Sie sind auf Seite 1von 47

UNIVERSIDAD COMPLUTENSE DE MADRID

FACULTAD DE GEOGRAFÍA E HISTORIA


GRADO EN GEOGRAFÍA Y ORDENACIÓN DEL TERRITORIO
EDAFOGEOGRAFÍA

CUADERNO DE PRÁCTICAS REALIZADO POR LOS ALUMNOS:

INDICE

1. INTRODUCCIÓN
2. OBJETIVOS
3. CARACTERIZACIÓN GEOGRÁFICA/MARCO GEOGRÁFICO
4. FIGURA/AS DE PROTECCIÓN
5. EVOLUCIÓN HISTÓRICA DEL ENP Y ESTADO ACTUAL DE CONSERVACIÓN
6. PARTICIPACIÓN CIUDADADA O NO CREACIÓN
7. CARÁCTER DEL PAISAJE: PORQUÉ ES ÚNICO E IRREPETIBLE, PORQUÉ FUE
PROTEGIDO, QUE LE HACE ESPECIAL.
8. TIPOS DE BENEFICIOS
9. PROBLEMÁTICAS
10. ACTUACIONES DE MEJORA-PROPUESTAS
11, CONCLUSIONES-ÁNALISIS CRÍTICO
12. VISITA AL PARQUE NATURAL 12 ABRIL 2019
1. INTRODUCCIÓN
El Parque Nacional del Valle de Alcudia y Sierra Madrona es considerado el espacio
natural protegido más extenso de Castilla-La Mancha y el parque de más reciente
creación. Se sitúa en el sur de la provincia de Ciudad Real, en los términos municipales
de Almodóvar del Campo, Brazatortas, Cabezarrubias del Puerto, Hinojosas de Calatrava,
Mestanza, San Lorenzo de Calatrava, Fuencaliente y Solana del Pino.
El territorio está caracterizado por sus valores paisajísticos derivados de una mezcla de
factores naturales e históricos, que en el 2011, lo han catalogado como Parque Natural de
la Junta de Comunidades de Castilla La Mancha, con una superficie de 149.463 hectáreas.
En el 2016, la junta comenzó el expediente para la aprobación del Plan Rector de Uso y
Gestión (PRUG) de este parque. Tradicionalmente los elementos que más destacaron
fueron el bosque mediterráneo y la fauna, ganadería y minería. También otros elementos
territoriales en los que cabe destacar son el relieve, para que el paisaje mantenga un
equilibrio valioso.
El espacio geográfico contiene unas características bien definidas desde el punto de vista
geológico, relieve, clima y biogeografía. El espacio se localiza en la franja meridional de
la provincia de Ciudad Real. Desarrollándose un conjunto de valles y sierras, las cuales
están paralelas entre sí.
Cabe destacar que la zona forma parte de los sectores orientales de Sierra Morena y con
un gran número relevante de puntos de interés geomorfológico , con una gran diversidad
de la naturaleza, singularidad y representatividad dentro de nuestro ámbito de estudio. Se
pueden divisar valles longitudinales y transversales a las elevaciones montañosas,
también encontramos un gran número de cursos fluviales bastante bien conservados.
Al valle que se le considera más importante es el de Alcudia, el cual tiene una extensión
de 100 kilómetros de longitud por unos 10 kilómetros de ancho medio. Otro aspecto muy
importante que destacaremos es la presencia de formaciones volcánicas, las cuales son
declaradas como Monumentos Naturales.
Respecto al catálogo total florístico está formado por más de 1000 especies diferentes.
En cuanto a los aprovechamientos y usos del paisaje, encontramos un gran mosaico de
paisajes mediterráneos en los que encontramos una abundancia de la comunidad
faunística, formada por 275 especies vertebradas entre las que podemos destacar el águila
imperial ibérica, la cigüeña negra, águila perdicera, lince ibérico, en las que podemos
encontrar una de las mayores colonias de buitre negro del mundo y también los últimos
lobos ibéricos que se conservan en Sierra Madrona.
Por último quiero hacer mención a las actividades agrarias, las cuales no han sido
tradicionalmente intensas, pero cabe destacar que han predominado las explotaciones
antrópicas en relación a la conservación de las masas vegetales, como el carboneo,
obtención de leña, caza, apicultura. Los aprovechamientos de este lugar son de tipo
extensivo, como la ganadería y sobre todo la caza, desde los años 60 se han llevado a
cabo repoblaciones forestales empleadas en las especies Pinus, Pinus pinaster y Pinus
pinea entre otros.
Coordenadas: 38º 42′ Norte (latitud) 4º 10′ Oeste (longitud). Almodóvar del
Campo.
Figuras de Protección: Parque Natural, Zona de Especial Protección para las
Aves (ZEPA), Lugar de Importancia Comunitaria (LIC), Diversas Reservas,
Microrreservas y Monumentos Naturales.
Estado de Conservación: Vulnerable.
2. OBJETIVOS
El objetivo principal, que queremos resaltar a lo largo de todo el trabajo, es la estrecha
vinculación de la disciplina geográfica con el ámbito de acción medioambiental.

Es evidente la relación existente entre el objeto de estudio de la Geografía: la Tierra, en


todos sus aspectos -tal y como fue pensado por el mundo griego- y el medio ambiente. El
conocimiento y la interacción con el medio físico.

A lo largo del tiempo, se desarrolla la idea de que la Tierra ha sido creada por la naturaleza
y modificada por los seres humanos. Asimismo, la influencia del medio ambiente en el
espacio geográfico, da como resultado que el paisaje sea un producto de la interacción
del ser humano con el medio ambiente.

En consecuencia, la Geografía debe actuar como puente entre las Ciencias Sociales y las
Ciencias Naturales. Pero llegado este punto, podemos plantearnos la siguiente pregunta:
¿qué aspectos del medio ambiente deben ser tratados por el geógrafo?.

Para responder, debemos señalar, por un lado, que el compromiso del geógrafo y su
actuación en la vertiente medioambiental, no ha sido bien definida, ni siquiera divulgada.
Por otro lado, creemos que tampoco ha asumido una clara responsabilidad, en relación
con su contribución a un enfoque del desarrollo sostenible, más social y menos
destructivo. El geógrafo debe poner al servicio de la sociedad buena parte de sus
conocimientos como el de la acción antrópica y sus consecuencias medioambientales. Su
aprendizaje, habilidades, técnicas, herramientas...pueden servir para hacer del planeta un
lugar para vivir mejor y garantizar un futuro más respetuoso. En la disciplina geográfica
se debe fomentar la investigación y la innovación en materia medioambiental.

En la actualidad, es incuestionable que la sostenibilidad y el respeto al medio ambiente


es sinónimo de progreso y de desarrollo social. Los países con economías más prósperas,
para asegurar el progreso, llevan a cabo políticas medioambientales con objeto de que la
acción humana sea lo menos devastadora posible.

Suscribimos las palabras de Thomas Wilbanks, expresidente de la Asociación de


Geógrafos Americanos, que declaró: el desafío de la geografía va mucho más allá de
nuestros papeles como eruditos. Debemos utilizar nuestros roles como profesores y
practicantes, y como ciudadanos que, con nuestra investigación, nuestro consejo,
nuestra difusión de información, y nuestros ejemplos personales, abogan por los
principios del equilibrio económico con justicia y del balance entre la naturaleza y la
sociedad.

Como siguiente objetivo, se plantea la finalidad de alcanzar, a través de este trabajo, un


mayor conocimiento de la situación medioambiental del Parque Natural del Valle de
Alcudia y Sierra Madrona.

De las lecturas realizadas, sorprende el texto de un artículo que señalaba la escasa


atención que, por parte de los geógrafos, se había dedicado a este espacio natural desde
el punto de vista geológico, botánico e histórico. Más aún, al tratarse de una fecha
relativamente cercana -2015- cuando los autores afirman haber realizado la primera
aproximación detallada de la clasificación y cartografía de los paisajes del Valle de
Alcudia y Sierra Madrona. Podemos añadir, además, el escaso conocimiento y
desinformación del aspecto medioambiental del Parque, teniendo en cuenta que su
comprensión forma parte de la disciplina geográfica.

Lo paradójico surge al conocer, que el Parque Natural del Valle de Alcudia y Sierra
Madrona cuenta con la mayor extensión de los que integran la Comunidad de Castilla-La
Mancha. En concreto, ocupa una superficie de aproximadamente 150.000 has. e incluye
ocho términos municipales distintos. A lo que se suma, que es un parque excepcional por
contar con patrimonio arqueológico, cultural, minero, de trashumancia, forestal y, sobre
todo, natural con multitud de especies de flora y fauna. Sin embargo, es el más olvidado
y desconocido de la región.

Su creación, como Parque Natural en 2011, en plena crisis económica, puede ser clave en
esta situación. La falta, en origen, de los necesarios recursos económicos ha mantenido al
Parque Natural, durante bastante tiempo, sin las dotación ni atención necesarias. Lo que
ha significado, que no haya tenido la relevancia suficiente en las rutas turísticas de la
zona.

Hemos tenido que esperar hasta el año 2019, para que por fin se haya señalizado de forma
adecuada el Parque Natural, además de establecerse su delimitación física. Van
surgiendo, poco a poco, iniciativas como la de la Asociación de empresarios turísticos del
Valle de Alcudia y Sierra Madrona (ASERTUVA), que ha promovido el denominado
Museo de los Atardeceres, que cuenta con la habilitación de varios miradores ubicados
en puntos estratégicos del Parque.

Es preciso, seguir impulsando estas iniciativas de creación de los elementos necesarios


en cuanto a infraestructuras, que promocionen y difundan los recursos naturales con los
que cuenta el Parque Natural del Valle de Alcudia y Sierra Madrona, para contribuir a la
necesaria conservación de todos los elementos que lo integran, así como para favorecer
su conocimiento por los visitantes del Parque.

Como último objetivo y no menos importante, consideramos necesaria y obligada la


educación medioambiental, que debe implicar al conjunto de la sociedad. El futuro del
planeta será medioambiental o no será. Esta contundente afirmación es consecuencia de
la necesidad de un compromiso de todos los gobiernos y de la sociedad en su conjunto
con el entorno para garantizar la calidad de vida en el futuro de la humanidad.

Es preciso formar, implicar y motivar en el cuidado del medioambiente y la sostenibilidad


desde edades tempranas. La escuela debe incluir una formación integral en sus planes
educativos: educar para contribuir a lograr un modelo de sociedad sostenible.

En este contexto, es pertinente mencionar el modelo educador de la Institución Libre de


Enseñanza y su contribución en la modernización de la sociedad española. Con una
pedagogía que fomentó el estudio práctico y directo de la naturaleza e inició y desarrolló
en España una nueva forma de ver, entender y valorar el paisaje, como ámbito de las
disciplinas educativas. En concreto, la Sierra de Guadarrama fue el objeto de estudio más
importante del paisaje español en la pedagogía de la Institución. Los alumnos y profesores
realizaron numerosas excursiones por estos parajes, que fueron considerados un medio
excepcional para la educación a través de la experiencia directa y el contacto con la
naturaleza. Sobre estas bases, se desarrollaron más tarde las primeras políticas de
conservación de la naturaleza en España.

En esta misma línea, se encuadra un proyecto en el marco del Programa de Educación


Ambiental del Valle de Alcudia y Sierra Madrona, elaborado desde el Centro de
Desarrollo Rural “Valle de Alcudia”, con varios años de experiencia. Cuyos ejes de
actuación proponen actividades de educación ambiental dentro de los programas
escolares, mediante la colaboración con los centros de formación del profesorado. En esta
empresa implican también a los ciudadanos en general y más directamente a los habitantes
del ámbito rural, para implicarlos en la conservación del medioambiente como premisa
para el desarrollo de la región.

Los contenidos educativos, tales como el paisaje natural, la influencia humana en el


paisaje, el medio físico, la población, las actividades humanas... nos conectan
directamente con ámbitos de la disciplina geográfica. Por lo que, para finalizar, los
geógrafos tienen un gran compromiso y responsabilidad, desde su formación, para
investigar, proporcionar herramientas, transmitir y ahondar en el conocimiento,
publicar…en aras de la conservación medioambiental.

3. CARACTERIZACIÓN GEOGRÁFICA/MARCO GEOGRÁFICO

El Valle de Alcudia y Sierra Madrona Oriental ocupan la franja meridional de la provincia


de Ciudad Real, al sur de una alargada depresión topográfica en donde se instalan las
poblaciones de Almadén y Puertollano. A partir de este sector, se desarrolla un conjunto
de sierras y valles de dirección NW-SE, paralelos entre sí y con una forma alargada
característica.

3.1 Geología

Desde el punto de vista geológico, esta región se inserta en lo que se ha


denominado el Macizo Hercínico Ibérico y sus componentes fundamentales son
roquedos muy antiguos, del Precámbrico superior y Paleozoico (inferior y medio sobre
todo) que se levantaron durante la Tectónica Hercínica. Así, este espacio queda
constituido por rocas precámbricas, como los esquistos, grauvacas y conglomerados, y
por la destacable presencia de materiales paleozoicos como de las duras areniscas y
cuarcitas del Tremadoc y, sobre todo, de las cuarcitas armoricanas del Arenig. En
sentido contrario, destacan las negras pizarras del Llanvirn-Llandeilo, muy fácilmente
erosionables, que originan junto a las anteriores una sucesión en el relieve de lomas y
valles. El vulcanismo también ha dejado su huella en esta región natural, especialmente
en el valle de Alcudia, donde se sitúan un conjunto de materiales y formas asociadas al
proceso volcánico, que afectó a la parte central de la provincia de Ciudad Real durante el
Terciario superior y el Cuaternario.

Todos estos roquedos están dispuestos en estructuras plegadas (anticlinales y


sinclinales) que se caracterizan por su gran longitud, dando lugar a ondulaciones
alargadas y estrechas. En concreto, este territorio se compone fundamentalmente de dos
grandes estructuras plegadas anticlinorias: el anticlinal de Alcudia, al norte y el de
Madrona, al sur, enlazadas por un sinclinorio, el de Montoro-Robledillo.
Los grandes volúmenes topográficos, que pueden verse en la actualidad, se
encuentran en íntima dependencia, por una parte, de la naturaleza de los roquedos y de
sus disposiciones y, por otra, del dilatadísimo periodo de erosión que los ha afectado.

En ellos, puede reconocerse una organización de unidades y paisajes morfoestructurales


que dan lugar a lo que en Geomorfología se denomina Relieve Apalachense, ya que la
impronta de la organización estructural hercínica sigue manifestándose con claridad, y
la actividad erosiva ha funcionado diferencialmente según los tipos de roquedos y los
tipos de estructuras.

A finales del Plioceno y comienzos del Pleistoceno, se produce la sedimentación de las


rañas, uno de los elementos básicos del relieve y del paisaje. Estas planicies
pedregosas conforman un nivel de piedemonte muy destacado en las depresiones,
aunque en función de la disección posterior de la red fluvial, las rañas aparezcan
configurando bien llanadas o bien mesas o rampas colgadas. Junto a ellas, los elementos
geomorfológicos más destacados en las sierras son las crestas rocosas y las pedrizas,
que se encuentran estrechamente relacionadas.

3.2 Hidrografía

Desde el punto de vista hidrográfico, en este territorio se sitúa la divisoria de aguas


entre dos de las grandes cuencas de drenaje de la Península Ibérica: el Guadiana al norte
y el Guadalquivir al sur. Sin embargo, en nuestra zona el reparto de superficie drenada no
se verifica curiosamente de norte a sur, sino de oeste a este, puesto que son las
alineaciones serranas las que se constituyen en barreras orográficas, delimitando la red
fluvial. Los dos tercios orientales son drenados mediante afluentes del Guadalquivir y el
tercio occidental con tributarios del Guadiana.

El clima puede definirse como mediterráneo continentalizado, con una


precipitación media anual que oscila entre 400 y 700 mm. siendo éste el elemento
climático más importante para diferenciar unos sectores de otros, dadas las notables
repercusiones que tiene sobre aspectos geográficos tales como la hidrología, la
vegetación y los usos del suelo. En las partes más occidentales y elevadas llueve más y
en las más orientales, exteriores y de menor altitud la precipitación es menor. Las
temperaturas medias anuales oscilan entre 14 y 15ºC, pero se dan unas amplitudes
anuales muy grandes con veranos que registran medias de 24-26 ºC e inviernos que
tienen valores de 5 a 8ºC.

3.3 Vegetación

La vegetación suele incluirse en lo que se denomina bosque mediterráneo, en el


que dominan especies perennifolias y marcescentes del género Quercus: encina,
alcornoque, quejigo y roble-rebollo. Aunque el estado de conservación de la cubierta
vegetal en muchos casos es bueno, desde el punto de vista de la extensión domina el
matorral. La influencia del relieve es muy importante en la organización fitoestructural,
de modo que en las sierras se conservan las masas vegetales más densas con
comunidades arbóreas y arbustivas y en las depresiones dominan las dehesas y
pastizales.
Los encinares dominan en las áreas más secas, cálidas o edáficamente más pobres
y los alcornoques en los ambientes subhúmedos, pero bien iluminados. Por su
parte, quejigos y robles precisan de condiciones térmicas más frescas y climas
subhúmedos, de ahí que si las condiciones climáticas no alcanzan esos umbrales
se desplacen a valles y riberas. Pero, como se ha señalado, son los matorrales los que
tienen un predominio paisajístico evidente, sobre todo las cistáceas, ericáceas, labiadas
y, en menor medida, leguminosas, oleáceas y algunas otras. En las partes más secas
abundan jarales, retamares, cantuesares o tomillares. En el caso de los alcornocales, los
matorrales que los sustituyen son madroñales y brezales, entre otros. Y estos mismos
matorrales son también los que acompañan y suceden, en caso de perturbación, a
quejigares y robledales, aunque en estos últimos se añaden ciertos arbolillos de las
familias de las rosáceas, como mostajos o arces.

En determinadas condiciones de sustrato o del ambiente se desarrollan


comunidades vegetales singulares. Entre éstas podemos destacar las relacionadas con
suelos muy pobres sobre áreas rocosas (enebros comunes o erizones) y las de
suelos húmedos de cursos fluviales (entre las que destacan sauces, fresnos y alisos o
tamujos).

Finalmente, de forma excepcional, se ven otras especies adaptadas a ambientes


más frescos y húmedos todavía que se desarrollan en algunos ecotopos relícticos
de esta zona. Tal es el del mirto de Brabante o del brezo de turbera.

3.4 Aprovechamiento antrópico

Las actividades agrarias no han sido tradicionalmente intensas en este territorio,


escasamente poblado. Han predominado desde hace varios siglos explotaciones
antrópicas relacionadas con la conservación al menos de una parte de estas densas
masas vegetales (carboneo y obtención de leña, apicultura, caza, etc.), a las que se les
han unido diversas explotaciones mineras (plomo, zinc y plata) localizadas
esencialmente en el Valle de Alcudia, que han dejado una notable riqueza patrimonial.

En la actualidad, los aprovechamientos más habituales en este espacio son de tipo


extensivo: la ganadería y sobre todo la caza. Asimismo, y desde los años 60, se fueron
llevando a cabo repoblaciones forestales en las que se emplearon mayoritariamente
especies del género Pinus, especialmente Pinus pinaster.

3.5 Fauna

En todo este conjunto de espacios encuentran su hábitat natural distintas especies


animales en peligro de extinción como el lobo y el lince. Es también notable la
diversidad y riqueza ornitológica, consecuencia de la relación y cercanía de la variedad
de elementos anteriormente mencionados: monte mediterráneo, pinares, ríos, sotos
fluviales, lagunas y humedales, cultivos cerealistas extensivos, olivares y medios
urbanos . Integran esta riqueza especies tan representativas como
el águila imperial ibérica, buitre negro, cigüeña negra, águila real, águila perdicera,
alimoche, buitre leonado, halcón peregrino y búho real, entre otras muchas.
El Valle de Alcudia y Sierra Morena oriental ocupan la franja meridional de la
provincia de Ciudad Real al Sur de una alargada depresión topográfica en donde se
instalan las poblaciones de Almadén y Puertollano. A partir de este sector se desarrolla
un conjunto de sierras y valles de dirección NW-SE, paralelos entre sí y con una forma
alargada característica.

4. FIGURA/AS DE PROTECCIÓN
El Parque Natural del Valle de Alcudia y Sierra Madrona es considerado el espacio
natural protegido más extenso de Castilla-La Mancha y el parque de más actual creación,
en Diciembre de 2016, la Junta inició el expediente para la aprobación del Plan Rector de
Uso y Gestión(PRUG) del Parque.
-Con una superficie de 149.543 Has. La figura de protección de Parque Natural regulada
por del artículo 41 de la Ley 9/1999, y el nombre de Parque Natural del Valle de Alcudia
y Sierra Madrona. Esta zona incluye el territorio que sustenta los recursos naturales de
conservación prioritaria y constituye una unidad de gestión.
-Con una superficie de 288 Has., para la que se propone la figura de protección de
Monumento Natural regulada por el artículo 45 de la Ley 9/1999, y el nombre de
Monumento Natural del Volcán del Alhorín. Esta zona sustenta elementos geológicos de
origen volcánico de gran interés, y que tienen la consideración de elementos geológicos
de protección especial.
-Con una superficie de 915 Has. para la que se propone la figura de protección de Reserva
Fluvial regulada por el artículo 43 de la Ley 9/1999, y el nombre de Reserva Fluvial del
Río Guadalmez, considerada importante por la continuidad y el estado de conservación
de las formaciones de tamujar y adelfar, singulares en el ámbito regional, y por sus
poblaciones de ciprínidos.
Para asegurar la conservación de los valores naturales incluidos en el territorio del Parque
Natural, se definen cinco Zonas Periféricas de Protección en el entorno de los núcleos
urbanos enclavados en el Parque Natural. La superficie de esta Zona Periférica de
Protección asciende a 1.156 Has.
Los espacios naturales protegidos ya declarados con anterioridad a la aprobación del
presente PORN, son los siguientes: Monumentos Naturales:
-El Monumento Natural de Los Castillejos Volcánicos de la Bienvenida, en el término
municipal de Almodóvar del Campo y el Monumento Natural de la Laguna Volcánica de
La Alberquilla, en el término municipal de Mestanza.
- Microrreservas: Microrreserva Túnel de Niefla en los términos municipales de
Almodóvar del Campo y Brazatortas; Microrreserva Mina de los Pontones en el término
municipal de Mestanza; Microrreserva Refugio de Quirópteros de Fuencaliente en el
término municipal de Fuencaliente; y también se encuentra parcialmente incluida la
Microrreserva Túneles de Ojailén en los términos municipales de Mestanza y San
Lorenzo de Calatrava.
El Valle de Alcudia también integra, parcialmente, otras dos zonas designadas LIC: se
trata del LIC “Ríos Quejigares, Valdeazogues y Alcudia” y del LIC “Lagunas Volcánicas
del Campo de Calatrava”
La comarca del Valle de Alcudia y Sierra Madrona cuenta con una elevada diversidad
ambiental y geológica que le confiere gran riqueza paisajística y ecológica. Actualmente
ya existen distintos espacios naturales que protegen parcialmente algunas zonas,
(Refugios de Fauna, Microrreservas, Áreas Críticas de Planes de Recuperación de
Especies Amenazadas), en su mayoría incluidas en la RED NATURA 2000 (LICs,
ZEPAS, etc). Así mismo, se mantienen usos tradicionales compatibles con la
conservación de los sistemas naturales, lo que hace aún más importante la conservación
de toda el área P.O.R.N. bajo los mismos criterios de gestión y conservación.
La comarca del Valle de Alcudia y Sierra Madrona es un territorio con unas características
medioambientales que hacen necesaria su protección para la conservación de su
biodiversidad, al igual que ha ocurrido con otras zonas de España. Esta protección se hace
mediante diversas figuras legales, normalmente mediante su declaración como Parque
Natural, como en el caso de las zonas limítrofes de la Sierra de Cardeña-Montoro y de la
Sierra de Andújar, ambas en Andalucía. La declaración de Parque Natural supone que
previamente se ha de redactar un Plan de Ordenación de los Recursos Naturales
(P.O.R..N.), que es un documento que ordena, distribuye y asigna los usos del territorio
de acuerdo con la capacidad natural de los ecosistemas. En el P.O.R.N. se determinan las
líneas generales para garantizar la conservación y el aprovechamiento sostenible de los
recursos naturales y se establecen unas directrices y normas generales. Normalmente,
después del P.O.R.N., se elabora un Plan Rector de Uso y Gestión que regula de forma
específica los distintos usos y actividades que son compatibles con el Parque Natural.
Quien quiera hacerse una idea de lo que estamos hablando puede consultar el P.O.R.N.
del Parque Natural de Cardeña y Montoro.
El ámbito territorial del Plan de Ordenación se encuentra íntegramente en la provincia de
Ciudad Real, ocupa una superficie de 207.869’32 hectáreas e incluye los términos
municipales de: Almodóvar del Campo, Cabezarrubias del Puerto, Hinojosas de
Calatrava, Fuencaliente, Solana del Pino, San Lorenzo de Calatrava, Mestanza,
Brazatortas.
El P.O.R.N. pretende básicamente:
● Apoyar y fomentar la conservación de los recursos naturales de la comarca del
Valle de Alcudia y Sierra Madrona.
● Impulsar el Desarrollo Rural de la zona mediante la conservación de los usos
tradicionales (forestales, ganaderos, cinegéticos, y agrícolas) en este territorio,
regulando nuevos usos que puedan afectar negativamente a los recursos y valores
naturales.
● Regular el uso público y recreativo en las zonas más sensibles para evitar impactos
negativos en el medio ambiente.
● Promover la aplicación de medidas de restauración y mejora de los recursos
naturales que lo precisen.

El P.O.R.N. facilitará la gestión ambiental de la comarca, que actualmente se encuentra


catalogada bajo diversas figuras de protección de fauna, flora y medio físico.
El Plan de Ordenación de los Recursos Naturales del Valle de Alcudia y Sierra Madrona,
aprobado mediante Decreto 214/2010, de 28 de septiembre, prevé el establecimiento de
la figura de protección de Parque Natural para el espacio natural localizado en la provincia
de Ciudad Real, en los términos municipales de Almodóvar del Campo, Brazatortas,
Cabezarrubias del Puerto, Fuencaliente, Hinojosas de Calatrava, Mestanza, San Lorenzo
de Calatrava y Solana del Pino, ocupando una superficie aproximada de 149.463
hectáreas, os objetivos generales del Plan de Ordenación son los estipulados en el artículo
26 de la Ley 9/1999, de 26 de mayo, de Conservación de la Naturaleza, aplicados a la
realidad del Valle de Alcudia y Sierra Madrona, señalándose como objetivo específico el
de asegurar la conservación de los valores naturales de la zona, procurando su
restauración cuando se encuentren degradados, así como fomentar los aprovechamientos
tradicionales y el turismo de naturaleza, de forma que queden sentadas las bases de un
desarrollo sostenible.
La zona presenta un número muy importante de puntos de interés geológico de diversa
naturaleza y características, que destacan por su singularidad y su representatividad
dentro del ámbito regional. Muchos de estos puntos de interés geológico se corresponden
con alguno de los elementos geomorfológicos de interés especial que figuran catalogados
en la Ley 9/1999, de 26 de mayo, de Conservación de la Naturaleza, por ser de una
importancia sobresaliente, por su interés intrínseco, su fuerte expresión paisajística y su
singular papel como sustrato para hábitats y comunidades biológicas muy especializadas
entre los que se podrían citar algunos como, las hoces, cañones y cluses fluviales,
cascadas naturales, humedales estacionales o permanentes, pedrizas y crestones
cuarcíticos relevantes, escarpes naturales, cavidades naturales, formas de origen
volcánico y formas periglaciares pleistocenas notables.
Este futuro Parque Natural es uno de los espacios del territorio castellano manchego que
cuenta con un excelente grado de conservación de sus ecosistemas, lo que le otorga una
excepcional importancia desde el punto de vista de la conservación del patrimonio
geológico, la biodiversidad y el paisaje de Castilla-La Mancha.
Toda el área tiene una extraordinaria importancia zoológica. Para el grupo de las aves,
Sierra Madrona ha sido incluida en la Zona de Especial Protección para las Aves
denominada «Sierra Morena», y actualmente tiene la consideración de Zona Sensible para
la conservación del águila imperial ibérica, buitre negro y cigüeña negra. La zona es
también muy importante para el águila real, águila perdicera, alimoche, buitre leonado,
halcón peregrino y búho real. En lo que se refiere a los mamíferos, esta Sierra constituye
hábitat para unas poblaciones en extremo amenazadas de lobo y lince. Los ríos de la zona
conservan buenas poblaciones de nutria, así como de peces endémicos como la bogardilla,
pardilla, calandino, barbo gitano y boga, y de galápagos.
Toda el área es importante para la conservación de un significativo número de especies
de murciélagos trogloditas de los géneros Rhinolophus, Miniopterus y Myotis, contando
con importantes refugios como las Microrreservas aludidas en todo el área tiene una
extraordinaria importancia zoológica. Para el grupo de las aves, Sierra Madrona ha sido
incluida en la Zona de Especial Protección para las Aves denominada “Sierra Morena”,
y actualmente tiene la consideración de Zona Sensible para la conservación del águila
imperial ibérica, buitre negro y cigüeña negra. La zona es también muy importante para
el águila real, águila perdicera, alimoche, buitre leonado, halcón peregrino y búho real.
En lo que se refiere a los mamíferos, esta Sierra constituye hábitat para unas poblaciones
en extremo amenazadas de lobo y lince. Los ríos de la zona conservan buenas poblaciones
de nutria, así como de peces endémicos como la bogardilla, pardilla, calandino, barbo
gitano y boga, y de galápagos. Toda el área es importante para la conservación de un
significativo número de especies de murciélagos trogloditas de los géneros Rhinolophus,
Miniopterus y Myotis, contando con importantes refugios como las Microrreservas
aludidas anteriormente.

5. EVOLUCIÓN HISTÓRICA DEL ENP Y ESTADO ACTUAL DE CONSERVACIÓN


En primer lugar, la historia de la conservación de los espacios naturales comienza hace
varios siglos. Ya desde la Edad Media se cuenta con documentos y normativas dirigidos
a hacer cumplir las normas que se eviten el mal uso del paisaje, en especial la
deforestación. Cuando ya se produce una protección de la naturaleza es a partir de la
segunda mitad del siglo XIX.

El Valle de Alcudia destacó debido a que fue un territorio minero y más adelante
ganadero, en las que hay pruebas de presencia humana desde la época del neolítico.
Abundando además las pinturas rupestres, las más destacables son las de Peña Escrita y
Los Batanejos, con ciudades y minas romanas e importantes vías pecuarias. También cabe
destacar que es uno de los espacios naturales menos frecuentados y conocidos, ya que el
turismo en la zona está poco desarrollado

El Parque Natural del Valle de Alcudia y Sierra Madrona está localizado en el sector
suroccidental de la provincia de Ciudad Real, en los términos municipales de Almodóvar
del Campo, Brazatortas, Cabezarrubias del Puerto, Fuencaliente, Hinojosa de Calatrava,
Mestanza, San Lorenzo de Calatrava y Solana del Pino. Es actualmente el espacio natural
protegido más extenso de Castilla-La Mancha con 149.463 hectáreas, en las que se dan
cita una amplia representación de diferentes elementos que dan cuenta de una notable
diversidad geológica, biogeográfica y paisajística en un buen estado de conservación.

Las Reservas Naturales Las Reservas Naturales representan en estos momentos la tercera
figura de protección en Castilla-La Mancha con más espacios declarados (22), después
de las Microrreservas y los Monumentos Naturales. Según la Ley 9/1999 de Castilla-La
Mancha: “Las Reservas Naturales son espacios naturales cuya creación tiene por finalidad
la protección de ecosistemas,comunidades o elementos biológicos que, por su rareza,
fragilidad, importancia o singularidad, merecen una valoración especial”. Esta figura de
protección está repartida por las cinco provincias (ver figura 13 por un total de 14.833
hectáreas (2,55% del total de la superficie protegida). Sus principales valores naturales se
han centrado en la protección de distintos tipos de lagunas localizadas
predominantemente en la llanura manchega, esencialmente en la provincia de Toledo. La
mayoría forma parte del conjunto de veintiocho humedales a los que la Consejería de
Agricultura y Medio Ambiente fue dotando desde 1996 de un Plan de Ordenación de los
Recursos Naturales, dada la singularidad y fragilidad de sus ecosistemas. Muchos de
ellos, además, habían sido incluidos por la UNESCO dentro de la Reserva de la Biosfera
de la Mancha Húmeda en 1981 y forman parte, desde 1993, del Convenio sobre
Humedales de Importancia Internacional como hábitats para aves acuáticas (RAMSAR),
ambos considerados como importantes figuras de reconocimiento internacional.

Por último, cabe destacar los volcanes, pinturas rupestres y yacimientos

6. PARTICIPACIÓN CIUDADADA O NO CREACIÓN


Encontramos un análisis descriptivo del grupo de acción local del Valle de Alcudia,
DAFO (Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades), en nuestro caso el análisis
contiene una participación ciudadana y de los agentes socioeconómicos canalizada a
través de un proceso abierto dirigido a todos aquellos ciudadanos y colectivos que han
participado en las distintas mesas territoriales y sectoriales de la estrategia de desarrollo
local participativa, para de forma conjunta, detectar las fortalezas, oportunidades,
debilidades y amenazas que afectan a la comarca, a través de la Encuesta General Inicial

También podemos destacar la Participación ciudadana, información pública y audiencia


a los interesados en el proceso de designación de las ZEC de la Red Natura 2000

Los objetivos perseguidos son los siguientes:

 Garantizar una información suficiente, de calidad, accesible y maneja


 Asegurar que la administración pública no toma ninguna decisión relevante en la
materia sin consultar al público y a las personas interesadas, y que la
reglamentación que efectivamente se apruebe responda en la medida de lo posible
a los intereses y preocupaciones del público.
 Lograr interiorizar entre los participantes como un valor, los bienes y servicios
que ofrecen los ecosistemas naturales.
 Generar una atmósfera de confianza.
 Compartir la responsabilidad en la búsqueda de problemas y sus soluciones.
 Garantizar la presencia de todas las partes interesadas en la gestión del Lugar.
 Mejorar el trabajo técnico mediante el conocimiento y la experiencia de la
población local.

Plan de comunicación ambiental con el principal objetivo de facilitar el acceso a la


información pública, la información básica de cada uno de los lugares estará accesible en
papel y en formato digital.

Normativa básica y disposiciones relacionadas con la tramitación de los planes de gestión.

- Documentación básica de los lugares natura 2000: ficha informativa, cartografía, ficha
natura 2000, etc. - Documentación que se vaya generando como consecuencia del
procedimiento de participación: documentación que se utilizará en las jornadas, informes
de participación, documentos definitivos, etc. Agenda, en la que indicarán las fechas en
las que tendrán lugar las jornadas de participación, así como otros eventos de interés
relacionados con la Red Natura 2000, fechas y lugares en los que se exhibirá la exposición
de la Red Natura 2000, folletos, manuales, boletines digitales, notas de prensa…

Como órgano de participación de la sociedad en el Parque Natural, y para velar por el


cumplimiento de sus fines y normativa, se constituirá la Junta Rectora del Parque Natural,
que tendrá carácter de órgano colegiado asesor y consultivo adscrito a la Consejería
competente en medio ambiente.

Serán funciones de la Junta Rectora:

a) Velar por el cumplimiento de las normas que afecten al Parque Natural, así como
promover y realizar cuantas gestiones considere oportunas en favor del mismo.
b) Informar el Plan Rector de Uso y Gestión y sus sucesivas revisiones, así como, en su
caso, los Planes Parciales que lo desarrollen o complementen.
c) Informar los planes anuales de actividades y la memoria anual de resultados de la
gestión del Parque Natural.
d) Informar los proyectos de actuaciones de fomento diseñados específicamente para el
Área de Influencia Socioeconómica, y en particular las propuestas de concesión de ayudas
u otros incentivos que la Consejería competente en medio ambiente establezca para dicha
Área de Influencia Socioeconómica.
e) Promover ampliaciones del Parque Natural y proponer medidas para mejorar la
eficacia en la defensa de sus valores naturales, del equilibrado desarrollo sostenible del
Parque Natural, así como del resto de objetivos de la presente Ley.
f) Informar los proyectos de ampliación del Parque Natural, de su Zona Periférica de
Protección o de su Área de Influencia Socioeconómica.
g) Aprobar y modificar su propio Reglamento de Régimen Interior.
7. CARÁCTER DEL PAISAJE: PORQUÉ ES ÚNICO E IRREPETIBLE, PORQUÉ FUE
PROTEGIDO, QUE LE HACE ESPECIAL
8. TIPOS DE BENEFICIOS

9. PROBLEMÁTICAS
9.1 Contaminación Minera

Presenta abundantes yacimientos minerales, ricos en metales pesados como el plomo.


Este ámbito minero fue intensamente explotado durante los siglos XIX y XX. Una vez
que las concesiones mineras finalizaron, desapareció el aprovechamiento minero a finales
del siglo XX. Como resultado, casi un total de 500 minas fueron abandonadas y los
residuos resultantes: escombreras, balsas de lodos y otros no tuvieron ningún plan de
recuperación ni saneamiento. En la actualidad, se encuentran repartidos en un territorio
de unos 2.500 km2, lo que representa la existencia de elementos altamente tóxicos y un
potencial riesgo para el medio ambiente, la ganadería y la salud pública.

No podemos olvidar que la ganadería representa una importante fuente de riqueza para la
zona, que se alimenta en régimen extensivo en los pastos naturales y abreva de los cursos
de agua y arroyos existentes en el Parque Natural. Los residuos mineros constituyen un
peligro latente para la salud de los animales y, por tanto, para la alimentación humana.

Debe llevarse a cabo un plan de actuación sobre los suelos afectados por los residuos
mineros, solución necesaria pero económicamente costosa. Mientras tanto, paliar la
situación controlando el acceso a las zonas contaminadas de la cabaña ganadera.

9.2 Amenaza de la priorización de la actividad cinegética


La caza intensiva, tal y como se practica en la comarca desde hace algunas décadas, no
sólo atenta contra la naturaleza del parque, sino que constituye un freno al desarrollo
turístico de la zona, muy al contrario de las supuestas directrices que dice perseguir el
PRUG para la potenciación económica y social de la población. Este Plan de Ordenación,
favorece y potencia la caza, al autorizar una elevada carga cinegética que impide la
regeneración de alguno de los bosques como el Pinar de Navalmanzano. Permite y amplía
nuevos comederos, lo que supone una amenaza al monte y la vegetación que lo puebla

Actuaciones como el ensanche de caminos para facilitar el desplazamiento de los


cazadores, se realizan sin la necesaria supervisión de los responsables del parque, incluso
teniendo como resultado destrozos producidos en zonas con patrimonio arqueológico.

En la práctica, se llevan a cabo actuaciones contrarias a las recomendaciones del


PRUG, que suponen priorizar la actividad cinegética por delante de la actividad
senderista.

9.3 Repoblación sustituyendo el pino por especies autóctonas

Hay otro aspecto importante que, aunque viene enunciado en el PRUG apenas merece
una mínima atención en el texto del borrador. Pensamos que, sin duda ninguna, es
necesaria esta sustitución de los pinares de repoblación, y que ella debe realizarse de una
forma progresiva pero lenta, es decir, no cómo se está realizando en la actualidad. Estas
actuaciones se vienen realizando con demasiadas prisas, lo que conlleva un impacto
elevado en el medio natural, al meter maquinaria pesada en todos los rincones del parque,
además de ocasionar un impacto brutal en el paisaje.

Según nuestro criterio, creemos que compartido por muchos expertos en espacios
naturales, esta especie dominante, que impacta negativamente sobre el medio natural y el
paisaje, debe ser paulatinamente reemplazada por la vegetación autóctona que, en su día,
fue erradicada. Y fue erradicada para, en su lugar, plantar, no bosques, sino plantaciones
de pinos; unas plantaciones que en nada han mejorado la naturalización de estos montes.

Esta importante medida de sustitución arbórea debería de contar con el presupuesto


necesario desde ya, y con la atención de técnicos cualificados. Todo ello, no se olvide,
con el objetivo de que estas acciones no deben realizarse con prisas, y sí con el máximo
interés en no causar grandes impactos en el medio natural y el paisaje.

9.4 Contaminación atmosférica y de los cursos fluviales.

Puertollano concentra un gran número de empresas con actividad industrial y


petroquímica altamente contaminantes y que son causantes de la contaminación
atmosférica de la propia ciudad y del entorno próximo, en el que se encuentra el Parque.
Por otro lado, los continuos vertidos incontrolados por parte de las industrias al río
Ojailén, que discurre por el Valle de Alcudia, suponen un secular deterioro.
Fundamentalmente, los vertidos industriales provenientes de las factorías de Repsol,
ubicadas en Puertollano y la industria petroquímica de Fertiberia, provocan unos altos
niveles de contaminación del agua.
9.5 Explotaciones porcinas intensivas

Se ha detectado en los últimos tiempos la construcción de numerosas explotaciones


porcinas intensivas en el Parque. Esta proliferación debe controlarse a través de una
normativa. De lo contrario, se corre el riesgo de que el Parque Natural se convierta en un
gran polígono industrial-ganadero, no sostenible, debido a los graves problemas que
puede provocar la contaminación de residuos de origen orgánico con capacidad de
fermentar y gran impacto medioambiental.

9.6 Regularización de vías y caminos

Se detecta la apertura de caminos por parte de particulares, a título individual. Por otro
lado, se constata la existencia de caminos en uso, que son cerrados por los propietarios de
las fincas que atraviesan. En definitiva, falta un inventario de caminos que clarifique la
situación y sirva para delimitar estos problemas. Hay que tener en cuenta que los caminos
públicos son, por definición, imprescriptibles, inembargables e inalienables y propiedad
y responsabilidad de los municipios. Como ejemplo, en el Valle de Alcudia, se han
perdido caminos públicos como la Cotofia o la Garganta e incluso otros que han sido
vendidos a grandes propietarios.

10. ACTUACIONES DE MEJORA-PROPUESTAS


10.1 Población
El Parque Natural de Valle de Alcudia y Sierra Madrona este enclavado en los términos
municipales de Almodóvar del Campo, Brazatortas, Cabezarrubias del Puerto
Fuencaliente, Hinojosa de Calatrava, Mestanza, San Lorenzo de Calatrava y Solana del
Pino.
La superficie total de estos municipios es de 260.669 Ha de las cuales 149.463 Ha
conforman el Parque Natural.
La población total de estos municipios fue de 15.437 habitantes en 1990 y en 2017 la
población se quedó en 10.704 habitantes. Estamos ante un proceso de despoblación de las
áreas rurales, típico en España y mas particularmente en esa zona.
Las densidades de población han ido disminuyendo desde 5,92 hab/km2 en 1990 a 4,14
hab/km2 en 2017. Densidades bajísimas (prácticamente un desierto demográfico) y muy
alejadas de las que corresponden a la Comunidad de Castilla-La Mancha (26,7hab/km2)
que a su vez son muy inferiores a la media en España (92,9 hab/km2)
A su vez señalar que de todos los municipios citados solo Solana del Pino tiene enclavado
su núcleo poblacional dentro del Parque. También el núcleo de Solanilla del Tamaral
perteneciente al municipio de Mestanza está dentro del Parque.
Es decir, puede estimarse que la población que habita dentro de las 149.463 Ha del Parque
es cercano o inferior a 500 habitante y que igual que en el resto de la zona la despoblación
es un peligro real.
Por las referencias históricas, sabemos que el Valle estuvo más poblado con anterioridad y desde
épocas muy pretéritas. En particular las Minas de Horcajo y su población ahora desaparecida. O
el Yacimiento arqueológico de Sisapo como núcleo desde la época romana

10.2 Límites del Parque Natural.

Es cierto que con 149.463 Ha el Parque es el mayor de la Comunidad de Castilla-La Mancha y


que ese tamaño es claramente significativo. Pero sorprendentemente la delimitación de sus
límites tiene algo de incompensable, puesto que el Valle de Alcudia esta de alguna manera
dividido entre zona dentro y fuera del parque.

Veamos el plano de delimitación del Parque (punto 1 Introducción) y el que los autores J.L.
García Rayego, J.J. Olmo Bautista y M.A. Serrano de la Cruz Santos-Olmo en su trabajo “Los
paisajes del Valle de Alcudia Y Sierra Madrona (Ciudad Real). Cartografía de tipos y unidades”
nos presentan (punto 7 Carácter del paisaje).

Observamos que, en la parte norte del Valle de Alcudia, limitado por las Sierras de Cordoneros-
Almadén, de la Solana de Alcudia y de la Gallega-Puertollano, quedan fuera del Parque
rompiendo en alguna manera esa unidad del Valle de Alcudia. Puede que la razón sea la
existencia de núcleos de población como Mestanza, Cabezarrubias del Puerto e Hinojosa de
Calatrava, que se ha preferido mantener fuera del Parque.

10.3 Infraestructuras de comunicaciones.

En general teniendo en cuenta la escasa población y movilidad en la zona puede considerase


suficiente la infraestructura vial de comunicaciones. Con la N-420 como vía Norte -Sur
comunicando Castilla- La Mancha con Andalucía.

En algún momento se ha considerado la posibilidad de convertir el tramo Puertollano- Montoro


de la n-420 en autovía generando así un nuevo acceso de gran capacidad a Andalucía, pero con
la Declaración de Parque en 2011 esa posibilidad parece descartada.
La vía del Ave Madrid-Sevilla si atraviesa Norte-Sur el Parque, pero su construcción en 1992 es
bastante anterior a esa fecha de 2011. No parece que esa infraestructura al día de hoy afecte
demasiado al espacio protegido y sobre todo a su fauna, toda vez que su permeabilidad
transversal está garantizada

Las infraestructuras en el interior del Parque aparte de la N-420, hay una serie de carreteras
autonómicas que enlazan con la Bienvenida-Alamillo y en su zona Este: Mestanza con Solana del
Pino-Solanilla del Tamaral y San Lorenzo de Calatrava. Hay pistas forestales que conectan con
Minas de Horcajo y otra que en principio une Fuencaliente con Solana del Pino.

10.4 Actuaciones de mejora propuestas

La población dentro del Parque es muy escasa y en riesgo de desaparición con un envejecimiento
notable. Para fijar población deberían fomentarse usos como ganadería, cinegéticas, forestal
como conservación de cortafuegos y uso responsable de la madera. Valorar actividades de
conservación del Parque como vigilantes y cuadrillas de limpieza. Crear centros de
interpretación y facilitar rutas de senderismo Dotarles de infraestructuras adecuadas de
comunicaciones (internet etc.), Seguir con los Programas de actuación en medios rurales
deprimidos. También medidas fiscales que favorezcan la permanencia de población en pueblos
en riesgo de despoblación.
Respecto a los límites del Parque, sería interesante ampliar por el Norte la superficie del espacio
Protegido incorporando los núcleos de Cabezarrubias del Puerto, Hinojosa de Calatrava y
Mestanza, llegando a unos límites físicos más homogéneos dejando todo el Valle de Alcudia
dentro del Parque.

Respecto a las infraestructuras existentes dejarlas como están, pero garantizando su


permanente accesibilidad en particular a Minas de Horcajo y a pista forestal de
Fuencaliente a Solana del Pino que debe habilitarse con urgencia.

12 VISITA AL PARQUE NATURAL 12 ABRIL 2019

El 12 de abril los alumnos que suscriben este trabajo recorrieron el Parque Natural del
Valle de Alcudia y Sierra Madrona desplazándose desde Madrid en dirección a Ciudad
Real y desde allí a Brazatortas como población de acceso al parque por el Norte.

PARADA 1 La Bienvenida
Elegimos la carretera nacional N-420 en dirección a Córdoba, como primera opción para
adentrarnos en el Parque. Antes incluso de llegar al territorio del Parque nos desviamos
por la CM-4202 dirección Bienvenida, un pequeño poblado, a unos 15 km, que tiene en
su entorno dos de los sitios que pensábamos visitar:
 Los volcanes de Castillejo de la Bienvenida y de la Bienvenida
 El Yacimiento arqueológico de Sisapo

Hay que señalar que el conjunto volcánico de la Bienvenida es un Monumento Nacional


de los muchos enclavados en el interior del parque y que el Yacimiento Arqueológico de
Sisapo es un BIC (Bien de Interés Cultural)
Los Castillejos Volcánicos de La Bienvenida constituyen uno de los mejores ejemplos
de pitones volcánicos asociados con lavas en la provincia volcánica del Campo de
Calatrava. El área volcánica está definida por una fisura eruptiva con una longitud de
1 kilómetro, de la que surgieron tres centros eruptivos ("castillejos"), que se elevan varias
decenas de metros sobre las pizarras encajantes, y por una colada que surgió del conducto
principal, en el extremo noroeste del espacio natural.
El espacio cuenta con interés faunístico, al tratarse de una importa zona de campeo de
especies protegidas de aves rapaces (buitre negro, buitre leonado, águila real, milano
real).
Obtuvo el estatus de Monumento Natural en octubre de 1999.
En el centro volcánico del sureste existe un yacimiento arqueológico de un poblado
romano declarado Bien de Interés Cultural (BIC). Se han detectado tres culturas
superpuestas -tartésica, ibérica y romana-, conservándose aún la cantera romana de los
Castillejos, así como otras sepulturas árabes en el mismo lugar.
En época romana constituyó el principal centro articulador de la zona, en el que se
centralizaban las diferentes tareas de explotación minera, así como actividades
agropecuarias complementarias.

Volcán Castillejos de la Bienvenida


Volcán Castillejos de la Bienvenida

Alumnos en el Volcán de la Bienvenida


Cartel indicador del Yacimiento Arqueológico de Sisapo

Yacimiento Arqueológico de Sisapo


Valle de Alcudia desde la Bienvenida

PARADA 2 Encina Milenaria

Volvemos a la N-420, seguimos dirección sur atravesando las planicies adehesadas del
Valle de Alcudia. En la recta de la N-420 antes de llegar a la subida del puerto tomamos
un camino a la izquierda en una zona totalmente repleta de encinas entre la que buscamos
una en particular por su gran tamaño: La encina milenaria o de las Mil ovejas por caber
bajo su sombra un rebaño de ese tamaño

Cartel indicador de la Encina Milenaria en el Parque Natural


Encina Milenaria

Es una encina declarada árbol singular, situada en el sector central del Valle de Alcudia
junto al pie de monte de la Sierra de la Umbría de Alcudia en la finca Hato Blanco dentro
del término municipal de Almodóvar del Campo. Encina de gran interés cultural y natural,
dada su longevidad cercana al milenio y a sus grandes dimensiones, unos 20 metros de
diámetro de copa y de gran porte, características que le definen tradicionalmente su
nombre popular: Encima de las Mil Ovejas, pues bajo la sombra de su copa pueden llegar
a juntarse hasta 1.000 ovejas.

Lamentablemente, aunque vimos la zona y estuvimos cerca no alcanzamos a localizar la


citada encina que ahora en Google representamos para su mejor localizacion.
Zona de encinares en las cercanías de la Encina de las Mil Ovejas

3 PARADA Puerto de Niefla

Desde los encinares volvemos por un camino forestal a la carretera N-420 subiendo
hasta alcanzar el Puerto de Niefla. Dejamos atrás el Valle de Alcudia con sus dehesas de
quercineas y pastizales y entramos en los Macizos y sierras de cuarcita en los que se
sitúa la cumbre.

En este punto de divisan las dos zonas contiguas conde valles y depresiones de pizarras
y grauvacas que conforman el Valle de Alcudia al Norte y al sur Cerros, serrezuelas y
valles de areniscas y pizarras encontrándose al fondo la población de Fuencaliente, ya
fuera del Parque.

Son paisajes totalmente diferentes, una dehesa poco densa al norte y zonas boscosas al
sur. En el puerto encontramos también una estación meteorológica.
Panorámica del Valle de Alcudia desde Puerto de Niefla

Panorámica hacia Fuencaliente desde el Puerto de niefla


Estación meteorológica en el Puerto de Niefla

Señalización del Puerto de Niefla 902 m. de altitud

Microrreserva Túnel de Niefla: En las cercanías del puerto se encuentra el Túnel de


Niefla declarado por el Decreto 114/2002 Microrreserva de quirópteros Su importancia
radica en que es el refugio invernal de quirópteros (murciélagos) más importante de
Castilla – La Mancha, ya que en el interior del túnel se cobijan una gran variedad de
especies de murciélagos
El túnel de Niefla es probablemente el mejor refugio invernal de Europa del murciélago
mediano de herradura (Rhinolophus melheyi) y el mejor refugio de España para otros dos
tipos de murciélago: el murciélago grande de herradura (Rhinolophus ferrumequinum) y
el murciélago de herradura mediterráneo (Rhinolophus euryale). Además, es el segundo
mejor en Castilla La Mancha para el murciélago de cueva (Miniopterus schreibersi

Murciélagos y boca del Túnel de Niefla


Itinerario desde la Encina Milenaria al Puerto de Niefla

4 PARADA Minas de Horcajo.

A continuación, bajamos del puerto siguiendo y nos adentramos por un camino en tierras
hacia el poblado de Minas de Horcajo. Lamentablemente después de recorrer 4km un
arroyo con cierta profundidad nos impidió seguir hacia el poblado, aunque habíamos
atravesado otro paisaje diferente con un bosque de quejigos
Para llegar seguimos la carretera N-420 de gran interés paisajístico y en el pk 115 vemos
un cartel que indica “El Horcajo”. Nos desviamos por una pista forestal de unos 7, km a
lo largo de la cual observamos un bosque adehesado de quejigos bastante bien
conservados en un valle conocido como “El Escorial”
En esta zona es frecuente ver venados a ambos márgenes de la pista sobre todo en época
de berrea. Lamentablemente un arroyo bastante profundo cortaba la pista y no pudimos
seguir y nos perdimos poder atravesar el túnel que es en sí mismo una aventura. Puede
hacerse en coche, pero es más emocionante hacerlo andando. Pero hay que contar que la
luz que se enciende no dura todo el tiempo que se tarda andando por lo que conviene
llevar linternas Un viejo botón adosado a un murete enciende la luz en el túnel dando
preferencia con su luz verde al paso de vehículos desde un extremo mientras que el otro
tendrá mientras tanto luz roja.
Al salir del túnel, el pueblo es un recuerdo de lo que fue. Apenas hay casas en pie, aunque
una casa rural ofrece todo tipo de comodidades
Itinerario Puerto de Niefla a Minas de Horcajo

Cartel explicando la berrea en el valle de Minas de Horcajo


Vado impracticable en pista forestal

Quejigos en el valle de acceso a Minas de Horcajo

Yacimiento de la Minas de Horcajo:

Este yacimiento fue el segundo en importancia de toda la comarca del Valle de Alcudia,
cobrando gran fama su explotación en la época por sus elevados contenidos en plata de
la galena argentífera. Los trabajos mineros fueron importantes en esta mina alcanzándose
los 603 metros de profundidad, a partir de un pozo maestro de 555 metros.

Tan ingente actividad minera desaparecía en el año 1963 y, con ella, prácticamente la de
un pueblo que llegó a tener en sus mejores años hasta 1876 habitantes. Por esta mina
pasaba el antiguo ferrocarril entre Puertollano y Conquista, contando con estación propia.
Hoy en día queda el túnel que da acceso al paraje de El Horcajo y el puente.

En la actualidad, las únicas edificaciones que se mantienen en pie son la iglesia de San
Juan Bautista, algunos castilletes de mampostería y algunas instalaciones de lavaderos y
talleres. Las viviendas se hallan prácticamente derruidas, sólo se conservan las bases de
mampostería sobre las que se elevaban las paredes de tapial.

En la zona más cercana al túnel de acceso, existen algunas viviendas cuidadas y bien
acondicionadas que pertenecen a un par de vecinos censados en la actualidad.

Viviendas derruidas en Minas de Horcajo

5. PARADA: Pinturas Rupestre de Peña Escrita en Fuencaliente


Itinerario desde Fuencaliente a las Pinturas Rupestres de Peña Escrita
En la zona a 4 km de Fuencaliente adentrándose por caminos secundarios y pistas
forestales hay dos yacimientos arqueológicos al aire libre, Peña Escrita y la Batanera,
de los que visitamos el de Peña Escrita.
Son los yacimientos de arte rupestre más importante por su estado de conservación de
Fuencaliente, descubiertas en el año 1783 y declaradas Monumento Histórico
Artístico en el año 1924. Conjuntos fechados entre el Calcolítico y la edad de Bronce.
. Características de las Pinturas de Peña Escrita: Situadas al abrigo de una roca cuarcítica
a 920m de altitud en un murallón de piedras quebradas. Las pinturas están hechas a partir
de arcilla rica en óxido de hierro, tintas planas de tonos rojos y ocres. Con un elevado
grado de esquematismo se reducen a unas líneas básicas. El tema más representado son
las figuras humanas muy estilizadas, generalmente parejas hombre-mujer

Localización pinturas rupestres de Peña Escrita


Panorámica desde cerro de Peña Escrita

Cartelería explicativa de figuras en Abrigo de Peña Escrita


Mirador de Peña Escrita

Pinturas rupestres

Microrreserva Refugio de quirópteros de Fuencaliente: Hay que señalar esta otra


figura de protección en Fuencaliente que no llegamos a visitar.

6 PARADA Solana del Pino


Desde Fuencaliente intentamos acceder a Solana del Pino a través de una pista forestal
que atraviesa una zona de cerros, serrezuelas y valles de areniscas y pizarras. El mal
estado de esa pista y los sabios consejos de los lugareños nos hacen desistir y optamos
por volver a Brazatortas por la N-420.
En Brazatortas nos dirigimos a Mestanza por la CR-5021 y desde allí a Solana del Pino
por carreteras asfaltadas CR-501y CR-500

Itinerario a Solana del Pino desde Fuencaliente descartado por el estado de las
pistas

Itinerario desde Mestanza a Solana del Pino


Desde Mestanza para llegar a Solana del Pino vamos por la CR-500. Es una carretera
sinuosa que cruza el rio Montoro por la coronación de la presa del mismo nombre. A
partir de ese punto entramos de nuevo en el Parque Natural. Cercano al embalse tenemos
un Monumento Natural: Volcán de Alhorin.
La carretera en un primer momento discurre por el Valle de Alcudia Central y luego por
la Sierra de Valdoro-Solanilla del Tamaral

Presa de Montoro
Presa de Montoro
Es una presa de gravedad construida en el año 2008 con una capacidad de 105 hm3 en
el rio Montoro. Altura desde cimientos 60 m, y longitud de coronación de 255 m. Su
utilización es como abastecimiento y riego.
Dejamos al lado el declarado Monumento Nacional Volcán de Alhorin
Monumento Natural Volcán de Alhorin
Declarado Monumento Natural según Decreto 214/2010. Son coladas basálticas en el
Valle de Alcudia Es un volcán de erupción estromboliana asociado a ala fracturación del
Valle de la Alcudia. Presenta un relieve en forma de domo compuesto por piroclastos de
apenas 50 m. de altura coronado por un pequeño cráter desportillado en forma de
herradura de que han salido dos coladas lávicas fluidas
Monumento Natural Volcán de Alhorin
Solana del Pino
Llegamos al pueblo de Solana del Pino, el único núcleo urbano dentro del Parque Natural.
Municipio situado en la Sierra de la Hambría cerca del rio Robledillo con una superficie
de 18008 Ha y una población de 333 habitantes (2018).

Su economía se basa en la ganadería y en los Programas especiales de ayuda a zonas


rurales deprimidas. Se recoge la aceituna, hay retenes contra incendios y monterías ya
que se vive también de la caza. En sus alrededores bosques de Pinos piñoneros y Pino
Pinaster.

El relieve de este término viene marcado por la alternancia de sierras y valles, modelados
de manera desigual a lo largo del tiempo. En sus aledaños encontramos elementos
geomorfológicos de alto valor como el Volcán del Alhorín, La orografía es muy ondulada,
con numerosas lomas y cerros, hasta llegar al pie de monte de la Sierra Sur de Alcudia.

Más al sur nos encontramos ante la Sierra de la Solana, cordal cuarcítico de gran valor
ecológico, que alberga cumbres de considerable altitud como el Morrón de las Cunas
(1.126 m) o el pico del Rabanero, de 1.165 metros.

Dejamos esta unidad natural y nos adentramos en las Sierras y Valle del Montoro y
Robledillo, zona de transición entre la Sierra Sur de Alcudia y Sierra Madrona, con
altitudes comprendidas entre los 700 y los 1.000 metros. Se forma, pues, junto con las
unidades ya citadas, un impresionante graderío, en cuyas partes más bajas circula
refugiado el río Robledillo, que esconde bosquetes ribereños de gran valor a base de
alisos, especialmente.

Por último, la unidad natural del Macizo de Madrona-Quintana, incluido en Sierra


Morena, se articula en este sector en torno al conjunto montañoso de Sierra Madrona.
Este conjunto de sierras, que tienen alturas culminantes que oscilan entre los 1.100 y los
1.300 metros, son las más importantes del denominado antiguamente Sistema Mariánico.
Vuelta de la Hoz de Valduro:
Una singularidad hidrológica del Parque Natural es el rio Montoro (570 m). que pasa de
un valle a otro a través de un cortado entre el Morrón de la Plaza (1166 m.) y el Morrón
de las Cagas (1084 m.). Esto es así en una zona de contacto de dos unidades diferentes:
 Macizos y sierras de cuarcita seco-subhúmedos
 Macizos y sierras de cuarcitas secos

Vuelta de la Hoz de Valduro

7 PARADA Solana del Pino- Solanilla del Tamaral - San Lorenzo de Calatrava.
Mas que una parada, en sentido estricto, se trata de un recorrido por carretera saliendo del
Parque Natural por el Este en dirección a Viso del Marques y Almuradiel en la N-IV. Por
la CR-5004 vamos hasta Solanilla del Tamaral y a continuación por la CR-5011 llegamos
a San Lorenzo de Calatrava.
En todo el camino dejamos a derecha el valle del rio Robledillo. Pasado Solanilla
encontramos en dirección norte -sur el rio Jandula del que es afluente el rio Montoro que
en su recorrido primero hacia el norte, después hacia el este, torna por fin de nuevo al sur
pasando del Valle de Alcudia al valle que podríamos decir del rio Robledillo que también
desemboca en el rio Jandula en una zona de hoces, antes de llegar al pantano del Jandula.
El camino discurre por la Sierra de Valdoro-Solanilla del Tamaral, después por el Macizo
de San Lorenzo-El Herruzo dejando a la derecha los Cerros, Serrezuelas y Valles de
Riofrio.
Abandonamos el Parque por San Lorenzo de Calatrava.

Recorrido Solana del Pino- Viso del Marques

Microrreserva de Murciélagos Mina de los Pontones


La Mina de los Pontones en Mestanza es uno de los refugios ms importantes de cría de
quirópteros de la región. en la que se han llegado a detectar 6.000 ejemplares de seis especies
distintas

Mina de los Pontones

BIBLIOGRAFÍA

- Asociación para el desarrollo sostenible del Valle de Alcudia. Noticias. (2006). Premio
al mejor proyecto de Desarrollo Rural en Conservación del Medio Natural (Junta de
Comunidades de Castilla
- García Rayego, J.L., Olmo Bautista, J.J., Serrano de la Cruz Santos-Olmo, M.A.
(2015). Los paisajes del Valle de Alcudia y Sierra Madrona (Ciudad Real). Cartografía
de tipos y unidades. Universidad de Zaragoza.

- MICRES Diario digital ciudadano (2018). Los ganaderos del Valle de Alcudia y Sierra
Madrona comienzan la lucha contra la contaminación minera que afecta a sus animales.
Ciudad Real.

- Place, Susan E. (2010). La Geografía: aportes al desarrollo sostenible. Revista


Geográfica de América Central nº 44.

- Toro Sánchez, Francisco Javier (2011). La Geografía como un “saber necesario” para
la sostenibilidad: consideraciones a propósito de las propuestas educativas de Edgar
Morín. Universidad de Granada

REPORTAJE FOTOGRAFICO Día 12/4/19

Valle de Alcudia desde carretera a Bienvenida


Volcanes de la Bienvenida