Sie sind auf Seite 1von 2

El citoplasma

La fracción del citoplasma en la que se hallan asentados los organelos se


denomina citosol, es un coloide, es decir un sistema disperso formado por agua
y proteínas disueltas, además de otras moléculas como electrolitos, lípidos, etc.
El citoplasma se divide en endo y ectoplasma: ectoplasma: fracción más
periférica, carece de organelos o gránulos, es más homogéneo. El
endoplasma, hacia el interior, en él se sitúan organelos y gránulos, es
heterogéneo, más viscoso. En el citoplasma además existe el citoesqueleto,
con funciones análogas a las de cualquier esqueleto: sostén y protección.
Membrana celular o plasmática
Es la estructura que delimita a la célula, es una estructura constante en todos
los tipos celulares. Permite mantener una composición diferente entre la célula
y el medio que le rodea. La membrana es sumamente delgada, está en el límite
de resolución del microscopio y su estructura es posible estudiarla mediante el
microscopio electrónico. No es una pared rígida o cubierta inerte, por el
contrario, es una estructura dinámica que garantiza la interacción selectiva
entre la célula y el medio que la rodea. Todas las membranas de la célula:
plasmática, sistema de endomembranas o de otros organelos como las
mitocondrias, poseen una misma estructura, sin embargo, su composición
química va a variar de manera considerable.

Estructura de la membrana celular


Estructura del huevo de gallina (Gallus gallus domesticus)

La cáscara constituye una barrera protectora, incluso contra la penetración de


microorganismos. Su parte externa está compuesta de una cutícula proteica
con estructura parecida a la del colágeno.

El disco germinal está constituido por citoplasma (sin material de reserva) que
incluye el núcleo femenino, fecundado o no. Lleva el ADN de la gallina.
Las membranas de la cáscara externas e internas, están constituidas de fibras
proteico-polisacáridos, delimitan la cámara de aire.
El albumen o clara es una solución acuosa de numerosas proteínas, tales
como la ovoalbúmina, la conalbúmina, el ovomucoide. Está compuesto de tres
capas principales, las cuales son la capa externa, capa espesa y capa interna.
Las membranas calcífera y vitelina separan el albumen de la yema.
La yema constituye la base de los nutrientes necesarios para el desarrollo del
embrión y contiene cuatro tipos de proteínas, tales como las lipovitelinas, las
livetinas, la fosvitina y las lipoproteínas.
La cámara de aire es el espacio que se forma por contracción del albumen tras
la puesta y fuerza la separación de membranas.
La cutícula es una capa proteica de queratina que cierra poros, aunque
permite el intercambio gaseoso.
Las chalazas son cordones densos ligeramente elásticos de clara. Anclan la
yema a los extremos de la cáscara.
Referencias bibliográficas
Arias, J. L., & Fernández, M. S. (2004). La cáscara del huevo: un
compartimiento acelular compuesto de matriz extracelular
mineralizada. Monografías de Medicina Veterinaria, 11(2).
Arce Hernández, A. A., & Villaescusa Blanco, R. (2005). Organización de la
membrana celular: banda 3, estructura y función. Revista Cubana de
Hematología, Inmunología y Hemoterapia, 21(3), 0-0