Sie sind auf Seite 1von 4

El señor Alberto Andrade, residente en la ciudad de Cali, quiere adquirir un seguro

que cubra daños a su propiedad, a terceros y seguro de vida, sin embargo él no sabe cuáles son las clasificaciones de los seguros o si uno solo puede cubrir estos siniestros.

Por lo cual usted como asesor deberá entregar información sobre qué tipo de seguro adquirir, su porcentaje de cubrimiento, y el procedimiento de reclamación en caso de que suceda cualquiera de los tres siniestros.

Respuesta:

En primera instancia se debe tener presente cual es la función de in asesor de seguros y es: son terceros1 en el contrato de seguro, que a cambio de una remuneración, realizan profesionalmente actividades de asesoramiento entre las partes encaminadas a la celebración de un contrato de seguro, de allí luego pasamos a brindar nuestro conocimiento profesional a la situación planteada en donde debemos hacer una analisis de la vida del señor Andrade es decir hacer una matriz de riesgo de el en donde podemos identificar la ciudad donde vive que índices de seguridad tiene esta ciudad, el señor Andrade es casado o tiene hijos, es el señor Andrade que da todo el sustento a su familia, que tipo de trabajo tiene el señor Andrade.

Una vez analizadas estas circunstancias podemos determinar que:

A su vivienda le podemos brindar un seguro todo riesgo es decir una póliza de

incendio que cubra los daños que se generen a su vivienda y todos sus contenidos, contra cualquier eventualidad, así miso se pueden suscribir en la póliza las

siguientes coberturas:

Incendio y/o rayo: cubre los daños que resulten por la ocurrencia de un incendio dentro de la vivienda y/o la caída de un rayo en la misma.

Terremoto: cubre los daños que resulten en la vivienda y/o sus contenidos, por causa de un terremoto, temblor o erupción volcánica.

Hurto: brinda al asegurado un amparo frente a las pérdidas ocasionadas por hurtos en el hogar.

Explosión: es una cobertura que lo protege de los daños que resulten en la vivienda y/o sus contenidos, por causa de una explosión que ocurra dentro de la vivienda. (Ej: calentador, olla a presión, sistemas de gas, etc.).

Granizo, anegación y daños por agua: cubre los daños que resulten en la vivienda y/o sus contenidos, por causa de eventos de granizo, lluvias y accidentes en las tuberías localizadas en el interior.

Vientos fuertes: se trata de una protección frente a los daños que resultan en la vivienda y/o sus contenidos, a raíz de vientos fuertes. Especialmente, es una cobertura importante en la costa y en épocas de vientos fuertes en el país.

Para poder asegurar su vivienda es necesario que nos mencione el valor real del inmueble y sus contenidos ya que en caso de algún siniestro la compañía de seguros indemnizara al señor Andrade con el valor a reposición del inmueble.

Así mismo conforme a su estilo de vida se podrán ofrecer ls siguientes seguros e vida:

Vida Permanente

Su beneficio se entrega si ocurre la muerte del asegurado.

Es una cobertura que dura toda la vida del asegurado.

El periodo de pago de primas es de largo plazo (15, 20, 25 años o por toda la vida).

En la mayoría de los casos el valor asegurado no presenta variación con respecto al valor inicial que se contrata.

El pago de primas se realiza a tasas niveladas, que se fijan por unidad de valor asegurado.

Planes Temporales

Su beneficio se entrega si sucede la muerte del asegurado.

La cobertura otorga protección por un plazo determinado.

El valor asegurado puede presentar cambios según el diseño del producto. En la mayoría de los casos es creciente, siguiendo cierto patrón ya sea aumentando en una cantidad fija cada periodo, en un porcentaje o en una combinación de estas dos opciones.

El pago de primas se realiza a tasas niveladas, que se fijan por unidad de valor asegurado.

El valor de las primas crecientes cambia en función de las variaciones del valor asegurado.

Dotales o mixtos

Sus beneficios son pagaderos en caso de muerte o de supervivencia.

Tiene un periodo limitado de cobertura y de pago de primas por ejemplo a 15, 20, 25 años.

En la mayoría de los casos el valor asegurado no presenta variación con respecto al valor inicial que se contrata.

El valor de las primas de este seguro es un poco más alto ya que el asegurado obtiene adicionalmente a la cobertura de riesgo de muerte, el beneficio en caso de que sobreviva hasta cierta edad estipulada en el producto.

El pago de primas se realiza a tasas niveladas que se fijan por unidad de valor asegurado.

Seguros de vida con ahorro

En este grupo de seguros de vida, existen algunos que incluyen una opción de ahorro. Ciertas pólizas permanentes brindan esta alternativa al permitir cambiar la prima proyectada, los capitales asegurados y el ahorro. Permite realizar retiros parciales de los ahorros, manteniendo la vigencia de la póliza de la póliza.

Asimismo, algunos seguros de vida dotales brindan la posibilidad de ahorrar. En este caso se devuelve un monto estipulado al final de la vigencia de la póliza.

Las principales ventajas de este tipo de seguros con ahorro son:

Brinda la posibilidad de modificar su seguro, de modo que se adapte a las distintas etapas de su vida. Por ejemplo, cambiar el capital asegurado, beneficiarios, monto de la prima etc.

Puede realizar aportes adicionales a su ahorro, sin pagar comisiones ni costos extras.

Los seguros se encargan de cubrir hechos inciertos, aun así, los seguros de vida cubren el evento de muerte, el único hecho cierto en la vida de un ser humano. Sin embargo, dado que el momento en el cual esta ocurre es incierto, el seguro se encarga de cubrir este riesgo.

Cuando sucede la muerte repentina de la persona que genera ingresos en una familia se genera un deterioro significativo en la calidad de vida de todos los miembros de este grupo familiar pues ya no hay ingresos a futuro.

El seguro de vida es una importante herramienta para garantizar la calidad de vida de la familia y evitar situaciones tales como:

• Recurrir a los ahorros que se tienen para asegurar un futuro, generando

incertidumbre en el grupo familiar.

• Vender propiedades familiares

• Pedir dinero a otros familiares o amigos.

• Solicitar créditos al sistema financiero que son de difícil obtención al no tener

ingresos o que pueden resultar bastante costosos por los intereses que hay que pagar.

• Recurrir a créditos no regulados por el sistema financiero que en la mayoría de

los casos resultan siendo impagables.

• Reducir los gastos de la familia para ajustar el presupuesto a la nueva realidad de falta de ingresos.

• Buscar otras fuentes de ingresos.

Por esto, el seguro de Vida Individual resulta siendo un mecanismo económico y confiable para garantizar los ingresos familiares necesarios para sobrellevar los

gastos del hogar y no ver deteriorada la calidad de vida de la familia en un plazo determinado.

En otras palabras el seguro de Vida Individual es un acto de amor del asegurado hacia sus seres querido, pues él no será el beneficiario de ese esfuerzo, sino que garantizará que “otros” sigan viviendo sin ver deteriorada su calidad de vida desde el punto de vista económico, de allí su denominación “Seguro de Vida”, para que la “vida” continúe a pesar de la muerte del sustento económico de la familia.

Y para responsabilidad civil podremos brindarle cubrimiento a los daños que ocasionemos a terceras personas, es sin lugar a dudas un tema de actualidad, Cubre la RCE por daños materiales y lesiones personales causados a terceros durante la vigencia de la póliza y que suceda durante el desarrollo de las actividades propias del asegurado, relacionadas y aseguradas por la póliza.

En caso de sinestro deberá demostrar la ocurrencia y cuantía según lo demuestra el artículo 1077 del código de comercio:

[6 0044] Art. 1077. Corresponderá al asegurado demostrar la ocurrencia del siniestro, así como la cuantía de la pérdida, si fuere el caso. El asegurador deberá demostrar los hechos o circunstancias excluyentes de su responsabilidad.

Así mismo es obligación del asegurado es decir del señor Andrade reportar el siniestro a la compañía de seguros dentro de los siguientes términos:

Art. 1075. El asegurado o el beneficiario estarán obligados a dar noticia al asegurador de la ocurrencia del siniestro, dentro de los tres días siguientes a la fecha en que lo hayan conocido o debido conocer. Este término podrá ampliarse, mas no reducirse por las partes. El asegurador no podrá alegar el retardo o la omisión si, dentro del mismo plazo, interviene en las operaciones de salvamento o de comprobación del siniestro.