Sie sind auf Seite 1von 6

“ENRON”, los que estafaron a América

“Enron”, fue una empresa Estadounidense que se declaró en quiebra el 02 de diciembre


de 2001, fue una de la mayores quiebras en la historia corporativa de los Estados Unidos,
esta era una historia de cifras y de transacciones, pero más que esto era una historia de
seres humanos, que se convirtió en una tragedia.
Antes de la quiebra Enron, era la séptima compañía de la nación y estaba valorada en
casi setenta mil millones de dólares, los expertos la elogiaban como un nuevo modelo de
empresa, donde operaban los mejores y más brillantes de los Estados Unidos, trazando
el rumbo de la energía y de la electricidad, los ejecutivos al mando aseveraban que no
habían hecho nada, y señalaban que se trataba de una conspiración política, puesto que
Enron había sido la empresa que más ha contribuido a la campaña presidencial de George
Bush, sin embargo las personas que tenían información privilegiada de la empresa había
estado liquidando acciones por valor de mil millones de dólares por meses anteriores,
hubo una reacción de indignación inmediata cuando la gente se enteró de la cantidad de
beneficios que habían obtenido Jeffrey Skilling, Andrew Fastow, Kenneth Lay los
ejecutivos de Enron, y de lo sumamente artificial que había sido la compañía. John Baxter
ejecutivo de Enron murió producto de una bala en la cabeza, que fue considerado como
un suicidio, cuando este encontraba investigado.
Enron tardó 24 días en irse a la quiebra, la compañía se hundió tan rápido que quebró en
solo unas cuantas semanas, lo cual fue un escándalo, producto de la avaricia, el orgullo y
la intolerancia, estaban tan cegados por el dinero que no se dieron cuenta que hundieron
su propio barco salvavidas, Enron era un castillo de naipes construido sobre un charco de
gasolina.
Con la destrucción de documentos de Enron, se perdieron muchas respuestas, veinte mil
empleados perdieron sus trabajos, dos mil millones destinados a pensiones y jubilaciones
habían desaparecido, fue Enron la obra de unos cuantos corruptos, o fue el lado oscuro
del sueño americano.

En 1985 Lay fundó Enron, mediante una fusión de enormes redes de gaseoductos, la
decisión del gobierno de dejar flotar los precios del gas natural con las corrientes del
mercado, ayudo a Enron en su desarrollo.

Los orígenes de Lay, eran humildes, su padre era un pastor bautista, era el hijo de un
predicador, su familia había sido pobre toda su vida, claramente quería que las cosas
fueran mejores, su mayor ambición era triunfar, soñaba con el mundo empresarial y lo
diferente que iba a ser para él y su familia, pensaba que los mercados de energía debían
liberalizarse y en concreto la industria del gas natural, por lo que hizo mucha presión para
cambiar todo esto. Buscaba liberar a los empresarios de las normas y regulaciones del
gobierno, el gobierno era el problema, las sociedades que han logrado el progreso
económico más espectacular, en un menor periodo del tiempo, no son las que se
encuentran más controladas, ni las más grandes o ricas en recursos naturales, los que las
unen a todas es su voluntad de creer en la magia del mercado.
Durante el mandato de George Bush, destinaban subsidios a Enron, y ayudo a promover
como embajador de la liberalización a Lay. Este negocio de compra venta de petróleo, es
un negocio en la que a veces se pierde y se gana, es un mercado con bastante riesgos, por
lo cual generaron sospechas sobre la estabilidad y los beneficios que tenía Enron, ya que
siempre ganaba. Existía manipulaciones en los ingresos por parte sus operadores, la
decisión de Lay fue no cambiar nada, respecto a las operaciones por tanto no quería matar
a la gallina de los huevos de oro. Después de la actuación imprudente de los riesgos que
se estaban tomando, asimismo Lay en la investigación negó que conocía sobre estos
hechos, por lo que se les responsabilizó a sus operadores, ante esto Enron se quedó sin su
hombre más rentable.

Tipos incisivos:
Clifford Baxter y Lou Pi eran tipos muy inteligentes e incisivos, ambos tenían talento
extraordinario para cerrar tratos. Lou Pi se encargaba de vender servicios de energía a los
usuarios industriales de Enron, era un tipo misterioso, como el director general invisible.
A Lou Pi no le interesaban los detalles, solo dos cosas: el dinero y las bailarinas de Strip-
tease. En cuanto los números fueron lo bastante altos Lou Pi perdió el interés en dirigir la
división S.E.E. Se fue de Enron con 250 millones de dólares porque vendió todas sus
acciones de Enron al divorciarse de su mujer. Mientras Lou Pi abandonaba Enron la
división que había administrado perdía casi un total de 1000 millones de dólares, pero
Enron se las arregló para ocultar el hecho.

Quiéreme, Quiéreme:
Enron montó una campaña para cautivar el corazón y las mentes de los analistas de bolsa,
pues sus acciones siempre subían. El juego se llamaba insertar y retirar, los altos
ejecutivos provocaban una subida en la cotización de las acciones y luego cobraban sus
opciones multimillonarias. Todos estaban interesados en el mercado de valores, porque
los trabajadores recibían sus salarios en acciones. Enron asumía grandes riesgos, y
vendían a la compañía como un lugar donde se podía obtener beneficios del 10 % al 15%.
En opinión de todos Enron crecía rápidamente, pero la realidad era distinta porque los
beneficios no aumentaban, su central de energía en la India no obtenía los beneficios que
esperaba, pues la población de la India no podía pagar la energía que su central producía;
a pesar de las pérdidas, Enron pagó grandes primas a sus ejecutivos basándose en unos
beneficios que no se materializaron.

Se vende amor:
Todos los analistas recomendaban la compra de las acciones de Enron, ya que la
información que se manejaba giraba en torno a los altos beneficios de la compañía. Los
analistas se guiaban ciegamente de la información que le proporcionaba Enron. Mientras
las acciones de Enron seguían subiendo la compañía seguía perdiendo dinero. En base a
su experiencia en la venta de gas, Enron decide entrar en el negocio de la banda ancha, y
decide vender el ancho de banda como si fuera un artículo de consumo. La tecnología
del vídeo a la carta no funcionó y el negocio se desplomó, pero Enron utilizó las
proyecciones futuras para reservar 53 millones de ingresos con un trato que no hizo ni un
céntimo. Los ejecutivos empezaron a vender sus acciones.

El emperador desnudo:
Los precios de las acciones de Enron subieron un 90% en el año 2000. Todos elogiaban
a Enron porque era una compañía innovadora y admirada. Pero, una periodista de la
revista Fortune empezó a analizar la liquidez de la empresa y escribió un artículo
explicando que las finanzas de la empresa no coincidían (Artículo periodístico: ¿Está
sobrevalorada Enron?). Es difícil descifrar cuando Enron sobrepasó la barrera de la
legalidad, la persona que llevó a la compañía a hacer eso fue Andy Fastow. Andy Fastow
era el director financiero de Enron, su trabajo era encubrir el hecho de que la empresa
estaba perdiendo liquidez manifestando que seguían obteniendo beneficios, en base a las
finanzas estructuradas. Fastow se las arreglaba para mantener una cotización siempre a la
alza encubriendo el hecho de que Enron había asumido una deuda de 30 mil millones de
dólares. Fastow creó varias compañías para mantener las acciones de Enron a flote
haciendo desaparecer la deuda.

El aprendiz:
Andy Fastow era el director financiero de Enron su trabajo consistía en encubrir el hecho
que Enron se estaba convirtiendo en una fantasía financiera, Enron estaba esencialmente
perdiendo liquides año tras año, pero seguía anunciando beneficios, es decir, estaba
desafiando las leyes de la gravedad financiera y lo estaba haciendo con algo llamado
finanzas estructuradas, el maestro de todo esto en Enron era Andy Fastow, Fastow era
muy joven cuando fue contratado por Jeffrey Skilling (antes de cumplir los 30 años)
Fastow idolatraba a su jefe , y buscaba complacerlo, por lo que para complacerlo tuvo
que ingeniárselas para mantener una cotización de las acciones siempre a la alza,
escondiendo el hecho que Enron había incurrido en una deuda de treinta mil millones de
dólares, es ese sentido Fastow empezó a hacer trampas, una tras otra, creando cientos de
compañías especiales para que realizaran un truco de magia que consistía en mantener las
acciones de Enron a flote haciendo desaparecer la deuda, para los inversores exteriores
parecía que el dinero no dejaba de ingresar por la puerta, cuando en realidad Enron solo
estaba escondiendo sus deudas en las compañías de Fastow (allí donde los inversores no
podían verlas) podían esconde una deuda, podían esconder las perdidas. LJM era la
creación más ambiciosa de Fastow, esta haría maravillas para Enron y le permitiría a
Fastow crear cuarenta y cinco millones de dólares para él, pues en cada transacción Andy
siempre se guardaba algo para él e indirectamente ayudo también a todos los ejecutivos
a llenarse los bolsillos. Fastow estaba utilizando las acciones de Enron como garantía para
un montón de cosas, estaba especulando con su propia compañía en las transacciones, es
así que noventa y seis banqueros individuales invirtieron en LJM llegando incluso a
invertir hasta veinticinco millones de dólares cada uno.

Los idiotas útiles:


Instituciones financieras de gran renombre en Estados Unidos no solo tomaron parte en
las prácticas engañosas de Enron, sino que las diseñaron, las promovieron o se
beneficiaron de ellas, los banqueros fueron todos participes con conocimiento de causa
de este negocio ilícito, Enron hizo farsas en su contabilidad, hicieron transacciones
ilegales.

Jeffrey Skilling estaba preocupado con la cotización de las acciones, cuando un analista
le hizo una pregunta en una teleconferencia, sobre por qué Enron si era una compañía de
servicios financieros como decían ser, no podían publicar un balance de sus ingresos
como la mayoría de las instituciones financieras hacían , Skilling no supo que contestar
al inversor; Jeffrey Skilling tenía que lidiar con muchos problemas como director de
operaciones de la compañía y se encontraba realmente asustado, no sabía qué hacer.

California:
La nueva estrategia de Enron era California, Enron seleccionó a California como su
principal campo de pruebas para experimentar con este nuevo concepto de liberalización
de electricidad. En 1996 las compañías de energía presionaron al gobernador y al
legislativo para aprobar un proyecto de ley que permitía la liberalización de la
electricidad. El sistema de liberalización de California fue un acuerdo extraño entre
legisladores y defensores del mercado libre, las reglas eran complicadas y difíciles de
seguir. En Enron el sistema californiano era poco más que una broma y una vez que
afianzo su situación se aseguró de que la broma fuera a expensas de California, uno de
los chicos más listos en Enron era Timothy Belden, él fue responsable de la diversión
comercial de la costa oeste, buscaba los vacíos legales que Enron pudiera explotar para
hacer dinero.

El revote:
En plena crisis de energía los operadores de Enron empezaron a exportar la electricidad
fuera del Estado, cuando los precios se dispararon dejaron de hacerlo, después de trabajar
hasta doce horas los operadores se quedaban a estudiar minuciosamente los mapas de la
red de suministros del oeste, cuáles eran las permutaciones y combinaciones para mover
la energía por todo el oeste, y eso lo conocía Enron como ningún otro distribuidor de
energía del país. Los operadores no tardaron en descubrir que cerrando las centrales de
energía podían generar artificialmente problemas de escasez que dispararían más los
precios, con estas estrategias Enron gano algo de dinero, pero el dinero de verdad vino de
la predicción de que el precio de la energía subiría y lo hizo y los operadores de la costa
oeste le hicieron ganar a ENRON casi dos mil millones de dólares.

Enron creo una nueva estrategia la cual consistía en apostar en California, instalando
energía, el problema es que California no necesitaba más energía, Lo que sucedió fue que
Enron contrató la línea de transmisión sobre las cuales poseían los derechos y obligó al
Estado a pagar por usar los mismos. Enron ocasionó muchos apagones, la electricidad
afectaba a las empresas californianas y tuvieron que bajar su rendimiento, esto originó
que se disparara el precio de la energía y esto le benefició mucho. En Enron las personas
habían perdido el sentido de la moral y lo único que les interesaba era generar dinero. Se
estima que California perdió aproximadamente 30 mil millones de dólares en la crisis de
energía. En este momento Enron se ganó el odio de las personas.

El senado y Georg Bush le echaban la culpa a Grey Devis el cual era un senador impopular
lo cual facilito su destitución al cual surge el nombre de Arnold Schwarzenegger.
Arnold Schwarzeneggertomo el mando de gobernador lo a la metáfora el barco se hunde,
Enron sabía que su accionar era negativo pero no se hacía nada. Pero las autoridades de
la empresa actuaron como las ratas, ya que el barco se hundía las ratas abandonaban el
barco
El fraude se perpetuo por varios años y los estafadores, entre ellosJeff Skilling y Kenny
Lay seguían creando esa visión falsa de la compañía mientras los ejecutivos vendían las
acciones. Sus líderes tenían un gran poder de convencimiento, lo cual género que se
mejore la situación de la empresa.
Conclusiones
Sin duda alguna el caso ENRON, ha sido uno de los más impactantes en Estados Unidos
debido a la magnitud defraudes y malas prácticas que tuvo en su interior, es impactante
como fue el desenlace de la empresa, el cual paso de una empresa prometedora y exitosa
a una empresa fraudulenta y en la quiebra.
El caso Enron puso de manifiesto la debilidad del sistema normativo existente en aquel
entonces a la hora de alentar a las empresas a declarar sus estados financieros de forma
que estas se ajustasen a los modelos contables correspondientes y a la realidad de la
compañía. Porque, cuando las normas contables son escritas de formas muy específicas
siempre habrá algún contable lo suficientemente inteligente como para ser capaz de
bordearlas de alguna forma, pero, cuando dichas normas son escritas de un modo muy
general, como era el caso, y como sigue siendo en muchos aspectos, se tiende a
sobrevalorar la buena fe que puedan tener las empresas y sus auditores a la hora de
aplicarlas.

Además hay que añadir a esto que, por tanto, a la hora de encontrar evidencias que
pudiesen ser usadas para la imputación de un caso de fraude contable, el Departamento
de Justicia y la SEC (Securities and Exchange Commision) tendrían que ser capaces de
encontrar documentación que asegurase que la empresa estaba haciendo estimaciones que
sabían que eran irrazonables. Pero, en este caso, gran parte de este material fue destruido
con anterioridad a las investigaciones por parte de la propia empresa y por su auditora,
Arthur Andersen.

Tras haber realizado la investigación del caso Enron y las soluciones que el gobierno
americano propuso para este tipo de prácticas, estimo que lo realmente importante para
evitar más casos similares no es el endurecimiento de las normas y las penas, más aun
viendo como en la actualidad reciente se siguen viendo prácticas fraudulentas, sino que
todo pasa por el hecho de que los ejecutivos de las compañías apliquen practicas
éticamente correctas y se encarguen del obligado cumplimiento de estas por parte de su
entidad y trabajadores. Esto no es algo que se deba aplicar solo en empresas de gran
magnitud, sino que debería ser algo aplicado en todas las empresas desde las PYMEs
hasta las grandes multinacionales.