You are on page 1of 1

Principios del Movimiento Autonomista

2.- Marxismo
a. En general:
Para el Movimiento Autonomista “marxismo” significa reconocer tres conjuntos de ideas que proceden
de Carlos Marx:
1.- Su crítica estructural a la economía capitalista
2.- La idea de clase social y de lucha de clases
3.- La perspectiva comunista: la posibilidad de construir una sociedad sin clases sociales.

b. Respecto de la tradición marxista, significa:


1.- Reconocer los enormes y profundos avances alcanzados en los países socialistas en los ámbitos de
la educación, la salud, los derechos de la mujer, el derecho a un trabajo y un salario digno, la seguridad
social, el acceso a la cultura.
2.- Rechazar ampliamente las formas centralistas, burocráticas y totalitarias en que se desenvolvió la
vida en los Estados y partidos marxistas a lo largo del siglo XX.

c. En la práctica política actual, para nosotros, “marxismo” significa:


1.- Una postura radicalmente anti capitalista
2.- Autonomía respecto de la política de los partidos marxistas tradicionales
3.- Una práctica partidaria, y respecto de la configuración del Estado, radicalmente democrática y anti
burocrática
4.- Una voluntad de hacer converger, teórica y prácticamente, marxismo, feminismo, territorialismo,
respeto por la diversidad étnica y de género, ecologismo.

d. Antecedentes históricos y referencias bibliográficas


Entendemos el marxismo como una contribución específica, acotada, en la diversidad de fuentes
teóricas del Autonomismo en particular, y de la izquierda en general. Esto significa rechazar la idea de
que el marxismo sea una teoría general, que tendría respuestas para todos los problemas y ámbitos, en
la sociedad humana, la naturaleza y la subjetividad.
Suscribimos por lo tanto las contribuciones de todos los teóricos que han pensado un marxismo abierto,
que no constituya un canon pre establecido. Entre ellos Karl Kautsky, Rosa Luxemburgo, Antonio
Gramsci, Georg Lukács, Herbert Marcuse, Mihaílo Markovic, Karel Kosik. En América Latina, José
Carlos Mariategui y, en particular, las contribuciones de los teóricos de la dependencia.
A pesar de estas referencias creemos que hoy es fundamental volver a los textos de Marx mismo:
- El Trabajo Enajenado (1844)
- La Ideología Alemana, I. Feuerbach (1846)
- Manifiesto Comunista (1848)
- Prólogo a la Contribución a la Crítica de la Economía Política (1859)
- Salario, Precio y Ganancia (1865)
- El Capital, Volumen I, (1867)
- La guerra civil en Francia (1871)
- Crítica del Programa de Gotha (1875)
Pensamos que es necesario, desde estos textos, y desde los que puedan ser útiles en la tradición, volver
a pensar el marxismo, de acuerdo a las realidades políticas y sociales imperantes en nuestra época.