Sie sind auf Seite 1von 9

MANUAL DE LOS PROCESOS LEGALES PREVIOS AL

PROCEDIMIENTO DE AUTOPSIA

Rama: Medicina Legal 
OBJETIVO

El   presente   Manual,   tiene   como   propósito   establecer   de   una


manera   clara,   los   criterios,   normas   y   los   procedimientos
aplicables   a   las   actividades   inherentes   a     los   procesos   legales
inherentes a la práctica de autopsias en Venezuela, en el marco de
las regulaciones vigentes sobre la materia. 

De igual forma, persigue alcanzar un alto grado de confiabilidad
al unificar los procedimientos  y pasos a seguir desde el punto de
vista jurídico, lo cual permitirá: 

• Ofrece una guía rápida y confiable sobre los pasos legales y
procedimientos a seguir en el desarrollo de las autopsias. 

• Disminuye la discrecionalidad e informalidades en cuanto a
éstos procesos. 

• Determina los niveles de responsabilidad de cada uno de los
funcionarios   adscritos   a   los   diferentes   organismos
involucrados en los procedimientos legales.

ALCANCE 
El uso y aplicación de este Manual, abarca los pasos en el proceso
y   protocolo   de   Autopsias,   así   como   los   organismos   y   entes
involucrados. 
  

INFORMACIÓN COMPLEMENTARIA SOBRE LAS AUTOPSIAS:

La Autopsia Medico Legal tiene como objetivos:  
• Determinar la causa de muerte 

• Ayudar a establecer la manera de la muerte 

• Colaborar en la estimación del intervalo postmortem 

• Ayudar a establecer la identidad del cadáver

Causas de la Autopsia Médico Legal 
  

VIOLENTAS  NO VIOLENTAS 
D
Homicidios  Súbitas (de cualquier causa) 
s
De personas que no recibieron
Suicidios  I
 atención médica adecuada. 
De personas que si recibieron 
Accidentes: Domestico,  atención médica adecuada,  D
de trabajo o de transito.  pero que ocurrieron de  p
manera sospechosa. 

D
m

D
 

BASE LEGAL: 

• Código de Instrucción Médico Forense 

• Código Orgánico Procesal Penal 

• Código Civil de Venezuela 

• Manual   de   Normas   y   Procedimientos   para   el   Manejo   del


Certificado de Defunción EV­14
  

En Venezuela, La autopsia, es un procedimiento pericial previsto
por   el   legislador   penal   venezolano,   tipificado   en   el   Código   de
Instrucción médico forense, Art. 77 al 106 (de los procedimientos
después de la defunción); en el Código Orgánico Procesal Penal,
Artículos 214 al 217, Código Civil de Venezuela, Art. 476­598 y
el Art. 285 Constitucional.

Es importante señalar, que es el Código de Instrucción Médico
Forense,   el   que   establece   las   normas   de   la   Experticia   Médico
Legal,   no   obstante   de   su   data   (1.878),   aun   está   vigente.   Los
Artículos   del   77   al   106,   contienen   el   procedimiento   a   seguir,
luego de la defunción. 

UNIDADES QUE INTERVIENEN: 

­Unidades de medicina legal 
­Ministerio Público 

­Policía   investigativa   (Cuerpo   de   Investigaciones   Científicas,


Penales y Criminalísticas   

  CICPC). 
­Autoridad Civil
  
NORMAS

• La Policía de Investigaciones Penales (CICPC), en cumplimiento de
instrucciones del Ministerio Público,  es el Organismo encargado de
las investigaciones penales, en aquellos casos de muertes violentas o
cuando existan fundadas sospechas de hechos punibles. 

• Será   en  las   Dependencias   de   la   Medicatura   Forense  (Morgues),


donde los médicos o médicas, procedan a practicar las autopsias.

• El  Médico Forense, es el encargado y responsable de practicar el
examen minucioso del cadáver, así como la autopsia, permitiéndole
recopilar los indicios necesarios para determinar si murió de forma
natural, accidental, se suicidó o fue víctima de un homicidio. Cada
tipo de muerte presenta unas características singulares que quedan
grabadas en la piel, los tejidos y los  órganos internos del difunto.
Descubrirlas   es   una   ardua   tarea   que  pone   a   prueba   la   pericia   del
forense.
  
PROCEDIMIENTOS
OBJETIVO GENERAL
Describir los pasos a seguir, para la práctica de autopsias, siguiendo los
criterios,   pasos   y   procedimientos   establecidos   en   la   norma,   vale   decir:
Código   de   Instrucción   Médico   Forense   y   Código   Procesal   Penal
Venezolano. 
OBJETIVO ESPECIFICO
Poder   determinar,   a   través   del   examen   minucioso   del   cadáver,   y   de   la
autopsia correspondiente, la causa de muerte del individuo, a través de la
recopilación   de   indicios   necesarios   para   establecer,   si   murió   de   forma
natural, si fue un  suicidó o fue víctima de un homicidio. 
Cada   tipo   de   muerte   presenta   características   singulares   que   quedan
grabadas en la piel, los tejidos y los órganos internos del difunto. 
ALCANCE
Contiene los pasos a seguir, desde la notificación o ubicación del cadáver,
hasta la obtención del o los resultados obtenidos de la necropsia, lo cual
debe incluir la causa real de muerte. 

MANEJO DEL CADAVER ANTES DE SER LLEVADO A LA
MEDICATURA FORENSE (MORGUE):

Pasos a seguir, en caso de muerte violenta, súbita o cuando existan
fundadas   sospechas   de   que   la   muerte   es   consecuencia   de   la
perpetración de un hecho punible: 

1.­   Antes   de   procederse   a   la   inhumación   del   occiso,   la   policía   de


investigaciones penales, auxiliada por el médico forense, realizará la
inspección   corporal   preliminar,   la   descripción   de   la   posición   y
ubicación del cuerpo, antes de ser trasladado a la medicatura forense.
Este examen minucioso debe incluir: Identificación del cadáver (si es
posible), descripción de los signos de muerte (livideces, rigidez...) y la
estimación de la fecha de fallecimiento, anotación de todas las lesiones
que se aprecian, realización de fotografías y esquemas del cadáver y su
sitio,   búsqueda   de   rastros   de   manchas,   armas   y   demás   indicios   de
interés criminalístico. 
 2.­Posteriormente, deben proceder con la evaluación del carácter de las
heridas y reconocimientos pertinentes, además de cualquier otra diligencia
que le ordene el Ministerio Público. 
3.­   En  aquellos  casos  donde  los  hechos  ocurran  en    sitios  donde  no se
dispongan   de   médicos   forenses,   o   no   esté   disponible,   la   policía   de
investigaciones   penales   procederá   a   levantar   el   cadáver,   disponiendo   su
traslado a la morgue correspondiente, o a otro lugar en donde se pueda
practicar la autopsia, su identificación final y la entrega a sus familiares. 

4.­ La policía de investigaciones penales procurará identificar al occiso a
través de cualquier medio posible.  
5.­ Cuando los representantes de los órganos encargados de la persecución
penal no puedan hacerse presentes en el lugar del suceso, el levantamiento
del   cadáver   y   las   actuaciones   podrán   ser   realizados   por   un   oficial   del
cuerpo de control y vigilancia de tránsito terrestre, auxiliado por el médico
forense, para la inspección corporal preliminar del cadáver, establecida en
el paso Nro. 1.  

6.­ Seguidamente, el cadáver debe ser trasladado a la medicatura forense
(morgue) correspondiente. 
  
MANEJO DEL CADAVER LUEGO DE SER LLEVADO A LA
MEDICATURA FORENSE (MORGUE): 

7.­ De todas estas actuaciones, debe dejarse constancia, en conformidad
con las normas generales de establecidas en el Código Procesal Penal. 

8.­   Para   proceder   a   la   autopsia   es   necesario   que   hayan   transcurrido   lo


menos veinte horas desde la del fallecimiento. 

9.­ Cuando se trate de cadáveres encontrados, los médicos calcularán el
tiempo que tienen de muertos y harán siempre el cómputo anterior para la
inhumación. 

10.­ Previo al inicio del examen o autopsia, el médico debe proceder a
practicar   un     examinen   minucioso   del   exterior   del   cadáver,
procurando el reconocimiento de heridas exteriores y el estado en que
se encuentran,  se constatan los signos ciertos de muerte. Los forenses
concretan   la   identidad   de   la   víctima   y   realizan   su   descripción
detallada: edad, estado de la dentición, talla, peso, color de pelo y ojos,
cicatrices,   tatuajes.   En   ciertos   casos,   como   son   la   muerte   por
carbonización y por armas blancas o de fuego, el cadáver   debe ser
sometido a radiografías. Por último, el forense debe proceder a revisar
las   roturas   y   manchas   existentes   en   las   ropas   e   intentan
correlacionarlas con las lesiones corporales. 
 11.­ Tras retirar las vestimentas, se deben efectuar, entre otras, las
siguientes   actuaciones:   tomar   fotografías   y   hacer   diagramas   del
cuerpo,   así   como   de   las   heridas   y   anomalías   congénitas   o   por
enfermedad.   Describir   cada   lesión,   localización   anatómica,   tamaño,
forma, color, trayectoria, características, etc. Recabar otras pruebas de
interés criminalístico, pelos, bordes de las uñas, fibras, barro, polvo y
fluidos  corporales.  Examinar  y  recoger  muestras,  si   procede,  de  los
orificios naturales.  Si en el proceso de examen del cadáver, el médico
ubica señales de la perpetuación de un delito, tratará de determinar, si
las mismas fueron producidas antes o después de la muerte. 
12.­ La vestimenta, objetos, armas encontradas junto al cadáver, deberán
ser examinadas con minuciosidad. El médico declarará si el examen de los
objetos que rodeen al cadáver,   y su fisonomía, puede deducirse que ha
habido lucha. 

13.­ En los casos específicos de armas ubicadas en la mano del cadáver,
que   orienten   hacia   la   sospecha   de   homicidio,   requerirá   de   un   examen
exterior minucioso. 
 14.­ Durante el desarrollo del examen físico exterior, debe procederse a
tomar   todos   los   rasgos   principales   de   la   fisonomía   del   cadáver,   señas
particulares y el tipo o clase de vestimenta; incluyendo, aquellas heridas
sufridas durante el trascurso de la vida del occiso,   lo anterior, servirá de
gran ayuda para la identificación de victimas que no portan documentación
de identificación. 
15.­ Agotados los procedimientos anteriores, el médico procederá a la 
abertura de las tres cavidades, en la forma prescrita por la ciencia forense, 
para lo cual, tomará las debidas precauciones de higiene y seguridad.  
16.­   Durante   el   desarrollo   del   examen   de   órganos   interiores,   y   con
independencia   del   método   utilizado,   cada   autopsia   incluye   una   serie   de
pasos que hay que seguir, según el tipo de muerte que se sospeche. En
aquellos casos donde se presuma envenenamiento, el médico procederá a la
extracción de aquellos órganos en los cuales puedan encontrarse sustancias
toxicas, procediendo al envasado y sellado de los mismos, para su posterior
remisión a los laboratorios para los estudios pertinentes.  
17.­   El   médico   forense,   debe   proceder   a   una   descripción   exacta   de   las
lesiones, especificar a qué clase pertenecen bajo el doble aspecto de su
gravedad   y   naturaleza,   soportando   sus   hallazgos   en   los   tratados   de
Medicina Legal.  
18.­   La   autopsia   del   cadáver   se   practicará   en   las   dependencias   de   la
medicatura forense, por el médico correspondiente.  
19.­ En aquellos lugares donde no se disponga de medicatura forense o
medico, el Ministerio Público designará el lugar y médico encargado de
practicar la autopsia.  
20.­   Todo   médico   encargado   de   practicar   autopsias,   deberá   concurrir   a
debate en aquellos casos en que sea requerido.  
21.­ En aquellos casos en los cuales el cadáver ha sido sepultado antes del
examen o autopsia correspondientes, el Ministerio Público solicitará al Juez
la orden de exhumación, en el entendido de que estas diligencias sean de
verdadera utilidad a la causa. 
22.­   Par   los   casos   mencionados   en   el   punto   21,   y   en   la   medida   de   lo
posible,   deben   hacerse   las   gestiones   necesarias   para   informar   con
antelación del procedimiento de exhumación a algún familiar del occiso. 
23.­ Concluido el examen o autopsia, debe procederse de inmediato a la
sepultura del cadáver, por lo que debe quedar establecido el sitio exacto de
la inhumación por si hubiere necesidad de un nuevo examen.  
24.­ El médico forense procederá a elaborar un informe  pormenorizado
donde indique la causa de la muerte y descripción detallada del cadáver, lo
cual   incluye   datos   personales,     vale   decir:   sexo,   edad,     dirección,
familiares, otros. 
25.­ Fin del procedimiento