Sie sind auf Seite 1von 3

PREGUNTAS DE METACOGNICION

¿Qué es la metacognición?
Por metacognición debe entenderse la capacidad de analizar críticamente lo que uno piensa,
es decir, se trata de la habilidad de tener conciencia y control acerca de los propios
pensamientos.
Hablar de metacognición es hacerlo de las habilidades cognitivas o las destrezas de
pensamiento. Y lo mejor de esta capacidad es que puede enseñarse de manera consciente
en el aula y desde cualquier materia y a partir de edades muy tempranas.
20 Ejemplos de preguntas metacognitivas para trabajar en el aula.
Aquí tienes algunas de las preguntas con las que puedes trabajar con tus alumnos en el aula:
1. ¿Qué piensas de lo que has dicho?
2. ¿Hasta qué punto estás de acuerdo o en desacuerdo?
3. ¿Qué más podrías agregar a esta solución?
4. ¿Cómo puedes convencernos de que tu opinión es la más adecuada?
5. ¿Cómo podrías convencernos de que tu solución es la mejor?
6. ¿Cómo has decidido que esto que dices es cierto?
7. ¿Hay alguna manera de demostrar con exactitud lo que quieres decir con esto?
8. ¿Por qué crees que esto es correcto o funciona?
9. ¿Cómo argumentarías en contra de tu decisión?
10. ¿Cómo podrías demostrar las diferencias y similitudes?
11. ¿Cuántas posibilidades se te ocurren?
12. ¿Qué ejemplos se te ocurren para demostrar lo que afirmas?
13. ¿Qué ideas tienen más sentido para ti por qué?
14. ¿Cómo podemos verificar o probar esa información?
15. ¿Cuál es el propósito de este experimento o argumento?
16. ¿Qué detalles puedes aportar a tu respuesta?
17. ¿Qué problemas o dificultades encuentras?
18. ¿Cómo justificarías tu opinión?
19. ¿Cómo lo hubieras resuelto?
20. ¿Qué has aprendido de ti mismo?

a) Preguntas sobre el conocimiento (¿qué conozco del tema? ¿conozco el significado


de…? ¿Cómo puedo relacionar esta información con…? ¿Qué conclusiones puedo sacar?
¿Cuánto aprendí sobre esto?, etc.).

b) Preguntas sobre el proceso (¿qué habilidades he desarrollado? ¿qué pasos debo seguir
para? ¿Cómo puedo resolverlas? ¿en qué partes requerí más tiempo? ¿Cuánto comprendí
de las instrucciones?, etc.).

c) Preguntas sobre las actitudes (¿en qué soy sistemático? ¿cuánto interés tengo en la
tarea? ¿dedico suficiente atención y concentración a lo que hago? ¿Cómo puedo
concentrarme más? ¿Colaboro con mis compañeros en las tareas y trabajos asignados?
¿qué rol asumo en los grupos de trabajo? ¿en qué puedo superarme? ¿cumplí con los
tiempos?).
1. Preguntas dirigidas hacia el proceso:
- ¿Cómo lo has hecho?
- ¿Qué estrategias has usado para resolverlo?
- ¿Qué dificultades has encontrado?
- ¿Cómo las has resuelto?

2. Preguntas que requieren precisión y exactitud:


- ¿De qué otra manera se podría haber hecho?
- ¿Hay otras opciones?
- ¿Estás seguro de tu afirmación?
- ¿Puedes precisar más tu respuesta?

3. Preguntas abiertas, para fomentar el pensamiento divergente:


- ¿Hay alguna otra respuesta o solución?
- ¿Cómo ha resuelto cada uno la dificultad?
- ¿Qué harías tú en situaciones semejantes?
- ¿Por qué cada uno tiene respuestas distintas?

4. Preguntas para elegir estrategias alternativas:


- ¿Por qué has hecho eso así y no de otra manera?
- ¿Puede haber otras respuestas igualmente válidas?
- ¿Quieres discutir tu respuesta con la de tu compañero?
- ¿Alguien ha pensado en una solución distinta?
5. Preguntas que llevan al razonamiento:
- Tu respuesta está muy bien, pero ¿por qué?
- ¿Por qué has escrito (o dicho) eso?
- ¿Qué tipo de razonamiento has utilizado?
- ¿Es lógico lo que afirmas?