Sie sind auf Seite 1von 4

LA PUERTA DEL MULADAR

Miércoles, junio 29, 2011 Gilberto Hernandez

LA PUERTA DEL MULADAR. Nehemías 3:14 PDT


Mulquías hijo de Recab, gobernador del distrito de Bet Haqueren, reconstruyó
la puerta del Basurero y le colocó puertas, cerrojos y rejas. Esta puerta reviste
una importancia especial en nuestra vida espiritual, y para restaurarla es
necesario que sin miramiento alguno examinemos nuestra condición actual y
busquemos las causas que nos tienen en esa condición. La gran mayoría de
los cristianos viven una vida que los lleva, del éxtasis espiritual a la
mediocridad material, ¿Por qué tantas promesas sin cumplir en nuestras vidas?
¿Estará fallando DIOS o qué es lo que está pasando? La única respuesta clara
que tenemos para estas interrogantes es ¡DIOS nunca falla y no se equivoca!
En cuanto a lo otro solo te puedo invitar a analizar y reflexionar acerca de tu
vida –en todos los campos y áreas- y a que, sin autocompasión ni
sentimentalismos, decidas sacar la basura de tu vida. ASPECTOS
HISTORICOS En el antiguo Jerusalén, la gente sacaba la basura de sus casas
una vez a la semana y la dejaba en la puerta. Había un grupo encargado de
recoger esa basura y llevarla hasta esa Puerta del Muladar, de donde era
arrojada al Río Cederrón (o Cedrón) que desembocaba en el Mar Muerto. La
palabra hebrea que se usa para dar nombre a esta puerta tiene el significado
literal de “lugar donde se deja la basura y el estiércol que pueden contaminar a
otros”. APLICACIÓN ESPIRITUAL Simplemente entendiendo que regularmente
debemos sacar toda la basura y el estiércol (pensamientos, palabras,
acciones...) que se generan en nuestra vida y que sirven no solo como
contaminación para nosotros sino que afectan a terceros, contaminándolos con
nuestra basura. Nosotros debemos sacar esa basura a la puerta (ministración),
pero solo el Siervo de DIOS puede echarla al Río de la Sangre de CRISTO, de
donde será llevada al fondo del Mar, para que nunca más pueda ser sacada. El
cauce del Río Cederrón corre por un valle del mismo nombre; este valle fue
atravesado por David cuando huía de Absalón; también fue atravesado por
JESÚS cuando iba a Getsemaní; lo anterior nos lleva a la necesidad que
tendremos todos de cruzar este Valle y sacar en él toda la basura de nuestra
alma, arrojarla al río y dejar que se pierda en el mar muerto. La cita de Isaías
61:1 que fue leída por JESÚS en la Sinagoga (Lc. 4:18) nos hace ver
claramente que no se trata de un nuevo nacimiento o un cambio de naturaleza,
sino: en la necesidad de ministrar el alma, de traer sanidad al alma, de sacar la
basura que por generaciones se ha ido acumulando y pesa sobre nuestras
vidas, contaminándonos e impidiéndonos ser verdaderamente libres de toda
atadura y yugo espiritual y material. Es necesario que comprendamos que la
Ministración debe llevar sanidad a todo nuestro ser (espíritu, alma y cuerpo),
lamentablemente muchos al ministrarse ocultan cosas por vergüenza y no
pueden ser libertados, por eso vuelven una y otra vez a su condición anterior: 2
Pedro 2:22 PDT Con esa gente se cumple lo que dice el dicho: "El perro que
vomita, regresa a su mismo vómito", y: "Aunque se lave al cerdo, irá de nuevo
a revolcarse en el barro". ASPECTOS A CONSIDERAR EN UNA
MINISTRACION 1. CUERPO: obviamente que el pecado es la mayor fuente de
contaminación que podemos tener, el pecado se manifiesta en diversas formas:
adicciones (drogas, alcohol, tabaco...), adulterio, fornicación, brujerías, tatuajes,
pleitos... (Gál. 5:19-21) Cuando la ministración llega a estas áreas que muchas
veces a simple vista no tenemos, podemos entender la cita de Rom. 8:10
Romanos 8:10 PDT Su cuerpo está muerto por culpa del pecado, pero si Cristo
está en ustedes, Dios los aprobó y el Espíritu les da vida. La Vida se encuentra
en Buscar de Dios, de lo contrario el pecado nos produce muerte. 2. ALMA:
recordemos que entre el cuerpo y el alma hay siempre una batalla por tomar el
control: 1 Pedro 2:11 TLA Amados hermanos en Cristo, les hablo como si
ustedes fueran extranjeros y estuvieran de paso por este mundo. No hagan
nada que obedezca a sus malos deseos, pues esos deseos los llevarán a la
perdición Y que es precisamente en el alma donde se encuentra la raíz de
muchas de nuestras conductas, que han sido heredadas por nuestros
antepasados y que muchas veces nosotros ignoramos (rechazo a nuestro
nacimiento, violaciones, pactos...), recordemos que ya hemos hablado de que
nosotros somos el producto de 14 personas y 7 relaciones sexuales, así que
difícilmente sabemos que ocurrió a lo largo de la vida de nuestros antepasados,
por ello es importante romper con toda atadura, yugo y maldición generacional
a través de la sanidad del alma. 3. ESPÍRITU: recordemos que si fuimos
destituidos de la Gloria de DIOS fue a causa del pecado y que esto se dio en
una dimensión espiritual, así que nuestro espíritu también necesita ser libre de
la basura que arrastra, es en este plano donde las influencias satánicas se
manifiestan a través de la infiltración de demonios en las vidas de aquellos que
tienen puertas abiertas por haber practicado espiritismo, hechicería... La
Palabra nos advierte sobre la imperiosa necesidad de ser ministrados y
liberados de toda basura espiritual y material, lee detenidamente 1ª Tes. 5:23
PARA REFLEXIONAR La Ministración debe ser integral, o sea a todo nuestro
ser Debemos ministrarnos con los Siervos constituidos por DIOS y
delegados para tal fin (Stgo. 5:16), DIOS ya conoce nuestros pecados, somos
nosotros los que debemos reconocerlos ante sus ministros para poder ser
libres de ellos. Los discípulos podían lavarse los pies ellos solos, pero era
necesario que JESÚS lo hiciera para que el acto de limpieza tuviera los efectos
previstos. Entendamos que la Ministración no es el equivalente a la Confesión
de los Católicos o la Confesión de Pecado ante DIOS de otros grupos
religiosos, sino un acto de reconocimiento de nuestra necesidad de sacar la
basura que nos agobia, un acto que debe ser pleno de sinceridad y honestidad
ante el Ministro y que debe traer como consecuencia lógica libertad a nuestro
ser. La Ministración debe buscar sanar áreas, arrancar raíces y echar fuera
demonios, pero es solo para los hijos (Mt. 15:21-26). Muchos dirán que la hija
de la mujer fue sanada y no era hija, pero los vv. 27 y 28 nos muestran que la
mujer tuvo fe y reconoció a JESÚS por lo que podemos sacar como conclusión
que fue al mismo tiempo que escuchada en su ruego, adoptada como hija.
ANALOGIAS EN CUANTO A LA MINISTRACION En Mt. 7:24-27 vemos como
hay dos tipos de hombres, los que cimientan sobre la roca y los que lo hacen
sobre la arena. Ya sabemos que al que lo hace sobre la roca nada lo moverá,
pero al que lo hace sobre la arena sí, ¿por qué? pues porque la arena son
pedacitos pequeñísimos de roca, o sea pedacitos de la verdad, pedacitos de la
Palabra, su doctrina está fragmentada, por eso muchos no creen necesaria la
ministración, pero a quienes se comportan así, JESÚS les llama “insensatos”
(v. 26) y sus consecuencias son funestas (v. 27): HOY día vemos a mucha
gente edificando sobre la arena y los conocemos porque vienen de vez en
cuando a congregarse, solo llevan arena (partículas de roca) para su
edificación, ya es hora de ser RESPONSABLES con nuestra Vida espiritual.
ANALISIS DEL VERSO: 1. Descendió lluvia: esto es figura de recibir
enseñanza, la lluvia cae sobre la cabeza y trae confusión, aquí se está
contaminando el alma pues se empieza a razonar y a dudar de la doctrina. 2.
Vinieron ríos: esto es figura de espíritus contrarios que provocan la ruina total,
esto es contaminación del espíritu pues se provoca el tropiezo y la vuelta al
mundo. 3. Soplaron vientos: esto es figura de todo tipo de doctrinas que
contaminan el cuerpo pues provocan desestabilidad al caminar. PASOS
NECESARIOS Lucas 15:17-22 TLA Por fin comprendió lo tonto que había sido,
y pensó: “En la finca de mi padre los trabajadores tienen toda la comida que
desean, y yo aquí me estoy muriendo de hambre. (18) Volveré a mi casa, y
apenas llegue, le diré a mi padre que me he portado muy mal con Dios y con él.
(19) Le diré que no merezco ser su hijo, pero que me dé empleo, y que me
trate como a cualquiera de sus trabajadores.” (20) Entonces regresó a la casa
de su padre. »Cuando todavía estaba lejos, su padre corrió hacia él lleno de
amor, y lo recibió con abrazos y besos. (21) El joven empezó a decirle: “¡Papá,
me he portado muy mal contra Dios y contra ti! ¡Ya no merezco ser tu hijo!” (22)
»Pero antes de que el muchacho terminara de hablar, el padre llamó a los
sirvientes y les dijo: “¡Pronto! Traigan la mejor ropa y vístanlo. Pónganle un
anillo, y también sandalias. Tres pasos que son necesarios para toda
ministración: 1. v. 17 “y volviendo en sí...” es importante reconocer nuestra
condición, aceptar sinceramente que tenemos problemas y que debemos
encontrar solución en la Palabra para éstos. 2. v. 18 “me levantaré e iré a mi
Padre” tenemos que reconocer que la ministración debe ser hecha por aquellos
a quienes DIOS delegó la autoridad espiritual (Padres Espirituales). 3. v. 22
“sacad el mejor vestido y vestidle” la ministración nos permite tener limpias
nuestras ropas y así poder presentarnos ante ÉL sin mancha y sin arruga. LOS
QUE PUEDEN RESTAURAR ESTA PUERTA Nuestra cita inicial nos habla de
que correspondió a Malquías hacerlo, ahora bien este nombre tiene dos
significados: Mensajero de Jehová (La voz de DIOS) Jehová es mi rey
(Reconoce su condición) Esto nos lleva a entender que solo aquellos que
tienen a DIOS por Rey, que están bajo su autoridad y que dejan a DIOS
gobernar sus vidas, pueden ministrar a otros, sacar la basura por Puerta del
Muladar y echarla al río; solo aquellos que hablan en nombre de DIOS pueden
traer libertad al ser. Cuidemos de por quién nos dejamos ministrar, muchos
imprudentemente hacen de una conversación una ministración; otros quieren
ministrar a todos sin haber sido levantados por DIOS para ello, es aquí donde
muchos dirán: En tu nombre echamos fuera demonios (liberaciones), pero
éstos serán los que escuchen a JESÚS decir: Apartaos de mí, hacedores de
maldad... (Mt. 7:21-23) Al pensar en la Ministración debes tener presentes 3
condiciones sin las cuales no verás la bendición: 1. RECONOCER que
tenemos problemas y necesitamos ayuda 2. SINCERIDAD para hablar con la
verdad ante el Ministro 3. DISPOSICIÓN para entregar nuestras áreas y recibir
liberación. Ahora solo queda que usted escuche toda la enseñanza a traves de
nuestro audio y a poner por obra la Escritura Revelada para que nuestras vidas
sean llevadas de Gloria en Gloria y de Triunfo en Triunfo. Bendiciones a manos
llenas en Cristo Jesus, Pastor Gilberto Hernandez Ch. Director General
MHermon.
Continuar Leyendo el Artículo sustraído de:
http://mhermonec.blogspot.com/2011/06/la-puerta-del-muladar.html