Sie sind auf Seite 1von 3

OTROS NOMBRES

 Arteriosclerosis
 Endurecimiento de las arterias
 Acumulación de placa en las arterias (U.S. National Library of Medicine, 2017)

CUADRO CLINICO
La arterioesclerosis se caracteriza por ser una enfermedad asintomática y que solo se manifiesta cuando
ocurre la instalación de la placa de ateroma que impide el riego sanguíneo alterando el lumen de los
vasos, tornándose critico según el grado de estrechamiento y obstrucción, los signos y síntomas están en
relación con los vasos que se encuentran comprometidos y de acuerdo con el órgano o región afectada.
La sintomatología general se manifiesta de la siguiente manera:
En miembros superiores y miembros inferiores provoca dolor, debilidad, pesadez, fatiga al ejercicio
físico, asociado a un adormecimiento, sensación de hormigueo, e incluso llegar a la gangrena por
estenosis insidiosa de un vaso como ser por ejemplo la arteria poplítea.
A nivel cardiaco pueden presentarse cuadros con angina de pecho, con dolor paroxismal en la parte
anterior del tórax que se irradia hacia el brazo izquierdo, cabe mencionar que el infarto de miocardio
puede ser ocasionado también por la arterioesclerosis debido a la rotura de una placa o erosión superficial
de la misma a nivel de las arterias coronarias, llegando a un shock cardiogénico e incluso la muerte.
A nivel del abdomen en caso de presentarse un aneurisma de la aorta abdominal por ejemplo como
consecuencia del debilitamiento de un vaso, formación y posible rotura del aneurisma de la arteria ya
mencionada, caso en el cual el paciente refiere presentar dolor que se irradia también hacia el tórax.
A nivel renal en caso de una insuficiencia por la ligera obliteración de su vaso sanguíneo se reduce el
flujo sanguíneo, los riñones responden de forma errónea provocando mayor liberación de hormonas para
retener sal y agua y consecuentemente un aumento en la presión arterial.
El compromiso de las arterias cerebrales según las regiones que estas irrigan puede producir alteraciones
en la visión, audición, expresión, llegando incluso a un accidente vascular cerebral.
Los signos varían dependiendo de la región afectada, así en la cabeza las arterias temporales pueden ser
sinuosas y de consistencia dura mostrándose al examen radiográfico pequeñas zonas de calcificación.
En ojos se observa la presencia del arco senil, que aparece alrededor de la córnea como un aro
blanquecino causado por el colesterol.
La presión arterial se encuentra elevada al igual que los niveles de colesterol LBD que se encuentran por
encima de 200 a 250mg/dl13. (national heart lung)
RESUMEN
la aterosclerosis está relacionada hasta en un 75% con las muertes por enfermedad cardiovascular. El
estudio de la aterosclerosis se ha enfocado en el estado inflamatorio crónico responsable de causar lesión
endotelial. Estos cambios inician en etapas tan tempranas de la vida como la infancia, donde aún no hay
enfermedad clínica, pero sí cambios histopatológicos. Otra cosa que se debe debe conocer es que aspectos
como la dislipidemia, hipertensión, diabetes, tabaquismo, obesidad y sedentarismo, entre otros, son los
que a la larga terminan favoreciendo el desarrollo de la aterosclerosis y lesión endotelial a lo largo de la
vida.
La aterosclerosis abarca un amplio espectro en eventos proinflamatorios y pro-trombóticos que afectan al
endotelio, cuyo desarrollo ocurre a lo largo de 40 ó 50 años, iniciando en etapas tan tempranas como la
infancia y adolescencia. La disfunción mitocondrial, y el propio genoma que es susceptible de dañarse y
alterar genes responsables de reparar el ADN, son los que contribuyen al desarrollo de la aterosclerosis y
la disfunción vascular.
ATEROGÉNESIS
Etapa temprana
La aterogénesis se inicia en la infancia y adolescencia, y continua en forma silenciosa a lo largo de los
años hasta que la placa formada excede la capacidad de la arteria para remodelarse, y el lumen de las
arterias empieza a disminuir
la primera lesión visible de la aterosclerosis se la denomina estría grasa. Su desarrollo empieza con dos
procesos denominados iniciación y reclutamiento. La etapa denominada iniciación se refiere al proceso de
aterosclerosis que empieza con una dieta rica en colesterol, grasas saturadas y pequeñas partículas de
lipoproteína las cuales se van acumulando.
El reclutamiento leucocitario es otro proceso temprano de la aterogénesis en que, al elevarse los niveles
de colesterol, el endotelio se vuelve susceptible a interacciones con los leucocitos, e inicia la acumulación
de lípidos y de células espumosas, las cuales están formadas por monocitos macrófagos que contienen
inclusiones de lípidos ricos en ésteres de colesterol.
Una vez que los leucocitos se han adherido al endotelio, reciben señales para penetrar hacia las células
endoteliales y entrar a la pared arterial, a través del proceso denominado migración directa de leucocitos,
la cual ocurre mediante la acción de moléculas de proteínas conocidas como citocinas o quimosinas
Etapa avanzada
La aterosclerosis continúa su curso mediante la acumulación de células espumosas y otras células
inflamatorias activadas, así como de los proteoglicanos extracelulares secretados por el músculo liso. La
acumulación de tejido fibroso puede formar una capa sobre el núcleo necrótico rico en lípidos, justo
debajo del endotelio, cambios que ya pueden observarse desde los 15 hasta los 30 años y continúa a lo
largo de la vida. Al alcanzarse una edad promedio de 55 años la placa se ha desarrollado hasta formar una
capa delgada de fibroateroma, lesión susceptible de romperse y que puede terminar causando una
trombosis. Estos cambios cíclicos de ruptura, trombosis y reparación pueden ocurrir hasta cuatro veces en
un mismo sitio del vaso, resultando en múltiples placas de tejido reparado. Finalmente, la baja perfusión
resultante en los órganos blanco condicionará lo síntomas clínicos.
FACTORES DE RIESGO

 Síndrome metabólico
 Dislipidemia
 Obesidad
 Resistencia a la insulina
ESTUDIO DIAGNOSTICO POR IMAGEN
La aterosclerosis intracraneana ha sido objeto de estudio por su amplia relación con eventos vasculares
isquémicos. El estándar de oro para su estudio es la angiografía cerebral, sin embargo, tanto el ultrasonido
doppler transcraneal, como la angio-resonancia magnética, han demostrado identificar en forma no
invasiva 50 a 99% de estenosis de grandes vasos intracraneales. Esto significa que estos dos estudios
permiten en forma confiable excluir lesiones por estenosis intracraneana, pero un estudio positivo
requiere de una prueba confirmatoria como la angiografía cerebral.

Bibliografía
national heart lung. (s.f.). NIH. Obtenido de https://www.nhlbi.nih.gov/health-topics/aterosclerosis

U.S. National Library of Medicine. (27 de 10 de 2017). medline plus. Obtenido de


https://medlineplus.gov/spanish/atherosclerosis.html