Sie sind auf Seite 1von 18

INTRODUCCION

A lo largo de los años, los avances tecnológicos fueron evolucionando y así mismo los
métodos constructivos, hasta lograr resultados eficientes. Durante los procesos
constructivos se involucran varios elementos estructurales, entre ellos destacaremos
las "columnas", que son elementos estructurales sometidos a compresión,
relativamente esbeltos y diseñados para formar parte de la rama estructural que
conformara una estructura.

MARCO TEORICO
COLUMNAS
Las columnas son elementos estructurales que sirven para transmitir las cargas de la
estructura al cimiento.
Clasificación

 Cuadradas
 Rectangulares
 Redondas
 Tipo L
 Tipo T
Columnas cortas
Son aquellas en que su capacidad de carga está basada únicamente en la resistencia
de su sección transversal. Su capacidad de carga queda limitada a la capacidad de
carga de los materiales que la integran

Columna larga
Su resistencia queda limitada a su relación de esbeltez. En columnas muy esbeltas la
resistencia disminuye drásticamente tornándola inestable.
COMPORTAMIENTO DE COLUMNAS
Deformación de las columnas en consecuencia de cargas aplicadas, en vigas
simplemente apoyadas, empotradas y voladas.

FALLAS EN LAS COLUMNAS


Los fallos en columnas se dan como consecuencia de superar la carga admisible que
la misma puede soportar. La misma que estará dada por el área de sección
transversal que esta tenga.
A continuación se presenta algunos tipos de fallos en columnas más comunes:

 Fallo por compresión: Se presentan por un exceso en la carga axial, que


puede soportar su área de sección transversal
 Fallo por cortante: Los esfuerzos cortantes y de tracción provocan fisuras

oblicuas que también son transversales a la dirección del acero longitudinal


principal. Las grietas de cortante siempre atraviesan todo el espesor de la
columna y su anchura depende de la sección de la viga
 Fallo por flexión: La falla por flexión en columnas se inicia con el agrietamiento
del concreto en el lado de las tensiones en donde el acero de refuerzo debe
contribuir a soportar dichas fuerzas.
1.- CARGA CRÍTICA
La deformación de la columna varía según ciertas magnitudes de cargas para valores
de P, al aumentar la magnitud aparecerá la deflexión lateral. Existe una carga límite
que se conoce como carga critica. A si pues la carga critica puede interpretarse como
la carga axial máxima a la que puede someterse una columna permaneciendo recta,
aunque en equilibrio inestable, de tal manera que un pequeño empuje lateral
provoque se deforme y quede pandeada.

Suponiendo una columna esbelta articulada en sus extremos de tal modo que permita
la flexión en todas sus direcciones. Se aplica una fuerza horizontal H en su punto
medio, de tal manera que produzca flexión según la dirección de la fuerza horizontal H.
Como los esfuerzos de flexión son proporcionales a la deflexión, no experimenta
variación alguna si se añade una fuerza axial P en cada extremo, y haciendo que H
disminuya simultáneamente con el aumento de P de manera que la deflexión(𝛿) en el
centro no varié.

En estas condiciones el momento flexionante en el centro será:


𝐻 𝐿
𝑀= ( ) + 𝑃𝛿
2 2
Y, en el límite, cuando H disminuye hasta anularse:
𝑀 = (𝑃)𝛿
2.- FORMULA DE EULER PARA COLUMNAS LARGAS Y
ESBELTAS
En el año 1757, el matemático suizo Leonhard Euler realizo un análisis teórico de la
carga crítica de las columnas esbeltas basada en la ecuación diferencial de la elástica
𝑑2 𝑦
𝐸𝐼 (𝑑𝑥 2 ) = 𝑀.

En tiempos de Euler no se habían establecido los conceptos de esfuerzo, ni de límite


de proporcionalidad, por lo que no tuvo en cuenta la existencia de un límite superior de
la carga critica.
En un supuesto que la columna tiene los extremos articulados de manera que no
puede tener desplazamientos laterales. La deflexión máxima de la columna(𝛿) es lo
suficientemente pequeña para que no exista diferencia apreciable entre la longitud
inicial de la columna y su proyección sobre un eje vertical. En estas condiciones la
pendiente es pequeña y se puede aplicar la ecuación diferencial aproximada de la
elástica de una viga.
𝑑2 𝑦
𝐸𝐼 ( ) = 𝑀 = 𝑃(−𝑦) = −𝑃𝑦
𝑑𝑥 2

Se presentan varias soluciones para la ecuación de la elástica, sin embargo la


𝐸𝐼𝜋 2
ecuación resuelta, será 𝑃 = 𝑛2 .
𝐿2

Pero esta ecuación no tendría sentido cuando n=0, ya que sería P=0. Para los demás
valores de n la ecuación funciona correctamente. Pero a pesar de su existencia de P,
las soluciones solo son posibles físicamente si la columna tiene sujeciones laterales
que la obliguen a tomar precisamente esta forma.
1. Carga critica para una columna doblemente articulada.

Pues entonces podemos afirmar que la carga crítica para una columna
𝐸𝐼𝜋2
articulada en sus extremos es: 𝑃= (Conocida como ecuación
𝐿2
fundamental)
2. Carga critica para una columna doblemente empotrada.

Así por ejemplo, en la columna doblemente empotrada por simetría, los puntos
de inflexión en los cuartos de largo, por tanto el momento flexionante en estos
puntos son nulos, los diagramas de cuerpo libre indican que la mitad central de
la columna doblemente empotrada equivale a una columna articulada en sus
extremos, de longitud 𝐿 = 𝐿/2.Por lo tanto para una columna doblemente
empotrada la carga critica será:
𝐸𝐼𝜋 2 𝐸𝐼𝜋 2 𝐸𝐼𝜋 2
𝑃= = = 4
𝐿2 𝐿 2 𝐿2
( )
2
Por tanto podemos afirmar que una columna doblemente empotrada es cuatro
veces más resistente que una doblemente articulada.

3. Carga critica para una columna empotrada en un extremo y libre en el


otro.

Así mismo podemos deducir la carga critica para una columna empotrada en
un extremo y libre en el otro, partiendo del principio anterior, decimos que las
cargas aplicadas en ambas columnas son iguales, pero teniendo en cuenta que
la columna empotrada en un extremo y libre en el otro extremo es un cuarto del
tamaño de la columna doblemente empotrada. Con esta relación podemos
partir de la ecuación fundamental diciendo que la longitud de la columna
doblemente empotrada es cuatro veces la longitud de la columna empotrada en
un extremo y libre en el otro extremo, con lo que la carga crítica para este tipo
de columna será la siguiente:
4𝐸𝐼𝜋 2 𝐸𝐼𝜋 2 1 𝐸𝐼𝜋 2
𝑃= = =
𝐿𝑒 2 (4𝐿)2 4 𝐿2

4. Carga critica para una columna empotrada en un extremo y articulada en


el otro.

Por lo tanto podemos decir que la carga crítica para este tipo de columnas
será la cuarta parte de la ecuación fundamental (columna doblemente
articulada).
Mientras que una columna empotrada en un extremo y articulada en el otro
extremo, el punto de inflexión se presenta a 0.7L del extremo articulado, por
lo que este valor podemos introducirlo en la ecuación fundamental, diciendo
que 𝐿𝑒 = 0.7𝐿, y podemos definir el valor de la carga critica para una columna
empotrada en un extremo y articulada en el otro.
𝐸𝐼𝜋 2 𝐸𝐼𝜋 2 𝐸𝐼𝜋 2
𝑃= = = 2
𝐿𝑒 2 (0.7𝐿)2 𝐿2
 El efecto de condición de sujeción de los extremos en las cargas críticas se
puede hacer intervenir en la fórmula de la carga crítica para el caso
fundamental de columna doblemente articulada de dos formas. Multiplicándolas
por un favor 𝑁 que depende de las condiciones de sujeción o, sustituyendo la
longitud 𝐿por los valores tabulados de la longitud efectiva.
Dichos valores de 𝐿𝑒 y 𝑁 se muestran en la siguiente tabla

CONDICIONES DE 𝑁 =coeficiente para 𝐿𝑒 = longitud efectiva


SUJECION multiplicar por 𝑃𝑐𝑟𝑖𝑡 del
caso fundamental
Ambos extremos 4 𝐿
empotrados 2
Un extremo empotrado y el 2 0.7𝐿
otro articulado
Ambos extremos 1 𝐿
articulados
Un extremo empotrado y el 1 2𝐿
otro libre 4
3. LIMITACIONES DE LA FÓRMULA DE EULER
Una columna tiene a pandearse siempre en la dirección en la cual es más flexible.
Como la resistencia a la flexión varia con el momento de inercia, el valor de I en la
fórmula de Euler es siempre el menor momento de inercia de la sección recta.
La tendencia al pandeo tiene lugar, pues, con respecto al eje principal de momento de
inercia mínimo de la sección recta.
Y

𝑏ℎ3
𝐼𝑥 =
12
h X
ℎ𝑏3
𝐼𝑦 =
12

b
MOMENTOS DE INERCIA PARA UNA COLUMNA DE SECCION RECTANGULAR

La fórmula de Euler también demuestra que la carga crítica que puede producir el
pandeo no depende de la resistencia del material, sino de sus dimensiones y del módulo
de elástico. Por este motivo, dos barras de idénticas dimensiones, una de acero de alta
resistencia y otra de acero suave, se pandearán bajo la misma carga crítica ya que
aunque sus resistencias son muy diferentes tienen prácticamente el mismo modulo
elástico. Así pues, para aumenta la resistencia al pandeo, interesa aumentar lo más
posible el momento de inercia de la sección.
Para un área dada, el material debe distribuirse tan lejos como sea posible del centro
de gravedad y de tal manera que los momentos de inercia con respecto a los ejes
principales sean iguales, o lo más parecidos posible ( como en una columna hueca).
Es decir:
Ix equivalente a Iy
Para que la fórmula de Euler sea aplicable, el esfuerzo que se produzca en el pandeo
no debe exceder al límite de proporcionalidad. De la fórmula:
𝐸𝐼𝜋 2
𝑃𝑐𝑟 =
(𝑘𝐿)2
Para determinar este esfuerzo, se sustituye en la fórmula el momento de inercia por
Ar2

2 𝐸(𝐴𝑟 2 )𝜋 2
I=𝐴𝑟 𝑃𝑐𝑟 =
(𝑘𝐿)2
Luego:

𝑃𝑐𝑟 𝐸𝑟 2 𝜋 2 𝑃𝑐𝑟 𝐸𝜋 2
= 𝜎𝑐𝑟 = =
𝐴 (〖𝑘𝐿)〗2 𝐴 𝑘𝐿
( 〖 𝑟 ) 〗2

En donde:
A = área de la sección transversal
r = radio de giro mínimo
Pcr = Carga critica, carga de Euler, carga de pandeo
σcr = Esfuerzo critico
kL/r = Relación de esbeltez (adimensional)
El valor P/A es el esfuerzo medio en la columna cargada con su carga crítica, y se
llama esfuerzo crítico. Su límite superior es el esfuerzo en el límite de
proporcionalidad.
La relación L/r se llama esbeltez mecánica, o simplemente esbeltez, de la columna.
σcr ≤ σL
Como una columna cargada axialmente tiende a pandearse respecto del eje I mínimo,
para hallar la esbeltez de una columna se divide la longitud equivalente o efectiva
entre el radio de giro mínimo de la sección recta.
Por conveniencia, se definen como columnas largas o muy esbeltas aquellas a las que
se puede aplicar la fórmula de Euler.
La esbeltez mínima, que fija el límite inferior de aplicación de La fórmula dc Euler, se
obtiene sustituyendo en la ecuación los valores conocidos de límite de
proporcionalidad y del módulo elástico de cada material.
Así, pues, el límite mínimo de La esbeltez varía con el material y también con los
diferentes tipos dentro de cada material.
𝑃𝑐𝑟
𝑃=
𝐹𝑆
En donde: P = Carga de trabajo, carga admisible, carga permisible
FS = Factor de seguridad (varia de 2 a 3 depende del material y de
ciertas condiciones)

DIAGRAMA ESFUERZO CRÍTICO – RELACIÓN DE ESBELTEZ

𝑃 𝑃𝑐𝑟 𝜎𝑐𝑟
= 𝜎=
𝐴 𝐴𝐹𝑆 𝐹𝑆
4. COLUMNAS DE LONGITUD INTERMEDIA,
FORMULAS EMPIRICAS
El estudio realizado demuestra que en las columnas esbeltas es aplicable la formula de
Euler siempre que la esbeltez mecánica sea mayor que el valor para el que el esfuerzo
medio alcance el límite de proporcionalidad. En el caso de columnas de acero
articuladas en sus extremos, este límite es L/r˙≈100 para un límite de proporcionalidad
de 200 MPa.
La fórmula de Euler no es válida para esbelteces menores. La definición de columna
corta como aquella en la que su longitud no excede diez veces su menor dimensión
transversal, hace que el límite superior de la esbeltez mecánica, en columnas cortas de
sección rectangular, sea aproximadamente igual a 30.
Para todo efecto práctico, el esfuerzo limite en una columna corta es el del límite de
cadencia, de manera que se requiere sumo cuidado para evitar el pandeo cuando
alcanza este valor del esfuerzo.
La figura muestra estas condiciones para un acero con un límite de fluencia de 280 MPa
y un límite de proporcionalidad de 200 MPa. Se han propuesto varios métodos para
cubrir la zona entre el límite superior de las columnas cortas y el inferior de las largas.
Sin embargo, ninguno de ellos ha sido universalmente aceptado para las columnas
intermedias, en parte por su desviación de la relación esfuerzo-deformación cuando los
esfuerzos exceden al límite de proporcionalidad, y en parte por la indeterminación de la
superposición de los esfuerzos directos y de flexión, al reducir la carga mediante un
coeficiente de seguridad, para que los esfuerzos sean inferiores al limite de
proporcionalidad

Se han desarrollado muchas fórmulas empíricas para las columnas intermedias de


acero, por ser un material muy empleado en las estructuras. Se examinan en primer
lugar, y luego se verá la aplicación a otros materiales.
Teoría del doble modulo
Es uno de los métodos propuestos - el de la teoría del doble modulo - se generaliza la
aplicación de la formula de Euler a las columnas intermedias, con esfuerzos sobre
el límite de proporcionalidad, sustituyendo el modulo elástico constante E por un módulo
reducido Ê, es decir,

El modulo reducido Ê, que también se llama módulo de tangente o tangencial, es la


pendiente de la tangente al diagrama de esfuerzo-deformación en el punto que
corresponde al esfuerzo medio en la columna. Esta fórmula proporciona una curva que
empalma las dos graficas representativas de las columnas cortas y largas. Aunque este
método es empírico, ya que la fórmula de Euler se basa en la proporcionalidad esfuerzo-
deformación, los ensayos reales demuestran una gran concordancia con la curva
teórica.

Otros métodos son puramente empíricos. Uno de los más sencillos propuesto en 1886
por
T. H. Johnson
, consiste en ajustar una recta a los valores medios de las series de numerosos ensayos
obtenidos graficando los valores de P/A, (cuando se va a producir la rotura por pandeo),
en función de los valores correspondientes de L/r. La ecuación general de esta fórmula
lineal es:

En donde (δ)
Es la ordenada en el origen (para L/r = 0) y C es la pendiente de la recta. Los resultados
obtenidos por
Tetmajer y Bauschinger
en ensayos con varillas de acero estructural con los extremos articulados, han sido muy
utilizados y dan para la carga critica la expresión:

(11-7)
En la figura 11-8 se representa esta expresión. Como se ha dicho, el punto de cedencia
es el limite practico de P/A; en la ecuación (11-7), para un punto de cedencia de 280
MPa, el valor de la esbeltez es L/r = 35, que corresponde al limite inferior de aplicación
de dicha formula. Si la ecuación (11-7) se divide entre el coeficiente de seguridad 3, se
obtiene una ecuación para las cargas de trabajo que ha sido muy empleada, y que
aparecia antes en todos los reglamentos de construcción. Sin embargo, es tan
conservadora, que ha sido sustituida en la mayoría de los tratados, y en la practica, por
otras que se examinan mas adelante. En lo sucesivo se cita con el nombre de formula
lineal expresada por:

Los limites de aplicación de esta formula son las esbelteces comprendidas entre 30 y
120 para elementos principales, pero puede aplicarse con esbelteces de 150 en
elementos secundarios. Por debajo de L/r = 30 se utilizara P/A = 96.5 PMa. Otra formula
muy empleada es la de

Rankine-Gordon
𝐿2
, planteada hacia 1860. Supone que la deflexión máxima en una columna varia con 𝐶
,
es decir, , siendo φ una
Constante que depende de las condiciones de sujeción de los extremos. En estas
condiciones, el esfuerzo máximo en una columna viene dada por:

Por lo que la fórmula para el esfuerzo medio P/A es:


Una forma muy utilizada de esta expresión, que se ha llamado de Rankine-Gordon, es:

Esta expresión, que incluye un factor de seguridad, es válida para elementos principales
con esbelteces comprendidas entre 60 y 120, y para elementos secundarios hasta L/r
= 200. Por debajo de L/r = 60, se especifica tomar un esfuerzo de trabajo de P/A = 103
MPa. Otra fórmula más para las columnas de longitud intermedia es la del tipo
parabólico, propuesta en 1892 por el profesor J.B. Johnson. (No tiene nada que ver con
T.H. Johnson, de la forma lineal.) La expresión tiene la forma general:

En la que δ es el esfuerzo en el punto de cadencia, y C una constante elegida de forma


que la parábola sea tangente a la curva de Euler. El AISC (American Institut of Steel
Construcción) define el límite entre columnas intermedias y largas como el valor de la

relación de esbeltez 𝐶𝐶 dado por

Donde E es el módulo de elasticidad (200 GPa para la mayoría de los tipos de acero) y
δPC es el esfuerzo en el punto de cedencia para el tipo particular de acero empleado.
Para columnas de longitud efectiva Le y radio de giro mínimo r, el AISC especifica que
para
Le⁄ r>𝐶𝐶 , el esfuerzo de trabajo, δT, esta dado por

(Nótese que esta es la fórmula de Euler con un factor de seguridad de 23/12 = 1.92.)
Para
Le⁄ r>𝐶𝐶 , el AISC especifica la formula parabólica

Donde el factor de seguridad, FS, está dado por


Obsérvese que el factor de seguridad es 1.92 cuando Le⁄ r>𝐶𝐶 y disminuye al aumentar
la relación de esbeltez. La variación de δT con Le⁄ r para diferentes tipos de acero se
muestra en la figura

Todas las formulas anteriores son para columnas del tipo fundamental (extremos
articulados). Aunque el empotramiento de los extremos aumenta la capacidad de carga
(Sec. 11-3), las columnas de las estructuras, que son en su mayoría de
longitud intermedia, no suelen tener sus extremos perfectamente empotrados, por lo
que es un buen criterio suponerlos articulados, aunque la columna este remachada o
sujeta de cualquier otra forma en sus extremos. En ocasiones, en un diseño económico
de columnas, se puede aplicar la longitud efectiva o equivalente en el caso de
empotramientos totales o parciales. Mencionemos también un formula, que se estudia
en la sección 11-7, llamada formula de la secante, en la que se supone una determinada
excentricidad en la carga, y que teóricamente es correcta, si se conoce exactamente la
excentricidad, pero excesivamente engorrosa de aplicar. Su expresión es:
En donde es el esfuerzo producido por una carga P aplicada con una
excentricidad de conocida. El valor de c es la distancia desde el eje con respecto al cual
se deforma la columna a la fibra más alejada, y ec/r es la relación equivalente a
en el estudio dela formula de Rankine-Gordon. Ahora considérense fórmulas
para columnas de materiales diferentes al acero. La Aluminum Association, Inc. señala
especificaciones para columnas de cada tipo de aleaciones de aluminio. Según estas,
el esfuerzo admisible es constante para columnas cortas; para columnas intermedias se
utiliza una relación lineal que aproxima la fórmula del módulo tangencial. Para columnas
largas se utiliza la fórmula de Euler. Por ejemplo, las especificaciones para la aleación
de aluminio del tipo 2014-T6 son:

La longitud de la columna L en las especificaciones se define como la “longitud del


miembro de compresión entre puntos de apoyo lateral, o el doble de la longitud de una
columna en voladizo (excepto en aquellos casos en los que el análisis demuestre que
se pueda emplear una longitud menor)”.
Para columnas de madera, la National Lumber Manufacturers Association recomienda
la fórmula de Euler en la siguiente forma:

Desde luego, se deben realizar ajustes por duración de la carga y contenido de la


humedad. Para columnas rectangulares con dimensión minima d, r =√ d/12 y la ecuación
(11-17) se reduce a

Además de las formulas reseñadas se emplean otras muchas, e incluso en otras


reglamentaciones, curvas o tablas que dan el esfuerzo medio P/A en función de la
esbeltez L/r con coeficientes de seguridad constantes o variables, empezando con 2
para esbeltez cero, y aumentando progresivamente hasta 3 o 3.5 para esbelteces
grandes. De todas formas, no es necesario retener en la memoria ninguna de ellas, ya
que siempre se debe especificar la fórmula que se emplea, o emplear las de la
reglamentación de cada país. Todas ellas tienen algo en común; la carga de trabajo
disminuye al aumentar la esbeltez, aunque en distintas proporciones. Según la formula
emplead, la misma columna puede soportar en general varias cartas legales de
seguridad.
PROBLEMAS ILUSTRATIVOS 1.
Mediante la fórmula de AISC determinar la carga axial de trabajo en una columna
constituida por un perfil W360 x 122 en las siguientes condiciones: (a) Articulada en sus
extremos y con una longitud de 9m. (b) Extremos perfectamente empotrados y longitud
de 10m. (c) Extremos perfectamente empotrados, longitud de 10m y sujeta lateralmente
en el centro. Use

Solución: