Sie sind auf Seite 1von 28
FACULTAD DE HUMANIDADES ESCUELA PROFESIONAL DE PSICOLOGÍA INFORME ACADÉMICO “Adicción a las drogas” Autores: BURGA

FACULTAD DE HUMANIDADES ESCUELA PROFESIONAL DE PSICOLOGÍA

INFORME ACADÉMICO “Adicción a las drogas”

Autores:

BURGA MONTELLANOS, Carmen Rosa. CUBAS ARBIETO, Yenlee Milagros. FALCÓN CAJAS, Jessica. HERNÁNDEZ AYOSO, Jean Piere Brian. MARCELO BERAUN, Marc Luis. VILLARREAL AUCCAISE, Ximena.

Docente:

HUARCAYA VALENTIN, Jessica Sarita.

Lima- Perú

2017

ÍNDICE

 

I.

DEDICATORIA

 

II.

AGRADECIMIENTOS

III.

INTRODUCCIÓN

 

CAPÍTULO I ASPECTOS GENERALES

1.1

Definición de adicción

1.1.1

Adicción a las drogas

1.2

Adicciones con sustancias legales e ilegales

1.2.1 Sustancias legales

 
 

1.2.1.1 Alcohol

1.2.1.2 Tabaco

 

1.2.2 Sustancias Ilegales

 
 

1.2.2.1 Cannabis

1.2.2.2 Heroína

1.2.2.3 Cocaína

1.2.2.4 Anfetamina

 

CAPITULO II

2.1

Estado de abstinencia

2.2

Estado de abstinencia con delirio

2.3

Trastorno psicótico

2.4

Síndrome amnésico

CAPÍTULO III CAUSAS Y CONSECUENCIAS

3.1

Causas

3.1.1

Conflictos personales

3.1.1.1 Medicamentos y casas de rehabilitación

3.1.2

Conflictos familiares

3.2

Consecuencias

 

3.2.1 Afecta la actividad sexual de una persona

3.2.2 Probabilidad de contraer VIH

3.2.3 Riesgos derivados al consumo de drogas

3.2.4 Problemas legales

 
 

CAPÍTULO IV TRATAMIENTO Y PREVENCIÓN

4.1

Tratamiento.

4.1.1 Tratamiento farmacológico

4.1.2 Tratamiento psicológico

 

4.2

Prevención.

IV.

CONCLUSIONES

V. REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

VI. ANEXOS

DEDICATORIA

Dedicado a todas las personas que en algún momento de su vida cayeron en la drogadicción.

AGRADECIMIENTOS

Queremos agradecerle a nuestra docente por su paciencia, su comprensión y por intentar hacer de nosotros unos mejores estudiantes.

INTRODUCCIÓN

En la actualidad; se considera que la adicción es uno de los problemas más graves que atraviesa el mundo, ya que es una enfermedad psicoemocional que crea una dependencia hacia una sustancia o actividad. La problemática del consumo de sustancias psicoactivas ha incrementado considerablemente, convirtiéndose en un problema de salud notoria que afecta a niños, jóvenes y adultos.

Por ello, este informe ayudará a comprender más sobre este tema de gran importancia, ya sea resolviendo dudas como por ejemplo ¿Qué es la adicción?, ¿Cuáles son los tipos de drogas?, así como también mencionaremos las causas y síntomas de adicción, las características de una persona adicta a las drogas y las consecuencias que trae consigo esta enfermedad. Finalmente brindaremos información sobre el tratamiento para esta dependencia y sobre todo lo más importante que es cómo poder prevenir las adicciones.

Al respecto Comas Arnau (2000) elaboró la tesis: Los jóvenes y el uso de drogas en la España de los años 90, para obtener el grado de doctorado en sociología en la universidad Complutense de Madrid. En esta investigación llegó a las siguientes conclusiones: El acceso a las drogas ilegales no parece tener una gran dificultad para una parte importante de jóvenes, casi la mitad sabe dónde obtener cannabis, un tercio cocaína, uno de cada cuatro heroína, drogas de diseño e inhalantes y sólo el speed y el crack parecen ofrecer dificultades de acceso. Salvo en el caso de la cannabis, los jóvenes saben más como obtener cada droga de lo que les han ofrecido, lo que confirma considerando datos anteriores, que el mercado sigue sin mostrar una actitud agresiva y se orienta preferentemente hacia el circulo de usuarios. Asimismo vemos como la intención de probarlas en caso de que estuvieran en libre venta es baja para todas ellas10, menor incluso que el número de experimentadores, lo que vendría a reiterar que una parte importante de las experiencias ocurren en situaciones de presión ambiental o de grupo. Si consideramos cada una de las drogas podemos comprobar cómo sigue existiendo un acceso privilegiado a cannabis y cocaína, en proporciones que, ya hemos dicho, para los jóvenes se mantienen estables desde hace años.

Dada la relevancia del tema, la presente investigación tiene por objetivo definir el concepto de las adicciones, conocer los tipos de drogas, identificar las causas de esta enfermedad, precisar las consecuencias y mencionar los métodos de prevención para evitar el aumento de casos de adicción en el mundo.

CAPÍTULO I ASPECTOS GENERALES

1.1 Definición de adicción

Antes de empezar a definir la adicción, es considerable que primero se identifique la

diferencia que hay entre adicción y vicio, ya que la mayoría de personas confunden ambos

términos.

Una "adicción" es una enfermedad física y psicoemocional, que se relaciona con la

dependencia hacia una sustancia, actividad o relación codependiente. Está conformada por los

deseos que consumen los pensamientos y comportamientos del adicto, y éstos actúan en

aquellas actividades para conseguir la sensación o efecto deseado y/o para comprometerse en

la actividad deseada. Las adicciones son dependencias que traen consigo graves consecuencias

en la vida real que deterioran, afectan negativamente, y destruyen relaciones, salud -sea física

y mental- además de la capacidad de funcionar de manera efectiva, mientras que los hábitos

consumistas facilitan el efecto contrario. Como ejemplos tenemos la adicción al sexo, al juego

(ludopatía), a la pornografía, a la televisión, a las nuevas tecnologías (tecnofilia), comidas

rápidas, al alcohol (alcoholismo), a los fármacos (fármacodependencia) o a las drogas

(drogadicción), etc.

Un "vicio" es todo aquel hábito o práctica que se considera inmoral, depravada o

degradante en una sociedad. Esto se refiere a una falta, a un defecto, una enfermedad o tan

sólo a un mal hábito, las cuales tienen mucho que ver con las actividades inmorales, y como lo

tomen las culturas o idiosincrasias de distintos países. Como ejemplos, tenemos los vicios del

afeminamiento, consumo habitual de tabaco o de alcohol, la mentiras constantes, entre otros.

Concluimos que la diferencia existente entre ambos términos es que la "adicción" es una

enfermedad que perjudica la salud física y mental de la persona, es decir afecta su integridad; y

el "vicio" tiene que ver con las actividades consideradas inmorales, que realizan las personas en

forma constante, sean de consumos excesivos, por malos hábitos o actitudes inadecuadas.

Se puede afirmar que cuando una persona cae en un vicio, y lo hace de forma continua,

está propenso a sufrir una adicción.

Al respecto Cañal expresa:

La adicción se trata de una conducta obsesiva y compulsiva que lleva

a consumir periódicamente alcohol o alguna otra droga para

experimentar un estado afectivo positivo (placer, bienestar, euforia, sociabilidad, escape de la realidad, búsqueda o abandono de la identidad, exploración de nuevas sensaciones) o liberase de un estado negativo (dolor, aburrimiento, timidez, estrés). (2003, p.3)

Por lo ante expuesto se puede afirmar que la adicción es un estado de uso compulsivo de una droga, es también un problema con graves consecuencias sobre el sistema sanitario y sobre el estado de bienestar de nuestra sociedad.

1.1.1 Adicción a las drogas

La drogadicción es una enfermedad crónica progresiva de origen social y familiar con consecuencias individuales y que si no se trata puede ser mortal. El consumo de drogas es en la actualidad un problema de salud debido al elevado consumo de algunas sustancias psicoactivas. Durante la adolescencia es necesario tener presente los comportamientos de riesgo a los que se exponen los adolescentes, ya que el consumo de drogas es un fenómeno complejo.

Respecto a este tema, Fernández y Espejo (2002) refieren lo siguiente: una droga es "toda sustancia natural o sintética que genera adicción, es decir, la necesidad imperiosa o compulsiva de volver a consumir para experimentar la recompensa que produce, que es sensación de placer, euforia, alivio de la tensión, etc."

Así, el término droga se utiliza para referirse a aquellas sustancias que provocan una alteración del estado de ánimo y son capaces de producir adicción. Este término incluye no solo las sustancias que popularmente son consideradas como drogas por su condición de ilegales, sino también diversos psicofármacos y sustancias de consumo legal como el tabaco, el alcohol o las bebidas que contienen derivados de la cafeína o la teofilina, como el café o el té; además de sustancias de uso doméstico o laboral como las colas, los pegamentos y los disolventes volátiles.

1.2 Adicciones con sustancias legales e ilegales

1.2.1 Sustancias legales

1.2.1.1 Alcohol

Actualmente, existen muchas sustancias adictivas que son legales, debido al abuso de estas. Particularmente, su consumo incluye drogas, como: el alcohol y el tabaco; estos, se han extendido en nuestra sociedad de modo más amplio en las últimas décadas. Además, Kendler et al., 2000, como fue citado en Arias et al., 2010, p.19, explica:

[…] ningún país desarrollado ha quedado atrás en el surgimiento de estos problemas, así como lo reflejan distintos estudios, encuestas y la propia realidad clínica de las personas, debido a que acuden [con más frecuencia] en busca de ayuda cuando el problema les ha desbordado o les está produciendo graves consecuencias, como por ejemplo: en su salud física, en su salud mental, en su trabajo, en la vida familiar, en su economía, etc.

Por consiguiente, es cada vez más común, observar a menores de edad iniciando a beber alcohol o fumando cigarrillos, al principio lo hacen para socializar dentro de grupos que tienen esos malos hábitos. Asimismo, en los últimos años se han introducido otros productos, inclusive se han generalizado otros que eran minoritarios, es decir, la cerveza y a los licores, especialmente las bebidas de alta graduación y en formas de destilados importados, como el whisky, el vodka, etc. En vista de ello, se llegó a la conclusión de que mayormente los jóvenes, consumían dichas sustancias sólo en fin de semana, dado que asisten a discotecas o reuniones sociales, entonces, se ingieren cantidades altas y abusivas, en muchos casos con el único objetivo de conseguir en poco tiempo la embriaguez, de manera que, se sienten más eufóricos y equivocadamente más felices.

También, en los últimos estudios, Calafat et al., 2005 como fue citado en Arias et al., 2010, p.20, añade que “el fenómeno del “botellón”, que se ha ido extendiendo a lo largo de la década de los años 90 del siglo XX por ciudades y pueblos sin parar, hasta llegar a la situación actual, donde se ha generalizado por toda la geografía nacional.Es decir, este se caracteriza por el consumo de bebidas en la calle, plazas, etc., por parte de las personas, que muchas veces

son menores de edad, estos productos con fácilmente conseguidas a bajo costo en supermercados, o en su propia casa; consiste en mezclar el licor con bebidas sin alcohol, entones esto les permite conseguir muchas dosis a partir de un litro de una bebida alcohólica de alta graduación. A causa de este nuevo patrón, tenemos nuevos problemas que nos exigen otras soluciones innovadoras para afrontar los mismos, así como tomar medidas para preservar la salud de las personas que se pueden ser afectadas por este. Sin embargo, esto no ocurre únicamente con el alcohol, porque pasa lo mismo con el tabaco (Becoña, 2006), el cannabis (Grupo de Estudios sobre el Cannabis, 2004), las drogas de síntesis, etc.

1.2.1.2 Tabaco

Asimismo, en relación al consumo de tabaco, desde hace años sabemos que fumar se considera una epidemia, especialmente a partir del estudio de Doll y Hill (1954) y los que le siguieron. Además, fumar cigarrillos es la principal causa evitable de mortalidad y morbilidad de los países desarrollados, produciendo un gran número de muertes prematuras cada año, unos 3 millones en el mundo, (Montes, Pérez y Gestal, 2004). A pesar de las estadísticas y las nuevas leyes que prohíben fumar en lugares públicos, las personas hacen caso omiso a las advertencias, porque, a su parecer ellos no hacen daño a los demás, sin embargo, se ha demostrado que no solo los perjudica a ellos, debido a que, las personas que no fuman se convierten en fumadores pasivos.

1.2.2 Sustancias ilegales

1.2.2.1 Cannabis

En los últimos tiempos, no es raro escuchar comúnmente, casos de personas con adicción a la marihuana, estos se dejan llevar por el concepto erróneo que tienen sobre esta droga ilegal, porque existe gran controversia sobre este tema; los jóvenes piensan que no es una droga, es más, dicen que solo es una planta curativa, entonces, la utilizan con frecuencia creyendo que no les hace ningún daño. Aunque, según la asociación psiquiátrica americana, 2000, nos informa que, “[…] el consumo de cannabis, en sus distintas formas, tiene efectos psicoactivos en el individuo. Esta es una droga por sus propiedades de producir intoxicación, tolerancia, dependencia, etc.

Por consiguiente, su presentación puede ser, en forma de hachís, que es un compuesto

obtenido a partir de la resina de la planta, como triturado seco de flores y hojas o como aceite. Cabe resaltar que habitualmente, se consume fumándolo, y tiene un efecto bifásico, en otras palabras, comienza por una fase de estimulación, con euforia, bienestar, aumento de la percepción y ansiedad; seguida por una fase de sedación, en la que predominan la relajación y

la somnolencia, pudiendo llegarse a conciliar el sueño. Por otra parte, otros fenómenos

habituales en el consumo de cannabis, son la agudización de las percepciones visuales, auditivas

y táctiles, la distorsión del espacio y del tiempo, la risa fácil, locuacidad y aumento del apetito.

Entre tanto, existe paralelamente una alteración de las funciones cognitivas, con afectación de

la atención, alteración de la memoria reciente y dificultades para la resolución de problemas.

Entonces, el consumo habitual de cannabis durante largos períodos de tiempo, se asocia

a alteraciones neuropsicológicas, relacionadas con: procesos atencionales, velocidad de

procesamiento de la información, así como a dificultades psicomotrices. Aunque, algunos estudios señalan que estos déficits se normalizan progresivamente, tras el abandono del consumo, llegando prácticamente a su nivel pre mórbido en torno a las 4 semanas de abstinencia. Por lo tanto, la utilización habitual de esta sustancia, se asocia en numerosas ocasiones a un elevado fracaso escolar y al abandono de los estudios (Comisión Clínica, 2006).

Además, algunos autores han descrito, en consumidores de cannabis de larga evolución

y grandes cantidades, la existencia de un síndrome motivacional, consistente en anergia y abulia con importante limitación en su actividad diaria. Este cuadro remite con la abstinencia mantenida de la sustancia.

Para concluir, usar el cannabis para fines terapéuticos es lo más razonable, porque, de otra forma solo conseguiremos volvernos adictos a esta droga.

1.2.2.2 Heroína

Por otra parte, la heroína es un opiáceo descubierto hace ya un siglo. A pesar de que hasta hace unos años, se administraba fundamentalmente por vía intravenosa; hoy esto solo lo hace un porcentaje reducido de sus consumidores. Igualmente, es posible fumarla (“chinos”) o esnifarla. No obstante, el primer consumo de heroína produce náuseas, vómitos y disforia; tras estas molestias propias de las primeras ocasiones aparecen los síntomas buscados, como placer,

euforia y reducción de la ansiedad; si el consumo continúa, estos efectos placenteros se siguen produciendo durante un tiempo, conocido como la “fase de luna de miel”. Después de esto, en

la siguiente fase se consume solo con el objetivo de encontrarse bien y evitar el síndrome de

abstinencia.

Así, la inyección intravenosa produce inicialmente una sensación de éxtasis muy intensa (el flash) durante 5 a 15 minutos. Después, se experimenta una sensación menos intensa, de satisfacción, euforia y bienestar, que dura de 3 a 6 horas. A la vez hay un fuerte deseo de conseguir más droga, para obtener esos efectos. Aunque, la intoxicación por heroína tiene síntomas muy característicos, como una miosis muy intensa (es decir, pupilas en punta de alfiler), euforia, apatía, irritabilidad o disforia, retardo psicomotor, somnolencia, lenguaje farfullante, reducción de la atención y deterioro de la capacidad de juicio. Además, otros síntomas asociados son bradicardia, hipotensión, hipotermia, analgesia y, en muchas ocasiones, un estreñimiento pertinaz. Así pues, cuando la intoxicación es muy intensa puede desembocar en una sobredosis, que en muchos casos produce la muerte.

Pues bien, el síndrome de abstinencia de la heroína, aparece varias horas después de que el individuo se ha administrado la dosis, sobre las 8 horas desde el último consumo. Éste alcanza su punto álgido a los dos o tres días y desaparece tras siete a diez días. Es más, los signos

y síntomas más importantes, semejantes a una gripe fuerte, son: pilo erección, sudoración,

lagrimeo, bostezos y rinorrea, al principio; luego, diarrea, dolor generalizado en las articulaciones, incremento de la frecuencia respiratoria, vómitos, dilatación pupilar y pérdida de peso. Transcurridas 36 horas desde el último consumo, los síntomas de abstinencia aumentan en gravedad, pudiendo aparecer contracciones musculares incontrolables, calambres, escalofríos alternando con sudoración, aumento de la tasa cardíaca y de la presión sanguínea y perturbaciones del sueño. Los síntomas más intensos, duran unas 72 horas y disminuyen gradualmente durante los siguientes 5 a 10 días. El consumo regular de heroína provoca niveles considerablemente altos de tolerancia. Esta, no suele ser la primera sustancia consumida que posee efectos psicoactivos, sino que previamente ha consumido otras (por ejemplo, alcohol, cannabis, etc.). Además, una vez establecido un patrón de dependencia o abuso de opiáceos, algo que sucede rápidamente, la búsqueda de la droga se convierte en el centro de la vida del individuo. Por ende, los estudios realizados con adictos a la morfina, indican una elevación del estado de ánimo y una sensación placentera de bienestar asociada a su consumo. De igual forma, es un analgésico eficaz, un potente depresor de los centros respiratorios y de la tos. Pero, produce un intenso estreñimiento y la miosis o constricción pupilar. De hecho, la heroína tiene

efectos similares a la morfina, salvo que con una dosis diez veces menor de esta, se obtienen efectos comparables. (Arias, et al, 2010, p.22)

En síntesis, la heroína es una droga que causa daños irreparables en nuestro cerebro, sin embargo, el ser humano se diferencia de los animales por tener la habilidad de razonar, pero, cuando nos involucramos con ellas, no cumplimos con esta gran característica tan importante, entonces, debemos concientizar a las personas para que no cometan este grave error.

1.2.2.3 Cocaína

Para comenzar, la cocaína es derivada de la hoja de coca, mejor dicho, esta mezclada con otras sustancias nocivas para la salud. En nuestro país, esta planta es utilizada con fines medicinales, debido a que no causa daño alguno. Sin embargo, en nuestro medio se comercializa como clorhidrato de cocaína, esta es una droga ilegal y por lo tanto produce adicción. Además, la forma más efectiva de absorción es fumándola, porque llega al cerebro en unos cuantos segundos, aunque, también suele inyectarse.

Por consiguiente, se diferencian dos tipos de consumo: el episódico y el crónico. En el primero, se produce con poca frecuencia pero en dosis muy altas, con la excusa de la exposición a un trabajo exhaustivo o también en reuniones sociales, pero, cuando esto ocurre, se genera un síndrome de abstinencia que perdura varios días. En la segunda, por lo contrario, es utilizada casi todos los días en cantidades moderadas o altas, aunque con el tiempo se crea el fenómeno de tolerancia, en otras palabras, el adicto siente que necesita vez más de esta droga, entonces consume más para evitar el síndrome de abstinencia. Por otro lado, sus efectos primordiales son: euforia, grandiosidad, hiperalerta, agitación psicomotriz, insomnio, anorexia, hipersexualidad, tendencia a la violencia y deterioro de la capacidad de juicio. En relación a la abstinencia de cocaína, tenemos: depresión, irritabilidad, falta de energía, disfunción sexual en algunos casos, alteraciones de la atención, problemas de memoria y aislamiento social. Es más, cuando se desea dejar de usar permanentemente, se suele experimentar dolores gastrointestinales, depresión y trastorno de patrones del sueño. (Arias, et al, 2010, p.23)

Para concluir, se ha comprobado en diversas investigaciones con animales, que esta sustancia conlleva a una dependencia de carácter psicológica más que fisiológica, entonces, no

debemos subestimar a esta sustancia, porque, puede perjudicarnos enormemente, en nuestra salud física y psicológica.

1.2.2.4 Anfetamina

Últimamente, es común que las personas que tienen sobrepeso, busquen nuevas y rápidas alternativas para solucionar su problema, pero, las cosas fáciles no siempre son las mejores decisiones. Entonces, a consecuencia de sus equivocadas elecciones, pueden terminar siendo dependientes a las anfetaminas.

Por consiguiente, el consumo de esta droga, puede ser episódico o crónico y diario o casi diario. En el primero, aquí encontramos un alto consumo, pero, por episodios, por ejemplo: en fines de semana. En el segundo, este es similar a lo ya mencionado con la diferencia de que ocurre diario o casi diario. Además, el síndrome de abstinencia, cuando la dosis es en mayor cantidad, dura más días. Sin embrago, los adictos a esta droga, mayormente utilizan otras sustancias, para no tener que experimentar, los efectos negativos de la intoxicación como:

alcohol, sedantes, hipnóticos o ansiolíticos. También, los resultados conductuales más resaltantes, que genera la abstinencia son: la depresión, irritabilidad, anhedonia, falta de energía, aislamiento social y en pocos casos, la ideación paranoide, alteraciones y problemas en la memoria. (Arias, et al, 2010, p.24)

En conclusión, las anfetaminas pueden causar adición, por ende, tenemos que evitar la automedicación, debido a que, esta sustancia empezó con el fin de controlar el apetito para bajar de peso, sin embargo, término acabando siendo una dependencia.

2.1 Estado de abstinencia

CAPÍTULO II

Grupo de síntomas de gravedad y grado de integración de variables que aparecen durante la abstinencia absoluta o relativa de una sustancia psicoactiva, luego de una fase de utilización permanente de la misma. El comienzo y la evolución del estado de abstinencia son de duración limitada y se relacionan con el tipo y con la dosis de la sustancia psicoactiva utilizada inmediatamente antes de la suspensión o de la disminución de su consumo. El estado de abstinencia puede complicarse con convulsiones.

2.2 Estado de abstinencia con delirio

Afección en la que el estado de abstinencia definido en el cuarto carácter común se complica con delirio según los criterios en F05. También se pueden presentar convulsiones. Cuando se considera que loa factores orgánicos desempeñan también un papel en la etiología, la afección deberá clasificarse en F05. Delirium tremens (incluido por el alcohol).

2.3 Trastorno psicótico

Conglomerado de fenómenos psicóticos que ocurren durante o después del consumo de la sustancia psicoactiva, pero que no se explican en función de una intoxicación aguda pura y que no forman parte de un estado de abstinencia. El trastorno se caracteriza por alucinaciones (auditivas, en forma característica, pero a menudo con más de una modalidad sensorial), por distorsiones perceptivas, por delirios (a menudo de naturaleza paranoide o persecutoria), por perturbaciones psicomotrices (excitación o estupor) y por afectividad anormal, que puede variar desde el temor intenso hasta el éxtasis. Habitualmente el sensorio se mantiene lucido, pero puede haber cierto grado de obnubilación de la conciencia que no llega a la confusión grave.

2.4 síndrome amnésico

Síndrome asociado con un deterioro crónico relevante de la memoria reciente y de la memoria remota. Habitualmente se conserva el recuerdo inmediato y la memoria reciente está característicamente más perturbada que la memoria remota. Por lo común son evidentes

perturbaciones del sentido y del tiempo y de ordenamiento de los sucesos, como lo es también el deterioro de la capacidad de aprendizaje de nuevos materiales. La confabulación puede ser notoria, aunque no siempre aparece. Habitualmente, las demás funciones cognitivas se encuentran relativamente bien conservadas, en tanto que los defectos amnésicos son desproporcionales en relación con las demás perturbaciones.

2.5 Trastornos mentales y del comportamiento

Este grupo incluye una gran diversidad de trastornos, de diferente gravedad y formas clínicas, pero todos atribuirles al uso de una o más sustancias psicoactivas, las cuales pueden o no haber sido prescritas por el médico. La sustancia en cuestión se indica por medio del tercer carácter mientras los códigos del cuarto carácter especifican el cuadro clínico. Los códigos deben usarse para cada sustancia especificada, según sea necesario, pero debe notarse que no todos los códigos del cuarto carácter son aplicables a todas las sustancias.

CAPÍTULO III CAUSAS Y CONSECUENCIAS

3.2.1 Causas:

3.1.1 Conflictos personales

En la actualidad, las personas padecen trastornos del carácter que provocan una

satisfacción inmediata. A pesar de que se conocen los efectos adversos que puedan sufrir en el

transcurso del tiempo. En la adolescencia se busca una reafirmación de su identidad a través de

una conducta no permitida. Por ello se asocia de periodos de represión y de angustia. Incluso

puede coincidir con los procesos psiquiátricos adecuadamente mencionado.

Un gesto de rebeldía y destrucción de muchos

adolescentes es precisamente dejarse sorprender en el uso de las drogas para, [

reprimidos. De este modo, se destruyen a sí mismo y agreden a la vez a su entorno familiar [ ]”

lograr ser

De acuerdo con Garza nos dice que: “[

]

],

(Garza, 2009, p.17).

En síntesis, podemos deducir que el adolescente localiza su identidad mediante una

conducta prohibida y que el consumo de drogas provoca un aumento en el deseo sexual y la

disminución de la ansiedad ante los miembros opuestos.

3.1.2 Conflictos Familiares

Es importante recalcar la importancia del ambiente familiar. Ya que influye en el

consumo de fármacos. Existe anécdotas de hijos de drogadictos que les resulta escrupuloso .Por

ello se hace una evidencia verificada en múltiples investigaciones de alta incidencia de

farmacodependientes entre los hijos y los padres.

La presencia de la familia influye en el proceso del consumo de

el criterio general de

que una familia desestructurada y con hábitos farmacodependientes

“[

fármacos en forma positiva o negativa. [

]

].Existe

es más propicia para que los hijos presenten abuso de drogas [ ]”

(Garza, 2009, p.17).

En resumen, se puede concluir que el criterio general en el que una familia con hábitos de consumo de drogas, tendrá más probabilidad que los hijos lo admitan. Sin embargo en ocasiones se ha observado que hijos de alcohólicos no decaen en una dependencia

3.2 Consecuencias:

3.2.1 Afecta la actividad sexual de una persona

Es necesario explicar la importancia de la actividad sexual en el consumo de sustancias adictivas. Ya que puede ocasionar la infertilidad .Además que provocan daños físicos y psicológicos. Por el uso de drogas legales o ilegales. Esto provoca trastornos sexuales.

De acuerdo con Moreno nos dice que:

“[

para funcionar sexualmente, [

provoca pérdida del apetito sexual y alteraciones en el sistema circulatorio. [

de los trastornos sexuales son adjudicados a los hombres [

]

El uso excesivo de sustancias adictivas [

],

],

interfiere notoriamente con la capacidad

]”

].La

(Moreno, 2012, p, 79).

hacen que la capacidad de respuesta se minimice, esto

mayoría

Para concluir, debemos añadir que debido a la infertilidad, algunas drogas interrumpen el proceso de maduración de las células reproductivas tanto femeninas como masculinas. Además para ambos sexos existe la agravante de reiniciar sus relaciones sexuales pueden inferir miedo y ansiedad. Ya que son respuestas de su mismo cuerpo y de sus emociones ante la abstinencia.

3.2.2 Probabilidad de contraer VIH

Los riesgos para contraer el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH-SIDA).Son provocado por el consumo y bajo las alteraciones de una droga. Por consiguiente incrementa la probabilidad de acortar enfermedades de transmisión sexual o de embarazos no deseados. Consideramos este factor de importante riesgo por las infecciones que se adquieren.

el riesgo de contagio de VIH-SIDA se relacionan estrechamente

], tiene

menos control sobre su comportamiento y, por tanto, menor

capacidad de manejar sus impulsos sexuales de modo responsable

]” [

.Una persona bajo los efectos de la droga como el alcohol, [

“[

]

(Moreno, 2012, p, 79).

Podemos decir que lo efectos de la droga, tiene control en nuestro comportamiento de modo que nos enfrentamos a situaciones de adquirir enfermedades, embarazos, infecciones .Sin embargo, mencionaremos que el consumo de sustancias adictivas mediante vía intravenosa como la heroína, conlleva a que las personas se infecten de Hepatitis B y C pero no es un vínculo con las drogas ya que las personas se infectan por esta vía.

3.2.3 Riesgos derivados al consumo de drogas

Es necesario recalcar las normas y sanciones de tránsito .Las cuales se encuentran relacionadas mediante la influencia de la droga .Un ejemplo seria los accidentes automovilísticos .Además tomamos en cuenta las situaciones que producen conflictos interpersonales y los trastornos psicológicos y psiquiátricos como: aislamiento, depresión y ansiedad.

“[

dependiendo de su mecanismo de acción, la cantidad consumida, [ ],

todas las drogas actúan sobre el cerebro y pueden alterar la

y

percepción, [

varios trastornos [

se han señalado los efectos de la droga, los cuales difieren

]

].El

consumo de drogas suele provocar conflictos [

]”

(Moreno, 2012, p, 79).

],

Se está de acuerdo con lo expuesto por el autor, en donde manifiesta que las drogas actúan sobre el encéfalo y tienen la capacidad para modificar la percepción, cognición, la atención, el equilibrio, el tiempo de reacción entre otras. También puede incitar conflictos en las relaciones intrapersonales con las personas que estamos rodeadas .Por lo cual genera lesiones por violencia intrafamiliar, riñas en la calle, robos, homicidios y suicidios.

3.2.4 Problemas Legales

Generalmente, los adolescentes conducen automóvil, tienen poca experiencia, lo que les hace más propenso a involucrarse en choques automovilísticos. Por ello cuando esta falta de experiencia se mezcla con el consumo de alcohol u otras sustancias que impactan las habilidades cognitivas y motoras. Llevando a cabo el incumplimiento del reglamento de tránsito.

“[

o pérdida del derecho a usar licencia de conducir [

que cometa alguna infracción a los reglamentos de tránsito y

se impondrá prisión de hasta seis meses, multas y la suspensión

], toda persona

]

circulación [

es que causó daño a personas o bienes” (Moreno, 2012, p, 79).

],

independientemente de la sanción correspondiente, si

Finalmente deducimos las sanciones por las infracciones que se comete por el uso inadecuado de drogas .Es necesario mencionar que las personas que conducen vehículos destinados al servicio de transporte de pasajeros, transporte de carga, no deben tener ninguna cantidad de drogas o estar bajo el efecto de narcóticos.

CAPÍTULO IV TRATAMIENTO Y PREVENCIÓN

4.1 Tratamiento

Para solucionar casos de adicción de drogas hay diferentes tipos de tratamientos, que no solo interfiere el consumidor sino también el ambiente be el que se encuentra. Con el objetivo de resaltar que los que muchos de los tratamientos son efectivos, se debe de tener en cuenta los casos de cada persona. Tal como refiere el INAD:

Es de suma importancia lograr una combinación adecuada del tipo de ambiente, las intervenciones y los servicios de tratamientos con los problemas y las necesidades particulares de cada paciente, para que dicha persona logre el éxito final regresando a funcionar productivamente en la familia , el trabajo y la sociedad (2010, p.2)

Entonces si se tiene un caso de adicción de drogas, necesariamente tiene que saberse con exactitud cuál es la intervención que se le va hacer. Cabe destacar, que los tratamientos a todos los pacientes no son iguales, además la finalidad es que todos los pacientes tienen que integrarse nuevamente a su comunidad y por tal motivo se tiene que intervenir eficientemente.

4.1.1 Tratamiento farmacológico

En la actualidad se sabe que hay diversos tipos de adicciones, y para cada una de estas existen medicamentos que pueden ayudar a que la persona pueda controlar cada adicción, así mismo cada uno de estos bebedizos actúa mediante el cual sea la enfermedad (adicción), tal como lo explica el INAD:

Por ejemplo, la metadona y la buprenorfina son eficaces para ayudar a los adictos a la heroína y otros opioides a estabilizar vida y reducir el uso de las drogas ilícitas. La naltrexona también en un medicamento eficaz para ciertas personas adictas a sustancias opioides y para

algunos pacientes que sufren de dependencia de alcohol. Otros medicamentos para el tratamiento de la dependencia de alcohol incluyen el acamprosato y disulfiram. Para las personas adictas a la nicotina (como parches, chicles o pastillas para chupar) o un medicamento oral (como el bupropión o la vareniclina) pueden sr componentes eficaces del tratamiento cuando forman parte de un programa integral de tratamiento de la conducta (2010, p.4).

Los medicamentos utilizados, casi siempre es recetado por un médico que trata al paciente, a la vez también cabe resaltar que el tratamiento puede llevarse juntamente con terapia conductual y de esta manera puede acelerar el tiempo a tratarse, siendo la importancia de los medicamentos en muchos casos claves para que las personas adictas reduzcan el consumo y en otros casos extingan por completo de ellas.

4.1.1.1Medicamentos y casas de rehabilitación

Según el INAD, esta sección presenta varios ejemplos de diferentes enfoques y componentes de los tratamientos con bases científicas que sustentan su eficacia. Cada enfoque está diseñado para manejar ciertos aspectos de la drogadicción y sus consecuencias para el paciente, su familia y la sociedad. Algunos de los enfoques están concebidos para complementar y realzar los programas de tratamiento existentes; otros son bastante integrales por sí solos. La siguiente no es una lista completa de los enfoques de tratamiento eficaces con base científica. Hay otros enfoques en fase de desarrollo que forman parte de nuestro apoyo continuo a la investigación de los tratamientos (2010, p.41)

Medicamentos:

Adicción a las sustancias opioides

Metadona

Buprenorfina

Naltrexona

Adicción al tabaco

Terapia de reemplazo de la nicotina (NRT, por sus siglas en inglés)

Bupropión (Zyban)

Vareniclina (Chantix)

Adicción al alcohol

Naltrexona

Acamprosato

Disulfiram

Casas de rehabilitación en Lima-Perú

Opción de vida

Casas de rehabilitación en Lima-Perú  Opción de vida  Sol naciente  Centro de tratamiento

Sol naciente

Centro de tratamiento andenes

Caminando a la vida

Grupo libertad

4.1.2 Tratamiento psicológico

Durante mucho tiempo se ha visto que el entorno afecta a las personas, de una manera u otra los adictos a las drogas tienden a tener necesidades según su entorno que esté relacionado, muchos de estos casos puede darse por depresión y a la vez porque sienten que no se adaptan a la sociedad, por ello, su conducta cambia y se ve envuelta en muchos casos negativos y n hay motivación, justamente este paso es la que psicológicamente se tiene que revertir para lograr ayudar a las personas adictas, así lo señala INAD:

Las terapias de la conducta varían según su enfoque y pueden estar orientadas a dirigir la motivación que tiene el paciente para cambiar, brindar incentivos para la abstinencia, desarrollar habilidades para rechazar el uso de la droga, reemplazar actividades donde se consumen drogas por actividades constructivas y gratificantes, mejorar las aptitudes para resolver problemas y propiciar mejores relaciones interpersonales. De igual manera, la participación durante y después del tratamiento en terapias de grupo y otros programas de apoyo puede ayudar a mantener la abstinencia (2010, p.3).

En la actualidad muchas de las personas pueden ser adictas o no, pero como sabemos es transcendental lograr estar en un sociedad dinámica, donde todos podamos adaptar, cuando hablamos de adicción nos enfocamos en el sujeto pero no es su entorno, pero como lo podemos ver, se puede revertir la conducta que adoptaron y que nuevamente puedan ser personas constructivas y gratificantes para la sociedad.

4.2 Prevención

La prevención es una de las actividades más importantes en relación con el problema adictivo. Es necesario saber las medidas de prevención para así poder evitar adicciones futuras.

Al respecto Espada y Méndez afirman:

Los programas de prevención se pueden aplicar en colegios institutos, asociaciones, centros juveniles, campamentos de verano, etc. La formación de los jóvenes se realiza mediante la refutación de los mitos sobre las drogas de fin de semana, la crítica de la publicidad engañosa, la mejora de las relaciones personales, el fomento de alternativas de ocio y tiempo libre, la resolución de problemas y el compromiso con un estilo de vida saludable. (2011, p.86)

Eso quiere decir que, la adicción es un problema que puede evitarse ya que existen varias medidas de prevención, que no tan solo pueden realizarse en programas para la prevención de dicho caso, sino también puede realizarse en el hogar, con el apoyo de la familia y la unión, provocando así confianza en los niños y adolescentes.

CONCLUSIONES

1. La adicción es la dependencia de alguna sustancia o actividad. Una de las adicciones más

conocidas es adicción a las drogas que es el consumo abusivo de sustancias psicoactivas que afecta a las personas en todo sus entornos y que trae consigo una serie de consecuencias y que en ocasiones puede causar la muerte.

2. Existen drogas legales e ilegales, que causan dependencias físicas y psicológicas. Sin embargo,

a pesar de tener actualmente información, sobre el daño irreparable que causan a nuestro organismo, las personas hacen caso omiso a las advertencias y ponen en juego su salud, perjudicando no sólo a ellos mismos, sino también a sus seres queridos, que sufren más que los mismos adictos.

3. El consumo de drogas afecta a las personas, a las familias, a la sociedad, es decir, un problema

que nos afecta a todos y que requiere ser enfrentado por los diferentes sistemas o grupos de nuestra sociedad. Las consecuencias del consumo de drogas causa serios daños en su cuerpo, en este influye bastante la conducta social que tienen con las personas de su alrededor. Existen varios tipos de causas y efectos que producen estragos en la familia.

4. La drogadicción puede ser tratada, pero no es simple. El tratamiento de la adicción debe

ayudar a la persona a parar el consumo de drogas, mantenerse en un estado libre y ser productivo en la familia, trabajo y la sociedad. Los medicamentos se pueden usar para manejar síntomas de abstinencia, prevenir una recaída y el tratamiento de condiciones concurrentes. Las terapias conductuales ayudan a los pacientes a modificar sus actitudes y conductas

relacionadas al consumo de drogas, a la vez aumentar sus capacidades para llevar una vida saludable.

5. La prevención de la drogadicción es importante ya que hoy en día existen varias medidas para así poder evitar dicho problema. La más relevante es la comunicación que debe haber entre padres a hijos, por ende, si existe esto, se puede llegar a saber si es que el menor está empezando o no a consumir drogas.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Begoña, E. et al (2010). Manual de adiciones para psicólogos especialista en psicología clínica en

formación. España: Ministerio de sanidad.

Cañal, M. (2003). Adicciones: cómo prevenirlas en niños y jóvenes. Bogotá: Grupo Editorial Norma.

Díaz, A. et al (2001). Drogas y drogadicción: un enfoque social y preventivo. Cuenca: Ediciones de la universidad de Castilla.

Espada, J. y Méndez, F. (2003). Prevención del abuso del alcohol y del consumo de drogas en síntesis. España: PIRAMIDE

Rojas Moreno, K. (2012). Drogas: las 100 preguntas más frecuentes. (3era ed.). México: Editorial

Rossi, P. (2008). Las drogas y los adolescentes, lo que los padres deben saber sobre las adicciones. Cordoba: Tebar

ANEXOS

ANEXOS
ANEXOS
ANEXOS