You are on page 1of 3

Cómo Hacer A Una Mamá Feliz

Isaias 49:15 ¿Se olvidará la mujer de lo que dio a luz, para dejar de
compadecerse del hijo de su vientre? Aunque olvide ella, yo nunca me
olvidaré de ti.

«¿Puede una madre olvidar a su niño de pecho,


y dejar de amar al hijo que ha dado a luz?
Aun cuando ella lo olvidara,
¡yo no te olvidaré! Isaias 49:15 - NVI
El Amor de Dios se acreca un poco al amor de madre.
El amor de los hombres sin embargo es distinta . hay hombres que no saben cuantos
hijos tienen.

Hay madres que son madres pero no tienen el corazon de una madre.
No porque uno tiene piano en casa es un musico o sepa tocar.

Juan 16: 21 La mujer cuando da a luz, tiene dolor, porque ha llegado su hora; pero
después que ha dado a luz un niño, ya no se acuerda de la angustia, por el gozo de
que haya nacido un hombre en el mundo.

Se solicite – reflexion

Habia un joven habia cometido un crimen – condenado a muerte –


Una madre se lo quita el bocado para dar a su hijo
Hay madres que pagaron el sacrificio de la solteria por sus hijos

Exodo 2: 1 Un varón de la familia de Leví fue y tomó por mujer a una hija de Leví,
2 la que concibió, y dio a luz un hijo; y viéndole que era hermoso, le tuvo escondido
tres meses. 3 Pero no pudiendo ocultarle más tiempo, tomó una arquilla de juncos y
la calafateó con asfalto y brea, y colocó en ella al niño y lo puso en un carrizal a la
orilla del río.

Un dia un niño salio a jugar a un rio y se encontro a un cocodrilo –

1 Reyes 3: 16 En aquel tiempo vinieron al rey dos mujeres rameras, y se presentaron


delante de él.
17 Y dijo una de ellas: ¡Ah, señor mío! Yo y esta mujer morábamos en una misma casa,
y yo di a luz estando con ella en la casa.
18 Aconteció al tercer día después de dar yo a luz, que ésta dio a luz también, y
morábamos nosotras juntas; ninguno de fuera estaba en casa, sino nosotras dos en la
casa.
19 Y una noche el hijo de esta mujer murió, porque ella se acostó sobre él.
20 Y se levantó a medianoche y tomó a mi hijo de junto a mí, estando yo tu sierva
durmiendo, y lo puso a su lado, y puso al lado mío su hijo muerto.
21 Y cuando yo me levanté de madrugada para dar el pecho a mi hijo, he aquí que estaba
muerto; pero lo observé por la mañana, y vi que no era mi hijo, el que yo había dado a
luz.
22 Entonces la otra mujer dijo: No; mi hijo es el que vive, y tu hijo es el muerto. Y la otra
volvió a decir: No; tu hijo es el muerto, y mi hijo es el que vive. Así hablaban delante del
rey.
23 El rey entonces dijo: Esta dice: Mi hijo es el que vive, y tu hijo es el muerto; y la otra
dice: No, mas el tuyo es el muerto, y mi hijo es el que vive.
24 Y dijo el rey: Traedme una espada. Y trajeron al rey una espada.
25 En seguida el rey dijo: Partid por medio al niño vivo, y dad la mitad a la una, y la otra
mitad a la otra.
26 Entonces la mujer de quien era el hijo vivo, habló al rey (porque sus entrañas se le
conmovieron por su hijo), y dijo: ¡Ah, señor mío! dad a ésta el niño vivo, y no lo matéis.
Mas la otra dijo: Ni a mí ni a ti; partidlo.
27 Entonces el rey respondió y dijo: Dad a aquélla el hijo vivo, y no lo matéis; ella es su
madre.
28 Y todo Israel oyó aquel juicio que había dado el rey; y temieron al rey, porque vieron
que había en él sabiduría de Dios para juzgar.

Una niña le dijo a su mama . por que tienes tantos cabellos blancos?

La fuerza, la fe y el amor de una madre.


Mateo 20: 20 Entonces se le acercó la madre de los hijos de Zebedeo con sus hijos,
postrándose ante él y pidiéndole algo.
21 El le dijo: ¿Qué quieres? Ella le dijo: Ordena que en tu reino se sienten estos dos
hijos míos, el uno a tu derecha, y el otro a tu izquierda.

Carta de Tomas Edyson

Honramos a las madres

Bosquejo:

Se Salvo. 1 Timoteo 1:3-5.


– No hay cosa que haga a una mamá más feliz que su hijo, o hijos reciban a Cristo como
su Salvador personal.
– La fe no fingida de Eunice estaba también en Timoteo, porque él también fue salvo.

Honrándola. Éxodo 20:12


-Honra es igual a estima y respeto. Demostración de aprecio.
A. Uno la puede honrar obedecíendola. Colosenses 3:20
B. Uno la puede honrar respetándola (después de estar casado… Efesios 2:25)
Casándote en la voluntad de Dios con una cristiana. Génesis 26.34-35
– Esaú se casó con una incrédula y trajo dolor a su mamá Rebeca.

No dejando nunca las cosas de Dios. Deuteronomio 13:1-6


– Dios nos dice que no dejemos que nadie nos aparte de siempre servir a Jehová.
A. No regreses al mundo
B. No te vayas con los mormones
C. No te vayas con los FTJ… Falsos Testigos de Jehová
D. No te vayas con los carismáticos
E. Quédate en las cosas de Dios.

No usando la palabra madre para decir malas palabras. 1 Samuel 20:30


– Salmos 19:14, Efesios 4:29, Mateo 12:34-37, Romanos 3:13-14, Santiago 3:6

No despreciándola. Proverbios 1:8, Proverbios 23.22


A. Nunca le digas algo que la hiera (Si no tienes algo bueno que decir, mejor que no lo
digas.)
B. Nunca le digas que no sirve para nada
C. Nunca le eches la culpa de todo
D. Nunca la hagas sentir menos
E. Lo contrario de desprecio es aprecio.
– Aprecia cada momento mientras estás en casa… cuando te cases admírala, pero ahora
aprecia a tu mujer.

Amándola todos los días de su vida.


– La Biblia nunca nos dice: Amad a vuestras madres. Pero si nos dice, amad a vuestros
prójimos.
A. No dejes que nadie la ame más que tú.
B. No dejes que nadie le diga cosas más bonitas que tú.
C. No dejes que nadie la respete más que tú.

*Esté mensaje fue predicado el Domingo 10 de Mayo de 2009, Durante la celebración


del día de las madres en nuestra iglesia.
¡Felicidades a todas las mamás cristianas!

Madre que tenia un hijo delincuente que fue condenado a muerte.