Sie sind auf Seite 1von 3

Causa y consecuencias de la distribución de la población en Venezuela

Causas de la distribución de la población

Las causas de la distribución de la población venezolana están dadas por la


íntima interrelación que existe entre esta y las condiciones naturales del medio
ambiente y las actividades económicas que el hombre despliega. Los factores
fundamentales que inciden en el espacio agrícola: Temperatura, humedad,
suelo y agua. La infraestructura: Que no ha beneficiado a todas las regiones
por igual, sino que se ha concentrado en la región Costa-Montaña. -Servicios
necesarios variados: Teléfono, telégrafo, correo, electricidad, agua,
indispensables para las múltiples actividades humanas. - Gran diversidad de
centros educativos, culturales, deportivos, recreacionales. - Buenas vías de
comunicación terrestre. - Centros industriales, financieros, comerciales y, por
consiguiente, los mayores mercados de trabajo.

Geo histórica desde los tiempos prehispánicos la población indígena se


encontraba repartida desigualmente, con una alta concentración en la región
costero-montañosa. Posteriormente, los colonizadores europeos se fueron
estableciendo también en dicha región, porque ella les ofrecía climas
moderados, suelos agrícolas, agua y mano de obra aborigen; además de que,
por su mayor accesibilidad, les facilitaba las relaciones con las Antillas y la
metrópoli. Mientras, los llanos presentaban una población dispersa y Guayana
pocos focos de población dispersa y extensos espacios vacíos. Estas
características demográficas a las condiciones naturales ya descritas limitaron
y retardaron su colonización y poblamiento.
La posición geográfica De la región costero-montañoso y, especialmente, de la
región Central, unida a excelentes condiciones medio ambientales, que han
permitido las interrelaciones con el resto de las regiones del país, la
comunicación o vías de transporte através del mar y el desarrolló económic;
factores estos que no se han echo sentir, al menos en la misma medida, en las
regiones Llanera y de Guayana, que pertenecen como dominios de dispersión
de la población y lógicamente, de bajas densidades demográficas. En el
reciente y vertiginoso de Guayana, al norte del estado Bolívar, ha obedecido al
auge de la industrialización de mineral como hierro (SIDOR), oro, y la bauxita
(BAUXIVEN, ALCSA, VENALUM) y del potencial hidroeléctrico (EDELCA). En
los Llanos ha crecido la población, fundamentalmente en sus áreas petroleras
(Anzoátegui, Monagas) y en las áreas agrícolas de los Llanos cetro-
occidentales (Guárico, Portuguesa, Barinas)

Consecuencias de la distribución de la población

• Desequilibrio en la inversión, lo cual viene a acelerar, a su vez, la


concentración, dando lugar a un círculo vicioso: una mayor población
requiere de mayores inversiones y éstas, a su vez, logran atraer a
nuevos inmigrantes.
• Mayor crecimiento, en términos absolutos, de las áreas que ya están
densamente pobladas, lo cual acarrea problemas respecto a la dotación
de los servicios requeridos, que son mucho mayores en las áreas que ya
están más pobladas. Por ejemplo, construir una escuela en una ciudad
muy poblada representaría una inversión mucho mayor que en el medio
rural, por el elevado costo de los terrenos urbanos, entre muchos otros
factores.
• El hacinamiento, con sus consecuencias: promiscuidad, delincuencia,
marginalidad, crecimiento de los barrios de viviendas informales, etc.
• Aumento considerable de la contaminación por unidad de superficie en
las áreas donde se concentra la población en forma creciente.
• Alteración de la relación población – recursos. Esta alteración se
produce por una creciente desigualdad social entre los que más y los
que menos tienen, entre la ciudad y el campo, entre los barrios
marginales y las urbanizaciones. Sin embargo, todos los problemas de
tipo urbano tendrían solución con el tiempo, si se desarrollaran políticas
urbanas, rurales, culturales y económicas coherentes y apropiadas.
• Escasez de servicios básicos, agua potable, luz, vivienda.

ICY.