Sie sind auf Seite 1von 3

DROGAS PERMITIDAS

1- Alcohol
El alcohol es la droga legal por excelencia.
Popularmente se le asocian componentes
psicoactivos, por lo que su capacidad para
generar modificaciones cerebrales no se
encuentra muy discutido hoy en día.
Hoy en día existe una amplia gama de bebidas
que contienen etanol. Su consumo afecta a múltiples regiones cerebrales,
modificando su funcionamiento.
Finalmente, el alcohol también actúa sobre el glutamato y los opioides,
provocando analgesia, anestesia e incluso un estado de coma o muerte.
2- Nicotina
La otra gran droga legal es la nicotina, la cual se
consume principalmente mediante el tabaco.
El tabaco actúa a nivel cerebral mediante la
alteración del funcionamiento de la dopamina. Esta
hecho no provoca alteraciones psicológicas ni
mentales, pero origina una clara adicción.
El abuso de tabaco provoca múltiples alteraciones físicas. El tabaco se ha
asociado a múltiples enfermedades como cáncer de pulmón, corazón, útero,
boca y nariz, enfermedades pulmonares, bronquitis crónica, enfisema,
osteoporosis o cardiopatías entre muchas otras.
3- Opioides
Los opioides son agentes exógenas que se unen a
los receptores opioides del sistema nervioso
central de las personas.
Estas sustancias se acoplan a las estructuras
cerebrales relacionadas con el dolor. Por este
motivo, se han diseñado múltiples fármacos con
estas características.
Así pues, los opioides constituyen fármacos
necesarios en algunos casos de dolores extremos. Sin embargo, se debe ser
muy cauto con su consumo, ya que las consecuencias estas sustancias pueden
resultar devastadoras.
4- Benzodiacepinas
Las benzodiacepinas son uno de los fármacos
ansiolíticos más utilizados hoy en día. Incluyen
medicamentos popularmente conocidos como el
xanx, el klonopin o el valium.
A pesar de su indudable eficacia terapéutica, ya que resultan sustancias útiles
para intervenir episodios de ansiedad, el consumo de estas sustancias también
es altamente adictivo.
5- Cafeína
La cafeína es un alcaloide del grupo de las
xantinas. Se consume mediante la bebida de café
y actúa como una droga psicoactiva, estimulante y
levemente disociativa.
De hecho, muchas personas utilizan estas bebidas
como estimulantes cerebrales, para incrementar
su actividad por las mañanas o para mejorar su capacidad de rendimiento.
El consumo controlado de esta sustancia no suele producir efectos negativos
sobre la salud. Sin embargo, tampoco resulta cierto afirmar que la cafeína no
provoca ningún tipo de daño.
DROGAS NO PERMITIDAS
1. Marihuana
La marihuana es la droga ilegal más consumida.
Sin embargo, en algunos países se está
comenzando a legalizar ya sea para uso
recreativo o con fines terapéuticos.
Normalmente se considera como una droga
blanda ya que parece que no produce
dependencia física ni química, aunque sí adicción psicológica. Por otro lado, se
sabe que puede producir cambios en el sistema nervioso central en algunos
casos.
2. Cocaína
La cocaína droga estimulante altamente
adictiva que proviene de las hojas de la planta
de coca (Erythroxylum coca). Es ilegal
cultivarla, procesarla, venderla o consumirla.
Aunque tiene un uso limitado y controlado
como anestésico para algunos tipos de cirugía.
Consiste en un polvo blanco que normalmente
se inhala por la nariz, aunque también se puede inyectar si antes se disuelve.
La cocaína actúa alterando los niveles de dopamina del cerebro, concretamente
en la vía mesolímbica de recompensa. Esto significa que simula la sensación de
euforia que tenemos cuando conseguimos una recompensa muy valiosa, incluso
la acentúa.
3. MDMA
También conocido como “eme” o “éxtasis”, es una droga sintética cuyo auge
comenzó en los 70 y 80. Poco a poco se fue ilegalizando en casi todos los países
del mundo debido a sus peligros y consecuencias para
la salud, ya que puede conducir a la muerte.
El efecto suele aparecer alrededor de una hora
después de haberse ingerido, y consiste en: euforia,
bienestar, desinhibición, conexión e intimidad con los
demás, dilatación de las pupilas, aumento de la
temperatura corporal, disminución del sueño, tensión
muscular y bruxismo.
4. Anfetaminas o Speed
Son drogas sintéticas muy adictivas, estimulantes
del sistema nervioso central.
De hecho, aun se puede obtener bajo receta médica
legalmente. Fuera de la prescripción médica es ilegal
consumirla ya que tiene muchas complicaciones y
provoca adicción.
Actualmente se utiliza con fines terapéuticos (legalmente), o ilegalmente para
fines recreativos o aumento del rendimiento deportivo.
5. Heroína
La heroína una de las drogas más potentes, ya que
provoca gran dependencia física y psicológica en
poco tiempo. Es un analgésico que se deriva de la
planta “adormidera”, y funciona como depresor del
sistema nervioso central.
Se sintetizó por primera vez a finales del siglo XIX,
con el objetivo de crear un sustituto de la morfina que tratara el dolor, pero sin
causar tanta adicción.
Los efectos que produce son: inmenso placer, euforia, falta de percepción del
dolor, y fuerte sedación. Estos efectos van desapareciendo progresivamente a
las 2 o 3 horas.