Sie sind auf Seite 1von 3

CARACTERÍSTICAS DEL ROMANTICISMO LITERARIO

El romanticismo literario fue una corriente que surgió a finales del siglo XVIII, teniendo su mayor
auge en el siglo XIX; tenía como bases inspirativas las ideas de la ilustración, pero enfocadas más
hacia los sentimientos individuales.

Esta corriente literaria surgió en Alemania y fue difundiéndose por Europa y extendiéndose a las
colonias americanas. El término fue acuñado por August Schlegel en el año de 1801, término con
el que calificó a esta nueva corriente que comenzaba a surgir en la literatura y en otros campos.

La literatura del romanticismo surge como oposición a la literatura barroca y del clasicismo, en
clara oposición de las ideas del racionalismo y el progresismo en donde abundaban las ideas
estereotipadas, inflexibles y frías, contraponiendo a ello ideas como la expresión de los
sentimientos, tales como el amor, el patriotismo, la naturaleza salvaje, así como las fuerzas
irracionales del espíritu, defendía la imaginación y la fantasía, habiendo una rebeldía que se veía
reflejada en sus obras.

Los autores más importantes e influyentes de este movimiento de la literatura y el pensamiento


fueron: Wolfgang Von Goethe, Friedrich Gottlieb Klopstock, Lord Byron, Víctor Hugo, Friedrich
Schiller y Edgar Allan Poe y Gustavo Adolfo Bécquer.

EL ROMANTICISMO LITERARIO Y SUS CARACTERÍSTICAS:

INICIO DEL ROMANTICISMO LITERARIO.- La literatura romántica inicia dentro del contexto
histórico, consecuente de los cambios realizados socialmente por la ilustración y la revolución
industrial, y dentro del movimiento “romántico” que se gestaba también en otros campos del arte,
como la pintura, la escultura y la arquitectura, además de la filosofía, siendo los escritos filosóficos
de Friedrich Schiller algunas de las obras literarias y filosóficas más notables del movimiento.

OPOSICIÓN AL CLASICISMO LITERARIO.- La literatura romántica se contraponía a valores y normas


que se habían establecido en las tendencias literarias anteriores; como la creencia que prevalecía
en la ilustración de que solo la razón y la ciencia bastarían para proporcionar al ser humano la
felicidad, sin tomar en cuenta los sentimientos, siendo ello motivo por el cual el romanticismo se
oponía, anteponiendo los sentimientos a la fantasía y la imaginación a la razón y la ciencia
estáticos y fríos de la ilustración. Esto lo hacían mediante obras en las que los personajes dejaban
ver sus sentimientos, y exponiendo concepciones, como la de que el ser humano era un ser
desgraciado en la vida y que la sociedad y sus normas le impedían la realización de sus deseos y de
los impulsos del corazón.

PROTESTA CONTRA LA MORAL REINANTE.- En cierta medida la literatura romántica, protesta en


contra de la moral de su época; poniendo como protagonistas y héroes de sus historias a
personajes que moralmente eran mal vistos, tales como prostitutas, vagabundos, piratas, ladrones
y bandidos, haciendo exaltaciones de esos personajes, poniéndolos como adalides de la libertad
oponiéndose a los poderes establecidos, como la iglesia y la monarquía, así como la generalización
de que los personajes vivían al margen de la ley.

FUENTES DE INSPIRACIÓN.- Esta corriente tiende a inspirar sus obras en costumbres y leyendas
medievales, así como en el folklore y las tradiciones populares. Además de inspirarse en obras
medievales, se comienzan a editar textos de dicha época en especial temas épicos, llegando en
ocasiones a inventar textos como si fueran antiguos.

TEMÁTICA.- Gran parte de la temática que desarrolla esta corriente además de temas filosóficos
(Schiller), se ocupa de los sentimientos, tales como el amor, el odio, el rencor, el abandono y la
desolación, plasmando los mismos en sus personajes, haciendo que esos mismos personajes
padezcan penurias, desamores, rompimientos, envidias, alegrías, regocijos, enojos o la calma
espiritual, además de aptitudes como la osadía, la audacia, la temeridad o el valor. También en el
romanticismo surge con frecuencia en varias novelas, el suicidio como único escape y alivio a sus
penurias y desamores.

EXPRESIÓN DE SENTIMIENTOS PERSONALES.- La literatura romántica tubo la particularidad de


que los autores, expresaban sus sentimientos personales implantándolos en sus obras. Esto queda
más patente en obras poéticas, en las que se puede observar los diferentes sentimientos del
autor, ya sean estos de euforia, alegría, tristeza, melancolía, etc.

ANHELOS DE LIBERTAD.- esta corriente plasmó en sus obras literarias, un ansia por la libertad;

Esto se puede observar en un gran número de las obras novelescas de esta corriente, en donde se
exaltan los valores de libertad, ante las monarquías absolutas, así como en contra de la opresión
religiosa. Fomentan los sentimientos libertarios de pueblos oprimidos, ensalzando el folklore y las
tradiciones de poblaciones que habían vivido en opresión por causa del absolutismo o por pueblos
más fuertes, quienes dominaron por largo tiempo a naciones pequeñas, llegando al caso extremo
de que algunos escritores realizaron acciones de otra índole además de la literatura, en apoyo de
pueblos oprimidos. Ese fue el caso de Lord Byron y su entrada en la guerra por la liberación de la
Grecia oprimida por los turcos. Causas políticas como esta fueron fuente de inspiración para varias
novelas de autores pertenecientes a esta corriente, y de la misma manera se apoyó a los nacientes
nacionalismos alemán, italiano y polaco, en contra de los imperios opresores de esas naciones, o
en favor de su unificación política.

FASCINACIÓN POR LO EXÓTICO.- Buena parte de las obras literarias de esta corriente, en especial
novelas, crónicas y cuentos, tienen un alto grado de exotismo; esta fascinación por lo exótico tiene
su origen en el ansia de conocer el mundo, que es consecuencia de la ilustración, al darse a
conocer la existencia y pormenores de lugares hasta ese entonces desconocidos para el gran
público, transformándose en la literatura de esta corriente, en un tema recurrente, con el cual
llamaban la atención de su público, por ejemplo ubicando las tramas de sus historias en escenarios
tales como países orientales, (China, India, Japón, Egipto…), así como en escenarios selváticos,
desérticos, montañas, cementerios, mares lejanos o tempestuosos, ruinas antiguas, o ubicando
sus historias en tiempos y lugares pasados o en países fantásticos.
Varios de los autores que escribieron durante el auge de este movimiento se cuentan entre los
literatos más influyentes en la literatura universal.