Sie sind auf Seite 1von 4

TEMA: CONTRATOS DE COLABORACION EMPRESARIAL “CONSORCIOS”.

FACILITADOR: CPC. EDSON JUNIOR CRUZ MUÑOZ.

En el mundo de los negocios siempre se está buscando alternativas para obtener beneficios
económicos; el consorcio es una alternativa que busca asociar dos o más participes para
obtener beneficios económicos en conjunto. A continuación, desarrollare aspectos
importantes sobre este tema con el objetivo de ampliar tus conocimientos a la hora de tomar
la alternativa del consocio.

CONSORCIO.

Es el contrato por el cual dos o más personas se asocian para participar en forma activa y
directa en un determinado negocio o empresa con el propósito de obtener un beneficio
económico, manteniendo cada una su propia autonomía.

Corresponde a cada miembro del consorcio realizar las actividades propias del consorcio que
se le encargan y aquéllas a que se ha comprometido. Al hacerlo, debe coordinar con los otros
miembros del consorcio conforme a los procedimientos y mecanismos previstos en el
contrato.

Así lo indica el: Art. 445 de la Ley General de Sociedades. Ley N° 26887.

DE LOS APORTES DE BIENES.

Los bienes que aportan los partícipes del consorcio continúan siendo de propiedad exclusiva
de estos, además la adquisición conjunta de determinados bienes se regula por las reglas de
la copropiedad.

Así lo indica el: Art. 446 de la Ley General de Sociedades. Ley N° 26887.
DE LA RESPONSABILIDAD DE LOS PARTICIPES.

Cada miembro del consorcio se vincula individualmente con terceros en el desempeño de la


actividad que le corresponde en el consorcio, adquiriendo derechos y asumiendo obligaciones
y responsabilidades a título particular.
Cuando el consorcio contrate con terceros, la responsabilidad será solidaria entre los
miembros del consorcio sólo si así se pacta en el contrato o lo dispone la ley.

Así lo indica el: Art. 447 de la Ley General de Sociedades. Ley N° 26887.

DE LA PARTICIPACION EN LOS RESULTADOS.

El contrato deberá establecer el régimen y los sistemas de participación en los resultados del
consorcio; de no hacerlo, se entenderá que es en partes iguales.

Así lo indica el: Art. 448 de la Ley General de Sociedades. Ley N° 26887.

DE LA CONTABILIDAD Y TRIBUTACION.

La legislación permite optar por las siguientes opciones.

Consorcio con contabilidad independiente.

Para efectos tributarios este contrato tiene la condición de persona jurídica y como tal son
sujetos del impuesto a la renta en calidad de contribuyentes, para mejor entendimiento solo
existe para efectos tributarios. Este alcance lo encontramos en el artículo 65 de la Ley del
Impuesto a la Renta.

Por lo antes indicado en el párrafo anterior, los consorcios con contabilidad independiente
deberán gestionar lo siguiente:
Registro único de contribuyente.
Libros y registros de contabilidad de acuerdo a la normatividad vigente.
Comprobantes de pago.

Además, están sujetos a los impuestos siguientes:


Impuesto a la Renta.
Impuesto General a las Ventas.
Retención del 5% por distribución de utilidades.
Otros impuestos y contribuciones, de acuerdo al sector económico en donde el consorcio
realice actividades empresariales.

Con respecto a la contabilidad, cada participe reconoce su participación en el consorcio


(negocio conjunto según la NIIF 11) como una inversión y debe contabilizarla utilizando el
método de la participación de acuerdo a la NIC 28. Inversiones en Asociadas y Negocios
Conjuntos. A menos que el participe este exceptuado de aplicar el método de la participación
de acuerdo con dicha NIC.
Consorcio sin contabilidad independiente.

Esto se encuentra normado en el artículo 65 de la Ley del Impuesto a la Renta en la cual nos
dice que: Tratándose de contratos en los que por la modalidad de operación no fuera posible
llevar la contabilidad en forma independiente, cada parte contratante deberá contabilizar sus
operaciones, o de ser el caso una de ellas podrá llevar la contabilidad del contrato, debiendo
en ambos casos, solicitar autorización a la Superintendencia Nacional de Administración
Tributaria – SUNAT, quien la aprobara o denegara en un plazo no mayor a quince días. De
no mediar resolución expresa al cabo de dicho plazo, se dará por aprobada la solicitud. Quien
realice la función de operador y sea designado para llevar la contabilidad del contrato, deberá
tener participación en el contrato como parte del mismo.

También nos indica que tratándose de contratos con vencimientos o plazos menores a tres
(3) años, cada parte contratante podrá contabilizar sus operaciones o de ser el caso, una de
ellas podrá llevar la contabilidad del contrato, debiendo a tal efecto comunicarlo a la
Superintendencia Nacional de Administración Tributaria – SUNAT dentro de los (5) días
siguientes a la fecha de celebración del contrato.

En este tipo de contrato ya no hay que solicitar el registro único de contribuyente, debido a
que cada participe según como se establezca en el contrato reconocerá sus operaciones de
manera individual.

Con respecto a los comprobantes de pago para este caso particular debemos conocer sobre
el documento de atribución.

Documento de atribución.

Es el documento que emite el operador del contrato en este caso el consorcio, para los
partícipes del mismo que no llevan contabilidad independiente a la de los contratantes;
mediante este documento los partícipes sustentaran según su porcentaje de participación en
el contrato el crédito fiscal, gasto o costo para efectos tributarios.

Acerca de la atribución de los ingresos, aunque la norma no lo indica, pero de igual manera
se tendría que atribuir mediante este documento.

Este documento fue incorporado a la codificación de comprobantes de pago, autorizados por


el reglamento de comprobantes de pago con el código número 25.

Con respecto a los libros contables para este caso particular debemos conocer acerca del
registro auxiliar.

Registro Auxiliar.

Este registro lo llevara el operador del consorcio por cada contrato que tenga, para lo cual
debe estar legalizado y contener la información requerida por el numeral 1 del artículo 10 del
Reglamento de la Ley del Impuesto General a las Ventas e Impuesto Selectivo al Consumo.
En este registro se anotará todos los comprobantes de pago de las operaciones producto del
consorcio de manera mensual, además se anotará los documentos de atribución que el
operador emita a cada partícipe.

Tanto el documento de atribución como el registro auxiliar se encuentran normados en la


Resolución de Superintendencia N° 022-98/SUNAT.

Con respecto al Impuesto a la Renta, los consorcios sin contabilidad independiente no son
contribuyentes del citado impuesto, por lo tanto, no realizaran pagos a cuenta por dicho
impuesto ni tampoco presentaran declaración jurada anual. Los encargados de hacer los
pagos y las declaraciones por este impuesto son los partícipes del consorcio de acuerdo al
porcentaje de participación según el documento de atribución que se les haya emitido.,

Con respecto al Impuesto general a las Ventas, para el caso de los aportes de bienes y
servicios al contrato de consorcio por parte de los partícipes, estos aportes no se encuentran
gravados con el IGV; asimismo la adjudicación a titulo exclusivo a cada parte contratante, de
bienes obtenidos o producidos por la ejecución de los contratos de consorcio que no llevan
contabilidad independiente, con base en la proporción contractual, siempre que cumplan con
entregar la información a la SUNAT establezca, no está gravado con el IGV. Así lo indica el
Art. 2 inciso m y n de la ley del IGV.

Con respecto a la contabilidad según la NIIF11, cuando un operador conjunto (participe)


realiza una transacción con el contrato, tal como una aportación de activos o venta, está
realizando la transacción con las otras partes del contrato y, como tal, el participe reconocerá
ganancias y pérdidas procedentes de esta transacción solo en la medida de las
participaciones de las otras partes del contrato.

Fuentes:
Ley general de sociedades N° 26887.
Ley del Impuesto a la Renta.
Ley de Impuesto General a las Ventas e Impuesto Selectivo al Consumo.
RS N° 022-98/SUNAT.
Revista Actualidad Empresarial 2° quincena de octubre 2016.
Revista Actualidad Empresarial 1° quincena de noviembre 2016.
Revista Actualidad Empresarial 2° quincena de noviembre 2016.
Revista Actualidad Empresarial 1° quincena de diciembre 2016.