Sie sind auf Seite 1von 2

EXPEDIENTE 200-323

CORTE SUPERIOR DE JUSTICIA DE SAN MARTÍN


SEGUNDA SALA CIVIL

Ejecutante: Francisco Herrera López


Ejecutado: Víctor Eduardo Lazarte Rodríguez
Materia: Ejecución de multa de promesa de contrato de compraventa.

AUTOS Y VISTOS:

Viene en grado de apelación la resolución corriente de fojas cuarenta y


dos a fojas cuarenta y cinco con fecha dieciséis de abril del dos mil diez,

ATENDIENDO:

Primero: A que en el recurso que motivó la alzada del expediente a esta


instancia, interpuesto por Víctor Eduardo Lazarte Rodríguez se afirma que
el apelado, Francisco Herrera López, incurrió en error debido a que: en la
parte final de la escritura pública que consigna el contrato de promesa de
compraventa, el plazo establecido en la cláusula cuarta solo se le
consigna en números, cuando según articulado 35 de la ley del Notariado
dicha consignación habría de ser en letras así como en números. El
mismo error se advierte, alega, en la consignación del área total del bien
inmueble, materia del contrato, consignada esta también solo en
números.

Segundo: A que el segundo párrafo del invocado artículo treinticinco de


la Ley veintiséis mil dos, Ley del Notariado, estipula que “deberá constar
necesariamente en letras y en números el precio, capital, área total,
cantidades que expresen los títulos valores; así como en porcentajes
participaciones y demás datos que resulten esenciales para la seguridad
del instrumento a criterio del notario.

Tercero: A que, del testimonio de la Escritura de Contrato de promesa de


compraventa, se observa que los datos esenciales cuestionados, esto es,
el área total del inmueble (350 m2) y el plazo transcurrido el cual la multa
se haría efectiva (8 meses), están consignados adecuadamente en las
partes iníciales de la escritura pública, es decir en números y letras.

Cuarto: A que, el error incurrido en la última parte del instrumento público


respecto a la consignación del área total, así como del plazo del contrato,
no lo vician formalmente porque la consignación fue adecuadamente
hecha en el cuerpo restante de la escritura pública y porque se está fue
confeccionada de acuerdo a los articulados 1908 y 1909 que regulan la
validez general del instrumento.

Quinto: A que, siendo ello así el ejecutante se encuentra facultado a exigir


el cobro de la multa por los medios legales pertinentes, estando
acreditada la obligación pecuniaria que el ejecutado, Víctor Eduardo
Lazarte Rodríguez, no ha podido desvirtuar.

Por tanto,

SE RESUELVE:

CONFIRMAR la resolución apelada que declaraba la ejecución de la


multa por incumplimiento del contrato de promesa de compraventa y
ordena el pago de la multa; en los seguidos por Francisco Herrera López
con Víctor Eduardo Lazarte Rodríguez, sobre Ejecución de multa de
promesa de contrato de compraventa; notificándose a las partes mediante
cedula y devolviéndose.