Sie sind auf Seite 1von 34

UNIVERSIDAD NACIONAL MAYOR DE SAN MARCOS

FACULTAD DE INGENIERÍA GEOLÓGICA, MINERA,


METALÚRGICA Y GEOGRÁFICA
ESCUELA PROFESIONAL DE INGENIERÍA DE MINAS

Curso: MECANICA DE ROCAS APLICADA

Tema: METODO GRAFICA DE ESTABILIDAD

Ciclo: 2019 – I

Integrantes:
 ARIBASPLATA MANSILLA, YSSACC YAMPIER

Año:
2019
RESUMEN EJECUTIVO

El “Método Gráfico de Estabilidad” fue desarrollado por Potvin


(1988), Potvin y Milne (1992) y Nickson (1992), siguiendo los
trabajos iniciados por Mathews (1981) es una técnica
empleada para el dimensionamiento geomecánico de tajeos,
esta ha demostrado ser una herramienta adecuada para el
diseño subterráneo. La versión actual del método, basado en
el análisis de más de 350 casos históricos recolectados de
minas subterráneas canadienses, toma en cuenta los
principales factores de influencia del diseño de tajeos.

La información sobre el arreglo estructural y resistencia de la


masa rocosa, los esfuerzos alrededor de la excavación, y el
tamaño, forma y orientación de la excavación, es utilizada
para determinar si el tajeo será estable sin sostenimiento, o
con sostenimiento, o inestable aún con sostenimiento.

En forma resumida, el procedimiento de diseño aplicando


este método está basado en el cálculo de dos factores: N’ y
S. El primero es el número de estabilidad modificado y
representa la habilidad del macizo rocoso para permanecer
estable bajo una condición de esfuerzo dado. El segundo es
el factor de forma o radio hidráulico que toma en cuenta el
tamaño y forma del tajeo.

El número de estabilidad N’ se define como:


N’ = Q’ x A x B x C

Donde:
Q’ es el Índice de Calidad Tunelera “Q” modificado
A es el factor de esfuerzo en la roca
B es el factor de ajuste por orientación de las juntas o
discontinuidades
C es el factor de ajuste gravitacional

El factor de forma o radio hidráulico S, para la superficie del


tajeo bajo consideración, es calculado de la siguiente forma:

Área de la sección transversal de la superficie analizada


S = -------------------------------------------------------------------
Perímetro de la superficie analizada
MÉTODO GRÁFICO DE ESTABILIDAD

INTRODUCCIÓN

Uno de los problemas más comunes para desarrollar ingeniería en


excavaciones mineras es determinar la estabilidad de las aberturas
diseñadas para las paredes de los tajos abiertos, o diseñar las
paredes del tajeo, pero obteniendo un factor de seguridad que
garantice el no el colapso de las paredes del tajeo.
Las herramientas clásicas de diseño empírico como el RMR
(Bieniawski) y Q (Barton) fueron desarrollados principalmente desde
una data de túneles civiles de baja a mediana profundidad, por lo
tanto, las recomendaciones (dimensionamiento y sostenimiento) son
conservadoras (duraciones de largo a mediano plazo). Se puede
utilizar en galerías principales de alto tráfico, rampas de acceso, etc.

El RMR da mayor importancia a la orientación e inclinación de los


accidentes estructurales de la roca y no a los esfuerzos en la roca.

El Q si considera la influencia de los esfuerzos en la roca (Jw/SRF),


pero no incluye el factor de orientación de las juntas, salvo en la
evaluación de la rugosidad y grado de alteración (ambas representan
la resistencia al esfuerzo cortante) de familia de juntas críticas.

El método gráfico de Estabilidad fue desarrollado en el siglo pasado


por Mathews, pero debido a que la data para lo consideración de sus
ábacos fue de carácter limitado, estos gráficos han sufrido varias
modificaciones y actualizaciones. Estas actualizaciones se dieron
tomando en cuenta muchos más casos prácticos y tomando más
zonas de estabilidad que las planteadas al inicio por Mathews.
Algunos de los investigadores que aportaron con este método luego
de su creación por Mathews (1980) fueron: Potvin (1988), quien
estableció un área de transición no vista antes en el gráfico de
Mathews; Nickson (1992), quien agrego el termino de estabilidad con
soportes; posteriormente tenemos a Stewart & Forsyth (1995), quienes
en vez de acotar los gráficos con zonas con soporte, delimitaron zonas
potencialmente propensas a estabilidad, falla, hundimiento; luego de
estos investigadores, se encuentra a Hadjigeorgius (1995), quien
demostró que para tajeos que poseen radios hidráulicos mayores a 15,
la curva se hacía mucho más plana; continuando con estas
actualizaciones está el investigador Pascoe (1998); y finalmente
tenemos a Trueman (2000).

El diseño de estos gráficos se basa esencialmente en dos factores; el


número de estabilidad, que representa la capacidad del macizo rocoso
para permanecer estable bajo ciertas condiciones dadas de esfuerzos,
estructura de la roca y orientación de los planos de la roca, y el otro
factor es el Radio hidráulico o factor de forma, el cual considera la
geometría de las paredes del tajeo.
Gráficos de estabilidad metodología Potvin - Mathews
Figura 1.1 Método gráfico de estabilidad

Figura 1.2 Se utilizan para estimar la estabilidad del techo del tajo y el tamaño de
la Caja Techo.
MARCO TEÓRICO

Método gráfico de estabilidad

El procedimiento de diseño está basado en el cálculo de dos factores,


N’, que es el número de estabilidad modificada, que representa la
habilidad del macizo rocoso para permanecer estable bajo una
condición de esfuerzo dado, y S, que es el factor de forma o radio
hidráulico, que toma en cuenta el tamaño y forma del tajeo.

Número de estabilidad “N”

El número de estabilidad es uno de los dos parámetros que utiliza el


método grafico para determinar las diferentes zonas de estabilidad
determinadas en las gráficas. Uno de los factores que se usan para
hallar el número de estabilidad (N) es la forma modificada de
clasificación ingenieril del Instituto Geotécnico de Noruega (NGI), el
sistema Q, para caracterizar la calidad del macizo rocoso.
El valor modificado de Q, Q’, es calculado de los resultados de mapeo
estructural o logeo geotecnia de los testigos del macizo rocoso de
acuerdo a la clasificación del sistema Q, pero asumiendo que el
parámetro de reducción de agua en las juntas y el factor de reducción
de esfuerzos (SRF) son ambos iguales a cero. La calidad del macizo
rocoso se define por:
(Ecuación 2.1)

Donde el RQD es el índice de designación de la calidad de la roca


desarrollado por Deere en 1964 y está basado en un porcentaje
modificado de recuperación de testigos, el número de sistemas de
juntas (Jn), el número de rugosidad de las juntas (Jr) y el número de
alteración de las juntas (Ja).

El número de estabilidad desarrollado por Mathews es determinado


mediante el ajuste del valor de Q’ a los esfuerzos inducidos la
orientación de las discontinuidades y la orientación de la superficie de
la excavación. El número de estabilidad está definido por la ecuación:

(Ecuación 2.2)

Estos tres factores serán desarrollados en las siguientes secciones


con más detalle, dando su método de cálculo y la explicación de cada
uno de estos.
Factor A

El factor A, también llamado el factor de esfuerzos en la roca, refleja


los esfuerzos actuantes sobre las caras libres del tajeo abierto en
profundidad. Este factor es determinado a partir de la resistencia
compresiva no confinada de la roca intacta y el esfuerzo actuante
paralelo a la cara expuesta del tajeo bajo consideración. La resistencia
de la roca intacta puede ser determinada mediante ensayos de
laboratorio de la roca. El esfuerzo compresivo inducido se establece a
partir del modelamiento numérico o se estima a partir de distribuciones
de esfuerzos, usando valores de esfuerzos insitu medidas o asumidas.
El factor de esfuerzo en la roca, A, es por lo tanto determinado a partir
σc
de la relación σi
, resistencia de la roca intacta a esfuerzo
compresivo inducido, sobre el borde de la abertura.

(Ecuación 2.3)
El factor A se puede determinar en el gráfico 2.1, con el valor hallado
del ratio antes mencionado se proyecta a la curva presentada y se
halla el factor de esfuerzos en roca.

Figura 2.1 Determinación del factor de esfuerzos, según Potvin (1988)


Factor B

El factor de ajuste por orientación de juntas, B, toma en cuenta la


influencia de las juntas sobre la estabilidad de las caras del tajeo.
Muchos casos de fallas estructuralmente controladas ocurren a lo
largo de juntas críticas, las cuales forman un pequeño ángulo con la
superficie libre. Mientras el ángulo entre la junta y la superficie sea
más pequeño, será más fácil que el puente de roca intacta, mostrado
en la Figura 2.2, se rompa por efecto de la voladura, esfuerzos o por
otro sistema de juntas. Cuando el ángulo θ se aproxima a 0, ocurre un
ligero incremento de la resistencia, desde que los bloques de roca
diaclasada actúan como una viga. La influencia de las juntas críticas
sobre la estabilidad de la superficie de la excavación, es más alta
cuando el rumbo es paralelo a la superficie libre, y es más pequeña
cuando los planos son perpendiculares entre sí. El factor B, que
depende de la diferencia entre la orientación de la junta crítica y cada
cara del tajeo, puede ser determinado a partir del diagrama
reproducido en la Figura 2.3.
Figura 2.2 Orientación de la junta crítica
con respecto a la superficie de la
excavación, según Potvin (1988)
Figura 2.3 Factor de ajuste B, que toma en cuenta la orientación de las juntas con
respecto a la superficie del tajeo, según Potvin (1988)

Aunque la forma de calcular el factor B fue cambiada por Potvin,


algunos investigadores (Trueman, Stewart & Forsyth) decidieron
investigar acerca de esta modificación al método original, y llegaron a
la conclusión el número de estabilidad resulta en una no apreciable
diferencia en la capacidad predictiva de la técnica para excavaciones
sin soporte. Por lo que muchos empiristas prefieren calcular el factor
de B de la manera original propuesta por Mathews.

Figura 2.4 Factor de ajuste B, según Mathews (1980)

Factor C
El factor C es el factor de ajuste por el efecto de la gravedad. La falla
puede ocurrir desde el techo debido a caídas inducidas por la
gravedad o, desde las paredes del tajeo, debido a lajamientos o
deslizamientos.
Potvin (1988) sugirió que tanto las fallas inducidas por gravedad y
como las fallas por lajamiento, dependen de la inclinación de la
superficie del tajeo α. El factor C para estos casos puede ser calculado
a partir de la relación C = 8 – 6 Cos α o determinado a partir del
diagrama graficado en la Figura 2.9. Este factor tiene un valor máximo
de 8 para paredes verticales y un valor mínimo de 2 para techos
horizontales de tajeos.

Figura 2.5 Factor C para caídas por gravedad y lajamiento, según Potvin (1988)
La falla por deslizamiento dependerá de la inclinación β de la junta
crítica, y el factor de ajuste C, es dado en la Figura 2.6.

Figura 2.6 Factor C para deslizamiento, según Potvin (1988)

Aunque la forma modificada del factor C tampoco es muy aceptada


por algunos usuarios del método, por lo que prefieren el método
original que se ve en la siguiente figura.
Figura 2.7 Factor C para deslizamiento, según Mathews
Factor de forma o Radio Hidráulico “S”

El radio hidráulico o factor de forma, para la superficie del tajeo bajo


consideración, es calculado de la siguiente forma:

Área de la sección transversal de la superficie analizada


S=
Perímetro de lasuperficie analizada

(Ecuación 2.4)

Muchas técnicas empíricas de diseño están basadas en lo que se


conoce como radio hidráulico o span de la abertura. El soporte de la
carga fue relacionada al span de los túneles desde 1946 (Terzagui). El
término span fue usado como un parámetro para determinar la carga
efectiva para los techos de los túneles. Para ciertas condiciones del
macizo rocoso, un arco era asumido por encima del cual el macizo
rocoso era considerado autosostenible. El peso muerto del material
debajo de este arco era asumido como carga para el soporte y el alto
del arco era linealmente relacionado a la abertura máxima. En muchos
métodos empíricos de diseño civil de túneles, la abertura del túnel es
solo un factor que puede ser relacionado a la carga sobre el macizo
rocoso. El termino span puede ser efectivamente relacionado con la
estabilidad porque la abertura máxima define la distancia entre el
elemento de mayor soporte del techo del túnel que son los hastiales
del túnel.
Propiedades geométricas del radio hidráulico.

El radio hidráulico tiene una interesante propiedad matemática que se


relaciona al span. Si se considera una abertura con un span de S
metros y un largo de L metros. A medida que el largo se incrementa
hacia el infinito, para un span constante, el radio hidráulico converge a
la mitad del span, como se muestra en la ecuación 2.5.

(Ecuación 2.5)

La figura 2.8 muestra como el radio hidráulico de una superficie se


aproxima a la mitad del span a medida que la ratio de aspecto se
incrementa (ratio entre longitud y span). Cuando la longitud de una
abertura es nueve veces el span, el radio hidráulico esta entre el 90%
del su máximo valor de la mitad del span. Esto indica que los finales
de una abertura están ejerciendo una influencia significativa en el
diseño de la estabilidad de la abertura cuando la longitud es nueve
veces el span.
Figura 2.8 Influencia del ratio de aspecto sobre el RH.
El radio hidráulico también puede ser expresado como la distancia a
los pilares de soporte, calculado del centro de la superficie.
Considerando una abertura rectangular de “a” metros de span y “b”
metros de longitud. Desde el centro del rectángulo, la distancia a cada
uno de los pilares es a/2 y b/2 metros. Esta forma de expresar el radio
hidráulico muestra intuitivamente porque este puede ser relacionado
con la estabilidad de la superficie, mucho más claro que expresar el
área dividido entre el perímetro.

(Ecuación 2.6)

Figura 2.9 RH expresado como la distancia a los pilares de soporte


Uno de los principales propósitos del radio hidráulico es permitir la
comparación entre varias formas de excavaciones. La ecuación 2.7
puede ser expresada de manera general para permitir un factor por el
número de lados que tenga la superficie.

( Ecuación 2.7)

La figura 2.10 muestra el radio hidráulico calculado para varios tipos


de formas de aberturas, calculadas basando en área sobre perímetro y
en la ecuación 2.7.

Inconvenientes para hallar el radio hidráulico

Usar el radio hidráulico nos permite comparar la estabilidad inherente


de las diferentes geometrías de las aberturas. Se ha probado que es
eficiente, empíricamente es una técnica validada. Pero aun así hay
ciertas deficiencias. La figura 2.10 muestra que dimensiones similares,
un círculo y un cuadrado tienen el mismo radio hidráulico, así como la
elipse y el rectángulo. Uno puede intuitivamente pensar que la
superficie extra del cuadrado sobre el círculo, o del rectángulo sobre la
elipse, podría ser perjudicial para la estabilidad.
Para aberturas rectangulares con un span dado, la longitud es 9 veces
el span antes de que el radio hidráulico sea igual al 90% de su
máximo. Esto implica el fin de la galería aplica soporte significativo
hacia el centro, a una distancia de 4.5 veces el span.
Figura 2.10 RH calculado para varias geometrías de abertura.
Determinar el radio hidráulico para una geometría irregular de minería
presenta algunas dificultades. En general, las aberturas mineras sin
representadas por la geometría más larga posible de cuatro lados que
no cruza los pilares de la roca. En algunos casos la abertura minera
puede ser representada por una forma de más de cuatro lados, a
pesar de que generalmente una figura de cuatro lados será el
resultado más representativo del radio hidráulico. Más de una figura
puede ser probada como en la figura 2.4. El radio hidráulico
representa un mejoramiento sobre el término span para evaluar
geometrías mineras. Las geometrías irregulares mineras con
presencia de pestañas, chimeneas, post pilares e irregular geometría
de paredes; no pueden ser efectivamente representadas.

Figura 2.11. El techo de un tajeo irregular mostrando dos radios hidráulicos


estimados
Gráficos de estabilidad

El método gráfico de estabilidad de Mathews (1981) para el diseño de


tajeos abiertos fue inicialmente propuesto para profundidades de 1000
metros, tomando como data inicial 26 casos estudiados en 3 minas.

Figura 2.12 Gráfico de estabilidad, según Mathews (1981).


Posteriormente la data fue expandida a 175 casos de 34 minas y se
propuso el grafico de estabilidad modificado por Potvin (1988), el cual
fue rápidamente aceptado en la minería canadiense, la zona de
transición fue reducida notablemente, cave recalcar que los factores
de ajuste son diferentes que los propuestos originalmente por
Mathews. El termino caved utilizado en el gráfico de Potvin no tiene un
significado literal, sino que se refiere a una zona inestable y no a un
hundimiento, como normalmente significaría.

Figura 2.13 Gráfico de estabilidad modificado, según Potvin (1988)


Continuando con las modificaciones a el grafico de estabilidad,
Nickson (1992) desarrollo un análisis estadístico más completo
modifico la zona de soporte introduciendo líneas que indican que el
cable bolting puede ser usado.

Figura 2.14 Gráfico de estabilidad modificado, según Nickson (1992)


Algunos años después, Hadjigeorgius et al. (1995) con una data
mucho más grande, confirmaron el trabajo de Nickson y a su vez
desarrollaron otro gráfico de estabilidad. Hadjigeorgius demostró que
para más grandes tajeos con radio hidráulico mayor que 15, la curva
de diseño se hacía más plana. Trabajos más recientes desarrollados
en Inglaterra por Pascoe (1998) y Trueman (2000) en Australia
corroboran dicha afirmación.

Figura 2.15 Gráfico de estabilidad modificado, según Hadjigeorgius (1995)


Una serie de otras modificaciones fueron propuestas por Stewart y
Forsyth (1995) que permitieran una definición más fina para los tipos
de falla en tajeos, distinguiendo entre potencialmente inestable,
potencialmente mayor falla, y caving falla separada por zonas de
transición. En su experiencia, los límites entre estable e inestable son
muy claros, mientras que la transición entre inestable y mayor falla no
está bien definida. Es de interés que la zona de transición entre
potencialmente zona estable y potencialmente zona inestable es
idéntica a la zona de transición de Potvin.

Figura 2.16 Gráfico de estabilidad modificado, según Stewart y Forsyth (1995)


Y finalmente tenemos a la modificación establecida por Trueman
(2000), quien en el grafico que propone ya no se usa el ploteo
semilogarítmico sino un ploteo logarítmico de los datos, dando 3 zonas
dentro del gráfico, además la data considerada para el desarrollo de
este grafico es de 400 casos. Los casos adicionales a la data ya
existente expanden el método a radio hidráulicos de 55m, habiendo
incrementado considerablemente teniendo en cuenta que el radio
hidráulico máximo anterior fue de 23 metros. También se consideran
datos con números de estabilidad entre 0.005 a 700. Todos los casos
están desarrollados de acuerdo a los factores originales definidos por
Mathews.

Figura 2.17 Gráfico de estabilidad modificado, según Trueman (2000)


Recomendaciones

 Toda evaluación con el método gráfico de estabilidad


debe de seguir la metodología de trabajo presentada ,
pues como ya se mencionó este método es empírico y
no riguroso.

 Antes de iniciar un trabajo con este tipo de método se


debe corroborar la compatibilidad de la data del lugar a
evaluar con la data que sirvió de base para la realización
de los ábacos.

 Los gráficos de curvas de isoprobabilidad no le dan


mayor precisión al método, como algunos pueden
pensar. Esto solo ayuda a evaluar el riesgo
en probabilidad acerca de lo que puede ocurrir con una
determinada superficie de un tajeo.
Conclusiones

 La decisión sobre una longitud razonable en el rumbo,


deberá ser tomada en base a consideraciones de la
práctica de minado (longitud total del cuerpo
mineralizado, secuencia de tajeado, diseño de ventanas
de carguío, etc.). Si, por ejemplo, se determina que una
longitud razonable de un tajeo en el rumbo es 45 m, un
cálculo de chequeo, utilizando los mismos
procedimientos descritos anteriormente, mostrará que
este tajeo es estable con sostenimiento.

 El método gráfico de estabilidad ha demostrado ser una


herramienta adecuada de diseño que puede aplicada en
otros yacimientos con similares condiciones a la mina
realizada, a fin de mejorar la productividad y mantener
adecuadas condiciones de estabilidad de las
excavaciones.