Sie sind auf Seite 1von 6

UNIVERSIDAD DEL TOLIMA

INSTITUTO DE EDUCACIÓN A DISTANCIA


ESPECIALIZACIÓN EN GERENCIA DE PROYECTOS
GESTIÓN DEL TALENTO HUMANO
IBAGUÉ

EL ARTE DE LA GUERRA Y SU APLICACIÓN A LA DIRECCIÓN


ESTRATÉGICA
ENSAYO

Roniber Alexander Cortés Mora


Estudiante
1 de Junio de 2019

INTRODUCCIÓN

Para empezar, es válido aclarar que, en la actualidad, vivimos en un mundo altamente

competitivo, tanto las personas (actores individuales) como las empresas (actores colectivos)

cada vez desarrollan más habilidades y competencias para alcanzar mayor participación en

el mercado y sobre salir por encima de sus principales competidores; la dirección estratégica

es un arte que permite a los actores colectivos alcanzar sus metas y garantizar su permanencia

en el mercado “La esencia de la formulación de una estrategia competitiva consiste en

relacionar a una empresa con su medio ambiente [….] y supone emprender acciones

ofensivas o defensivas para crear una posición defendible” (Porter, 1980).

Desde la antigüedad, las civilizaciones han interiorizado la importancia de las estrategias,

en ese entonces usadas para librar guerras de conquista de territorios, sin embargo

compartiendo el mismo objetivo que las empresas actuales, maximizar el beneficio

minimizando los costos o las perdidas; el arte de la guerra, por excelencia, se ha convertido
en el libro insignia de estrategia de todos los tiempos y un referente para el direccionamiento

estratégico empresarial, por ello, es importante analizar sus enseñanzas y aplicarlas de tal

manera que se puedan generar ventajas competitivas.

Por lo anterior, surge el siguiente interrogante ¿Están realmente relacionadas las

reflexiones establecidas en el arte de la guerra con los conceptos y elementos de la dirección

estratégica?

El objetivo de este ensayo es abordar aspectos analíticos y críticos de la aplicación de lo

contenido en “el arte de la guerra” con la dirección estratégica y relacionar algunas

reflexiones publicadas en el libro con la realidad empresarial en la que están sumergidas las

empresas y organizaciones, para ello, se tomaran cuatro reflexiones altamente relacionadas

con la compañía, la competencia, el entorno, las estrategias y los recursos humanos.

DESARROLLO

En primer lugar, “La dirección estratégica comprende los procedimientos a través de los

cuales las organizaciones analizan y aprenden de sus entornos interno y externo, crean

estrategias destinadas a la consecución de objetivos establecidos y ejecutan dichas

estrategias, todo ello destinado a satisfacer las exigencias de una parte clave de la

organización: los stakeholders o también llamados grupo de interés” (Jeffrey & H, 2009),

mediante la definición de los objetivos estratégicos (filosofía empresarial, misión, visión y

valores), la planificación estratégica (formulación de estrategias y estructura organizativa) y

la implementación estratégica (puesta en marcha, seguimiento y control de las estrategias)


las empresas visualizan diferentes caminos para alcanzar sus objetivos, ya es decisión interna

escoger cual es aquel que más le conviene evaluando diferentes aspectos objetivos, sin

embargo, todo gira alrededor del pensamiento táctico, el cual enseña el arte de la guerra.

El arte de la guerra es un libro escrito por Sun Tzu alrededor del año 550 A.C., para este

lapso de tiempo, el autor respondía a la situación por la que estaba pasando China, reconocida

como uno de los “ESTADOS COMBATIENTES”, periodo en el cual los esfuerzos humanos

se centraban en la guerra como aspecto de vital importancia en la supervivencia; el libro, en

su conjunto, acopla una serie de situaciones donde el aspecto táctico juega un papel

importante para alcanzar la victoria y, a través de sus reflexiones, se pueden hacer analogías

aplicadas al mundo empresarial, lo que para Sun Tzu sería el ejército para una empresa serían

sus recursos humanos, el campo de combate seria el macro entorno que rige y condiciona la

toma de decisiones empresariales, la guerra serían los esfuerzos por garantizar la

permanencia en el mercado, las armas sería la maquinaria y así con muchos más elementos;

dentro del amplio conjunto de reflexiones ofrecida por el autor, son de resaltar las siguientes

con su aplicación y relación a la dirección estratégica:

1. “Si conoces al enemigo y a ti mismo, no debes temer el resultado de un ciento de

batallas” (Tzu, 2001), antes de entrar a competir en el mercado es importante realizar un

diagnóstico que permita conocer las fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas que

giran en torno a la organización, de igual manera, se debe analizar a los competidores en los

mismos aspectos y proponer estrategias que optimicen las fortalezas y minimicen las

debilidades para garantizar la victoria; 2. “Sólo cuando conoces cada detalle de la condición

del terreno puedes maniobrar y luchar” (Tzu, 2001), la condición del terreno hace referencia
a las características del campo donde se librara el combate, y este a su vez, se relaciona con

el entorno empresarial (económico, legal, político, cultural, social y ambiental), el cual está

compuesto de una serie de condicionantes que limita la acción y la toma de decisiones, para

una compañía es importante conocer cuáles son las condiciones que están prestablecidas por

el entorno y poder direccionar sus estrategias sin que impacten negativamente con esas

condiciones, conocer el entorno nos permite usarlo a favor y buscar la viabilidad de la batalla

(Oportunidades); 3. “Los guerreros victoriosos primero ganan y después van a la guerra,

mientras que los guerreros vencidos primero van a la guerra y después buscan ganar” (Tzu,

2001), la generación de estrategias es un aspecto fundamental para la competitividad, antes

de incursionar en un nuevo mercado, ofrecer un nuevo producto o servicio, establecer nuevos

procesos, entre otros, se debe estudiar previamente cuales serían los posibles escenarios, los

planes de acción, los beneficios y perdidas que traen, hay ejemplos contemporáneos de

compañías que invierten buena cantidad de recursos en el desarrollo de nuevos productos que

no tienen gran impacto en el mercado trayendo como resultado perdidas irreversibles y 4.

“Considera a tus soldados como a tus hijos y te seguirán hasta los valles más profundos;

míralos como tus propios amados hijos y estarán a tu lado incluso en la muerte.” (Tzu, 2001),

el capital humano es el factor productivo más importante de las compañías y organizaciones,

a través de la dirección estratégica de los recursos humanos las empresas configuran su

estructura organizativa y aportan en la implementación de las estrategias al logro de la

misión, visión y objetivos a corto y largo plazo, mantener motivado a los colaboradores y

garantizarles beneficios genera productividad, efectividad y lealtad.

Son muchos los aspectos implícitos dentro del libro el arte de la guerra, claramente existen

muchas más frases y reflexiones representativas que podrían ser aplicadas a los agentes
colectivos y al entorno empresarial en el que se encuentran inmersos, aun así, dentro de las

cuatro (4) reflexiones tenidas en cuenta anteriormente podemos notar que existe una clara y

fuerte relación entre los elementos de la dirección estratégica y las enseñanzas del libro, es

importante, al momento de establecer estrategias, conocernos a nosotros mismos (como

agentes colectivos), conocer a nuestros competidores, conocer nuestro entorno, motivar al

factor productivo más importante (capital humano) y diseñar e implementar estrategias

eficaces que garanticen los resultados esperados por la compañía.

CONCLUSIÓN

El alto nivel competitivo que perdura en la sociedad del siglo XXI hace que sea

obligatoriedad de las compañías y organizaciones contar con direccionamiento estratégico

que les permita obtener beneficios y permanecer en el mercado, antiguamente, las guerras se

libraban por territorio y conquista, sin embargo, el concepto no ha cambiado simplemente ha

evolucionado y se ha extrapolado a otras situaciones que no demandan enfrentamientos

bélicos, hoy en día estamos en guerra, las empresas compiten con otras con el ánimo de lograr

posicionamiento, mayor participación y sacar del mercado a sus competidores, por lo tanto,

el pensamiento plasmado en las ideas de Sun Tzu no deben cambiar solamente se debe hacer

un equivalente entre diferentes conceptos, por ejemplo, enemigos es igual a competencia,

campo de batalla es igual a entorno, ejercito es igual a recursos humanos, armas es igual a

maquinaria y conocimientos, general o comandante es igual a gerente y así con muchos otros,

recordando que Sun Tzu es el mayor exponente y maestro de estrategia de todos los tiempos

y que sus enseñanzas aplican en todos las situaciones del ambiente empresarial.
BIBLIOGRAFÍA

Echeverri, J. H., Hincapie, J. C., & Jaramillo, N. M. (Mayo de 2011). EL ARTE DE LA


GUERRA UNA GUIA ESTRATEGICA Y ADMINISTRATIVA. Medellín,
Antioquia, Colombia.

Jeffrey, S. H., & H, S. J. (2009). FUNDAMENTOS DE LA DIRECCIÓN ESTRATÉGICA


. ESPAÑA: Parainfo.

Porter, M. (1980). ESTRATEGIA COMPETITIVA: TÉCNICAS PARA EL ANALISIS DE


LOS SECTORES INDUSTRIALES Y DE LA COMPETENCIA. MÉXICO:
GRUPO EDITORIAL PATRIA.

Tzu, S. (2001). EL ARTE DE LA GUERRA. Chile: Librero.