Sie sind auf Seite 1von 1

Beneficios de la túa-túa

La túa-túa puede ser usada como antibiótico casero para un sinfín de dolencias,
obteniendo la misma efectividad que un antibiótico farmacéutico. Entre las
propiedades medicinales que esta planta tiene, destaca que sus hojas son
especiales para problemas de amígdalas, garganta y laringe.
Ricardo Berroterán |
drberroteran@gmail.com
3 Jul, 2018 | Nuestra bella y agraciada Isla contiene plantas medicinales o superiores, como dicen
algunos autores para diferenciarlas del resto de la plantas no terapéuticas, que crecen espontáneamente en
su amplia geografía y no se observan fácilmente en otras latitudes, inclusive venezolanas. Una de ellas es la
túa-túa, arbusto de tamaño mediano cuyas hojas pueden ser blancas o moradas y que crecen en los pueblos
y en Porlamar hasta en terrenos baldíos; así será de resistente y fuerte esta cualidad, la cual transmite al
cuerpo humano.
Esta cualidad de la cercanía al mar, junto a su coloración morada, le confieren características purificadoras
beneficiosas a los órganos y sistemas relacionados con el agua, la vejiga, los riñones y los órganos tanto
masculinos como femeninos. Esto es una actividad fundamentalmente antibiótica, bacteriostática y diurética,
eliminadora de bacterias y toxinas existentes en diversas patologías de estos órganos.
La túa-túa puede ser usada como antibiótico casero para un sinfín de dolencias, obteniendo la misma
efectividad que un antibiótico farmacéutico. Entre las propiedades medicinales que esta planta tiene, destaca
que sus hojas son especiales para problemas de amígdalas, garganta y laringe.
También se extiende sus efectos sobre los cólicos menstruales y las endometritis agudas y crónicas,
reduciendo las infecciones que pudiesen aparecer. En esta misma tónica pero aplicable al hombre, combate
con éxito infecciones recurrentes en las vías urinarias, la próstata y las orquitis e infecciones de las viás
espermáticas. Todo este amplio espectro conlleva a la posibilidad del tratamiento de diversas enfermedades
venéreas con éxito, sustituyendo la ausencia de los antibióticos alopáticos y de laboratorio, bastante
ausentes de la disponibilidad comercial. Esto vale para cistitis, pielonefritis y prostatitis.
Localmente sobre las mucosas de piel externa e interna, una vez preparada su infusión, puede servir para
infecciones específicas de llagas, úlceras en piel como las de origen diabético, mal aliento, infecciones
bucales, herpes en cualquier sitio, quemaduras, lavados oculares y cicatrizante de heridas. Se puede utilizar
como gargarismos para la garganta y para lavados nasales en sinusitis.
Se podrían resumir sus acciones como diurético, antibiótico, antiespasmódico, antidiabético y hasta
antiasmático al tratar la rinosinusitis que casi siempre es su causa fundamental. Existen enfermedades
crónicas de bastante intensidad en las cuales pudiesen intervenir como la insuficiencia renal, el edema agudo
de pulmón, la cirrosis hepática, la anasarca o retención de líquidos en todo el cuerpo desde los pies hasta los
pulmones pasando por las piernas y el abdomen.
En fin, es increíble notar como en estos tiempos de difícil acceso a medicamentos de laboratorio, podemos
contar con este maravilloso recurso, claro, siempre bajo la orientación de un naturista o médico competente
experto en el manejo de las plantas medicinales, que la sepa combinar con otras plantas resonantes en otros
sistemas participantes en la condición de enfermo en la que tiende a colocarse el ser humano.