acuarios se adapta a la comida desecada,
pero no se recomienda que sea lo único en su dieta.

28
Complemente con alimento vivo como daphnia y/o artemia. Alcanza un
tamaño máximo de 10 cm.

Necesita mucho espacio para nadar, a pesar de no ser un pez de gran


tamaño. Vive en cardúmenes, si está solo no se adapta al acuario. Es un pez algo
propenso a tener infecciones bacterianas, puede evitarse manteniendo muy bien
filtrada el agua. Un detalle llamativo es que descansa en posición oblicua, con la cabeza
más arriba que la cola, en ángulo de aproximadamente 30º. Si bien se sabe que es
ovíparo, no se reproduce en acuarios.

Coridora Barbatus (Corydoras barbatus). Pertenece a la familia Callichthydae y habita


en Sudamérica, especialmente en Brasil. La temperatura
del agua debe estar entre 22 y 27º C, con pH entre 6,5
y 7,5. Viven en aguas blandas, hasta 12º. El Coridora
Barbatus o Barbado es omnívoro, en acuarios suele
alimentarse con comida desecada. Dado que es un pez de
fondo, conviene suministrar pastillas de fondo. Es bueno
complementar su dieta con alimento vivo, como daphnia,
Tubifex y artemia. Crece hasta alcanzar un tamaño máximo de 12 cm., en acuarios muy
grandes.

Son peces muy pacíficos que pasan el tiempo escarbando el fondo. Se esconden de a
ratos entre rocas o troncos. Generalmente son muy buscados para que limpien los
desperdicios de alimentos no consumidos que se depositan en el fondo. Se reproducen
depositando huevos entre las rocas. Coloque los huevos en un acuario aparte para que
eclosionen sin los padres, esto tardará entre 4 y 5 días. Alimente los alevines con
artemia recién eclosionada.

Coridora Moteado (Corydoras paleatus). Pertenece a la familia Callichthydae y habita en


Sudamérica, Brasil y la cuenca del Río de la Plata. La
temperatura del agua debe estar entre 22 y 24º C, ya
que el Río de la Plata es algo más frío que las aguas de
Brasil. El pH debe ajustarse entre 6,5 y 7,5. Viven en
aguas blandas, hasta 12º. El Coridora Moteado es
omnívoro, en acuarios suele alimentarse con comida
desecada. Dado que es un pez de fondo, conviene
suministrar pastillas de fondo. Es bueno complementar
su dieta con alimento vivo, como daphnia, Tubifex y artemia. Crece hasta alcanzar un
tamaño máximo de 7 cm.

29
Son peces sumamente tranquilos ideales para escarbando el fondo de un
acuario comunitario. Se esconden entre rocas o troncos. Generalmente son
muy buscados para que limpien los desperdicios de alimentos no
consumidos que se depositan en el fondo. Se reproducen depositando huevos entre las
rocas. Coloque los huevos en un acuario aparte para que eclosionen sin los padres, esto
tardará entre 4 y 5 días. Alimente los alevines con artemia recién eclosionada.

Otocinclo Enano (Otocinclus afinnis). También llamado Otocinclo Dorado, éste pez
proviene de Sudamérica y pertenece a la familia
Loricariidae. La temperatura del agua debe estar entre
21 y 27º C, con pH ácido, desde 5,5 hasta levemente
alcalino, hasta 7,5. Vive en aguas blandas (dH hasta 10º).
El Otocinclo es herbívoro, en acuarios come las algas que
crecen sobre las plantas. También come plantas y acepta
alimento desecado. Este pequeño pez es ovíparo. No
crece más de 4 cm.

Permanece mucho tiempo adherido a las hojas de las plantas, especialmente las de hojas
anchas como las Anubias o Espada Amazónica de hoja ancha. Es territorial pero no suele
agredir a sus compañeros de acuario. Si lo observa nadar cerca de la superficie,
significa que los niveles de oxígeno en su acuario son insuficientes para ésta especie.
Asegúrese de que sus compañeros de acuario sean pacíficos. El Otocinclo es ovíparo y
se reproduce en acuario, aunque los alevines son muy difíciles de criar con éxito. Notará
que en cautiverio su coloración se atenúa.

Plecostomus (Hypostomus plecostomus) Proviene de Sudamérica y pertenece a la familia


Loricariidae. Es un verdadero superviviente. Habita en
aguas con temperaturas entre 20 y 29º C, adaptándose a
un amplio rango de valores de pH, entre 6 (ácido) y 8
(alcalino). La dureza del agua puede oscilar entre 5 y
25º. Es omnívoro, en acuarios se adapta bien a todo tipo
de alimentos. Desde vegetales y comida seca hasta
alimento vivo como Tubifex. Crece muy rápidamente, si
la pecera es grande alcanza un tamaño máximo de 30 cm.

Podríamos decir que se lo busca más por sus habilidades para el trabajo, que por su
apariencia. Su boca succionadora despeja los vidrios de la pecera de algas adheridas por
exceso de luz. También limpia el sustrato y las rocas. Pero no todo es bueno. Crecen
desmedidamente, si el acuario es muy grande alcanza hasta 30 cm. Es muy torpe y
arranca las plantas con los latigazos de su larga y descuidada cola. Genera abundante

30
cantidad de excremento, por lo que se recomienda tener un filtrado muy
eficiente. Es ovíparo, pero no se reproduce en acuarios.

Carácidos
Habitan en África y América del sur. Tienen hábitos de vida muy variados. Hay
variedades pacíficas, otras vegetarianas, cazadores de barro y predadores como las
pirañas. Suelen ser buenos nadadores y requieren agua bien oxigenada.

Tetra Neón Cardenal (Paracheirodon axelrodi). Este carácido es originario de


Sudamérica. Se lo conoce también como Tetra Cardenal.
Suele habitar aguas de lluvia con temperaturas que
oscilan entre 24 y 27º C, con pH muy levemente ácido,
entre 6,5 y 7. Viven en aguas provenientes de lluvia
escasamente mineralizadas, blandas (dH 5 a 10º) y
ligeramente ácidas donde son más propensos a
desarrollar vivos colores. En acuarios se adapta bien a la
comida desecada. Toma alimento liofilizado, daphnia y artemia. Alcanza un tamaño
máximo de 5 cm.

Es uno de los peces tropicales de acuario más populares en el mundo. Suele estar en la
zona media o superior de la pecera y se mueve en cardúmenes. Son muy pacíficos,
característica que los hace ideales para habitar en acuarios comunitarios, siempre que
no los juntemos con peces demasiado grandes o agresivos. Tener al menos una docena
les dará seguridad. Es importante que el acuario tenga abundancia de plantas y algún
tronco. Las plantas flotantes también son importantes, ya que ayudan a reducir la
intensidad lumínica. Será positivo tener un sustrato oscuro para destacar sus colores.

Para su reproducción necesitamos una pareja saludable de algo menos de 1 año de edad.
La salud y correcto crecimiento de un pez se aprecian principalmente en la intensidad
de sus colores, su vivacidad y el desarrollo de sus aletas. El macho suele ser más
esbelto y la línea azul neón que recorre su cuerpo es recta. La hembra es más rechoncha
y su línea azul neón se ve alterada cuando está colmada de huevos.

Colocaremos la pareja elegida, una vez preñada la hembra, en una pecera mas bien
pequeña, basta con 20 ó 24 litros. Es importante nuevamente la presencia de plantas y
no abusar de la iluminación, ya que los huevos son excesivamente sensibles. El agua debe
ser muy blanda y ácida entre 5,5 y 6,5, a una temperatura de 28º C.

Llegado el momento, el macho corre a la hembra entre las plantas, entre las cuales la
hembra depositará entre 50 y 150 huevos. Luego procedemos a retirar a la pareja para
evitar que se coman los huevos. Pasadas 40 horas, aproximadamente, los huevos

31
eclosionarán. Una semana después se debe incrementar la intensidad de
luz muy lentamente. Los alevines se alimentan con plancton o yema de
huevo hervido triturado. Los productores de alimento desecado en
escamas, lo venden también molido para crías, pero no suele ser tan nutritivo como las
opciones antes mencionadas.

Pez Hacha (Gasteropelecus sternicula). Proviene de Sudamérica, en zonas cercanas a


Centroamérica. La temperatura del agua debe estar
entre 22 y 27º C, con pH muy levemente ácido, entre 6,5
y 7. Viven en aguas blandas (dH 5 a 12º). El pez Hacha es
carnívoro, en acuarios se adapta bien a la comida
desecada. Pero es importante complementar con
alimento vivo, como daphnia, Tubifex y artemia. En
estado salvaje, alcanza un tamaño máximo de 7 cm.

Es un pez ideal para habitar en acuarios comunitarios, en grupos de 8 ó 10 ejemplares.


Siempre está nadando muy cerca de la superficie, es pacífico y necesita compañeros
también tranquilos. Es un gran nadador, en la naturaleza se los observa avanzar en
cardúmenes. Sus largas aletas pectorales y cuerpo achatado le permite dar grandes
saltos afuera del agua. Considere incluirlo en un acuario grande, mínimo 1 metro de
largo. Normalmente no se reproduce en acuarios, se adquieren ejemplares importados
de su hábitat.

Pez Lápiz (Nannostomus beckfordi). El pez Lápiz se encuentra en el centro y el norte


de América del Sur, en zonas cercanas a Centroamérica.
Proviene de la familia Lebiasinidae y alcanza un tamaño
máximo de 5 a 7 cm. según la especie. La temperatura
del agua ideal para este pez oscila entre 22 y 25º C, con
un nivel de pH ácido, entre 5 y 6,5. Habita en aguas
blandas (dH hasta a 8º). El pez Lápiz es omnívoro y se
adapta bien a la comida desecada en escamas. Copmo
siempre en los omnívoros, es importante complementar la dieta con alimento vivo, como
daphnia, Tubifex y artemia.

Es un pez recomendable para poblar acuarios comunitarios con especies muy pacíficas,
siempre en grupos de 6 a 10 ejemplares. El pez Lápiz es un animal de hábitos nocturnos,
suele ocultarse entre las plantas durante el día y salir por las noches en busca de
alimento. Si desea intentar la reproducción conforme un grupo de machos y hembras y
provéales alimento vivo. Es aconsejable armar matas de Musgo de Java para el desove.
Separe de los adultos y alimente a los alevines con artemia.

32
Tetra del Congo (Phenacogrammus interruptus) De la familia Alestidae, es
originario de Zaire. Los machos crecen
hasta los 8 cm, las hembras 1 ó 2 cm menos.
Suele habitar aguas con temperaturas que oscilan entre
22 y 27º C, con valores de pH entre 6 y 7. Toleran
alcalinidad muy leve (7,4). Viven en aguas blandas (dH 4 a
6º), pero toleran valores de dureza de hasta 18º. El tetra
del Congo es insectívoro, en cautiverio acepta comida
desecada. Pero será conveniente balancear su dieta con
alimento vivo como artemia o Tubifex.

Es aconsejable tenerlo en acuarios grandes. Compre diez ejemplares jóvenes de ambos


sexos y permita que se apareen. Verá un espectacular despliegue de aletas de machos a
hembras. Elevar la temperatura del agua en 2 grados estimulará el desove. Alimente las
crías con artemia recién eclosionada. Sea cuidadoso, los tetras del Congo requieren de
compañeros tranquilos que no muerdan sus aletas ni los persigan.

Tetra Corazón Rojo (Hyphessobrycon erythrostigma) Proviene de Sudamérica, en zonas


cercanas a Centroamérica. Se lo conoce también como
Tetra Roberti. La temperatura del agua debe estar
entre 22 y 27º C, con pH que puede ser levemente ácido,
entre 6 y 7. Vive en aguas blandas (dH 5 a 12º). Éste
Tetra es omnívoro, por lo que en acuarios se adapta bien
a la comida desecada. Complemente su dieta con alimento
vivo o congelado, como daphnia o preferentemente
Tubifex y larvas de mosquito. Tanto en la naturaleza como en acuario, alcanza un tamaño
máximo de 6 cm.

El Tetra Corazón Rojo, denominado así por la mancha roja evidente en sus lados, es un
pez bastante buscado para habitar en acuarios comunitarios autóctonos. Muchos
aficionados suelen decorar sus acuarios con troncos y plantas propias de su hábitat. Es
importante tener macho y hembras juntos. Los machos son más coloridos y sus aletas
están más desarrolladas para galantear ante las hembras. De todas formas, no es fácil
reproducirlos en acuario.

Tetra Diamante (Moenkhausia pittieri) Es originario de Sudamérica. Suele habitar aguas


con temperaturas que oscilan entre 22 y 26º C, con
niveles de pH entre 5 y 7. Vive en aguas escasamente
mineralizadas, blandas (dH 5 a 10º) y ligeramente ácidas
donde son más propensos a desarrollar escamas
tornasoladas muy brillantes. En acuarios se adapta bien a
la comida desecada. Toma alimento liofilizado, larvas de

33
mosquito y artemia también. Alcanza un tamaño máximo de 6 cm.

Si lo alimenta con larvas de mosquito y artemia, desarrollará mejor sus


aletas y más brillo en su cuerpo. El Tetra Diamante obtiene su nombre por sus aletas
tornasoladas de bordes plateados que reflejan la luz. Son pacíficos como la mayoría de
éstos tetras. Los únicos Tetras molestos son las pirañas. No son fáciles de reproducir
en cautiverio, especialmente en acuarios domésticos. En acuarios comunitarios provéale
plantas y maderas donde ocultarse.

Tetra Incandescente (Hemigrammus erythrozonus) Habita aguas cálidas de Sudamérica.


Se lo conoce también como Tetra Luminoso o Glowlight
(en inglés). No crece más de 4 cm. Ajuste su acuario a una
temperatura entre 24 y 26º C, con pH muy levemente
ácido; 6,5 aproximadamente. La dureza del agua debe
estar entre 5 a 10º. Como la mayoría de los omnívoros,
viviendo en acuarios se adapta bien a la comida desecada.
Siempre ayudará complementar su dieta con alimento vivo
o congelado como artemia, larvas de mosquito y Tubifex.

En algunos países, es tan preciado por los aficionados como el Neón Cardenal, con el que
resulta interesante poblar un acuario autóctono amazónico. Se lo llama incandescente,
por la línea colorada brillante que recorre todo su cuerpo, en sentido longitudinal. Ésta
parece ser un filamento encendido. Ha sido reproducido en acuarios sin mayores
dificultades. Para tal fin, asegúrese de tener sectores del acuario densamente
plantados.

Tetra Limón (Hyphessobrycon pulchripinnis) Es originario de Sudamérica. Suele habitar


aguas con temperaturas entre 22 y 26º C, con niveles de
pH entre 5 y 7. Vive en aguas blandas, aunque resiste
dureza de hasta 15º y pH ligeramente ácido donde
desarrolla su coloración suavemente amarillenta. En
acuarios domésticos se adapta bien a la comida desecada.
Toma alimento vivo como larvas de mosquito y artemia.
Alcanza su tamaño máximo entre 4 y 5 cm.

En el acuario tiende a perder su coloración natural. Intente mantenerla asegurándole las


siguientes condiciones:

 Agua bien filtrada.


 Alimento vivo 3 ó 4 veces por semana.
 Sustrato de grava oscura.
 Abundantes plantas.

34
Así el acuario se asemejará a su condición natural en estado salvaje.
Manténgalo en cardumen y con otras variedades de Tetras.

Piraña

La Piraña es un pez que despierta especial afición en los acuaristas de todo el


continente americano.

Piraña Roja (Serrasalmus nattereri) Las pirañas habitan las aguas de Sudamérica, desde
su extremo norte hasta la cuenca del Río de la Plata.
Pertenece a la familia Characidae. Tanto en su hábitat
como en cautiverio, la piraña crece bastante
constantemente hasta un tamaño de 30 cm de largo.

El agua en el acuario de Pirañas

Para adaptarse bien a la vida en el acuario la temperatura deberá regularse entre 20 y


28º C, soportan un amplio rango. Sus necesidades del agua no son demasiado exigentes
en lo que a pH se refiere: desde un ácido valor de 5,5 hasta ligeramente alcalino. La
dureza del agua debe estar entre 10 y 20º.

Alimentación de las Pirañas

Las Pirañas son carnívoras. Pueden ser alimentadas con pequeños trozos de carne cruda,
pequeños peces o pedazos de peces y también con gusanos. Sea cuidadoso de los
residuos. Verifique que no queden restos de alimento en el acuario sin consumir, ya que
su descomposición afectará la calidad del agua.

Como la mayoría de los peces carnívoros, viviendo en acuarios requiere que la filtración
sea muy efectiva y muy veloz. Esta necesidad de filtrado abundante se debe a que su
generosa cantidad de desechos posee un alto contenido de proteínas. En la dieta de las
pirañas es importante la regularidad del alimento vivo para mantener su condición
natural.

Conducta de las Pirañas

Por su condición de predador, la piraña es un pez que debería de ser mantenido en


acuarios de única especie. Es difícil que las pirañas no tengan problemas con sus
compañeros de acuario, y uno de los factores es el espacio reducido. Por su crecimiento
y cuestiones de filtración del agua, lo ideal es tener un máximo de 5 pirañas cada 100
litros de agua.

35
No suele haber ataques o disturbios en la pecera a menos que éstos peces
se sientan amenazados. No introduzca sus manos en la pecera para tareas
de mantenimiento, ya que la piraña puede asustarse y morderlo. Los
ejemplares bien desarrollados tienen dientes muy grandes.

Reproducción de Pirañas

Las pirañas se reproducen fácilmente en acuarios. Son ovíparos y los machos se


encargan de cuidar el nido hasta que nazcan los alevines. Las crías deberán ser
retiradas y clasificadas por tamaño.

Es muy importante alimentar siempre a los alevines con alimento vivo, para evitar
problemas de canibalismo entre hermanos, especialmente de diferentes tamaños
(crecen rápidamente).

Las pirañas jóvenes son doradas por debajo y tienen pequeñas motas negras en sus
laterales. En la adultez, su color se vuelve gris opaco con diminutas pintas que lucen
como destellos plateados tornasolados.

Cíclidos Africanos
Han despertado gran fanatismo en los aficionados al acuarismo. Los Cíclidos Africanos
son grandes y muy coloridos. Provienen de lagos como el Tanganika y el Malawi. Estos
peces africanos suelen ser muy territoriales, agresivos y luchadores. Requieren aguas
duras, alcalinas y muy oxigenadas.

Para disminuir la competencia territorial se utilizan grandes acuarios muy poblados y


con muchas rocas. Investigue los hábitos de cada especie. Tienden a reproducirse
pronto y eso trae problemas si no conoce sus hábitos. Los peces que desovan en el
sustrato necesitarán grandes peceras, para dividir el territorio. Generalmente se
aconseja tener tres hembras por cada macho para reducir niveles de agresividad.

Cíclido Amarillo (Neolamprologus leleupi) Este cíclido es originario del lago Tanganika, en
África. Suele habitar aguas con temperaturas que oscilan
entre 23 y 26º C, con pH alcalino, entre 7,5 y 8,5. El agua
deberá ser moderadamente dura (dH 15 a 25º). Su dieta
es bastante variada. En cautiverio en el acuario se adapta
bien a alimentos vivos y congelados como daphnia y
artemia. Provéale también comida desecada y vegetal
para balancear. Alcanza un tamaño máximo de 7 cm.

36
Para que se adapte bien al acuario, necesitará un sustrato suave y
abundancia de rocas grandes que formen cuevas. De esta manera se
reproducen las características propias de su hábitat salvaje. Los machos
son agresivos entre ellos y también con hembras despreciadas para su grupo. Se
reproducen y desovan entre las rocas. La hembra pone casi 100 huevos que defiende con
ahínco.

Julidochromis dickfeldi (Julidochromis dickfeldi) El Julidochromis se encuentra en la


costa sudoccidental del lago Tanganika. Habita en aguas
con temperaturas que oscilan entre 24 y 26º C, con pH
muy alcalino que llega hasta 8,5. En lo que a dureza
respecta los valores en los que habita llegan hasta 20º.
Este cíclido es carnívoro. En cautiverio en el acuario se
adapta bien a alimentos vivos y congelados como daphnia
y artemia. Es un cíclido bastante pequeño que escasamente llega a 8 cm de largo.

No conviene tener esta especie con ejemplares mucho más grandes. Se adapta bien en
grupos reducidos en acuarios con muchos escondrijos para delimitar territorios entre
los machos. En estado salvaje vive entre las rocas, por lo que deberá acondicionar un
acuario con piedras casi hasta la superficie. Si lo junta con otros Julidochromis es muy
probable que se reproduzca dando lugar a la hibridación.

Labidochromis Caeruleus (Labidochromis caeruleus) Este cíclido es originario del lago


Malawi, en África. Suele habitar aguas con temperaturas
que oscilan entre 23 y 26º C, con pH muy generalmente
alcalino, entre 7,5 y 8,5. El agua deberá ser levemente
dura (dH hasta 15º). Su dieta es bastante variada. En
cautiverio en el acuario se adapta bien a alimentos vivos y
congelados como daphnia y artemia. Provéale también
comida desecada y vegetal para balancear. Alcanza un
tamaño máximo de 8 cm.

Se caracteriza por ser uno de los ejemplares más pacíficos del lago Malawi. Su cuerpo
pálido toma más coloración durante el período reproductivo, especialmente los machos.
Hay dos variedades de éste pez en el hábitat salvaje, con diferentes hábitos
alimenticios, aunque ambos carnívoros. Ambos se adaptan bien a la vida en cautiverio.

Lamprologus Sp (Lamprologus Sp) Este cíclido es originario del lago Tanganika, donde
habita aguas con temperaturas que oscilan entre 23 y
26º C, con pH muy alcalino entre 8 y 8,5. Deberá
acondicionar el agua del acuario para que tenga una
dureza no mayor a 20º. Dado que es omnívoro, su dieta es

37
bastante variada. En el acuario se adapta bien al alimento vivo como
daphnia y artemia (puede estar congelado). Provéale también comida
desecada y vegetal para balancear. Alcanza un tamaño máximo de 7 cm.

Es muy atractivo para el acuario por sus colores vivos y el largo de sus aletas. Para ser
un cíclido, es un pez muy tranquilo incluso durante el período reproductivo. Asegúrese
de brindar rocas o caracoles grandes donde puedan desovar. Las crías se mantienen
escondidas hasta alcanzar cierto desarrollo. Aliméntelas con camarones recién
eclosionados.

Melanochromis Johanni (Melanochromis johanni) Este cíclido es originario del lago Malawi,
en África. Suele habitar aguas con temperaturas que
oscilan entre 23 y 26º C, con pH muy generalmente
alcalino, entre 7,5 y 8,5. El agua deberá ser levemente
dura (dH hasta 15º). Su dieta es bastante variada. En
cautiverio en el acuario se adapta bien a alimentos vivos
y congelados como daphnia y artemia. Provéale también
comida desecada y vegetal para balancear. Alcanza un
tamaño máximo de 7 cm.

Los machos son algo más grandes que las hembras, también más oscuros. Las hembras
suelen ser más anaranjadas. Es importante que tengas varias hembras por cada macho
presente en el acuario. Se reproducen sin dificultades. Cada hembra tiene
aproximadamente 30 alevines que cuida en su boca una semana. Luego los libera y deja
de prestarles atención.

Neolamprologus brevis (Neolamprologus brevis) Este cíclido es originario del lago


Tanganika, en África. Suele habitar aguas con
temperaturas que oscilan entre 23 y 26º C, con pH muy
generalmente alcalino, entre 7,5 y 8,5. El agua deberá
ser moderadamente dura (dH 15 a 25º). Su dieta es
bastante variada. En cautiverio en el acuario se adapta
bien a alimentos vivos y congelados como daphnia y
artemia. Provéale también comida desecada y vegetal
para balancear. Alcanza un tamaño máximo de 4 cm.

Éste pez es muy propenso a reproducirse en el acuario. La hembra acondiciona un sitio


de desove improvisado, generalmente compuesto de piedras livianas o pequeños trozos
de madera que entierra en el sustrato, que deberá ser algo arenoso. La pareja defiende
con ferocidad el área perimetral a los huevos, así que no tenga varias parejas juntas si
su acuario no es lo suficientemente grande. La hembra deposita aproximadamente 20 a
25 huevos por vez.

38
Pseudotropheus Estherae (Pseudotropheus estherae) Este cíclido es
originario del lago Malawi. Suele habitar aguas con temperaturas que
oscilan entre 23 y 26º C, con pH marcadamente alcalino, entre 7,5 y 8,5.
El agua deberá ser levemente dura (dH hasta 10º). Su dieta es bastante variada y en el
acuario se adapta bien a alimentos vivos y congelados
como daphnia y artemia. También acepta comida
desecada. Alcanza un tamaño máximo de 14 cm.

Hay Pseudotropheus Estherae de varios colores, desde


un azul intenso hasta naranja y amarillo. Los machos
suelen ser azules. Son peces muy propensos a la
reproducción, para lo que necesitarán espacios entre las
rocas. Las hembras cuidan a los alevines a través de la gestación bucal.

Pseudotropheus Zebra (Pseudotropheus zebra) Este cíclido es originario del lago Malawi,
en África. Suele habitar aguas con temperaturas que oscilan entre 23 y 26º C, con pH
alcalino, entre 7,5 y 8,5. El agua deberá ser levemente
dura (dH hasta 15º). Su dieta es bastante variada. En
cautiverio en el acuario se adapta bien a alimentos vivos
y congelados como daphnia y artemia. Provéale también
comida desecada y vegetal para balancear. Alcanza un
tamaño máximo de 10 cm.

Hay Pseudotropheus Zebra de varios colores distintos.


Son territoriales y polígamos, tenga al menos 3 hembras por cada macho. Las hembras
se mantienen unidas y cuidan a los alevines a través de la gestación bucal. Los
Pseudotropheus devoran algas y lentejas de agua.

Cíclidos Sudamericanos
La mayoría son pequeños, aunque algunos crecen hasta 50 cm. en su hábitat natural. Son
muy buscados por sus variedades de formas y colores. También, algunos peces como los
Discos, atraen por sus métodos reproductivos paternalistas. Los Escalares se han
convertido en una especie muy popular y criada en acuarios. La mayoría se adapta bien a
los acuarios comunitarios, incluso con peces de otras especies de distinto origen
geográfico.

Astronatus (Oscar) Astronotus ocellatus. Proviene de la


familia Cichlidae, habita los ríos Negro, Paraguay,
Paraná y en Amazonia (Brasil). Se lo conoce también con
el nombre Oscar. En su hábitat natural alcanza un
tamaño máximo de 25 cm. En acuario un poco menos.

39
Suele habitar aguas con temperaturas que oscilan entre 22 y 26º C, con
amplio rango de pH, entre 6 y 8. Soporta valores de dureza del agua de
hasta 25º. El Astronatus es un pez carnívoro, que en acuarios se adapta
bien al alimento vivo o congelado. También se acostumbra sin problemas al alimento seco
en escamas, pero es importante balancear con alimento vivo. Cuando supere los 5 ó 6 cm.
provéales con lombrices de tierra.

No se recomienda invitarlos a poblar un acuario comunitario. Son agresivos con sus


compañeros, especialmente en el período reproductivo. Los Astronatus, también
llamados peces “Oscar”, crecen muy rápidamente. Necesitarán siempre acuarios
grandes, aunque mantenga grupos reducidos. Son muy activos y excavan el fondo
constantemente, por lo que no se recomienda que tenga plantas, las vapulearán siempre.
Dado que generan mucho excremento, necesitará un filtro muy potente y efectivo. Es
importante colocar rocas para que ahí desoven en el período reproductivo. Tanto el
macho como la hembra cuidan los huevos.

Ojos de Jade (Archocentrus spilurus) El cíclido Ojos de Jade, es originario de


Guatemala. Tanto en su hábitat natural como en acuario
alcanza un tamaño máximo de 12 cm. Suele habitar aguas
con temperaturas que oscilan entre 22 y 25º C, con
valores de pH entre 6,7 y 8. El agua deberá ser blanda,
hasta una dureza de máxima de 15º. Éste cíclido es un
pez omnívoro, y en acuarios se adapta mejor al alimento
vivo o congelado, como las Tubifex. También se
acostumbra sin problemas al alimento seco en escamas, pero es importante balancear su
dieta con alimento vivo.

Pueden habitar un acuario comunitario con otros peces de tamaño similar. Es de


comportamiento pacífico y vive bien en grupos reducidos. El macho es más grande que la
hembra, contrariamente a la regla general de la naturaleza. El macho es más colorido
pero las aletas de las hembras son más redondeadas. En época de apareamiento y
reproducción remueven el fondo con más asiduidad, por lo que es probable que
desentierren las plantas. La hembra desova en cuevas o
en huecos entre las rocas. Ambos padres cuidan de los
huevos y posteriormente los alevines, a los que deberá
alimentar con alimento vegetal y artemia recién
eclosionada.

Disco (Symphysodon spp). Proviene de la familia


Cichlidae, es originario del río Negro, en Amazonia
(Brasil). Tanto en su hábitat natural como en el acuario,
el discus alcanza un tamaño máximo de 15 cm. Suele

40
habitar aguas con temperaturas que oscilan entre 25 y 30º C, con pH
siempre ácido, entre 6 y 6,5. El agua deberá ser blanda, una dureza de 2 a
7º. El Disco es un pez carnívoro, que en acuarios se adapta bien al alimento
vivo o congelado, como las Tubifex. También se acostumbra sin problemas al alimento
seco en escamas, pero es importante balancear con alimento vivo.

Los peces Discos son peces muy nerviosos. Requieren absoluta tranquilidad en el acuario.
Comience por ubicar la pecera en un lugar tranquilo, alejado de ruidos molestos o
corrientes de aire continuas. Sea cuidadoso a la hora de poblar su acuario, los Discos
vivirán estresados con compañeros molestos como los Barbus. Una buena combinación,
es poblar una pecera bien grande (mínimo 120 litros), con Discos y Escalares de tamaño
similar. Se recomienda plantar abundantemente algunos sectores del acuario, pueden
usarse plantas como la Espada Amazónica o Helechos de Java. Compre grupos de peces
jóvenes para que formen parejas por sí mismos. Asegúrese que la filtración del agua sea
muy efectiva.

El aspecto reproductivo es muy particular en éstos peces. Los Discos son ovíparos y
forman parejas estables. La hembra deposita sus huevos en rocas planas o en grandes
hojas lisas de plantas como la Espada Amazónica o Anubias Enanas. Es importante
mantener la pareja en el acuario, ya que tanto el macho como la hembra cuidan a los
alevines, que se alimentan de la baba que los padres segregan a través de su cuerpo.

Escalar (Angel) Pterophyllum scalare. Proveniente de la región central de Amazonia


(Brasil), se lo conoce también con el nombre Pez Ángel. Tanto en su hábitat natural
como en acuario alcanza un tamaño máximo de 15 cm.
Suele habitar aguas con temperaturas que oscilan entre
24 y 28º C, con niveles de pH entre 6 y 7,5. El agua del
acuario deberá ser blanda, una dureza máxima de 15º. El
Escalar es un pez omnívoro, que en acuarios se adapta
bien al alimento seco en escamas o gránulos. Su dieta se
complementa con alimento vivo o congelado, como las
Tubifex. También se balancea su dieta con arvejas o
pequeños trozos de lechuga fresca.

Sus características de comportamiento, tanto en la naturaleza como en el acuario son


muy similares a las del Disco. Su diferencia principal se da en el período reproductivo,
en el cual los Escalares comen sus propios huevos. Dado que es muy difícil distinguir los
sexos, se recomienda que adquiera grupos de ejemplares jóvenes para que formen
pareja naturalmente. Desovan sobre rocas lisas u hojas de plantas como la Espada
amazónica de hoja ancha (Echinodorus paniculatus).

41
Ramirezi (Papiliochromis ramirezi) Proviene de la Este integrante de la
familia Cichlidae, es originario de Colombia
y Venezuela. Suele habitar aguas con
temperaturas que oscilan entre 22 y 27º C, con pH
siempre ácido, entre 6 y 7. El agua deberá ser bastante
blanda de 3 a 7º. El Ramirezi es omnívoro, en acuarios se
adapta bien al alimento seco. Si no se complementa con
alimento vivo o congelado, como las Tubifex, su colorido
pierde intensidad rápidamente. Tanto en su hábitat natural como en acuario alcanza un
tamaño máximo de 7 cm.

El Ramirezi aparte de pacífico, es un tanto miedoso. No arme un acuario comunitario con


decenas de especies, bastará acompañarlo con unos pocos peces de su hábitat natural.
Puede optar por Carácidos como el Neón, el Tetra Diamante o el Tetra Limón, también
algunos peces Hacha. Necesitará tener sectores del acuario densamente plantados para
darle seguridad. Incluya rocas planas para que desoven en ellas. Tanto hembras como
machos cuidan huevos y alevines.

Ciprínidos
La familia Cyprinidae habita todo el planeta, excepto Sudamérica, Australia y la
Antártida. Tiene más de 1.400 especies. Se destacan por características como sus
dientes faríngeos y sus diferencias de tamaño. Las resobras no pasan los 3 centímetros,
mientras que en la India hay especies que alcanzan los 2,5 metros de largo. Las especies
mas buscadas por los acuaristas son las Cebritas, Rásboras, Barbus y Labeos bicolor.

Barbus Cereza (Barbus Titteya) Es originario de la India. Alcanza un tamaño máximo de


5 cm. Vive en aguas con temperaturas que van desde 22
hasta 27º C. Lo notable es que se adaptan a aguas
levemente ácidas o alcalinas, valores de pH entre 6,5 y
7,5. La dureza del agua no deberá pasar de 12º. Los
Barbus son todos peces omnívoros, que en acuarios se
adaptan bien al alimento seco. También es conveniente
complementar su dieta con alimento congelado, materia
vegetal y alimento vivo, como pequeños invertebrados.

Siempre es recomendable que en el acuario tenga grupos mixtos, es decir, sin


predominio de un sexo sobre el otro. Éstos peces suelen ser territoriales entre los de la
misma especie. Es fácil reproducir Barbus Cereza. Reconocerá al macho por su
coloración rojiza más intensa. Acondicione el acuario con plantas abundantes y filtración
bien efectiva. Pueden poner hasta 300 huevos en tan solo 1 día. Alimente a los alevines
con artemia.

42
Barbus Tetrazona. También se lo conoce como Barbo Tigre. Es originario de
Borneo e Indonesia. En su hábitat natural
desarrolla un tamaño máximo de 7 cm, en el
acuario suele crecer hasta sólo 4 cm. Vive en aguas con
temperaturas que van desde 20 hasta 27º C. Lo notable
es que se adaptan a aguas levemente ácidas o alcalinas,
valores de pH entre 6,5 y 7,5. La dureza del agua no
deberá pasar de 12º. Los Barbus son todos peces
omnívoros, que en acuarios se adaptan bien al alimento
seco. También es conveniente complementar su dieta con alimento congelado, materia
vegetal y alimento vivo, como pequeños invertebrados.

Son muy particulares para habitar en un acuario comunitario, ya que suelen corretear y
mordisquear las aletas de los otros peces. Una manera de evitar este inconveniente es
teniendo grupos de 10 o más ejemplares de ambos sexos. Esto hará que toda su atención
se centre en la interacción con los de su misma especie, reduciendo las molestias a sus
compañeros de otras especies. Existen Barbus Tigre con otras coloraciones, como verde
y rojo (anaranjado).

Si le interesa reproducirlos, recomiendo que lo haga en un acuario en donde sólo tenga


Barbus. Asegúrese de acondicionar el agua blanda y ácida, con temperaturas entre 24 y
26º C. Coloque plantas de hojas largas que lleguen a la superficie, como por ejemplo las
Vallisnerias. Allí depositarán huevos cerca de la superficie, eclosionarán en
aproximadamente 36 horas. El alimento recomendado para las crías es artemia.

Pez Bala (Balanteocheilus melanopterus) También se lo conoce como Tiburón Plata. Es


originario del sudeste asiático. En su hábitat natural
desarrolla un tamaño máximo de 35 cm, en el acuario
suele crecer hasta apenas 15 cm. Vive en aguas con
temperaturas que van desde 22 hasta 28º C. Habitan
aguas levemente ácidas, con valores de pH entre 6,5 y 7.
La dureza del agua no deberá pasar de 10º. Los
ciprínidos son todos peces omnívoros, que en acuarios se
adaptan bien al alimento seco. También es conveniente
complementar su dieta con alimento congelado, materia vegetal y alimento vivo, como
pequeños invertebrados.

Este pez es un incansable nadador del acuario. La pecera debe ser larga para permitirle
al cardumen desplazarse con comodidad. Es un pez pacífico y algo asustadizo, con
tendencia a saltar si está nervioso. Para este asunto es recomendable utilizar plantas
flotantes. Es ovíparo, aunque no es muy probable que pueda reproducirlo en cautiverio.

43
Come algas de Siam (Crossocheilus siamensis) También se lo conoce como
Zorro volador de Siam. Es originario del
sudeste asiático. Tanto en su hábitat natural
como en acuario, desarrolla un tamaño máximo de 14 cm.
Vive en aguas con temperaturas que van desde 22 hasta
27º C. Se adapta bien tanto en aguas levemente ácidas
como alcalinas, con valores de pH entre 6,5 y 7,5. La
dureza del agua no deberá pasar de 16º. Los cipínidos son
todos peces omnívoros, que en acuarios se adaptan bien al alimento seco. También es
conveniente complementar su dieta con alimento congelado, materia vegetal y alimento
vivo, como pequeños invertebrados.

Sus características lo encuadran como un pez ideal para el acuario comunitario. Es


pacífico y pasa horas comiendo las algas que crecen en las plantas. Es tan habilidoso que
no las daña al limpiarlas. Es preferible que sea el único de su especie en el acuario, ya
que en ocasiones se enfrentan, aunque sin lastimarse. El Come algas de Siam es ovíparo,
aunque no hay antecedentes de reproducción en cautiverio.

Danio Cebra (Brachydanio rerio) Las populares “cebritas” provienen de la India. Tanto en
su hábitat natural como en acuario alcanzan un tamaño
de 4 a 6 cm. Suelen habitar aguas con temperaturas que
oscilan entre 18 y 25º C, con un amplio rango de pH
entre 6,5 y 7,5. Son de aguas blandas, la dureza no debe
superar los 12º. Como buen Ciprínido, el Danio Cebra es
omnívoro, lo que nos permite nutrirlo con alimento seco,
alimento congelado, materia vegetal y alimento vivo,
como pequeños invertebrados o Tubifex.

Hay variedades logradas artificialmente, albinas y velíferas, pero tienden a enfermar


con facilidad. Los Cebras suelen desplazarse por la superficie del acuario en pequeños
cardúmenes. Son pacíficos y fáciles de cuidar. Muchos aficionados los adquieren para
acompañar Discos en grandes peceras. Para reproducirlos tenga sectores del acuario
bien plantados con plantas de hojas largas como las Vallisnerias. Depositan de 300 a
400 huevos.

Labeo Bicolor (Epalzeorhychus bicolor) También se lo conoce como Tiburón de cola roja.
Es originario Tailandia. En su hábitat natural desarrolla
un tamaño máximo de 12 cm, que rara vez alcanza en el
acuario. Vive en aguas con temperaturas que oscilan
entre 22 y 26º C. Se adapta a aguas levemente ácidas,
valores de pH entre 6,5 y 7,5. La dureza del agua no
deberá pasar de 15º. Los Ciprínidos son todos peces

44
omnívoros, que en acuarios se adaptan bien al alimento seco. También es
conveniente complementar su dieta con alimento congelado, materia
vegetal y alimento vivo, como pequeños invertebrados.

Es un pez muy molesto con sus compañeros de acuario. Incluso se agreden entre los de
su misma especie. Puede tener un pequeño grupo, 5 tal vez, en acuario comunitario si es
que la pecera es grande y sus compañeros también. Coloque muchas rocas y plantas para
que cada pez tenga su territorio bien definido. El Labeo Bicolor es ovíparo, aunque no
suele darse su reproducción en el acuario.

Nube Blanca (Tanichthys albonubes) Proviene del sur de China. En su hábitat natural
desarrolla un tamaño máximo de 4 cm., al igual que en el
acuario. Vive en aguas con temperaturas que van desde
18 hasta 23º C. Lo notable es que se adaptan a aguas
levemente ácidas o alcalinas, valores de pH entre 6,5 y
7,5. La dureza del agua no deberá pasar de 15º. Los
ciprínidos son todos peces omnívoros, que en acuarios se
adaptan bien al alimento seco. También es conveniente
complementar su dieta con alimento congelado, materia vegetal y alimento vivo, como
pequeños invertebrados.

Debe su nombre a la Montaña Nube Blanca, en China, de donde es oriundo. Allí la


temperatura es algo fría. Comprobará en el acuario que el Nube Blanco vive mejor en
aguas que no superen los 20º. Es ideal para formar cardúmenes de 10 a 30 ejemplares.
Se adapta bien al acuario comunitario, siempre que elija compañeros que se habitúen a
las bajas temperaturas. Es común que se reproduzcan en cautiverio, es un pez ovíparo.
Alimente a los alevines con artemia.

Rasbora Arlequín (Rasbora heteromorpha) Proviene del sudeste asiático. Es un pequeño


pez que rara vez pasa su tamaño máximo habitual de 4,5
cm. Habita aguas con temperaturas que oscilan entre 22
y 25º C, con pH siempre ácido, entre 6 y 6,5. El agua
deberá ser blanda, una dureza de hasta 10º. Son peces
omnívoros, que en acuarios se adapta bien al alimento en
escamas. Acepta comida congelada como Tubifex o
Daphnia.

Un acuario grande, con abundantes plantas y con compañeros tranquilos es lo ideal para
éste pez. Es un tanto delicado, cuide bien las condiciones del agua, que deberá estar
bien filtrada. Manténgalo en grupos de una docena preferentemente. Son muy difíciles
de reproducir. Requerirán agua blanda y ácida. El macho debe ser mayor en edad que la
hembra, que deposita sus huevos en la base de las plantas. Traslade los huevos con agua

45
del acuario principal a uno de reproducción. Manténgalo a oscuras hasta
que los huevos eclosionen, entonces alimente con infusorios.

Cobítidos-Lochas
Estos peces vienen de dos familias: Cobitidae y Balitoridae. Suman casi 500 especies.
Proceden de Eurasia y Marruecos. Se dice que las Lochas anuncian los cambios
climáticos... y en parte es cierto. Los cambios de presión los afectan. Su vejiga
natatoria está rodeada de espinas. Cuando la presión varía cambia el volumen de su
vejiga, lo que hace que larguen burbujas o salgan a la superficie a tomar aire. Viven en el
fondo del acuario, pasan mucho tiempo escondidas entre rocas o bajo el sustrato. Es una
especie ideal para observadores dedicados.

Botia Enana (Botia sidthimunki) También se lo conoce como Locha Enana. Es originario de
Tailandia y la zona norte de India. En su hábitat natural
desarrolla un tamaño máximo de 5 cm, al igual que en
cautiverio en el acuario. Vive en aguas con temperaturas
que van desde 22 hasta 28º C y niveles de pH entre 6 y
6,5. La dureza del agua no deberá pasar de 10º. Los
cobítidos son todos peces omnívoros, que en acuarios se
adaptan bien al alimento seco. También es conveniente
complementar su dieta con alimento congelado, materia vegetal y alimento vivo, como
pequeños invertebrados.

La Locha Enana es un pez muy activo aunque tranquilo con sus compañeros. Es ideal para
poblar grandes acuarios comunitarios densamente plantados. Es recomendable tenerlos
en cardumen, de 6 a 10 peces, ya que casi todo lo hacen en grupo. Comen, descansan y
exploran el fondo del acuario en conjunto. En ocasiones tienden a arrancar plantas mal
fijadas al sustrato. Son ovíparos, aunque rara vez se reproducen en cautiverio.
Provéales plantas de hojas anchas para que ahí descansen.

Kuhli (Pangio kuhli) También se lo conoce como Locha Kuhli. Habita en el sudeste
asiático, donde desarrolla un tamaño máximo de 10 cm.
Vive en aguas con temperaturas que van desde 23 hasta
30º C y los niveles de pH suelen estar entre 6 y 6,5. La
dureza del agua no deberá pasar de 10º. Los cobítidos
son todos peces omnívoros, que en acuarios se adaptan
bien al alimento seco. También es conveniente
complementar su dieta con alimento congelado, materia
vegetal y alimento vivo, como pequeños invertebrados.

46
Es un pez fuerte, se adapta bien al acuario, especialmente en aguas
ligeramente ácidas y blandas. Es muy importante que la grava en el
sustrato sea fina y redondeada, ya que suele enterrar su cuerpo entre las
pequeñas piedrillas. Ilumine cuidadosamente el acuario, no con mucha intensidad. La
abundancia de plantas es muy favorable para el Kuhli. En cuanto a su reproducción, se
sabe que es ovíparo pero casi nunca se reproduce en el acuario.

Botia Macracanta (Botia macracanthus)

Killis
Están presentes en distintas regiones del mundo: América (norte y sur), África y Asia.
Habitan aguas de ríos, lagos y estacionales. Éstas últimas viven apenas un año, pero sus
huevos soportan sequías prolongadas. Los acuaristas los adquieren para luego criarlos.
Se clasifican según sus métodos de desove. Los Killis requieren agua blanda y ácida, son
insectívoros y no se los incluye en acuarios comunitarios para evitar agresiones.

Afiosemión Cabo López (Aphyosemion australe) Pertenece a la familia aplocheilidae. Es


originario de África, de la región este. Vive en aguas con temperaturas que van desde
20 hasta 24º C, con valores de pH entre 5,5 y 6,5. La
dureza del agua no deberá pasar de 10º. El Afiosemión
Cabo López crece hasta alcanzar los 6 cm. Es omnívoro y
en acuarios se adaptan bien al alimento seco. También es
importante complementar su dieta con alimento
congelado, materia vegetal y alimento vivo, como
pequeños invertebrados.

En algunos países se lo conoce como Panchax cola de lira. Puede habitar acuarios
comunitarios con otros peces pacíficos y pequeños, siempre de agua ácida. Si el acuario
está bien plantado y le provee alimento vivo regularmente, estimulará a que se
reproduzca sin dificultades. Reconocerá a los machos porque poseen aletas más largas y
coloridas que las hembras. Las hembras ponen grandes cantidades de huevos, aunque
pocos sobreviven. Alimente a los alevines con artemia.

47
Laberíntidos
Los laberíntidos, también conocidos como anabántidos, provienen de Asia y
África. Suelen ser muy vistosos por sus aletas bien desarrolladas y vivos colores. Son
fáciles de cuidar en el acuario. También es relativamente sencilla su reproducción.
Reciben el nombre de laberíntidos por poseer un órgano auxiliar en forma de laberinto.
En él tienen reservas de aire, por si se ven atrapados en aguas estancadas con bajo
contenido de oxígeno. En la reproducción, el macho construye nidos de pequeñas
burbujas en la superficie del agua. Así se asegura que las crías estén bien oxigenadas. El
acuario debe mantenerse tapado para que aumente la humedad.

Betta Luchador de Siam (Betta splendens) Conocido también como Combatiente Siamés,
proviene de Asia, más específicamente Tailandia y
Camboya. Alcanza un tamaño máximo de 7 cm. Es un pez
muy resistente en distintas condiciones, ya que se
adapta a aguas ácidas y alcalinas, valores de pH entre 6
y 8. Vive bien en temperaturas entre 23 y 30º C, con
valores de dureza de hasta 25º. En la naturaleza es
omnívoro. En acuario podemos proveerle una dieta
balanceada con comida desecada, complementada con
alimento vivo como daphnia y Tubifex. Es importante también la materia vegetal, que
poco le gusta, para regular su actividad intestinal.

El Betta se popularizó por el colorido y la espectacularidad de sus aletas como cortinas.


Es muy agresivo, los machos pelean a muerte. Se muerden las aletas y se causan mucho
daño. Deben mantenerse solos en pequeñas peceras sin aireador. Las hembras son
pacíficas, pueden estar en grandes grupos en acuarios comunitarios.

Los machos eligen a la hembra para reproducirse. Si se ofrece una hembra y el macho la
ataca o rechaza, debe retirarse. Caso contrario puede llegar a matarla. El macho genera
un nido de burbujas en la superficie y ayuda a la hembra en el desove. Luego traslada
huevo por huevo al nido y los cuida hasta el nacimiento. Ahí les enseña a nadar. En ese
momento debe retirarse al macho, ya que si no se lo aparta, se corre el riesgo de que
mate a los alevines.

Besador (Helostoma temminckii) De la familia Helostomatidae, es conocido también


como Gurami Besador. Proviene de Asia, más
específicamente Java y Tailandia. Allí crece hasta los 15
cm, en acuarios algo menos. Es un pez muy resistente en
distintas condiciones, ya que se adapta a aguas ácidas y
alcalinas, valores de pH entre 6,5 y 8. Vive bien en
temperaturas entre 22 y 28º C, con valores de dureza

48
de hasta 40º. En la naturaleza es omnívoro. En acuario podemos proveerle
una dieta a base de comida desecada, complementada con alimento vivo
como daphnia y Tubifex. Es importante también la materia vegetal para
regular su actividad intestinal.

Crece mucho pero no ataca a sus compañeros de acuario, es pacífico. Necesita espacio
para moverse y moderada oxigenación. Come las algas que crecen en vidrios y plantas en
la pecera. Es ovíparo, aunque diferenciar los sexos es una tarea casi imposible.

Colisa Lalia. De la familia Belontiidae, se lo conoce también como Gurami pequeño. Es


originario de la India, donde alcanza un tamaño máximo
de apenas 5 cm. Suele habitar aguas con temperaturas
que oscilan entre 23 y 28º C, con pH siempre cercano a
neutro (7), aunque se adapta a un amplio rango, entre 6,5
y 7,5. El dH debe ajustarse entre 4 y 15º. Se adapta sin
dificultades al alimento seco en escamas, que deberá ser
complementado siempre con invertebrados como artemia
y daphnia. Dado que es omnívoro, también se recomienda
la materia vegetal.

Es ideal para habitar en acuarios comunitarios, siempre con compañeros serenos.


Requiere tranquilidad y agua muy bien filtrada. Controle periódicamente el agua para
evitar infecciones, a las que son propensos. Suele comercializarse en parejas. Los
machos son más coloridos y delgados. Para su reproducción tenga sectores plantados en
el acuario, allí harán el nido de burbujas para los huevos, en la superficie. Evite cruzas
entre especies, ya que serán más débiles.

Tricho Leeri (Trichogaster leeri) Conocido también como Gurami Mosaico o Perla,
proviene de Asia, más específicamente Sumatra, Borneo
y la península malaya. Allí crece hasta los 12 cm, en
acuarios algo menos. Es un pez muy resistente en
distintas condiciones, ya que se adapta a aguas ácidas y
alcalinas, valores de pH entre 6,5 y 8. Vive bien en
temperaturas entre 22 y 28º C, con valores de dureza
de hasta 40º. En la naturaleza es omnívoro. En acuario
podemos proveerle una dieta a base de comida desecada,
complementada con alimento vivo como daphnia y Tubifex. Es importante también la
materia vegetal para regular su actividad intestinal.

El Tricho Leeri es uno de los peces más adecuados para el acuario comunitario, ya que
es sumamente tranquilo y se adapta a aguas ácidas y alcalinas. Manténgalo en parejas.
Requiere compañeros también pacíficos. Para reproducirlo en su acuario, necesitará un

49
rincón con poco movimiento de agua y plantas flotantes, donde armará el
nido de burbujas. Retire a los alevines apenas eclosionen los huevos.

Tricho Trichopterus (Trichogaster trichopterus) De la familia Belontiidae, es originario


del sudeste asiático y el archipiélago australiano. Tanto
en la naturaleza como en el acuario, alcanza un tamaño
máximo de 10 cm. Es un verdadero superviviente, ya que
se adapta a temperaturas que oscilan entre 20 y 28º C,
en condiciones de aguas bastante ácidas o alcalinas.
Tolera valores de pH entre 6 y 8,5. En cuanto a la
dureza, se adapta a un máximo dH de 35º. Es omnívoro,
en acuarios se adapta bien a la comida desecada en escamas y gránulos. Complemente su
dieta con alimento vegetal, alimento vivo como Tubifex o congelado como artemias.

Es muy pacífico y así deben ser sus compañeros de acuario. Prefiere temperaturas
arriba de 24º, aunque se adapta a períodos más fríos. Acondicione el acuario con plantas
y troncos que le den seguridad para esconderse. Es un pez ideal para empezar a poblar
un acuario nuevo, ya que tolera condiciones variadas en el agua. Esto le permite al
acuarista comenzar a establecer y poner a punto el agua para los habitantes definitivos
del acuario.

Es aconsejable comprarlos siempre jóvenes en parejas, al menos 3 hembras y 3 machos,


para que se apareen a gusto. El macho elabora el nido de burbujas y cuida a los huevos,
por lo que puede agredir a otros peces, incluso a las hembras. Déjelo solo con su nido y
los huevos. Alimente a los alevines con artemias. Son fáciles de criar y bastante
resistentes.

Peces Arco Iris


Estos pequeños peces provienen de Australia, Nueva Guinea y otras islas de esa zona.
Habitan aguas cálidas dulces y salobres. Son difíciles de encontrar en la naturaleza,
pero se reproducen en el acuario sin problemas, aunque su coloración pierde intensidad.
Son peces muy activos, necesitan acuarios con zonas grandes y despejadas para
desplazarse. Si las condiciones del agua no son adecuadas restringen su movilidad.
Vienen de tres familias diferentes: Melanotaeniidae, Pseudomugilidae y
Telmatheriniidae.

Pez Arco Iris de Boeseman (Melanotenia boesemani) De


la familia Melanotaeniidae, se lo conoce también como
Arco Iris de Boeseman. Es originario del lago Ajamaru
en Irian Jaya, Indonesia. Alcanza un tamaño máximo de
9 cm, aunque las hembras suelen ser algo más pequeñas.

50
Habita en aguas con temperaturas que oscilan entre 24 y 30º C, con pH
siempre cercano a neutro (7), aunque se adapta a acidez leve; 6,5 en la
escala. El dH no debe sobrepasar los 15º. Se adapta sin dificultades al
alimento seco en escamas, que deberá ser complementado siempre con invertebrados
como artemia y daphnia, pudiendo estar vivos o congelados. Es importante que la dieta
sea variada, ya que éstos peces son omnívoros.

Es fácil de cuidar. Lo ideal es tener un cardumen de 6 u 8 ejemplares de ambos sexos.


Se desenvuelven mejor si el acuario tiene zonas con corrientes suaves, que pueden
provenir del filtro o de una bomba colocada para tal fin. Identificará a los machos por
sus aletas más largas y sus colores más brillantes que los de las hembras.

Si le interesa reproducirlos no será difícil, pero considere que la coloración no será


nada intensa con respecto a la de los ejemplares traídos de su hábitat natural. Suelen
quedar plateados con efectos tornasolados en las aletas. Éstos peces desovan en
plantas de hojas finas preferentemente. Los huevos eclosionan en 8 días
aproximadamente, en agua a temperatura mínima de 25º C. Alimente a los alevines con
infusorios y luego artemias.

Pez Arco Iris Rojo (Glossolepis incisus) De la familia Melanotaeniidae, es originario del
lago Sulawesi en Irian Jaya, en Indonesia. Alcanza un
tamaño máximo de 12 cm, aunque las hembras suelen ser
algo más pequeñas. Habita en aguas con temperaturas
que oscilan entre 22 y 26º C, con pH siempre cercano a
neutro (7). El dH no debe sobrepasar los 15º. Estos
peces son omnívoros, por lo que su dieta adecuada debe
ser variada. Si bien se adapta rápidamente al alimento
seco en escamas, es importante complementarlo siempre con invertebrados como
artemia y daphnia, pudiendo estar vivos o congelados.

Ésta variedad requiere más espacio libre en el acuario para nadar, y buena circulación
del agua, que debe estar muy bien filtrada. Tenga sectores plantados por si forman
parejas y se reproducen. Los machos son de color rojo muy brillante, sus escamas
parecen laqueadas. Las hembras son pálidas, no se lucen, pero si no están presentes los
machos no intensifican su coloración.

En los comercios especializados encontrará alimentos que mantienen su coloración vivaz.


Para la reproducción en el acuario, coloque Musgo de java. Allí desovan las hembras. Los
alevines son débiles, sin embargo, si se alimentan con artemias recién eclosionadas
tendrán un crecimiento lento pero natural.

51
Peces de agua salobre
Habitan los encuentros entre aguas de ríos y el mar. Sus cuerpos se
desarrollaron especialmente, adaptados a cambios diarios de condiciones dependientes
de las mareas y cambios de salinidad. Debe mantener diariamente controlado el acuario,
aún así son difíciles de mantener, ya que necesitan esos cambios en el agua. Al contrario
de la mayorías de los peces, condiciones uniformes de agua los perjudican. Pida consejo
a un experto para acondicionar el agua con sal marina.

Monodactylus (Monodactylus argenteus) De la familia Monodactylidae, es originario de la


costa este de África e Indonesia, donde alcanza un tamaño máximo de 25 cm. Suele
habitar aguas salobres con temperaturas que oscilan
entre 23 y 26º C, con pH siempre cercano a neutro (7) y
dH de 7 a 15º. En la naturaleza se alimenta de
crustáceos, gusanos, insectos y materia vegetal. Es
omnívoro, en acuarios se adapta bien a la comida
desecada y a las Tubifex.

Es un pez que comparte características con el Escalar,


ambos tienen cuerpos romboidales muy achatados para
nadar entre la vegetación, tienen movimientos y reacciones rápidas y son asustadizos.

La presencia de plantas en el acuario les transmite seguridad, ya que sienten que tienen
escondites cercanos. Tiene cabeza pequeña y ojos grandes. Sus diminutos dientes lo
hacen temible para pequeños compañeros de acuario. Tiene escamas plateadas
minúsculas y se torna amarillo hacia su aleta dorsal.

No es el ideal para los acuarios comunitarios, es territorial y ataca a peces pequeños. En


estado salvaje se desplaza en cardúmenes poco numerosos. En acuarios, suele estar
acompañado de peces como el Scatophagus y el pez arquero, que requieren condiciones
de agua similares. Dos pequeñas cucharaditas de sal cada diez litros de agua marcan una
diferencia favorable en su comportamiento. Puede duplicarse la dosis de sal cuando son
muy adultos.

Pez arquero (Toxotes jaculatrix) Proviene de la familia Toxotidae. Se encuentra en el


sudeste asiático, India y norte de Australia. Allí alcanza
un tamaño máximo de 25 cm. Vive en aguas salobres con
temperaturas que van desde 25 a 30º C, con pH siempre
levemente alcalino, con valores entre 7,5 y 8. La dureza
del agua no debe ser mayor de 15º. En la naturaleza se
alimenta de insectos principalmente. Es netamente
carnívoro, en acuarios se adapta bien a la comida

52
congelada, aunque el alimento vivo como insectos y pequeñas arañas es
ideal, para mantener su condición natural. Casi nunca acepta alimento seco
(ni escamas ni gránulos).

Este pez convive bien en acuarios con el Scatophagus, son muy pacíficos y necesitan
espacio para nadar. La presencia de plantas en el acuario no debe impedirles transitar
por la superficie. Desde allí buscan el alimento vivo.

Su método de caza es lo más atractivo. Escupen un chorrito de agua con precisión a


moscas o arañas. Cuando caen al agua las engullen. También saltan para atraparlas. Es
importante aislar correctamente el sistema de iluminación para evitar accidentes. Evite
cambios bruscos de temperatura, especialmente en cambios de agua. No resiste el frío.

Scatophagus (Scatophagus argus) Pertenece a la familia


Scatophagidae. Es oriundo de los océanos Índico y
Pacífico. Zonas de Indonesia, Filipinas y Tahití. Allí
crece hasta los 30 cm. Habita aguas salobres, las
temperaturas van desde 20 a 30º C. Lo más adecuado
para el acuario es tener el agua levemente alcalina, con
pH entre 7,5 y 7,8. La dureza del agua no debe ser
mayor de 15º. El Scatophagus es omnívoro. Aliméntelo
con comida congelada, alimento seco en escamas o gránulos, vegetales y alimento vivo.

La coloración cambia a medida que el pez crece. Si su acuario es muy grande, al menos
200 litros, verá un crecimiento notable. El armado del acuario debe contemplar pocas
plantas, ya que las come muy rápidamente. Alguna planta artificial grande, troncos y
rocas le darán refugios para que se sienta seguro en el hábitat. Preferentemente no
tenga más de cinco o seis en un mismo acuario. Cuide con celo las condiciones del agua.
Cuando son muy adultos, aumente la dosis de sal, con el consejo de un experto.

Poeciliidae-Vivíparos
Son minoría en la naturaleza. Pocas especies son vivíparas. Se encuentran en América
del Norte y Centroamérica. Son los más populares entre los principiantes, se destacan
los Lebistes o Guppys, los platys, Mollys y Espadas. Los machos tienen gonopodio, una
adaptación para poder retener a la hembra, copular y así
fertilizar los huevos en su interior. Son fáciles de cuidar
y reproducir.

Xipho Espada (Xiphophorus helleri) Este vivíparo es


originario de Centroamérica. Se lo conoce también como
Cola de Espada o Pez Espada. Suele habitar aguas con

53
temperaturas que oscilan entre 20 y 28º C, con pH muy levemente alcalino,
entre 7 (neutro) y 8. El agua deberá ser moderadamente dura (dH 15 a
30º). El Xipho es omnívoro, en el acuario se adapta bien a alimentos como
daphnia y artemia. Provéale también comida desecada y vegetal. Alcanza un tamaño
máximo de 12 cm.

Es uno de los peces tropicales de acuario más populares y genéticamente alterados en el


mundo. La única variedad salvaje es la verde. Existen otras variedades (cruzadas en
acuario con Platys) como: lira, rojo sangre, naranja ananá y marmolado. Suele estar en la
zona media o superior del acuario y busca refugio en las plantas. Son activos pero no
molestan a sus compañeros, característica que los hace ideales para habitar en acuarios
comunitarios. Es bueno tener parejas de tamaño similar.

Los Xiphos son ideales si tiene interés en la reproducción. Distinguirá a los machos por
la extensión de su aleta caudal, en su parte inferior, en forma de espada. Su cuerpo es
más delgado y las aletas más rectas. La hembra es más rechoncha y sus aletas,
especialmente la caudal, muy redondeadas. El macho fecunda a la hembra con su
gonopodio en el tubo ovopositor. En ocasiones su esperma vive lo suficiente en la hembra
como para que ella tenga dos o tres camadas de crías. Las hembras pueden llegar a
tener más de 120 crías en un mes. La presencia de plantas servirá de refugio a los
alevines. Puede también retirar a la hembra antes de parir. Entonces un acuario
paridera, con agua del acuario principal, asegurará una mayor cantidad de alevines a
salvo.

Guppy o Lebiste (Poecilia reticulata) Este vivíparo está presente en Centroamérica y


Sudamérica hasta Brasil. Suele habitar aguas con
temperaturas que oscilan entre 22 y 28º C, con pH
levemente alcalino, entre 7 (neutro) y 8,5. El agua
deberá ser moderadamente dura (dH hasta 30º). El
Guppy es omnívoro, en el acuario se adapta bien a
alimentos secos en escamas y gránulos. Provéale también
daphnia y artemia. Alcanza un tamaño máximo de 5 cm.

Es uno de los peces más populares en todo el mundo del acuarismo. Es fácil de cuidar y
se reproduce sin cesar. Los Lebistes o Guppys alcanzan la madurez en apenas 4 meses,
por lo que se reproducen constantemente, generación tras generación. Una hembra
puede dar a luz 40 alevines por mes. Los machos son
sumamente coloridos, mientras que las hembras tienen
aletas pequeñas y nada de color en su cuerpo.

Molly Velifera (Poecilia velifera) Los Mollys habitan en


ríos en regiones comprendidas desde México, hasta

54
Colombia. Provienen de aguas con temperaturas que oscilan entre 18 y 30º
C, con valores de pH levemente alcalinos, entre 7 (neutro) y 8,5 (alcalino).
Se adaptan a condiciones de agua moderadamente duros, con valores en
rango de 10º hasta 30º de dureza (dH). El Molly es típicamente omnívoro, en el acuario
acepta bien alimentos secos en escamas y gránulos. Provéale también alimento verde y
alimento vivo. En estado salvaje alcanza un tamaño máximo de 6 cm.

El Molly velifera puede reconocerse por sus grandes aletas. El rasgo distintivo es su
aleta dorsal, que tiene 5 radios más que la del molly común (Poecilia latipinna). Para que
los machos desarrollen ésta aleta dorsal necesitará acompañarlos de varias hembras y
proporcionarles un acuario muy grande. Se desarrollan mejor con temperatura elevada
(26º) y si se agrega una cucharadita de sal al agua. Asegúrese de que ésta última acción
no sea nociva para sus compañeros de acuario.

Es uno de los peces ideales para quienes se inician en el cuidado de peces tropicales de
agua dulce. Hay muchas variedades de colores y formas de aletas. Podemos mencionar
variedades como el Molly albino, balón, marmolado, mexicano, etc. Se adapta
perfectamente al acuario comunitario. Es de comportamiento pacífico y convive bien con
muchas especies en su misma pecera.

Los mollys se reproducen con gran facilidad. Puede identificar a los machos por su
cuerpo estilizado. Las hembras son más grandes y redondas. Durante un mes gestan los
alevines en su interior, aproximadamente 90 a 110 crías. Deberá alimentar a sus crías
con alimento vivo y algas.

Platy (Xiphophorus maculatus) Otro integrante de la familia Poeciliidae se encuentra en


México, Honduras y Guatemala. Habita en aguas con temperaturas que oscilan entre 20
y 27º C, con valores promedio de pH levemente alcalino,
entre 7 (neutro) y 8 (alcalino). Se adaptan a condiciones
de agua moderadamente duros, con valores que van
desde los 10º hasta los 30º (dH). El Platy es un pez
omnívoro que en cautiverio se adapta bien a alimentos
secos en escamas y gránulos. Provéale también alimento
verde y alimento vivo. Alcanza un tamaño máximo de 6 cm.

Es otro de los peces ideales para quienes se inician en el cuidado de peces tropicales de
agua dulce. Hay muchas variedades de colores y se adapta perfectamente al acuario
comunitario. Es muy pacífico y hay muchas especies con las que puede compartir la
pecera. Se reproducen con facilidad. Puede identificar a los machos por su distintivo
gonopodio. Las hembras son más corpulentas y gestan alrededor de 80 alevines en su
interior durante aproximadamente un mes.

55
REPRODUCCIÓN DE PECES TROPICALES EN EL ACUARIO
Hay muchas especies de peces para reproducir sin mayores dificultades en
el acuario en casa. Analizaremos cómo proveerles las condiciones ideales
para su reproducción.
Pez Disco junto a sus crías
Es muy común entre los acuaristas
aficionados recién iniciados que descubran de
un día para otro pequeñas crías en su acuario
comunitario. Suele darse que compremos
peces hembras, especialmente en especies
como los Mollys y los Guppy o Lebistes, que
vienen ya fecundadas. Éstos peces vivíparos
engordarán rápidamente y darán a luz a sus
crías. Y bien difícil es buscar las crías en un
acuario grande, bien poblado y plantado... A
continuación explicaremos cómo detectamos
esos casos y todo lo relacionado al
apareamiento de diversos tipos de peces
como los ovíparos, vivíparos y ovovivíparos.

Elección de peces para reproducción.


Si quiere ir a lo seguro compre peces jóvenes en grupos, para que formen parejas
naturalmente en su acuario. Cómprelos en grupos de 6 u 8 para estimularlos a
reproducirse en grupo. Será más fácil, o mejor dicho, sus posibilidades de éxito
aumentarán. Comprar peces jóvenes, tiene como beneficio adicional que el acuarista
cuidará y conocerá la evolución del pez desde juvenil. Averigüe siempre las dietas
indicadas para cada especie de pez. Estudie y obtenga asesoramiento sobre los hábitos
reproductivos de los peces deseados. Si no lo hace desde un comienzo, puede llevarse
sorpresas poco agradables.

Generar las condiciones para la reproducción.


Cría de alevines en acuario
Para generar condiciones propicias para la
reproducción necesitará obtener información
sobre los hábitos reproductivos de las especies
seleccionadas. En algunas especies debe
separarse al macho de la hembra justo después
de producirse la fecundación. Otras especies
ven como las parejas se mantienen unidas y
criando a los alevines. Es vital alimentar

56
correctamente a los peces. Esto no debe confundirse con
sobrealimentación. Tenga en cuenta que las hembras de ciertas especies
necesitarán de alimentos ricos en aminoácidos, presentes en por ejemplo
en larvas de mosquito.

Sea estricto con el mantenimiento de las condiciones del agua. Si el agua del acuario no
estuviera bien oxigenada podría causar que las hembras no desoven. Dependiendo de la
población de su acuario, puede preparar una pecera aparte, especialmente acondicionada
para el desove. Ésta pecera deberá tener el mismo agua del acuario principal. Aquí
eclosionarán los huevos.

El período de desove y posterior.


Durante el período de desove los peces incurren en un inmenso gasto de energía vital.
Una vez terminado dicho proceso asegúrese de proveer al pez un ambiente muy
tranquilo y bien oxigenado. Requerirá alimentación casi constante. Es hora de recuperar
energía y evitar estrés o compañeros de acuario molestos. Tenga en cuenta que algunos
peces solo comen a sus crías en la primera puesta, luego aprenderán a cuidarlos. Si
puede permitir a los adultos la crianza descubrirá un proceso hermoso.

Los peces laberíntidos fabrican nidos de burbujas. No retire a los machos hasta que
hayan enseñado a los alevines a nadar. Las hembras si deberán ser retiradas. Otros
como los escalares, deben ser separados tras la eclosión. Es fundamental que se asesore
con especialistas.

Cuando los huevos son depositados sobre una roca o una hoja de planta y los adultos son
retirados, los huevos requerirán de un suave pero constante flujo de agua. Esto es lo
que los adultos habrían hecho con sus aletas durante el desarrollo de las crías.

Alimentación de los alevines.


Los alevines recién nacidos se alimentan con cultivos de infusorios durante los primeros
días. Transcurrida una semana, según la especie, se recomienda pasar a alimentos muy
ricos en nutrientes como los camarones de agua salada recién eclosionados, conocidos
comúnmente como artemia.

El paso siguiente en la evolución de las crías es consumir alimento en escamas y Daphnia.


Asegúrese de no sobrealimentar ni dejar restos de alimento en descomposición en la
pecera de los juveniles. Evitará infecciones por desarrollo de bacterias.

57
Los peces meramente herbívoros deben alimentarse con algas, que pueden
ser reemplazadas con lechuga o arvejas. Recuerde algo IMPORTANTE:
alimente a las crías con mucha constancia, pero no en exceso.

CARACOLES EN EL ACUARIO PLANTADO CON PECES.


Hay muchas variedades de caracoles que pueden llegar al acuario por distintas vías. Es
importante poder reconocerlos para determinar si son los caracoles benignos para
nuestro pequeño ecosistema o, caso contrario, debemos combatirlos para que no se
conviertan en plaga y devasten las plantas.

A continuación se destacan las principales variedades de caracoles presentes en los


acuarios junto con sus hábitos y su adaptabilidad a nuestras necesidades. También se
explica cómo combatir las plagas.

Caracol Manzana. El caracol manzana se ha convertido en un habitante frecuente de


muchos acuarios por su gran tamaño de más de 5 cm y su color brillante y alegre. Pocas
personas saben que en la familia de este caracol
(familia Ampullaridae) hay especies muy distintas
entre sí. Los más comunes en los acuarios son los
Pomacea bridgesii, Marisa y Asolene, provenientes
del continente americano.

Estos caracoles son inofensivos para las plantas, se


alimentan de detritos y no suelen convertirse en
plaga. El caracol manzana es una buena opción para
un acuario tropical plantado dado que
generalmente no devora plantas. Es raro conseguir especimenes de las variedades que sí
lo hacen.

Tropidiscus planorbis. El caracol ideal para el acuario, especialmente para el acuario


plantado, es el Tropidiscus planorbis. Este caracol es fácil de identificar por su color
rojo oscuro. Es pequeño, no crece más de 5 mm. y no
destruirá nunca nuestras plantas. Resulta muy efectivo
como cuidador del ecosistema porque devora detritos y
desechos presentes en el fondo del acuario.

La importancia del Tropidiscus planorbis en el fondo es


realmente crucial, por ser múltiples sus aportes. Primero se
destaca el hecho de que devore detritos antes de que
contaminen el acuario. Luego, podemos añadir que en
muchas ocasiones los desechos que devora está en zonas

58
como escondrijos entre troncos o plantas donde el acuarista no tiene
acceso a limpiar.

Por último, este caracol transita los fondos de tierra o arcilla laterítica entrando y
saliendo de los mismos. La principal ventaja de este accionar es el movimiento generado
en esos fondos, que necesitan de ese movimiento para evitar una compresión lógica que
dificulta a las raíces de las plantas su expansión y provee aireado.

Lymnea stagnalis. El Lymnea stagnalis resulta sumamente


perjudicial para las plantas del acuario.

Si bien hay variedad de colores y pueden resultar vistosos


(crecen hasta 1 cm), estos caracoles se convierten en un
verdadero problema para nuestro acuario plantado.

Devoran la mayoría de las plantas y su actividad no tiene


pausas.

Un factor que se convierte en otro problema es que se reproduce a un ritmo


vertiginoso, pudiendo causar estragos en un acuario maduro..

Melanoides tuberculata. Este caracol tiene la particularidad de alimentarse de detritos y


de hojas muertas únicamente, nunca tendremos problemas
con las plantas saludables. Puede resultar muy beneficioso.
Es una especie muy útil ya que también se alimenta de algas.

También es cierto que se corre el riesgo de que se


reproduzca velozmente (dado que es vivíparo) y se
convierta en plaga. Si esto ocurre competirían entre
ejemplares por el alimento y comenzarían a comer plantas.

Seguramente es una de las especie más resistentes de caracoles. Sus hábitos también
son interesantes, ya que durante el día son invisibles, se entierran el sustrato, con los
beneficios que esto acarrea. Su actividad es nocturna.

Cómo combatir las plagas de caracoles.


Una manera muy sencilla y siempre efectiva es sumergir en el acuario una hoja limpia de
lechuga durante el atardecer. Debe quedar en el fondo, por lo que una piedra bastará
para ayudarnos. Durante la noche los caracoles estarán sobre ella con seguridad. Por la
mañana siguiente simplemente restará quitar la hoja con todos los caracoles encima.

59
Otra posibilidad es incluir en el acuario peces que se alimenten de
caracoles, un buen ejemplo sería la Botia Macracanta.

Personalmente recomiendo intentar primeramente con la hoja de lechuga, es un método


muy efectivo con cero impacto en el resto de los seres que habitan el acuario.

PREVENCIÓN
El mejor método de prevención es el control metódico y periódico de las condiciones del
agua. Dedique tiempo a la observación de su acuario. Observe
detenidamente a todos los peces y su comportamiento. Verifique que la
piel, escamas y aletas estén sanas. Si hay peleas constantes entre
algunos de los peces, pida asesoramiento, quizás sean incompatibles
para compartir el hábitat.

Tenga siempre productos para tratar punto blanco, es la enfermedad más habitual.
Tenga también entre sus elementos un bactericida y un funguicida. Esos productos
suelen ser comunes a muchas enfermedades. Tenga presente sus fechas de
caducidad.

Tome precauciones a la hora de introducir nuevos peces, rocas o plantas, especialmente


si provienen de ambientes naturales. A continuación encontrará una completa guía de
enfermedades. En ella obtendrá información sobre los síntomas, cómo identificarlos, las
probables causas y los tratamientos a seguir para intentar sanar a los peces afectados.

Tratamientos
En la guía a continuación se detallan los tratamientos puntuales para cada enfermedad.
Pero hay ciertos detalles y hechos que debe comprender y respetar en todo
tratamiento. El primer recurso fundamental es la paciencia. Los tratamientos suelen
durar algunos días, en ocasiones semanas. Siempre siga las instrucciones del especialista
que suministra los productos necesarios para tratar al pez o al acuario. Comprenda
también que, si comienza un tratamiento y la mejoría no llega en un par de días, no
deberá suspenderlo, modificarlo ni reemplazarlo. Esa mezcla de productos puede
acarrear trastornos aún más severos al pez.

En ocasiones los químicos adecuados para una enfermedad pueden afectar


negativamente otros elementos, como las plantas o las bacterias. Asesórese para evitar
problemas extra. Siempre tenga elementos para armar un acuario de cuarentena en
emergencias. Debajo de la guía de enfermedades encontrará consejos para el armado
del acuario de cuarentena.

60
Guía de enfermedades, causas y curas.

PUNTO BLANCO: el cuerpo del pez se cubre de pequeños puntos blancos. También sus
aletas. En un par de días aumentarán los puntos y se contagiarán otros peces. Sus
branquias no se mueven con naturalidad. Causas: bajo la piel del pez se aloja un parásito
denominado Ichthyopjirius . Éste parásito se reproduce saliendo del cuerpo. Cuando lo
hace deja un agujero en la piel que se infecta rápidamente. Aparecerá un quiste que
revienta al poco tiempo. De ahí salen parásitos jóvenes. El punto blanco es la
enfermedad más usual en acuarios. Tratamiento: los comercios especializados venden
productos químicos para tratarlo en la primera fase únicamente. Si tiene filtro en el
acuario, no lo desactive. Sólo quite el carbón activado.

GUSANO LERNAEA: observará que el pez nada de lado a lado, frotando su cuerpo
contra rocas y plantas. Notará inflamaciones en la piel, y ahí hay hilos que parecen
gusanos. Esos organismos surgen hacia arriba y son de color verde claro. Causas: se
trata del parásito denominado Lernaea. Entierra su cabeza en el cuerpo del pez,
quedando anclado a él. Tratamiento: traslade los peces infectados a un acuario de
cuarentena. Utilice una pequeña pinza para remover los gusanos. Sea cuidadoso, no debe
cortar al gusano, ya que si su cabeza queda enterrada en el pez, todo seguirá igual. Si el
pez está muy herido aplique antisépticos adecuados. En comercios especializados
adquiera Metriponate y suministre 1,5 mg cada 4,5 litros de agua.

BABA EN LA PIEL: notará que el pez que padezca esta enfermedad lucirá opaco. Su
cuerpo se ve cubierto por una delgada capa de mucosa grisácea y blancuzca. Afecta
también a las branquias. El pez frota su cuerpo contra rocas y plantas. Causas: la
principal causa es descuido severo de las condiciones del agua. La consecuencia es la
degradación de la mucosidad natural del pez. Queda entonces expuesto a parásitos
como Chilodonella e Ichthyobodo. Tratamiento: es realmente difícil tratar ésta
enfermedad, especialmente si avanzó demasiado. Si las branquias del pez están sanas,
acuda a un comercio especializado para que le suministren el producto indicado. Si las
branquias ya están dañadas, pida a un especialista que trate al pez en un acuario de
cuarentena con formalina.

HIDROPESÍA: el abdomen se hincha tanto que las escamas sobresalen del cuerpo en
punta. La hidropesía es crónica. Aparece a la vista una vez avanzada y se desarrolla a
largo plazo. Causas: si bien puede deberse a una dieta totalmente inadecuada, la
principal causa es descuido severo de las condiciones del agua. Suele haber un elevado
nivel de nitritos y cloruro de sodio. Puede que haya demasiadas bacterias. También hay
disfunción de órganos del pez. Tratamiento: no hay cura. Estudie los hábitos
alimentarios y condiciones del agua ideales para las especies de peces que seleccione.

61
DACTYLOGYRUS: el pez luce agitado, respirar le demanda mucho
esfuerzo. El color puede oscurecer y sus ojos se tornan vidriosos. Las
branquias se inflaman si el cuadro es severo. Dado que llega poco oxígeno a su cerebro,
se mueve torpemente. También frota sus opérculos contra las rocas. Causas: las
membranas branquiales se infectan de parásitos prácticamente no visibles.
Tratamiento: los comercios especializados venden productos como el Sterazin. El
tratamiento puede ser bastante largo. En ocasiones se debe tener paciencia hasta que
los huevos de Dactylogyrus eclosionen.

TERCIOPELO: el cuerpo del pez parece estar recubierto de una película aterciopelada
y amarillenta. También cubre las aletas. El pez se agita por dificultades respiratorias, y
frota su cuerpo contra las rocas en busca de alivio. Causas: aparecen parásitos llamados
piscinoodinium. Echan raíces en la piel de los peces para alimentarse de ellos.
Tratamiento: el primer paso es tapar la pecera y dejarla sin luz. Esto debilitará al
parásito. Los comercios especializados venden productos químicos para tratarlo. Si
tiene filtro en el acuario, no lo desactive. Sólo quite el carbón activado para que no
elimine el producto químico del agua.

HONGOS: sectores del cuerpo del pez se cubren de vellosidades que parecen copos de
algodón. Los sectores afectados deben esto al daño de la mucosa protectora natural del
pez. Causas: puede aparecer posteriormente a la enfermedad de punto blanco. En
ocasiones es consecuencia de descuido severo de las condiciones del agua. Es común que
la infección fungosa suceda a una herida en el cuerpo o las aletas. Tratamiento: los
comercios especializados venden funguicidas, que debe aplicar al acuario completo. Si
tiene filtro en el acuario, no lo desactive. Sólo quite el carbón activado. Asesórese para
detectar las causas del brote y mejore las condiciones a posteriori. Si el pez tenía
heridas, verifique que las especies en su acuario sean aptas para vivir en conjunto.

CONSTIPACIÓN: el vientre se abulta notablemente. Por estar constipado, no se


alimenta ni defeca. Descansa sobre el sustrato muchas horas, ya que está debilitado.
Puede resultar difícil distinguir esta enfermedad de la hidropesía. Causas: en la
mayoría de los casos se debe a la sobrealimentación. También puede tratarse de una
dieta incompleta o inadecuada para sus peces. Tratamiento: agregue al agua del acuario
media cucharadita de té de sulfato de magnesio cada cinco litros de agua. Si los peces
se recuperan, asesórese sobre los hábitos alimenticios de sus especies de peces.

EXOPHTHALMIA: el pez adelgaza y sus ojos sobresalen de sus órbitas. Causas: esta
enfermedad, distinguida por los nódulos inflamados detrás de los ojos del pez, suele ser
consecuencia de septicemia bacteriana o tuberculosis. Generalmente se observa un
descuido severo de las condiciones del agua. Tratamiento: mejore la calidad del hábitat.
El proceso de tratamiento es lento. Si no se recuperan es porque el origen del mal es

62
tuberculosis. Éste último caso no tiene cura. No hay más alternativa que
eliminar los peces infectados.

PIOJOS (ARGULUS): el pez frota su cuerpo contra las rocas en busca de alivio. En su
piel aparecen diminutos parásitos agrupados en forma de discos planos. Causas: los
piojos cuentan con ventosas que los adhieren al cuerpo del pez. Penetran en él para
alimentarse de su sangre y poner huevos. Luego buscarán otros peces para continuar
alimentándose. Tratamiento: traslade los peces infectados a un acuario de cuarentena.
Utilice una pequeña pinza para remover los parásitos. Aplique antisépticos adecuados
para las heridas del pez. En comercios especializados adquiera Metriponate y suministre
al acuario principal 1,5 mg cada 4,5 litros de agua. Compre también un químico para
matar larvas.

PARÁSITOS INTESTINALES: notará que peces que comen abundantemente


adelgazan. En ocasiones traen los parásitos de su hábitat en la naturaleza. Los parásitos
pueden verse salir por el ano. Causas: algunos gusanos intestinales ingresan en el
organismo de los peces y se alimentan de su sangre. Tratamiento: solicite asistencia en
un comercio especializado. Probablemente le suministren un antihelmíntico para incluir
con el alimento. Aplique un químico sugerido para eliminar los parásitos del acuario.

ALETAS DAÑADAS: los peces con aletas muy desarrolladas son muy propensos a ésta
enfermedad. Los bagres y especies con bigotes también. Se observa inflamación de los
radios de las aletas. Posteriormente, las aletas se acortan y desflecan. Causas: esta
enfermedad se debe a infecciones bacterianas por descuido severo de las condiciones
del agua. También puede que otros peces estén mordiendo las aletas del pez afectado.
Tratamiento: mejore la calidad del hábitat, tanto el agua como los peces. Traslade al
pez al acuario de cuarentena y trátelo con bactericida Myxazin. También puede optar
por el uso de violeta de genciana. Acuda a un especialista para que le aconseje sobre la
dosificación de los productos.

HEXAMITIASIS: suele afectar a los Discus. Los poros sensoriales en la cabeza se


llenan de pus. También los poros sensoriales próximos a la línea lateral. Otro indicador
es la materia fecal larga y dura. Causas: los cíclidos y algunos anabántidos (o
laberíntidos) albergan un parásito llamado Hexamita. Es inofensivo hasta que el pez
tenga una baja de sus defensas naturales. Tratamiento: solicite asistencia en un
comercio especializado. Probablemente le suministren Dimetronidazole. Aplique 100 mg
cada 9 litros de agua en el acuario. El procedimiento correcto es extraer un par de
litros del acuario, incorporarles la dosis total para el acuario y, una vez diluido,
incorporar el producto ya diluido en el acuario.

SANGUIJUELAS: el pez frota su cuerpo contra las rocas en busca de alivio. En su piel
aparecen diminutos parásitos con forma de gusanos. Es una enfermedad muy contagiosa.

63
Causas: las sanguijuelas pueden llegar al acuario dentro de un pez nuevo.
Los huevos de las mismas pueden llegar en rocas traídas de la naturaleza.
Las sanguijuelas cuentan con ventosas que las adhieren al cuerpo del pez.
Tratamiento: traslade los peces infectados a un acuario de cuarentena. Utilice una
pequeña pinza para remover las sanguijuelas. Aplique antisépticos adecuados para las
heridas del pez. En comercios especializados adquiera Metriponate y suministre al
acuario principal 1,5 mg cada 4,5 litros de agua.

ENFERMEDAD EN VEJIGA NATATORIA: el pez afectado nadará panza arriba,


invertido. No se mueve con naturalidad, parece torpe y se golpea con los objetos que lo
rodean. Causas: esta enfermedad se debe a infecciones bacterianas por descuido
severo de las condiciones del agua. También puede ser un problema congénito.
Tratamiento: es poco probable que identifiquemos con exactitud el origen de la
enfermedad. mejore la calidad del hábitat, especialmente el agua. Traslade al pez al
acuario de cuarentena. Solicite el químico adecuado en un comercio especializado y
aplíquelo tanto en el acuario principal como en el de cuarentena. Espere una semana, si
el pez afectado no mejora, probablemente no lo haga luego. No quedará más que
sacrificar al animal.

ACUARIO DE CUARENTENA

Una pecera de 12 litros será adecuada (30x20x20 cm). No utilice placas de fondo,
bastará con una fina capa de grava roja. Incluya una planta artificial y alguna roca para
refugio. No decore el acuario, por obvias cuestiones de higiene. Coloque un pequeño
filtro de esponja y un calefactor (siempre que se trate de peces tropicales).

El agua a utilizar de ser la misma del acuario principal. Si el pez está enfermo, lo que
menos necesitará será un cambio de condiciones de agua. Puede que sus defensas no lo
toleren. Es importante que éste acuario esté oscuro, quitará energía a los parásitos.

Compatibilidad entre especies de peces tropicales


Frecuentemente, el acuarista planea el armado de su acuario eligiendo aquellos peces
que capturan su atención en el acuario comercial. Pero la verdad es que resulta de vital
importancia conocer los hábitos y necesidades de cada pez, para evaluar entonces la
compatibilidad entre las distintas especies.

Asegúrese de obtener asesoramiento especializado por parte de los comerciantes, si


ellos no responden satisfactoriamente a sus consultas, acuda a otros especialistas o
asociaciones de aficionados que quieran brindarle información. La elección de los peces
condicionará al armado y mantenimiento del acuario completo.

64
Factores que hacen a la compatibilidad
Los hábitos alimenticios, que hacen que en acuarios comunitarios deba
cuidarse especialmente que cada especie reciba su alimento requerido, según el caso de
peces estrictamente herbívoros o carnívoros. Si todos los peces del acuario fueran
omnívoros es más fácil garantizar su alimentación. Los peces de fondo requieren
alimentos como pastillas o gránulos de hundimiento, para que no se coman el alimento
solo aquellos peces que recorren la superficie del agua.

El tipo de agua según sus características, blanda o dura, ácida neutra o alcalina, hará
que ciertos peces no puedan convivir, por no pertenecer a un mismo medio. Por ejemplo,
los cíclidos africanos y los americanos no podrían convivir, mas allá de sus conductas
diferentes, por la diferencia de sus necesidades de pH.

El tamaño del acuario influye notablemente. Cuando hay peces territoriales grandes,
como los escalares y otros peces pequeños de cardumen como los neones, se requerirá
de una pecera muy grande, para que los neones tengan sus escondrijos y los escalares
tengan un territorio para demarcar.

La conducta en el acuario es otro factor determinante. Ciertos peces como los Discos
son muy pacíficos y nerviosos, por tanto, pueden vivir elevado estrés si se les acompaña
de peces hiperactivos o agresivos. Dicho estrés traerá como consecuencias una mayor
predisposición a enfermedades o la imposibilidad de reproducirse.

A continuación, usted dispone de una tabla de compatibilidad entre las especies más
frecuentes de peces de acuario. Esta tabla fue desarrollada por el experimentado
acuarista Sergio Ledo.

65
66
PECES DORADOS (CUATRO COLAS).

CUIDADO BÁSICO

Los peces dorados tienen, en cuanto a la instalación,


mantenimiento y cuidado, exigencias distintas que los
peces tropicales.

Es aconsejable un acuario grande de más de 100


litros, decorado con arena gruesa y pequeñas piedras.
Los peces dorados son nadadores lentos y suelen
dañarse con las piedras si éstas presentan alguna zona
cortante. El agua debe de estar muy aireada por un difusor de burbujas y bien
filtrada, ya que a los peces les encanta hurgar en el fondo y remover todo el
sedimento que allí se deposita.

La plantación del acuario no debe de impedir que los peces naden con soltura, y debe
de estar formada por especies resistentes de hojas duras, dada la inclinación que
tienen estos peces por mordisquear la vegetación.

La temperatura ideal deberá estar entre los 15 y los 22 C. Si se rebasan estos


límites los peces pueden llegar a sufrir estrés, y volverse predispuestos a
enfermedades.

Los peces dorados son mucho más frágiles que los peces de otras variedades, dados
los cuidados especiales que requieren: altos niveles de oxígeno y una dieta
balanceada que combine tanto nutrientes vegetales como animales.

Las diez reglas de oro para el cuidado del pez dorado:

1. No alimentar de más. Darles lo que puedan comer en 2 minutos.


2. No mantenerlos en espacios reducidos. Al menos 35 litros por pez cuando son
de tamaño mediano.
3. No sobre poblar el acuario. Ver el punto anterior.
4. Monitorear los parámetros del agua.
5. No comprar un pez si no estamos dispuestos a cuidar sus necesidades
especiales.

67
6. Proveer alimento vivo a los peces de vez en cuando.
7. Buscar ayuda cuando sea necesario.
8. Realizar cambios de agua del 20% una vez a la semana.
9. No mantener pez dorado con peces tropicales.
10. De comprar alimento comercial, deberá este ser especial para pez dorado, no
para peces tropicales.

ERRORES FRECUENTES:
1. Iniciarse en este pasatiempo sin haberse documentado bien. Esto da lugar a
cometer muchos de los errores que se mencionan en los siguientes puntos.
2. Comprar un acuario muy chico. Recordemos que cada pez dorado adulto
requiere de 35 a 40 litros de agua, por lo que se deben evitar los acuarios de
40 litros, cuyo uso es más adecuado para un acuario hospital. Se recomienda
iniciarse con un acuario de al menos 100 litros con dos a tres peces en su
interior.
3. Sobre poblar el acuario. (Ver punto anterior)
4. Realizar cambios de agua totales cada cierto tiempo. Al hacer esto el
acuario pierde las bacterias nitrificantes presentes en el agua encargadas de
mantener bajos los niveles de amonía, nitratos y nitritos, los cuales son
tóxicos y dañinos para nuestros peces. [Ver Equilibrio del agua en el acuario]
5. Limpieza inadecuada del acuario. Se deben de hacer cambios parciales de un
25% del agua cada semana y sifonear la grava cada 15 días.
6. Vaciar el acuario y lavar la urna y grava con agua y jabón. Como ya se
mencionó anteriormente, nunca se debe cambiar más del 25% del agua y
mucho menos vaciar el acuario y lavarlo con jabón. Los residuos de este
detergente quedarán adheridos al acuario y grava, tornando el agua tóxica.
7. No realizar mediciones semanales o incluso quincenales de los parámetros
del agua: amonía, nitratos, nitritos y pH.
8. No eliminar el cloro y los metales pesados del agua. No basta con dejar
reposando el agua. Este método evapora el cloro mas no elimina los metales
pesados ni la clomamina. Es necesario por tanto el emplear acondicionadores
para el agua, los cuales se consiguen en cualquier tienda de acuarios.
9. No desinfectar las plantas antes de añadirlas al acuario.
10. No poner en cuarentena los peces nuevos antes de introducirlos al acuario.

68
11. Proporcionarles una dieta 100% seca y no remojar el alimento
durante 3 a 5 minutos.
12. Introducir peces no compatibles con el pez dorado: escalares (angelfish),
guppies, neones, gouramis, bettas, plecos, etc. [ Ver Compatibilidad entre
peces ]
13. Medicar el acuario principal con azul de metileno, verde de malaquita. Estos
medicamentos son muy fuertes, y así como matan a las bacterias malas,
también matan a las bacterias nitrificantes. Es por esta razón que los peces
enfermos deben ser medicados en un acuario hospital.
14. Comprar peces nuevos e introducirlos al acuario sin haberlos aclimatado.
15. No madurar el acuario antes de introducir peces en su interior.
16. Seguir fervientemente las recomendaciones recibidas de los empleados o
dueños de las tiendas de acuarios. En muchos casos, sino es que en la mayoría,
estas personas mal aconsejan a los clientes en un intento por incrementar sus
ventas. ¿Cuantas personas no han adquirido un acuario de 40 litros con 10
peces dorados y un calentador de agua? En otros casos, no tienen ni la más
remota idea sobre ciertos temas (en especial los concernientes a
enfermedades) y les es más fácil mal aconsejar a los clientes que el admitir
su ignorancia y contestar "no sé, lo mejor será que le preguntes a alguien
más".

69