Sie sind auf Seite 1von 1

CASO CLÍNICO 1

UNIVERSIDAD PARTICULAR SAN JUAN BAUTISTA

ESCUELA PROFESIONAL DE MEDICINA HUMANA – MEDICINA INTEGRAL

La paciente es un ama de casa de 70 años de edad con dos hijos adultos.

Motivo de consulta: La paciente siempre había sido siempre una persona muy ordenada, por lo
tanto cuando comenzó a olvidarse cosas elementales, su esposo comenzó a preocuparse. La
llevó al médico de familia quien la derivó al servicio de psiquiatría de un hospital general para
su examen.

Según su marido, los problemas de memoria se hicieron evidentes cuando la paciente se quejaba
de que no podía recordar algunos nombres. Su esposo notó que a veces era incapaz de acordarse
de cosas que habían sucedido el día anterior. Debido a que cada vez su problema progresaba
mas, tenía dificultad para calcular el dinero al ir de compras, y a menudo volvía sin las cosas que
necesitaba.

Siempre había estado orgullosa de su forma de cocinar pero ahora arruinaba la comida. Cada
vez que cocinaba, le ponía demasiada sal o no la salaba. Se olvidaba también de apagar la cocina
o dejaba la canilla abierta. Durante los doce meses anteriores a la consulta no había podido
hacer las tareas del hogar sin ayuda de su marido. Consultó a su médico familiar varias veces y
éste le recetó fármacos neurotróficos, sin resultados aparentes.

Antecedentes: La paciente vivía con su esposo, un maestro jubilado de 72 años. Ella también
había sido maestra pero dejó de ejercer cuando nació su primer hijo y nunca más volvió a
trabajar. Su esposo la describió como una persona serena, sociable y jovial. No había habido
mayores problemas en el matrimonio o con los hijos, sin embargo, en los meses anteriores a la
consulta, su esposa se había vuelto retraida, apática irritable y un poco recelosa.

El padre de la paciente falleció en una institución para enfermos mentales, en la cual había sido
internado a los 75 años por “arterioesclerosis”.

Datos actuales: Al ser examinada la paciente se presenta algo desprolija. Lúcida, pero
notoriamente ansiosa y suspicaz. Desorientada en tiempo y espacio. Recordaba los nombres de
sus hijos pero no sus edades o fechas de nacimiento. Tampoco podía recordar la suya propia ni
sabía el nombre del presidente de su pais. Su lenguaje era bien articulado pero lento, y poco
preciso. Tenía dificultad para encontrar las palabras para expresarse. No podía recordar tres
objetos después de un intervalo de cinco minutos. No pudo copiar un cubo y fracasó
completamente al copiar la figura del “Rey”. Realizaba cálculos con mucha dificultad y no podía
contar hacia atrás. Entendía los refranes sólo en forma literal, y no podía detectar el error de
lógica en la “historia del tren” (en esta historia, se le dice al paciente que casi todos los
accidentes ocurren en el último vagón, por eso se decidió sacarlo). Era incapaz de advertir la
naturaleza del problema.

No se detectaron anomalías en el examen físicos y neurológico. Su presión arterial de la era


normal para su edad. Todos los análisis de laboratorio dieron negativos, pero una tomografía
computada mostró una marcada atrofia cortical.

Diagnóstico: F00.10 Demencia en la Enfermedad de Alzheimer de comienzo tardío, sin síntomas


adicionales