Sie sind auf Seite 1von 3

Estudio de Método y tiempo (yessica)

El estudio de métodos; permite analizar el proceso para mejorarlo y determinar el mejor


método de hacer el trabajo.

Actualmente, las organizaciones, independientemente de su tamaño y del sector de


actividad, han de hacer frente a mercados competitivos en los que han de conciliar la
satisfacción de sus clientes con la eficiencia económica de sus actividades.

El estudio de tiempos; es una técnica empleada para registrar los tiempos y ritmos de
trabajo de las fases que componen el proceso de producción. Es necesario ejecutar este
registro de una forma determinada y mediante unas técnicas concretas.

Consiste en medir el tiempo de una tarea de manera cuidadosa mediante, ajustando para
cualquier variación observada y así establecer el tiempo estándar tanto para piezas, como
para otras actividades: retrasos, averías, descansos.

Las 8 etapas del estudio de métodos: (yohalvis)


1. Seleccionar el proceso a estudio.
2. Registrar el trabajo a estudiar definiendo sus límites en una directa observación de
los hechos relevantes relacionados con ese trabajo y recolectar de fue apropiadas
los datos adicionales que sean necesarios.
3. Registrar el trabajo a estudiar definiendo sus límites en una directa observación de
los hechos relevantes relacionados con ese trabajo y recolectar de fuentes
apropiadas los datos adicionales que sean necesarios.
4. Establecer buscar el método más práctico, eficaz y económico métodos mediante
las personas concernidas.
5. Evaluar diferentes opciones para realizar un nuevo método comparando la relación
costo-eficacia entre el nuevo método actual.
6. Definir el método nuevo en forma clara a personas que puedan concernir Quien lo
va a hacer (Dirección, capataces y trabajadores).
7. Implantar el nuevo método con una práctica normal formando todas las personas
que han de utilizarlo.
8. Controlar La aplicación del método nuevo para evitar el uso del método.
Elementos del estudio de tiempos (Leo)

Al concretar la totalidad de la operación como si fuera un solo elemento, no resulta


suficiente para el estudio de tiempos la mejor forma de describir la operación, es
dividiendo en elementos definidos, mensurables y describir cada uno de estos por
separado.

Los elementos por naturaleza en el ciclo de trabajo los podemos clasificar en los siguientes
tipos:

a. Elementos de repetición o ciclo: Son aquellos que se presentan una o varias veces
en un ciclo de la operación o del trabajo estudiado.
b. Elementos constantes: Son elementos que se localizan en varias operaciones de la
planta y que tienen características semejantes ósea son aquellas cuyo tiempo de
ejecución es siempre igual.
c. Elementos variables: Son aquellos cuyo tiempo de ejecución cambia según ciertas
características del producto o proceso como de dimensiones, peso, calidad etc.
d. Elementos casuales o contingentes (o cíclicos): Son los que no aparecen en cada
ciclo de trabajo sino a intervalos tanto irregulares pero que son necesarios para la
operación generalmente en forma periódica.
e. Elementos extraños: Son los observados durante el estudio y que al ser analizado
no resultan no ser una parte necesaria del trabajo.

Técnicas de medida: el cronometraje industrial (Luis)

Mediremos cada una de los tiempos por medio de un cronómetro.

Para registrar tiempos, se debe elegir un operario medio, es decir, ni el más eficaz, ni el
más perezoso. También se pueden realizar varias mediciones de trabajo a varios operarios
distintos.

Se debe cronometrar el tiempo del proceso completo, desde que empieza hasta que
termina, así como elemento a elemento, para comprobar después si coincide la suma
total.

Es muy importante no quedarnos solo con el tiempo si no el horario en el que se realiza


esta medición por si fuera necesario un estudio de la fatiga.

Hojas de tiempo

Este estudio lo llevaremos a cabo mediante hojas de tiempos. Una hoja de tiempos es un
documento en forma de tabla que pone en relación procesos y elementos con periodos o
tipos de tiempo y ayuda a la compilación y al análisis de los datos que se recojan. También
es posible que incluya una columna observaciones para que el encargado de su
elaboración detalle alguna consideración.

Debe recopilar datos de tiempo de ciclo, tiempo por movimiento y tiempo por elemento.

Tiempo estándar y ritmo de trabajo

Una vez cronometrados todos los tiempos y recogidas en las hojas de tiempo, pasaremos
a calcular tiempo, más concretamente el tiempo estándar para cada uno de los procesos.

Cuando hablamos de tiempo estándar nos referimos al tiempo que tardamos en nuestra
producción eliminando la variabilidad, en condiciones normales y estándar, es decir, sin
imprevistos.

Una vez calculado el tiempo estándar, se obtendrá un ritmo de trabajo, que podrá ser
utilizado para establecer un tiempo mínimo exigible al trabajador, así como un tiempo
óptimo para implantar un sistema de incentivos.