You are on page 1of 7

LA CONSTITUCIÓN

1. Introducción

Es elemental hacer un estudio más allá del significado etimológico de lo que es una
constitución; por lo cual en este estudio buscamos encontrar la verdadera esencia de lo
que es una constitución, los elementos que la integran, su finalidad, sus características,
los tipos de constituciones que existen, quienes y con qué objeto las elaboran; así como
un enfoque más concreto hacia el análisis de los orígenes de la constitución.

La Constitución Política de un país es de suma importancia para la existencia del mismo.


La Carta Magna dicta la organización de un Estado, de una sociedad. Sin la existencia
de una Constitución, el Estado no se podría conformar como tal, de ahí la importancia
de analizar los aspectos más importantes de una Constitución.

El concepto de Constitución ha sido tratado desde Aristóteles, en la antigua Grecia, así,


podemos ver que desde hace muchos siglos ha sido necesario para el hombre
establecer la organización de un Estado, ya que sin una Constitución, carecería de los
elementos necesarios para la supervivencia de una sociedad.

2. Etimología
El termino Constitución deriva del latín "cum", ‘con’, y "statuere", ‘establecer’. Entonces se
traduciría como "forma o manera de establecer las reglas de funcionamiento y
distribución del Poder público”.

3. Concepto.
La Constitución Política del Estado es la norma jurídica suprema positiva que rige la
organización de un Estado, estableciendo: la autoridad, la forma de ejercicio de esa
autoridad, los límites de los órganos públicos, definiendo los derechos y deberes
fundamentales de los ciudadanos y garantizando la libertad política y civil del
individuo

Ley fundamental de un Estado soberano, establecida o aceptada como guía para su


gobernación. La constitución fija los límites y define las relaciones entre los poderes
legislativo, ejecutivo y judicial del Estado, estableciendo así las bases para su gobierno.
También garantiza al pueblo determinados derechos.

La Constitución, escrito con mayúscula, es el conjunto de normas fundamentales de un


Estado soberano, las cuales suelen estar expresadas de forma escrita y fijan los límites
y las relaciones entre los poderes del Estado y entre éstos y los ciudadanos.

La constitución es la columna vertebral de toda nación, es decir, es el órgano en el cual


se basan todas las leyes y reformas del Estado, para su buen funcionamiento y
desarrollo.
La Constitución política de un Estado es el texto que sienta las bases del ordenamiento
del país en general además de sus declaraciones de principios, derechos y deberes
ciudadanos, funcionamiento y separación de poderes, siendo así el esqueleto en que se
funda una nación.

a) En su sentido material, está constituida por los preceptos que regulan la creación
de normas jurídicas generales y, especialmente, la creación de leyes. Además de la
regulación de la norma que crea otras normas jurídicas, así como los procedimientos
de creación del orden jurídico; también desde el punto de vista material, la
Constitución contempla a los órganos superiores del Estado y sus competencias. Otro
elemento que contiene dicho concepto material, son las relaciones de los hombres
con el propio poder estatal y los derechos fundamentales del hombre. La
Constitución en sentido material implica pues, el contenido de una Constitución.
La Constitución en su sentido material tiene tres contenidos: el proceso de creación de
las normas jurídicas generales, las normas referentes a los órganos del Estado y sus
competencias, y las relaciones de los hombres con el control estatal.

b) La Constitución en sentido formal, es cierto documento solemne, un conjunto de normas


jurídicas que sólo pueden ser modificadas mediante la observancia de
prescripciones especiales, cuyo objeto es dificultar la modificación de tales normas.
La Constitución en sentido formal es el documento legal supremo. Hay una distinción
entre las leyes ordinarias y las leyes constitucionales; es decir, existen normas para
su creación y modificación mediante un procedimiento especial, distintos a los
abocados para reformar leyes ordinarias o leyes secundarias.

Una Constitución es un juego dialéctico entre el ser y el deber ser, la Constitución de un


país es dinámica, es un duelo permanente entre el ser y el deber ser, un duelo
permanente entre la norma y la realidad. La norma puede ir más allá de la realidad,
forzar a ésta para lograr que se adecue a ella, pero con un límite: que no trate de
violentar esa realidad en nada que infrinja la dignidad, la libertad y la igualdad
humana.

4. Carácter de la Constitución Política Del Estado:


La constitución es una norma de rango singular. Es singular porque condensa el Derecho
fundamental de la comunidad política y esa singularidad o eficacia normativa directa
hace que todas las leyes ordinarias deban ajustarse a los preceptos de la Constitución.

Esta singularidad hace que el texto constitucional deba reservarse o modificarse a


través de un procedimiento legislativo distinto de los que operan para la ley ordinaria.

5. Estructura o Partes de una Constitución Política


La Estructura o Partes de una Constitución Política son: Preámbulo, parte dogmática y
orgánica y cláusula de reforma.

a) Preámbulo.-
Es un Discurso escrito introductorio que tiene por objeto promover los valores
comunes de los miembros de una sociedad y unir esfuerzos para la defensa
colectiva de sus intereses. El Preámbulo Constitucional es una enunciación previa que
tienen las constituciones respecto a los principios que las inspiran y que han sido
tenidos en cuenta por los constituyentes. Aunque la jurisprudencia de los Tribunales
Supremos advierten que el Preámbulo no puede ser invocado para ensanchar
poderes del Estado ni confiere per se poder alguno.

b) Parte Dogmática:
Contiene los derechos fundamentales. La parte dogmática se llama también
“Declaración De Derechos” (Bill of Rights) o “Los Derechos de la Vida”.

c) Parte Orgánica:
Regula la función, los límites y enumeración de los distintos órganos del Estado. La
parte orgánica se denomina también “Plan de Gobierno” (Plan of Government) o
“División de Poderes”.

d) Cláusula de Reforma:
Es una garantía extraordinaria de la rigidez de la Constitución política
condicionando su reforma- parcialmente - a una Ley De Necesidad De Reforma o -
totalmente - a una Convención Constituyente. (La garantía ordinaria la representa el
Tribunal Constitucional no permite que los preceptos de la Constitución política sean
vulnerados).

6. Clasificación de las Constituciones.

A. Según su formulación jurídica:

Esta es una clasificación clásica, en virtud de la cual se conoce a las constituciones


como escritas y no escritas:

a) Constitución escrita: documento en el que se plasman los principios


fundamentales sobre los que descansa la organización, los límites y las
facultades del Estado, así como deberes y derechos de los individuos; es el texto
específico que contiene la totalidad o casi la totalidad de las normas básicas.

b) Constitución no escrita: también llamada Constitución consuetudinaria, no existe


un texto específico que contenga la totalidad, o casi la totalidad de las normas
básicas.

Constitución no escrita o consuetudinaria es aquella que no está ordenada en un


solo texto. Diríamos que no están “uni-codificadas”. Ejemplo, es la Constitución
política de Nueva Zelanda, del Reino Unido.

En realidad esto de Constitución “no escrita” es más convencional, se dice así por
decir “no uni-codificada”. Son Constituciones “no escritas” aquellas que no se han
vertido al papel, al documento y con caracteres gráficos.

Precisamente la codificación es la agrupación orgánica, sistemática y completa-


generalmente en un cuerpo legal llamado código - de todas las normas que se
refieren a una misma materia no permitiendo contradicción ni ambigüedad y,
teniendo ellas una vida unitaria.
Justamente para esclarecer el significado de Constitución no escrita se da como
ejemplo típico la Constitución inglesa, pero examinándola, no se trata en
realidad de tal cosa, sino de una Constitución no uni-codificada.

La Constitución inglesa existe actualmente y es un conjunto de disposiciones


fundamentales formando leyes independientes unas de otras, que rigen la
existencia, la organización y el ordenamiento del Reino Unido.

B. Según su reformabilidad.

Según su reformabilidad las constituciones se clasifican en rígidas y flexibles.

a) Las constituciones rígidas: Son aquellas que requieren de un procedimiento


especial y complejo para su reformabilidad; es decir, los procedimientos para la
creación, reforma o adición de las leyes constitucionales es distinta y más
compleja que los procedimientos de las leyes ordinarias.

La Constitución Rígida es aquella que no puede modificarse mediante procesos


ordinarios o incorporan procesos que dificultan su modificación. Asegura la
supremacía aunque no permite adaptarla a los cambios, creando con esto
tensiones sociales u jurídicas.

En la práctica las constituciones escritas son también constituciones rígidas; es


decir, cuando en un Estado encontramos que existe Constitución escrita,
descubrimos que ésta tiene un procedimiento más complejo de reforma o adición
que el procedimiento para la creación, reforma o adición de una ley ordinaria.

b) La Constitución Flexible es aquella que puede ser reformada a través de una ley
ordinaria. Permite adaptarla a la realidad aunque lleva al caos jurídico.
Constitución del Reino Unido.

C. Según su origen. Pueden ser:

a) Otorgadas.-
Las constituciones otorgadas se dice que corresponden tradicionalmente a un
Estado monárquico, donde el propio soberano es quien precisamente las otorga;
es decir, son aquellas en las cuales el monarca, en su carácter de titular de la
soberanía, las otorga al pueblo. En este caso, se parte de las siguientes
premisas:
i. Desde la perspectiva del monarca, es él quien la otorga por ser el
depositario de la soberanía;
ii. Es una relación entre el titular de la soberanía - monarca - y el pueblo,
quien simplemente es receptor de lo que indique el monarca;
iii. Se trata de una Constitución en la cual se reconocen los derechos para
sus súbditos.

b) Impuestas.-
Las constituciones impuestas, el Parlamento las impone al monarca, refiriéndose
al Parlamento en sentido amplio, con lo que se alude a la representación de las
fuerzas políticas de la sociedad de un Estado, de los grupos reales de poder en
un Estado que se configuran en un órgano denominado Parlamento. En este tipo
de Constitución, es la representación de la sociedad la que le impone una serie
de notas, determinaciones o de cartas políticas al rey, y éste las tiene que
aceptar. Por lo tanto, existe en el caso de las constituciones impuestas, una
participación activa de la representación de la sociedad en las decisiones
políticas fundamentales.

c) Pactadas.-
En las constituciones pactadas la primera idea que se tiene es el consenso. Nadie
las otorga en forma unilateral, ni tampoco las impone debido a que si son
impuestas y no se pactan carecerían de un marco de legitimidad. Estas
constituciones son multilaterales, ya que todo lo que se pacte implica la voluntad
de dos o más agentes; por lo tanto, son contractuales y se dice que parten de la
teoría del pacto social. Así, se puede pactar entre comarcas, entre provincias,
entre fracciones revolucionarias, etc.

Las constituciones pactadas o contractuales implican: primero, una mayor


evolución política que en aquellas que son impuestas u otorgadas; segundo, en
las pactadas hay, una fuerte influencia de la teoría del pacto social; tercero, en
aquellas que son pactadas este pacto o consenso se puede dar entre diversos
agentes políticos - todos aquellos grupos de poder real que estén reconocidos
por el Estado. Así, aun tratándose de una monarquía, cuando se pacta los
gobernados dejan de ser súbditos.

d) Por voluntad de la soberanía popular.- es cuando el origen del documento


constitucional es directamente la sociedad, la cual por lo general se manifiesta a
través de una asamblea. Por lo tanto, no es que la sociedad pacte con los
detentadores del poder público, sino que la propia Constitución surge de la
fuerza social.

7. Contenido:
La Constitución tiene como contenido dos clases de normas jurídicas: 1) normas
dogmáticas y 2) normas orgánicas.

a) Normas dogmáticas.
Son presupuestos normativos que se expresan en un conjunto de derechos y
garantías ya sean individuales o colectivas. La parte dogmática se llama
también Bill of Rights, “Declaración De Derechos” o “Los Derechos de la Vida”.

Los derechos son las facultades que tienen las personas y colectividades dentro
del Estado y que éste les reconoce y no puede transgredirlos.

Las garantías son los instrumentos legales mediante los cuales se ponen en
ejercicio los derechos, cuando éstos han sido desconocidos o atropellados por
quienes tienen en sus manos el poder público o el poder privado.

Las Constituciones liberales se han caracterizado por el reconocimiento de los


derechos individuales en su parte dogmática. Esta tendencia ha sido lógica y
consecuente con la época de su formación. El liberalismo es individualista que ha
considerado que el individuo es el eje de la sociedad, debiendo el Estado
respetar los derechos individuales, por cuanto éstos son naturales, es decir, una
creación y un mandato de la naturaleza, aún antes de la existencia del individuo
humano sobre la tierra.

Como se consideró infalible e irrefutable esta teoría, es que a la catalogación


de derechos individuales se le asigno categoría de dogmas inalterables, y a la
parte de la Constitución que contiene su reconocimiento se le llamó parte
dogmática.

La parte dogmática de todas las constituciones liberales se basó siempre la


traducción de la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano de
26 de agosto de 1789, aunque otros dicen que el origen de las partes
dogmáticas de las constituciones está en la Declaración de Derechos
norteamericano (Bill of Rights) de 3 de noviembre de 1791. Son conocidas así
las primeras 10 enmiendas a la Constitución de EE.UU. de 1787 que fueron
adoptadas el 3 de noviembre de 1791 y garantizan la libertad de expresión,
de religión, de prensa, el derecho de reunión, el derecho de presentar
demandas al gobierno y varios derechos individuales sobre aspectos procesales
y de procedimientos criminales.

Pero con las transformaciones económico-sociales, que han motivado movimientos


sociales, revoluciones, aquella parte dogmáticamente individualista de las
Constituciones, ha variado. A los derechos individuales han venido a imponerse
derechos de la colectividad, donde el individuo no es individuo solitario, sino
individuo relacionado con otros individuos. Esto es lo que en la parte dogmática
de la Constitución moderna, se llama constitucionalismo social.

b) Normas orgánicas

Normas orgánicas. Son aquellas que regulan la estructura jurídico político de un


Estado, determinando la forma de Gobierno y la organización de los Órganos
de Poder. Es aquella parte de la Constitución que se ocupa de señalar la
organización del Estado y la forma de gobierno estatal, el origen y el ejercicio
del poder público y las modalidades como éste actúa y es ejercido, quiénes lo
ejercen, las instituciones y autoridades por medio de las cuales se lo ejerce, los
distintos mecanismos institucionales para la actuación del Estado, la forma en que
estos mecanismos se ligan, se separan y se controlan mutuamente; es decir, es la
disposición de la actividad vital del Estado para cumplir sus objetivos.

Ningún Estado, desde que surgió el primero en la historia de la humanidad ha


dejado de tener organización, y por consiguiente, en la Constitución tácita, en las
normas consuetudinarias, existía, lo que ahora se llama parte orgánica. Pero
solamente es a partir del triunfo de la revolución francesa burguesa, que esta
parte orgánica es un bloque indispensable de la Constitución escrita.

La parte orgánica se denomina Plan of Government, “Plan de gobierno”’ o


“División de Poderes”.
8. Finalidad:

Aluden a las propuestas políticas dirigidas a satisfacer las aspiraciones del grupo
social, propuestas que alcanzan la posibilidad de su verificación en el plano de la
realidad política. Los fines constitucionales permiten afianzar la plasmación de valores en el
seno de la sociedad.

Nuestro texto fundamental expresa en los artículos 1° y 44° buena parte de los fines
que persigue alcanzar: la defensa de la persona humana y el respeto de su dignidad,
la protección a la población de las amenazas contra su seguridad, la promoción del
bienestar general fundado en la justicia, la promoción de la integración económica y
política (particularmente la relativa al área latinoamericana), etc.