Sie sind auf Seite 1von 4

UNIDOS AL FELIZ PUEBLO DE DIOS

Nota:
Con afecto y convicción, ayude al auditorio a comprender que la felicidad verdadera y perdurable se basa en
la espiritualidad y en hacer la voluntad de Dios junto con la parte visible de su organización

EL ÚNICO PUEBLO VERDADERAMENTE FELIZ (4 min.)


Únicamente quienes sirven con lealtad al Dios feliz disfrutan de felicidad verdadera y perdurable (1Ti 1:11)
Los israelitas eran felices cuando servían a Jehová (Sl 33:12)
Los discípulos de Jesús fueron felices porque tuvieron cubiertas sus necesidades espirituales (Mt 5:3)
En nuestros días se reconoce que los testigos de Jehová son un pueblo singular, unido y feliz
La felicidad está garantizada para quienes sirven a Jehová con lealtad
Los felices siervos de Jehová ayudan con gusto a otras personas para que se les unan
Se invita a las naciones a ‘alegrarse con el pueblo de Dios’ (Ro 15:10)
¿En qué se basa la felicidad del pueblo de Jehová?
¿De qué beneficios disfrutan quienes se unen al feliz pueblo de Dios?
¿Por qué deben unirse las personas a los auténticos adoradores de Dios?

LA EDUCACIÓN DIVINA NOS UNE COMO PUEBLO DE DIOS Y NOS HACE FELICES (5 min.)
Jehová es nuestro Magnífico Instructor y Jesús es nuestro Maestro (Isa 30:20; Jn 13:13)
Somos felices porque nos regimos por la Palabra de Dios (Lu 11:28)
Las personas recién interesadas se unen a nosotros cuando aplican las verdades bíblicas en su vida
Por todas partes, los siervos de Dios estamos unidos y somos felices porque todos recibimos alimento espiritual
mediante la organización de Jehová
A pesar de nuestros distintos antecedentes, disfrutamos de una gozosa unidad de pensamiento y acción (Isa
2:3)
Hasta antiguos enemigos son ahora parte del feliz pueblo de Dios, pues aplicar las verdades bíblicas ha
transformado sus vidas [Cite ejemplos recientes tomados de nuestras publicaciones]
Los testigos de Jehová editamos publicaciones basadas en la Biblia en cerca de 1.000 idiomas, lo que nos ayuda a
tener la misma forma de pensar (2Co 13:11)
El programa de educación mundial permite que quienes están “correctamente dispuestos para vida eterna”
adquieran la sabiduría que produce gozo (Hch 13:48; Pr 3:13-18)

BENEFICIOS DE UNIRSE AL FELIZ PUEBLO DE DIOS (12 min.)


Todos los que están unidos como pueblo de Dios disfrutan de una relación con él
Quienes hacen la voluntad de Jehová tendrán su apoyo día tras día (Sl 68:19)
Pueden dirigirse libremente al Oidor de la oración (Sl 65:2)
Tienen una paz incomparable (Flp 4:6, 7; w81 15/3 18)
Seguir las enseñanzas bíblicas nos da estabilidad espiritual y nos mantiene felices
Los que están unidos al feliz pueblo de Dios se muestran amor fraternal y disfrutan de las bendiciones que eso
produce (Jn 13:35; Col 3:14; 1Pe 2:17)
Dan y reciben ese amor en sus reuniones y asambleas
También muestran amor cuando hermanos en la fe de su localidad están necesitados o cuando azotan desastres
naturales en cualquier lugar del mundo
Quienes están unidos con el pueblo de Dios tienen la perspectiva de vivir para siempre
Jehová hizo posible la vida eterna mediante el sacrificio redentor de Jesucristo (Mt 20:28; Ro 5:8; w92 15/6 4-
7)
Los ungidos fueron los primeros en beneficiarse del sacrificio de Jesús y llegaron a ser sus coherederos del
Reino (1Jn 2:1, 2)
Las “otras ovejas” también se benefician del sacrificio de Jesús y se regocijan con la esperanza de vivir en
un paraíso terrenal (Jn 10:16; Lu 23:43)
Cuando los valores espirituales reemplazan a los de índole material, la vida adquiere verdadero sentido (Mt 6:33;
Flp 1:9, 10)
Los siervos de Jehová dan prioridad a los intereses de su Reino, tal como hizo Cristo (Jn 6:38)
Al igual que Jesús, tienen un rumbo en la vida, a saber: honrar a Jehová y dar testimonio de la verdad
(Jn 18:37)
[Cite relatos publicados recientemente en La Atalaya y ¡Despertad! que demuestren que quienes están unidos
como pueblo de Dios son felices y se sienten realizados]

POR QUÉ LOS QUE AMAN A DIOS DEBEN UNIRSE A SU PUEBLO (5 min.)
Veamos por qué los que aman a Dios deben unirse a su pueblo (w93 15/5 9, 10)
Como Soberano Universal que es, Jehová merece nuestra devoción exclusiva (Éx 20:4, 5)
Si de veras deseamos que la soberanía de Jehová quede vindicada y su nombre sea santificado, nos
sentiremos impelidos a servirle
Todos pueden demostrar que aman a Dios uniéndose a quienes hacen su voluntad y guardan sus
mandamientos (1Jn 5:3)
La gratitud por el amor de Jehová al proporcionar el sacrificio redentor de su Hijo es una buena razón para
servir a Dios con su pueblo (Jn 3:16)
Si valoramos las dádivas espirituales de Dios mediante su organización, nos sentiremos impulsados a adorarlo
El intenso deseo de hablar sobre el Reino de Dios es otra razón para servir a Jehová con su pueblo (Sl
145:10, 11)

ÚNASE CUANTO ANTES AL FELIZ PUEBLO DE DIOS (4 min.)


El profeta Zacarías predijo que habría personas que se unirían a los cristianos ungidos, o judíos espirituales [lea
Zacarías 8:23]
Esa profecía se está cumpliendo, pues muchas personas están respondiendo al mensaje del Reino
Si usted ama a Dios y la justicia, ahora es el momento de que se una a los siervos de Jehová
Las pruebas de que Dios está bendiciendo a su pueblo aumentan día tras día, a medida que personas de todas
las naciones se unen a sus siervos
“Una gran muchedumbre” internacional que sobrevivirá a “la gran tribulación” está integrándose en la
familia universal de felices siervos de Jehová (Rev 7:9, 10, 14; 21:1, 4, 5)
¿Estará usted entre los que se unen sin reservas al feliz pueblo de Dios?
Por ser una de los millones de personas que ya sirven unidas a Jehová, le aguardan muchas bendiciones
(Cíñase al bosquejo y no se exceda del tiempo indicado para cada sección. No es necesario leer ni comentar todos
los textos citados. Véase el libro Benefíciese, págs. 52-55, 166-169.)
Núm. 186-S 3/13 DEBE PRESENTARSE EN 30 MINUTOS
(1 Timoteo 1:11)
según las gloriosas buenas nuevas del Dios feliz, que me fueron encomendadas.
(Salmo 33:12)
Feliz es la nación cuyo Dios es Jehová, el pueblo a quien él ha escogido por herencia suya.
(Mateo 5:3)
“Felices son los que tienen conciencia de su necesidad espiritual, puesto que a ellos pertenece el reino de los cielos.
(Romanos 15:10)
Y de nuevo dice: “Alégrense, oh naciones, con su pueblo”.
(Isaías 30:20)
Y Jehová ciertamente les dará a ustedes pan en la forma de angustia y agua en la forma de opresión; no obstante, tu
Magnífico Instructor ya no se esconderá, y tus ojos tienen que llegar a ser [ojos] que vean a tu Magnífico Instructor.
(Juan 13:13)
Ustedes me llaman: ‘Maestro’, y, ‘Señor’, y hablan correctamente, porque lo soy.
(Lucas 11:28)
Pero él dijo: “No; más bien: ¡Felices son los que oyen la palabra de Dios y la guardan!”.
(Isaías 2:3) Y muchos pueblos ciertamente irán y dirán: “Vengan, y subamos a la montaña de Jehová, a la casa del
Dios de Jacob; y él nos instruirá acerca de sus caminos, y ciertamente andaremos en sus sendas”. Porque de Sión
saldrá ley, y de Jerusalén la palabra de Jehová.
(2 Corintios 13:11) Finalmente, hermanos, continúen regocijándose, siendo reajustados, siendo consolados,
pensando de acuerdo, viviendo pacíficamente; y el Dios de amor y de paz estará con ustedes.
(Hechos 13:48) Al oír esto los de las naciones, empezaron a regocijarse y a glorificar la palabra de Jehová, y todos
los que estaban correctamente dispuestos para vida eterna se hicieron creyentes.
(Proverbios 3:13-18) Feliz es el hombre que ha hallado sabiduría, y el hombre que consigue discernimiento,
14
porque el tenerla como ganancia es mejor que tener la plata como ganancia; y el tenerla como producto, que el oro
mismo. 15 Es más preciosa que los corales, y todos tus otros deleites no pueden ser igualados a ella. 16 Largura de
días está en su diestra; en su siniestra hay riquezas y gloria. 17 Sus caminos son caminos de agradabilidad, y todas
sus veredas son paz. 18 Es árbol de vida a los que se asen de ella, y los que la mantienen firmemente asida han de
ser llamados felices.
(Salmo 68:19) Bendito sea Jehová, que diariamente nos lleva la carga, el Dios [verdadero] de nuestra salvación.
Sélah.
(Salmo 65:2) Oh Oidor de la oración, aun a ti vendrá gente de toda carne.
(Filipenses 4:6, 7) No se inquieten por cosa alguna, sino que en todo, por oración y ruego junto con acción de
gracias, dense a conocer sus peticiones a Dios; 7 y la paz de Dios que supera a todo pensamiento guardará sus
corazones y sus facultades mentales mediante Cristo Jesús.
(Juan 13:35) En esto todos conocerán que ustedes son mis discípulos, si tienen amor entre sí”.
(Colosenses 3:14) Pero, además de todas estas cosas, [vístanse de] amor, porque es un vínculo perfecto de unión.
(1 Pedro 2:17) Honren a [hombres] de toda clase, tengan amor a toda la asociación de hermanos, estén en temor de
Dios, den honra al rey.
(Mateo 20:28) Así como el Hijo del hombre no vino para que se le ministrara, sino para ministrar y para dar su alma
en rescate en cambio por muchos”.
(Romanos 5:8) Pero Dios recomienda su propio amor a nosotros en que, mientras todavía éramos pecadores, Cristo
murió por nosotros.
(1 Juan 2:1, 2) Hijitos míos, les escribo estas cosas para que no cometan un pecado. Y no obstante, si alguno
comete un pecado, tenemos un ayudante para con el Padre, a Jesucristo, uno que es justo. 2 Y él es un sacrificio
propiciatorio por nuestros pecados, pero no solo por los nuestros, sino también por los de todo el mundo.
(Juan 10:16) ”Y tengo otras ovejas, que no son de este redil; a esas también tengo que traer, y escucharán mi voz, y
llegarán a ser un solo rebaño, un solo pastor.
(Lucas 23:43) Y él le dijo: “Verdaderamente te digo hoy: Estarás conmigo en el Paraíso”.
(Mateo 6:33) ”Sigan, pues, buscando primero el reino y la justicia de [Dios], y todas estas [otras] cosas les serán
añadidas.
(Filipenses 1:9, 10) Y esto es lo que continúo orando: que el amor de ustedes abunde todavía más y más con
conocimiento exacto y pleno discernimiento; 10 para que se aseguren de las cosas más importantes, para que estén
exentos de defectos y no hagan tropezar a otros hasta el día de Cristo,
(Juan 6:38) porque he bajado del cielo para hacer, no la voluntad mía, sino la voluntad del que me ha enviado.
(Juan 18:37) Por lo tanto le dijo Pilato: “Bueno, pues, ¿eres tú rey?”. Jesús contestó: “Tú mismo dices que yo soy
rey. Yo para esto he nacido, y para esto he venido al mundo, para dar testimonio acerca de la verdad. Todo el que
está de parte de la verdad escucha mi voz”.
(Éxodo 20:4, 5) ”No debes hacerte una imagen tallada ni una forma parecida a cosa alguna que esté en los cielos
arriba o que esté en la tierra debajo o que esté en las aguas debajo de la tierra. 5 No debes inclinarte ante ellas ni ser
inducido a servirlas, porque yo Jehová tu Dios soy un Dios que exige devoción exclusiva, que trae castigo por el error
de padres sobre hijos, sobre la tercera generación y sobre la cuarta generación, en el caso de los que me odian;
(1 Juan 5:3) Pues esto es lo que el amor de Dios significa: que observemos sus mandamientos; y, sin embargo, sus
mandamientos no son gravosos,
(Juan 3:16) ”Porque tanto amó Dios al mundo que dio a su Hijo unigénito, para que todo el que ejerce fe en él no sea
destruido, sino que tenga vida eterna.
11
(Salmo 145:10, 11) Todas tus obras te elogiarán, oh Jehová, y los que te son leales te bendecirán. Dirán de la
gloria de tu gobernación real, y hablarán de tu poderío,
(Zacarías 8:23) ”Esto es lo que ha dicho Jehová de los ejércitos: ‘En aquellos días sucederá que diez hombres de
todos los lenguajes de las naciones asirán, sí, realmente asirán la falda de un hombre que sea judío, y dirán:
“Ciertamente iremos con ustedes, porque hemos oído [que] Dios está con ustedes”’”.
(Revelación 7:9, 10) Después de estas cosas vi, y, ¡miren!, una gran muchedumbre, que ningún hombre podía
contar, de todas las naciones y tribus y pueblos y lenguas, de pie delante del trono y delante del Cordero, vestidos de
largas ropas blancas; y había ramas de palmera en sus manos. 10 Y siguen clamando con voz fuerte, y dicen: “La
salvación [se la debemos] a nuestro Dios, que está sentado en el trono, y al Cordero”.
(Revelación 7:14) De modo que le dije inmediatamente: “Señor mío, tú eres el que sabe”. Y me dijo: “Estos son los
que salen de la gran tribulación, y han lavado sus ropas largas y las han emblanquecido en la sangre del Cordero.
(Revelación 21:1) Y vi un nuevo cielo y una nueva tierra; porque el cielo anterior y la tierra anterior habían pasado, y
el mar ya no existe.
(Revelación 21:4, 5) Y limpiará toda lágrima de sus ojos, y la muerte no será más, ni existirá ya más lamento ni
clamor ni dolor. Las cosas anteriores han pasado”. 5 Y Aquel que estaba sentado en el trono dijo: “¡Mira!, voy a hacer
nuevas todas las cosas”. También, dice: “Escribe, porque estas palabras son fieles y verdaderas”.