Sie sind auf Seite 1von 2

VÍA ENTERAL

Vía oral
Es la vía más común para la administración de medicamentos
Es una vía muy práctica, económica y eficaz.
Es una vía muy segura y conveniente para el paciente

Vía sublingual
Es una vía fácil de administrar
Proporciona un acceso rápido del fármaco a la circulación sistémica

Vía rectal
Absorción más rápida que por vía bucal.
Permite emplear drogas que se destruyen en el estómago o en el intestino delgado.
Evita de forma parcial el metabolismo hepático
Se emplea cuando la vía bucal no es opción, o por falta de cooperación en caso de niños
y enfermos mentales.

VÍA PARENTERAL
Vía intravenosa
Es una vía de acceso directo del fármaco a la circulación sistémica
Proporciona un rápido comienzo de la acción de los fármacos
Permite infundir grandes volúmenes de liquido
Ofrece control sobre la entrada del fármaco

Vía subcutánea
Permite la administración eficaz de ciertos fármacos y de algunas hormonas.
La absorción es rápida y eficiente debido al acceso directo a los vasos sanguíneos

Vía intramuscular

Permite la inyección de sustancias levemente irritantes u oleosas con acciones


más lentas y sostenidas.
La absorción es segura, más lenta que la vía intravenosa pero más rápida que la vía oral

Vía intradérmica
Lleva la sustancia al punto de acción.
Útil para pruebas de alergia y de anestesia local.

Vía intraperitoneal
Útil en tratamientos terapéuticos como la diálisis peritoneal

Vía intracardiaca
Actúa directamente sobre el miocardio en los casos de grave urgencia.
Vía exclusiva para estimular un corazón detenido.

Vía intraarterial
Esta vía permite actuar de modo directo al fármaco sobre el órgano afectado sin
acciones sistémicas.
Útil para medios de contraste y administración de agentes antineoplásicos
para tratar tumores localizados.

Vía subaracnoidea o intratecal


Es una vía útil para inducir la anestesia.
Permite introducir drogas que no pasan fácilmente desde la sangre al líquido
cefalorraquídeo

Vía intraósea
Proporciona rapidez en la acción del fármaco
Vía útil cuando no existen venas disponibles

OTRAS VIAS DE ADMINISTRACION


Vía inhalatoria
Rapidez de los efectos locales y sistémicos.
Es cómoda para el paciente.
Los efectos generales desaparecen con rapidez.

Vía tópica
Útil para obtener efectos locales
Permite una acción directa sobre las superficies enfermas, con alta concentración de las
drogas.