You are on page 1of 13

INTRODUCCIÓN

La política monetaria de Australia tiene un importante papel en su


economía debido a sus objetivos que son de mantener la estabilidad de
su moneda, el empleo lleno en Australia, la prosperidad economía y el
bienestar de su gente; en general su objetivo principal es controlar la
inflación.
OBJETIVO GENERAL

• La política monetaria es una política económica que usa la


cantidad de dinero como variable de control para asegurar y
mantener la estabilidad económica.

Desventajas

• Keynes dice que en un caso de recesión y con tipo de interés muy


bajo, puede pasar que la demanda de dinero sea totalmente
inelástica (curva vertical en las gráficas de arriba). En ese caso,
una política expansiva que aporte dinero al mercado no hará
cambiar el tipo de interés, por tanto será inefectiva.

• Para los keynesianos, el hecho de bajar los tipos de interés no


implica necesariamente un aumento en las inversiones; consideran
que la inversión depende más de las necesidades y expectativas
que del tipo de interés.

• La velocidad de circulación del dinero (V) se supone constante en


la relación M*V=P*Q, pero de hecho, aumenta cuando hay
expansión y se reduce si hay recesión.

Ventajas

• Estabilidad del valor del dinero.

• Plena ocupación o pleno empleo (mayor nivel de empleo posible).

• Evitar desequilibrios permanentes en la balanza de pagos


OBJETIVO ESPECIFICO

POLITICA MONETARIA EN EL AÑO 2002

Se aprecia que en el presente año que las perspectivas para la economía


se han desarrollado en dos fases bastante distintas; una primera mitad
del año con un optimismo emergente, con la mayor parte de
observadores que esperan una recuperación gradual en la economía
global, en particular en Los Estados Unidos, pero también en las partes
del Este de Asia y, a un grado menor, en el área europea. En la
segunda mitad del año, sin embargo, hubo una considerable
incertidumbre, ya que no se estimaba si el crecimiento será sostenido.

EL Mercado financiero australiano no ha sido inmune de acontecimientos


internacionales, ya que, los precios de las acciones en Australia se han
caído los seis meses pasados así como las tasas de interés, tanto el
corto plazo como de largo plazo, se han adaptado abajo, a pesar de ello
mercados domésticos financieros siguen mostrando más estabilidad
reflejando el camino más estable de economía.

2003

La situación, para la economía global y las perspectivas de crecimiento


siguen mejorado bastante después de un período de deterioración en la
primera mitad del año.

Tenemos que tomar en cuenta las economías extranjeras tales como:


los Estados Unidos cuyas condiciones parecen favorables a la
recuperación sus ajustes en la política fiscal y monetaria son sumamente
expansionistas, vamos a observar que otras economías han realizado
cambios, aunque menos eficientes en el área europea. En el Este de
Asia, crecimiento en un número de pequeñas economías de la región,
mientras China sigue creciendo en un paso rápido.

El Banco Central ha determinado la postura de política monetaria


durante los últimos años para ser expansionista, la perspectiva para
inflación sobre los siguientes restos de año bastante benigno, debido a
los efectos asumidos de la tasa de cambio más alta. Pero una tasa de
cambio creciente no puede ser confiada en controlar la inflación el medio
plazo.

2004

La economía australiana ha seguido funcionando bien durante 2004,


mantenimiento de inflación baja. La economía se ha beneficiado de un
generalmente favorable ambiente internacional y precios crecientes en
materias primas. La subida repentina en precios de petróleo durante
meses recientes ha surgido como un factor de humectación posible para
el crecimiento global, pero los efectos en esta etapa son difíciles de
predecir.

La recuperación en los Estados Unidos, el empleo aumenta en un paso


estable, otras partes de la economía global siguen experimentando
condiciones generalmente fuertes. La economía china se amplía
rápidamente. El crecimiento en las más pequeñas economías de Asia del
Este ha sido fuerte durante el año pasado, mientras el área europea
sigue su recuperación gradual.

Mientras la subida de precios de petróleo este año ha atraído la mayor


atención, también hubo aumentos fuertes de precios para una amplia
gama de otras materias primas, minerales. El índice de metales de base
de RBA, por ejemplo, ha aumentado por casi el 30 por ciento en divisas
durante el año pasado, hubo aumentos sustanciales de precios de
mineral de hierro y el carbón. Para un exportador en materias primas
como Australia esto representa un empujón significativo en términos del
comercio y así proporciona un estímulo hacia ingresos y gastos.

En particular, los restos de mercado de parte australianos, muestran


considerable mejora en otros países, y el Dólar australiano se han
elevado considerablemente durante meses recientes, la tipo de cambio
tiene fuerza en mercados de materia prima globales. Otras economías
con exposición a materias primas - Canadá, Nueva Zelanda y Sudáfrica -
sus divisas también se han elevado más que el dólar de los Estados
Unidos.

El crecimiento total de la economía ha permanecido sumamente


dependiente de la demanda domestica, con la recuperación esperada en
exportaciones de servicios han recogido durante el año pasado, fuerte
crecimiento en la inversión. La inflación muestra una gradual
disminución, reflejando el impacto rezagado de la apreciación de tipo de
cambio esto ocurrió durante 2002 y 2003.

En resumen, la información que se hace disponible durante meses


recientes ha seguido indicando una combinación favorable de
circunstancias para la economía australiana. En particular, condiciones
financieras permanecen moderadas, el ambiente internacional
económico es propicio para el crecimiento en Australia, con la
recuperación global y precios fuertes en materias primas, aunque la
inflación sea relativamente baja actualmente. En consecuencia mientras
no hay ninguna necesidad apremiante de tasas de interés más altas en
esta etapa, esto sigue apareciendo probable que la economía requerirá
de interés más alto tarifas en alguna etapa de la extensión corriente, se
seguirá supervisando acontecimientos y hacer tales ajustes a la política
como puede ser requerido para promover el crecimiento sostenible de la
economía con la inflación baja.

2005

La situación global económica sigue proporcionando un ambiente


favorable para la economía australiana. La mayor parte de regiones del
mundo experimentan crecimiento bueno económico este año, con los
Estados Unidos y China en particular realización fuerte. Hubo una mejora
notable de condiciones en Japón, donde los gastos por negocios y
consumidores se han reforzado y hubo buen progreso en los excesos de
balance esto había obstaculizado el crecimiento en el pasado. En otra
parte, el crecimiento sólido es registrado en la región de Asia de Este y
en las economías emergentes de los Orientales Europa y América Latina,
con el área europea el único significativo débil punto actualmente.

Los precios mundiales de petróleo, carbón, hierro y una gama de otros


recursos se han elevado bruscamente por consiguiente el crecimiento
fuerte en demanda global. Estas tendencias son la ventaja de Australia,
suministro de un empujón sustancial a los términos del país de comercio
y de ahí teniendo una influencia expansionista sobre ingresos domésticos
y gastos.

El resultado neto es aquel crecimiento de la economía en general ha


permanecido bastante sólido, mientras hubo un cambio significativo en la
composición de demanda y oferta australiano. Crecimiento en ingresos
de casa y gastos sigue siendo apoyado por crecimiento fuerte en empleo
y verdaderos salarios, y por recortes fiscales recientes.

En contraste con el sector de casa, el nivel alto de precios en materias


primas, que ha estimulado la inversión en el sector de minería y en
fabricación relacionada con el recurso e infraestructura proyectos. Sin
embargo, el crecimiento en la inversión ha sido bastante ampliamente
basado, con los indicadores avanzados de intenciones de la inversión
que indican más lejos crecimiento sólido. Esto no es sorprendente en un
ambiente donde negocios, a excepción de fabricantes expuestos por
comercio, generalmente experimentan condiciones de comercio buenas,
los altos niveles de utilización de capacidad y fuerte la rentabilidad, una
situación que también ha sido reflejada en una parte fuerte mercado.

El hecho que IPC se ha movido no hace de sí una respuesta de política


monetaria, pero necesidades para ser colocadas en el contexto del
marco de política monetaria en términos medios. Mientras el objetivo de
inflación de Australia es especificado en términos de IPC, el marco de
política permite la flexibilidad para mirar la volatilidad causada por
choques temporales a precios particulares, más allá de cualquier
influencia temporal. En la fabricación de esta evaluación, medidas de
inflación subyacentes pueden servir como un indicador útil sumario de
tendencias corrientes. la evaluación es que inflación subyacente probable
aumente gradualmente durante el año que viene, reflejando varias
fuerzas. Los efectos del período más temprano de apreciación de tasa de
cambio detienen los precios de importación, los bienes en el IPC han
comenzado a ir a la deriva encima de. Condiciones de mercado de
trabajo contribuyen a una recogida gradual en el crecimiento de salario, y
gastos de negocio también están siendo hechos subir por los mayores
precios de combustible y otras materias primas, la subida de la inflación
será relativamente.

Condiciones financieras no aparecen inhibir el crecimiento en la


demanda y oferta. Tasas de interés para el negocio y prestatarios de
casa, reflejando la compresión continuada de márgenes de tasa de
interés para estos prestatarios. El crecimiento en el crédito al sector de
casa ha aliviado atrás del excepcionalmente paso rápido visto hace un
par de años, reflejando la refrigeración en el australiano alojamiento de
mercado y el acercamiento más cauteloso a gastos y balance la
extensión que las casas ahora parecen haber adoptado. Al mismo
tiempo, el crecimiento de crédito a negocios ha estado recogiendo
después de un número de años en el cual había sido excepcionalmente
bajo.

En resumen, la situación económica internacional es favorable para el


crecimiento de Australia, mientras la economía doméstica seguía
funcionando en un relativo nivel alto de utilización de capacidad. El
crecimiento de la demanda y la oferta permaneció sólida, pero había
aliviado atrás del pico visto en años recientes, pero debido a que la
inflación se acerco al 3%, la política tiene que ser sensible cierto ajustes
que puedan garantizar y promover el sostenible crecimiento de la
economía con una inflación baja.

POLITCA MONETARIA 2006 - 2009

La mayor parte de expectativas consisten en que la economía mundial


seguirá creciendo en un paso por encima de la mitad del año pasado,
aunque no exactamente tan fuerte como en 2006. Mientras el crecimiento
en los Estados Unidos se ha moderado recientemente, condiciones
fuertes económicas generalmente prevalecen en otras partes del mundo.

El crecimiento en la economía china ha dejado susodicho el 10 por ciento


y hubo una mejora significativa de condiciones en el área europea desde
el principio del año. La extensión en Japón sigue, e índices de
crecimiento fuertes están siendo vistos en una gama de economías
emergentes en Asia y en otra parte.
El crecimiento de la economía australiana durante el año pasado ha sido
conducido por gastos domésticos, que han seguido siendo aumentados
por el efecto de los términos crecientes del comercio. La fuerza total en
gastos domésticos ampliamente ha sido reflejada en la demanda de
finanzas, que ha visto el crédito total que crece rápidamente durante el
año pasado en una tarifa del 14 por ciento pero, por otro lado, hay
algunos signos que esto ahora puede comenzar a moderarse.

La extensión económica de Australia ahora ha alcanzado una etapa


madura en la cual recursos antes no usados productivos
considerablemente han sido empleados de nuevo. En estas
circunstancias, no es sorprendente que el índice de crecimiento de la
economía en años recientes ha tendido a ser un poco inferior que era
típico antes en la extensión. Aún así, el empleo ha estado aumentando
en una tarifa bien arriba la tendencia durante el año pasado y la tarifa de
paro ha alcanzado mugidos de 30 años. La demanda fuerte del trabajo
también ha sido evidente de informes de enlace y otros indicadores como
el nivel alto de puestos vacantes de trabajo y la alta proporción de firmas
en revisiones relatando la dificultad que obtiene el trabajo conveniente.

Mirando delante, y teniendo en cuenta los efectos probables de los


cambios a la política monetaria este año, la evaluación del Banco es que
pueden esperar que la demanda doméstica registre el crecimiento
moderado durante el próximo año o dos.

La información reciente sugiere poca razón de cambiar la evaluación más


temprana del Banco puesto que la inflación subyacente continua
manteniéndose en un 3 por ciento. Por otro lado, algunas perspectivas
han anunciado que esta inflación subyacente ha sido mejorada por las
acciones de política tomadas este año. El Banco seguirá, durante los
meses delante, evaluar si estas acciones son suficientes para alcanzar el
objetivo de inflación del 2-3 por ciento con el tiempo.

Durante el 2007 el crecimiento económico fue fuerte, alcanzando el PIB


real de 3,9%, el cual estuvo impulsado por el consumo doméstico. Los
ingresos familiares crecieron y las compañías siguieron con sus
programas de inversión, principalmente en el sector primario. La fuerte
demanda mundial de mineral de hierro dirigida por los emergentes países
asiáticos, permitirá a las compañías del sector continuar invirtiendo a
pesar de las rigurosas condiciones del crédito

Teniendo en cuenta el actual panorama de incertidumbre en la economía


mundial, caracterizado por un incremento de los precios del petróleo y de
los alimentos y de una crisis financiera que se expande por toda la
economía mundial, la economía australiana no está exenta de esas
afectaciones.
Como consecuencia, del incremento del precio del petróleo y de los
alimentos en el mercado mundial, la economía australiana está
experimentando una ralentización en sus ritmos de crecimiento, aunque
se pronostica que alcance tasas que oscilen entre el 3,3% y 3,2%
durante el presente año y el 2009. Para el año en curso el nuevo
gobierno ha anunciado un incremento de los gastos públicos,
especialmente en salud, educación e infraestructuras de puertos, los
cuales deben estimular la demanda interna.

El mercado laboral se comportó durante el 2007 con una tasa de


desempleo del 4,3%, ubicando al país por debajo de la media de los
miembros de la OCDE. En los últimos cinco años, de 2002 a 2007, el
número total de empleados creció un 10% hasta llegar a 10.300.000;
esto se debe a un crecimiento tanto del empleo a tiempo completo
(10,2%), como a tiempo parcial (9,6%). Entre los principales problemas
que enfrenta están la escasez de mano de obra y el envejecimiento de la
población.

En las últimas décadas, Australia ha tenido que vigilar el déficit el


comercio a causa de la elevación de las importaciones, alcanzando en el
2007 el 1% del PIB nominal, aspecto que ha tenido un mayor efecto con
el incremento de los precios del petróleo.

Como se sabe, por lo mencionado en el texto del año 2006, la inflación


es uno de los principales problemas a los que se enfrenta la economía
australiana, con un incremento de la misma del 0,9 % en el último
trimestre de 2007, situándose a final de año en el 3%. La inflación
subyacente fue incluso superior, incrementándose 1,1% en el último
trimestre, lo que supone un incremento anual del 3,8%, por encima de la
banda objetivo del 2-3% fijada por el Banco Central Australiano.

De otro lado, el buen desempeño de la economía australiana, es


atribuido por los principales organismos financieros internacionales a los
“efectos positivos de estas reformas de carácter neoliberal”. Se considera
que la adopción en 1983, de un tipo de cambio flotante mejoró la
estabilidad de la economía, pues le permitió hacer frente con una
flexibilidad mayor a los diversos choques externos a que estuvo expuesta
y facilitó la implementación de ciertas reformas.

Como resultado del proceso de globalización, los desequilibrios del


sistema financiero norteamericano y europeo se han trasladado a la
economía internacional y Australia no está exenta de los efectos de la
crisis.
Al finalizar el 2007, se comenzaron a apreciar los primeros síntomas al
interior de su sistema financiero. El mercado australiano comenzó a
demandarle al banco aceptar depósitos que antes hacían con otras
compañías, otros que utilizaban pequeños prestamistas ahora solicitaban
al banco préstamos para seguros. Estas demandas coincidieron con la
reducción del financiamiento exterior del banco australiano, que depende
en este sentido de la oferta del mercado de capital norteamericano,
europeo y del japonés.

Por último, finalizando el 2007, los bancos australianos incrementaron


sus tasas de interés, lo que le facilitó obtener un nuevo financiamiento
del exterior, disminuyendo los riesgos para el crédito. Al mismo tiempo,
durante los primeros tres meses del 2008, los bancos australianos
habían ofrecido más créditos al exterior que en ningún otro período
anterior.

Durante el 2008 se generó muchas tensiones en las economías del


mundo debido a que muchos de sus grandes bancos habían quebrado,
es decir sus sistemas financieros estaban debilitados como consecuencia
de la crisis mundial. Por ello, los gobiernos en el mundo entero tomaron
un número de medidas directas para reforzar sus sistemas financieros

Las autoridades de los EU han puesto en el lugar un plan apuntado a la


inyección de la capital y la compra del activo apenado de instituciones
financieras, y han anunciado un número de medidas para apoyar otras
partes del sistema financiero incluyendo el mercado de dinero fondos
mutuos, el mercado comercial de papel y las divisas cambian el mercado.

Los gobiernos en Europa han anunciado las inyecciones sustanciales


directas de capital en sus sistemas bancarios. Además, un número de
gobiernos en el mundo entero, incluyendo en Australia, han tomado
medidas para aumentar la protección para depósitos de venta al público
y ofrecer garantías a varios tipos de prestar al por mayor. Tras estas
medidas, hubo algunos signos de mejora de condiciones en mercados de
crédito globales, aunque el sentimiento permanezca frágil. A lo largo de
este período, los mercados de crédito en Australia generalmente seguían
sufriendo menos dislocación que ha ocurrido en otros países.

La perspectiva ha cambiado considerablemente desde el tiempo del


agosto la Declaración. Las condiciones en mercados financieros, tanto a
escala mundial como en el interior del país, han empeorado en un
número de aspectos claves. Esto ha incitado medidas a proporcionar el
apoyo a instituciones financieras en algunas economías principales, así
como medidas para garantizar responsabilidades bancarias tanto en el
interior del país como en el extranjero. También hubo una deterioración
significativa en la perspectiva para el crecimiento global. Los mercados
de materia prima se han debilitado materialmente, que ha contribuido a
una depreciación aguda del Dólar australiano. La política monetaria ha
sido aliviada en muchos países, y medidas expansionistas fiscales
también han sido tomadas en algunos países.

La economía global crece otra vez después de la contracción


bruscamente a finales del año pasado y en la temprana parte de 2009.
Hubo alguna recuperación en el comercio mundial y la mayor parte de las
economías principales ahora contemplan se amplía. La aversión de
riesgo que era tan evidente antes en el año, en particular en mercados
financieros, ha disminuido y la confianza gradualmente vuelve.

La economía australiana durante el año 2009 se caracterizó por:

Las condiciones económicas en Australia han sido más fuertes. Esto es,
la confianza se mejoro notablemente a pesar de la crisis financiera
estallada el año pasado.

La inversión en Australia también se ha mantenido firme

La inflación sigue disminuyendo gradualmente al igual que las


expectativas del Banco Central

Por último, el Banco Central seguirá supervisando acontecimientos


minuciosamente y pondrá la política monetaria para promover el
crecimiento sostenible en la economía australiana y guardará la inflación
compatible con el objetivo en términos medios.

La inversión en Australia se ha mantenido firme y se espera que la para


el 2010 sea más fuerte.
JUSTIFICACIÓN

La crisis mundial genero grandes cambios en la economía mundial, en


respuesta Australia en relación como mitigar el impacto negativo ha
puesto en marcha un plan de política monetaria.

Actualmente ya se observan comportamientos distintos entre los Bancos


Centrales (BC) del mundo. Los BC de Israel, Australia y Noruega han
comenzado a restringir las condiciones monetarias, aumentando las
tasas de interés. En contraste, en Estados Unidos la Reserva Federal
prevé mantener durante un periodo prolongado de condiciones
monetarias relajadas.

Desde la perspectiva del Banco Central de Australia, el crecimiento de la


economía mundial, y las actuales políticas de estímulo macroeconómico
están generando un nivel de demanda agregada doméstica que crea un
riesgo significativo al objetivo de inflación de mediano y largo plazo.
Después de atravesar la recesión mundial del año pasado con muy poco
daño, la situación macro de esta economía se caracteriza por altos
niveles de confianza de los consumidores, rápido incremento en la
utilización de la capacidad instalada, tasa de desempleo mayor al
promedio histórico pero a la baja, crecimiento superior al potencial.

Australia ha sido el único país desarrollado que no ha visto su PIB en


índices negativos en el último año, mostrando una fortaleza que ha
sorprendido a su propio Gobierno. Los medios locales describen lo
sucedido como «la gran escapada», y no pocos atribuyen el mérito al
propio Stevens, uno de los primeros gobernadores bancarios en bajar los
tipos y el primero en subirlos ahora (un 0,25%, hasta el 3,25%,).
LA POLÍTICA MONETARIA DESCRIPCIÓN

El Banco de la Reserva de Australia se encarga de la formulación y


aplicación de la política monetaria, cuyo principal objetivo es lograr una
tasa de inflación de 2 - 3% en promedio.

Al estar definida la inflación, ofrece un margen de flexibilidad para las


predicciones y tiene en cuenta las incertidumbres y la demora de los
efectos de la Política Monetaria

Australia mantiene un tipo de cambio flotante ( desde 1983 ), el Banco de


Reserva interviene ocasionalmente en el mercado cambiario con el fin de
evitar fluctuaciones excesivas en el tipo de cambio.

El banco central se ha propuesto 3 objetivos: la estabilidad de la moneda


de Australia, mantenimiento del pleno empleo en Australia y la
prosperidad económica

Decisiones de política monetaria implique el establecimiento de la tasa


de interés de los préstamos, otras tasas de interés en la economía son
influenciados por este tipo de interés en diversos grados, de modo que el
comportamiento de los prestatarios y los prestamistas en los mercados
financieros se ve afectada por la política monetaria.
CONCLUSIONES

Se prevé que el crecimiento económico de Australia continué siendo


solidó. Las autoridades opinan que, como consecuencia de las reformas
estructurales en curso cada vez de mayor alcance, la economía es ahora
muy resistente a las conmociones exteriores.

El gran desafío a corto plazo es mantener la estabilidad macroeconómica


ante el alto precio de los productos básicos.