Sie sind auf Seite 1von 18

¿Las Evaluaciones estandarizadas son un instrumento

de segregación? o ¿un instrumento para la


configuración de una educación de calidad?

Lic. Omar Alfonso Vera Delgado


Licenciado en Química, Universidad Distrital Francisco José de Caldas (Bogotá
Colombia).
Correo Electrónico: omarvede@yahoo.es
RESUMEN.

El siguiente articulo teórico, permite un acercamiento hacia el planteamiento de qué


evalúan las pruebas estandarizadas de índole nacional Pruebas Saber e internacional PISA.
Posteriormente nos permite plantearnos el por qué y para qué de estas pruebas, su
vinculación como instrumento de segregación y de mantenimiento del estatus quo; para
luego tomar aportes desde la sociología de la educación en la delimitación de este
planteamiento. Luego se formula la necesidad del cambio de paradigma de la evaluación
estandarizada en el establecimiento de políticas educativas y criterios de evaluación de la
calidad educativa, en el marco de la dinámica social, que se dirige a disminuir la
segregación y la inequidad con el advenimiento de políticas educativas inclusivas desde
la perspectiva de la diversidad del ser humano y la necesidad de una evaluación de la
calidad educativa, que suscriba a este proceso dinámico de cambio. Finalmente se
concluye el papel de los docentes y los demás actores en esta dinámica hacia un nuevo
paradigma que disminuya la segregación en la búsqueda de calidad educativa.

Palabras Clave: Evaluación estandarizada, calidad educativa, sociología, Educación


Inclusiva.

ABSTRACT.
The following theoretical article, allows an approach to the value of what the standardized
tests of national "Saber" ("know") and the interntional ones, "PISA". Subsequently, it
allows us to ask ourselves why and for what of these tests, its connection as an instrument
of segregation and maintenance of the status quo; to then take contributions from the
sociology of education in the delimitation of this proposal. Then the need to change the
paradigm of standardized evaluation in the establishment of educational policies and
criteria for evaluation of educational quality, within the framework of social dynamics,
which aims to reduce segregation and inequity with the advent of inclusive educational
policies from the perspective of the diversity of the human being and the need for an
evaluation of educational quality, which needs to subscribe to this dynamic process of
change. Finally, the conclude is that the role of teachers and other actors in this dynamo
follow towards a new paradigm that reduces segregation in the search for educational
quality.
Keywords: Standardized evaluation, educational quality, sociology, inclusive education
INTRODUCCIÓN.
El articulo plantea de manera teórica, un acercamiento a las evaluaciones estandarizadas
principalmente las pruebas nacionales en Colombia Pruebas Saber e internacionales en
concreto las pruebas PISA de la OCDE, dado la preponderancia que han tomado como
piedra angular de la calidad educativa, en un mundo globalizado con gran injerencia de
los organismos multilaterales de orden económico como influenciadores de las políticas
educativas, con mayor acento desde la década de los 90 y la relación de este hecho con la
búsqueda de Colombia ingresar a este organismo ,hecho cumplido, lo que permite
plantear el qué y para qué se evalúa en este contexto de dinámica social.

En este sentido, la sociología de la educción se presenta como un instrumento útil para el


entendimiento y la resolución de estos planteamientos. Así como la relación de las
evaluaciones estandarizadas como coadyuvantes de la segregación al establecerse como
filtro de ingreso a la educación superior disminuyendo las posibilidades de promoción
social, hecho vinculado a los sectores más desfavorecidos de la sociedad.

Igualmente, la educación como hecho social es dinámica y se suscribe a los cambios de la


misma; una sociedad globalizad, que pretende ser más equitativa a través de cambios de
paradigma en sus diferentes componentes, de manera que la educación se enmarca en estos
hechos, en las diferentes naciones y en Colombia con el advenimiento de políticas
educativas suscritas en la diversidad del ser humano y la necesidad del establecimiento de
políticas educativas en el marco de la educación inclusiva, que requerirán de un nuevo
paradigma de evaluación dela calidad educativa.

Por consiguiente, se requiere de una participación activa de todos los actores del hecho
educativo donde el docente desde el aula tiene un rol principal en la dinámica educativa
que contribuya a la consolidación de un individuo critico con posibilidades de ser participe
del cambio hacia una sociedad sin segregación en ningún ámbito, una sociedad más
equitativa.

QUE EVALÚAN LAS PRUEBAS SABER.


De acuerdo con el Ministerio de Educación-MEN (2010). el objetivo primordial de las
pruebas saber, que deben presentar en Colombia los estudiantes del ciclo básico grados
3°,5°,9° y de ultimo año de educación media grado11, es proporcionar información a la
comunidad educativa en el desarrollo de las competencias básicas que debe desarrollar
un estudiante durante el paso por la vida escolar. Igualmente, al realizarse en periodos
específicos de tiempo, se realizan anualmente, se busca que permitan realizar un
seguimiento periódico al desarrollo de competencias por parte de los estudiantes.

En este contexto, de acuerdo con Bolaños, T (2012). las pruebas estandarizadas, tomaron
inicialmente el modelo constructivista que proponía evaluar destrezas: Saber Hacer, Saber
Ser, Saber Saber, anteponiéndose a los conocimientos y a partir del año 2007, el enfoque
viro hacia la educación por competencias bajo el direccionamiento del Banco Mundial-
BM

Igualmente buscan identificar las destrezas, habilidades y valores que se pretenden


desarrollar en el conjunto de los estudiantes del ciclo básico y de educación media, así
como, valorar los avances, proporcionar información a las diversas instituciones de
educación superior, sobre el nivel de competencias de los aspirantes a educación superior.

De modo que, en este punto se convierte en un factor de selección y segregación para


estudiantes cuyas competencias son evaluadas dentro de un marco rígido estandarizado
cuyos resultados, no alcanzan los puntajes mínimos para el acceso a la educación superior.

Así, aun cuando el MEN (2010) establece dentro de sus propósitos promover el
mejoramiento de la calidad de la educación, se dirige más aun sistema de selección de
acuerdo con las necesidades del mercado educativo que alimentara el sector productivo,
los cuales regentan los principales organismos de orden económico nacional e
internacional, en lo que concuerdan diversos autores como Saura, G (2016).

QUE EVALÚAN LAS PRUEBAS PISA.


La OCDE, como organismo multilateral del orden económico, desarrollo El Programa
Para la Evaluación Internacional de Estudiantes, las pruebas PISA (por sus siglas en
inglés) aplicadas en los países miembros y asociados cada tres años a estudiantes de 15
años, examina de acuerdo con la OCDE (2018):
“el rendimiento de alumnos de 15 años en áreas temáticas clave..., las tres evaluaciones pasadas de PISA
se centró en un área temática concreta: la lectura (en 2000), las matemáticas (en 2003) y las ciencias (en
2006); siendo la resolución de problemas un área temática especial en PISA 2003. El programa está
llevando a cabo una segunda fase de evaluaciones en el 2009 (lectura), 2012 (matemáticas) y 2015 (miden
la competencia en lectura, matemáticas y ciencias,)”.

Por consiguiente, tanto las evaluaciones nacionales Pruebas Saber, como las
internacionales PISA, se encuentran alineadas, para medir la calidad de la educación a
través de los resultados obtenidos por los estudiantes en la valoración de competencias
claves, según el criterio de este organismo y desde allí establecer una serie de medidas en
las políticas educativas con el propósito de mejorar la calidad educativa.

De modo que, miden la capacidad de los estudiantes de reproducir de concretar los


conocimientos y aplicarlos en contextos diversos académicos o de la practica social en
general; identifica la capacidad de análisis, de comunicación raciocinio efectivo y la
capacidad para continuar aprendiendo para toda la vida de acuerdo con lo expresado por
Delors, J (1996 referenciado por UNESCO 1996), enmarcando las temáticas claves de la
calidad educativa únicamente en competencias de lectura, ciencias y matemática.

¿QUE SE EVALÚA Y PARA QUÉ SE EVALUA?


Una de las principales herramientas que esgrimen los gobiernos en general de América
Latina-AL, como factor importante para el cambio hacia una sociedad más equitativa es
la educación y la calidad de esta, teniendo como criterio para la valoración de calidad
educativa, o como lo afirma Saura, G (2016) sujetos sujetados a los números,, los
resultados de las evaluaciones estandarizadas y los ránkings derivados de estas, de índole
nacional e internacional, los cuales, han conducido a la generación de cambios continuos
en las políticas educativas dentro del marco del sistema neoliberal dominante.

Como lo afirman López y Díaz (2016), en concordancia con lo anterior, desde mediados
de la década de los ochenta e inicios de los 90 este dominio se refleja, en sistemas
educativos, que cada vez tienen una mayor influencia de los organismos multilaterales
económicos en los que se destaca, La Organización para la Cooperación y el Desarrollo
Económicos-OCDE.

Así mismo, los organismos multilaterales BM, BID, CEPAL etc., de acuerdo con Calero
y Choi (2012) continúan mostrando una posición indudablemente hegemónica a lo largo
y ancho de AL. cuestión preocupante, dado el trabajo político del gobierno de Colombia
de Juan Manuel Santos en los últimos ocho años, para poco a poco incidir en las políticas
económicas y educativas entre otras, con el propósito de ser Colombia miembro de la
OCDE, objetivo alcanzado en el primer semestre del año en curso, como lo publica el
diario El Espectador (2018).

De manera que las políticas educativas se han cimentado so pretexto de mejorar la calidad
educativa, desde la base de los bajos resultados en las pruebas estandarizadas
internacionales, específicamente las pruebas PISA de la OCDE.

En este sentido, en opinión de la Federación Colombiana de Educadores-FECODE (2015)


afirma, las reformas en la política educativa en las últimas dos décadas, han reducido o
conducido a la educación a una formación de competencias, estableciendo un sistema que
se instrumenta para la formación de operarios útiles a la producción económica,
obteniendo esta masa productiva de aquellos estudiantes que no ingresan a carreras de
mayor proyección, cuyo requisito básico inicial de selección, son los resultados en las
pruebas estandarizadas nacionales Saber 11(presentadas por los estudiantes de ultimo año
de educación media).

Por consiguiente, se constituye en un vehículo de selección, que conduce en ultimas a la


segregación, dado que quienes ingresan a este nivel de carreras Técnicas y Tecnológicas
tienen menores ingresos y menor oportunidad de avance económico y social para romper
los ciclos de pobreza de los nucleos de la sociedad de donde emergen.

UNA VISION DESDE LA SOCIOLOGÍA DE LA EDUCACIÓN.


En este contexto, la sociología de la educación se convierte en una herramienta útil, que
nos da una perspectiva desde esta ámbito, para una mejor comprensión de como la
educación como bien social, se instaura como medio para la consolidación del status quo
y la valoración de la calidad de la educación ejercida desde las evaluaciones
estandarizadas como el camino franco que permite la promulgación de políticas
educativas, que siguen manteniendo las desigualdades y la inequidad so pretexto de
optimizar la misma.

Una definición bastante puntual que ayuda a entender el surgimiento y utilidad de la


sociología es el que postula Giddens (2000) quién sustenta que la sociología es el estudio
de la vida social humana, de los grupos y sociedades… El ámbito de la sociología va
desde el análisis de los encuentros efímeros entre individuos en la calle hasta la
investigación de los procesos sociales globales, acoplando así un amplio margen de
estudio que resulta provechoso en el sentido de que realmente puede llegar a desglosar
elementos de la vida cotidiana entre individuos.
Así, la sociología entonces trabaja de la mano con las ciencias sociales u otras pertinentes,
con la intención de enriquecer la respuesta a la pregunta de ¿Por qué el hombre racional
se comporta de cierta manera frente a otros individuos?, no obstante, y como se puede
pensar al preguntarse aquella incógnita, parece que una pregunta demasiado amplia tendrá
una respuesta con una vaguedad de la misma magnitud.
En este caso, las diferentes ramas que pueden encontrarse dentro de la sociología actual
son el producto de la intención de delimitación de ciertos comportamientos humanos y la
búsqueda de su razón. Basta con recordar los distintos puntos de abordaje que plantearán
sociólogos como Durkheim, Ginsberg o Sorokin. De cualquier manera, no es posible decir
que uno de esos enfoques es mejor que otro, porque cada una de las estructuraciones
teóricas tratan el mismo problema, pero lo toman de manera especial.
Por tanto, tal vez el mejor sustento para relacionar la idea anterior pueda ser el que adopta
de nuevo Lerna y Fernández (1988) quienes afirman que los distintos enfoques pueden
encerrar paradigmas contradictorios e incompatibles, pero también ocurre que, a
menudo, se complementan entre sí, lo que permite entender por qué la sociología a su vez
debe trabajar de la mano de otras áreas como lo son la política, historia, economía,
psicología o antropología entre otras. Un estudio con más elementos que puedan explicar
con mayor argumentación lo que se quiere resolver puede llegar a dar mejores resultados,
en el caso de la sociología, no es la excepción.
Como es costumbre y tradición en la era contemporánea, los individuos se asocian,
interactúan y forman grupos sociales denominados familias, de este punto surgirán nuevos
individuos que tendrán que pasar sin alternativa por un proceso de desarrollo común que
responde a asuntos biológicos, que no serán expuestos en este artículo dado que se
distancian un poco del tema principal. Pero entonces en ese mismo proceso, existe un
apartado que involucra a lo cognitivo y, finalmente, a la instancia de relación hombre-
entorno-sociedad.
En este contexto, la sociología de la educación es esa rama que se cierne sobre los asuntos
de formación, desarrollo intelectual y facultativo de los hombres dentro de una sociedad.
Ese mismo proceso biológico obliga a que esos nuevos individuos crezcan y se formen
para la vida, que adquieran un conocimiento básico y luego uno más extenso para poder
satisfacer sus necesidades y tener un papel dentro de la sociedad. ¿Cómo los hombres
educan a los hombres? ¿Por qué cierto conocimiento recibe más importancia que otro?
¿Qué procesos o formas de instrucción traen mejores resultados para la formación de
nuevos individuos? ¿Qué resultados se pueden predecir en base a cierta forma de
pedagogía? Son algunas de las preguntas relativas a la sociología de la educación que
pueden ayudarnos a dilucidar el papel de las evaluaciones estandarizadas y su vinculación
con el mantenimiento del estatus quo y la segregación.
Es así, como los párrafos siguientes desde esta perspectiva, se vinculan de algún modo los
bajos resultados en las pruebas estandarizadas, paradigma actual de la evaluación de la
calidad educativa, a la continuidad del ejercicio del poder desde los organismos
multilaterales económicos con preponderancia de la OCDE, quienes son los principales
influenciadores de la manera como se evalúa la calidad de la educación desde estas
pruebas, como es el caso de las pruebas PISA, que dejan de lado un sin número de factores
no evaluados como los valores y por supuesto la diversidad de los estudiantes, la
diversidad cultural la etnicidad.

Igualmente, a pesar del avance en cobertura logrados en las últimas décadas MEN (2015)
las desigualdades en AL siguen en aumento, así como los bajos resultados en las pruebas
estandarizadas nacionales Saber e internacionales como PISA, donde Colombia y los
países de AL ocupan los últimos lugares con resultados por debajo de la media más baja
de los países del denominado primer mundo.

De modo que, mientras la educación pierde su objetivo, encaminándose cada vez más
hacia una educación que prepara estudiantes para que obtengan mejores resultados en las
diferentes pruebas estandarizadas , como afirman Calero y Choi (2012) teaching by the
test, estos bajos resultados no parecen preocuparle de manera significativa, a los
estudiantes egresados de la educación media provenientes de los estratos medios y bajos
que constituyen la mayoría de la población ni a la sociedad que la padece

Por consiguiente, ¿Por qué se habla de una inequidad o de diferencias de posibilidades


dentro de la escuela a razón de la multiculturalidad que se expresa de algún modo en los
resultados de las pruebas estandarizadas? Para dar una solución aproximada a esta
pregunta primero es pertinente acoplar al lector sobre cómo está configurada la formación
escolar, sea de manera intencional o no, las escuelas reproducen una serie de
conocimientos que indudablemente responde a las dinámicas de la sociedad, de modo que
como lo afirma Popham (1999), los individuos de sectores sociales de mayor nivel
socioeconómico reciben mayores estímulos de su entorno que les da ventaja sobre
estudiantes provenientes de niveles socioeconómicos deprimidos al momento de enfrentar
el diseño de las pruebas estandarizadas .
Para una mejor explicación, Giroux (2005) sustenta que el control de clase se constituye
a través del sutil ejercicio del poder simbólico sostenido por las clases gobernantes para
“imponer una definición del mundo social que es consistente con sus intereses”, lo que
atribuye entonces el sentido al conocimiento impartido en las escuelas, es qué tan útil
puede ser para el modelo de vida de la sociedad y como realizar una selección a través de
la dispersión de los resultados de las pruebas estandarizadas .
Así mismo, la reflexión va en el sentido de que esa misma dinámica útil de la sociedad
está determinada por los intereses de aquella clase dominante que tiene en su poder los
medios económicos u de cualquier índole para configurar los propósitos e intereses de la
sociedad. Cabe destacar que este fenómeno también tendrá esa característica de fractalidad
en el sentido que puede ocurrir de manera local en países y su interior en la diversidad
social de cada región nacional, así como, en el horizonte o proyectos de conjunto mundial.
Pero el problema no es sólo entorno a que existe una inequidad de intereses, en cambio,
desde esa misma diferencia, se fomenta la segregación cultural y de personal por esas
circunstancias que no puede determinar el ser, como lo son la etnicidad, el lenguaje, los
valores, la moral y la cultura que se aprovechan para mantener el statu quo, pero no se
evalúa dentro de los parámetros de la evaluación de la calidad educativa.
Por consiguiente, una de las explicaciones que nos ofrece la sociología de la educación
para advertir esta problemática que no es de carácter actual, dado que se ha instaurado en
el ideario cotidiano de la educación y la evaluación de la calidad educativa a través de los
pruebas estandarizadas, pero si ha perdurado por mucho tiempo, es la postura que sustenta
Sandovink (2001) retomando las ideas de Bernstein sobre el lenguaje, los códigos de
comunicación y la escuela, sobre el discurso pedagógico, la práctica y la transmisión de
la educación, Bernstein fue elaborando la teoría de los códigos sociales y educativos y
sus consecuencias en la reproducción social, dando a entender que dentro de cada grupo
cultural se desarrollará un modelo específico de interacción.
Es entonces cuando comienza la segregación pues la escuela replicará los intereses y
códigos o modelos específicos de interacción de la clase dominante, lo que de entrada
cierra las puertas a una facilidad o movilidad académica para aquellos individuos
pertenecientes a grupos sociales no dominantes u hegemónicos. Acá es donde se ha
generado la discusión puntual de las diferencias que marcan los ámbitos étnicos, de
valores, de moral, culturales y dentro del proceso de formación escolar.
Así, otro de los factores sobre los cuales la pedagogía y en especial la pedagogía crítica
debe participar recae en la cuestión de la política y la educación y la necesidad de
desvirtuar la evaluación estandarizada como criterio de evaluación de la calidad educativa,
y de utilizar la información proveniente de estas, de manera útil por los maestros, los
estudiantes los desarrolladores de políticas educativas es decir de todos los actores que
intervienen en el hecho educativo y obtener una educación de mejor calidad. Es decir,
alusivo a todas las iniciativas, proyectos o acciones coordinadas por los gobiernos para
propiciar una mejor educación que sea integral y que de abasto a las necesidades de la
sociedad en concreto.
En este contexto, desafortunadamente esto en la realidad no cumple el papel apropiado,
basta con revisar algunos de los reportes de la UNESCO (2013) para revisar que:

“las desigualdades internas son muy agudas en prácticamente todos los países de la región, siendo la clase
social, la condición indígena y la zona de residencia los vectores principales por donde pasan dichas
inequidades. Incluso cuando los más desaventajados han avanzado en términos absolutos, su situación
relativa respecto de los más privilegiados no ha mejorado significativamente”

Aún existen grupos o sectores sociales afectados profunda y gravemente por la falta de
oportunidades respecto a la educación, la formación y la no apropiación de las pruebas
estandarizadas, sus modelos y la utilidad de sus resultados por parte de los docentes y de
los diferentes actores del proceso educativo.
En otras palabras, a pesar de que existen proyecciones gubernamentales que suponen una
garantía para las iniciativas relativas a la educación y a la integración de jóvenes, en la
vida cotidiana no se cumplen estos acuerdos y aún hay personas que pagan las
consecuencias de esto al ser segregados por los bajos resultados en las pruebas
estandarizadas requisito de ingreso al nivel de educación superior en el caso de Colombia.
De manera que, Parece entonces que existe un panorama de problemas, pero la verdadera
utilidad de la sociología como coadyuvante en la optimización de manera propositiva de
las pruebas estandarizadas, radica no sólo en identificarlos, sino junto a elementos
conjuntos y en coordinación con otras áreas del conocimiento humano, poder llegar a
reducir los problemas del paradigma actual de la evaluación de la calidad educativa a
través de estas pruebas.
De modo que, los docentes en AL tienen la tarea pendiente de analizar, así como de utilizar
adecuadamente los resultados de las pruebas estandarizadas nacionales Saber 11 en el caso
colombiano, así como las internacionales como PISA de la OCDE entre otras.
Así, en este aspecto, las nuevas teorías de la Reproducción y de la Resistencia de la
sociología de la educación, que se preocupa por las problemáticas dinámicas del hombre
y la sociedad, permiten entender las situaciones actuales dentro de la sociedad, y el papel
que juegan las evaluaciones estandarizadas, aun contando con los cambios de interés y de
proyectos a nivel macro y micro en el mundo, de manera muy acertada y apropiada estas
teorías regeneradas han brindado los elementos necesarios para esa labor esencial.
De modo que, deben los docentes tomar desde los aportes de la sociología de la educación,
para cambiar el paradigma de la calidad de la educación enmarcada en la perspectiva de
la evaluación estandarizada y los malos resultados que se han venido obteniendo desde la
instauración de estas, bajo el influjo de organismos multilaterales en AL y varias regiones
del mundo donde estas inciden.
Por consiguiente, se parte del hecho de que el aporte de estas teorías es el apropiado, pues
responden aún a la evolución y desarrollo de la educación simultáneamente al de la
sociedad. Así es como Ávila (2005) sustentará que muchas de sus aportaciones siguen
siendo útiles para comprender nuestro sistema educativo y nuestra educación actuales.,
aun remarcando la vitalidad que hay al combinar las teorías de reproducción y resistencia
para abordar de mejor manera todas las situaciones relativas a la escuela y a la sociedad y
el paradigma instaurado de la evaluación estandarizada como criterio único que regenta la
evaluación de la calidad educativa y que no contribuye a disminuir las brechas si no que
más bien mantienen los ciclos de inequidad y segregación educativa.
En este sentido, el horizonte en cuanto a los que se debe hacer o buscar como actores del
hecho educativo, puede ser muy difuso y variado, pues dependerá de lo que globalmente
el mundo esté coordinando o de las políticas internas que en un país cualquiera puedan
estructurarse de manera adecuada con la participación de todos los actores del proceso
educativo. Como sea la situación, parece bien que el papel que juega la educación ofrece
una postura más comunitaria y compartida. Uno de estos enfoques es definido por Piketty
(2015) quién sustenta:

“En todos los países, en todos los continentes, uno de los principales objetivos de las instituciones
educativas y del gasto público en educación es permitir cierta movilidad social. El objetivo reivindicado es
que todo el mundo pueda tener acceso a una educación, sin importar sus orígenes sociales”

Recordando así el principal objetivo de la educación, del papel que deben asumir los
educadores y aquellos encargados de la articulación política que pueda propiciar un mejor
desarrollo para aquellos individuos en formación, en donde las evaluaciones
estandarizadas no se conviertan en un obstáculo, si no en un vehiculó que aporte al
mejoramiento de la calidad educativa, educando desde los docentes de los verdaderos
alcances de las pruebas estandarizadas, de modo que la educación se ha como se
mencionado, sea el vehículo para que los estudiante que se preparan para hacer parte de
la sociedad y tienen expectativas de vida desde su cultura y contexto lo consigan.

Por consiguiente, continuando la disertación aprovechando los aportes que se esgrimieron


desde la sociología de la educativa, ¿podría preguntarse, si la evaluación de la calidad
educativa desde la perspectiva de la evaluación estandarizada, como paradigma, es el
camino correcto? o, deberían los países de AL, sacudirse de esta influencia y seguir o
tomar ejemplo de países como Cuba que se han alejado de este influjo, obteniendo de
acuerdo con la información existente, en una educación con estudiantes que presentas
buenos resultados en las pruebas estandarizadas internacionales.
Igualmente, se designa a Cuba como una nación con una educación de calidad superior a
los demás países de AL y el caribe, el cual ha siguido programas continuos, con
modificaciones dentro del mismo circuito sin producir cambios notables de modificación
estructural, con un trayecto de más de cuarenta años, como viene ocurriendo en naciones
sobresalientes en este ámbito como es el caso de Finlandia ambas situaciones son
reconocidas en el texto del Banco Mundial BM (2014) Profesores excelentes Cómo
mejorar el aprendizaje en América Latina y el Caribe.

En este contexto ,diferentes autores como Calero y Choi(2012), FECODE(2015), entre


otros, concuerdan en que desde la formulación y la instauración de las políticas educativas
en la dos últimas décadas instauradas en las agendas de los diversos gobiernos de AL, y
con mayor vehemencia en Colombia, en cumplimiento de las políticas de ingreso a la
OCDE, han conducido a que las evaluaciones estandarizadas, sean el principal criterio de
evaluación de la calidad educativa, bajo el marco de la globalización que, no han
conducido a el establecimiento de sociedades más equitativas.

En este sentido, la realidad actual de las naciones de AL nos muestra que, por el contrario,
bajo el influjo constante de los entes multilaterales en las políticas educativas y las
evaluaciones estandarizadas como criterio principal de la calidad educativa, se sigue
obteniendo un aumento de la brecha entre ricos y pobres, acentuando la segregación de
los estudiantes de los sectores más vulnerables, durante ya varias décadas.

De modo que, esta relación se extiende, en el ámbito de los resultados de las evaluaciones
estandarizadas y la comparación con las denominadas naciones del primer mundo, en casi
de un siglo de retraso de las naciones de AL en algunos casos, en lo que concuerdan
Wintrop y McGiveney ( 2015) que sustentan Sin un replanteamiento fundamental de los
enfoques actuales de la educación, los niños de los países en desarrollo tardarán otros
100 años en alcanzar los niveles de educación alcanzados en los países desarrollados.

De otro lado, además del encasillamiento de las políticas educativas bajo el marco de las
exigencias de los organismos multilaterales, la financiación de la educación se ha venido
de manera nefasta vinculando a los resultados de las pruebas estandarizadas.

En este sentido, los resultados de las pruebas en las instituciones públicas que tienen bajos
resultados, generalmente ubicadas en sectores marginales, ha conllevado a un aumento en
la segregación, la desigualdad y la inequidad dado que el mejoramiento financiero se ha
ligado, a la mejora de las pruebas entre otros parámetros de las políticas públicas MEN
(2015), contradictoriamente no se apoya a aquellas escuelas con bajo rendimiento,
incidiendo por medio de políticas educativas en los factores que conducen a estos bajos
desempeños.
En este contexto, la búsqueda de una mejor posición en los rankings nacionales, las
escuelas pueden virar su objetivos hacia la mejora de resultados , dirigiendo el objetivo
de la educación hacia la enseñanza por test, en lo que coincide Barrenechea, I (2010)
como efecto negativo: incentivos que se generan de hacer trampa con los resultados, la
falta de consideración de las diferencias socio económicas de los alumnos que son
evaluados, y, por último, las limitaciones de los resultados de las evaluaciones
estandarizadas para predecir el éxito laboral de los estudiantes.

¿QUE APORTAN LAS EVALUACIONES ESTANDARIZADAS?


A pesar de que la dinámica del acercamiento del por que y para que de las pruebas
estandarizadas esgrime una gran cantidad de criticas adversas, las pruebas estandarizadas
igualmente son un instrumento útil como pruebas muestrales y censales de carácter
diagnóstico, que pueden orientar el camino para obtener información acerca del
funcionamiento del sistema educativo.

Así mismo, el establecimiento de Rankings como sistemas de comparación hacia modelos


exitosos como Finlandia, claro que, aclarando, diferenciando los contextos diversos
socioeconómicos de las naciones para estas comparaciones, obteniendo aquellos
parámetros susceptibles de replicar en las naciones de AL. Ravela, Arregui, y otros (2008)
destacan diversos elementos, que determinan unos propósitos y usos adecuados, que
vinculan a los diferentes actores del sistema educativo, de manera que estén alineados,
para resolver los problemas puestos de manifiesto en conjunto, provenientes de
información de pruebas nacionales e internacionales.

Igualmente, dada la diversidad de información colateral que aportan, pude esta develar
falencias en la selección y formación de los docentes, permitiendo un establecimiento de
políticas educativas de cambio hacia la selección de los mejores.

Al respecto, en AL con pocas excepciones, solo algunas naciones han iniciado procesos
de selección y formación por méritos, como es el caso de avances en Colombia y México
entre otros.

De otro lado, aun ocurre en AL como afirma Aguerrondo (2010) que: los docentes
provienen de sectores y familias con menor capital cultural y económico en términos
relativos si bien pueden tener ciertas ventajas, cuando son usadas como el único
instrumento para tomar decisiones educativas, las limitaciones son mayores que sus
beneficios.

¿HACIA DONDE DEBEN ORIENTARSE?


Como proceso social, la educación y, por consiguiente, la evaluación de la calidad
educativa son dinámicas en constante, aunque lento cambio. En este sentido, la sociedad
desde hace varias décadas avanza hacia la configuración y establecimiento de una
sociedad integral, que abre las puertas a la diversidad social encarnada en aspectos del
individuo, de aceptación de esta en asuntos como la etnicidad, la diversidad sexual, la
diversidad de inteligencias, de capacidad de aprender en el marco de la sociedad del
conocimiento.

En este contexto, las evaluaciones estandarizadas segregan a los individuos por razones
de discapacidad de diversa índole, cognitiva, visual etc. la influencia de la aceptación de
la diversidad ha venido realizando un giro, un cambio hacia este aspecto, con la
introducción de políticas educativas de inclusión entendida en el marco de la diversidad
de ser humano y el derecho fundamental a la educación.

Así mismo, como resultado de este movimiento de Inclusion mundial, como lo corrobora
la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos- OCDE (2015) la
Secretaria de Educación de Bogotá-SED (2012). en concordancia con esto, integra los
preceptos de inclusión y define la inclusión escolar como la acción educativa pertinente
a las condiciones particulares de grupos poblacionales, especialmente a aquellos que
presentan situaciones de vulnerabilidad, discriminación o exclusión para lograr su
ingreso y permanencia con equidad en el sistema educativo.
En tanto que a nivel de política educativa nacional se han dado los primeros pasos hacia
este objetivo desde el marco legal, el decreto 1421 de 2017 del Ministerio de Educación
Nacional de Colombia, en el artículo 2.3.3.5.1.4 define en el punto 7 la educación
inclusiva como:

“…un proceso permanente que reconoce valora y responde de manera pertinente a la


diversidad…cuyo objetivo es promover su desarrollo, aprendizaje y participación, con pares de su
misma edad en un ambiente de aprendizaje común, sin discriminación o exclusión alguna y que
garantice en el marco de los derechos humanos, los apoyos o ajustes razonables requeridos en su
proceso educativo, a través de prácticas, políticas y culturas que eliminen las barreras existentes
en el entorno educativo.”

Igualmente, de acuerdo con la OCDE (2015). organismo multilateral, el cual es un


referente para los países de América Latina-AL, las agendas políticas de los diferentes
países continúan impulsando en la actualidad, una serie de reformas cuyos principales
esfuerzos tienen que ver con el desarrollo de sistemas educativos más inclusivos, que
propenden por vincular al sistema social productivo a gran parte de la población que esta
aun limitada por la segregación y la división del sistema educativo.

A este respecto la UNESCO (2005) afirma que se requiere cambiar y modificar los
contenidos, enfoques, estructuras y estrategias, con un planteamiento común que incluya
a todos los niños del grupo de edad correspondiente siendo responsabilidad del sistema
regular educar a todos los niños. De manera tal, la evaluación de la calidad educativa y
su piedra angular Popham (1999) la evaluación estandarizada no puede ser ajena a este
respecto.
Igualmente, como lo señala la UNESCO (2013) las pruebas estandarizadas se instauran
como una forma de exclusión del ámbito y continuar siendo factor de segregación al
obviar los avances académicos de una diversidad de grupos de estudiantes, dado que el
diseño no incluye sus capacidades, ni experiencias vitales excluyéndolos como en el caso
de Colombia de la posibilidad de presentar las evaluaciones, o porque las pruebas no
incluyen la mejora de su enseñanza como generalmente no incluye la valoración de
diversidad de factores que inciden en la calidad educativa y que hacen parte de esta
mejora.
En este contexto, las evaluaciones de la calidad educativa, a través de su piedra angular,
la evaluación estandarizada, debe romper con el paradigma actual de evaluación y girar
hacia una evaluación inclusiva, dada la aceptación de la diversidad, en lo que concuerdan
Rappoport y Sandoval, M (2015) que proponen: reformular el marco filosófico del sistema
de evaluación recuperando el valor de la cohesión social. de modo que, en la esencia de
la instauración de políticas educativas de inclusión y evaluación de la calidad educativa,
se correspondan con una sociedad equitativa sin carácter de segregación.

CONCLUSIONES.
La evaluación estandarizada ha venido teniendo consecuencias en el mantenimiento del
orden social, dadas las presiones de la globalización por parte de los entes económicos,
que han dado lugar a una gran preponderancia a las evaluaciones estandarizadas
direccionándolas en Colombia como factor de selección para el ingreso a la educción
superior, disminuyendo las posibilidades de promoción social en los estudiantes que no
obtienen los mínimos establecidos.

El predominio de los organismos multilaterales en los últimas cuatro décadas, y en


especial el de la OCDE en los últimos tres quinquenios, han conducido al establecimiento
de la evaluación de competencias a través de la evaluación estandarizada en un
instrumento multifuncional, que incluye además entere otros la posibilidad de conocer la
dinámica del sistema educativo para el establecimiento de políticas educativas, desde el
marco referencial de los intereses de organismos económicos multilaterales.

La configuración de la formación escolar, sea de manera intencional o no, las escuelas


reproducen una serie de conocimientos que indudablemente responde a las dinámicas de
la sociedad, de modo que como lo afirma Popham (1999), los individuos de sectores
sociales de mayor nivel socioeconómico reciben mayores estímulos de su entorno que les
da ventaja sobre estudiantes provenientes de niveles socioeconómicos deprimidos al
momento de enfrentar el diseño de las pruebas estandarizadas direccionando esta
evaluación como factor de segregación .
Indudablemente la educación está en riesgo de perder su propósito desvirtuándolo hacia
la homogenización de saberes, pero como todo hecho social es dinámica y, se está
dirigiendo hacia una sociedad que da inicio al planteamiento de la necesidad de un cambio
de paradigma en cuanto a la calidad educativa y su piedra angular la evaluación
estandarizada, a través del establecimiento de políticas educativas, en el marco de la
diversidad y de la educación inclusiva.

En este contexto, es donde los diferentes actores, estudiantes directivos, padres de familia
deben tener un rol activo participativo, en el proceso de cambio de paradigma a través de
las nuevas políticas educativas.

Indudablemente, los docentes desde el aula deben promover el pensamiento crítico hacia
la educación, la calidad de la misma, el papel continuo de influenciadores, organismos
multilaterales en el hecho educativo y en las dinámicas sociales que determinan las
inequidades y la segregación social.
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS.

Ávila, M. (2005). Socialización, educación y reproducción cultural: Bordieu y Bernstein.


Revista Interuniversitaria de Formación del Profesorado, vol. 19, p.p. 159-174.
Recuperado el 27 de abril del 2018 en: https://goo.gl/UPWf7Z

Barrenechea, I. (2010) Evaluaciones estandarizadas: seis reflexiones críticas. Archivos


Analíticos de Políticas Educativas, 18(8). Recuperado marzo 15 de 2018 en: http://
http://epaa.asu.edu/ojs/article/751

BM (2014). Banco Mundial. Profesores excelentes Cómo mejorar el aprendizaje en


América Latina y el Caribe. Recuperado abril 15 de 2017 en: https://bit.ly/2LkeB5W

Bolaños, T (2012). Contexto educativo: las evaluaciones estandarizadas en el


neoliberalismo. UNE nacional ecuador 2012. Recuperado julio3 de 2018 en:
https://bit.ly/2zPUaws

Calero y Choi, (2012). La evaluación como instrumento de política educativa. Universidad


de Barcelona e Institud d´Economis de Barcelona. Junio de 2012. Recuperado abril 12
de2018 en: https://bit.ly/2xQUbzl

Delors, J (1996 referenciado por UNESCO 1996). La educación encierra un tesoro.


Informe de la UNESCO 1996. Recuperado febrero 15 de 2017 en:

El Espectador (2018). Colombia fue aceptado como nuevo integrante de la OCDE. Diario
El espectador mayo 25 de 2018. Recuperado julio 10 de 2018 en: https://bit.ly/2s7qVPb

FECODE (2015). Meritocracia restrictiva. Artículo de prensa Federación Colombiana de


Educadores FECODE agosto 15 de 2015. Recuperado Junio 25 de 2018 en:
https://bit.ly/2LkeB5W

Giroux, H. (1985). “teorías de la reproducción y la resistencia en la nueva sociología de


la educación: UN ANALISIS CRITICO.” México: Era. Recuperado el 27 de abril del
2018 en: https://goo.gl/MkWbKn

López y Díaz (2016). Las evaluaciones estandarizadas del aprendizaje y la mejora de la


calidad educativa. Temas de evaluación Vol. 22 N°1 agosto 16 de 2016. Recuperado Julio
10 de 2018 en: https://bit.ly/2CulwnR

MEN (2010). Pruebas saber. MINISTERIO DE EDUCACIÓN Nacional agosto de 2010.


Recuperado junio 7 de 2018 en: https://bit.ly/2CulwnR
Ministerio de Educación Nacional-MEN (2015). Colombia, la mejor educada en el 2025.
Líneas estratégicas de la política educativa del Ministerio de Educación Nacional 2015.
Recuperado abril 24 de 2017 en: https://bit.ly/2jtr4rP

OCDE (2015). Política Educativa en Perspectiva 2015. Hacer posibles las reformas.
Recuperado octubre 18 de 2017 en: https://goo.gl/wiPPTs

OCDE (2018) PISA en español. Recuperado febrero 25 de 2017 en:


https://bit.ly/1atWX5N

Piketty, T. (2015). “El capital del siglo XXI.” Fondo de cultura económica, cuarta
reimpresión. España. Recuperado el 30 de mayo del 2018 en: https://goo.gl/EPpntY

Ravela, Arregui, y otros (2008). Las evaluaciones educativas que América Latina necesita.
PREAL Santiago 2008. Recuperado marzo 28 de 2018 en: https://bit.ly/2KtcjkT
Rappoport y Sandoval, M (2015). Inclusión educativa y pruebas estandarizadas de
rendimiento. Revista nacional e internacional de educación inclusiva. Volumen 8, Número
2, Junio 2015. Recuperado Julio 4 de 2018 en: https://bit.ly/2JxY38D

Sandovink, A. (2001). “Basil Bernstein: (1924-2000).” Perspectivas: revista trimestral de


educación comparada, vol 31, pp 687-703. Paris. Recuperado el 27 de abril del 2018 en:
https://goo.gl/86zwoC

Saura, G (2016). Neoliberalismo como discurso. La evaluación en educación entre


tecnologías políticas neoliberales y la nueva filantropía. Universidad autónoma de
Barcelona 2016. Recuperado Julio 10 de 2018 en: https://bit.ly/2uExJo5

Secretaria de Educación Distrital (2012). Secretaría de educación de Bogotá bases para el


plan sectorial de educación 2012-2016 calidad para todos y todas Bogotá, octubre de 2012.
Recuperado octubre 17 de 2017 en: http://es.calameo.com/read/0002302937fee85bf3fc2

UNESCO (Belli, C) (2013). “Situación Educativa de América Latina y el Caribe: Hacia


la educación de calidad para todos al 2015.” Oficina Regional de Educación para América
Latina y el Caribe: Salesianos impresores S.A. Recuperado el 28 de abril del 2018 en:
https://goo.gl/VdxCUh

Wintrop and McGiveney (2015). Why wait 100 years? Bridging the gap in global
education. The Brookings Institution, June 2015. Recuperado febrero 15 de 2017 en:
https://brook.gs/2HVGSls