Sie sind auf Seite 1von 525
I N S T I T U C IO NALI DA D D E LA

I N S T I T U C IO NALI DA D D E LA D EF EN S A EN SU RA M ÉRI CA

I N S T I T U C IO NALI DA D D E LA D

Centro de Estudios Estratégicos de Defensa

I N S T I T U C IO NALI DA D D E LA D
I N S T I T U C IO NALI DA D D E LA D

Centro de Estudios Estratégicos de Defensa

Consejo de Defensa Suramericano

Unión de Naciones Suramericanas

2015

Carlos Pellegrini 1285 (1009), Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina.

Teléfono: +54 11 43117124

www.ceedcds.org.ar

© Todos los derechos reservados. CEED-CDS UNASUR 2015.

Reconocimientos

El presente documento ha sido preparado por el Grupo de Trabajo “Institucionalidad de la Defensa” conformado por los Delegados ante el Centro de Estudios Estratégicos de Defensa: Cap. de Navío Hoyos (Coordinador), Lic. Galli, Cnel. Jannuzzi, Lic. Díaz, Cnel. Macedo, Tte. Cnel. Labadie, Cnel. Legnani y Gral. de Brigada Álvarez.

Especial reconocimiento en la elaboración de este documento debe otorgarse al Dr. Pablo Celi de la Torre ex Subdirector del CEED (2011-2014) y a los Delegados: Cnel. Gustavo Dedieu (2011-2014), Argentina; Cap. de Navío Vladimir César Terrazas Montesinos (2013), Bolivia; Cnel. Av. Alípio Ávalos Lopes (2012-2014) y Cap. de Mar y Guerra Ricardo Pinheiro Padilha (2013-2015), Brasil; Dr. Jaime Concha Puigrredón (2013-2014), Chile; Gral. Marco Miranda Valdez (2012-2014), Perú; Gral. José María Burone (2013), Uruguay; y Grala. de División Luz Maldonado López (2012-2014), Venezuela. El Lic. Daniel Rodriguez (Coordinador de Investigaciones), la Lic. Belén Vásquez y la Lic. Sabrina Mary (Asesoras de la Dirección) realizaron con alta calidad y eficacia la tarea de edición, corrección y compilación de este informe.

Dirección Ejecutiva CEED

Lic. Alfredo W. Forti Director Director

Dr. Mladen Yopo Herrera Subdirector Subdirector

Gral. (R) Gerardo Miguel Ángel Maldonado Gómez Secretario Administrativo Secretario Administrativo

Delegados Nacionales

Lic. Pablo Galli Mg. Carlos Girotti República Argentina República Argentina

Cnel. Miguel Luiz Kothe Jannuzzi Lic. Gustavo Rabelo Carneiro República Federativa del Brasil República Federativa del Brasil

Lic. José Luis Díaz Gallardo República de Chile República de Chile

Cnel. Patricio Morales República del Ecuador República del Ecuador

Cnel. DCEM Aldo Daniel Ozuna Recalde República del Paraguay República del Paraguay

Cap. de Navío Mario Hoyos Pacheco Cnel. Julio Macedo Criales República del Perú República del Perú

Tte. Cnel. Mitchell Juliën Labadie República de Surinam República de Surinam

Cnel. Daniel Legnani República Oriental del Uruguay República Oriental del Uruguay

Gral. de Brigada José Álvarez Tineo República Bolivariana de Venezuela República Bolivariana de Venezuela

Índice

Introducción

9

Parte I - Principales Características de la Defensa en Suramérica

1

4

Parte II- Capítulos Nacionales

3

2

República Argentina

3

8

Estado Plurinacional de Bolivia

1

2 2

República Federativa del Brasil

1

6 4

República de Chile

2

0 6

República de Colombia

2

5 8

República del Ecuador

2

9 0

República Cooperativa de Guyana

3

3 0

República del Paraguay

3

5 2

República del Perú

3

7 4

República de Surinam

4

2 4

República Oriental del Uruguay

4

5 2

República Bolivariana de Venezuela

4

8 8

n t r od u c c i ó n

I

El presente documento sobre la “Institucionalidad de la Defensa en Suramérica” elaborado por el Centro de Estudios Estratégicos de Defensa (CEED), contiene una sistematizada descripción y análisis de los aspectos normativos, orgánicos y funcionales de los sistemas nacionales de defensa de los doce países miembros del Consejo de Defensa Suramericano (CDS) de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR).

El informe recoge los estudios desarrollados por el CEED entre los años 2011-2014 en una de sus áreas de trabajo permanente, Institucionalidad de la Defensa, y se presenta en un compendio organizado respecto a políticas, organización, estructura y funcionamiento de

la jurisdicción Defensa en nuestros respectivos países.

Los estudios se efectuaron mediante una metodología previamente consensuada, aplicada

a nivel regional, que permitió la homologación de descriptores y categorías de análisis de

la información oficial de los países, con el objetivo de sistematizar y transparentar la información de los ordenamientos político-institucionales del sector Defensa en los países miembros del CDS-UNASUR.

La información sobre la cual se trabajó y sistematizó fue la aportada por los propios países, en cumplimiento tanto de los “Procedimientos de Aplicación de las Medidas de Fomento de la Confianza y Seguridad de UNASUR”, así como la oportunamente proporcionada por los Ministerios de Defensa a través de las matrices de información elaboradas por el CEED. Asimismo, como subproducto de este trabajo, el CEED ha elaborado una base de datos en la que se recogen, y se actualizarán a futuro, las definiciones políticas y modelos institucionales de los países de UNASUR en materia de Defensa.

Sobre la base de la referida información oficial de los países miembros, se han registrado las definiciones, objetivos, marcos legales y funciones institucionales del sector Defensa, que permitan conocer a cabalidad lo referido a cada uno de nuestros países. La información ha servido asimismo, para identificar elementos comunes y coincidentes que permitan promover el intercambio, la interacción y la cooperación entre las distintas arquitecturas nacionales en el marco común del interés regional suramericano.

De igual manera, la comparación de la información recibida nos permite también identificar aquellas diferencias y características particulares de nuestros ordenamientos

internos en materia de Defensa, que constituyen ejemplos de la diversidad que caracteriza

a nuestra región.

En este documento, el CEED presenta la totalidad de los sistemas u ordenamientos institucionales de los países miembros de UNASUR, en un estudio sistémico, que incluye los siguientes aspectos:

INSTITUCIONALIDAD DE LA DEFENSA

POLÍTICAS DE DEFENSA

MARCO NORMATIVO E INSTITUCIONAL DE LA DEFENSA

ESTRUCTURA INSTITUCIONAL DEL DEL SECTOR DEFENSA

ACUERDOS Y MECANISMOS INTERNACIONALES DEL SECTOR DEFENSA

COOPERACIÓN INTERNACIONAL EN DEFENSA

Responsabilidad y Diseño de la política de Defensa.DEL SECTOR DEFENSA COOPERACIÓN INTERNACIONAL EN DEFENSA Conducción de la Defensa. Documentos y contenidos.

Conducción de la Defensa.Responsabilidad y Diseño de la política de Defensa. Documentos y contenidos. Normativa del Sector Defensa.

Documentos y contenidos.de la política de Defensa. Conducción de la Defensa. Normativa del Sector Defensa. Arquitectura del Sistema

Normativa del Sector Defensa.Defensa. Conducción de la Defensa. Documentos y contenidos. Arquitectura del Sistema de Defensa. Mecanismos de

Arquitectura del Sistema de Defensa.Documentos y contenidos. Normativa del Sector Defensa. Mecanismos de coordinación interinstitucional. El

Mecanismos de coordinación interinstitucional.del Sector Defensa. Arquitectura del Sistema de Defensa. El Ministerio de Defensa: - Recursos humanos del

El Ministerio de Defensa:de Defensa. Mecanismos de coordinación interinstitucional. - Recursos humanos del Ministerio de Defensa: civiles y

-Recursos humanos del Ministerio de Defensa: civiles y militares. - Organismos e instancias encargadas de la Formación de civiles en el sector Defensa.

Instrumento Militar de la Defensa:encargadas de la Formación de civiles en el sector Defensa. - Estado Mayor Conjunto de las

- Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas o Comandos Conjuntos. - Las Fuerzas Armadas.

o

o

o

o

Misión principal y misiones subsidiarias y/o complementarias.

Estructura (Fuerza Terrestre, Fuerza Naval, Fuerza Aérea).

Número de efectivos de las Fuerzas Armadas.

Educación Militar.

Acuerdos y compromisos regionales bilaterales y multilaterales.de efectivos de las Fuerzas Armadas. Educación Militar. Acuerdos y compromisos extra-regionales bilaterales y

Acuerdos y compromisos extra-regionales bilaterales y multilaterales.y compromisos regionales bilaterales y multilaterales. Mecanismos Institucionales Permanentes en materia de

Mecanismos Institucionales Permanentes en materia de defensa.y compromisos extra-regionales bilaterales y multilaterales. Ejercicios Militares. Operaciones de Paz. Actividades de

Ejercicios Militares.Mecanismos Institucionales Permanentes en materia de defensa. Operaciones de Paz. Actividades de Ayuda Humanitaria.

Operaciones de Paz.Mecanismos Institucionales Permanentes en materia de defensa. Ejercicios Militares. Actividades de Ayuda Humanitaria.

Actividades de Ayuda Humanitaria.y multilaterales. Mecanismos Institucionales Permanentes en materia de defensa. Ejercicios Militares. Operaciones de Paz.

R ec o me n d a c i on e s

A partir del análisis y estudio de la información recabada de los doce países miembros

del CDS, surgen algunas conclusiones y recomendaciones por parte del CEED orientadas a fortalecer los objetivos y misión que inspiran tanto al Consejo de Defensa como a su Centro de Estudios Estratégicos y a la recientemente inaugurada Escuela

Suramericana de Defensa. En esa perspectiva, y en el vigente marco de la

gobernabilidad democrática de la defensa, se recomiendan las siguientes actividades

y estudios que sin duda redundarán en un fortalecimiento de la cooperación y la institucionalidad suramericana de la defensa:

1) La elaboración de un “Inventario Regional de Acuerdos Internacionales de Cooperación en materia de Defensa”, que considere, entre otras categorías de registro: bilaterales y multilaterales; regionales y extra-regionales; y su clasificación por objeto, materias, compromisos y mecanismos institucionales de implementación. Creemos que la elaboración de este estudio permitirá apreciar el significativo número de convenios de cooperación bilateral entre los países miembros de UNASUR que fueron firmados en carácter bilateral pero cuyos contenidos son muy similares. Esta situación abre una importante oportunidad para llevar adelante una revisión de todos aquellos aspectos comunes y propiciar luego la firma de un primer acuerdo suramericano de cooperación en defensa.

2) Continuar avanzando con los ejercicios de gabinete en materia de operaciones de mantenimiento de la paz con el fin de propiciar la articulación de una verdadera doctrina común suramericana en dicha materia.

3) Avanzar cualitativamente tanto en materia de operaciones de mantenimiento de la paz como en atención a desastres y catástrofes naturales para comenzar a llevar adelante ejercicios combinados conjuntos de terreno.

4) Llevar adelante estudios comparativos en materia de “justicia militar” y la relación del sector de la Defensa con los sistemas judiciales: tribunales, cortes y jueces y las normas particulares que la regulan. Esto incluye la temática de derechos humanos y derecho internacional humanitario.

5) Realizar estudios conjuntos para la identificación de criterios y determinaciones de los mínimos comunes denominadores a lograr en materia de interoperabilidad militar suramericana.

6) Llevar a cabo estudios comparativos entre nuestras naciones sobre la

viabilidad de desarrollar la carrera de civiles en el sector de la Defensa, así

como sobre la temática de la participación ciudadana en la defensa

nacional: derechos y obligaciones ciudadanas, diversas formas de

participación, mecanismos institucionales que regulan las formas de

ejercicio de estos derechos y participación en el sector de la defensa.

7) Propiciar

esfuerzos

coordinados en materia de doctrina, tecnología, equipamiento y

entrenamiento en la nueva y emergente área de la Ciberdefensa.

un

enfoque

común

y

consensuado,

así

como

8) Llevar adelante estudios comparativos a fin de identificar los espacios para

la homologación de contenidos en áreas específicas de los sistemas

nacionales de educación en el sector de la Defensa.

Alfredo W. Forti Director

PARTE I

PRINCIPALES CARACTERÍSTICAS DE LA DEFENSA EN SURAMÉRICA

PRINCIPALES CARACTERÍSTICAS DE LA DEFENSA EN SURAMÉRICA

PR I NC I PA L ES CA R AC T ER Í ST IC AS DE L A D E F E N SA E N S U R A M É R I CA

PARTE I

1. COINCIDENCIAS Y DIFERENCIAS ENTRE LOS SISTEMAS DE DEFENSA DE LAS NACIONES SURAMERICANAS

Como desarrollo preliminar al conjunto de capítulos nacionales que conforman este estudio sobre “Institucionalidad de la Defensa en Suramérica”, a continuación se presenta una sistematización y análisis en clave regional de los principales aspectos –institucionales, normativos, orgánicos y funcionales– de los sistemas de defensa nacionales, identificando y destacando las similitudes y coincidencias entre los mismos así como sus eventuales singularidades y diferencias.

Tras el estudio y sistematización realizados, es posible afirmar que los esquemas nacionales de defensa informados por los países miembros del CDS-UNASUR presentan similitudes entre sus diseños institucionales y coincidencias que posibilitan múltiples espacios de cooperación a nivel regional. De igual modo, se observan diferencias o características particulares que derivan del pleno ejercicio soberano de nuestros Estados para definir el ordenamiento jurídico interno, que incluye a la Defensa.

Sintéticamente, entre las coincidencias relevantes cabe mencionar las siguientes:

Los Ministerios de Defensa de la región desarrollan sus funciones de dirección, ejecución y supervisión de los asuntos de defensa y militares, mediante estructuras jerárquicas de toma de decisiones basadas en la conducción política de la defensa y su instrumento militar por parte de las autoridades legalmente constituidas.

El Instrumento Militar de la Defensa está constituido por las Fuerzas Armadas, las cuales se hallan integradas por los componentes terrestre, naval y aéreo. Su misión principal es la defensa de la integridad territorial y la soberanía. En algunos países presenta adicionalmente otros componentes con funciones diversas, que incluyen responsabilidades en materia de Seguridad Interna.

Frente a lo anterior, también se observa la clara emergencia de una tendencia que procura desarrollar el principio de conducción y operación conjunta de las Fuerzas Armadas, en relación con lo cual, se evidencia la conformación de los Estados Mayores o Comandos Conjuntos. En este sentido, podemos afirmar que el planeamiento, preparación, coordinación y conducción de las operaciones y acciones militares conjuntas constituyen un eje central del proceso de modernización de las Fuerzas Armadas en la mayoría de países de la región.

En relación a ordenamientos orgánicos internos, se observa asimismo la existencia de la figura de consejos multisectoriales –conformados por distintas instancias como relaciones exteriores, defensa, seguridad, economía, planificación, etc.– algunas veces establecidos ad hoc y otras permanentes, con la función principal

de asesorar al Presidente en asuntos de Defensa 1 .

Todos los países miembros del CDS-UNASUR, mantienen una variedad de acuerdos de cooperación y coordinación en materia de Defensa, de carácter bilateral y multilateral, con contrapartes tanto intra como extra-regionales.

Respecto a disimilitudes o características diferenciales que podemos identificar en el estudio se pueden mencionar las siguientes:

Los alcances relativos a la delimitación del sector de Defensa Nacional y Seguridad Interna no son iguales en los países de UNASUR. Sobre esta materia ya el CEED ha elaborado el “Informe Preliminar del CEED al Consejo de Defensa Suramericano Acerca de los Términos de Referencia para los Conceptos Seguridad y Defensa en la Región Suramericana” que fuera aprobado por el Consejo Directivo del CEED, en Buenos Aires, el 29 de noviembre de 2011 2 .

Lo anterior muchas veces tiene directa implicancia en la arquitectura del sector de la Defensa Nacional en general, es decir, la existencia de un “sistema de defensa nacional” propiamente constituido y denominado como tal. Si bien la mayoría de los países poseen un “sistema” formalmente constituido –siete de doce países–, no todos ellos lo definen o denominan del mismo modo e incorporan los mismos componentes, habiendo incluso países que no poseen y/o denominan “sistema” a la arquitectura institucional del sector. Específicamente se registran las siguientes denominaciones y características por país:

- Entre aquellos países que poseen un “Sistema de Defensa Nacional” se encuentran Argentina, Chile, Paraguay, Perú y Uruguay.

- Entre aquellos países que poseen un “Sistema de Seguridad y Defensa” encontramos a:

Bolivia 3 , no obstante lo cual, la nueva Constitución Política del Estado Plurinacional de Bolivia, del 9 de febrero de 2009, determina el conjunto normativo en base a principios y valores determinados por una nueva filosofía del Estado con conceptos de seguridad y defensa

1 A modo de ejemplo de estas estructuras podemos mencionar: el Consejo de Defensa Nacional (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay); el Consejo de Defensa del Estado Plurinacional de Bolivia; el Consejo de Seguridad Nacional (Chile, Colombia, y Surinam); el Consejo de Defensa de Guyana; el Consejo de Seguridad Pública y del Estado (Ecuador); el Consejo de Seguridad y Defensa Nacional (Perú) y el Consejo de Defensa de la Nación (Venezuela).

2 Adicionalmente el Centro elaboró el “Informe del Centro de Estudios Estratégicos de Defensa del Consejo de Defensa Suramericano, Acerca del Crimen Organizado Transnacional y Otras Nuevas Amenazas a la Seguridad Regional” el cual fue base para la constitución del Consejo Suramericano en materia de Seguridad Ciudadana Justicia y Coordinación de Acciones contra la Delincuencia Organizada Trasnacional).

3 La Ley Orgánica de las Fuerzas Armadas N° 1.405, promulgada el 30 de diciembre de 1992, determina las bases orgánicas y funcionales de las Fuerzas Armadas del Estado y establece que “El Estado mediante las FFAA organizará la Seguridad y Defensa como un sistema integrado con el objeto de neutralizar, rechazar o destruir cualquier acción tendente a vulnerarlas, su acción será ejercida por los mandos militares de acuerdo a la Constitución Política del Estado y el ordenamiento jurídico vigente”.

PR I NC I PA L ES CA R AC T ER Í ST IC AS DE L A D E F E N SA E N S U R A M É R I CA

PARTE I

de orden integral, por lo que la estructura del sector se encuentra en proceso de adecuación al proceso de cambio en que se desenvuelve actualmente el Estado boliviano.

Ecuador, como parte de una visión integral de la seguridad del Estado, la Defensa es componente del “Sistema de Seguridad Pública y del Estado” 4 .

- Entre aquellos países que no registran el concepto y/o la constitución formal de un “sistema” se encuentran: Brasil, Colombia, Guyana, Surinam y Venezuela.

Los organismos o instancias encargadas de la formación de civiles en el sector Defensa, donde se registran diversos modelos a nivel regional, que van desde el concreto establecimiento de instancias encargadas formalmente de la formación de civiles en la materia a través de institutos/escuelas de estudios nacionales dependientes de los ministerios –ej. Argentina, Chile, Perú, Paraguay y Uruguay– , pasando por el dictado de cursos específicos dentro de instituciones militares –ej. Chile y Colombia– a la inexistencia aún de instrumentos específicos dedicados a la cuestión –Surinam y Brasil–.

La existencia de un órgano de coordinación conjunto de los componentes de las Fuerzas Armadas, es decir, de un “Estado Mayor Conjunto/Comando Conjunto”. Si bien la mayoría de los países poseen este tipo de instancia de coordinación para el “accionar militar conjunto”, no todos ellos lo definen o denominan del mismo modo ni le otorgan las mismas funciones, atribuciones y nivel jerárquico dentro de la arquitectura orgánico-institucional del sector, habiendo incluso países que no poseen esta instancia.

Entre aquellos países que poseen esta instancia, se encuentran:

- Argentina, Brasil y Chile, denominado Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas.

- Bolivia, denominado Comando en Jefe de las Fuerzas Armadas 5 .

- Colombia, denominado Comando General de las Fuerzas Militares.

- Ecuador y Perú, denominado Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas 6 .

- Uruguay, denominado Estado Mayor de la Defensa.

4 Este Sistema abarca todos los ámbitos de la sociedad así como todas las esferas de la seguridad, las mismas que se complementan y se constituyen en dicho sistema, incluyendo: las Relaciones Internacionales, la Seguridad Ciudadana, la gestión de riesgos, la justicia, la Defensa Nacional y las soberanías.

5 Constituye el más alto organismo de mando y decisión en lo referente a los aspectos técnicos y operativos que traten asuntos relacionados con la seguridad y la defensa, siendo un Comando Conjunto encargado de

la defensa del Estado Plurinacional de Bolivia, tanto de amenazas externas como internas.

6 Para el caso de Ecuador específicamente, dado que se concibe una visión estratégica que responde a las necesidades de apoyo al desarrollo, a los cambios en el entorno geopolítico, a los avances científico-

tecnológicos y al cambio de la matriz productiva con capacidades para enfrentar las amenazas no tradicionales, y que las Fuerzas Armadas se proyectan como una fuerza con capacidad conjunta para la

defensa de los intereses nacionales y la protección de los derechos, libertades y garantías de los ciudadanos

y ciudadanas, compete a este Comando además, el estudio y solución de problemas relacionados con la seguridad pública y del Estado.

En términos generales, éstos constituyen órganos de asesoramiento permanente del Ministro de Defensa y/o del Presidente, según el caso, poseen el control funcional de las Fuerzas, son responsables de la elaboración del planeamiento conjunto, del empleo conjunto de los componentes militares nacionales, de la coordinación y conducción de las operaciones y acciones militares conjuntas, de la doctrina y entrenamiento conjunto, entre otras.

Entre aquellos países que poseen instancias similares, pero que ameritan ser diferenciadas, se encuentran:

- Paraguay, que posee el Comando de las Fuerzas Militares, nombrado por el Presidente de la República y dependiente directamente de él. Este Comandante de las Fuerzas Militares es el ejecutor de las órdenes e instrucciones que imparte el Presidente de la República, en su carácter de Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas de la Nación y coordina la acción de los mandos superiores del Ejército, la Armada y de la Fuerza Aérea para asegurar el cumplimiento de la misión constitucional asignada a las Fuerzas Militares de la República.

- Venezuela, que posee el denominado Comando Estratégico Operacional de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, el cual a su interior posee un Estado Mayor Conjunto. Este órgano tiene la particularidad de que operacionalmente depende del Presidente de la Nación y administrativamente del Ministerio del Poder Popular para la Defensa. Es el máximo órgano de planificación, programación, dirección, ejecución y control estratégico operacional específico, conjunto y combinado de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana.

Entre aquellos países que no registran este órgano o instancia, se encuentran:

- Guyana, quien no posee una separación entre componentes militares, sino que, los componentes terrestre, aéreo y naval, constituyen unidades de la Fuerza de Defensa de Guyana 7 .

- Surinam, donde la organización de Defensa no emplea el sistema de gestión de “comando conjunto”, encontrándose a la cabeza del instrumento militar el Comandante de la Fuerza Armada Nacional, que dispone de un Estado Mayor que lo asiste en el desempeño de sus funciones. Este Estado Mayor General funciona bajo dirección de un Jefe del Estado Mayor, y se encuentra conformado por un conjunto de Departamentos –Personal, Inteligencia, Operaciones, Logística y Asuntos Sociales–.

7 Algo muy distinto, que posee Guyana es el Consejo de Coordinación de Servicios Conjuntos que coordina el accionar de las Fuerzas de Defensa, la Fuerza Policial, Servicio Penitenciario y de

PR I NC I PA L ES CA R AC T ER Í ST IC AS DE L A D E F E N SA E N S U R A M É R I CA

PARTE I

2. POLÍTICAS DE DEFENSA

Las Políticas de Defensa en los países suramericanos constituyen políticas públicas, formuladas por las instancias institucionales de conducción política con responsabilidad para su diseño y ejecución.

Estas políticas se encuentran principalmente enfocadas a la defensa de los intereses nacionales permanentes relativos al ámbito externo, orientándose, en términos generales, por los lineamientos que en materia de relacionamiento externo se establezcan por la política exterior del Estado.

Asimismo, las Políticas de Defensa de los Estados miembros del CDS-UNASUR establecen los lineamientos político-estratégicos para la organización y administración del sector Defensa y las Fuerzas Armadas; determinan y orientan el planeamiento y la economía de la defensa; y de ellas depende el establecimiento de prioridades para la asignación de recursos y configuración de los presupuestos de defensa.

2.1. Responsabilidad y Diseño de la Política de Defensa

El Poder Ejecutivo del Estado tiene la responsabilidad de formular las Políticas de Defensa que ejecutan los Ministerios de Defensa, en el marco del cumplimiento de los principios de gobernabilidad democrática de la Defensa.

El Poder Legislativo –Congreso, Parlamento, Asamblea Nacional– cumple funciones de aprobación del marco legal y de los presupuestos de defensa, teniendo atribuciones de fiscalización del sector y de aprobación de tratados, acuerdos o convenios de carácter internacional.

En el nivel ministerial existen, a su vez, instancias con responsabilidades específicas para la elaboración, procesamiento y operacionalización de la Política de Defensa, con jerarquía variable de acuerdo al modelo institucional de cada país.

La Política Militar, constituye una política pública, derivada de la Política de Defensa y sus objetivos, para el desarrollo de las capacidades necesarias de las Fuerzas Armadas y la orientación de su desempeño institucional.

2.2. Conducción de la Defensa

Se pueden advertir coincidencias entre los sistemas nacionales en lo que refiere a la conducción de la Defensa en tres instancias:

Instancias responsables de la conducción político-estratégica: la instancia superior se ubica en el nivel de Presidente de la República, quien ejerce la conducción del sector, a través del Ministro de Defensa, tanto en lo que refiere a la estructura ministerial como a la de las Fuerzas Armadas.

Instancias de asesoramiento: la función de asesoramiento a distintos niveles la desempeñan los Consejos de Seguridad y/o Defensa y los Ministros de Defensa

en relación con el nivel presidencial; los Estados Mayores y/o Comandos Conjuntos de las Fuerzas Armadas y los Comandos de Fuerzas, con relación a los Ministros de Defensa y al propio Presidente, según el caso.

Instancias de planeamiento y operaciones de defensa: por lo general esta función corresponde a los Ministros de Defensa y a los Estados Mayores o Comandos Conjuntos de las Fuerzas Armadas.

2.3. Documentos y Contenidos

2.3.1. Documentos de Políticas de Defensa

Las Políticas de Defensa de los países de la región se encuentran explicitadas en documentos de diferente naturaleza y nivel político, normativo e institucional. Dichos documentos adoptan diversas formas y denominaciones, entre otras: Libro Blanco, Estrategia Nacional de Defensa, Política de Defensa, Acuerdo Nacional, Agenda Política de la Defensa, Planes, Directiva de Defensa. En la generalidad de los casos, estos documentos registran una actualización permanente, con una periodicidad variable según los países.

Se destaca el rol que en la actualidad cumplen las Políticas de Defensa de los países suramericanos como instrumentos de transparencia, confianza y cooperación interestatal a nivel regional y global.

2.3.2. Contenidos de las Políticas de Defensa

Las Políticas de Defensa de los países miembros de UNASUR coinciden en sus objetivos y se orientan a garantizar la soberanía e integridad territorial y a fortalecer la cooperación regional.

Entre las principales coincidencias de principios o fundamentos de las Políticas de Defensa de los países de UNASUR, se destaca su concepción y disposición estratégica de naturaleza defensiva y cooperativa.

Las Políticas de Defensa, en alineamiento con la política exterior de los Estados, formulan definiciones sobre el entorno estratégico del país y su inserción en materia de seguridad internacional, regional y global, así como el marco de relacionamiento externo en materia de Defensa y la operacionalización de las medidas de confianza y los mecanismos de cooperación.

En este aspecto, es muy significativa la incorporación de la cooperación regional en materia de Defensa y Seguridad Internacional en los documentos nacionales de defensa. Muy particularmente, la adscripción al Consejo de Defensa Suramericano como espacio común de interlocución y cooperación regional.

Respecto del instrumento militar, las Políticas de Defensa establecen los lineamientos generales para su organización y funcionamiento a efectos del cumplimiento de su

PR I NC I PA L ES CA R AC T ER Í ST IC AS DE L A D E F E N SA E N S U R A M É R I CA

PARTE I

misión principal y sus misiones subsidiarias y/o complementarias. En este sentido, cabe destacar que la política militar, de conformidad con los lineamientos establecidos por la Política de Defensa, refiere al modo en que se materializan las misiones, funciones, diseño de fuerzas, actitud estratégica y doctrina de empleo del instrumento militar.

3. MARCO NORMATIVO E INSTITUCIONAL DE LA DEFENSA

3.1. Normativa del Sector Defensa

Los marcos legales de los países miembros del CDS contemplan la estructura orgánico-funcional, responsabilidades, competencias y modelos institucionales del sistema y sector de la Defensa.

En forma general, dichos marcos normativos se encuentran configurados por: las constituciones, leyes fundamentales, particulares y normas concurrentes y/o complementarias relativas a la Defensa.

Es de destacar que, en los últimos años, en algunos países se han desarrollado procesos de reformulación y/o reforma de los marcos normativos de defensa que abarcan aspectos orgánicos y funcionales del sector.

3.2. Arquitecturas de los Sistemas de Defensa

En términos genéricos, se entiende por “sistema de defensa”, a la configuración e interrelación orgánico-funcional de todas las instituciones y organismos estatales con responsabilidad y competencias en materia de Defensa.

Las estructuras institucionales que adopta el sistema de defensa son variadas en la región según las concepciones y diseños nacionales que abarcan diversos ámbitos, advirtiéndose que no todos los países denominan como “sistema” a la arquitectura institucional del sector de la Defensa.

En algunos países se conforma un Consejo de Defensa Nacional con funciones específicas correspondientes a la jurisdicción; en otros, el sector Defensa se haya integrado como uno de los componentes del Consejo de Seguridad Nacional o Consejo de Seguridad del Estado, que abarca además del sector Defensa, al de Seguridad Pública y otros ámbitos sectoriales correspondientes a las definiciones de seguridad adoptadas.

Estos Consejos tienen, por lo general, como función fundamental asesorar al máximo nivel del Poder Ejecutivo, el Presidente. Dependen de la Presidencia, se reúnen en forma periódica o frente a situaciones de crisis y, en algunos casos, tienen instancias ejecutivas permanentes y órganos técnicos de asesoramiento y de planificación.

Los países miembros del CDS-UNASUR coinciden en la diferenciación entre el ámbito de Defensa y el de Seguridad Pública, que adopta diversas denominaciones:

Seguridad Interna, Seguridad Interior, Seguridad Ciudadana, según el modelo

nacional. En todos los casos, la normativa jurídica define las esferas institucionales y

las

instancias operativas correspondientes.

En

los sistemas nacionales, independientemente de su denominación, el sector de

Defensa, corresponde a un ámbito determinado con objetivos, competencia, roles y misiones particulares y diferenciadas y se conforma por organismos e instancias institucionales especializadas correspondientes a los Ministerios de Defensa y a las

Fuerzas Armadas.

3.3. Mecanismos de Coordinación Interinstitucional

A efectos del cumplimiento de las misiones principal, subsidiarias y/o

complementarias del sector Defensa, de acuerdo a los diferentes diseños institucionales de cada uno de los países, se identifican diversos mecanismos de coordinación interinstitucional para la interacción del sector con otras instancias del Estado.

Entre los mecanismos de interacción del Ministerio de Defensa con otros Ministerios,

se destacan: los encuentros de ministros; los intercambios entre instancias de

planificación y gestión sobre asuntos específicos; las comisiones interministeriales y/o multisectoriales; la conformación y participación en Consejos de Seguridad y/o

Defensa Nacional.

Las instituciones con las que se interrelaciona el Ministerio de Defensa, en relación

con las misiones principales y subsidiarias del sector son, por lo general, los Consejos de Seguridad y/o Defensa; las Comisiones parlamentarias de defensa; los Ministerios

de Relaciones Exteriores, Interior, Justicia, Seguridad y otros, según programas

específicos.

El sector de la Defensa mantiene mecanismos interinstitucionales de carácter permanente con el poder Legislativo en relación con la normativa, presupuestos y control parlamentario.

4. ESTRUCTURA INSTITUCIONAL DEL SECTOR DEFENSA

4.1. Los Ministerios de Defensa: Responsabilidad Principal, Estructura Orgánica y Competencias

Los Ministerios de Defensa son la instancia responsable del planeamiento, conducción,

ejecución y supervisión de la Política de Defensa y de la Política Militar.

Para el cumplimiento de dichas responsabilidades, los ministerios poseen diversas instancias institucionales con funciones específicas, tales como: viceministerios, secretarías, subsecretarías, direcciones, advirtiéndose una tendencia a la especialización y desarrollo funcional.

PR I NC I PA L ES CA R AC T ER Í ST IC AS DE L A D E F E N SA E N S U R A M É R I CA

PARTE I

4.1.1. Recursos Humanos de los Ministerios de Defensa: Civiles y Militares

En la composición de los ministerios se evidencia la concurrencia de personal civil y militar en los diversos niveles de dirección y gestión, que abarca tanto a los cargos directivos, como a funcionarios medios de carrera y de libre remoción, y al personal de carrera administrativa.

Los cargos de Ministro y Viceministro de Defensa son de naturaleza política. Sin embargo, además de ser ocupados por civiles, en algunos países dichos cargos también son ocupados por militares, pese a que los mismos no formen parte de la ‘carrera militar’.

4.1.2. Instancias Encargadas de la Formación y/o Capacitación de Civiles en el Sector de la Defensa

En forma general, los Ministerios cuentan con organismos o instancias encargadas de la formación y capacitación de civiles en defensa, presentándose situaciones variadas:

en algunos países existen instancias específicas responsables de la formación de civiles en defensa a nivel ministerial; en ocasiones se desarrollan cursos específicos en institutos militares; y en otras, la capacitación se realiza por parte de institutos no dependientes del Ministerio de Defensa.

4.2. Instrumento Militar de la Defensa: Fuerzas Armadas

Como fuera mencionado precedentemente, en términos genéricos, las Fuerzas Armadas son conceptualizadas como el “Instrumento Militar de la Defensa de la Nación”. Ello implica que las mismas conforman el instrumento operativo que posee el Estado para su defensa militar.

La defensa de la Nación no se agota en el instrumento militar, aunque el mismo es la instancia que poseen los Estados para desplegar el empleo legítimo de la fuerza en materia de su defensa exterior.

Además de esa misión principal, los sistemas de defensa incluyen la relación que guarda la organización y composición del instrumento militar de la defensa con las misiones subsidiarias y/o complementarias, y cómo esto se refleja en la integración de sus efectivos, formación, capacitación y operaciones.

4.2.1. Estados Mayores Conjuntos de las Fuerzas Armadas o Comandos Conjuntos

Las formas institucionales que adopta la conducción de las Fuerzas Armadas son variadas y presentan diferencias en la región, aunque manteniendo roles similares.

En aquellos países donde existen Comandos Conjuntos y/o Estados Mayores Conjuntos, ejercen funciones de planeamiento, preparación, coordinación y

conducción de las operaciones y acciones militares conjuntas. Asimismo, cumplen funciones de asesoramiento a los Presidentes y/o los Ministros de Defensa y a los Consejos de Seguridad y/o Defensa.

En relación con las Fuerzas, los Comandos Conjuntos y/o Estados Mayores Conjuntos tienen un nivel jerárquico y/o de mando que difiere de país a país; siendo que en algunos casos ejercen el planeamiento, coordinación y conducción de las operaciones militares conjuntas; la dirección de la inteligencia, educación y doctrina militar.

4.2.2. Las Fuerzas Armadas

4.2.2.1. Misión Principal y Misiones Subsidiarias y/o Complementarias

De acuerdo a los diferentes modelos nacionales, las Fuerzas Armadas desempeñan misión principal, misiones subsidiarias y/o complementarias, según el caso.

En forma coincidente, la misión principal de las Fuerzas Armadas en los países miembros del CDS-UNASUR está referida a la defensa de la soberanía e integridad territorial de sus Estados.

En cuanto a las misiones subsidiarias y/o complementarias no hay homogeneidad ni modelo único a nivel regional, pudiéndose observar entre las más significativas: apoyo al desarrollo, protección de recursos estratégicos, misiones de paz, asistencia a desastres, misiones humanitarias, búsqueda y salvamento, protección del medio ambiente, apoyo a comunidades, control de minería ilegal, protección de infraestructura e instalaciones estratégicas.

Asimismo, en algunos países se han incrementado las actividades de las Fuerzas Armadas en seguridad pública o interior, que se ejercen bajo normativas específicas que responden a situaciones de excepcionalidad.

4 2.2.2.

Número de efectivos de las Fuerzas Armadas

De modo agregado, los países miembros del CDS-UNASUR poseen, en sumatoria, un

total de 1.229.961 efectivos militares en actividad, de los cuales el 68,79% (846.079 efectivos) corresponden a los componentes terrestres de los países suramericanos,

el 18,41% (226.480 efectivos) a los componentes navales y el 12,8% (157.402 efectivos)

a los componentes aéreos.

PR I NC I PA L ES CA R AC T ER Í ST IC AS DE L A D E F E N SA E N S U R A M É R I CA

PARTE I

GRÁFICO

COMPONENTES

1

-

EFECTIVOS

DE

LAS

FUERZAS

TERRESTRE

ARMADAS

DE

68 ,79 % 1 8,41 % 1 2 ,8 % AÉREO
68
,79 %
1
8,41 %
1
2 ,8 %
AÉREO

SURAMÉRICA

N AVA L

POR

Fuente: elaboración del CEED en base a los datos proporcionados por los Estados Miembros de UNASUR en los respectivos capítulos nacionales. Nota: la información conrrespondiente a Colombia y Surinam, fue extraída de lo informado al CEED para el Registro Suramericano de Gastos en Defensa, año 2013.

GRÁFICO 2 - EFECTIVOS DE LAS FUERZAS ARMADAS DE SURAMÉRICA POR PAÍS Y COMPONENTES

LAS FUERZAS ARMADAS DE SURAMÉRICA POR PAÍS Y COMPONENTES EFECTIVOS TERRESTRE NAVAL AÉREO ARGENTINA BOLIVIA

EFECTIVOS

ARMADAS DE SURAMÉRICA POR PAÍS Y COMPONENTES EFECTIVOS TERRESTRE NAVAL AÉREO ARGENTINA BOLIVIA BRASIL

TERRESTRE

NAVAL

AÉREO

ARGENTINA

BOLIVIA

BRASIL

CHILE

COLOMBIA*

ECUADOR

GUYANA

PARAGUAY

PERÚ

SURINAM*

URUGUAY

VENEZUELA

45.551

22.218

325.692

45.236

239.495

24.162

2.404

13.311

61.545

2.027

15.199

49.239

20.017

3.803

80.500

26.199

33.668

8.801

227

3.470

22.310

210

4.928

22.347

14.621

4.248

80.850

11.894

14.743

6.401

109

2.177

12.394

122

2.768

7.075

TOTAL

80.189

30.269

487.042

83.329

287.906

39.364

2.740

18.958

96.249

2.359

22.895

78.661

PORCENTAJE

REGIONAL

6,52 % %

2,46 % %

2.359 22.895 78.661 PORCENTAJE REGIONAL 6,52 % 2,46 % 39,60 % 6,77 % 23,41 % 3,20

39,60 %

6,77 % %

23,41 % %

3,20REGIONAL 6,52 % 2,46 % 39,60 % 6,77 % 23,41 % 0,22 % % 1,54 %

0,22REGIONAL 6,52 % 2,46 % 39,60 % 6,77 % 23,41 % 3,20 % % 1,54 %

%

%

1,54 % %

7,83 % %

0,19 % %

1,86 % %

6,40 % %

846.079

226.480

157.402

1.229.961

Fuente: *Notas:

4.2.2.3. Educación Militar

En los distintos modelos institucionales la formación militar, en sus diversos niveles, se realiza de modo general en escuelas, institutos, academias o universidades militares

PR I NC I PA L ES CA R AC T ER Í ST IC AS DE L A D E F E N SA E N S U R A M É R I CA

PARTE I

y, en algunos casos, se otorga titulación correspondiente a grados o postgrados universitarios.

5. ACUERDOS Y MECANISMOS INTERNACIONALES DEL SECTOR DEFENSA

Los países suramericanos son signatarios de diversos tratados, acuerdos y mecanismos en el área de Defensa, de carácter bilateral cuanto multilateral, en los ámbitos regional y extra-regional.

Por lo general, a nivel de los Ministerios de Defensa se registran acuerdos internacionales que se relacionan con: diálogo estratégico, fortalecimiento institucional, capacitación y formación, intercambios profesionales, investigación, ciencia y tecnología, entre otros.

A nivel de las Fuerzas Armadas también se presentan numerosos acuerdos relacionados

con: cooperación técnico-militar, equipamiento y sistemas militares, capacitación y formación, intercambio de cursantes e instructores militares, ejercicios militares combinados/conjuntos, entrenamiento, operaciones de mantenimiento de paz, asistencia humanitaria, cooperación ante desastres naturales, entre otros.

En varios de nuestros países, en el campo de la cooperación en Defensa existe asimismo

la figura de la Misiones Militares de Cooperación. Estas misiones permanentes instaladas

en sedes del país receptor de la cooperación, son generalmente de las fuerzas Ejército y

Armada.

6. COOPERACIÓN INTERNACIONAL EN DEFENSA

Entre los países suramericanos la cooperación en Defensa abarca diversos ámbitos en el contexto regional, adquiriendo un mayor nivel de institucionalización multilateral con la conformación del Consejo de Defensa Suramericano.

Como antecedentes de cooperación en el ámbito subregional podemos encontrar el Acuerdo Marco de Seguridad y Defensa del MERCOSUR y el Acuerdo de Seguridad del Área Andina, que contemplan la cooperación multilateral en seguridad y defensa.

Actualmente, la cooperación e integración regional en Defensa llevada a cabo por el Consejo de Defensa Suramericano se desarrolla en los cuatro ejes que integran su Plan de Acción, a saber: Políticas de Defensa; Cooperación Militar y Acciones Humanitarias; Industria y Tecnología de la Defensa; Formación y Capacitación.

La cooperación internacional en operaciones de paz y de ayuda humanitaria de los países suramericanos se desarrolla a través de numerosos mecanismos en el marco del sistema multilateral de Naciones Unidas, destacándose particularmente la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en Haití (MINUSTAH); la cooperación a través de la Asociación Latinoamericana de Centros de Operaciones de Paz (ALCOPAZ); la participación en diversos tipos de misiones de ayuda humanitaria y varios mecanismos de cooperación bilaterales como la Fuerza de Paz Binacional Conjunto Combinada Argentino-Chilena

“Cruz del Sur” o la Compañía Binacional Argentino-Peruana de Ingenieros “General José de San Martin”.

Enloquerefiereaejercitacionesmilitares,lamayoríadelosEstadosmiembrosdelCDS-UNASUR desarrollan ejercicios conjunto-combinados, específico-combinados, de carácter bilateral y multilateral,denivelregionalyextra-regional.EnelmarcodelCDS-UNASUR,lospaísesmiembros vienen ejecutando los ejercicios UNASUR I, II, III y IV destinados a desarrollar capacidades de planeamiento combinado y a avanzar en materia de interoperabilidad militar en operaciones de paz.

PARTE II

CAPÍTULOS NACIONALES

CAPÍTULOS NACIONALES

C

A P Í T U LOS NAC I ON A L E S

PARTE II

P r e se n ta c i ón

A continuación se presentan en capítulos individuales por país, una

descripción sistematizada y homologada de los aspectos normativos y orgánicos-funcionales de la arquitectura de la

jurisdicción Defensa de cada uno de los doce países miembros de

la Unión de Naciones Suramericanas.

Cada uno de estos capítulos fue elaborado en función de la información aportada por los propios países en cumplimiento de los “Procedimientos de Aplicación de las Medidas de Fomento y de la Confianza y Seguridad de UNASUR” y de la oportunamente proporcionada por los Ministerios de Defensa a través de las matrices de información elaboradas por el CEED. Posteriormente cada uno de estos capítulos fueron ratificados, rectificados y luego aprobados en su totalidad por las respectivas instancias ministeriales de cada país. El CEED realizó una edición y diseño final de los mencionados capítulos a efectos de su compilación y publicación.

R E PÚ B L I CA

A R G E NT I NA

REPÚBLICA ARGENTINA

PARTE II

U no de los principios que inspiran a la concepción de la Defensa Nacional de la República Argentina, a su Sistema, a la Política de Defensa y a la Política Militar del Estado Argentino, es el referido a la naturaleza integral que reviste el concepto de Defensa Nacional. La “Defensa Nacional es la integración y acción coordinada de todas las fuerzas de la Nación para

la solución de aquellos conflictos que requieran el empleo de las Fuerzas Armadas…”, constituyéndose en una responsabilidad que excede ampliamente a las instituciones castrenses, a la jurisdicción Defensa, al Congreso Nacional e, incluso, al propio Estado,

ya que de ella debe participar la Nación en su conjunto.

En este sentido, la Defensa Nacional –función indelegable del Estado que involucra al pueblo en su conjunto–, es responsabilidad primaria de la más alta conducción político- institucional de la República, máxima instancia con competencia en el diseño institucional, formulación política, organización, conducción y ejecución de todo lo inherente a la jurisdicción. En esta lógica institucional, las Fuerzas Armadas constituyen el componente militar de la Defensa Nacional –Instrumento Militar–.

La República Argentina entiende a la Política de Defensa Nacional como el modo de acción que define e implementa el Poder Ejecutivo Nacional (PEN), a efectos de preservar y proteger los intereses vitales de la Nación frente a agresiones militares estatales de origen externo que requieran el empleo del Instrumento Militar.

Los postulados y lineamientos de la Política de Defensa Nacional generan y se corresponden con una particular y específica Política Militar derivada, esto es, con unos particulares y específicos parámetros respecto de las misiones, estructura, diseño de fuerzas, actitud estratégica, concepción de empleo y equipamiento del Instrumento Militar de la Nación.

Es en esta concepción que la Política de Defensa Nacional determina como misión principal del Instrumento Militar de la Defensa Nacional a la de conjurar y repeler toda agresión externa militar estatal, a fin de garantizar y salvaguardar de modo permanente los intereses vitales de la Nación, cuales son los de su soberanía, independencia y autodeterminación, su integridad territorial y la vida y libertad de sus habitantes.

En contribución al cumplimiento de estas obligaciones esenciales e indelegables del Estado, la Defensa Nacional y la Política de Defensa se hallan fundadas y estructuradas sobre la base de a) el principio de “legítima defensa” –el que constituye su eje y criterio esencial y ordenador–; b) una concepción y actitud estratégica de carácter defensiva; c) una disposición autónoma/cooperativa respecto de las realidades y procesos regionales en materia de defensa y seguridad internacional así como también –en coherencia con los postulados y acciones de la Política Exterior de la Nación– de los compromisos nacionales con el derecho internacional y, en particular, con el Sistema Multilateral de Seguridad Colectiva materializado por la Organización de las Naciones Unidas.

Como instancia institucional del Estado Argentino, el Sistema de Defensa Nacional y su

Instrumento Militar se hallan en plena coherencia con el conjunto de valores y principios que rigen normativa e institucionalmente a la Nación.

Finalmente, cabe señalar como parte de estos principios esenciales que fundamentan tanto la dimensión normativa como la político-institucional de la Defensa Nacional de la República Argentina a: el gobierno y la conducción política de la defensa; la diferenciación y separación entre las cuestiones y responsabilidades relativas a la Defensa Nacional y las referidas a la Seguridad Interior; y, como pauta fundamental de la organización y el funcionamiento del Instrumento Militar de la Defensa Nacional, el principio de acción militar conjunta. Sobre estos principios, se estructura orgánica y funcionalmente el ordenamiento y el desempeño del sector, Ministerio de Defensa y Fuerzas Armadas.

1. LA POLÍTICA DE DEFENSA DE LA REPÚBLICA ARGENTINA

1.1 Responsabilidad y Diseño de la Política de Defensa

En su carácter de máxima instancia de conducción de la Política de Defensa Nacional, corresponden al Poder Ejecutivo Nacional las responsabilidades relativas a la conducción y al diseño de la Política de Defensa.

En la determinación de los lineamientos básicos de la Política de Defensa Nacional, el Presidente de la Nación es asesorado por el Consejo de Defensa Nacional y por el Ministerio de Defensa –organismo al que le corresponde la dirección, ordenamiento y coordinación de todas las actividades propias de la Defensa Nacional que no se reserve o realice directamente el Presidente de la Nación; al mismo tiempo, a través de su participación en el Consejo de Defensa Nacional, el Ministro de Defensa asiste y asesora al Presidente en la determinación de los mencionados lineamientos básicos de la Política de Defensa y en la conducción integral de la guerra–.

En base a los lineamientos instruidos por el Presidente de la Nación, el diseño de la Política de Defensa es llevado a cabo por el Ministerio de Defensa a través de la ejecución del denominado “Ciclo de Planeamiento de la Defensa Nacional”, –esquema integral de planeamiento que abarca a la totalidad de los organismos del sector– que constituye el instrumento y proceso a partir del cual la conducción estratégico-nacional ordena, instruye y orienta a toda la jurisdicción Defensa.

El Planeamiento de la Defensa Nacional es el proceso conducido por el Ministerio de Defensa que pretende asegurar coherencia estratégica, eficiencia sistémica y eficacia operativa en todas las políticas del sector, a través de la armonización de las dimensiones estratégica y presupuestaria de la totalidad de los subsistemas de la jurisdiccióny,enparticular,delosdelInstrumentoMilitar–recursoshumanos,infraestructura, logística, material, información, doctrina, adiestramiento y organización–.

Desde el punto de vista del diseño de la Política de Defensa, el Ciclo de Planeamiento de

REPÚBLICA ARGENTINA

PARTE II

la Defensa Nacional aborda y determina una clara definición del procedimiento y de los respectivos documentos políticos y técnico militares a elaborar en su desarrollo, como así también una precisa asignación de tareas a cada una de las instancias jurisdiccionales intervinientes –ministeriales y militares– en el proceso general de planeamiento, tanto en su nivel político como castrense: su racionalidad, en el marco del Sistema de Planeamiento, Programación y Presupuestación, es la de concluir y actualizar de manera permanente a) la formulación de políticas específicas para cada una de las instancias orgánicas del sector; y b) el perfil de las capacidades operativas efectivas requeridas por el Instrumento Militar para el mejor cumplimiento de las misiones que le han sido asignadas.

La ejecución del proceso de Planeamiento de la Defensa Nacional implica la formulación, implementación y supervisión de la Política de Defensa Nacional, del Planeamiento Estratégico Militar correspondiente y del Planeamiento Específico de cada una de las Fuerzas Armadas que componen el Instrumento Militar –Ejército Argentino, la Armada Argentina y la Fuerza Aérea Argentina–.

En cuanto a responsabilidades y niveles de diseño de las políticas particulares de la jurisdicción, el Planeamiento de la Defensa Nacional se inicia con el dictado de una Directiva de Política de Defensa Nacional, suscrita por el Presidente de la Nación a propuesta del Ministerio de Defensa. A partir de ella el Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas formula el Planeamiento Estratégico Militar correspondiente, el que se materializa en los documentos a) Directiva para la Elaboración del Planeamiento Estratégico Militar, b) Apreciación y Resolución Estratégica Militar, c) Directiva Estratégica Militar, d) Plan Militar de Corto, Mediano y Largo Plazo. Por su parte, los Estados Mayores Generales de las Fuerzas Armadas elaboran el Planeamiento Contribuyente correspondiente. Este proceso concluye, finalmente, con la Supervisión del Ciclo de Planeamiento: una supervisión estratégica militar específica, bajo la responsabilidad del Estado Mayor Conjunto y, en una Supervisión Ministerial a cargo del Ministerio de Defensa –la que evalúa la correspondencia del nivel de Planeamiento Militar Conjunto o Planeamiento Estratégico Militar con los lineamientos previamente determinados por la Directiva de Política de Defensa Nacional, documento ministerial que inicia el Ciclo de Planeamiento de la Defensa Nacional–.

1.2 Conducción de la Defensa

El marco normativo y la estructura política-institucional del sistema y de la jurisdicción Defensa de la República Argentina consagran el principio de gobierno y conducción política de la defensa.

La conducción política o gobierno civil de la Defensa Nacional significa que es el Presidente de la Nación y, asistiéndolo, el Ministro de Defensa, la instancia institucional que asume de manera efectiva las atribuciones y responsabilidades de definición de todo lo relativo a la jurisdicción, esto es, de la definición de la Política de Defensa y

de la Política Militar. En este sentido, es este nivel el que instruye tanto los lineamientos de la Política de Defensa como la totalidad de los parámetros y criterios para la organización y el funcionamiento del Instrumento Militar y las Fuerzas Armadas.

El Presidente de la Nación, máxima instancia y autoridad del sistema, es el Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas; la Constitución Nacional le asigna la competencia relativa a la dirección de la Defensa Nacional y la conducción de las Fuerzas Armadas, le corresponde la conducción integral de la guerra con el asesoramiento y asistencia del Consejo de Defensa Nacional, y la conducción militar

de la guerra con la asistencia y asesoramiento del Ministro de Defensa, del Jefe del Estado Mayor Conjunto y de los Jefes de los Estados Mayores Generales de cada una de las Fuerzas Armadas; dispone, asesorado por dicho Consejo de Defensa Nacional,

el contenido y las pautas para la formulación del Ciclo de Planeamiento de la Defensa

Nacional –que se inicia con un documento firmado por el mismo Presidente–.

Son atribuciones del Congreso de la Nación autorizar al Poder Ejecutivo para declarar

la guerra o hacer la paz; fijar las Fuerzas Armadas en tiempo de paz y guerra, y dictar

las normas para su organización y gobierno; permitir la introducción de tropas extranjeras en el territorio de la Nación y la salida de las fuerzas nacionales fuera de él. En caso de ataque exterior, es prerrogativa exclusiva del Senado de la Nación autorizar al Presidente de la República para que declare el estado de sitio en la República. Por su parte, a la Cámara de Diputados, corresponde exclusivamente la iniciativa de las leyes sobre contribuciones y reclutamiento de tropas.

Al Consejo de Defensa Nacional, le corresponde asistir y asesorar al Presidente de la Nación en lo relativo a la determinación de los lineamientos básicos de la Política de Defensa y, particularmente, en la determinación de los conflictos y en la preparación de los planes necesarios para su resolución. El Consejo de Defensa Nacional (CODENA) se encuentra presidido por el Presidente e integrado por el Vicepresidente, los Ministros del Poder Ejecutivo, el responsable del Organismo de Inteligencia de mayor nivel orgánico-institucional, los presidentes de las Comisiones de Defensa de las Cámaras de Diputados y Senadores junto a dos integrantes –uno por el bloque de la mayoría

y otro por el de la primera minoría– de dichas Comisiones y, cuando el Ministro de

Defensa lo considerase necesario, podrán ser convocados también el Jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas y los Jefes de los Estados Mayores Generales de dichas fuerzas.

Las atribuciones del Ministerio de Defensa son las de dirección, ordenamiento y coordinación de todas las actividades propias de la Defensa Nacional que no realice directamente el Presidente de la Nación; al mismo tiempo, como se mencionara, a través de su participación en el Consejo de Defensa Nacional, el Ministro de Defensa asiste y asesora al Presidente en la determinación de los mencionados lineamientos básicos de la Política de Defensa y en la conducción integral de la guerra como parte

REPÚBLICA ARGENTINA

PARTE II

de sus responsabilidades específicas.

Como instancia de la conducción de máximo nivel estratégico nacional, el Ministro de Defensa tiene por competencia la formulación y conducción de la Política de Defensa

y de la Política Militar, particularmente todo lo relativo a la organización y

funcionamiento de las Fuerzas Armadas –dimensiones constitutivas de cada organización castrense, a saber, sus recursos humanos, equipamiento, despliegue, doctrina, adiestramiento, infraestructura, logística y material–. El Ministerio de Defensa posee la atribución de aprobar el Planeamiento Estratégico Militar elevado por el Estado Mayor Conjunto y el Planeamiento Contribuyente de cada una de las fuerzas, así como también aprobar toda readecuación de las estructuras orgánico-funcionales de las Fuerzas Armadas y la creación de toda nueva unidad de carácter operacional de las mismas. Asimismo, el Ministerio establece los perfiles profesionales y las condiciones necesarias para el desempeño de las Jefaturas del Estado Mayor Conjunto y de los Estados Mayores Generales de las Fuerzas Armadas y posee la competencia –previa evaluación y selección– para formular y elevar al Presidente de la Nación las propuestas de ascenso, permanencia en el grado, retiro o baja del personal militar.

En el nivel “estratégico militar”, el Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, máxima instancia castrense de asistencia y asesoramiento al Ministro de Defensa en materia estratégica-militar, es el organismo castrense responsable de la conducción de las operaciones en tiempos de paz –sean éstas específicas, conjuntas o combinadas–, para lo cual detenta el control funcional de las Fuerzas Armadas, la

autoridad para disponer de dichos medios y la facultad para formular la doctrina conjunta y combinada, elaborar el Planeamiento Militar Conjunto, dirigir el adiestramiento militar conjunto y controlar el planeamiento estratégico operacional y la eficacia del accionar militar conjunto. El Estado Mayor Conjunto posee competencias en materia de integración y estandarización del complejo de reglas y procedimientos relativos

al empleo de los medios militares, con la finalidad de lograr el uso eficiente de los

mismos, así como también de avanzar de forma permanente en el fortalecimiento, optimización y consolidación de las capacidades operacionales efectivas del Instrumento

Militar.

En el nivel “estratégico operacional”, las atribuciones de conducción de las Jefaturas de los Estados Mayores Generales de cada una de las Fuerzas Armadas refieren al ejercicio del gobierno y la administración de los medios y recursos puestos a su disposición, a los efectos de prepararlos para la integración y conformación del Instrumento Militar.

1.3 Documentos de Política de Defensa y Contenidos

La Política de Defensa Nacional se fundamenta en criterios, principios y disposiciones

de naturaleza normativa, doctrinaria y programática, contenidos en diversos documentos e instrumentos de carácter legal, político-institucional y técnico-militar.

Sobre los fundamentos y disposiciones generales contenidas en la Constitución Nacional, la Defensa Nacional halla sus pilares y núcleo normativo en un conjunto de leyes, cuyo instrumento central es la Ley de Defensa Nacional del año 1988, complementado progresivamente por una serie de normas que definen las cuestiones relativas al Sistema, cuales son la Ley de Seguridad Interior del año 1992, la Ley de Servicio Militar Voluntario del año 1994, la Ley de Reestructuración de las Fuerzas Armadas del año 1998, la Ley de Inteligencia Nacional del año 2002, el Decreto Reglamentario de la Ley de Defensa Nacional del año 2006, el Decreto “Directiva de Organización y Funcionamiento de las Fuerzas Armadas” del año 2006 y el Decreto “Directiva de Política de Defensa Nacional” del año 2009.

Esta normativa –que al mismo tiempo contiene y define los aspectos doctrinarios centrales del Sistema, de la jurisdicción y de la Política de Defensa Nacional– establece con precisión las competencias y atribuciones de la arquitectura, de los componentes y de las instancias institucionales de la Defensa de la República Argentina.

Sobre esta base se fueron sancionando diversas normas de diferente jerarquía, tendientes a operativizar los lineamientos y aspectos generales contenidos en aquellas; a determinar y adecuar con precisión competencias, responsabilidades y niveles de los distintos actores componentes de la jurisdicción Defensa; y a optimizar el cumplimiento de la finalidad, las misiones, funciones y los procedimientos del sistema así como, fundamentalmente a la democratización plena de todas sus dimensiones.

Desde un enfoque centrado en la dimensión política e institucional, es posible destacar los postulados doctrinarios y las características programáticas centrales de la Política de Defensa Nacional a partir de dos documentos en particular, cuales son la “Directiva de Organización y Funcionamiento de las Fuerzas Armadas” (2006) y la “Directiva de Política de Defensa Nacional” (2009).

El primero de estos documentos, de naturaleza política y técnico-militar, la “Directiva de Organización y Funcionamiento de las Fuerzas Armadas”, explicita y determina cómo debe estructurarse la Política de Defensa y, en particular, la Política Militar, en este sentido, establece los criterios y parámetros orientadores de las misiones, concepción y criterios de empleo efectivo, organización, funcionamiento, rediseño de capacidades operativas y equipamiento de las Fuerzas Armadas.

Este documento reafirma que “la misión principal de las Fuerzas Armadas, Instrumento Militar de la Defensa Nacional, es la de conjurar y repeler toda agresión externa militar estatal, a fin de garantizar y salvaguardar de modo permanente los intereses vitales de la Nación, cuales son los de su soberanía, independencia y autodeterminación, su integridad territorial y la vida y libertad de sus habitantes”. En lo que respecta a las misiones subsidiarias del Instrumento Militar, se explicita que éstas son las de a) participación de las Fuerzas Armadas en el marco de las

REPÚBLICA ARGENTINA

PARTE II

operaciones multilaterales de Naciones Unidas; b) participación de las Fuerzas Armadas en operaciones de seguridad interior previstas por la Ley de Seguridad Interior N° 24.059; c) participación de las Fuerzas Armadas en operaciones de apoyo a la comunidad nacional o de países amigos; d) participación de las Fuerzas Armadas en la construcción de un Sistema de Defensa Subregional.

En cuanto a cómo debe concebirse al Instrumento Militar y a cuáles son las condiciones de su empleo efectivo la Directiva afirma que “el Instrumento Militar de la Defensa Nacional sólo resultará apto y eficaz para el cumplimiento de su misión si se lo concibe, planifica y ejecuta como “instrumento integrado”, razón por la cual la acción militar deberá entenderse necesaria e ineludiblemente como acción integrada, esto es, como acción conjunta, incluso en aquellos casos en los que por el ámbito en que ésta se desarrolle y/o por las características propias de la operación en cuestión, la misma deba ser ejecutada por una fuerza específica en forma exclusiva”.

La Directiva define al Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas como el “órgano responsable del empleo de los medios militares en tiempos de paz”, y le asigna “el control funcional sobre los Estados Mayores Generales de las Fuerzas Armadas y el control operacional sobre los elementos de las Fuerzas Armadas que, en virtud de las misiones que al mismo se le asignen, sean pertinentes emplear. Las Fuerzas Armadas, por su parte, se dedicarán exclusivamente a alistar, adiestrar y sostener los medios y recursos puestos a su disposición a los efectos de garantizar su eficaz empleo en el marco del planeamiento militar y, consecuentemente, del efectivo cumplimiento de las misiones asignadas al Instrumento Militar de la Defensa Nacional”.

En lo relativo al rediseño del Instrumento Militar según la concepción y la actitud estratégica defensiva de la República Argentina, este documento establece que en el proceso de consolidación de las capacidades militares operacionales tendientes a asegurar la eficaz ejecución de las funciones clásicas de la Defensa y en el marco de un contexto subregional de creciente entendimiento y cooperación en materia de Defensa y militar, el rediseño del Instrumento Militar debe ratificar el perfil defensivo propio, así como la disposición cooperativa regional y mundial.

Finalmente, en relación a la orientación de las capacidades del Instrumento Militar y del equipamiento que las deberá asistir, se instruye a que la priorización de dichas capacidades debe orientarse “por el objetivo de garantizar la continuidad y la eficacia creciente en la ejecución de la misión principal de las Fuerzas Armadas y, en segundo término, por el cumplimiento de las responsabilidades de las misiones subsidiarias que refieren a la interacción militar multilateral”.

El segundo de los documentos mencionados, la “Directiva de Política de Defensa Nacional”, es el documento nacional de más alto nivel que, en materia de Defensa, expone política y doctrinariamente la visión y los objetivos del Estado Argentino. A efectos de destacar aspectos que particularmente se explicitan en este documento,

cabe aquí señalar, puntualmente, las definiciones que el mismo instruye respecto de los lineamientos de la Política de Defensa en su dimensión internacional –los cuales fueron posteriormente ratificados por el Libro Blanco que la República Argentina mantiene vigente–.

Este documento explicita la concepción, el posicionamiento y la actitud estratégica de la Nación Argentina y lo que la misma implica para la política militar y para la organización, funcionamiento y estructuración del Instrumento Militar argentino; los principios que ordenan frente a terceros Estados su interacción en materia de Defensa y militar; su disposición estratégica en el relacionamiento de Defensa y militar con otras naciones y, en particular, la visión y los objetivos en Defensa en el plano regional; su posición frente a políticas unilaterales y de proyección de poder; así como, finalmente, la posición frente al derecho internacional y el sistema multilateral de resolución de conflictos

La Directiva de Política de Defensa Nacional 1 comienza afirmando que “(…) En coherencia con los postulados y valores esenciales que inspiran el ordenamiento interno y las relaciones exteriores de la República Argentina, la Política de Defensa de la Nación se encuentra fundada en el inequívoco respeto y promoción de la democracia, los derechos humanos, la autodeterminación de los pueblos, la vocación por la paz y la justicia, el apego al derecho internacional y al sistema multilateral como instrumentos centrales para regular las relaciones nacionales y resolver las controversias entre los Estados y también en la firme convicción de la importancia irremplazable que posee la cooperación interestatal como medio de construcción y consolidación de la paz y la seguridad internacional.

[ En este sentido] (…) la República Argentina suscribió todos los Tratados que proscriben la producción, el desarrollo y el almacenamiento de cualquier tipo de arma de destrucción masiva, participando activamente del régimen internacional de no proliferación (…), así como también rechazando los procedimientos de carácter unilateral, las prácticas intervencionistas y toda conducta internacional que no se ajustara a los criterios que en materia de paz y seguridad establece la Carta de ONU.

(…) la concepción, el posicionamiento y la actitud estratégica que conforman la Política de Defensa de la Nación encuentran en el concepto de “legítima defensa” el criterio esencial y ordenador sobre el cual se estructura todo el sistema de defensa del Estado Argentino. En efecto, la República Argentina sostiene un modelo de defensa de carácter “defensivo”, de rechazo y oposición a políticas, actitudes y capacidades ofensivas de proyección de poder hacia terceros Estados, en el cual la concepción y la disposición estratégica, la política de defensa y su consecuente política militar, diseño de fuerzas y previsión de empleo y evolución del instrumento militar, se encuentra estructurada

1 A continuación, y hasta el final del presente punto, se citan extractos casi textuales del Capítulo II, Política de Defensa Nacional: Concepción y Posicionamiento Estratégico de la República Argentina en Materia de Defensa de la Directiva de Política de Defensa Nacional (2009).

REPÚBLICA ARGENTINA

PARTE II

según el principio de legítima defensa ante agresiones de terceros Estados.

Este modelo de defensa argentino (…), asume a la Defensa Nacional según el esquema clásico (…) según el cual, el Sistema de Defensa debe conjurar y repeler mediante el empleo de las Fuerzas Armadas, instrumento militar de la Defensa Nacional, toda agresión externa militar estatal, a fin de garantizar y salvaguardar de modo permanente la soberanía, independencia y autodeterminación de la Nación, su integridad territorial (…). Asimismo, la concepción argentina en materia de Defensa, también se funda en el reconocimiento de la importancia que detenta la cooperación interestatal y la dimensión multilateral en defensa y seguridad como genuinos instrumentos complementarios de la política de defensa propia. (…) en un mundo crecientemente interrelacionado e interdependiente, la República Argentina concibe su defensa en la doble dimensión “autónoma” por un lado, y “cooperativa” por otro, esto es, la propia política de defensa de la Nación, su diseño de fuerzas y sus capacidades no ofensivas hacia terceros Estados, se vincula y complementa según la concepción y el posicionamiento estratégico argentino con la dimensión y los compromisos multilaterales, tanto de nivel subregional, cuanto regional y también global. (En este sentido) Argentina (participó) de modo activo y constructivo en las consultas tendientes al (…) establecimiento de un órgano de Defensa Sudamericano en el marco de la Unión de Naciones Suramericanas.

De la misma forma que la Nación Argentina asume sus responsabilidades respecto de la paz, la defensa y la seguridad internacional a través de su contribución al sistema de Seguridad Colectiva estructurado en torno a las Naciones Unidas, la política de defensa argentina también continuará comprometida con el afianzamiento y la consolidación de las prácticas y de las políticas de cooperación militar y de defensa que a nivel regional y, particularmente, subregional, se registran en Sudamérica. Es política de Estado profundizar, a nivel regional, la cooperación en materia militar y de defensa y, al mismo tiempo, avanzar, según las voluntades de los Estados vecinos, en la construcción de un sistema de defensa subregional que trascienda los niveles de confianza mutua ya alcanzados y permita acceder a estadios cualitativamente superiores a los que la cooperación militar y de defensa de la subregión han logrado hasta el presente (…)”.

Finalmente, sólo a título de consideración adicional que contextualiza lo relativo a los documentos jurisdiccionales y a sus respectivos contenidos, cabe en este punto una mención particular sobre el Libro Blanco de la Defensa de la República Argentina, cuya última edición data del año 2010.

En efecto, a diferencia de los documentos precedentemente analizados, el Libro Blanco no es un documento específicamente normativo ni tampoco uno exclusivamente político, sino que el mismo es un documento institucional, que tiene por objeto constituirse en un mensaje y mecanismo de transparencia hacia la propia sociedad nacional cuanto

uno de transparencia y confianza hacia terceras naciones. En aras de lograr ello, el Libro Blanco de la Defensa de Argentina, desarrolla y explicita entre sus contenidos a los diversos subsistemas que configuran el ordenamiento y funcionamiento del sector Defensa y militar, exponiendo e informando detalladamente sobre las dimensiones legales, institucionales, políticas, estratégicas y orgánico-funcionales, tanto internas cuanto externas del Sistema de Defensa y de la Política de Defensa y la Política Militar de la Nación.

2. MARCO NORMATIVO E INSTITUCIONAL DE LA DEFENSA

2.1 Normativa del Sector Defensa

El ordenamiento jurídico relativo a la Defensa Nacional comprende a un conjunto de normas de diversa jerarquía, estructuradas de manera coherente de forma que cada una de ellas encuentra su fundamento y racionalidad en una de nivel superior, independientemente de su grado de detalle y especificidad.

Este plexo legal de la Defensa se basa primariamente en la propia Constitución Nacional, en cuyo Preámbulo, determina como objeto específico el de la defensa común. Es trascendente destacar que, en el mismo, ya se establece axiomáticamente una de las cuestiones centrales que el cuerpo legal en la materia posteriormente

distingue y desagrega, cual es la de identificar como dos fines concretos y separados

a los relativos a la paz interior y a la defensa común.

Entre los contenidos de la Constitución que guardan relación directa con la Defensa están los que establecen: la obligación de todo ciudadano de “armarse en defensa de la patria…” 2 ; las atribuciones del Congreso, tales como las de autorizar al Poder Ejecutivo para declarar la guerra o hacer la paz; facultar al Poder Ejecutivo para ordenar represalias; fijar las Fuerzas Armadas en tiempo de paz y guerra y dictar las

normas para su organización y gobierno; permitir la introducción de tropas extranjeras en

el territorio de la Nación y la salida de las fuerzas nacionales fuera de él 3 ; las atribuciones

del Presidente de la Nación como Comandante en Jefe de todas las Fuerzas Armadas

y con competencia para proveer los empleos militares de la Nación; disponer de las

Fuerzas Armadas y correr con su organización y distribución según las necesidades de la Nación; declarar la guerra y ordenar represalias con autorización y aprobación del Congreso y declarar en estado de sitio en caso de ataque exterior y por un término limitado con acuerdo del Senado 4 .

En plena coherencia con estos fundamentos y disposiciones generales constitucionales, los pilares y núcleo normativo del Sistema de Defensa Nacional de la República Argentina se hallan contenidos en un conjunto de leyes, entre las que cuentan, además de los dos Decretos de Directivas antes descritas:

2 Constitución de la República Argentina, artículo 21.

3 Constitución de la República Argentina, artículo 75.
4

Constitución de la República Argentina, artículo 99.

REPÚBLICA ARGENTINA

PARTE II

La Ley N° 23.554 de Defensa Nacional del año 1988, que establece las bases jurídicas, orgánicas y funcionales de la Defensa Nacional. Es el instrumento central del Sistema de Defensa Nacional tanto desde el punto de vista legal, cuanto institucional, político e histórico, puesto que la misma establece los lineamientos básicos y define cuestiones axiomáticas y esenciales para la totalidad de la jurisdicción y a través de sus principales definiciones, entre las que caben destacar:

- La clara determinación efectuada respecto de la conducción política de la Defensa Nacional -o gobierno político-, de la cual las Fuerzas Armadas son su “Instrumento Militar”, consagrando inequívocamente la autoridad civil en todo lo relativo al Sistema de Defensa.

- La taxativa discriminación de las cuestiones relativas a la esfera del Sistema de Defensa por una parte y del Sistema de Seguridad Interior por otra algo que, con posterioridad, será completado por la Ley de Seguridad Interior–, lo que implica en términos concretos la no intervención de las Fuerzas Armadas en materia de seguridad interior –salvo precisas excepciones normativas–.

- El establecimiento de los lineamientos y parámetros esenciales para el establecimiento de un modelo de Instrumento Militar efectivamente conjunto, basado en la acción militar conjunta como principio del accionar militar y en los criterios de organización y eficiencia conjunta.

En efecto, la Ley de Defensa Nacional establece los fundamentos del Sistema de Defensa, definiendo y determinando: en primer término, a la propia Defensa Nacional como “la integración y la acción coordinada de todas las fuerzas de la Nación para la solución de aquellos conflictos que requieran el empleo de las Fuerzas Armadas (…) para enfrentar las agresiones de origen externo”; sus principios básicos, objeto y sus espacios geográficos; la finalidad del Sistema; los lineamientos para su preparación, ejecución y control; la diferenciación entre Defensa Nacional y Seguridad Interior como esferas, con normativas específicas; las obligaciones en la materia que poseen todos los ciudadanos de la Nación; la estructura del Sistema de Defensa y las competencias y funciones de sus respectivos integrantes, en especial, hacia el interior de la jurisdicción; los aspectos relativos a la organización de las Fuerzas Armadas –a las que conceptualiza como el Instrumento Militar de la Defensa Nacional– y su constitución, con las respectivas responsabilidades y competencias de las Jefaturas de Estado Mayor de las mismas; las obligaciones respecto del Servicio de Defensa Nacional de toda persona visible y/o jurídica sujeta a las leyes nacionales, tanto en lo que refiere al Servicio Militar como al Servicio Civil de la Defensa; la organización territorial en casos de guerra o conflicto armado y lo relativo a la movilización necesaria para adecuar los recursos de la

Nación a las necesidades de la Defensa Nacional.

Esta Ley de Defensa Nacional fue profundizada y detallada en sus determinaciones por el Decreto PEN N° 727 del año 2006, el cual reglamenta los aspectos centrales de la misma, particularmente aquellos referidos al ordenamiento institucional y a las competencias específicas de los niveles ministerial y militar, sean estos los relativos a las instancias conjuntas o específicas del Instrumento Militar.

El Decreto PEN N° 727 del año 2006, reglamentario de la Ley de Defensa Nacional, que operativiza la Ley de Defensa Nacional precisando las competencias y atribuciones del Ministerio de Defensa, las misiones y funciones de las Fuerzas Armadas; al tiempo que ratifica y profundiza el modelo basado en la “acción militar conjunta”.

La Ley N° 24.059 de Seguridad Interior del año 1992, si bien esta ley establece las bases jurídicas, orgánicas y funcionales del Sistema de Seguridad Interior de la República Argentina, la misma también complementa aspectos centrales del Sistema de Defensa Nacional al determinar con precisión las circunstancias y formas de complementación de ambos sistemas –Defensa Nacional y Seguridad Interior–, en lo referido a los casos puntuales de excepción en los que se prevé la participación de las Fuerzas Armadas en materia de seguridad interna.

La misma define a la seguridad interior como “la situación de hecho basada en el derecho en la cual se encuentran resguardadas la libertad, la vida y el patrimonio de los habitantes, sus derechos y garantías y la plena vigencia de las instituciones del sistema representativo, republicano y federal que establece la Constitución Nacional” 5 .

En lo relativo a la complementación e interacción con el Sistema de Defensa Nacional, la Ley de Seguridad Interior establece los supuestos que tipifican y delimitan en términos de precisas excepciones normativas la participación de las Fuerzas Armadas en dicho Sistema de Seguridad Interior, consolidando el espíritu de la arquitectura institucional contenido en la Ley de Defensa Nacional. Así, prevé los términos para la excepcional participación de las Fuerzas Armadas en cuestiones relativas a la seguridad interior de acuerdo a precisos límites y condiciones establecidas en su articulado –artículos 2, 27, 28, 29, 30, 31 y 32–, para puntual y exclusivamente los siguientes casos:

- Operaciones de apoyo logístico, por explícita disposición del Ministro de Defensa, previo requerimiento del Comité de Crisis mediante la afectación, a solicitud de este último, de los servicios de arsenales, intendencia, sanidad, veterinaria, construcciones y transporte, así como de elementos de ingenieros y comunicaciones de las Fuerzas Armadas 6 .

5 Ley N° 24.059, artículo 2.

REPÚBLICA ARGENTINA

PARTE II

- Operaciones destinadas a la preservación de la Fuerza Armada y al restablecimiento del orden dentro de la jurisdicción militar, en caso de atentado en tiempo de paz a dicha jurisdicción 7 .

- Operaciones de empleo de elementos de combate de las Fuerzas Armadas, por disposición del Presidente de la Nación y previa declaración del estado de sitio, para el restablecimiento de la normal situación de seguridad interior en aquellos casos excepcionales en que el sistema de seguridad interior descrito en la Ley de Seguridad Interior N° 24.059 resulte insuficiente a criterio del Presidente de la Nación para el cumplimiento de los objetivos establecidos en el artículo 2 de dicha ley. Tratándose la presente de una forma excepcional de empleo del Instrumento Militar, únicamente en situaciones de extrema gravedad y bajo las consideraciones antes señaladas, la misma no deberá incidir, de ninguna manera y bajo ninguna circunstancia, en la doctrina, organización, equipamiento y capacitación de las Fuerzas Armadas 8 .

La Ley N° 24.429 del Servicio Militar Voluntario de 1995, que realizó una importante modificación en el Sistema de Defensa al implementar el Servicio Militar Voluntario en reemplazo del anterior esquema de reclutamiento de tropa –el Sistema Militar Obligatorio– vigente en la República Argentina desde el año 1901. La misma establece las figuras de Servicio Militar Voluntario y Servicio Social Sustitutorio, definiendo al Servicio Militar Voluntario como “la prestación que efectúan por propia decisión los argentinos varones y mujeres, nativos, por opción o ciudadanos naturalizados, con la finalidad de contribuir a la defensa nacional”. Define el carácter e implicancias de ambas figuras, establece el marco normativo que brinda los resguardos necesarios a los ciudadanos que presten dichos servicios; la modalidad de determinación del número de soldados voluntarios requeridos y el cupo para las Fuerzas Armadas; las características, condiciones generales, beneficios y todo lo relativo a la instrucción militar y capacitación en las actividades tácticas, técnicas, logísticas y administrativas que deben recibir los ciudadanos que ingresen al Sistema.

En lo referido al Servicio Militar Voluntario, la norma precisa que la cantidad de soldados y el cupo por Fuerza es fijado anualmente por el Presidente de la Nación a propuesta del Ministro de Defensa; que la edad de ingreso rige entre los 18 y 24 años y que la permanencia en las Fuerzas Armadas como soldado alcanza hasta los 28 años de edad. Asimismo, establece que, en el caso excepcional en que no se llegase a cubrir con soldados voluntarios las cantidades que fueren requeridas, el Poder Ejecutivo podría convocar, previa autorización por ley del Congreso, a los

6 Ley N° 24.059, artículo 27.

7 Ley N° 24.059, artículos 28, 29 y 30.
8

Ley N° 24.059, artículos 31 y 32.

ciudadanos que en el año de la prestación cumpliesen los 18 años de edad, siempre por el máximo período de un año.

En lo que refiere a la figura del Servicio Social Sustitutorio, la ley establece lo que el mismo implica en tiempos de paz como de guerra, definiéndolo como la “realización de actividades de utilidad pública, pudiendo traducirse en el desempeño de tareas de protección y defensa civil; servicios sanitarios, sociales o educativos; conservación del medio ambiente, mejora del medio rural y protección de la naturaleza”. Además, determina las instituciones y organismos que serán los encargados de coordinar la realización de dicho servicio, estableciendo también los impedimentos, obligaciones y derechos del personal que integre esta figura.

La Ley N° 24.948 de Reestructuración de las Fuerzas Armadas del año 1998, otro de los pilares del Sistema de Defensa Nacional, que implicó la ratificación del principio de conducción civil de la Defensa, al establecer precisiones para el imperativo proceso de reestructuración que demandaba el Instrumento Militar y al determinar los escenarios de empleo del mismo. Paralelamente, implicó la definición, desde lo técnico-militar, de lineamientos en materia de diseño del propio Instrumento Militar, con énfasis en el accionar militar conjunto y el incremento de las capacidades operativas de las Fuerzas Armadas 9 .

Esta norma establece, las bases centrales para la reestructuración de las Fuerzas Armadas, determinando como criterios orientadores del proceso a la priorización – tanto en lo referido a las previsiones estratégicas como en la organización, equipamiento, doctrina y adiestramiento– de diversos criterios y objetivos, entre los que deben señalarse al accionar militar conjunto y a la integración operativa de las Fuerzas; a la interacción con las Fuerzas del ámbito regional y de los países que operan en el marco del sistema de seguridad colectiva de Naciones Unidas; a la obtención de unidades operativas –reducidas en su cantidad pero eficientemente sostenidas logísticamente–, en aptitud de ejecutar operaciones en las distintas especialidades y ámbitos geográficos; a la consolidación de comandos y estados mayores altamente capacitados para la conducción de operaciones y planeamiento específico, conjunto y combinado en los niveles estratégicos militar, operacional y táctico; y a previsiones estratégicas, logísticas y de movilización que permitan, ante situaciones de crisis, incrementar en plazos cortos las capacidades operativas de las Fuerzas Armadas.

Asimismo, la ley precisa la orientación del proceso de reestructuración en función del empleo del Instrumento Militar para escenarios de operaciones convencionales; operaciones en el marco de las Naciones Unidas; operaciones en

9 Si bien el principio de conducción política de la Defensa confirmó el consenso que detentaba y fue ratificado en la norma, factores de naturaleza diversa, políticos como económico-presupuestarios, no permitieron que se efectivizaran muchos de los lineamientos y determinaciones establecidos en esta ley, entre los que se cuentan desde los que refieren a las disposiciones presupuestarias plurianuales de incrementos de recursos hasta los que hacen al avance concreto en el proceso de modernización y rediseño del Instrumento Militar.

REPÚBLICA ARGENTINA

PARTE II

apoyo de la seguridad, encuadradas en la Ley de Seguridad Interior; operaciones en apoyo a la comunidad nacional o de países amigos; y para la participación de las Fuerzas Armadas en un eventual Sistema de Defensa Subregional.

Adicionalmente establece la división del territorio nacional en áreas estratégicas dotadas de un comando de carácter conjunto; la supresión de comandos intermedios carentes de finalidad práctica; la reducción al mínimo de lo necesario de estructuras administrativas y burocráticas, y la concentración de unidades en menor número de bases, priorizando las capacidades para el rápido despliegue territorial.

Esta ley también establece precisiones respecto del personal de las Fuerzas Armadas –promoción por “selección y vacante”, adecuación del sistema educativo de las Fuerzas a la estructura educativa nacional; equipamiento del Instrumento Militar –asignando competencias de evaluación y decisión en la materia al Ministerio de Defensa como también definiendo los criterios orientadores para el mantenimiento u obtención del mismo– así como en todo lo referente a las actividades de producción para la Defensa.

La Ley N° 25.520 de Inteligencia Nacional del año 2001, establece las bases jurídicas, orgánicas y funcionales del Sistema de Inteligencia Nacional, definiéndolo como “el conjunto de relaciones funcionales de los Organismos de Inteligencia del Estado Nacional, dirigido por la Secretaría de Inteligencia a los efectos de contribuir a la toma de decisiones en materia de seguridad exterior e interior de la Nación”. Para el Sistema de Defensa Nacional, la importancia de las determinaciones de esta ley han sido sumamente trascendentes, aunque sus implicancias exceden notoriamente al marco propio de la jurisdicción Defensa.

Esta ley establece que la Secretaría de Inteligencia, dependiente de la Presidencia de la Nación, es el organismo superior del Sistema de Inteligencia Nacional, con la misión general de la dirección del mismo y con la función de producir Inteligencia Nacional; al mismo tiempo, la ley crea los organismos que completan dicho Sistema, cuales son la Dirección de Inteligencia Criminal y la Dirección de Inteligencia Estratégica Militar, colocando a ésta última bajo el Ministro de Defensa y asignándole como función la producción de Inteligencia Estratégica Militar, a la que define como “la parte de la Inteligencia referida al conocimiento de las capacidades y debilidades del potencial militar de los países que interesen desde el punto de vista de la Defensa Nacional, así como el ambiente geográfico de las áreas estratégicas operacionales determinadas por el Planeamiento Estratégico Militar”.

Completando las definiciones relativas a la actividad de inteligencia de la jurisdicción Defensa, la ley establece que los organismos de inteligencia de las Fuerzas Armadas tienen a su cargo la producción de la Inteligencia Estratégica

Operacional; la Inteligencia Táctica necesaria para el planeamiento y conducción de operaciones militares; y la Inteligencia Técnica Específica.

Así, la norma determina los principios de funcionamiento sobre los que el Sistema de Inteligencia se funda; lo que debe entenderse por cada una de las actividades del campo de la inteligencia; los organismos que componen al Sistema, sus misiones y funciones; la competencia exclusiva presidencial para fijar los lineamientos estratégicos y los objetivos generales de la política de inteligencia nacional; lo relativo a la clasificación de seguridad de actividades, personal y documentación de los organismos del Sistema; lo relativo a condiciones de personal y su capacitación; y, finalmente, la creación de la Comisión Bicameral de Fiscalización de los Organismos y Actividades de Inteligencia, en el ámbito del Congreso Nacional.

La ley a su vez establece restricciones para todo organismo de inteligencia, en los términos de que ninguno puede:

- Realizar tareas represivas, poseer facultades compulsivas, cumplir, por sí, funciones policiales ni de investigación criminal, salvo ante requerimiento específico realizado por autoridad judicial competente en el marco de una causa concreta sometida a su jurisdicción.

- Obtener información, producir inteligencia o almacenar datos sobre personas, por el solo hecho de su raza, fe religiosa, acciones privadas, u opinión política, o de adhesión o pertenencia a organizaciones partidarias, sociales, sindicales, comunitarias, cooperativas, asistenciales, culturales o laborales.

- Influir de cualquier modo en la situación institucional, política, militar, policial, social y económica del país, en su política exterior, en la vida interna de los partidos políticos legalmente constituidos, en la opinión pública, en personas, en medios de difusión o en asociaciones o agrupaciones legales de cualquier tipo.

- Revelar o divulgar cualquier tipo de información adquirida en ejercicio de sus funciones salvo que mediare orden o dispensa judicial.

El Decreto PEN N° 1.691 del año 2006, que aprueba la mencionada “Directiva de Organización y Funcionamiento de las Fuerzas Armadas”, documento elaborado y propuesto por el Ministerio de Defensa, que implicó la aprobación del primer documento político sistémico de carácter y contenido específicamente técnico-militar, tendiente y destinado a establecer los criterios y parámetros orientadores de las misiones, concepción y criterios de empleo efectivo, organización, funcionamiento, rediseño de capacidades y equipamiento de las Fuerzas Armadas de la Nación.

Cabe agregar, que la misma es el instrumento legal que dispone la creación del Comando Operacional de las Fuerzas Armadas –dependiente del Jefe de Estado Mayor del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas–, el que es una

REPÚBLICA ARGENTINA

PARTE II

instancia operacional de naturaleza unificada y carácter permanente, encargado de la operación de todos los medios militares del Instrumento Militar: la importancia de ello radica en que la creación de este Comando Operacional materializa de manera efectiva –tanto institucional cuanto operativamente– el modelo de instrumento militar integrado y de acción militar conjunta.

El Decreto PEN N° 1.729 del año 2007, que establece el citado Ciclo de Planeamiento de la Defensa Nacional, norma que representa la institucionalización e implementación de una arquitectura de abordaje integral y sistémico de todo lo relativo a las obligaciones y competencias de los organismos de la jurisdicción en materia de planeamiento de la defensa.

El Decreto PEN N° 1.714 del año 2010, que aprueba la “Directiva de Política de Defensa Nacional”, documento que inicia el Ciclo de Planeamiento de la Defensa Nacional. Este documento político-técnico, establece los lineamientos orientadores para una coyuntura estratégica temporal definida, los cuales deben guiar a la Política de Defensa a la Política Militar y a todo el Planeamiento Militar Conjunto al que dicho documento inicia.

Esta Directiva de Política de Defensa Nacional es un documento de tres capítulos específicos, los cuales contienen, respectivamente:

1 ) Un diagnóstico y apreciación del escenario de defensa y seguridad global y regional, que identifica y analiza las tendencias del mismo, los riesgos y las amenazas actuales a los intereses nacionales y, de ser factible, también los eventuales para el mediano y largo plazo.

2) Una explicitación de la concepción y posicionamiento estratégico nacional en materia de defensa y de los lineamientos centrales de la política de defensa nacional, con la descripción general de las acciones destinadas a prevenir o enfrentar los riesgos y amenazas oportunamente identificados y analizados.

3) La determinación, el establecimiento y/o la actualización de los parámetros y criterios que deben orientar y dirigir durante la vigencia temporal de la directiva de referencia el accionar de las Fuerzas Armadas de la Nación, concretamente respecto a su estructuración y desarrollo orgánico-funcional, doctrina, adiestramiento, planeamiento estratégico, despliegue, capacitación de personal y planificación, administración y empleo de los recursos humanos y materiales disponibles así como también a las tareas de modernización, recuperación y eventual adquisición de material. La determinación y/o actualización de estos parámetros y criterios consiste, básicamente, en la adecuación específica a las eventuales nuevas condiciones de la coyuntura estratégica y/o a nuevos objetivos impuestos al Instrumento

Militar por el Poder Ejecutivo Nacional.

La Directiva de Política de Defensa Nacional es un documento impartido en forma cuadrienal y, sin perjuicio de las actualizaciones o adecuaciones que eventualmente pudieren realizarse a causa de un cambio en las condiciones de la coyuntura estratégica y/o de nuevos objetivos impuestos al Instrumento Militar por el Poder Ejecutivo Nacional, a efectos de la formulación del Planeamiento Estratégico Militar al que da origen, la vigencia de la misma también es de un horizonte temporal de cuatro años. En referencia a su sistematicidad e integralidad, es de señalar que este documento es elaborado con colaboración inter-jurisdiccional y, muy particularmente, con los lineamientos y el producido de los análisis y documentos de carácter estratégico que con anterioridad hubieran sido elaborados por el Consejo de Defensa Nacional.

La importancia de este documento, el primero de estas características en la historia de la Defensa Nacional de la República Argentina, radica en que la propia existencia del mismo representa el fortalecimiento de las atribuciones legales y políticas del Ministerio de Defensa de cara a la totalidad de las responsabilidades de la jurisdicción y, al mismo tiempo, su ejecución concreta refuerza dicha conducción política ministerial del sector.

La Ley N° 23.049 de Reforma Integral del Sistema de Justicia Militar del año 2008, mediante la cual se dispuso la derogación del antiguo Código de Justicia Militar para dar paso a un Sistema Disciplinario de las Fuerzas Armadas. El texto jurídico incluye la supresión, creación, modificación e incorporación de distintas figuras legales convergiendo en la constitución de un nuevo Sistema Disciplinario para las Fuerzas Armadas, respetuoso del principio de división de poderes y de la garantía del debido proceso, que establece un nuevo sistema articulado en una serie de cinco anexos –de conformidad con las recomendaciones en la materia de los organismos internacionales–. Esta ley implicó la eliminación del fuero privativo militar; una simplificación del derecho penal militar eliminando la duplicación de figuras penales entre el Código de Justicia Militar y el Código Penal de la Nación, adaptando las disposiciones de este último a las necesidades específicas de los organismos castrenses; una regulación del Derecho Disciplinario Militar que atiende fundamentalmente a la eficiencia del servicio; una reglamentación clara y precisa de las instrucciones para la población civil en caso de conflictos armados; y, finalmente, una homogeneización de los servicios jurídicos de las tres Fuerzas con la creación del Servicio de Justicia Común de las Fuerzas Armadas.

2.2 Arquitectura del Sistema de Defensa y del Sistema de Seguridad Interior

El Sistema de Defensa Nacional es la arquitectura de nivel estratégico nacional integrada por el Presidente de la Nación; el Consejo de Defensa Nacional; el Congreso

REPÚBLICA ARGENTINA

PARTE II

de la Nación, a través de las Comisiones de Defensa de ambas Cámaras; el Ministerio

de Defensa; el Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas; el Ejército; la Armada

y la Fuerza Aérea de la República Argentina; la Gendarmería Nacional y Prefectura

Naval Argentina en los términos prescriptos en la normativa vigente, y el pueblo de

la Nación mediante su participación activa en las cuestiones esenciales de la Defensa,

tanto en la paz como en la guerra de acuerdo a la normativa preestablecida.

El Sistema de Seguridad Interior es la arquitectura de nivel estratégico nacional integrada por el Presidente de la Nación; los gobernadores de las provincias; el Congreso Nacional; los ministros de Seguridad, de Defensa y de Justicia; la Policía Federal, la Policía de Seguridad Aeroportuaria y las policías provinciales; Gendarmería Nacional y Prefectura Naval Argentina.

La República Argentina establece una clara diferenciación entre las materias de Defensa Nacional y Seguridad Interior, en tanto las mismas son concebidas como dos esferas y dimensiones de naturaleza diversa que, en función de sus características específicas, merecen un tratamiento y abordaje particularizado, taxativamente normado y con instancias institucionales e instrumentos operativos especializados que respondan a sus respectivas singularidades.

La propia Constitución Nacional, en su Preámbulo, discrimina como dos fines concretos y separados a los relativos a la paz interior y a la defensa común. Desagregando esta definición, la Ley N° 23.554 de Defensa Nacional y la Ley N° 24.059 de Seguridad Interior, establecen claramente los objetos a los que están enfocados cada uno de los respectivos sistemas. El de defensa, a conjurar “agresiones de origen externo perpetradas por fuerzas armadas pertenecientes a otro/s Estado/s”; en tanto, el de seguridad, al “empleo de los elementos humanos y materiales de todas las fuerzas policiales y de seguridad de la Nación” a fin de preservar o restaurar “la situación de hecho basada en el derecho en la cual se encuentran resguardadas la libertad, la vida y el patrimonio de los habitantes, sus derechos y garantías y la plena vigencia de las instituciones del sistema representativo, republicano y federal que establece la Constitución Federal”.

Este enfoque que diferencia y aborda de manera separada a ambas materias, no implica la negación o el desconocimiento de las cada vez más complejas dinámicas existentes en la actualidad entre los asuntos de defensa, por una parte, y seguridad, por otra, razón por la cual existen mecanismos de coordinación interinstitucionales contemplados de modo explícito en el ordenamiento jurídico e institucional, que establecen la complementariedad entre ambos sistemas.

GRÁFICO 1 - INTEGRANTES DEL SISTEMA DE DEFENSA NACIONAL DE LA REPÚBLICA ARGENTINA

Presidente de la Nación Consejo de Defensa Pueblo de la Nación Nacional Estado Mayor Gendarmería
Presidente
de la Nación
Consejo de
Defensa
Pueblo de la
Nación
Nacional
Estado Mayor
Gendarmería
Conjunto
Prefectura
Naval
Miembros del
Sistema de
Defensa Nacional
Ley 23.554
Ejército
Ministerio de
Armada
Defensa
Fuerza Aérea
Congreso de
la Nación

El Sistema de Defensa Nacional tiene por finalidad la formulación de planes contribuyentes a la preparación de la Nación para un eventual conflicto bélico y para la conducción en los distintos niveles de Defensa Nacional, correspondientes a la estrategia militar y a la estrategia operacional; atender, desde el nivel de la estrategia nacional, a la dirección de la guerra en todos sus aspectos; conducir, en el nivel estratégico militar y en el estratégico operacional, a las Fuerzas Armadas y los esfuerzos de los sectores del país afectados por el conflicto bélico; preparar y ejecutar las medidas de movilización nacional; asegurar la ejecución de operaciones militares conjuntas de las Fuerza Armadas y, eventualmente, las operaciones combinadas que pudieran concretarse.

La orientación del Sistema de Defensa Nacional, tanto estructural, organizativa como funcionalmente, se encuentra direccionada hacia la determinación de la Política de

REPÚBLICA ARGENTINA

PARTE II

Defensa Nacional, destinada ésta a conjurar situaciones de agresiones externas militares estatales, quedando fuera de su órbita, tanto en sus aspectos doctrinario, de planeamiento y adiestramiento, así como también de producción de inteligencia, toda cuestión que haga y/o refiera a la seguridad interior de la nación.

En tanto la finalidad última del Sistema y de la Defensa Nacional es la de conjurar “agresiones de origen externo”, la República Argentina entiende como “agresión de origen externo” el uso de la fuerza armada por un Estado contra la soberanía, la integridad territorial o la independencia política de nuestro país, o en cualquier otra forma que sea incompatible con la Carta de las Naciones Unidas.

Es por ello que, debe tenerse presente la diferencia fundamental que separa a la Defensa Nacional de la Seguridad Interior, tal como se encuentra establecido en la normativa que rige la materia y que define a ésta última como aquella situación de hecho, basada en el derecho, en la cual se encuentran resguardadas la libertad, la vida y el patrimonio de los habitantes, sus derechos y garantías y la plena vigencia de las instituciones del sistema representativo, republicano y federal que establece la Constitución Nacional.

En este sentido, la finalidad del Sistema de Defensa Nacional en general y las misiones y funciones del Instrumento Militar y las Fuerzas Armadas en particular, están exclusivamente centradas en las cuestiones relativas a la Defensa, encontrándose excluido todo sustento y cuestión que procure extender y/o ampliar la utilización del Instrumento Militar hacia funciones ajenas a la misma –particularmente aquellas que hagan o refieran a la seguridad interior–, responsabilidades no jurisdiccionales éstas que competen a otras agencias del Estado organizadas y preparadas a tales efectos.

GRÁFICO 2 - ARQUITECTURA DEL SISTEMA DE DEFENSA NACIONAL DE LA REPÚBLICA ARGENTINA

C

ONGRESO DE

PRESIDENTE DE LA

C

ONSEJO DE

DEFENS CIÓN NA CIÓN A LA NA ( C omandant e en Jef e de
DEFENS
CIÓN
NA
CIÓN
A
LA NA
(
C
omandant
e en Jef
e de las FF A
A)
NA
CIONAL
- Presidente.
Planifica y dirige la defensa nacional.
- Vicepresidente.
Cámara de
- Ministros y Secretarios
Propone entrada y salida de tropas.
de Inteligencia.
Senador es
- Comisiones de Defensa
del Congreso.
Cámara de
Diputados
Declara el Estado de sitio.
Establece el teatro de operaciones.
Determina zonas militares.
Conducción integral de la guerra.
Conducción militar de la guerra.
Comité de
Minis
erio de
Crisis
Def
ensa
Elabora y conduce la política
de defensa nacional.
-
Ministerio de Defensa
-
Jefe de Estado Mayor
Conjunto
-
Jefe de Estado Mayor
del Ejército
-
Jefe del Estado Mayor
Es
tado Ma
y
or
C
onjunt
o
de la Fuerza Aérea
Jefe del Estado Mayor
de la Armada
-
Propone la Planificación
militar.
Comando
C
omando
Usuarios de Medios
Estratégic o
Oper
acional
Comanda las operaciones
en tiempo de paz.
Proveedores de
Ins
trument
o Militar
Medios
Ejér
cit
o
Armada
Fuer
za A
ér
ea
Alistan, adiestran y sostienen los medios
para las operaciones.
ASESORA
AUTORIZA

CADENA DE MANDO OP(S) PAZ

CADENA DE MANDO EN OP(S) ATAQUE MILITAR ESTATAL EXTERNO

INSTANCIAS Y ACCIONES EN CASO DE ATAQUE MILITAR ESTATAL EXTERNO

Nota: La Gendarmería Nacional y Prefectura Naval no pertenecen al Sistema de Defensa, pero en caso de ataque militar estatal exterior, realizan control y vigilancia de fronteras, aguas jurisdiccionales de la Nación y custodia de objetivos estratégicos.

jurisdiccionales de la Nación y custodia de objetivos estratégicos. 62 Institucionalidad de la Defensa en Suramérica

REPÚBLICA ARGENTINA

PARTE II

2.3 Mecanismos de Coordinación Interinstitucional

Como consideración inicial cabe señalar que la jurisdicción Defensa interactúa institucionalmente con diversas instancias del Estado Nacional. Esta interacción institucional se viabiliza a través de dos categorías o canales:

1) El desempeño de las funciones y tareas que le han sido normativamente asignadas a la jurisdicción Defensa como instancia componente de los sistemas que integra según los términos previstos por las respectivas leyes, a saber, el Sistema Defensa Nacional, el Sistema de Seguridad Interior y el Sistema Federal de Emergencias (SIFEM).

2) A través de los existentes mecanismos y/o procedimientos de comunicación, coordinación y/o complementación con otras instancias del Estado Nacional, que pueden implicar desde el establecimiento de enlaces de comunicación, transferencias de información o articulación de políticas sobre materias específicas, como los que se registran con, por ejemplo, el Congreso Nacional, Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto o el Ministerio de Seguridad.

Respecto de la primera de las formas o categorías de interacción y coordinación con otras instancias estatales, debe puntualizarse que la jurisdicción Defensa es parte componente de tres grandes “sistemas” institucionales del Estado Nacional. En efecto, la jurisdicción Defensa interactúa y participa, a través del cumplimiento de las responsabilidades que las correspondientes leyes asignan al Ministerio de Defensa, de los siguientes esquemas institucionales:

- Sistema de Defensa Nacional, y en el marco del Consejo de Defensa Nacional, el Ministro de Defensa interactúa con todos los Ministros del gabinete nacional, Secretaria de Inteligencia, presidentes e integrantes de las Comisiones de Defensa del Senado y de la Cámara de Diputados. Esta participación e interacción inter-jurisdiccional esta normada en la Ley de Defensa Nacional y en su correspondiente instrumento legal reglamentario.

- Sistema de Seguridad Interior, y en el marco del Consejo de Seguridad Interior, el Ministerio de Defensa participa e interactúa institucionalmente como miembro no permanente de dicho Consejo, siendo sus miembros permanentes los Ministros de Seguridad, de Justicia, el Secretario de Programación para la Prevención de la Drogadicción y la Lucha contra el Narcotráfico, el Subsecretario de Seguridad Interior y los Titulares de la Policía Federal, la Prefectura Naval Argentina, la Gendarmería Nacional y las Policías Provinciales. A su vez, para los supuestos establecidos en el artículo 31 de la Ley de Seguridad Interior, el Ministro de Defensa participa como Co-Presidente del ComitédeCrisis,elquetienepormisiónejercerlaconducciónpolíticaysupervisión operacional de los cuerpos policiales y Fuerzas de Seguridad federales y

provinciales que se encuentren empeñados en el restablecimiento de la seguridad interior en cualquier lugar del territorio nacional. Esta participación e interacción inter-jurisdiccional está rigurosamente normada en la Ley de Seguridad Interior y en su correspondiente instrumento legal reglamentario.

- Sistema Federal de Emergencias, y como instancia integrante del Gabinete de Emergencias –el órgano que conduce y coordina al sistema federal durante una emergencia–, el Ministro de Defensa interactuara con el resto de los miembros de dicho Gabinete de Emergencias, cuales son, el Jefe de Gabinete de Ministros, los Ministros de Seguridad; de Economía y Obras y Servicios Públicos; de Salud y Acción Social; el Secretario de Recursos Naturales y Desarrollo Sustentable; y el Secretario de Desarrollo Social. El SIFEM es el órgano nacional que articula a los organismos públicos competentes en materia de emergencias y coordina su accionar con las provincias y municipios, con el objeto de prevenir y administrar la atención de emergencias y desastres de origen natural o antropogénico. La jurisdicción integra este Sistema Federal de Emergencias a través de la participación del Ministerio de Defensa –y, bajo conducción de su titular, las Fuerzas Armadas–, en el marco de las operaciones de apoyo a la comunidad nacional ante catástrofes naturales o emergencias que tiene asignadas el Instrumento Militar, la que constituye una misión subsidiaria del mismo, específicamente normada en el plexo legal de la Defensa Nacional. Para esos casos de emergencia, los organismos de la jurisdicción Defensa participan de una estructura de respuesta rápida, planificada y dirigida por las instancias institucionales de conducción política bajo el marco jurídico de este Sistema Federal, que se activa cuando el Poder Ejecutivo declara una Emergencia Nacional. Asimismo, el Ministro de Defensa y el Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas participan de la Comisión Nacional de Monitoreo de Emergencias y Desastres junto a otras instancias nacionales. La actividad de esta Comisión se encuentra enmarcada en la Dirección Nacional de Protección Civil, dependiente del Ministerio del Interior. Como instancia operativa de la jurisdicción Defensa, y en la marco normativo y de las consideraciones precedentes, el Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas asume la coordinación y conducción de las operaciones y actividades de protección civil en aquellos casos en que el Ministerio de Defensa o las autoridades nacionales determinen el empleo de las Fuerzas Armadas para satisfacer los requerimientos del SIFEM. En este marco, algunas de las tareas de la jurisdicción llevadas a cabo por las Fuerzas Armadas consisten en la organización de centros de operaciones, despliegue de instalaciones, comunicaciones, transporte, evacuación de personas, albergue y abastecimiento, asistencia sanitaria, búsqueda y rescate de

REPÚBLICA ARGENTINA

PARTE II

personas, construcciones, apoyo a la lucha contra el fuego, entre otras.

La segunda de las formas o categorías de interacción de la jurisdicción Defensa con otras instancias estatales, es la que refiere a mecanismos y/o procedimientos de carácter más operativo y de trabajo, tendientes a la comunicación, coordinación y/o complementación de políticas y cursos de acción concretos, que implican desde enlaces institucionales de comunicación, transferencias de información o mecanismos de articulación de políticas sobre materias específicas. Entre estos caben destacar como algunos ejemplos importantes a:

-

Los enlaces institucionales que el Ministerio de Defensa posee en el Congreso Nacional, los que tienen por finalidad agilizar comunicaciones o información de manera oficial entre ambas instancias en materias que refieran a la Defensa y a temas militares.

-

Las coordinaciones diversas existentes con el Ministerio de Relaciones Exteriores entre distintos niveles institucionales de ambas instancias para la coordinación de políticas en temas de incumbencia entre ambas jurisdicciones.

-

El

mecanismo de coordinación existente con el Ministerio de Seguridad de la

Nación, oportunamente establecido a través del “Convenio Marco de Coordinación y Cooperación entre los Ministerios de Defensa y Seguridad de la Nación”, instrumento que crea la “Comisión de Coordinación y Cooperación Inter-jurisdiccional” como única instancia y canal que, hacia el interior de cada respectivo Ministerio y entre ambas jurisdicciones, de manera competente articula las propuestas, iniciativas y/o requerimientos que a tales efectos de coordinación/cooperación provengan de las distintas áreas, organismos y/o Fuerzas –Fuerzas Armadas, Fuerzas de Seguridad o Fuerzas Policiales– de cada ministerio.

-

El

Acuerdo Inter-jurisdiccional entre el Ministerio de Defensa y el Ministerio de

Seguridad, tendiente a operativizar la complementariedad entre el Sistema de Defensa Nacional y el Sistema de Seguridad Interior a través de procedimientos institucionalizados que operativizan dicha complementariedad. Mediante este acuerdo se encuentra en funcionamiento una infraestructura y un esquema de procedimientos que permite derivar de manera inmediata al Sistema de Seguridad Interior la información de tránsito aéreo irregular registrada por las Fuerzas Armadas durante el ejercicio regular de las funciones de vigilancia y

reconocimiento que las mismas realizan desde las específicas responsabilidades

y competencias de la Defensa Nacional; tal información proveniente del

Sistema de Defensa y relativa a tránsitos aéreos irregulares, se canaliza en la actualidad hacia el Sistema de Seguridad Interior a los efectos de que la misma

sea utilizada de la manera que se considere pertinente en el marco de las respectivas competencias y responsabilidades de dicho Sistema de Seguridad.

3. ESTRUCTURA INSTITUCIONAL DEL SECTOR DEFENSA

3.1 El Ministerio de Defensa

El Ministerio de Defensa es, de conformidad con sus atribuciones, responsabilidades, misiones y funciones, el organismo de conducción superior de la jurisdicción. El ejercicio de estas atribuciones de conducción ministeriales implicó, en el marco del proceso de modernización de años recientes, el fortalecimiento de sus competencias normativas y de los instrumentos y capacidades técnicas, burocráticas y administrativas de su estructura orgánica-funcional.

GRÁFICO 3 - ESTRUCTURA ORGÁNICA REPÚBLICA ARGENTINA DEL MINISTERIO DE DEFENSA DE LA MINISTRO DE
GRÁFICO 3 - ESTRUCTURA ORGÁNICA
REPÚBLICA ARGENTINA
DEL MINISTERIO
DE
DEFENSA
DE
LA
MINISTRO DE
DEFENSA
Defensa
Ss. de
Ss. de
Presup. y Operat.
Ss. de
Ss. de
Ss. de Asuntos
Int.
Ss. de
Ss. de Coord.
Defensa
Inst. de Invg.
Defensa
Defensa
RRHH y
Asuntos
de Asuntos
IUFFA
de RRHH
de DDHH y DIH
Presupuesto
Género
Coord. de
Depto.
Depto. de
Programas
Defensa
FFAA

Administración Descentralizada

Inst. de Ayuda (IAF)

IOSFA

REPÚBLICA ARGENTINA

PARTE II

Como organismo de conducción superior de la jurisdicción, la materialización de las

amplio

conjunto

ministeriales–, las cuales consolidaron y ampliaron sus atribuciones así como también

a través del burocrática direcciones

indispensable para el diseño, planeamiento, ejecución y supervisión de las acciones

del

y

jerarquía

y

capacidades

ministeriales

normas

de

concreto

plasmado en

nacionales

se realizó

a

diversa

través

de

la promulgación

de un

de

–parlamentarias,

estructura

presidenciales

fortalecimiento

la creación

de

su

orgánica-institucional-

fortalecimiento

de nuevas

Ministro

secretarías, subsecretarías

de Defensa,

dependientes

derivadas de aquel

en

funcionamiento del Instrumento Militar.

efectivo ejercicio de conducción jurisdiccional,

responsabilidades

implican

en

relación

a

particularmente

el

lo

que

tales

la organización

y

La

conformada por las siguientes instancias:

estructura

orgánica-institucional

del

Ministerio

de

Defensa

se

encuentra

Jefatura de Gabinete del Ministro de Defensa, con rango de secretaría de Estado.

Secretarías de Estado, dependientes de forma directa del Ministro de Defensa:

la

en Emergencias y la Secretaría de Ciencia, Tecnología y

Producción

una apertura burocrática compuesta por subsecretarías, direcciones generales y direcciones, las cuales se encuentran orgánicamente en dependencia directa del responsable de la Secretaría a la que cada una pertenece.

una de estas Secretarías contiene

de Coordinación

Secretaría

de Estrategia y Asuntos

Militares;

la

Secretaría

Militar de Asistencia

para

la Defensa. A su vez, cada

Subsecretaría de Coordinación Administrativa, dependiente de manera directa del Ministro de Defensa;

Subsecretarías dependientes de las Secretarías antes mencionadas:

- Subsecretaria de Coordinación Ejecutiva en Emergencias.

- Subsecretaria de Planeamiento para la Asistencia en Emergencias.

- Subsecretaría de Asuntos Internacionales de la Defensa.

- Subsecretaría de Formación.

- Subsecretaría de Planeamiento Estratégico y Política Militar.

- Subsecretaría de Investigación, Desarrollo y Producción para la Defensa.

- Subsecretaría de Gestión de Operativa para la Defensa.

Medios y de

Planificación Presupuestaria y

Direcciones Nacionales o equivalentes, también dependientes directamente del Ministro de Defensa: la Dirección de Comunicación Social; la Dirección Nacional de Inteligencia Estratégica Militar; la Dirección de Transparencia Institucional; la Dirección de Análisis y Evaluación Institucional; la Dirección de Coordinación en Salud y Bienestar de las Fuerzas Armadas;laUnidaddeAuditoríaInternayAuditoría

General de las Fuerzas Armadas.

Direcciones nacionales, direcciones generales y direcciones dependientes de las Subsecretarías entes mencionadas.

Esta estructura orgánica-institucional de la jurisdicción de la Defensa se completa con un conjunto de órganos de administración descentralizada, a saber: el Instituto Geográfico Nacional, el Servicio de Hidrografía Naval, el Instituto de Ayuda Financiera, el Servicio Meteorológico Nacional y el Instituto de Obra Social de las Fuerzas Armadas.

Como se destacara anteriormente, las responsabilidades y atribuciones del Ministro de Defensa son las relativas a la dirección, ordenamiento y coordinación de todas las actividades propias de la Defensa Nacional que no se reserve o realice directamente el Presidente de la Nación o que no fueran atribuidas a otro funcionario, órgano u organismo 10 ; al mismo tiempo, y como también se mencionara, a través de su participación en el Consejo de Defensa Nacional –Consejo en el cual el Ministerio actúa como órgano de trabajo, ejerciendo su Secretaría–, el Ministro de Defensa asiste y asesora al Presidente en la determinación de los lineamientos básicos de la Política de Defensa y en la conducción integral de la guerra. El Ministro de Defensa también tiene por atribución la formulación y conducción de la Política de Defensa y de la Política Militar y, como parte de la misma, de todo lo relativo a la organización y funcionamiento de las Fuerzas Armadas –recursos humanos, equipamiento, despliegue, adiestramiento, doctrina, adiestramiento, infraestructura, logística y material–.

10 Ley de Defensa Nacional, artículo 11.

REPÚBLICA ARGENTINA

PARTE II

COMPETENCIAS DE LOS PRINCIPALES ORGANISMOS DEL MINISTERIO DE DEFENSA (Decreto PEN N° 636/2013)

SECRETARÍA DE ESTRATEGIA Y ASUNTOS MILITARES

• Entender en la determinación de los conceptos

estratégicos, en la formulación de la Política de

Defensa Nacional y en el diseño de los mecanismos

e instrumentos de su implementación.

• Entender en la formulación, dirección y

supervisión del Planeamiento para la Defensa

Nacionalentodossusniveles,interactuandoconlas

áreas correspondientes del Estado Nacional para el

desarrollo coordinado y continuo de dicha tarea.

AsistirenelejerciciodelaSecretaríadelConsejo

de

Defensa

Nacional

(SECODENA) y en la

formulación de la agenda del Consejo de Defensa Nacional.

• Entender en el diseño de la política general de conducción, organización, estructura y

funcionamientodelasFuerzasArmadas,formulando

las correspondientes directivas, instrucciones y

recomendaciones para su implementación.

• Entender en lo atinente a la gestión de los

asuntos institucionales de las Fuerzas Armadas, así

como en lo relacionado con la dirección y coordinación operativa y funcional de las mismas.

• Orientar y supervisar los estudios y las acciones

relacionadasconlaestructurayeldimensionamiento

de los recursos humanos y de los medios operativos

y de apoyo operativo del Instrumento Militar.

• Intervenir en todos los aspectos relativos al

desplieguedelasFuerzasArmadasyenlacreación,

traslado, cierre o redimensionamiento orgánico de

las Fuerzas Armadas.

• Promover la acción conjunta de las Fuerzas

Armadas en las áreas de competencia específica y coordinar este objetivo con otras unidades ejecutoras de la jurisdicción.

• Formular la política de movilización y su

ejecución para el caso de guerra y participar, con otras dependencias del Estado, en la planificación y coordinación de la defensa civil.

• Intervenir en la formulación del régimen legal

del Personal Militar y en el diseño de los perfiles profesionales de dicho Personal.

• Participar en el diseño de la política salarial del personal de las Fuerzas Armadas.

• Administrar el sistema de justicia y disciplina militar.

• Determinar las políticas de enseñanza de la

Defensa Nacional y de formación e instrucción militar en todos sus niveles.

• Intervenirenlainstrumentaciónydifusióndelas

normasdelDerechoInternacionalHumanitarioydel

DerechoInternacionaldelosDerechosHumanosen

el área de su competencia, en concurrencia con las

facultades que en esta materia corresponden en particular a la Secretaría de Derechos Humanos del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos y al Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto.

Intervenir en la orientación y formulación de los planes de capacitación que deben llevarse a cabo en el ámbito de las Fuerzas Armadas para el afianzamientoydesarrollodelDerechoInternacional Humanitario, y del Derecho Internacional de los Derechos Humanos, en concurrencia con las facultades que en esta materia corresponden a la Secretaría de Derechos Humanos del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos y al Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto.

Intervenirenlaformulacióndelosasesoramientos

y

en la elaboración de los informes relativos a las

causas referidas a personal militar que se tramiten

por ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos u otros Comités o comisiones creadas en virtud de los Tratados Internacionales de Derechos Humanos,enconcurrenciaconlasfacultadesqueen esta materia correspondan a la Secretaría de Derechos Humanos del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos y al Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto.

• Intervenir en la problemática de los Derechos

Humanos vinculada con las Fuerzas Armadas en concurrencia con las facultades que en esta materia corresponden en particular a la Secretaría de Derechos Humanos del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos.

acuerdos

bilaterales

la

negociacióndeinstrumentosmultilateralesinherentes ala Defensa Nacional, en todos sus aspectos.

SUBSECRETARÍA DE PLANEAMIENTO ESTRATÉGICO Y POLÍTICA MILITAR

• Asistir en la determinación de la Política de

Defensa Nacional, coordinando la formulación y actualización de los estudios para el diseño de los cursos de acción, así como en lo atinente a su supervisión, evaluación y control.

• Asistir en la formulación y supervisión del

PlaneamientodelaDefensaensusnivelesministerial

ymilitarconjunto,proponiendoeldocumentopolítico

queoriginaalCiclodePlaneamientoparalaDefensa.

• Participar en la formulación de la agenda del ConsejodeDefensaNacionalyenlaproposicióndel programa de trabajo de dicho Consejo.

• Participar en la gestión de los asuntos

institucionalesdelasFuerzasArmadas,asícomoen lo relacionado con la dirección y coordinación operativa y funcional del Instrumento Militar.

• Participar de la orientación y supervisión de los

• Entender

en

la

negociación

y

de

interinstitucionales

asesorar

en

estudiosylasaccionesrelacionadasconlaestructura

y el dimensionamiento de los recursos humanos y de

los medios operativos y de apoyo operativo del Instrumento Militar.

• Asistir en la formulación del régimen legal del

Personal Militar y proponer el diseño de los perfiles

profesionales de dicho Personal.

Asistirenlaadministracióndelsistemadejusticia

y

disciplina militar.

ejecución de Ejercicios Conjuntos Combinados y/o Ejercicios Específicos Combinados en los que participen otras fuerzas extranjeras.

• Intervenir en la planificación y seguimiento de la

ejecución de las Operaciones Militares de Paz en que participen las Fuerzas Armadas argentinas.

Intervenir, en todos aquellos temas inherentes a

la

participación de las Fuerzas Armadas argentinas,

en el cumplimiento de las funciones del personal del Ministerio de Defensa o de las Fuerzas Armadas que

formen parte de la representación del Estado Nacional ante la Organización de Naciones Unidas, la Organización de Estados Americanos, órganos

bilateralesymultilateralesenOperacionesMilitaresde

Paz.

• Intervenir en la vinculación del Ministerio de

Defensa y las Fuerzas Armadas argentinas con los Ministerios de Defensa y Fuerzas Armadas de otras naciones.

• Participar en la planificación y ejecución de

• Participar en la formulación de la posición de la Nación en lo relativo a acuerdos bilaterales o multilaterales de desarme.

SECRETARÍA DE CIENCIA, TECNOLOGÍA Y PRODUCCIÓN PARA LA DEFENSA

Entenderenlaformulacióndelaspolíticas,planes

y

programas de producción para la defensa que

posibiliten la eficaz obtención de recursos del sector,

así como en los aspectos relativos a las actividades, que vinculadas a esas áreas, realicen los institutos, organismos, sociedades y empresas del área del Ministerio de Defensa e intervenir en los

requerimientosdemediosmaterialesformuladospor

las Fuerzas Armadas.

• Entender en la administración de las empresas,

sociedades, participaciones accionarias y todo ente

deproducciónoserviciosdelajurisdicción;actuando

así también, como planificador y ejecutor de los

procesos de reestructuración de los mismos.

• Promover, coordinar y dirigir la realización de

convenios de cooperación en las áreas industrial, tecnológica y comercial, controlando su ejecución.

• Entenderenelanálisis,aprobaciónycontralorde

laejecucióndelosplanes,programasypresupuestos

anualesdelasempresas,sociedadesyorganismosde

producción dependientes del Ministerio de Defensa, promoviendo la cooperación y coordinación con

otrasáreasdelsectorpúblicoyprivado,manteniendo

actualizado el conocimiento de las capacidades de la

industrianacionalrelacionadaconlaproducciónpara

la defensa, interviniendo en los requerimientos de

radicaciónyfuncionamientoenelpaísdeinstalaciones

destinadas para la defensa.

• Entender en el control de gestión de las

sociedades, empresas y organismos de producción

del sector y asesorar en la formulación de directivas

a impartir a los apoderados del Ministerio en las

SUBSECRETARÍA DE FORMACIÓN

• Entender en la formulación de políticas de

enseñanza, formación y capacitación para la defensa nacional en todos sus niveles y contribuir para la dirección y coordinación del funcionamiento de los establecimientos de formación y capacitación de las Fuerzas Armadas en la órbita del Ministerio de Defensa.

• Formular las políticas de capacitación y

formación de las Fuerzas Armadas, estableciendo

normas y pautas metodológicas acordes con los

lineamientosdemodernizacióndelEstado;realizando políticas de contralor del material para la defensa.

la supervisión, evaluación y certificación de la

capacitación permanente llevada a cabo en los organismos educativos correspondientes de las Fuerzas Armadas.

• Atender los asuntos de naturaleza educativa

internacional que se relacionen con la educación, la

cultura, la ciencia y la tecnología de la Defensa, y en especial los vinculados con acciones bilaterales y multilaterales con estados extranjeros, organismos

internacionalesydemásinstitucionesdecooperación

técnica y de apoyo al desarrollo de los países en

coordinación con los organismos competentes en la materia.

• Asistir en lo relativo a las obligaciones

emergentes de su participación en el diseño de las

políticas educativas de formación y capacitación de

lasFuerzasArmadasydelpersonalcivildelMinisterio,

en los temas específicos de la Defensa, prestando el

apoyo técnico-administrativo correspondiente, a fin de lograr el cumplimiento de su cometido.

SUBSECRETARÍA DE ASUNTOS INTERNACIONALES DE LA DEFENSA

• Asistir en la negociación de acuerdos bilaterales

interinstitucionales y asesorar en la negociación de instrumentos multilaterales inherentes a la Defensa Nacional, en todos sus aspectos.

• Intervenir en la aprobación de los acuerdos

bilateralesy/omultilateralescelebradosporelEstado

Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas y los Estados Mayores Generales de las Fuerzas Armadas.

• Intervenir en la política y cursos de acción a

seguir en materia de Cooperación Internacional para la Defensa y realizar el control de la instrumentación de las acciones de cooperación internacional propuestas.

• Intervenir en la planificación y seguimiento de la

REPÚBLICA ARGENTINA

PARTE II

asambleas societarias.

• Intervenir en la planificación y ejecución de los

procesos de reestructuración de las empresas, sociedades, participaciones accionarias y todo otro ente de producción o servicios de la jurisdicción, controlando la aplicación de las cláusulas de salvaguarda previstas para preservar aspectos de

interés para la defensa, en aquellos que han sido privatizados.

• Entender en los requerimientos de las áreas

logísticas del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas ArmadasydelasFuerzasArmadas,afindecoordinar los aspectos operativos, técnicos e industriales de los proyectos de obtención, mantenimiento y modernización del material para la defensa, en el marco de las políticas del Ministerio de Defensa.

• Entender en la determinación de los sistemas de

adiestramiento, material, logística e infraestructura que definan las capacidades militares establecidas

comonecesariasenbasealPlaneamientoEstratégico

Militar.

• Entender en la confección y actualización de los

parámetros y criterios a ser establecidos en la DirectivadePolíticadeDefensaNacional(DPDN)que deberán orientar y dirigir el accionar de las Fuerzas Armadas respecto de la planificación, obtención, administración y empleo de los recursos materiales disponibles, así como también en las tareas de recuperación, modernización y adquisición de materiales.

• Entender en la determinación de las previsiones

económico-financieras en torno a las que deberá proyectarse el Planeamiento Estratégico Militar, así

como intervenir en su aprobación.

• Entender en la evaluación de la correspondencia entre los Planes de Apoyo (PA) elevados por el Estado Mayor Conjunto y los respectivos presupuestos preliminares en el marco del planeamiento militar de corto plazo.

• Entender en la evaluación del Proyecto de

CapacidadesMilitaresenmarcadoenelplaneamiento

militar

aprobación.

• Aprobar el Plan de Inversiones de Defensa

plazo,

su

de

mediano

e

intervenir

en

(PIDEF) tendiente a alcanzar las capacidades militares determinadas como necesarias según el planeamiento militar de mediano plazo.

• Aplicar, coordinar y controlar el Sistema Integral de Gestión de Inversiones para la Defensa (SIGID).

• Administrar el Sistema de Planeamiento,

Programación y Presupuestación (S3P), efectuando la centralización, coordinación y control de los requerimientos de la defensa nacional.

• Promover la constitución de un sistema de

obtención de medios para la defensa, ejerciendo su supervisión y control, proponiendo al Ministro de Defensa las autorizaciones para la radicación y el funcionamientoenelpaísdeinstalacionesdestinadas

a ese fin.

• Formular y supervisar la ejecución de los

programas de adquisición, modernización y recuperación de medios materiales emergentes de los requerimientos de capacidades del instrumento militar, determinando las políticas de adquisición de medios materiales para la defensa.

• Determinar las políticas en materia de logística del instrumento militar, congruentes con los requerimientos de capacidades y coordinar las correspondientes actividades.

• Evaluarlaspropuestasyentenderenlaadopción

de las decisiones definitivas por parte del Ministro de Defensa, en materia de adquisiciones significativas por parte del instrumento militar, de medios materiales necesarios para la defensa.

Planificar, formular y supervisar la programación

y

administración del presupuesto de las Fuerzas

Armadas.

• Entender en la distribución de los recursos

presupuestarios asignados, de conformidad con las prioridades que emanen del planeamiento estratégico militar.

• Implementar, ejecutar y controlar las políticas

referidas a bienes inmuebles e infraestructura de la jurisdicción.

• Entenderenlosprocesosvinculadosalcontrolde

importaciones de material bélico de la jurisdicción.

• Entender en la definición y formulación de las

políticasparalajurisdicción,enelámbitodelaciencia, la tecnología y la producción para la defensa, teniendo como meta básica elevar la capacidad nacional de generar tecnología para la defensa e incorporarla a los bienes y servicios que se producen.

• Formular, aprobar y supervisar el cumplimiento

de las políticas y programas de los organismos de

investigación y desarrollo del sector en el marco de

la articulación de planes que se definan a nivel

nacional y entender en la coordinación y conducción superior de los organismos científicos y tecnológicos del área del Ministerio de Defensa y de las Fuerzas Armadas, como asimismo en los aspectos de la jurisdicción, relativos al Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación.

• Impulsar y potenciar el desarrollo de la ciencia, la tecnología y la producción para la defensa y las de carácter dual, como resguardo de la soberanía nacional, contribuyendo al fortalecimiento y desarrollo del país y a la integración regional.

• Mejorarlaarticulaciónysinergiainstitucionalpara

eldesarrollodelaciencia,latecnología,lainnovación,

la producción y la adquisición de bienes y servicios

para la Defensa.

• Entender en la coordinación de las acciones

tendientes a asegurar continuidad de planes de investigaciónydesarrolloparaladefensamediantela adjudicación de los recursos financieros y control de

gestión de los mismos.

• Entender en la conducción del sistema de aeronavegabilidad de la defensa.

• Supervisarycoordinarlagestióndelosinstitutos vinculados a la producción de información geográfica, meteorológica e hidrográfica.

• Supervisar la gestión del Instituto de Ayuda

FinancieraparaPagodeRetirosyPensionesMilitares.

• Supervisar la gestión de la Dirección General de Fabricaciones Militares.

SUBSECRETARÍA DE GESTIÓN DE MEDIOS Y DE PLANIFICACIÓN PRESUPUESTARIA Y OPERATIVA PARA LA DEFENSA

• Entender en la planificación logística y operativa

de la jurisdicción fundada en criterios de eficiencia conjunta, así como en la supervisión de la ejecución de los respectivos planes.

• Entender en la conducción y administración de

un sistema integrado de planificación, ejecución y

control de las funciones logísticas de las Fuerzas Armadas.

• Asistir en la determinación de los sistemas de

adiestramiento, material, logística e infraestructura que definan las capacidades militares establecidas comonecesariasenbasealPlaneamientoEstratégico Militar.

• Asistir en la confección y actualización de los

parámetros y criterios a ser establecidos en la Directiva de Política de Defensa Nacional que deberán orientar y dirigir el accionar de las Fuerzas Armadas respecto de la planificación, administración y empleo de los recursos materiales disponibles, así como también en las tareas de recuperación, modernización y adquisición de materiales.

• Determinarlasprevisionesycriterioseconómico-

financieros en torno a las que deberá proyectarse, elaborarseymodificarseelPlaneamientoEstratégico Militar, así como intervenir en su aprobación.

• Asistir en la evaluación de la correspondencia entre los Planes de Apoyo (PA) elevados por el Estado Mayor Conjunto y los respectivos presupuestos preliminares en el marco del planeamiento militar de corto plazo.

evaluación

de

CapacidadesMilitaresenmarcadoenelplaneamiento militar de mediano plazo.

• Entender en la aplicación, coordinación y control delSistemaIntegraldeGestióndeInversionesparala Defensa (SIGID).

• Proponer los proyectos de inversión

conformados por los organismos y entidades de la jurisdicción Defensa a excepción de las Fuerzas Armadas y el Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, según la política de defensa nacional.

• Consolidar el Plan de Inversiones de Defensa (PIDEF) tendiente a alcanzar las capacidades

• Asistir

en

la

del

Proyecto

militares determinadas como necesarias según el planeamientomilitardemedianoplazoyproponersu aprobación.

• Asistir en la administración del Sistema de

Planeamiento, Programación y Presupuestación (S3P), efectuando la centralización, coordinación y

controldelosrequerimientosmaterialesdeladefensa

nacional.

• Intervenir en la planificación y conducción del

proceso de formulación del anteproyecto de presupuesto de la jurisdicción y en el seguimiento y evaluación de su ejecución.

• Intervenir en la distribución de los recursos

presupuestarios asignados, de conformidad con las prioridades emergentes del planeamiento militar conjunto.

• Conducir el Comité de Logística Conjunta (CLC),

coordinando el desarrollo de políticas conjuntas en materia de abastecimiento, almacenamiento, transporte, mantenimiento y disposición final de los medios materiales de las Fuerzas Armadas.

• Asistir en la formulación y supervisión de la

ejecución de los programas de adquisición, modernización y recuperación de medios materiales emergentes de los requerimientos de capacidades del instrumento militar, determinando las políticas de adquisición de medios materiales para la defensa.

• Asistir en la evaluación de los procesos

administrativos de contrataciones de medios materiales de las Fuerzas Armadas que competa al

Ministro de Defensa autorizar o aprobar.

• Intervenir en la normalización y catalogación de los medios materiales de las Fuerzas Armadas.

del sistema de

aeronavegabilidad de la defensa.

• Asistir en la implementación, ejecución y control de las políticas referidas a bienes inmuebles e infraestructura de la jurisdicción.

• Asistir en la promoción, coordinación y dirección

delaelaboracióndeconveniosdecooperaciónenlas áreas logística y comercial, controlando su ejecución.

SUBSECRETARÍA DE INVESTIGACIÓN, DESARROLLO Y PRODUCCIÓN PARA LA DEFENSA

• Asistir en la formulación de políticas, planes,

programas, medidas e instrumentos para el establecimiento, puesta en marcha y funcionamiento de un Sistema Científico y Tecnológico para la Defensa,quearticuletodoslosorganismosyrecursos del sector en función de los objetivos y políticas fijadas para la jurisdicción, teniendo como meta básica elevar la capacidad nacional de generar tecnología para la defensa e incorporarla a los bienes y servicios que se producen.

• Asistir en la evaluación, acreditación y control de la ejecución de planes, programas y proyectos de investigaciónydesarrolloparaladefensaquerealicen

• Asistir

en

la

conducción

REPÚBLICA ARGENTINA

PARTE II

los institutos y organismos del área del Ministerio de Defensa y de las Fuerzas Armadas, entendiendo por proyecto de investigación y desarrollo aquel cuyo producto final resulte en un prototipo de un nuevo sistema de armas o bien la modernización de un sistema existente que exija el desarrollo de tecnologías no disponibles comercialmente.

• Asistir en la coordinación de las acciones

tendientes a asegurar continuidad de planes de

investigaciónydesarrolloparaladefensaypromover

el control de gestión los mismos.

• Entenderenlacoordinaciónydisponereldestino

final de los recursos del Fondo para la Investigación y Desarrollo para la Defensa (FONID) con el objeto de financiar el “Programa de Financiamiento de Proyectos de Investigación y Desarrollo para la Defensa”.

• Asistir en la elaboración de un plan plurianual

Científico y Tecnológico para la Defensa y sus reformulaciones, en articulación con los planes de la Secretaria de Ciencia, Tecnología y Producción para la Defensa y en el marco de las políticas formuladas por el Gabinete Científico Tecnológico.

• Asistir en la colaboración, complementación y

apoyo entre el Sistema Científico y Tecnológico para

la Defensa y el sector privado.

Asistirenelfomentodelainvestigacióncientífica

y

tecnológica de interés para la Defensa en el ámbito

educativo universitario y terciario y en instituciones

civiles, coordinando y promoviendo su cooperación con los institutos científicos y tecnológicos dependientes del Ministerio de Defensa.

• Asistirenlagestión,elaboraciónyconcreción,de

programas, acuerdos y convenios de cooperación científicaytecnológicadeempresasyorganismosde investigación y desarrollo del Ministerio de Defensa, con organismos públicos, instituciones académicas,

centros de investigación vinculados al tema, en el ámbito nacional.

• Asistir en la gestión, elaboración y concreción,

con otros países, de programas, tratados, acuerdos y

convenios de cooperación científica y tecnológica de empresas y organismos de investigación y desarrollo del Ministerio de Defensa, con intervención del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto.

• Intervenir en la administración del Régimen para

el personal de investigación y desarrollo de las Fuerzas Armadas, efectuando su calificación por jurados de adecuada jerarquía y llevar a cabo los planes de su capacitación.

• Proveer apoyo científico, cuando le fuera

requerido, para la evaluación de alternativas tecnológicas, en el marco del Sistema Integral de Gestión de Inversiones para la Defensa (SIGID).

• Asistir en la supervisión y coordinación de la

gestión de los institutos vinculados a la producción de información geográfica, meteorológica e hidrográfica.

SECRETARÍA DE COORDINACIÓN MILITAR DE ASISTENCIA EN EMERGENCIAS

• Efectuar la coordinación institucional y

despliegue de las Fuerzas Armadas, para desarrollar tareas, actividades y acciones de prevención y respuesta inmediata ante emergencias y desastres naturales.

• Entender en el alistamiento, empleo y

aprovechamiento eficiente de los medios y recursos disponibles en el Ministerio de Defensa, para la atención de situaciones de emergencias y desastres naturales.

• Intervenir,enelámbitodesucompetencia,enlas

acciones de prevención y respuesta requeridas para la protección civil de los habitantes ante hechos del

hombre y de la naturaleza, coordinando su accionar con el Ministerio de Seguridad y con los organismos con competencia en la materia.

• Efectuar el planeamiento de las medidas y

accionesnecesariasparaasistiralosentesnacionales, provinciales o privados, para hacer frente a desastres naturales o causados por el hombre y a ilícitos que

por naturaleza sean de su competencia.

• Diseñar,planificareimplementarmecanismosde

emergencia,

coordinandolaejecucióndelasaccionesprevistas,en el marco de competencias de la Jurisdicción.

• Ejecutar los protocolos de actuación coordinada

en situaciones de emergencia y catástrofe, en el marco de competencias de la Jurisdicción.

• Entender en los programas de entrenamiento

especializadodelpersonalmilitarparalaactuaciónen situaciones de emergencias o catástrofes.

SUBSECRETARÍA DE COORDINACIÓN EJECUTIVA EN EMERGENCIAS

• Asistir en la coordinación institucional y

despliegue de las Fuerzas Armadas, para desarrollar tareas, actividades y acciones de prevención y respuesta inmediata ante emergencias y desastres naturales.

• Intervenir en el alistamiento, empleo y

aprovechamiento eficiente de los medios y recursos disponibles en el Ministerio de Defensa, para la atención de situaciones de emergencias y desastres naturales.

• Asistir en la implementación de las acciones de

prevención y respuesta requeridas para la protección

civildeloshabitantesantehechosdelhombreydela naturaleza, en coordinación con los organismos con competencia en la materia, en lo que es competencia de la Jurisdicción.

• Aplicar los protocolos de actuación coordinada

en situaciones de emergencia y catástrofe, en el

marco de competencias de la Jurisdicción.

y

canalización de la ayuda recibida de terceros frente a situaciones de catástrofe o emergencias.

actuación

frente

a

situaciones

de

• Intervenir

en

la

recepción,

coordinación

SUBSECRETARÍA DE PLANEAMIENTO PARA LA ASISTENCIA EN EMERGENCIAS

• Realizar el planeamiento de las medidas y

accionesnecesariasparaasistiralosentesnacionales, provinciales o privados, para hacer frente a desastres naturales o causados por el hombre.

• Efectuareldiseñoyplanificacióndemecanismos

de actuación frente a situaciones de emergencia, coordinandolaejecucióndelasaccionesprevistas,en el marco de competencias de la Jurisdicción.

entrenamiento

especializadodelpersonalmilitarparalaactuaciónen situaciones de emergencias o catástrofes.

• Desarrollar las estrategias necesarias para definir las acciones de participación en situaciones de emergencia, en el marco de su competencia.

la

capacitación,racionalización,difusiónyoptimización del uso y empleo de los recursos humanos y

materialesdisponiblesenlaJurisdicciónparaatender situaciones de emergencias o catástrofes.

SUBSECRETARÍA DE COORDINACIÓN ADMINISTRATIVA

• Asistireneldiseñodelapolíticapresupuestariade

la jurisdicción y en la evaluación de su cumplimiento.

• Asistir en la formulación y programación de la

ejecución presupuestaria y en las modificaciones que

se proyecten durante el ejercicio financiero.

• Asistir efectuando los trámites administrativos

• Diseñar

los

programas

de

• Formular

los

planes

para

promover

necesariosparalaobtencióndelosrecursoshumanos, materiales,equipamientos,tecnológicosydetodootro insumo necesario para cumplimiento de los objetivos

y metas de la jurisdicción.

• Efectuar la coordinación administrativa de las

áreas integrantes de la jurisdicción y de las entidades

descentralizadas dependientes, así como la planificación de las actividades de administración.

• Coordinar la aplicación de la política de recursos

humanos, organización y sistemas administrativos de

la administración central de la jurisdicción.

Supervisar el desarrollo e implementación de los sistemas informáticos y de comunicaciones y sus condiciones de seguridad.

Instruir los sumarios administrativos disciplinarios.

Coordinar el despacho, seguimiento y archivo de

la

documentación administrativa, determinando para

cada trámite las unidades de la jurisdicción con responsabilidad primaria para entender en el tema respectivo.

• Coordinar las políticas de administración de los

recursos humanos de las Fuerzas Armadas, civiles y

militares.

• Coordinar el servicio jurídico, intervenir en todos

los proyectos de leyes, decretos o resoluciones que introduzcan o modifiquen normas vinculadas con la actividad sustantiva de la jurisdicción y supervisar el

accionardelosserviciosjurídicospertenecientesasus organismos descentralizados.

3.1.1 Recursos Humanos Civiles y Militares del Ministerio de Defensa

En relación a la ocupación de estos cargos ministeriales, debe señalarse que todos los niveles jerárquicos de conducción –nivel Ministro, Secretario, Subsecretario y Directores Nacionales– son desempeñados por funcionarios civiles, reafirmando de este modo el principio de conducción política de la defensa.

3.1.2 Organismos e Instancias encargadas de la Formación de Civiles en el Sector Defensa

En el marco de las responsabilidades de conducción del sector, existe como importante objetivo institucional el relativo a la consolidación de la aptitud de los recursos humanos requeridos para la adecuada gestión y gerenciamiento de las cuestiones inherentes a la Defensa Nacional.

La “educación para la defensa” comprende los niveles de formación, capacitación y perfeccionamiento del personal militar y civil del Ministerio de Defensa y de las Fuerzas Armadas.

REPÚBLICA ARGENTINA

PARTE II

En este contexto, la formación de civiles para la Defensa tiene por objeto el fortalecimiento de la capacidad de gerenciamiento civil de la Política de Defensa, mediante la formación de civiles que atienda a la especificidad de las distintas responsabilidades de la conducción de la jurisdicción: el objetivo es la formación de profesionales con capacidades técnicas de gestión, gerenciamiento y administración del sector, con el conocimiento necesario de todas las dimensiones constitutivas de la defensa y de lo militar.

De conformidad con los mencionados objetivos, la Subsecretaría de Formación del Ministerio de Defensa es el órgano jurisdiccional responsable de a) la formulación de políticas de enseñanza, formación y capacitación para la defensa nacional, en sus

dimensiones civil y militar, y en todos sus niveles; b) de participar y colaborar en la dirección y coordinación del funcionamiento de los establecimientos de formación y capacitación de las Fuerzas Armadas; c) del manejo de las relaciones con otros países

e instituciones y organismos internacionales en lo que respecta a cuestiones atinentes

a la educación, cultura, ciencia y tecnología de la Defensa; y d) de la asistencia al

Ministro de Defensa en las cuestiones atinentes al diseño de las políticas educativas del sector, tanto en lo que toca a la formación del personal militar como civil de la Defensa.

La Subsecretaria de Formación cuenta como instancias institucionales especializadas que le dependen a la Dirección General del Instituto Universitario de las Fuerzas Armadas y a la Escuela de Defensa Nacional.

La Dirección General de Instituto Universitario de las Fuerzas Armadas es responsable de intervenir en la formulación de las políticas de capacitación y formación de las

Fuerzas Armadas y de realizar la supervisión, evaluación y certificación de la capacitación permanente llevada a cabo en los organismos educativos correspondientes de cada una de las Fuerzas. Asimismo, participa en la formulación y control de la ejecución de planes y programas de estudio, siendo también instancia institucional encargada de

la articulación entre los Institutos Universitarios de las Fuerzas Armadas y las políticas

del Ministerio de Defensa, así como de la integración de los Institutos Universitarios de las Fuerzas Armadas entre sí y de éstos con el Sistema Educativo Nacional.

La Escuela de Defensa Nacional, por su parte, constituye el centro de la especialización civil en materia de Defensa. Tiene como responsabilidad primaria proporcionar la enseñanza fundamental e interdisciplinaria, de nivel universitario, a cursantes de los sectores público y privado, así como desarrollar estudios e investigaciones sobre estrategia, planeamiento estratégico y defensa nacional. Cuenta con una oferta académica específica y especializada en la materia, destinada a profesionales de carreras afines o militares con título de Oficial de Estado Mayor o equivalentes, argentinos y extranjeros, interesados en profundizar su formación y desarrollarse en la especialidad.

La Escuela de Defensa Nacional imparte en el nivel de maestría y posgrado la “Maestría en Defensa Nacional” y la “Carrera de Especialización en Gestión para la Defensa”: ambos cuerpos conceptuales apuntan a la formación de expertos en el área de Defensa y especialistas focalizados en temas referentes a la Defensa Nacional –gobierno

y organización de la Defensa, defensa y seguridad internacional, relaciones

internacionales, geopolítica, planeamiento de la Defensa, economía de la Defensa, derechos humanos y derecho internacional humanitario, administración de la Defensa, ejecución y evaluación de políticas públicas en la materia, entre los contenidos más

importantes–.

3.2 Instrumento Militar de la Defensa

Las Fuerzas Armadas de la Nación constituyen el Instrumento Militar de la Defensa Nacional, ello es, el componente militar del Sistema de Defensa de la República Argentina, cuya misión es la defensa de la Nación ante agresiones externas militares estatales.

Esta definición se halla fundada en una particular concepción de las Fuerzas Armadas y de sus respectivas misiones y funciones. Tal concepción entiende e implica un determinado paradigma de defensa y de organización militar, cuya característica central

es el de un modelo integrado de organizaciones militares específicas, viabilizado en la

acción militar conjunta como sinónimo de toda y cualquier acción militar, principio éste que explica que la actividad militar deba entenderse necesariamente como integrada incluso en aquellos casos en los que por el ámbito específico en que ésta se desarrolle y/o por las características propias de la operación, la misma deba ser ejecutada por una Fuerza de manera exclusiva, al tiempo que dicha acción se apoya y despliega sobre el diseño y la realización integrada de todas aquellas actividades intrínsecas y esenciales a cualquier estructura militar –como son las relativas al planeamiento, el adiestramiento y la doctrina militar– y, particularmente, sobre una instancia militar unificada de naturaleza conjunta –el Comando Operacional de las Fuerzas Armadas– sobre la que descansa excluyentemente la responsabilidad de la ejecución de toda operación militar en tiempos

de paz.

La Política de Defensa concibe y define a su Instrumento Militar como una instancia integrada que –compuesta por cada una de las respectivas Fuerzas– implica ineludiblemente el accionar de cada una de las instancias específicas en base al principio rector de accionar militar conjunto, el que para su efectiva concreción supone y contiene entre sus axiomas fundamentales a los de doctrina militar conjunta, planeamiento militar conjunto, adiestramiento conjunto, máxima integración de Fuerzas y de capacidades operativas y unidad de uomando –Comando Operacional Conjunto–.

El principio de conducción política efectiva de la totalidad de las cuestiones que

hacen a la Defensa Nacional, a la Política de Defensa y a la derivada Política Militar completa esta concepción acerca del Instrumento Militar de la Defensa, en tanto el

REPÚBLICA ARGENTINA

PARTE II

mismo implica y determina que las Fuerzas Armadas son componentes instrumentales de un sistema que no se agota en ellas y que encuentra en el nivel de conducción estratégico nacional la instancia del más alto nivel de la Defensa y del Sistema de Defensa de la Nación Argentina.

El Instrumento Militar de la Defensa Nacional se haya conformado por las Fuerzas

Armadas de la Nación, entendiendo como tales al Ejército Argentino, la Armada Argentina

y la Fuerza Aérea Argentina, concebidas como única instancia integradora de las formas

y modalidades de acción propias de cada ambiente operacional y conformadas por medios humanos y materiales orgánicamente estructurados a efectos de viabilizar su

empleo conforme al Planeamiento Militar Conjunto para el logro y cumplimiento eficaz