Sie sind auf Seite 1von 1

REALIDAD NACIONAL    EAP: SOCIOLOGÍA 

NOMBRE: SERRANO. Hilary Mayra  CÓDIGO: 16150209 

ARGUEDAS. JOSE M. Yo NO soy un ACULTURADO


 
Este  es  un  discurso  realizado  por  Arguedas  en  1968,  cuando  recibió  el  premio  Inca 
Garcilaso de la Vega; aquí explica el por qué y el cómo de la realización de sus obras. 
Él  dice  que  este país ha sido por largo tiempo dividido en dos: dos polos, dos naciones, 
dos  países,  dos  mundos;  uno  cognoscible  y  moderno,  y  otro  impenetrable  y  arcaico; 
cuando  hablamos  de  este  último  país,  nos  referimos  a  las  zonas  andinas  del  Perú,  lo 
rural.  Dice  que  hemos  colocado  un  muro  entre  ambos,  donde  el  mundo  costeño, 
específicamente  limeño,  ha  aislado  ese  mundo  rural,  aparentemente  inerte;  pero 
Arguedas  que  perteneció  a  ese  mundo  sabe  que  no  es  cierto,  no  es  mundo  inerte,  es 
un mundo que produce conocimientos, que canta, y crea mitos.  
El  por  qué  de  su  tipo  de  obra,  es  él,  la  mezcla  entre  esos  dos mundo, divididos por un 
muro  imaginario  que  se  siente  real;  él  es  lo  peruano,  porque  ser  peruano  no  significa 
dejar  una  cultura  para  pertenecer  a  la  otra,  no  se  trata  de  mundos  antagónicos,  ni 
enemigos mortales, ambos son parte de un mismo mundo, y Arguedas lo representa, él 
es  el  quechua  y  el  español,  lo  andino  y  lo  limeño.  Es esta mezcla o unión, o mejor aún, 
este  vínculo  vivo  de  ambos  mundos,  que  él  quiere  esparcir  por  todo  el  Perú, 
universalizar  esa  unión,  sin  necesidad  de  convertir  a  sus  lectores  en  unos 
ACULTURADOS,  porque  era  posible  crear  un  vínculo  entre  ambos  mundos  y  derribar 
ese muro imaginado. 
El  cómo  es  explicado  por  dos  principios  que  le  sirvieron  para  la  realización  de  sus 
trabajos;  estos  fueron:  la  ideología  socialistas  y  los  movimientos socialistas, también la 
aplicación  de  conocimientos  creados  en  todo  el  mundo,  mayormente  europeos,  para 
entender la complejidad, diversidad e infinitud de lo peruano (tanto lo terrenal, como lo 
humano). 
El  socialismo  le  sirvió,  para  dar  una  orientación  a  su  propósito,  él  quería  cambiar  las 
cosas,  quería  hacer  algo,  ante  esta  dicotomía  nacional,  que  no  solo  se  presentaba  y 
afectaba al país, sino él mismo, como un hombre dual. 
Mientras  que  los  conocimientos  universales  le  servían  para  aplicarlos  en  su 
comprensión  de  lo  peruano,  no  consistía  en  una  imitación  ya  que  eso  sería  imposible, 
esos conocimientos no podrían abarcar tanta infinidad, magia y belleza del Perú.