Sie sind auf Seite 1von 7

UNIVERSIDAD MILITAR NUEVA GRANADA

FACULTAD DE CIENCIAS ECONÓMICAS

PROGRAMA MAESTRIA
“GESTION DE ORGANIZACIONES”

“ENSAYO LA TEORIA DE LA ORGANIZACION EN LA CRITICA A LO


RACIONAL EN EL PROCESO DE TOMA DE DECISIONES”

PRESENTADO A:

DR. ANDRES OYOLA

PRESENTADO POR:
LUIS RODOLFO ESTUPIÑAN LIZARAZO

BOGOTA, MAYO DE 2009


“LA TEORIA DE LA ORGANIZACIÒN EN LA CRITICA A LO RACIONAL
EN EL PROCESO DE TOMA DE DECISIONES”

1. JUSTIFICACION DEL ENSAYO:

Como una herramienta más en el avance al grado de Gestor de organizaciones y


en complemento de la formación académica propiamente establecida, se
manifiesta mediante el presente texto un análisis critico sobre lo manifestado por
el autor (Héctor R. Núñez Estrada) en lo referente a la “Teoría de la organización
en la critica a lo racional en el proceso de toma de decisiones”. Se pretende
abordar el tema desde el punto de vista del compendio expuesto tácitamente por
Núñez, con respecto a la conceptualización que sobre el tema exponen otros
tantos intelectuales a través de la historia tales como; (Kant, Hegel, Weber, North,
Dufor, Harmon y Mayer, Simón, Michel Reed) y la interpretación con sentido
propiamente académico teórico, que con base a mis conocimientos pretendo
contextualizar no solo con la teoría presentada por los autores mencionados, sino
retomando literatura que sobre el mismo contenido temático muestran otros
escritores contemporáneos.

Es conveniente precisar sobre (2) dos conceptos base fundamental de la


estructura literaria expuesta por Núñez, pero que observando detenidamente
hacen parte de los postulados propuestos por las escuelas del pensamiento, más
no se ven claramente definidos en las concepciones del autor siendo necesario,
discernir sobre ellos aun que unidos se encuentren inmersos en el texto. Me
refiero en particular a la toma de decisión y la racionalidad, para lo cual se hace a
continuación un referente mediante las definiciones encontradas y en
complemento a la fuente principal que para el desarrollo del ensayo suministra el
docente.

La toma de decisiones: Se define en un primer escenario como la selección de


un curso de acción entre varias alternativas, es decir que existe un plan y un
compromiso de recursos liderados por un direccionamiento estratégico con un
objetivo determinado. Se consideran de otra forma la toma de decisiones como un
engranaje diseñado determinado constantemente qué se hace, quien, como y
cuando. Sin embargo la toma de decisiones es sólo un paso de la planeación ya
que forma la parte esencial de los procesos que se siguen para elaboración de los
objetivos o metas trazadas a seguir. Rara vez se puede juzgar sólo un curso de
acción, porque prácticamente cada decisión tiene que estar armonizada con otros
planes, pero siempre bajo unos principios fundamentales (elaboración de
premisas, Identificación de alternativas, evaluación de las alternativas, en términos
de metas que se desea alcanzar y selección de una alternativa, es decir tomar la
decisión en pleno como ultima palabra.

La Racionalidad: Se puede definir como el análisis que requiere de una meta y


una comprensión clara de las alternativas, mediante las que se puede alcanzar
dicha meta, asimismo un análisis, evaluación de estas alternativas en términos de
la meta deseada, la información necesaria y el deseo de optimizar.

¿A qué nos referimos cuándo hablamos de la racionalidad en la toma de


decisiones? Como claro ejemplo se pude considerar a un administrador o quien
haga sus veces, en el momento que se enfrenta a una toma de decisión;
inicialmente es imperativo que comprendas la situación frente a la cual se
encuentra, en segunda instancia mostrar la máxima capacidad para analizar,
evaluar, consolidar alternativas y considerar las variables. En un tercer paso
aplicar estas técnicas para encontrar las soluciones más razonables; solo así se
podría afirmar que se trata de una toma de decisión basada en la racionalidad, es
decir se han tenido en cuenta unos postulados y desarrollados conscientemente
los pasos de un proceso, que han conducido a la mejor elección.

Una vez asumiendo que las definiciones nos dan mayor claridad y nos permiten
una ubicación más certera, dentro del contexto de la misma teoría en la toma de
decisiones, nos adentramos al mensaje del autor como primera medida
resaltando la importancia que para cualquier organización, independiente de su
genero, tamaño, objeto y ubicación dentro del contexto global; se convierte el
proceso de la toma de decisiones bajo el esquema de la racionalidad y basado en
el conocimiento intrínseco del pensamiento. Siendo en buena medida acciones
permanentes que se desarrollan al interior de cualquier institucionalidad, pero que
a pesar de ser tan cíclicas y de cobrar tan relevante interés para la dirección, en
su aplicación y desarrollo se cae en errores suscitados tal vez, a falta de aplicar
una verdadera racionalidad en conciencia plena o en abuso de la misma libertad
con la que se cuenta para la elección.

Es aquí donde se manifiesta tácitamente Núñez cuando afirma que “El estudio del
enfoque racional y el estudio de los procesos de toma de decisiones en las
organizaciones no son temas nuevos. Sin embargo, la complejidad, la relevancia y
el dinamismo constante del fenómeno provocan que existan incógnitas sin
resolver”. Mas allá de conceptuar que dentro de estos procesos al definir cual es
la mejor decisión, existe un mundo de complejidad, para el cual es realmente
conveniente analizar en profundidad si el hombre, quien a pesar, de ser nato en
el ejercicio de tomar decisiones desde su niñez, al encontrarse en escenarios bajo
las condiciones y con la responsabilidad de hacerlo en ese preciso instante, está
realmente preparado y racionalmente consciente para ello….????.
La mejor elección o la perfecta por determinarla de alguna manera y aun
encontrándose dentro de los postulados que instaura la academia, la experiencia y
misma la razón, siempre será escasa de ese determinismo que provee la
racionalidad, se puede inferir que no bastan las corrientes filosóficas o la misma
calidad de la información en el momento de llevar a efecto el proceso de tomar
decisiones; si desde el mismo estado cognoscitivo del ser humano no existe el
verdadero y único estado racional, permitiéndole desarrollar todo su potencial
como ser pensante e incomparable de la naturaleza, dotado de las cualidades
suficientes para acertar en cada decisión que tome por pequeña o insignificante
que se pueda calificar.

Son muchos los elementos que las corrientes, las teorías y los mismos enfoques
organizacionales ofrecen a la administración moderna, pero ante todo como lo
manifiesta (Simón y Weber) retomados por (Núñez) “Ser racional ……significa
evaluar sólo aquellas alternativas disponibles en un sistema de valores
preestablecido…En la noción weberiana esta implícito que el individuo es
racional y responsable a pesar del ambiente organizacional y social que lo rodea”.
Es claro que ésta es la manifestación propiamente teórica, pero la realidad dentro
de la masificación que se genera al interior de los diferentes escenarios, la misma
estratificación o condición social y la interacción de múltiples culturas va en
contravía del deber ser en cuanto a lo racional.

En otra óptica frente a la racionalidad del individuo sin tener muy en cuenta el
ambiente de su entorno, vale señalar que para la existencia de ésta clase de
conductas se requiere de ante mano, la presencia de una cohesión muy bien
estructurada y con un liderazgo robusto, entre la dirección y los empleados, de
ellos entre si, tal que permita concebir más que una responsabilidad racional, es
blindar a la organización para evitar que el entorno la afecte.
a pesar de lo malo que los rodea, se puedeesión esta situacionse de en la es
muy posible que se de deba a otros tantos factores

2. CONCLUSIONES:

 El realizar este ensayo tomando como argumento principal, Decisiones


Racionales: una Interpretación Teórica, deja una gran enseñanza para el
desempeño como profesional de la alta dirección organizacional, toda vez que
el proceso de tomar una decisión se ha convertido en la era moderna, más
que una herramienta gerencial, en un indicador de gestión con gran
responsabilidad social.

 Considero dejar planteado sobre el tema, una propuesta metodológica de


estudio sobre la racionalidad aplicada en el proceso de tomar decisiones y
bajo el enfoque de tres fases del conocimiento; en primer lugar desde un
plano doméstico del individuo como ser vivo y único racional, en segundo
lugar como persona en la toma de decisiones en los primeros círculos donde
interactúa y en tercer escenario como integrante de una organización, como
participe de la planeación estratégica o de la administración en todos sus
niveles.

 Es de gran importancia desde el análisis y reflexión de estos temas, edificar


conocimiento tanto personal como colectivo al interior de nuestras
organizaciones. Esto permite un crecimiento integral como personas y permite
asumir los diferentes roles como verdaderos retos, pero con mayor conciencia
sobre nuestras actitudes en especial si de tomar decisiones se trata, toda vez
que estas pueden tener un impacto más negativo que positivo en pro del bien
colectivo.

3. BIBLIOGRAFIA

 Oliva Hernández y Consuelo García de la Torre, Decisiones Racionales: una


interpretación teórica.
 Frederich, Antonio. (1989) Manual de toma de decisiones. 2a edición. Editorial
Arco.
 Wikipedia, la enciclopedia libre