Sie sind auf Seite 1von 9

HORA SANTA

ORACIÓN ANTE EL SANTÍSIMO SACRAMENTO POR VENEZUELA


“MOVIMIENTO DE CURSILLOS DE CRISTIANDAD”
JUEVES 27 DE SEPTIEMBRE DE 2018

1.- EXPOSICIÓN DEL SANTÍSIMO SACRAMENTO DEL ALTAR (SACERDOTE)

Se inicia con el canto “Al Santísimo Sacramento”. Mientras tanto el ministro se


acerca al altar. Expuesto el Santísimo Sacramento. Después de esto se inicia la
adoración…

CANTO DE ENTRADA

Celebrante: ¡BENDITO Y ALABADO SEA JESÚS EN EL SANTÍSIMO


SACRAMENTO DEL ALTAR!

Todos: ¡Sea por siempre Bendito y Alabado Jesús Sacramentado!

2.- ORACIÓN POR VENEZUELA

Ante Ti, Señor Jesús acudimos como discípulos tuyos, confiados en la escucha de
nuestras plegarias por Venezuela, por nuestras comunidades, instituciones, Iglesia y
familias. Sentimos el peso de muchas angustias e interrogantes. Nos has dado una
Palabra de Paz para hacerla llegar a todos nuestros hermanos. En la Cruz redentora
inauguraste la “Nueva Creación”, la cual dio mayor esplendor a todo el universo y
fuiste constituido “Cabeza” de toda la creación. A Ti, al Padre Dios y al Espíritu Santo
te queremos manifestar nuestra fe y nuestra alabanza. La hacemos reconociendo la
belleza de nuestra tierra donde debemos edificar tu Reino de Justicia, de Paz y de
amor.
Amén.

(Ahora hermanos, pongámonos de pie para hacer la INVOCACION AL ESPIRITU


SANTO)

Monitor: Ven Espíritu Santo, llena los corazones de tus fieles y enciende en ellos el
fuego de Tu amor. Envía Señor Tú Santo Espíritu…
Todos: … Y se renovará la faz de la Tierra.

Monitor: Oh Dios, que llenaste los corazones de tus fieles con la luz del Espíritu Santo;
concédenos que, guiados por el mismo Espíritu, sintamos con rectitud y gocemos
siempre de tu consuelo. Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.

(breve pausa)

3.- ACTO PENITENCIAL:

TODOS… (De pie)

Yo confieso ante Dios Todopoderoso, y ante ustedes, hermanos, que he pecado


mucho de pensamiento, palabra, obra y omisión. Por mi culpa, por mi culpa, por mi
gran culpa. Por eso ruego a Santa María, siempre Virgen, a los ángeles, a los santos y
a ustedes hermanos, que intercedan por mí ante Dios, nuestro Señor. Amén.

CANTO

Caminaré en presencia del Señor (bis).

Amo al señor, porque escucha mi voz suplicante,

porque inclina su oído hacia mí el día que lo invoco.

Me envolvían redes de muerte, caí en angustia.

Invoqué el Nombre del señor: "Señor, salva mi vida".

El Señor es benigno y justo, nuestro Dios es compasivo.

El Señor guarda a los sencillos, estando yo sin fuerzas me salvó.

VENGAN A MÍ LOS QUE ESTÁN CANSADOS (MT 11, 28-30)

Vengan a mí todos los que están cansados y agobiados, y yo los aliviaré. Carguen con
mi yugo y aprendan de mí, que soy manso y humilde de corazón, y encontrarán
descanso. Porque mi yugo es llevadero y mi carga ligera.»

Palabra del Señor. (pausa)

* CANTO
Dame un nuevo corazon

Monitor: LECTURA DE LA CARTA DE SAN PABLO A LOS COLOSENSES (3, 1-6.8-


10).

Si han resucitado con Cristo, busquen las cosas de arriba, donde Cristo está sentado
a la derecha de Dios. Preocúpense por las cosas de arriba, no por las de la tierra.
Pues han muerto, y su vida está ahora escondida con Cristo en Dios. Cuando se
manifieste el que es nuestra vida también ustedes se verán con él en la gloria. Por
tanto, hagan morir en ustedes lo que es “terrenal”, es decir, el libertinaje, impureza,
pasión desordenada, malos deseos y el amor al dinero, que es una manera de servir a
los ídolos. Tales cosas atraen los castigos de Dios… Ahora rechacen todo eso: enojo,
arrebatos, malas intenciones, ofensas y todas las palabras malas que puedan decir.
No se mientan unos a otros, ustedes se despojaron del hombre viejo y de sus vicios y
se revistieron del hombre nuevo que no cesa de renovarse a la imagen de su Creador
hasta alcanzar su perfecto conocimiento. PALABRA DE DIOS.

(contemplamos en silencio).

Después de cada “Alabanza” responderemos:

¡BENDITO ERES EN MEDIO DE NOSOTROS, SEÑOR!

Monitor:

*Bendigamos A Dios que nos ha hecho sus hijos y nos ha permitido vivir en esta
hermosa tierra, con sus montañas, llanos y valles, paramos, tepuyes, mares…
BENDITO ERES…

¡BENDITO ERES EN MEDIO DE NOSOTROS, SEÑOR!

* Bendigamos a Dios por nuestras familias, ricas en fe y laboriosidad, fundamento de


nuestra sociedad.

¡BENDITO ERES EN MEDIO DE NOSOTROS, SEÑOR!

* Bendigamos al Señor que todo lo puede y nos ha bendecido con la sencilla y


profunda fe de nuestras gentes.

¡BENDITO ERES EN MEDIO DE NOSOTROS, SEÑOR!


* Bendigamos al Señor que nos ha enriquecido con vocaciones sacerdotales y nos
permite tener nuestros seminarios como signo de esperanza.

¡BENDITO ERES EN MEDIO DE NOSOTROS, SEÑOR!

* Bendigamos a Dios por la cordialidad de nuestra gente y la alegría de nuestros


niños, por la sabiduría de los abuelos y la decisión de nuestros jóvenes.

¡BENDITO ERES EN MEDIO DE NOSOTROS, SEÑOR!

* Bendigamos a Dios por los pastos que alimentan nuestro ganado y los frutos que
produce nuestra tierra.

¡BENDITO ERES EN MEDIO DE NOSOTROS, SEÑOR!

Gloria al Padre…

4.- CANTO PENITENCIAL: Señor ten piedad o Pequé, pequé

MOMENTO DE SILENCIO…

5.- CANTO INTERLECCIONAL:

6.- ESCUCHEMOS CON ATENCIÓN…

Rezamos el Salmos, 148. (No decirlo)

Monitor: SALMO DE ALABANZA AL ÚNICO SALVADOR DE LA HISTORIA (72, 12-


19) Recitamos a dos coros…

Ant: Socorrerá el Señor a los hijos del pobre, rescatará sus vidas de la violencia.

Él librará al pobre que clamaba,

al afligido que no tenía protector;

él se apiadará del pobre y del indigente, y salvará la vida de los pobres;

él rescatará sus vidas de la violencia, su sangre será preciosa a sus ojos.


Que viva y que le traigan el oro de Saba,

que recen por él continuamente y lo bendigan todo el día.

Que haya trigo abundante en los campos,

y susurre en lo alto de los montes;

que den fruto como el Líbano, y broten las espigas como hierba del campo.

Que su nombre sea eterno, y su fama dure como el sol;

que él sea la bendición de todos los pueblos,

y lo proclamen dichoso todas las razas de la tierra.

Bendito sea el Señor, Dios de Israel,

el único que hace maravillas;

bendito por siempre su nombre glorioso;

que su gloria llene la tierra. ¡Amén, amén!

Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo como era en el principio,

ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

MOMENTO DE SILENCIO…

7.- ORACION

Señor Jesús… Tú nos dices que vayamos a ti “todos”. Ayuda a Venezuela a lograr
caminos de unidad y reconciliación, a no ceder a la rabia ni al resentimiento, a
restablecer el orden constitucional y a ser constructores de la paz verdadera.
Sabemos junto al Papa Francisco que “una paz que no surja como fruto del desarrollo
integral de todos, tampoco tendrá futuro y siempre será semilla de nuevos conflictos y
de varias formas de violencia” (Ev. G., 219).

Señor Jesús… Con tu gracia, alivia Tú el dolor de las familias de tantas víctimas por la
represión, alivia Tú la angustia de tantas madres sin poder alimentar a sus hijos, alivia
Tú la frustración de tantos jóvenes que no vislumbran futuro para sus vidas. Queremos
aprender de ti. Transforma nuestros corazones hasta experimentar tus mismos
sentimientos, haznos sensibles a las necesidades de tantos hermanos nuestros,
muévenos a la concreción de acciones que construyan tu Reino.

Por Cristo Nuestro Señor, Amén.

8.- PRECES

A CADA INVOCACIÓN, DIGAMOS: Escucha Señor nuestra oración.

M.Te pedimos, Señor, que inspires sentimientos, palabras, pensamientos y acciones


según tu Corazón en todos los venezolanos de buena voluntad, para que cese esta
realidad de opresión y atropello a la dignidad humana. Oremos.

R./ Escucha, Señor, nuestra oración.

M.- Te pedimos por los líderes políticos de Venezuela, para que tomen entera
conciencia de la terrible situación, para que no la agraven sus intereses partidistas y
para que aporten todo lo que esté a su alcance en acuerdos de mayor amplitud de
miras. Oremos.

R./ Escucha, Señor, nuestra oración.

M.- Te pedimos por la sociedad venezolana. Que no se acostumbre a vivir sin piso
jurídico ni a ver ultrajados sus derechos. Que no pierda la sensibilidad ni caiga en la
tentación de buscar salidas individualistas en detrimento del desarrollo integral de
todos. Oremos.

R./ Escucha, Señor, nuestra oración.

M.- Te pedimos por nuestros religiosos, que te ofrecen sus vidas cada día en
Venezuela, que trabajan por tu Reino junto a tu Pueblo, constituyéndose en parábola
viva –del buen samaritano, del padre misericordioso, del siervo que invierte sus
talentos–, para que no desistan en su testimonio, para que no pierdan el amor en el
pastoreo, para que no se vean solos o abandonados de nosotros. Oremos.

R./ Escucha, Señor, nuestra oración.

* CANTO Y BREVE SILENCIO


9.- ORACION FINAL - CONSAGRACIÓN AL SANTÍSIMO SACRAMENTO DEL
ALTAR

(Monitor): En comunión con todos los venezolanos, y deseando para cada uno las
gracias necesarias en el momento presente, recitamos la oración con que hace 118
años se consagró a perpetuidad la República de Venezuela al Santísimo Sacramento
del Altar (en Caracas, el 2 de julio de 1899):

“Soberano Señor del Universo y Redentor del mundo, clementísimo Jesús que por un
prodigio inenarrable de tu caridad te has quedado con nosotros en este sacramento
hasta el fin de los siglos; aquí venimos a tus pies a proclamarte solemnemente y a la
faz del cielo y de la tierra, nuestro único rey y dominador santísimo. A quien
consagramos todos nuestros afectos y servicios y a quien ponemos todas nuestras
esperanzas. Tú eres nuestro Dios, y no tendremos otro alguno delante de Ti, en tus
manos ponemos nuestra suerte y con ella los destinos de nuestra Patria Venezuela.
Muchos te hemos ofendido, y como el hijo pródigo hemos disipado en los desórdenes
tu herencia; perdónanos que ya volvemos con espíritu contrito a tu casa y a tus
brazos. Recíbenos, salvador nuestro, y concédenos que venga a nosotros tu reino
eucarístico. Levanta bien alto tu trono en nuestra República, a fin de que en ella te
veas glorificado por singular manera y sea honra nuestra, de distinción inapreciable, el
llamarnos la República Venezuela del Santísimo Sacramento del Altar. Te entregamos
cuanto somos y cuanto tenemos; cubre nuestra ofrenda con tu mirada paternal y hazla
aceptable y valiosa en tu divina presencia. Otra vez te pedimos nos recibas, que no
nos deseches, y que este acto de nuestro amor y de nuestra gratitud sea repetido,
cada vez con mayor fervor, de generación en generación, mientras Venezuela exista,
para que jamás la apartes de tu Sagrado Corazón. Que así sea para nuestra vida del
tiempo y después. Por los Siglos de los Siglos. Amén”.

AL FINAL DE LA ADORACIÓN, EL SACERDOTE SE ACERCA AL ALTAR, HACE


LA GENUFLEXIÓN Y SE ENTONA EL TANTUM ERGO.

Tantum ergo Sacramentum


Veneremurcernui
Et antiquumdocumentum
Novo cedatritui:
Praestetfidessupplementum
Sensuumdefectui.
Genitori, Genitoque
Laus et jubilatio,
Salus, honor, virtusquoque
Sit et benedictio:
Procedenti ab utroque
Comparsitlaudatio.

Amen.

TODOS ARRODILLADOS.

ALABANZAS DE DESAGRAVIO

Bendito sea Dios.


Bendito sea su santo nombre.
Bendijo sea Jesucristo, verdadero Dios y verdadero hombre.
Bendito sea el nombre de Jesús.
Bendito sea su sacratísimo Corazón.
Bendita sea su preciosísima Sangre.
Bendito sea Jesús en el Santísimo Sacramento del altar.
Bendito sea el Espíritu Santo Paráclito.
Bendita sea la gran Madre de Dios, María Santísima.
Bendita sea su Santa e Inmaculada Concepción.
Bendita sea su gloriosa Asunción.
Bendito sea el nombre de María, Virgen y Madre.
Bendito sea San José, su castísimo esposo.
Bendito sea Dios en sus ángeles y en sus santos.

Señor, danos sacerdotes.


Señor, danos sacerdotes santos.
Señor, danos muchos sacerdotes santos.
Señor, danos consagrados y consagradas santos.
Señor, danos laicos santos.
Señor, danos muchos y santos laicos.
Señor, danos la paz.

RESERVA DEL SANTÍSIMO

CANTO.

INICIO DE LA EUCARISTIA.