You are on page 1of 21

Manual del Líder

E s la estación donde se presentan las historia bíblicas durante las semana de la ECV.
Aquí se hace uso del drama y la narración para contar las historias bíblicas. Nos hemos
esforzado en presentar una leve dramatización acompañada con la proyección de
diapositivas, pero manteniendo siempre muy clara la verdad bíblica de los reyes y reinas.

Este salón debe estar ambientado con decoraciones de los tiempos bíblicos. Cada día usará
algunos ítems diferentes en la decoración para destacar la historia que se va a presentar.

El líder:
Coordinará la presentación de las historias bíblicas cada día. Las personas que presentan
los diálogos debieran ser buenos narradores de historias. El líder puede ser un hombre
como también una mujer.

Cada día se necesitará de la ayuda del Escriba. Este papel lo puede desempeñar muy bien
un juvenil. El escriba era el secretario, escribano o copista. Era conocedor de la escritura de
su cultura y se encargaba de redactar textos y también de leerlos y organizar su clasificación
en los archivos. El escriba es el que cada día ayudará a pasar las diapositivas, repasará
tanto el punto de honor como los versículos de memoria y distribuirá las hojas de actividades
para que los niños los trabajen allí en el salón de las crónicas, o en sus tiendas de la villa
junto con sus líderes.
Responsabilidades:
▶ Prepara todo lo necesario para las escenas de cada día antes que los niños lleguen.
▶ Coordina con los personajes de los dramas y el escriba para atender cualquier necesidad
que ellos requieran.
Si los niños trabajan sus actividades en sus tiendas, es una buena oportunidad para que los
líderes de grupo se familiaricen con ellos, ayudándolos a responder las preguntas. Si no hay
tiempo, el líder del grupo recogerá las hojas de actividades y las repartirá a los niños antes
de que se vayan a sus casas.

Tanto los personajes de los dramas, como el escriba, deben estar vestidos a la usanza de
los tiempos bíblicos.

Se necesitarán los siguientes personajes para los diálogos:


1er. Día Primer Ministro del Rey.
2do. Día Criada de la Reina.
3er. Día Profeta Samuel.
4to. Día El guarda de la Reina.
5to. Día Apóstol Juan.

2
¡Que el Señor los bendiga en la presentación de
estas historias bíblicas!

3
Punto de honor: Dios tiene un plan.
Versículo: “Porque yo sé muy bien los planes que tengo para
ustedes, dice el Señor, planes de bienestar y no de calamidad…”
(Jeremías. 29:11)
Referencia: 2 Reyes 11; 12

El Rey Joás
Decoración del salón:

Arme un escenario al frente del salón colocando una plataforma con escaleras, cortinas
recogidas y mucha iluminación. Detrás de las cortinas coloque un fondo blanco (écran) para
proyectar las diapositivas.

Prepare piezas de lona y píntelas como una


pared de ladrillos. Con esta lona pintada
forre la plataforma, las escaleras y las
paredes del salón; para el piso puede usar
alfombra, para que los niños se sienten.
Ponga algunos cojines en el área para darle
un aspecto real.

Coloque la laptop en un lugar donde le sea


fácil operar mientras usted actúa para el grupo.

El Primer Ministro usará una bata de pana ó afelpada, que dé una apariencia lujosa de los
tiempos bíblicos. Tenga también un recipiente tipo maceta o florero de plástico, forrado con
papel dorado para representar la corona del rey. Esta corona se usará al final de la historia.

Personajes:
Primer Ministro
Escriba: ayudante.
Rey Joás: Un juvenil.

SALUDO A LOS VISITANTES:

Primer Ministro: Reúne a los visitantes afuera, antes que entren y los observa
pensativamente y dice: Bienvenidos al salón de las Crónicas, tengo una información muy
importante para compartir con ustedes.

Niños: Entran y se sientan en los lugares indicados.

Escriba: Ayuda a correr las diapositivas.

Primer Ministro: He estado observando, que por la vestimenta que usan, ustedes no son
de este pueblo ¿verdad? ¿Dónde ustedes viven? Deje que los niños nombren algunos
pueblos y ciudades, luego indique que usted no ha oído de esos lugares.

¿Han escuchado de la reina Atalía? Ella era muy mala y mandó matar a todos los herederos
al trono.

4
Diapositiva 1
(Se escucha un llanto de bebé)

Pero esperen, había un bebé que la reina malvada


Atalía no lo había encontrado. “¡Shhhh! No llores
bebé Joás, no llores. Algún día serás rey, lo
tranquilizaba su tía Josaba, mientras escondía a su
sobrino, el bebé Joás. La tía Jo amaba a su sobrino,
como si fuera su propio hijo.

Diapositiva 2
El tiempo pasó y el bebé Joás creció, ahora ya era un
niño. Durante el día, la puerta siempre estaba
cerrada para asegurarse que nadie en el Templo
viera al niño. A la puesta del sol, cuando la gente que
trabajaba y que asistían al templo ya habían
regresado a sus casas, se abría la puerta de su casa
y Joás y su tío Joiada salían a caminar por el patio
del templo. Cada año en sus cumpleaños, la tía
Josaba medía su tamaño y colocaba una marca en la
puerta, así ellos sabían cuántos centímetros había
crecido Joás a través del año.

Diapositiva 3
Un atardecer, cuando Joás y su tío Joiada salieron a
caminar por los patios del templo, Joás vio huecos
en las paredes del templo “¿Por qué esas paredes
están tan arruinadas?” preguntó. Tío Joiada titubeó
por un instante. “Bien”, él dijo “esos huecos fueron
hechos por los hijos de la reina malvada, porque
ellos querían usar los materiales para construir un
templo para sus ídolos. “¿Y donde están los hijos de
la reina ahora?” persistió el pequeño Joás. “Ellos ya
no están”. Tío Joiada obviamente no quería hablar
sobre ese tema nunca más. “Entonces ¡vamos a
arreglar las paredes! Tío Joiada” exclamó Joás. “Pero no es fácil. No hay dinero en la
tesorería del templo para hacer las reparaciones” - tío Joiada exclamó tristemente. Entonces
Joás determinó que cuando creciera iba a hacer algo para arreglar esas paredes.

Diapositiva 4
El tío Joiada le enseñó a Joás a leer. Él leía de los
rollos de las Escrituras. “No tendrás otros dioses
delante de mí… Acuérdate de guardar el día
Sábado como un día santo… Honra a tu padre y a
tu madre… No robarás”. Cuanto más Joás leía
acerca de Dios, más lo amaba. Aunque era todavía
niño, el amor que tenía por su Padre celestial
sustituía la pérdida de no tener a su padre terrenal.

5
Diapositiva 5
Cuando Joás cumplió 7 años, el tío Joiada con mucha
cautela comunicó el secreto a los dirigentes del país
que eran de más confianza: ¡El hijito del rey vive aún!
¡Un día llegará a ser rey!” ¡Qué noticia! Poco a poco el
secreto fue pasando de uno a otro hasta que todos lo
supieron. Entonces tío Joiada reunió a los
centuriones, capitanes y gente de la guardia y se
designó un día especial para la coronación. Muy
cuidadosamente se trazaron los planes. Se instruyó a
todos los sacerdotes y levitas para que rodearan al
pequeño rey y lo protegieran. Cuando todos
estuvieron listos, Joás fue sacado a la puerta del templo, se le colocó una corona en la
cabeza y se le dio el rollo de la ley en sus manos y todos gritaron: “¡Viva el rey!”

Diapositiva 6
¡Que tal conmoción! Pensó Atalía cuando oyó los
gritos y los aplausos. Entonces se dirigió al templo
para ver lo que pasaba, vio al pequeño rey en pie
rodeado por los sacerdotes, los capitanes y los que
tocaban trompetas. ¡Traición, traición! Gritó la reina
rasgando sus vestidos. ¡Sáquenla de aquí! ordenó
Joiada a los capitanes. Por un momento los
soldados no sabían qué hacer. ¿Debían obedecer a
la reina, o al rey? Entonces los soldados entraron en
acción y rápidamente tomaron a la reina malvada, la
sacaron y la mataron.

Diapositiva 7
Lentamente el rey Joás, juntamente con el ejército y
la gente caminaron hacia el palacio y se sentó en el
trono del rey. El trono era grande, y sus pies no
alcanzaban al suelo, pero se sentó tan recto y
erguido como pudo. Los músicos tocaron sus
trompetas; los cantantes entonaron cánticos y la
gente gritaba, “¡Viva el rey! ¡Viva el rey!

Diapositiva 8
El rey Joás creció como un joven admirable y
excelente y nunca olvidó su promesa de reparar las
paredes del templo. Reuniendo a los sacerdotes y a
los levitas les dijo: Salgan por las ciudades y recojan
dinero de todo Israel, para que cada año sea
reparada la casa de nuestro Dios, pero los levitas no
se preocuparon por hacerlo. Entonces se le ocurrió
una idea, mandó hacer un cofre grande con una
ranura en la tapa y lo colocó en la puerta del templo.

6
Diapositiva 9
La gente venía de cerca y de lejos para ver el cofre de
monedas del rey y con alegría echaban sus ofrendas
para reparar el templo. El cofre se llenó de dinero
repetidas veces y los encargados vaciaban el dinero en
bolsas y los depositaban en la tesorería del rey hasta
reunir el dinero suficiente para las reparaciones.

Diapositiva 10
Entonces se contrataron a los albañiles, a los
escultores para cortar las piedras, a los carpinteros
para aserrar las tablas y cuidadosamente ellos
trabajaron reparando hasta el último hueco de las
paredes del templo. Ahora muchas personas venían
para el culto en el templo y aprendían del amor de
Dios, así como el rey Joás lo había hecho.

Joás (Un Juvenil vestido de rey) entra llamando al Primer Ministro “Bernabé”, “Bernabé”.

Primer Ministro: ¡Rey Joás, sea usted bienvenido! (le coloca la corona) Le presento a
nuestros visitantes, ellos vienen de… (Mencione algunos lugares de donde vienen los niños)
y les he estado contando acerca de su experiencia desde cuando era un bebé. Aunque
usted no tuvo mamá ni papá, Dios lo cuidó y lo está usando para que haga un trabajo
maravilloso para Él. Hoy también tenemos un mensaje de Dios para cada uno de ellos.

Rey Joás: Eso está muy bien.

Primer Ministro: Bien amigos, tengo que hacer algunas cosas con el rey, entonces los dejo.
Gracias por venir aquí y pasar un tiempo conmigo. (Sale junto con el rey).

Escriba: Repasa el versículo de Jeremías 29:11 con sus ademanes. ““Porque yo sé muy
bien los planes que tengo para ustedes — dice el SEÑOR—, planes de bienestar y no de
calamidad…” Diga: Algunas veces tenemos muchos problemas en nuestras vidas y nos
sentimos arruinados, pero si acudimos a Dios, Él nos toma en sus manos y hace cosas
maravillosas con nosotros.

Antes de salir recuerden que ¡Dios tiene buenos planes para ustedes! Los espero mañana.
(Reparte las hojas de actividades).

Pregonero: Pasa haciendo sonar su campana anunciando que deben ir a la


siguiente estación.

7
Punto de honor: Dios es sabio.
Versículo: “Si a alguno de ustedes le falta sabiduría, pídasela a
Dios, y él se la dará…” (Santiago 1:5)
Referencia: 1 Reyes 10

La Reina de Saba y el Rey Salomón


Decoración del salón:
Mantenga el escenario de fondo igual que la del primer día - una plataforma con escaleras,
cortinas recogidas y mucha iluminación. Écran para proyectar las diapositivas, detrás de las
cortinas. Coloque la laptop en un lugar donde le sea fácil operar mientras usted actúa para
el grupo.

Personajes:
Una criada.
Escriba.
Ambos deben estar vestidos a la usanza de los tiempos bíblicos.

SALUDO A LOS VISITANTES:

Criada: ¡Bienvenidos! como están vestidos, me dice que ustedes no pertenecen a la realeza
¿Qué tipo de trabajo ustedes hacen? (deje que los niños respondan) Indique que usted
nunca ha oído de esos trabajos.

Yo trabajo para la reina Makeda. Soy de la tierra de Saba. ¿Han escuchado sobre la reina
de Saba? Algunos niños responderán si, otros no.

Diapositiva 1
La reina Makeda adoraba a los ídolos. Ella estaba
rodeada de una fabulosa riqueza, pero a pesar de eso,
ella quería más. Estaba asombrada de los rumores de
un rey israelita, el Rey Salomón, que había oído. Le
habían dicho que él era el hombre más sabio de la
tierra y que sabía de todo. Ella decidió ir a comprobarlo
por sí misma. Tuvimos que trabajar duro
empaquetando oro, ébano, zafiro, sustancias
aromáticas y marfil, porque la Reina Makeda dijo que
no podía ir a una visita de estado con las manos
vacías, sino que debía llevar muchos regalos.

Diapositiva 2
Fue un largo viaje. Estábamos en áfrica, pues el país
de Saba ahora se llama Etiopía. ¿De qué país son
ustedes? (Espere respuestas). Teníamos que cruzar
algunas partes del desierto de Sahara. Cuando el
viento soplaba, lo que ocurre regularmente allí, la
arena nos bañaba. Usábamos bufandas y no podíamos
hablar mucho. A menudo cabalgábamos en silencio
con nuestros ojos cerrados. Confiábamos que nuestros
camellos nos llevaban por el camino correcto, así los
guardaespaldas y soldados de la reina nos
manteníamos seguros.

8
Diapositiva 3
Finalmente divisamos la ciudad de Salomón y era
mucho más hermosa de lo que habíamos imaginado.
Nos alegramos porque llegamos antes del séptimo día,
porque si llegábamos en sábado, las puertas podrían
haber estado cerradas. La Reina Makeda hubiera
insistido en instalar el campamento y esperar hasta el
primer día. Ella era muy respetuosa de las creencias de
las personas. ¿Ustedes saben por qué las puertas de la
ciudad de los israelitas podían haber estado cerradas el
séptimo día de la semana? (espere respuestas).

Diapositiva 4
Cuando la reina de Saba estuvo delante del rey
Salomón se inclinó con mucho respeto. Él estaba
sentado en un trono de oro que tenía dos grandes
leones en cada lado. “Mi rey” – dijo la reina, “he venido
de una país muy lejos porque he oído hablar grandes
cosas sobre usted y su pueblo”. El rey Salomón miró a
Makeda. No sé lo que él pensaba. Primeramente, yo
estaba preocupada porque él podía pensar que
nosotros éramos espías, pero luego sonrió y con una
voz profunda dijo, “Compartiré con usted todo lo que
conozco”.

Diapositiva 5
El rey le mostró a Makeda las estrellas y dijo: El gran
Dios del cielo las creó juntamente con los planetas, la
tierra y también a nosotros. Le dijo también que las
estrellas se podían usar para orientarse, o sea saber
qué dirección tomar durante los viajes, o también para
conocer las estaciones. ¿Ustedes sabían esto? Espere
respuestas.

Diapositiva 6
Me hice amiga de algunos sirvientes del rey Salomón.
Ellos me contaron de algunas cosas que ocurrieron
justo antes que llegáramos. Parece que dos mujeres
reclamaban ser la madre de un mismo bebé. Después
de mucho argüir y pelear, ese pobre bebé era halado de
un lado para otro. Las mujeres fueron traídas ante el rey
Salomón y le pidieron que él decidiera cuál de las
mujeres era la verdadera madre. El rey Salomón ahora
tenía que resolver una difícil situación ¿Cómo iba a
resolver eso? Recuerden que esto sucedió hace
muchos años, cuando el examen DNA no existía.

9
Diapositiva 7
Bien, el rey Salomón actuó como si no le importaba el asunto. Ordenó a sus soldados quitar
el bebé a las mujeres. Entonces les ordenó “lleven a ese bebé y pártanlo en dos y que cada
mujer tenga una mitad”. ¿Pueden imaginar la
reacción de toda la gente que se encontraba en la
corte? Había tensión y balbuceo y una de las dos
mujeres comenzó a sollozar. “Oh no” ella gritó, “No,
por favor”. En cambio la otra mujer tenía un mirada
petulante y se mantenía como si fuera una buena
idea. Cuando el soldado comenzó a sacar su
espada, la mujer sollozante se arrojó a los pies del
rey y le rogó que entregara el bebé a la otra mujer,
pero que no le hicieran daño. ¿Pueden adivinar lo
que pasó? Espere respuestas. Si, por supuesto. El rey Salomón sabía que la mujer que
lloraba y rogaba que no mataran al bebé era la verdadera madre. Entonces el rey Salomón
entregó el bebé a su madre. Pienso que él debe haber dicho a la otra mujer que nunca más
toque al bebé otra vez.

Diapositiva 8
El rey Salomón también hizo una explicación sobre el
arco iris. Yo siempre había admirado los arco iris.
Ahora sé que ellos son moléculas de agua que
actúan como prismas captando la luz. Por eso,
cuando hay humedad en el aire, ellos aparecen.
Pero lo más importante, fue lo que él habló a la reina
sobre el pecado de Adán y Eva y como la gente en la
tierra había crecido muy, pero muy mala; entonces
Dios envió un diluvio y limpió la tierra con agua. Salomón también le dijo a la reina que el
arco iris era una promesa – una promesa que Dios no destruiría otra vez la tierra hasta que
él venga a llevarnos al cielo. Ahora cada vez que veo un arco iris, pienso en Dios.

Diapositiva 9
El rey Salomón también le explicó a la reina sobre
todas las ceremonias que se hacían en el templo. El
templo de Salomón era fantástico. Sus paredes
estaban forradas con oro y había mármol por todo
lugar. También explicó que por muchos años el templo
había sido una carpa. Este templo o santuario era la
manera como Dios nos daba un lección objetiva del
santuario celestial. Todos los días los sacerdotes
sacrificaban un cordero. Una vez observé un
sacrificio, pero observar eso, me dio dolor de
estómago.

Diapositiva 10
Además, el rey Salomón dijo que el cordero
representaba a Jesús – el Rey de reyes, el Hijo unigénito
de Dios – quién vendría y moriría por nuestros pecados,
así como el pobre cordero inocente era muerto, así
Jesús moriría también. No podíamos creer como Dios
podía amarnos tanto, a tal punto de enviar a su Hijo a
esta tierra para sufrir y morir. La reina Makeda, así como
muchos de nosotros, llegamos a amar al verdadero Dios
antes de salir del reino de Salomón. Ahora nos damos
cuenta que el amor de Dios fue el regalo más precioso de todos.

10
Criada: Piensen en todas las estrellas que Dios ha creado. ¿Saben que Dios pensó en
ustedes antes de que nacieran? (Espere respuestas de los niños) ¿Cuándo fue la última vez
que miraste un cielo estrellado durante la noche? (Espere respuestas).

Gracias por venir y pasar un tiempo aquí. Tengo que irme rápido, porque como trabajo para
la reina Makeda, tengo muchas cosas que alistar para nuestro viaje de regreso a Saba.
¡Adiós amigos! (sale).

Escriba: Queridos amigos, antes de despedirnos recuerden que “si a alguno de ustedes le
falta sabiduría, pídasela a Dios y él se la dará”. Hagamos los ademanes.

Reparta las Hojas de Actividades # 2. (Los niños pueden trabajar sus actividades en el
salón o en sus tiendas de la villa junto con su líder).

Pregonero: Pasa haciendo sonar su campana anunciando que deben ir a la


siguiente estación.

11
Punto de honor: Dios es poderoso.
Versículo: “¿Quién como tú, SEÑOR, Dios Todopoderoso, rodeado
de poder y de fidelidad?” (Salmos 89:8).
Referencia: 1 Samuel 16, 17

El Rey David
Decoración del salón:
Prepare un escenario de una casa – La casa de Isaí. Una plataforma, cortinas recogidas y
detrás de las cortinas mantenga el fondo blanco (écran) para proyectar las diapositivas. La
plataforma y las paredes del salón, deben estar forradas con piezas de lona pintadas como
una pared de ladrillos. En la plataforma coloque una mesa con una lámpara. Coloque la
laptop en un lugar donde le sea fácil operar mientras usted actúa para el grupo.

Personajes:
Profeta Samuel
Escriba – Un juvenil
Ambos deben estar vestidos a la usanza de los tiempos bíblicos.

SALUDO A LOS VISITANTES

Samuel: Reúne al grupo de niños fuera del salón. Parece muy pensativo. Actúa muy
solemnemente cuando inspecciona a los niños. Diga: Vengan, entren, tengo alguna
información importante para compartir con ustedes. ¡Siéntense!

Dios me ha indicado que venga a la casa de Isaí para ungir al nuevo rey. Espero que el rey
Saúl no escuche esta noticia y se enoje ¿Conocen al rey Saúl? (Espere alguna respuesta).

Les contaré cómo David llegó a ser rey.

Diapositiva 1
Era uno de esos días relajados de verano. Dios me había
instruido para ir a la casa de Isaí para ungir a uno de sus
hijos para que sea el siguiente rey de Israel. Entonces aquí
estaba esperando. Como ven, todos los hijos de Isaí
estaban en los campos vigilando sus rebaños de ovejas.
Cuando ellos escucharon que yo había llegado a la casa de
su padre para ungir a uno de ellos como rey, ellos
decidieron dejar a su hermano menor, David, a cargo de las
ovejas y ellos volvieron corriendo a su casa.

Diapositiva 2
David quedó jugando con uno de los corderos, cuando de
repente notó que un lobo intentaba robar a uno de sus
corderos (sonido de lobo). David rápidamente corrió a su
captura y comenzó a lanzarle piedras con una honda para
sorpresa del lobo. Con un aullido fuerte, el lobo corrió en
otra dirección. David sabía que sus hermanos iban a tardar
en volver, entonces él pasaba el tiempo practicando tiros
con su honda, y cuando se cansaba, componía cantos y
practicaba tocando su arpa. ¿Qué hacen ustedes cuando
están solos? (espere respuestas).

12
Diapositiva 3
David tenía dos corderos como sus mascotas preferidas.
Uno se llamaba Blacky y el otro Lammi. Estos dos
corderos saltaban alto en el pasto y corrían tras David.
Ellos lo acompañaron durante el tiempo de ausencia de
sus hermanos. De repente, un día escuchó un gruñido
(sonido de gruñidos) y vio a un oso justo al otro lado del
arbusto. David sabía que Blackie y Lammi estaban
jugando inocentemente y no sabían en el peligro que
estaban. Sin dejar pasar un momento más, tomó su
honda.

Diapositiva 4
Y la hizo girar y girar, toda su práctica que había hecho
teniendo como blancos las rocas y los troncos de
árboles, podían ayudarlo ahora. Después de varios giros,
soltó un lado de la onda y la piedra se disparó a través
del aire alcanzando la cabeza del enorme oso que lo
tumbó inconsciente. Blacki y Lammi corrieron balando
hasta el rebaño. ¿Qué cosas ustedes practican? (Deje
que los niños respondan – tocar piano, tareas escolares,
tareas domésticas, etc., conecte las respuestas de los
niños a la idea que la práctica de David vino antes de su
éxito. Entonces para tener éxito, necesitamos practicar antes).

Diapositiva 5
“Ven Lammi” David llamó a su corderito. Lo consoló pues
estaba temblando, mientras Blacki saltaba feliz. Cuando
sabes que alguien te cuida de la manera como David
cuidaba a sus mascotas, es reconfortante (si hay tiempo,
pregunte a los niños sobre el cuidado de sus mascotas).

Diapositiva 6
Pero ahora volvamos a la casa de Isaí, allí yo estaba
entrevistando a cada uno de los hijos de él. Todos ellos
eran altos y muy simpáticos. Yo sabía que Dios iba a
indicarme a quién debía ungir como rey. Cada vez que
entrevistaba a uno de ellos, oraba para que Dios me
indicara si ese era quién debía ser el rey. Pero Dios se
mantuvo diciéndome, “No, no es ese”.

Diapositiva 7
Pregunté a Isaí si esos eran todos sus hijos, entonces él
me respondió “mi hijo menor está en los campos cuidando
las ovejas”. “Tengo que hablar con él también”, le dije. Vi
que todos los hermanos mayores estaban decepcionados,
ellos no podían creer que David sería considerado, pero
Isaí envió a algunos siervos a buscar a David.

13
Diapositiva 8
En cuanto vi a David viniendo, Dios me dijo “este es”. David
sería el siguiente rey de Israel. Entonces tomé a él de entre
sus hermanos y ungí su cabeza con aceite. Este símbolo
reconocía la unción de Dios para este trabajo especial.
David podría regresar a continuar cuidando sus ovejas, pero
más adelante él sería el rey de Israel. No mucho después,
los filisteos atacaron a los israelitas y los hermanos de
David fueron a la guerra. ¿Recuerdan la historia de David y
Goliat? (Espere respuestas).

Diapositiva 9
Cuando pienso en cómo David practicaba con su honda
usando diferentes blancos y como usó su honda para
dispersar a un lobo y eliminar a un oso, entiendo cómo Dios
lo estaba preparando para pelear con Goliat. ¡Hubieran visto
a Goliat! Se enojó mucho cuando vio que un niño había sido
enviado a pelear con él. David entró rápidamente en acción,
sacó su honda y una piedra y la lanzó directamente a la
cabeza de Goliat. Viendo la gente con cuanto coraje
enfrentó David a Goliat, sus corazones se prepararon para
aceptarlo como rey.

Diapositiva 10
David fue un buen rey. La Biblia dice que él fue un hombre
conforme al corazón de Dios. ¿Sabían que ustedes son
también “conforme al corazón de Dios”? (permita que los
niños respondan). Dios amó a David porque David confiaba
en Él. Aunque Dios nos ama – no importa cómo, él quiere
que nosotros confiemos.

Samuel: ¿Alguna vez ustedes se han sentido solos? (espere respuestas por parte de los
niños). Quizás muchas veces te preguntas si Dios tiene un plan para tu vida. ¿Por qué es
importante confiar en Dios completamente? (Espere respuestas).

Gracias por pasar un tiempo aquí. Tengo varias cosas que hacer para el rey, entonces los
dejo. Hasta otra oportunidad. (Sale).

Escriba: Recordemos de confiar siempre en Dios porque Él es poderoso. Repasemos


nuestro versículo de memoria con sus ademanes.

“Quién como tú, SEÑOR, Dios Todopoderoso, rodeado de poder y de fidelidad”


(Salmos 89:8)

Reparta las Hojas de Actividades # 3. (Los niños pueden trabajar sus actividades en el
salón o en sus tiendas de la villa junto con su líder).

Pregonero: Pasa haciendo sonar su campana anunciando que deben ir a la


siguiente estación.

14
Punto de honor: Dios nos ayuda.
Versículo: “… yo soy tu Dios, que te esfuerzo; siempre te
ayudaré…” (Isaías 41:10)
Referencia: Esther 1-10

La Reina Esther
Decoración del salón:

Mantenga el mismo escenario que el día anterior.

Personajes:

Hegai – guarda de Esther


Escriba – Un juvenil
Ambos deben estar vestidos a la usanza de los tiempos bíblicos.

SALUDO A LOS VISITANTES

Hegai: Mantenga al grupo de niños fuera del salón. Observe preocupado, mirando de un
lado para otro, como si alguien estuviera siguiendo a los niños. Diga: ¡Entren! ¡Entren!
Déjenme ver si alguien los está siguiendo. Ustedes no deben ser vistos ¿De qué
nacionalidad son? (deje que los niños digan su nacionalidad). Ustedes saben que la reina y
su pueblo están en peligro. ¿Conocen a la reina? Voy a contarles su historia.

Diapositiva 1
Hadasa era una niña hebrea cuyo nombre significaba “árbol
de mirto” el cual es un árbol florido muy bonito. Su familia
vivía en Persia, el reino más rico del mundo, pero para ellos
no era un lugar bueno para vivir porque eran judíos, pues
muchos años antes, el pueblo judío había sido llevado
cautivo a Persia para trabajar.

Diapositiva 2
Cuando Hadasa era aún muy pequeña, sus padres
murieron y ella se quedó muy triste, pero su tío Mardoqueo
y su familia la llevaron a vivir a su casa. Ellos le dieron un
buen hogar. ¿Recuerdan ustedes de algún mal momento en
su vida que Dios les ayudó proporcionándoles algo? Espere
respuestas.

Diapositiva 3
El tío Mardoqueo trabajaba para el rey Jerjes de Persia. Él
se sentaba en la puerta y recibía cualquier información para
llevarla a la oficina del palacio. Una de las
responsabilidades de Hadasa era llevar cada día el
almuerzo a su tío ¿Ustedes tienen tareas en su familia?
Espere respuestas de los niños.

15
Diapositiva 4
Hadasa estaba feliz viviendo con la familia de su tío, pero
las cosas cambiaron. El rey de Persia necesitaba una
nueva reina, entonces ordenó que todas las señoritas
hermosas de Persia fueran traídas al palacio. Hadasa fue
una de ellas, entonces tuvo que ir al palacio, allí le dieron
un nuevo nombre, un nombre persa: Esther, que significa
estrella ¿Ustedes saben por qué sus padres les pusieron el
nombre que tienen? Espere respuestas.

Diapositiva 5
Durante todo el primer año que Esther estuvo en el palacio, no vio al rey. Ella asistió a la
escuela para aprender cómo ser una princesa y quizás
también una reina. Allí había muchas cosas para
aprender. La historia de Persia y como actuar en la
realeza fueron las dos cosas que ella aprendió.
Finalmente Esther fue presentada al rey. Él quedó tan
impresionado con la belleza de ella que la eligió entre
todas las otras señoritas para que sea su reina. Esther se
inclinó humildemente cuando el rey puso la corona sobre
su cabeza. Ella se dio cuenta cómo Dios estaba guiando
su vida. De ser una niña huérfana, ahora era la reina de
Persia – del país más grande del mundo en ese tiempo.

Diapositiva 6
Un día, Esther notó que su tío Mardoqueo estaba muy,
pero muy triste. Estaba tan triste que se había vestido
con ropas viejas para demostrar su dolor. Esther envió a
sus siervos para ver cuál era el problema. Él no
acostumbraba estar triste.

Diapositiva 7
Esther entendió que algo terrible había pasado. Una ley
había sido aprobada que en un cierto día alguien en
Persia mataría al pueblo de Dios. El tío Mardoqueo le
dijo a Esther que debía ir al rey para implorarle que
detuviera esa ley. “No puedo hacer eso” dijo Esther. “Si
alguien, incluso la reina, va al rey sin ser invitada, él
puede mandar matar a esa persona. No, no puedo ir al
rey”.

Diapositiva 8
Ahora Esther sabía que ella era la única esperanza para
su pueblo. Ella tenía que ir ante el rey, aún si el rey no
la hubiera llamado. Entonces ella envió un mensaje a su
tío Mardoqueo para que él y sus amigos oraran los
siguientes tres días. Ella y sus siervas también iban a
pasar los siguientes tres días orando. Y así sucedió. Al
final de los tres días, Esther se puso su mejor ropa y se
dirigió hacia el salón de audiencias del rey. Cuando los
guardas del rey oyeron pasos, ellos prepararon sus
lanzas ¿quién se atrevería a venir no siendo invitado
para ver al rey? “Detengan al intruso” dijo el rey, pero luego se detuvo. No era un intruso, era
su reina.

16
Diapositiva 9
“Entra, reina Esther”, dijo el rey mientras extendía su
cetro. Esther se sintió aliviada cuando tocó la punta del
cetro. Gracias Dios, ella clamó en oración. Entonces
Esther explicó al rey sobre la ley que podía ponerla
tanto a ella como a su pueblo, en peligro de muerte.

Diapositiva 10
El rey se enojó mucho cuando se dio cuenta que había
sido engañado en hacer una ley que podría matar a su
reina y a su pueblo. Ahora él no podía cambiar esa ley,
pero hizo una nueva ley que decía que el pueblo de
Dios podía hacer cualquier cosa para defenderse. Y así,
ese terrible día vino y se fue, y ninguno fue muerto.
Esther y su pueblo alabaron a Dios.

Hegai: Ahora niños, no se preocupen, la ley del rey los protegerá siempre. Recuerden ser
respetuosos con los demás. Después de todo, ese puede ser el trabajo que Dios te ha
enviado para hacer en esta tierra. Tengo que salir porque debo hacer algunas cosas para la
reina. Hasta otra oportunidad.

Escriba: Recordemos siempre que Dios nos ayuda. Aunque tengamos que pasar por valles
de sombra o de muerte, él siempre estará listo a ayudarnos porque es poderoso y nos ama.
Repasemos nuestro versículo de memoria de hoy con sus ademanes. “… yo soy tu Dios,
que te esfuerzo; siempre te ayudaré…” (Isaías 41:10)

Reparta las Hojas de Actividades # 4. (Los niños pueden trabajar sus actividades en el
salón o en sus tiendas de la villa junto con su líder).

Pregonero: Pasa haciendo sonar su campana anunciando que deben ir a la


siguiente estación.

17
Punto de honor: Dios es victorioso.
Versículo: “¡Aleluya! Ya ha comenzado a reinar el Señor, nuestro
Dios Todopoderoso” (Apocalipsis 19:6).
Referencia: Apocalipsis 4-6; 8:1-5; 20

El Rey Jesús
Decoración del salón:

Prepare un cuarto (prisión) para el apóstol Juan. Con cartulina negra haga barras para
colocar en la ventana del cuarto, pues Juan está exiliado en la isla de Patmos. Conserve
siempre el écran en el fondo para proyectar las diapositivas. Ponga alfombra en el resto del
salón para que los niños se sienten. Coloque la laptop en un lugar donde le sea fácil operar
mientras usted actúa para el grupo.

Personajes:

Apóstol Juan – Un anciano con vestimenta de los tiempos bíblicos.

SALUDO A LOS VISITANTES

Juan: Habla desde su prisión – detrás de las rejas. Diga: bienvenidos a la isla de Patmos.
Soy el apóstol Juan y quiero compartir la información sobre el Rey de reyes. Este mensaje
es tan maravilloso que una vez que lo escuchen querrán decirlo a todo el mundo.

¿Cómo ustedes llegaron aquí? Espere respuestas. Yo fui traído aquí porque creo en Jesús.
Esta es mi prisión. Nunca más saldré de aquí para ver a mi familia ni a mis amigos. Pero
Dios los ha enviado a ustedes aquí para alegrarme este día. Ustedes deben entender bien la
historia que les voy a compartir, para que puedan llevarla al mundo.

Soy el último discípulo restante de Jesús. Cuán tristes estuvimos el día cuando lo
crucificaron, pero cuan felices nos sentimos cuando nos dimos cuenta que había resucitado
de la muerte. Queríamos que Él permaneciera con nosotros para siempre, pero tuvo que
ascender al cielo. Mientras se elevaba en las nubes, nos dijo que no nos entristezcamos,
pues Él vendría otra vez. ¡Aleluya! Por donde vayamos y hablemos de Jesús digamos
¡Aleluya! (pida que los niños digan Aleluya también).

Diapositiva 1
Mientras estaba sentado en esta isla solitaria, fui
confortado por visiones de Dios. Aquí les muestro un
cuadro que representa la visión más gloriosa. Aquí hay
cuatro criaturas extrañas. Una es un león, el rey de los
animales, el otro es como un buey, el cual vive para
servir a los seres humanos. El tercero se parece a un
hombre. Jesús vino a la tierra para ser un hombre
(Aleluya). Y el cuarto animal se parece a un águila, y
representa la naturaleza divina de Jesús (Aleluya). Estos
son cuatro símbolos que representan a Jesús el Rey de
reyes (Aleluya).

18
Diapositiva 2
Esta es otra vista del Rey Jesús (Aleluya). Observen que
Jesús tiene una corona en su cabeza. Está montado sobre
un caballo blanco y sostiene un arco (Aleluya). El caballo
blanco representa a la iglesia en mi tiempo. Nosotros
estuvimos esparciendo las buenas nuevas del Rey Jesús
por todo el Imperio Romano (Aleluya). Por supuesto, ahora
siento como si no estoy haciendo mucho para propagar las
buenas nuevas, porque he sido desterrado a esta isla
solitaria, pero confío que las buenas nuevas de Jesús
continúan siendo proclamadas.

Diapositiva 3
Quizás ustedes pueden ayudarme con esta visión ¿Han
visto edificios como estos? (Permita que los niños
expliquen algo sobre los edificios modernos). En esta
visión vi tres ángeles volando por el cielo. Sé que esos
ángeles representan ustedes y aquellos quienes están
hablando sobre Jesús ahora (Aleluya). Esos ángeles están
diciendo, “Temed a Dios y dadle honra, porque la hora de
su juicio es venida”. Esto significa que Jesús está
retornando pronto, mientras todavía ustedes están vivos.

Diapositiva 4
El Rey Jesús (Aleluya) sufrió mucho y se entristece cuando
estás triste; Él sabe cuando estás sufriendo. Él murió por
nuestros pecados para que podamos vivir para siempre ¿Te
has sentido triste? Deje que los niños expliquen.

Diapositiva 5
Esto es como si Jesús estuviera parado en la puerta de tu
corazón tocando para que vengas. Para abrir la puerta,
simplemente puedes decir esta oración: Jesús quiero que
seas mi Señor y Salvador, el rey de mi vida. (Tome un
tiempo para orar con los niños). Espero que todos ustedes
estén en el cielo. Prometan que ustedes me buscarán
cuando vayan allí. Ahora, no olviden de abrir la puerta de
sus corazones.

Diapositiva 6
Esta es otra visión que tuve. Aquí los ángeles fueron
ordenados por el Rey Jesús para vaciar su cáliz (copa) en la
tierra. Este cáliz está lleno con la ira de Dios contra el
pecado. No tienes que preocuparte porque ya has aceptado
a Jesús como el rey de tu vida y la ira de Dios no es para ti.

19
Diapositiva 7
El Rey Jesús está preparando un lugar para cada uno
(Aleluya). Este es un cuadro del río de vida, el cual fluye
del trono de Dios y de Jesús (Aleluya). Al otro lado del río
de vida, crece el árbol de la vida. Tiene doce clases de
frutos que crecen allí – cada mes da un fruto diferente, y
las hojas del árbol dan salud al pueblo de Dios. Por
supuesto, este cuadro no nos muestra cuán hermoso es
todo el cielo.

Diapositiva 8
(Juan actúa como si estuviera en visión) ¡Ahí viene! ¡Si,
Él está viniendo! ¡Él está viniendo finalmente! ¡Él está
viniendo otra vez! (Aleluya – anime a los niños a decir
esta palabra con alegría). Nuestro Rey pronto vendrá y
todos seremos levantados en las nubes para
encontrarnos con Él. Aquellos quienes han muerto en
Jesús se levantarán de la muerte e irán al cielo con
nosotros.

Diapositiva 9
Sé que el Rey Jesús me buscará, porque fui su discípulo
amado (Aleluya). El Rey Jesús también buscará a
ustedes, sus mamás y papás (Aleluya). El cielo será un
billón de veces mejor que todo lo bueno que hayamos
tenido aquí.

Diapositiva 10
Cuando vean a Jesús venir en las nubes de gloria ¿Cómo
se sentirán? ¿Qué harán? (Anime a sus niños a usar su
imaginación para describir sus sentimientos sobre la
segunda venida de Jesús).

Apóstol Juan: (Con voz de anciano) Diga: ¿Qué es lo primero que harás cuando estés en
el cielo? Espere respuestas. Recuerden que han prometido buscarme. Gracias por
visitarme, yo estoy aquí solamente con las gaviotas como amigos.

¡Aleluya! Nuestro Señor Dios gobierna. Él es todo poderoso. (Los niños salen).

Actividad # 5:

Los niños se dirigen a sus villas para hacer la actividad 5 con su líder.

20
21