Sie sind auf Seite 1von 12
FACULTAD DE DERECHO Y CIENCIA POLÍTICA ESCUELA PROFESIONAL DE DERECHO TEMA: Proceso de inconstitucionalidad CURSO:

FACULTAD DE DERECHO Y CIENCIA POLÍTICA ESCUELA PROFESIONAL DE DERECHO

TEMA:

Proceso de inconstitucionalidad

CURSO:

Derecho Procesal Constitucional

DOCENTE:

Patrocinio Correa Noriega.

ALUMNO:

Palomino Ruelas Paul Jesús

Año:

2019

INTRODUCCIÓN

La acción de inconstitucionalidad es un instituto regulado en el Código Procesal Constitucional (CPC, en adelante) del Perú (aprobado mediante ley 28237, de 28 de mayo de 2004, publicada el 31 de mayo y que entró en vigor a finales del año 2004). Puede definirse a la acción de inconstitucionalidad, en su concreta configuración constitucional y legal en el Perú, como aquel instrumento procesal constitucional por virtud del cual determinadas personas físicas o jurídicas («legitimación activa») pueden plantear, dentro de un plazo determinado y con arreglo a las formalidades establecidas («procedimiento»), al Tribunal Constitucional del Perú («competencia») si determinadas normas jurídicas («objeto de control») aprobadas por determinados poderes públicos dotados de poder normativo («legitimación pasiva») son, o no, compatibles con la Constitución («parámetro») para que dicho Tribunal, tras la tramitación procesal correspondiente («procedimiento»), resuelva al respecto de manera vinculante y con efectos generales, decretando en su caso la inconstitucionalidad hacia el futuro (salvo la retroactividad benigna) de la norma («eficacia temporal y personal de la sentencia»).

En las siguientes páginas, vamos a referirnos a cada uno de estos aspectos de la acción de inconstitucionalidad, precisando con cierto detalle cada uno de los elementos que la integran, si bien debemos comenzar por aclarar que el propio CPC aclara que «para los efectos de este Código» a la acción de inconstitucionalidad (así llamada en la Constitución vigente de 1993) se le denomina «proceso de inconstitucionalidad», sin duda por entender este nomen iuris más atinado al no quedar restringido al instrumento adjetivo que da origen, precisamente, al proceso, sino comprendiendo al entero proceso (de inconstitucionalidad) como categoría ya más amplia.

EL PROCESO DE INCONSTITUCIONALIDAD EN EL PERÚ

El proceso de inconstitucionalidad es el mecanismo de control abstracto por excelencia, y es en donde se observan la coherencia legislativa en armonía al interés constitucional, pero que por ser el origen de la norma en cuestión resultado de la actuación política, tampoco puede dejar de observar las tensiones de este rubro que se apareen en el momento mediante, claro está, la prevalencia de la supremacía constitucional.

SEGÚN JOAQUÍN BRAGE CAMAZANO es fácil imaginar que el carácter abstracto de la acción al margen pues, de todo supuesto particular de aplicación de la norma y de cualquier situación jurídica subjetiva-, así como la naturaleza política de los órganos legitimados, lleva a que estos juicios tengan una Gran carga política, y en ocasiones no sean más que una forma de prolongar, en la vía procesal, un enfrentamiento entre mayorías v minorías parlamentarias, cuando es una de estas últimas la que impugna la constitucionalidad de la ley, o entre centros de poder territorial".” “Esto es innegable, se trata en cierto grado de una suerte de judicialización de la política, por cuanto si bien lo que se va a examinar es eminentemente jurídico - constitucional, lo cierto es que no deja de tener un fuerte contenido político. Es un tema sumamente delicado por cuanto es posible vulnerar la frontera entre ambas muy fácilmente. Por ello, es muy importante la actuación que deba realizar el Tribunal Constitucional.

En ese orden de ideas, es muy pertinente el pronunciamiento dado por este órgano constitucional autónomo en recientes jurisprudencias:

La naturaleza jurisdiccional del Tribunal no es compatible con la evaluación de medidas adoptadas bajo criterios de conveniencia o inconveniencia por los órganos de representación política.” “En el proceso de inconstitucionalidad de las leyes, el Tribunal juzga si una norma con rango de leyes o no incompatible con la Constitución, y no si el legislador, al regular una materia dada, lo hizo de la manera más conveniente. Al legislador lecorresponde optar por cualquiera de las medidas que, dentro del marco constitucional, se puedan

dictar; en tanto que al Tribunal Constitucional, velar porque esa opción no rebase el ordenamiento constitucional".

He allí una clara delimitación competencial, ya que el que ejercita el control de la constitucionalidad si bien va a valorar la actividad política, lo objetivo de su función será pronunciarse sobre el texto constitucional. De modo tal que la "political questions" no puede ser de su incumbencia.

En efecto, de un somero análisis de las normas pertinentes podemos señalar que la acción de inconstitucionalidad procede de acuerdo a lo que dispone el Art. 200 inciso 4 de la Constitución:

" contra las normas que tienen rango de ley: leyes, decretos legislativos,

decretos de urgencia, tratados, reglamentos del Congreso, normas regionales de carácter general y ordenanzas municipales que contravenga la Constitución en la forma o en el

fondo".

Esta es la base sobre la cual debe operar el control de la constitucionalidad en el Perú, de suerte que su ejercicio no puede ir más allá de la norma constitucional, siendo la instancia encargada de este control (en nuestro caso el Tribunal Constitucional) una especie de "guardián de la Constitución". No se trata en consecuencia de un poder en sí, sino antes bien, de un satélite que circunda a los poderes del Estado y que va a procurar que la actividad estatal se ejercite en armonía con el poder constituyente, del cual resultará tributario.

Es esa la realidad, ya que el tope del control de la constitucionalidad es la Constitución, la cual no puede alterar pero si interpretarla de acuerdo al sentimiento del constituyente cuando la norma constitucional no sea precisa, más nada. De esta manera, evaluar la inconstitucionalidad o constitucionalidad de una norma no nos conducirá a verificar si la supuesta contravención a la Constitución es incompatible o no en términos de exclusión, de suerte que el mandato de la Constitución y el de la Ley deben ser incompatibles entre sí. En consecuencia, el proceso de inconstitucionalidad peruano es el mecanismo de la jurisdicción constitucional que tiene por finalidad controlar la concordancia práctica con la Constitución de las normas inferiores a la misma.Pero,

este mecanismo impera no sobre todas las normas, sino sobre las más importantes del ordenamiento jurídico, es decir, aquellas que tiene el rango de ley.

De cualquier forma, una cosa si es clara: al momento que el Tribunal Constitucional deba de evaluar la norma cuestionada y valorarla con la norma constitucional para resolver un proceso de inconstitucionalidad, deberá tener en cuenta.

CARACTERÍSTICAS ESPECIALES DEL PROCESO DE INCOSTITUCIONALIDAD

Procedencia contra normas con rango de ley

Nuestro modelo procesal constitucional determina la procedencia del proceso de inconstitucionalidad contra normas con rango de ley. Es importante señalar, al respecto, que sus alcances son de carácter general y que carecen de efectos retroactivos. En materia tributaria, sin embargo, se determinan los efectos de la decisión en el tiempo en atención a la necesidad de fijar el marco de las situaciones jurídicas producidas mientras la norma cuestionada estuvo en vigencia.

A esta particularidad debemos sumar que con la declaración de inconstitucionalidad ni se reabren procesos concluidos en los cuales se haya aplicado normas declaradas inconstitucionales ni reasumen vigencia las normas legales derogadas. Con lo que concurre, como justificación, una necesaria seguridad jurídica como principio de primacía en una declaración de inconstitucionalidad.

Sujetos legitimados para interponer el proceso de inconstitucionalidad

Dentro del rango de sujetos legitimados para interponer el proceso de inconstitucionalidad, se debe destacar una grave omisión en el esquema vigente. No se ha considerado como sujeto legitimado para interponer el proceso de inconstitucionalidad al presidente del Poder Judicial. La Carta Fundamental de 1979 sí contemplaba dicha figura, la cual ha sido omitida en la Carta de 1993 sin una real justificación.

OBJETO

La propia Constitución, con todo atino, regula la materia objeto de la acción de inconstitucionalidad: «las normas que tienen rango de ley». Además, detalla cuáles son tales normas dotadas de «rango de ley»: «leyes, decretos legislativos, decretos de urgencia, tratados que hayan requerido o no la aprobación del Congreso conforme a los artículos 56 y 57 de la Constitución, Reglamento del Congreso, normas regionales de carácter general y ordenanzas municipales». Y también dice: «Por contravenir el artículo 106 de la Constitución, se puede demandar la inconstitucionalidad, total o parcial, de un decreto legislativo, decreto de urgencia o ley que no haya sido aprobada como orgánica, si dichas disposiciones hubieren regulado materias reservadas a ley orgánica o impliquen modificación o derogación de una ley aprobada como tal». Además, el Tribunal Constitucional se ha declarado competente para «pronunciarse sobre la compatibilidad constitucional de los decretos leyes [como normas sui generis impuestas por un gobierno de facto violando las normas constitucionales sobre producción jurídica al reunir el poder de facto para sí las funciones parlamentarias y ejecutivas, y que se hallan amparadas en la eficacia de una acción de fuerza], pese a que no se encuentran comprendidos entre las normas que señala el inciso 4) del artículo 200 de la Constitución», pues «las normas contenidas en dicho dispositivo constitucional solo tienen un carácter enunciativo y no taxativo de las normas que son susceptibles de ser sometidas al control en una acción de inconstitucionalidad».

NORMAS CON RANGO LEGAL QUE PUEDEN SER OBJETO DE INCONSTITUCIONALIDAD

Las normas que tiene rango de ley se encuentra en el artículo 200 inciso 4 de la constitución y son:

Ley

Decreto legislativo

Decretos de urgencia

Tratados

Reglamento del congreso

Normas regionales de carácter general

Ordenanzas municipales

¡Así mismo, el tribunal constitucional ha señalado que esta lista es enunciativa, por tanto, lo largo de su jurisprudencia ha agregado otras normas que también pueden ser objeto de inconstitucionalidad, tales como las leyes de reforma constitucional, las resoluciones legislativas y de decretos leyes.!

TIPOS DE INCONSTITUCIONALIDAD

El artículo 75 del código procesal constitucional establece que la infracción a la jerarquía normativa de la constitución, puede ser:

a) Por la forma o por el fondo

b) Parcial o total

c) Directa o indirecta

TIPOS DE SENTECIAS DE INCONSTITUCIONALIDAD

JOSE REYNALDO LOPEZ el tribunal constitucional, en el caso poder judicial contra el poder ejecutivo (ex. N° 004-2004-CC/TC) ha establecido una doble santificación: la primera se distingue entre sentencias de especies o de principios y la segunda diferencia entre sentencias estimativas o desestimativas.

JOAQUÍN BRAGE CAMAZANO Como se ha dicho, una vez admitida la demanda, el proceso solo puede acabar por medio de sentencia, que se dicta dentro de los treinta días siguientes a la vista de la causa. La sentencia, nos dice García Belaunde, debería ser

explicar qué es lo qué pasa, qué es lo

«autosuficiente [

que se pide, qué es lo que se ha decidido, cuáles son los fundamentos»; «en principio, deben ser concretas, no hace falta utilizar muchas hojas de papel para decir lo mismo, ni

formular votos singulares que a veces son redundantes o innecesarios»

],

en el sentido de que debe [

]

LAS SENTENCIAS DE ESPECIES

¡Son aquellas sentencias que constituyen la aplicación simple de la constitución y demás normas del bloque de constitucionalidad o un caso particular y concreto. En esta hipótesis la labor del juez constitucional es meramente “declarativa” por qué se limita a expresar la norma contenida en la constitución o demás preceptos directamente conectadas con ellas!

LAS SENTENCIAS DE PRINCIPIOS

Son aquellas que interpreta el alcance y sentido de las normas constitucionales, llenan las lagunas y hasta forjan verdaderos preceptos vinculantes. Se debe recordar que el tribunal constitucional ha establecido dentro de las denominadas sentencias de principios algunas alas que ha calificado específicamente como instituciones e instructiva

LAS SENTECIAS INSTITUTCIONALES

¡Son aquellas que adicionalmente a su contenido interpretativo y/o integrador se caracteriza por expresar decisiones trascendentales y relevantes para el estado y la sociedad, y donde lo que se determina excede con largueza el mero interés de las partes y que por ende se proyectan no solo hacia el presente inmediato, sino que se extiende hacia el futuro comprometido con todos los integrantes de la colectividad, esta tienen como consecuencias la predeterminación y sujeción de los bloques y programas gubernamentales a contenidos de dicho fallos.!

LAS SENTECIAS INTRUCTIVAS

¡Son aquellas que se caracterizan por realizar, a partir del caso concreto, un desarrollo jurisdiccional y doctrinal de los tremas más importantes en disfunción. Tiene por finalidad orientar la labor de los jueces con criterios que pueden utilizar la interpretación constitucional, que realice en los procesos a su cargo, y además contribuyen a que los ciudadanos puedan conocer y ejercitar de la manera más óptima sus derechos!

LAS SENTECIAS ESTIMATIVAS

Son aquellas que declaran fundada una demanda de inconstitucionalidad. Su consecuencia jurídica especifica es la eliminación o expulsión de la norma cuestionada del ordenamiento jurídico, mediante una declaración de invalidez inconstitucional. En dicha hipótesis la inconstitucionalidad se produce por la colisión entre el texto de una ley o norma con rango de ley y una norma, principio o valor constitucional estas puede ser de simple anulacióno manipulativas interpretativas , interpretativa propiamente dicha.

! La sentencias de simple anulación : son aquellas en las que el órgano de control constitucional resuelve dejar sin efecto una parte o la totalidad del contenido de un texto. La estimación es parcial cuando se refiere a la fracción de una ley o norma con rango de ley, y por tanto se ratifica ala validez constitucional de las restantes disposiciones contenidas en el texto normativo impugnado. La estimación es total cuando se refiere a la plenitud de una ley o norma con rango de ley, en consecuencias, dispone la desaparición integra del texto normativo impugnado del ordenamiento jurídico!

•”Las sentencias interpretativas: propiamente dicha son aquellas en las que el órgano de control jurisdiccional- según sea las circunstancias que rodean el proceso constitucional. Declara inconstitucional de una interpretación errónea efectuada por un operador judicial, lo que acarreo una aplicación indebida. Esto sucede cuando se asigna el texto que es sujeto de examen una significación y contenido distinto a los que la disposición tiene cabalmente. Así, el órgano de control constitucional puede concluir en que por una errónea interpretación se ha creado normas nuevas, distintas de las contenidas en la ley o norma con rango de ley, que es objeto de examen. Por consiguiente, prohíbe que en el futuro los operadores jurídicos interpreten y apliquen aquella norma de interpretar declarada contraria a la constitución

¡Las sentencias interpretativa-normativas: son aquellas en donde el órgano e control de la constitucionalidad detectada y determinada la existencia de un contenido normativo inconstitucional dentro e una ley cuestionada. En ese contexto, procede a la transformación del significado de la parte “infectada” a efectos de evitar su eliminación del ordenamiento jurídico. En ese sentido, la modificación del contenido normativo no obsta para que se deje inalterable la vigencia y valides del texto cuestionado. Esta modalidad se justifica por la necesidad de evitar los efectos perniciosos que puede

presentarse en determinada circunstancia. Como consecuencia de los vacíos legales que surge luego de la “expulsión” de una norma del ordenamiento jurídico. La experiencia acredita que residualmente la declaración de inconstitucionalidad de una ley puede determinar pudiendo ser más gravoso desde un punto de vista político, jurídico, económico o social, que la propia permanencia de aquella dentro del ordenamiento constitucional. Así pues, el efecto de dicha declaración puede llevar durante un “tiempo” se produzcan un vacío legislat ivo que dañe de alguna manera la vida coexistencia en el campo político, económico, etc.,!

LAS SENTENCIAS DESESTIMATIVAS

Son aquellas que declaran, según sea el caso, inadmisible, improcedente o infundada las acciones de garantía, o resuelve desfavorablemente la acción de inconstitucionalidad. En este último caso, de denegatoria impide una nueva interposición fundada en idénticos preceptos constitucionales, además el rechazo de un supuesto Visio formal no obsta para que esta ley no pueda ser cuestionada ulteriormente por razones de fondo. En ese sentido, la praxis constitucional reconoce una pluralidad de formas y contenidos sustantivos de una sentencia desestimativa. A saber:

•“La desestimación por rechazo simple: son aquellas en donde el órgano de contra de la constitucionalidad resuelve declarar infundada la demanda presentada contra una parte o la integridad de una ley o norma con rango de ley.

•”La desestimación por sentido interpretativo: son aquellas donde el órgano de control de la constitución establece una manera creativa de interpretar una ley parcial o totalmente impugnada. Es decir, son aquellas en donde el órgano de control de la constitucionalidad declara la constitucionalidad de una ley cuestiona, en la medida en la que la interpretación.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

CÁCERES ARCE, Jorge." El control Constitucional en el Perú". Arequipa.

LPG, 2004

FIGUEROA GUTARRA, Edwin." El proceso de inconstitucionalidad. Desarrollo, límites y retos" en Revista Pensamiento Constitucional. N° 18

(2013),

GARCÍA TOMA, Víctor. “Teoria del Estado Constitucional". Lima. Palestra.

2005

TABOADA PILCO, Giammpol. “La Constitución Política del Perú de 1993",

editorial Grijley E.I.R.L., 2014

ANEXOS

TABOADA PILCO, Giammpol. “La Constitución Política del Perú de 1993", editorial Grijley E.I.R.L., 2014 ANEXOS