Sie sind auf Seite 1von 5

La composición de las rocas ígneas

Las rocas ígneas son rocas que proceden de la cristalización (enfriamiento) de un magma. El
magma es una masa fundida de naturaleza silicatada con cristales en suspensión y gases
disueltos mantenidos por la presión de las rocas encajantes.

Las rocas ígneas son principalmente de dos tipos:

 Volcánicas o extrusivas, las que cristalizan en la superficie terrestre

 Plutónicas o intrusivas, las que se forman en el interior de la Tierra.

La clasificación de las rocas ígneas se basa en dos características: la textura y la composición.

Composición

Las rocas ígneas están compuestas principalmente por minerales silicatados de


Al,Ca,Na,K,Mg,Fe junto con un 2% de otros elementos

Su composición mineral refleja la composición química del magma a partir del cual cristaliza

En el proceso de enfriamiento y solidificación sus elementos se combinan, para formar


silicatos oscuros (ferromagnesianos) y/o claros (no ferromagnesianos).

Se habla de rocas ígneas de composición ácida, félsica o granítica cuando presentan alrededor
de un 70% de sílice y son frecuentes en la corteza continental. Comúnmente son de color
claro ya que abundan los silicatos no-ferromagnesianos (p.e., cuarzo y feldespato) (Fig. 8).
Por el contrario, se habla de rocas de composición básica, máfica o basáltica cuando
presentan alrededor del 50% en sílice y son abundantes los iones de Fe y Mg. Generalmente
son de color oscuro ya que predominan los silicatos ferromagnesianos (Fig. 9) (p.e. olivino,

1
piroxeno, anfíbol) y son abundantes en la corteza oceánica. Las rocas ígneas de composición
intermedia tienen un porcentaje similar de silicatos ferromagnesianos y no ferromagnesianos.

Figura 8. Detalle de una roca ígnea de composición félsica con abundancia de silicatos
no-ferromagnesianos (color claro).

2
Figura 9. Detalles de rocas ígneas de composición máfica con abundancia de silicatos
ferromagnesianos (color oscuro).

3
Clasificación de las rocas ígneas

En la Fig. 10 se muestra el cuadro clasificación básico de las rocas ígneas en función de la


textura (fanerítica, afanítica) y la composición. Se indican los componentes minerales
principales de cada roca. Así, las rocas ultrabásicas (peridotita, komatita) están constituidas
principalmente por olivino y algo de piroxeno. Las rocas básicas están formadas por olivino,
piroxeno y plagioclasa. En las rocas de composición intermedia predomina el anfíbol,
plagioclasa y piroxeno, mientras que en las rocas félsicas predomina el cuarzo, feldespato y
anfíbol o micas.

Figura 10. Clasificación de las principales rocas ígneas en función de la textura y la


composición

En el estudio de las rocas ígneas es fundamental la Serie de reacción de Bowen (Fig. 11). Se
trata de un estudio de laboratorio sobre la cristalización de los magmas realizado por Bowen

4
en el que se reconstruye el orden de cristalización de los minerales silicatados a medida que
va disminuyendo la temperatura del magma.

Se tiene la serie de cristalización discontinua en la que van apareciendo minerales distintos:


olivino, piroxeno, anfíbol y mica biotita. La estructura interna se va haciendo más compleja,
siendo de tetraedros de Si-O aislados unidos a iones de Fe y Mg en el caso del olivino,
mientras en los piroxenos son cadenas simples, en los anfíboles son cadenas dobles y en la
mica biotita se trata de una estructura planar.

La serie continua se denomina así porque el mineral es el mismo: plagioclasa, aunque cambia
la proporción de iones de Ca y Na en su estructura. A temperaturas más bajas, se forman
sucesivamente feldespato potásico, mica moscovita y, por último, cuarzo.

Esto implica que la composición del magma se modifica a medida que desciende la
temperatura ya que van cristalizando minerales que forman su estructura interna a partir de
los iones del fundido.

Figura 11. Serie de reacción de Bowen