Sie sind auf Seite 1von 1

c) Competencia funcional: comprende tanto la competencia por grado como la competencia según la etapa

procesal que se desenvuelva. La designación del juez competente se cumple no por causa de una cualidad del
litigio, sino también de una cualidad de la actividad del cargo, o sea, de la función que está llamado a ejercer.
Para referirse a ella se alude a una competencia vertical (juez a quo, juez ad quem), por contraposición a la
territorial que sería la horizontal.
La tarea que cumple el juzgador en cada grado es diferente: el primer grado es el que tiene la plenitud de las
atribuciones para aplicar la norma que, según su análisis, resulte más apropiada; el de segundo grado o
instancia se limita en su decisión a los argumentos o glosas de la parte vencida.

La competencia funcional se distribuye entre distintos órganos con respecto a un mismo proceso. Es también
competencia funcional la que corresponde a los denominados recursos extraordinarios, de casación y
revisión, en relación con los cuales no puede hablarse muy propiamente de un tercer grado de jurisdicción.

Existe otra competencia funcional y es la que se basa en la división del proceso en etapas, cuando tales etapas
están confiadas por la ley en su conocimiento a jueces diversos. Por ejemplo, la instrucción y el juicio, o
sumario y plenario, en el proceso penal.

Se considera, igualmente, como competencia funcional la que se señala a los equivalentes jurisdiccionales en
los respectivos recursos que tienen que surtirse ante la jurisdicción. El recurso de homologación del laudo
arbitral, por ejemplo. También la que corresponde a las sentencias homologatorias y al exequatur.

Factor Funcional
Atiende al grado de conocimiento, a la etapa procesal y a las jerarquías. La competencia se distribuye
verticalmente. Se mira las funciones del funcionario y se distingue al juez ad quo y el juez ad quem.
Cuando se dan recursos la jerarquía se establece así:
CSJ: Casación
Revisión
Tribunales: Revisión
Apelación
Circuito: Apelación

Conexidad
: Es aquel que determina la competencia atendiendo al fuero por atracción.

Tanto respecto de las "pretensiones" conexas por razón de litis consorcio o entre una principal y otras
accesorias, se presentan los casos que el principio de legalidad deba normarse cual es el juez competente.
El juez que debe conocer de los procesos a acumular también resulta de interés para analizar la competencia
por razón de conexión.
En todos estos casos orientan los principios de economía procesal y unidad de criterio con la que deben
resolverse los asuntos conexos .
Antes de ocuparnos de los cuestionamientos de la competencia , debemos señalar que el nuevo CPC no regula
ya como factor de competencia el criterio del turno tan conocido antes en Lima y las principales ciudades del
país, se ve el funcionamiento de una mesa de partes única; se trata de una racionalización interna y
los medios informáticos y los medios informáticos así permiten así eliminar un régimen no compatible ahora
con los cambios tecnológicos vigentes contemporáneos en la Administración de Justicia y al Proceso Civil.