Sie sind auf Seite 1von 1

El interés básico del libro reside en que es una defensa de la filosofía desde la filosofía,

según sus propios criterios, y no según otros de utilidad o cientificidad, a los cuales tratan
de acomodarla quienes la critican desde fuera. Para Pieper, la filosofía tiene sentido en sí
misma, y no tiene por qué ser asimilada a otros modos de conocimiento: es una pregunta
constitutiva del ser del hombre.
El interés básico del libro reside en que es una defensa de la filosofía desde la filosofía,
según sus propios criterios, y no según otros de utilidad o cientificidad, a los cuales tratan
de acomodarla quienes la critican desde fuera. Para Pieper, la filosofía tiene sentido en sí
misma, y no tiene por qué ser asimilada a otros modos de conocimiento: es una pregunta
constitutiva del ser del hombre.
El interés básico del libro reside en que es una defensa de la filosofía desde la filosofía,
según sus propios criterios, y no según otros de utilidad o cientificidad, a los cuales tratan
de acomodarla quienes la critican desde fuera. Para Pieper, la filosofía tiene sentido en sí
misma, y no tiene por qué ser asimilada a otros modos de conocimiento: es una pregunta
constitutiva del ser del hombre.
El interés básico del libro reside en que es una defensa de la filosofía desde la filosofía,
según sus propios criterios, y no según otros de utilidad o cientificidad, a los cuales tratan
de acomodarla quienes la critican desde fuera. Para Pieper, la filosofía tiene sentido en sí
misma, y no tiene por qué ser asimilada a otros modos de conocimiento: es una pregunta
constitutiva del ser del hombre.
El interés básico del libro reside en que es una defensa de la filosofía desde la filosofía,
según sus propios criterios, y no según otros de utilidad o cientificidad, a los cuales tratan
de acomodarla quienes la critican desde fuera. Para Pieper, la filosofía tiene sentido en sí
misma, y no tiene por qué ser asimilada a otros modos de conocimiento: es una pregunta
constitutiva del ser del hombre.
El interés básico del libro reside en que es una defensa de la filosofía desde la filosofía,
según sus propios criterios, y no según otros de utilidad o cientificidad, a los cuales tratan
de acomodarla quienes la critican desde fuera. Para Pieper, la filosofía tiene sentido en sí
misma, y no tiene por qué ser asimilada a otros modos de conocimiento: es una pregunta
constitutiva del ser del hombre.
El interés básico del libro reside en que es una defensa de la filosofía desde la filosofía,
según sus propios criterios, y no según otros de utilidad o cientificidad, a los cuales tratan
de acomodarla quienes la critican desde fuera. Para Pieper, la filosofía tiene sentido en sí
misma, y no tiene por qué ser asimilada a otros modos de conocimiento: es una pregunta
constitutiva del ser del hombre. El interés básico del libro reside en que es una defensa de
la filosofía desde la filosofía, según sus propios criterios, y no según otros de utilidad o
cientificidad, a los cuales tratan de acomodarla quienes la critican desde fuera. Para
Pieper, la filosofía tiene sentido en sí misma, y no tiene por qué ser asimilada a otros
modos de conocimiento: es una pregunta constitutiva del ser del hombre. El interés básico
del libro reside en que es una defensa de la filosofía desde la filosofía, según sus propios
criterios, y no según otros de utilidad o cientificidad, a los cuales tratan de acomodarla
quienes la critican desde fuera. Para Pieper, la filosofía tiene sentido en sí misma, y no
tiene por qué ser asimilada a otros modos de conocimiento: es una pregunta constitutiva
del ser del hombre.