Sie sind auf Seite 1von 2

HUMANISMO: Gabriel Portilla

Psicología existencial: existimos tanto animales como personas, pero nos distinguimos en la pregunta
¿quién soy? ¿me gusta lo que soy o cómo soy? Cuando me cuestiono lo hago desde si siento plenitud o
conformidad con mi vida. Al preguntarme oriento mi plenitud

Fenomenología (dimensiones)

1. Corporal: fáctico y concreto


2. Psíquico: vivencial y de valor
3. Personal: de las decisiones
4. Auto-trascendencia: espiritual y de sentido

1.- ¿Puede mi cuerpo sostenerme a mí? Estoy dando por hecho que mi cuerpo me sostiene. En clínica
hay personas que sostienen la imposibilidad de ser -en cuanto mi vida es amenazada- y ahí emerge la
angustia en la restricción de la respiración, no hay suficiente espacio. Sobrevienen reacciones de coping
(huida, lucha, parálisis/agresión)

La angustia viene a decirme que algo está sucediendo, por lo que hay que dar soporte y proteger para
sostenerme. El segundo trabajo implica tener espacio, poder respirar en mí y a su vez tener un espacio
al cual volver, un piso y un techo en el cual sostenerme.

“No voy a perderme en esta tristeza. Yo puedo sostenerme”

2.- Yo estoy vivo, pero me gusta mi vida. El estar vivo tiene que ver con la vivencia. La insatisfacción no
es tanto un problema, sino un aviso. Desde el existencialismo yo construyo experiencia. El ser humano
es un ser que siente y luego razona. ¿Lo que realizo lo hago con agrado? Me apruebo en donde estoy. Si
no me gusta me retiro. El depresivo se recoge en sí. Puede aparecer la agresión como rabia para
despertar y poner límites. Finalmente se puede dar una resignación, por lo que se necesita saber cuán
cercano se puede traer a la vida, dar tiempo para mirarse y vivenciarse.

“Relacionarme significativamente con la vida y con otros”

3.- Yo como ser humano decido ser persona, además de mis reacciones puedo trascender los impulsos,
decidir sobre ellos y trascender. ¿Me puedo permitir ser auténtico conmigo y con los demás? Implica
tomarse en serio. Si no puedo ser, me aparto y no participo. También podría sobreactuar para no ser
descubierto (Individuación, disociación o posición de muerto donde se va apartando, Jung) Decidir a lo
que yo he dicho sí. Sé lo que me sucede, pero no soy auténtico, huyo, me reprimo.

“El encuentro conmigo mismo surge cuando me aprecio, surge la autoestima”

4.- ¿Para qué estoy yo en esta vida? Hay un sentido por el que estoy aquí y para el cual soy bueno. No
debiese pedirle a la vida que me diga y me dé, mientras que sí debería preguntar que es lo que la vida
espera de mí. Dar algo al mundo, aportar a este planeta me llena de sentido y aparece el bienestar y en
caso contrario el vacío, me entrego a cosas superficiales, fanatismo, sarcasmo y nihilismo.
Anexo:
Karl Jaspers “la manifestación de la convivencia está mientras hay conciencia, es decir, el dolor que viene
de la separación es la última expresión de la comunicación”