Sie sind auf Seite 1von 7

El Ordenamiento Territorial es un proceso planificado y una política de Estado, en

donde se plantea el análisis de la estructura territorial, para organizar y


administrar en forma adecuada y racional la ocupación y uso del territorio, a fin de
prevenir y mitigar los impactos generados por las actividades económicas y
sociales en una unidad territorial y contribuir al bienestar de la población y la
preservación de la oferta ambiental, a partir del diseño de acciones de
intervención. (Borbón 2009). En esencia, el ordenamiento debe concebirse como
un instrumento para alcanzar mejores condiciones en la calidad de vida de las
poblaciones y, por ende, como un instrumento para construir “un orden deseado”
(Hernández 2010).

El plan de ordenamiento territorial (por sus siglas POT) como instrumento técnico
y normativo de planeación y gestión de largo plazo involucra varios ejes resultados
de la incidencia espacial de las políticas ambientales y sectoriales de desarrollo:
económico, social y cultural, como también el manejo político-administrativo de un
territorio. El objetivo del POT será orientar el desarrollo del territorio municipal por
los próximos años y que regulará la utilización, ocupación y transformación del
espacio físico urbano y rural. (Forero, 2004). En si el POT es en esencia, el pacto
social de una población con su territorio, es un estudio, que nos dice la forma
cómo podemos utilizar de la mejor manera los recursos que tenemos en nuestro
territorio.

Para la ejecución del POT tiene tres (3) herramientas esenciales: el plan de
ordenamiento territorial, el plan de desarrollo municipal y el presupuesto que
deben articularse y armonizarse para lograr el objetivo principal de la
administración que es: mejorar la calidad de vida de sus habitantes (Forero. 2004).

El POT se concreta a través de la ejecución de proyectos de infraestructuras que


se han programado para una duración aproximada de 3 periodos administrativos
(12 años), el cual permitirá construir municipios productivos y sostenibles. El plan
de desarrollo municipal se ejecutaría en 1 periodo (4años) junto con el
presupuesto El problema radica en que las distintas ciudades y/o municipios no se
ejecutan el plan, por diversos motivos que se resumen seria la falta de acuerdos y
planificación, generado divergencias en el ejercicio de la planificación del territorio
y aplazando la ejecución de la misma (Rodríguez H, H. 2012).

Un ejemplo de estas falencias seria el POT de la ciudad de Cali, el cual fue


adoptado hace 13 años a través del Acuerdo 069 del 2000. Pero la ciudad ha
tenido una serie de cambios no solo relacionados con el territorio, sino en el
ámbito social y económico (El Tiempo 2012). Otro motivo seria que la realidad
territorial no corresponde a lo planeado en el POT vigente (deterioro ambiental).
Asimismo otro ejemplo seria en Ibagué en el 2011 CORTOLIMA realizo la
modificación excepcional de normas urbanísticas del P.O.T de la capital tolimense,
donde se constató que fueron ajustados según las recomendaciones dadas por la
Corporación. A la resolución dada, la corporación comenta que no corresponde a
la modificación excepcional.

Por lo tanto la complejidad del ordenamiento reside en saber, ¿Cómo ejecutar de


la mejor manera el POT? ¿Qué es lo que desea la sociedad que se haga en su
territorio?, teniendo en cuenta que esta es diversa, multicultural y estratificada y
tercero, ¿cómo se genera un proceso de ordenamiento en un país donde el
conflicto es el tema del día a día?

Este tipo de problemáticas no solo se percibe en nuestra región, sino no en otros


departamentos, debido a que durante la vigencia del actual POT se han
presentado diversas problemáticas que han generado divergencias en el ejercicio
de la planificación del territorio. Flórez (citado por Rodríguez H, H. 2012)
manifiesta “Se presentan inconsistencias cartográficas en su delimitación y ha
generado conflictos en áreas residenciales”, es decir el problema radica en la
definición de polígonos y los rangos de alturas que en muchos casos no es
coherente con el desarrollo existente.
Es por esto que se requiere un ajuste de la directriz, para que se adecúe a las
necesidades actuales del municipio. Además entender que las administraciones
pasada realizaron avances en temas de diagnostico, por lo tanto deben ser
retomados durante la actual, recogiendo los estudios y realizando un mapeo de
que sirve y que no. De este modo a partir de esto puede identificar ciertas
problemáticas territoriales y ajustar el plan de ordenamiento territorial
De igual forma se debe hacer énfasis también en crear una economía que sea del
todo solida y acorde a las necesidades del sitio que se está tratando, además de
un estudio de la población, necesidades y demás, Consolidando esta parte que
van de la mano al POT, proveer la necesidad de infraestructura que les permita
suplir sus necesidades básicas talos como centrales eléctricas, vías, zonas
verdes, siempre y cuando que preserven el medio ambiente y lugares de vivienda
y trabajo acorde a los presupuestos, ya que Sen (1983) (citado por Medus 2009)
“aunque los bienes y servicios son valiosos, no lo son por sí mismo, su valor
radica en lo que pueden hacer por la gente, más bien lo que la gente puede hacer
con ellos”. Es decir es importante este tipo de vista económico, pero sigue siendo
aun más importante la capacidad de la gente para adaptarse a los cambios y tener
en cuenta que todo lo que se hace es por y para la gente

Por lo tanto para concluir una vez identificada la problemática, el reto de la revisión
y ajuste del Plan de Ordenamiento Territorial es encontrar soluciones para la
región, por lo cual es necesario fundamentarse de una metodología que se adapte
a la realidad local, resaltando que no se van a solucionar una vez se implemente
el POT, puesto que es sólo una herramienta que nos dice cómo se pueden ir
solucionando esos problemas.
Además los planes de ordenamiento no son independientes de los planes de
desarrollo, debido a que a partir de sus acciones inciden sobre el orden territorial y
para eso esta incidencia debe ser orientada, dirigida y planificada, como también
debe estar acompañada de programas y proyectos con las personas para que la
fortalezcan, así como de un control efectivo para que no se repita.
e
Otro problema al que nos enfrentamos es que casi siempre priorizan el
ordenamiento basándolo por ejemplo en la economía, o actividades humanas
presentes en una determinada zona, cuando se debería comenzar por ordenar el
territorio en base a los recursos naturales críticos como son “el recurso agua” que
escurre por las cuencas hidrográficas, los bosques, los suelos, etc. Y que a partir
de ellos se establecen las actividades económicas y humanas.

Países latinoamericanos han demostrado querer cambiar su forma de concebir al


estado, mejorar sus estructuras tener un crecimiento más sostenido y equiparado
entre el crecimiento poblacional y el uso de su territorio, pero para que se logre es
necesario el fortalecimiento de la sociedad en general, particularmente los
gobiernos locales, brindando información que permita a contribuir las buenas
prácticas en planificación, ordenamiento, gestión y desarrollo territorial (Boisier,
1998). El ordenamiento territorial debería comenzar por darse de manera integral y
en concordancia entre todos los departamentos.

En síntesis, un buen Plan de Ordenamiento Territorial debe integrar tanto lo


económico, lo político, lo social basándose en todos los actuales temas
ambientales de mayor importancia (recursos naturales, áreas naturales protegidas,
cambio climático, bosques, etc.) y todo ello con participación activa de la población
para así lograr el desarrollo nacional sin diferencias.

Proceso que se debe seguir para la elaboración de un plan de manejo de nuestro territorio:

a) Impulsar el Ordenamiento Territorial Nacional y la Zonificación Ecológica Económica como


soporte para la conservación, uso y aprovechamiento sostenible de los recursos naturales y de
la diversidad biológica, así como la ocupación ordenada del territorio.

b) Incorporar en los procesos de Ordenamiento Territorial el análisis del riesgo natural y


antrópico, así como las medidas de adaptación al cambio climático.

c) Impulsar mecanismos para prevenir el asentamiento de poblaciones y el desarrollo de


actividades socioeconómicas en zonas con alto potencial de riesgos ante peligros naturales y
antrópicos.
d) Impulsar el Ordenamiento Territorial como base de los planes de desarrollo concertados y
de desarrollo de fronteras en la gestión de cuencas hidrográficas y las zonas marino-costeras.
Bibliografía

Boisier, S. (1998). Teorías y metáforas sobre desarrollo territorial. Revista natural


de ciencias sociales. N 2 5-18. Chile
Borbón R, A. (2009) Fortalecimiento de la Política de Educación Ambiental en el
Departamento del Huila. Ministerio de Ambiente Vivienda y Desarrollo
Territorial
Cambios en la ciudad demandan ajustes en el POT. (2012). Publicación extraída
de la pagina web http://www.eltiempo.com/archivo/documento/CMS-
12155863. Cali. Colombia
El POT no estará listo para este año. Publicación18 de julio de 2012. Extraída de
la pagina web http://www.eltiempo.com/archivo/documento/CMS-12155863.
Cali. Colombia
Forero, S. (2004) Serie Planes de Ordenamiento Territorial Guía Metodológica 1
Información práctica para formulación de Planes de Ordenamiento
Territorial. Bogotá, Colombia. Extraído de la página web http:
www.minambiente.gov.co/portal/default.aspx
Hernández Y, T. (2010). El ordenamiento territorial y su construcción social en
Colombia: ¿un instrumento para el desarrollo sustentable? Revista
Colombiana De Geografía. N. º 19, 2010. ISSN: 0121-215x. Bogotá,
Colombia. pp. 97-109
Medus, N. (2009), Otros desarrollos. Las ciudades rurales, los actores y el
desarrollo territorial rural. Un análisis de caso en La Pampa, Argentina. Ed.
Huellas nº 13 (pp. 147-157) ISSN 0329-0573
Rodríguez H, H. El Plan de Ordenamiento Territorial de Sogamoso no ha
avanzado: El POT lleva 12 años desde que fue adoptado y se ha
implementado en un 21 por ciento. Fecha de publicación 30 de noviembre
de 2012. Extraído de la pagina web
http://www.eltiempo.com/archivo/documento/CMS-1241124. Bogotá,
Colombia

Verwandte Interessen