You are on page 1of 4

Mascarillas

faciales naturales.

Las mascarillas faciales son un producto cosmético que se emplea


de manera puntual para complementar de forma sencilla el ritual
de belleza diario. Para que los beneficios que ostentan sean
realmente efectivos hay que buscar la que más se adecue a cada
tipo de piel y que contenga los activos necesarios que ayuden a
mejorar la dermis facial.

Las mascarillas faciales ofrecen beneficios desde la primera


aplicación en tan solo unos minutos,” permitiendo purificar,
hidratar o iluminar la zona. Estos efectos actúan tanto en pieles
sensibles, como en pieles secas y deshidratadas, o mixtas-grasas.

Las mascarillas contienen una alta concentración de principios


activos que actúan de forma instantánea en la piel, con un gran
efecto tanto en la capa superficial de la piel como en la profunda
epidermis.

Se aconseja aplicar una mascarilla facial que se adapte a tu


tipología de piel al menos una vez por semana o cada quince días.
Antes de aplicarla, debes limpiar tu rostro en profundidad:
elimina cualquier resto de maquillaje y apuesta por
una exfoliación facial para eliminar las células muertas y permitir
que el efecto de la mascarilla se potencie aún más. Luego coloca
la mascarilla en tu rostro y déjala actuar unos 10-20 minutos
según el tiempo de actuación indicado.

¿Qué efecto buscas en tu mascarilla facial?


Las funciones de las mascarillas faciales más conocidas son la hidratación, la
limpieza, la relajación de la piel y la iluminación. ¡Tú decides cuál es la que necesitas
en cada momento!
 Mascarillas hidratantes y nutritivas: ideales para todo tipo de pieles, no
sólo para pieles secas, en muchos casos las pieles grasas también sufren
deshidratación. Ayudan a que la piel se vuelva suave y sin tirantez.
Acostumbran a tener ingredientes como el extracto de caléndula o manzanilla o
el aceite de karité.
 Mascarillas purificadoras: limpian en profundidad los poros, reduciendo la
producción de sebo y ayudando en la eliminación de puntos negros. Sea cual sea
el tipo de piel que tengas, este tipo de mascarillas te serán útiles para eliminar
la suciedad del rostro. Son perfectas para pieles grasas e ideales para todo
tipo de pieles en la zona T. Acostumbran a tener como ingredientes: arcilla,
algas, extracto de mentol…

 Mascarillas calmantes: utilizadas para relajar la dermis, eliminar rojeces,


suavizar la tirantez. Son las más aconsejadas para pieles sensibles e
irritadas. Se utilizan para devolver la suavidad, bienestar y flexibilidad
a la piel.
 Mascarillas iluminadoras: si tienes el rostro apagado y quieres lograr un
efecto flash de inmediato e iluminar tu rostro de forma natural, las
mascarillas iluminadoras son la opción perfecta. Con componentes activos
como el ácido hilaurónico, el colágeno o vitaminas específicas que
tendrán un efecto inmediato en la piel.

¿Cuál es tu mascarilla ideal? Tipos de mascarillas faciales


según su composición y textura
Puedes encontrar numerosas mascarillas faciales según su
composición y textura: de papel, hidrogel, silicona, de barro, en
forma de crema, en polvo… según lo que necesite tu piel, te
decantarás por una u otra.

Mascarillas peel off

Se trata de una mascarilla con una textura de gel que se adaptan


a la piel dando lugar a una fina capa de gelatina que al retirarse
se lleva con ella todas las impurezas de la piel. Los expertos
de Cazcarra Image Group aconsejan un previo baño de
vapor para que los poros se abran y así obtengas un mejor
resultado. Se aconseja retirar la película desde la zona inferior
de la cara hacia arriba.

Related Interests