Sie sind auf Seite 1von 5

Tecnológico Nacional de México,

Instituto Tecnológico de Celaya

Ingeniería Mecánica

Tópicos de Ing. Mecánica III

“Historia del elemento finito”

Alumno:

César Osvaldo Arredondo Tapia

Profesor:

Víctor Antonio Pantoja Cuarenta

07 de marzo de 2019
Objetivo

Realizar una investigación sobre los antecedentes y la historia del método del elemento finito.

Desarrollo

Las limitaciones de la mente humana son tales que es muy difícil comprender el comportamiento de la compleja
realidad en la que vive y sus creaciones en una sola operación global.

Así, el proceso de subdividir cualquier sistema en componentes individuales o “elementos”, los cuales tienen un
comportamiento de fácil comprensión, y luego rearmar el sistema con dichos componentes para estudiar su
comportamiento de forma conjunta es una forma natural en el que el ingeniero, el matemático o incluso el
economista procede.

En muchas situaciones un modelo adecuado es obtenido utilizando un número finito de componentes bien
definidos. A estos problemas los podemos designar como discretos. En otros, la subdivisión es continuamente
indefinida y el problema solo puede ser definido usando la invención matemática de un infinitesimal. Esto lleva
a ecuaciones diferenciales o expresiones equivalentes que implican un número infinito de elementos. A estos
sistemas los denominamos continuos.

Con el apogeo de las computadoras digitales, los problemas discretos pueden ser resueltos fácilmente incluso si
el número de elementos es muy grande. Debido a que la capacidad de la computación es finita, los problemas
continuos solo pueden resolverse de manera exacta con manipulaciones matemáticas. Por lo tanto, las técnicas
matemáticas disponibles usualmente limitan las posibilidades de sobre simplificar las situaciones.

Para superar la dificultad de los problemas continuos reales, muchos tipos de métodos de discretización han sido
propuestos a lo largo del tiempo tanto por ingenieros como matemáticos. Todos implican una aproximación que
afortunadamente es del tipo que se acerca, tanto como se quiera, a la verdadera solución continua cuando el
número de variables discretas va en aumento.

La discretización de problemas continuos ha sido enfocada de forma distinta por matemáticos e ingenieros. Los
primeros han desarrollado técnicas generales directamente aplicables a ecuaciones diferenciales que gobiernan el
problema, como las aproximaciones por diferencias finitas, diversos procedimientos de residuos ponderados o
técnicas aproximadas para determinar puntos estacionarios de funcionales definidos en forma apropiada. El
ingeniero, por otra parte, a menudo se acerca al problema de forma más intuitiva creando una analogía entre
elementos discretos reales y porciones finitas de un dominio continuo.

Por ejemplo, en el campo de la mecánica sólida McHenry, Hrenikoff, Newmark y, de hecho, Southwell en la
década de 1940, demostraron que se pueden obtener soluciones razonablemente buenas para un problema
continuo elástico al reemplazar pequeñas porciones del continuo por una disposición de barras elásticas simples.
Más adelante, en el mismo contexto, Argyriss y Turner demostraron que una sustitución de propiedades más
directa, pero no menos intuitiva, se puede hacer de manera mucho más efectiva si se considera que las porciones
pequeñas o los "elementos" se comportan de una cierta manera simplificada.

Fue de la posición de "analogía directa", adoptada por los ingenieros, de donde nació la expresión "elemento
finito". Parece que fue Clough el primero en usar este nombre que supone el uso preciso de la metodología general
aplicable a los sistemas discretos. Esto, tanto desde el punto de vista conceptual como del numérico, es de la
mayor importancia. El primero permite una mejor comprensión del problema; el segundo, el uso de un criterio
unificado para abordar una gran variedad de problemas y desarrollar procedimientos generales de cálculo. Mucho
se ha avanzado desde el principio de la década de 1960 y hoy en día, las dos vertientes, la meramente matemática
y la "analógica", están en completo acuerdo.

Con el transcurso de los años se han ido desarrollando métodos generales para analizar problemas de naturaleza
discreta. El ingeniero civil, que trabaja con estructuras, calcula primero las relaciones entre fuerzas y
desplazamiento para cada miembro de la estructura y después procede al ensamblaje del conjunto siguiendo un
procedimiento bien definido que consiste en establecer el equilibrio local en cada "nudo" o punto de unión de la
estructura. A partir de tales ecuaciones se pueden obtener los desplazamientos desconocidos. Análogamente, el
ingeniero hidráulico o eléctrico, que trabaja con conducciones hidráulicas o con redes de componentes eléctricos,
(resistencias, condensadores, etc.), establece primeramente una relación entre corrientes (flujos) y potenciales
para cada elemento aislado y después procede a unir el conjunto imponiendo la continuidad de los flujos.

Todos estos análisis siguen un patrón general que puede adaptarse universalmente a todos los sistemas discretos.
Es por tanto posible definir un sistema discreto estándar.

La existencia de una manera única para abordar los problemas discretos estándar nos lleva a la primera definición
del método de los elementos finitos como procedimiento de aproximación de problemas continuos, de tal forma
que:

a) el continuo se divide en un numero finito de partes (elementos), cuyo comportamiento se especifica mediante
un número finito de parámetros, y

b) la solución del sistema completo como ensamblaje de los elementos sigue precisamente las mismas reglas que
se aplican a los problemas discretos estándar.

Se encontrará que numerosos métodos matemáticos clásicos de aproximación se incluyen en esta categoría, así
como también varios métodos de aproximaciones de naturaleza técnica. Es difícil, por tanto, hablar de los orígenes
del método de los elementos finitos y del preciso momento de su invención.

En la figura 1 se presenta el proceso de evolución que condujo a los conceptos actuales del análisis mediante
elementos finitos.
Figura 1

En 1960 la exploración espacial trajo consigo dinero y recursos para la investigación primaria, lo que estimulo el
desarrollo de programas computacionales de propósito múltiple que utilizaban el método. El diseño de aviones,
misiles, capsulas espaciales, y artefactos similares dieron un área de aplicación.

El método es fácilmente aplicable a objetos con formas irregulares compuestos de una gran variedad de materiales
con distintas combinaciones de condiciones de frontera. Es aplicable a problemas de estado estacionario o con
dependencia en el tiempo al igual que problemas que involucran propiedades de los materiales no lineales.

Programas computacionales generales que son independientes del usuario pueden ser, y han sido desarrollados.
Programas con asistencia al usuario que generan una malla a partir de un limitado número de puntos con formas
bien definidas están disponibles, así como programas que analizan los resultados y los muestran en forma gráfica
para un estudio adicional.

El método del elemento finito es la base computacional de muchos programas de diseño asistido por computadora.
El incremento del uso del diseño asistido por computadora hace imprescindible que el ingeniero practicante tenga
conocimiento en cómo es que el método del elemento finito funciona.

Una de las principales empresas en utilizar el método fue Boeing en los años 50, cuando seguido por otras, utilizo
elementos triangulares de esfuerzo para modelar las alas de los aviones.
En 1971 ANSYS fue lanzado por primera vez al mercado. Este es un programa exhaustivo de elemento finito con
propósito general que contiene más de 100,000 líneas de código. ANSYS es capaz de realizar análisis estáticos,
dinámicos, de transferencia de calor, flujo de fluidos, y electromagnéticos. Este ha sido uno de los programas
lideres por más de 30 años en la utilización del método del elemento finito. Hoy en día se utiliza en muchos
campos de la ingeniería como el aeroespacial, automotriz, electrónico y nuclear.

Conclusión

El método del elemento finito tiene bases matemáticas e ingenieriles de manera que estas se complementan y
crean una única manera para resolver problemas complejos de mecánica de sólidos, transferencia de calor, flujo
de fluidos, etc. Mediante la partición en elementos simples es posible resolver problemas que en conjunto son
muy complejos por su forma, cantidad de distintos materiales y condiciones de frontera. Por otra parte, ANSYS
es una herramienta poderosa que nos facilita el análisis y resolución de dichos problemas complejos.

Referencias

[1] Zienkiewicz O. C., Taylor R. L., 4ª Edición. (1994). El Método de los Elementos Finitos. Mc Graw Hill.
Madrid, España.

[2] Moaveni S., 4ª Edición. (2015). Finite Element Analysis: Theory and Application with Ansys. Pearson
Education Limited. Londres, Reino Unido.