Sie sind auf Seite 1von 13

Definición de conflicto

Como ocurre en otros muchos conceptos, resulta difícil definir conflicto. Si nos formularan
la pregunta ¿qué es conflicto? probablemente todos sabríamos dar una contestación, pero
si reflexionamos algo más sobre el mismo, observaríamos la complejidad del asunto,
porque muchas veces nuestra definición no tendría en cuenta todos los tipos de conflicto
(conflictos entre pequeños grupos, conflictos familiares, conflictos personales, conflictos
internacionales, etc.), ni las asunciones que cada uno hace del conflicto (ej.: el conflicto va
asociado a agresividad, para que se dé conflicto tiene que existir una rivalidad previa, si dos
grupos entran en conflicto es debido a que compiten por recursos limitados, etc.).
La misma dificultad que nosotros encontramos al intentar dar una definición, lo más precisa
posible, la encuentran los autores estudiosos del tema. Prueba de ello es el gran número
de definiciones existen- tes. Seguidamente se exponen algunas de ellas (Touzard, 1981)
(Fernández, 1999):
▪ "Toda actividad en que un hombre lucha contra otro por algún objetivo".
▪ "Toda situación social o proceso en que dos o más entidades sociales están relacionadas
por, al me- nos, una forma de relación psicológica antagonista o, al menos, por una forma
de interacción antagónica".
▪ "Cuando no existen convenciones para controlar el comportamiento instrumental en una
situación competitiva".
"La conducta que resulta de un proceso en el que una unidad busca un incremento de su
propio interés en su relación con los otros. Este incremento debe resultar de una acción
determinada, no de una circunstancia fortuita... Las unidades no están en conflicto cuando
no existe interferencia deliberada o si ellos han llegado a un acuerdo sobre su posición final,
pero acontecimientos fuera de control impiden u obstaculizan su consecución".
▪ "Siempre que tienen lugar actividades incompatibles, pudiendo consistir esa
incompatibilidad en prevenir, obstruir, interferir, perjudicar, o de algún modo hacer menos
probable o menos efectiva la acción de uno a través de la del otro".
▪ "Proceso interactivo que, como cualquier otro, incluye las percepciones, emociones,
conductas y resultados de las partes que intervienen. Este proceso se inicia cuando una
parte percibe que la otra ha frustrado o va a frustrar algún fenómeno o evento relevante".
▪ "Desacuerdo entre los miembros acerca de los medios de la organización, los fines o
ambos".
▪ "Una situación en la que unos actores, o bien persiguen metas diferentes, definen valores
contradictorios, tienen intereses opuestos o distintos, o bien persiguen simultáneamente y
competitivamente
la misma meta".
▪ "Incompatibilidad de conductas, cogniciones (incluyendo las metas) y/o afectos entre
individuos o
grupos que pueden o no conducir a una expresión agresiva de su incompatibilidad social”.
En resumen, se podría decir que para que una situación dada sea calificable o no de
conflicto debería reunir las siguientes características:
▪ Una interacción entre dos o más participantes, pudiendo ser los participantes personas,
grupos pequeños o grandes grupos.
▪ Predominio de interacciones antagónicas.
▪ Intencionalidad de perjudicar al otro o atribución de tal intencionalidad.
▪ Utilización directa o indirecta del poder.
▪ Ineficacia normativa.
Aunque puede parecer irrelevante elegir una definición de un concepto, en este caso
conflicto, es preciso perfilar el término de la forma más concreta y precisa posible pues esto
nos permite contar con un instrumento conceptual necesario en toda investigación rigurosa
de un tema. Si no especificamos bien un constructor puede que después de un tiempo nos
demos cuenta que aquello que estamos investigando, o estudiando, en realidad no hace
referencia al concepto o sólo lo define parcialmente.Los aspectos positivos y negativos del
conflicto
Los grupos, argumentan Coser y Simmel (Coser, 1970) necesitan el desacuerdo para
desarrollarse y sobrevivir. Pero, podemos añadir, ese mismo desacuerdo, cuando se
produce en grado excesivo en el número de partes implicadas, en la intensidad, en la
duración o en cualquier otra magnitud que consideremos respecto al conflicto, puede
ocasionar consecuencias negativas capaces de extinguir al grupo.
El conflicto, pues, como casi todo en el mundo en que vivimos, es bueno y malo al mismo
tiempo. Como indica Fernández Ríos (Fernández, 1999), que sea lo uno o lo otro depende
de:
▪ Las propiedades del propio conflicto.
▪ Las propiedades estructurales, dinámicas y relacionales de las partes implicadas.
▪ La posible influencia de terceras partes que directa o indirectamente intervengan en la
devenir del proceso conflictivo.
▪ Factores casuales o fortuitos cuya ocurrencia puede hacer variar drásticamente el rumbo
y el ritmo de los acontecimientos.
El conflicto, en muchas ocasiones, aporta beneficios personales o grupales. Cuando hago
mención a aspectos positivos del conflicto no lo hago desde el punto de vista de la sociedad
en general, ni del bien absoluto, sino desde la perspectiva de una parte que experimenta el
resultado como algo positivo para ella. Algunos de los aspectos positivos atribuidos al
conflicto son (Fernández, 1999) Incrementa la motivación de los miembros del grupo.
Supone, frecuentemente, un reto a las propias capacidades. El conflicto produce un
aumento en el nivel de tensión del grupo que puede favorecer la creatividad y la motivación.
Como seguidamente comentaré, un nivel de tensión sumamente bajo, favorece el
conformismo desmotivador que inhibe la autocrítica y la creatividad en las actividades a
desarrollar por los miembros del grupo.
▪ Promueve el pensamiento divergente y la innovación a causa de la pluralidad de puntos
de vista que se producen. Las normas, las reglas y los procedimientos formales pueden
lograr la coordinación, la cohesión y también la uniformidad, pero no promueven la
flexibilidad ni la innovación.
▪ Aumenta la calidad en la toma de decisiones. La expresión de puntos de vista alternativos
es un componente esencial de una buena toma de decisiones. Como ya ha quedado
plasmado en el tema anterior, los grupos muy homogéneos, con un líder muy directivo y
fuertes presiones hacia la uniformidad tienden a producir “pensamiento grupal” que
perjudica la calidad de la toma de decisiones, al dificultar un análisis detallado de la
información considerando diversos puntos de vista y analizando los costes y los beneficios
de las distintas alternativas propuestas.
▪ Mejora del rendimiento.
▪ Es el motor del cambio tanto en su aspecto político y económico como social y tecnológico,
al modificar la estructura actual de poder, los patrones de interacción y las actitudes
arraigadas entre sus miembros.
Demarca un grupo frente a otros y contribuye a establecer la propia identidad personal y
grupal.
Promueve la cohesión e integración del grupo. Ante un conflicto con otro u otros grupos, si
bien se incrementa la hostilidad entre los mismos, las amenazas externas que resultan de
esta situación tienden a incrementar la identificación y la solidaridad con el propio grupo.
▪ Induce la creación de asociaciones y la formación de coaliciones.
Junto a los aspectos funcionales y, en general, positivos, enumerados en el epígrafe
anterior, existen otros de carácter disfuncional que tienen que ver, fundamentalmente, con
el potencial desintegrador del conflicto, con los costes personales, grupales y sociales que
conlleva, con la alteración de los objetivos establecidos, con la distribución inadecuada de
recursos, etc. También en este caso cuando hablo de aspectos negativos del conflicto no
lo hago desde el punto de vista de la sociedad en general, ni del bien absoluto, sino desde
la perspectiva de una parte, que experimenta el resultado como algo negativo para ella.
Teniendo esto en cuenta, se puede sostener respecto del conflicto afirmaciones como las
siguientes (Fernández, 1999):
▪ Produce coste personal, grupal y social.
▪ La comunicación se reduce y se hace más insegura. Los canales de comunicación no se
usan o se
utilizan para intimidar al otro.
▪ Se estimula la idea de que la solución es una cuestión de fuerza. Ambas partes tratan de
aumentar a su favor la diferencia de poder.
▪ Se forma una actitud hostil y sospechosa que incrementa la sensibilidad a las diferencias
y disminuye la conciencia de las similitudes. Las normas de relación interpersonal se
vuelven inaplicables y cada cual se comporta con el otro de un modo que él mismo
calificaría de ultrajante.
▪ Se producen juicios erróneos basados en falsas percepciones, tanto respecto del
oponente como de uno mismo. Estas falsas percepciones son debidas entre otras causas
a la necesidad de congruencia cognitiva, conformidad social, a la intensificación del propio
conflicto, etc.
▪ El conflicto conlleva un alto potencial desintegrador. No todo tipo de conflicto beneficia la
estructura de grupo ni tampoco el conflicto sirve necesariamente para tal función en todos
los grupos. El conflicto tiende a ser poco funcional para una estructura social en la que no
hay tolerancia o en las que la hay pero de manera insuficiente.
▪ La experiencia del conflicto es vivida como algo negativo. Las personas se sienten
incómodas cuan- do surgen diferencias. Donde quiera que exista un conflicto, surge
inmediatamente la motivación para reducirlo. Ello se debe a que el conflicto percibido tiene
un costo de participación, altera el equilibrio entre lo que se da y se percibe y los miembros
participantes prefieren la solución del conflicto a cualquier otra.
A modo de resumen y si tuviera que destacar un aspecto positivo y otro negativo del
conflicto, me queda- ría con los siguientes. Como aspecto positivo: el conflicto es el motor
del cambio; como aspecto negativo: el conflicto, con demasiada frecuencia, reduce la
comunicación.Causas de los conflictos
La comunicación eficiente es una herramienta necesaria para entender a los otros y los
problemas que pueden llevar a conflictos, porque nos permite comprender diferencias en
valores culturales e ideológicos que pueden estar en la raíz del problema y, además, puede
evitar que el conflicto se vaya de las manos.
Las causas de los conflictos pueden ser distintos, puesto que existen diferentes tipos de
conflictos. Por ejemplo, puede haber conflictos por intereses económicos entre dos
empresas, conflictos emocionales en los conflictos internos en una persona, conflictos
políticos entre dos países, conflictos religiosos entre dos comunidades o conflictos de
competencias entre dos cuerpos policiales.
Aunque el conflicto se ve como algo negativo, en ocasiones, puede ser una oportunidad
para mejorar cosas que no van bien o no funcionan.
Tipos de conflictos
Como ves, las causas de los conflictos pueden variar: valores e ideologías, recursos,
expectativas dentro de las relaciones entre personas, choque de personalidades, la
protección del territorio, etc. Estas causas suelen ser más habituales en distintos tipo de
conflictos. Pero, ¿cómo se clasifican los conflictos? ¿Qué tipos de conflictos hay?
Los conflictos pueden variar según su contenido, su veracidad o según los participantes. A
continuación puedes encontrar los distintos tipos de conflictos y sus características.
Conflictos según su veracidad
Según su veracidad, los conflictos pueden ser:
1. Conflictos reales
Los conflictos reales son aquellos que en realidad existen, y que vienen provocados por
diversas causas, ya sean estructurales o del entorno (económicas, legales, relacionales,
etc.), entre otros.
Por ejemplo: Pablo alquila su casa a Adrián con un coste mensual de 600 euros,
porque este último se ha mudado a la gran ciudad. Todo va bien hasta que Adrián
pierde su trabajo y, como consecuencia, deja de pagar el alquiler. Se crea un
conflicto económico que es real.
2. Conflictos imaginarios
Los conflictos imaginarios derivan de malos entendidos, interpretaciones o percepciones.
En este tipo de conflicto no existe voluntad por parte de las partes.
Por ejemplo: María piensa que Juan, su pareja, ya no siente lo mismo por ella. Juan
se ha quedado sin batería y no ha podido llamarle como hace cada noche. En
realidad, Juan está preocupado por no poder llamarle, pero no tiene la posibilidad de
hacerlo en ese momento. No existe conflicto alguno, pero María piensa que el motivo
por el que Juan no le llama es porque está con otra mujer.
3. Conflictos inventados
Los conflictos inventados, igual que ocurre con los imaginarios, no son reales. Ahora bien,
a diferencia de éstos, existe una intención por parte de alguna de las partes que,
generalmente, quiere sacar algún beneficio.
Por ejemplo: una persona que simula un accidente para que el seguro le pague la
reparación de un golpe trasero que ocurrió porque él mismo le dio a un poste de
iluminación cuando daba marcha atrás.
Conflictos según los participantes

Según los actores que participen en el conflicto, éste puede ser:


4. Conflicto intrapersonal
Este conflicto ocurre de forma interna, en la mente del individuo. Esto significa que tiene su
origen está en los eventos privados: pensamientos, valores, principios, emociones… Estos
conflictos pueden tener distintos grados.
Por ejemplo: desde un conflicto cotidiano sobre qué comer hoy, hasta un una crisis
existencial que le causa un gran sufrimiento a la persona que lo padece. Los
conflictos intrapersonales pueden ayudarnos a crecer como personas si los
resolvemos satisfactoriamente.
5. Conflicto interpersonal
Los conflictos interpersonales son aquellos que se producen en los procesos de interacción
entre personas.
Por ejemplo: entre dos amigos. El origen puede encontrarse en un choque de
personalidades, valores, opiniones o expectativas.
6. Conflicto intergrupal
El conflicto intergrupal es un conflicto entre grupos y puede llegar a ser muy destructivo,
pues, en casos extremos, la violencia derivada de este tipo de conflictos tiene como
finalidad el reforzamiento grupal y puede incluso justificarse. Suele tener sus causas en
ideologías, prejuicios o disputas territoriales.
Por ejemplo: el conflicto entre dos empresas por motivos económicos, una guerra
entre pueblos por su religión o entre “hooligans” por su equipo de fútbol.
Si quieres saber más sobre el impacto negativo de los conflictos intergrupales,
puedes leer nuestro artículo: “Hooligans: la Psicología de los gamberros del fútbol”
Según el contenido
Según el contenido, el conflicto puede ser:
7. Conflictos relacionales
Estos conflictos ocurren entre miembros de una familia, amigos o pareja.
Por ejemplo: por la mala comunicación entre los dos miembros de un matrimonio, se
acaba discutiendo sobre cualquier nimiedad cotidiana.
8. Conflictos de intereses
Los conflictos de intereses tienen que ver con las motivaciones y las necesidades de cada
persona o grupo y con los recursos presentes en ese momento.
Por ejemplo: cuando un trabajador quiere más dinero por la jornada que realiza y la
empresa no quiere pagarle más.
9. Conflictos de ético y de valores
Tienen que ver con la cultura y el entorno en el que ha crecido la persona. Son frecuentes
y complejos, pues no es fácil que una persona cambie los principios que rigen su
comportamiento. En el caso del del conflicto ético suele ocurrir cuando una persona ha de
tomar una decisión que no concuerda con sus valores más profundos.
10. Conflictos de liderazgo y poder
Los conflictos de liderazgo afectan principalmente a las organizaciones y pueden afectar al
rendimiento y a la salud de los trabajadores. Un fenómeno característico de los conflictos
tiene que ver con la lucha de poder, pues son muchos los autores hablan de la relación
entre el conflicto y el poder, al ser una de las causas más habituales.
11. Conflictos de personalidad
La personalidad es un conjunto de rasgos y cualidades estables que configuran la manera
de ser de una persona y nos hace únicos. La personalidad, al ser un fenómeno poco
flexible, puede ser la base de muchos conflictos intergrupales.
Cómo resolver los conflictos

Los conflictos, en muchas ocasiones, pueden propiciar cambios positivos. Para ello es
necesario que se gestionen correctamente. Es importante entender que hacer un
diagnóstico correcto del conflicto va a determinar el éxito en la resolución de las distintas
problemáticas. Si abordamos un conflicto de tipo intergrupal o interindividual como si fuese
un conflicto intraindividual, las posibilidades de éxito pueden ser escasas.
Por ejemplo, podemos encontrarnos trabajando en una empresa en la que el principal
problema sean las malas prácticas del departamento de recursos humanos, que están
generando un conflicto de rol en los trabajadores. Éstos no saben exactamente cuáles son
sus funciones, y este conflicto genera estrés y malestar en los empleados. Si abordamos
esta situación como un problema del trabajador, estaremos atacando al objetivo
equivocado.
Quizás podamos reducir los síntomas momentáneamente, pero el problema seguirá ahí, en
la mala gestión organizacional. Por lo tanto, antes de tomar cualquier acción para paliar los
efectos del conflicto, es necesario saber cuál es la raíz o la base del problema.
Ahora bien, existen algunos principios que debemos aplicar si queremos resolver el
conflicto:
• No hagas como que el problema no existe. Afróntalo e intenta resolverlo.
• Sé crítico y analiza tus fallos.
• Trata a la otra parte con respeto y educación.
• Explica tus opiniones y establece los puntos de unión.
• Sé empático con la otra parte y entiende su postura.
• Evita la confrontación.
• Mejora la comunicación: escucha activa, asertividad…
preguntas:
¿Que es el conflicto para usted?
¿Podría decirme una ocasión en la que hayas lidiado con un conflicto?
¿Cómo sus acciones afectaron las interacciones posteriores con los implicados en dicho
conflicto?
¿Qué aprendió de la situación?
¿Como cree usted que es la mejor manera de resolver un conflicto?
¿Que es el conflicto para usted?
• un conflicto es una situación de discordia en la cual se ven empleadas 2 o mas personas,
que están en desacuerdo en cierto tema o situación.
• el conflicto es un enfrentamiento entre 2 o mas personas o grupos.
• es una situación dos bandos ( ya sean personas o grupos) no compartan un mismo ideal
y/o ideología, ya sea politica, religiosa, cultural, etc. Cabe resaltar que no es
necesario que un conflicto se preste o termine en violencia.
• el conflicto es cuando se enfrentan dos tipos de ideales de personas en una situación
determinada.
• es una situación donde cierto grupo de personas no logran estar de acuerdo con algunos
ideales.
• el conflicto es cuando existen dos opiniones diferentes o puntos de vistas contrarios sobre
un tema específico.
• bueno para mi el conflicto es un suceso en q dos personas están involucradas el cual
produce que ambas reaccionan de una manera violenta.

¿Podría decirme una ocasión en la que hayas lidiado con un conflicto?


• intervine en un conflicto de unas amigas que estaban discutiendo por que una uso el
maquillaje de la otra.
• cuando no estoy de acuerdo con la idea de alguien y entramos en una discusión.
• todas las personas somos diferentes, pensamos y actuamos diferente, lo cual nos lleva
a tener tropiezos con el otro ya que no concordamos en algun pensamiento y/o
ideología; en una ocasión el la cual tuve un conflicto fue en el colegio en un debate
sobre el matrimonio gay y el derecho que tenían de adoptar niños.
• tal ves cuando tenemos discusión con nuestros padres, ellos piensan algo, pero para
nosotros no es así.
• cuando discuto con alguien porque piensa de manera diferente sobre un tema en el que
yo tengo otro punto de vista.
• las discusiones que se presenta en las reuniones de consejo administrativo del conjunto
residencia donde vivo.
• pelee con mis padres por no dejarme ir a una fiesta.
¿Cómo sus acciones afectaron las interacciones posteriores con los implicados en
dicho conflicto?
• las acciones afectaron de manera positiva, ya que cuando ayude a mis amigas a
dialogar, entendieron que si eran amigas estaban para ayudarse, y la que tomo los
maquillajes sin permiso, también estuvo de acuerdo que se equivoco y a la próxima
pediría permiso.
• después de eso muchas veces se pierde la confianza.
• afectaron en el sentido de que nos tomamos muy en serio lo del debate, lo cual nos
llevo a la rabia, pero todo estuvo bajo control despues.
• muchas veces cambia nuestro estado de animo y tratamos mal a otras personas.
• de mala manera, ya que algunas veces no medimos nuestras palabras, y nos lleva a
herir a ciertas personas.
• a veces sin querer herimos a los demás con nuestras palabras o gestos.
• Me puse mal triste porque les conteste feo y me regañaron.

¿Qué aprendió de la situación?


• que no todo se debe llevar a una discusión que en un conflicto lo primero que
tienes que hacer es ponerte en los zapatos del otro, y pensar antes de actuar, ya
que tenemos que tener cuidado que nuestras palabras o acciones no hieran a los
demás.
• que el conflicto no es la mejor manera de resolver los problemas con los demás.
• que muchas veces primero debemos pensar antes de hablar y segundo aceptar las
diferentes formas de pensar.
• que tenemos que detenernos a pensar antes de actuar.
• que muchas veces primero debemos pensar antes de hablar y segundo aceptar las
diferentes formas de pensar.
• aprendi a controlarme un poco más y pensar las cosas antes de actuar

¿Como cree usted que es la mejor manera de resolver un conflicto?


• dialogando.
• dialogando, así todos sabemos los diferentes puntos de vista, sus pro y sus contra.
• dialogando.
• con el dialogo, el respeto, con inteligencia.
• la mejor manera es mediante el dialogo.
• charlando y manejar la situación y llegar a una conclusión.
UNIVERSIDAD PONTIFICIA BOLIVARIANA

EL CONFLICTO

Presentado por:
Alana Causil Aldana
Maria Arrieta Hernandez

Monteria - Cordoba
2017