Sie sind auf Seite 1von 5

Segunda Fiscalía Provincial Penal Corporativa

Distrito Judicial de Cajamarca


Cuarto Despacho de Investigación
CASO Nº 1706044502-2014-2049-0
Fiscal Responsable: William Alfonso Ramíírez Vigo

DISPOSICION QUE DECLARA QUE NO PROCEDE FORMALIZAR Y CONTINUAR CON LA


INVESTIGACIÓN PREPARATORIA, Y ORDENA EL ARCHIVO DE LA INVESTIGACIÓN PRELIMINAR

IMPUTADOS : OSCAR HUMBERTO COLINA PAREDES


AGRAVIADO : EL ESTADO
DELITOS : TRÀFICO ILÌCITO DE DROGAS (Comercialización marihuana)

DISPOSICIÓN Nº 01-2015-MP-2FPPC-CAJAMARCA/4DI
Cajamarca,Trece de Enero
del anñ o dos mil Quince-

I. VISTO: El Oficio Nº

II. CONSIDERANDO:

2.1. HECHOS DENUNCIADOS Y CALIFICACIÓN JURÍDICA:

2.1.1. HECHOS DENUNCIADOS: Se tiene del Informe Nº 772-14-FRENPOL/ I CPNP-SIDF-C,


que el 26 de diciembre del 2014 personal de ESCMOPOL/FRENPOL, intervino y puso a
disposicioò n de la Seccioò n de Delitos y Faltas de la I CPNP-Cajamarca, a la persona de
Oscar Humberto Colina Paredes, por haberse encontrado a la altura de la cuadra Nº 01
del Jr. Soledad, en posesisoò n de un papel de aluminio conteniendo en su interior
semillas de Marihuana, por lo que fue conducido a la Unidad Policial para las
investigaciones del caso, hecho ocurrido a las 08:10 aproximadamente.

2.1.2. CALIFICACIÒN JURÌDICA: Los hechos denunciados se encuadraríòan en el presunto


delito de Traò fico Ilíòcito de Drogas, en la modalidad de Comercializacioí n y cultivo de
amapola y marihuana y su siembra compulsiva, previsto y sancionado en el segundo
paò rrafo del Artíòculo Nº 296º A, del Coí digo Penal, que prescribe: “El que comercializa o
transfiere semillas de las especies a que alude el párrafo anterior será reprimido con pena
privativa de libertad no menor de cinco ni mayor de diez años y con ciento veinte a ciento
ochenta días-multa...”

Este delito se configura cuando el sujeto activo de manera dolosa comercializa, y a


tíòtulo oneroso vende a un tercero semillas, que para el caso concreto seríòa la llamada
cannabis sativa (marihuana). En ese sentido se entiende que “es un acto de mayor
especificidad, de ofertar en el mercado las semillas de marihuana de la especie
cannabis; toma lugar mediante la entrega de un precio... ” 1. Asimismo, la conducta
subjetiva de este delito es a tíòtulo delito de dolo, conciencia y voluntad de la realizacioò n
tíòpica; es decir el agente sabe estaí comercializando o transfiriendo semillas de
marihuana.

2.2. FUNDAMENTOS DE LA DISPOSICIÓN DE ARCHIVO:

Primero: Que, a nivel de la investigacioí n policial se tiene el Acta de Intervencioò n Policial Nº


009-2014-ESCMOPOL/FRENPOL-PNP-CAJ, de donde se desprende que la intervencioò n de
policial a la persona de Humberto Colina Paredes se efectuoò por orden del clase base central
105 DEPUNEME, quien ordenoò que se constituyeran al Jr. Soledad Nº 151, presentes en el lugr
se entrevistaron con Eddy del Rosario Paredes Aguilar, quien refiere que en el interior de su
vivienda se encontraba su hijo quien se encontraba agrediendo fíòsica y verbalmente a su
familia, quien ademaò s se encontraba en aparente estado de ebriedad y de haber ingerido
sustancias alucinoò genas (marihuana), y con autorizacioò n de la misma ingresaron a su
domicilio y al revisar su dormitorio bajo el colchoò n se encontroò un envoltorio de papel de
aluminio que en su interior se encontroò semilias de color verde oscuro al parecer cannabis
sativa (marihuana), encontraò ndose, ademaò s, un trozo de zanahoria la misma que es utilizada
como pipa seguò n, seguò n refiere el intervenido, asimismo, indicoò que es un consumidor
esporaò dico de esta sustancia alucinoí gena.

Tambieí n se tiene la declaracioò n de Oscar Humbeto Colina Paredes, quien refIrioí que el díòa
veintiseò is de Diciembre del dos mil catorce a las ocho de la manñ ana, ingresaron dos Policias a
du domicilio en el Jr. Desamparados Nº 436-Cajamarca, y se dirigieron a su persona y le
dijeron que iban a resgistrar su habitacioò n y se habíòan encontrado con una pipa artesanal
para consumir marihuana, por lo que el intervenido les dijo que registren y y uno de los
policias encontroò semillas de marihuana debajo de su colchoí n, motivo por el cual fue
trasladado a la Comisaríòa de la PNP. Indicando que las pepitas de marihuana las ha obtenido
de la hoja de marihuana que ha consumido, porque cuando la desmenuzamos para fumar lo
encontran en la hierba seca y que las teníòa desde hace cuatro díòas. Dedicaò ndose hace un mes y
medio al consumo de esa hierba.

1 PENÑ A CABRERA FREYRE , Alonso Rauí l; DERECHO PENAL-Parte Especial, Tomo IV; Marzo 2014,, Paí g. 92
Segundo: El delito Contra la Salud Puí blica – Traí fico Ilíícito de Drogas en la modalidad de
comercialización de Drogas, prescrito y sancionado por el artíículo 296º-A del Coí digo Penal,
se configura cuando concurren tanto los presupuestos de la tipicidad objetiva como de la
subjetiva; en este sentido, se exige a) Que, la cantidad de droga fabricada, extractada,
preparada, comercializada o poseíída por el agente no sobrepase los cincuenta gramos de Pasta
Baí sica de Cocaíína…; b) Actos de Facilitacioí n, implica formas de colaboracioí n material,
proveyendo a los agricultores de un aporte importante para siembra de la planta, c) Que exista
dolo, esto es la voluntad consciente de desarrollar el tipo del injusto.

Tercero: De la revisioí n y anaí lisis de los recaudos que se acompanñ an, se advierte que el
presente hecho tipificado como comercializacioí n o transferencias de semillas de marihuana
requiere ademaí s de la cantidad de gramos de droga establecida, de otros elementos que
sumados a eí ste hagan posible la configuracioí n del tipo penal prescrito en el segundo paí rrafo
del Artíículo 296º – A, del Coí digo Penal; pues no es suficiente catalogar dicha conducta con la
simple tenencia de la semilla sino que eí sta debe estar destinada con fines de traí fico; es decir, el
sujeto que posee la droga debe tener la finalidad de ponerla en el mercado para su venta y
posterior siembra u otros fines que se le pueda dar a estas semillas. Siendo esto asíí, y no
habieí ndose evidenciado elementos razonables que hagan presumir que el investigado Oscar
Humberto Colina Paredes, a quien se le encontroí las semillas de droga se dedique a la
comercializacioí n de semillas de marihuana pues la cantidad que le fue hallada es míínima (pues
de acuerdo al Informe Nº 772-14-FRENPOL/I CPNP-SIDF-C, se evidencia que las semillas de
marihuana teníían un peso de 1.92 gramos, Fs. 1-4), asíí tambieí n se tiene de la declaracioí n del
propio denunciado que las cuarenta pepitas las ha obtenido de su consumo al momento de
desmenuzar la hoja de marihuana para fumarla, puesto que esporaí dicamente la consume,
habieí ndose encontrado, ademaí s, un trozo de zanahoria la misma que seríía utilizada como pipa;
situacioí n que hace presumir que han sido obtenidas de su consumo; ademaí s no existe
sindicacioí n directa, menos que se le haya encontrado en una aptitud que haga presumir la
realizacioí n de conducta de comercializacioí n, elementos que en su conjunto sumados a la
escasa cantidad de droga encontrada en poder del imputado Oscar Humberto Colina Paredes,
se infiere que la droga conocida como marihuana se encontraba estaba destinada a su consumo
directo.

Cuarto: Al respecto, es necesario mencionar que el consumo de drogas, conforme a lo


establecido por el Artíículo 299º del Coí digo Penal, es una conducta no punible, por cuanto es
una conducta desprovista de relevancia “juríídico – penal”, constituye una eximente de
responsabilidad penal, al reconocer el Estado, seguí n los valores que inspiran una democracia
de Derecho, que los individuos son libres de autoconducirse de acuerdo a su propio sentir y
entender, de asumir con ello, los propios riesgos de aquellas conductas que puedan significar
un riesgo para su propia vida, integridad fíísica y psííquica. Al Estado le estaí vetado ingresar a
reprimir dichos comportamientos auto-danñ osos, donde el ciudadano se coloca
voluntariamente en un estado de riesgo, cuando consume toda clase de drogas. Nuestro
ordenamiento penal prohííbe penalmente la posesioí n de droga para el comercio, la sola
tenencia con fines meí dicos o de consumo inmediato debe ser no punible. La tarea se complica
cuando se presentan casos en que se detiene a una persona con droga en su poder. La
presuncioí n acorde con un Derecho Penal democraí tico debe ser la de consumidor; sin embargo,
para evitar caer en subjetividades y reprimir el consumo, por víía indirecta, es preferible -y asíí
lo ha estimado el legislador- guiarse por criterios praí cticos, identificables por cantidad de
droga poseíída.2 En el presente caso, se verifica que la cantidad de semillas de marihuana
encontrada es míínima (1.92 gramos tal y como se ha precisado) y que conforme a l Artíículo
299° del Coí digo Penal, no es punible la posesioí n de droga, que no sobre pase los cinco gramos
de pasta baí sica de cocaíína, pues toda cantidad inferior, se presumiraí que estaba destinada para
el inmediato y propio consumo personal de la persona a quien se le encuentra dicho alcaloide:
En el caso concreto, atendiendo a la forma, modo y circunstancias de la intervencioí n policial,
donde se advierte de la propia descripcioí n de los hechos, se presume que los intervenidos se
habríían encontrado transitando por el lugar, no habieí ndoseles detenidos en circunstancias que
hagan presumir en un grado razonable, que se dediquen a la comercializacioí n de droga
(marihuana), esto sobre todo respecto a Oscar Humberto Colina Paredes, a quien se le encontroí
dejado de su colchoí n en su habitacioí n.

3. Estando a las consideraciones expuestas de conformidad con lo dispuesto en el inciso primero


del Artíículo 334º y 336º del Coí digo Procesal Penal, en concordancia con lo prescrito en el
Artíículo 94, inciso 2 de la Ley Orgaí nica del Ministerio Puí blico, el Primer Despacho de
Investigacioí n de la Tercera Fiscalíía Provincial Penal Corporativa de Cajamarca DISPONE:

1. NO FORMALIZAR NI CONTINUAR CON LA INVESTIGACION PREPARATORIA contra


OSCAR HUMBERTO COLINA PAREDES por la presunta comisioí n del delito Contra la
Salud Puí blica – Traí fico Ilíícito de Drogas, en su figura de Comercialización y cultivo de
amapola y marihuana y su siembra compulsiva, en agravio del ESTADO debidamente
representado por el Procurador Puí blico a cargo de los Asuntos Judiciales del Ministerio del
Interior relativo a Traí fico Ilíícito de Drogas; consentida y/o ejecutoriada que fuese la
presente ARCHÍVESE los actuados en el modo y forma de ley.

2. NOTÍFIQUESE la presente Disposicioí n a las partes, hacieí ndole saber a la Procuraduríía


2 PENÑ A CABRERA FREYRE, Alonso R. Derecho Penal, Parte Especial, Tomo I. Febrero 2010. paí g. 129.
Puí blica a cargos de los Asuntos Judiciales del Ministerio del Interior relativo a Traí fico
Ilíícito de Drogas, que de conformidad a lo dispuesto en el inciso 5 del Artíículo 334° del
Coí digo Procesal Penal, de no encontrarse conforme con esta Disposicioí n podraí solicitar a
esta Fiscalíía, en el plazo de cinco díías, se eleve las actuaciones al Fiscal Superior
competente con fines impugnativos.