Sie sind auf Seite 1von 12

~ 1 ~

La apuesta por el Turismo en El Salvador
La apuesta por el Turismo en El Salvador

Presenta : Lic Jorge Obdulio Castillo San Salvador, Mayo 2019.

Alejandro Gómez Lara Consultor OMT

Turismo en El Salvador Presenta : Lic Jorge Obdulio Castillo San Salvador, Mayo 2019. Alejandro Gómez

Nota introductoria

~ 2 ~

Al margen de la realidad nacional, nuestro escenario turístico se vuelve esperanzador de cara al quinquenio que inicia.

Es necesario si hacer una profunda reflexión sobre lo que hemos estado haciendo los últimos 10 años y sobre esta, tomar las acciones que puedan hacer la diferencia.

Desde hace años hemos insistido en la necesidad de dar a la actividad turística un lugar preponderante en nuestro quehacer económico, a pesar de ser algo que sucedido como un proceso normal en otros países de la región y con muy buenos resultados, ninguno de nuestros gobiernos ha dado tal trascendental paso.

Hablar de una declaratoria de dar al turismo la importancia de Política de Estado, como pretendemos, pasa por la comprensión de todas las actividades relacionadas que se verían impactadas por dicha declaratoria. Implica un proceso serio de revisión y armonización de Leyes, una coordinación inter ministerial e inter institucional, para que toda actividad que se realice tenga a la base el pensamiento de las necesidades del desarrollo turístico. Implica asimismo tomar decisiones políticas importantes de cara al resultado esperado y comprender, como muchos otros países lo han hecho, que el turismo es un benefactor de cualquier economía, y que si los países ricos lo han desarrollado como un eje transversal de sus economías, y nosotros ¿que estamos esperando?.

El turismo es una actividad económica de altísima rentabilidad, su insumo principal es nuestra gente, seguido por nuestros escenarios o atractivos naturales. Nuestra ubicación geográfica es un potenciador de dicha actividad, pero esta se ha visto coartada por la miopía de nuestros mandatarios y otros países en la región han tomado el liderazgo que nos corresponde, tal es el caso del desarrollo aeroportuario, el cual se ha quedado rezagado pudiendo ser el “hub” que se pretendió desde su inicio, y es el único aeropuerto que tiene posibilidad de crecimiento, los demás del la región centroamericana YA NO PUEDEN CRECER MAS.

Sin embargo, lograr el propósito de convertir a nuestro País en un destino turístico pasa por haber suplido otras necesidades, que dicho en forma simple, pasan por haber desarrollado condiciones de vida dignas para los salvadoreños, o hacer de este un país vivible que nos permitan ser atractivos para los viajeros que están ávidos de nuevos destinos.

Se vale soñar… estas condiciones dignas tienen muchas implicaciones, que vistas a la distancia no tienen relación con nuestra propuesta, pero son la base de nuestra identidad y, el respeto por nosotros mismos.

~ 3 ~

Cuando hablamos del turismo como un eje transversal de nuestro quehacer, tenemos que comprender que no se puede hablar de turismo sin seguridad pública. Tal como hemos expuesto en otros documentos, la seguridad pública es un compromiso que el estado NO CUMPLE, pero por

la cual cobra cada año millones y millones de dólares, sin realmente “entregar” el producto por el cual todos pagamos, aun con nuestras vidas:

la seguridad pública. Nuestros medios de comunicación llenan sus noticieros con la cuenta de personas asesinadas por día… y eso ha llegado

a ser nuestra cotidianeidad. Triste realidad.

Es desafortunado como se nos ha forzado a aceptar la necesidad de pagar más y más cada vez por nuestra seguridad, y lo hemos aceptado como normal… salvo que en cuanto a turismo respecta, eso no puede ser ni es. Los viajeros NO buscan destinos socialmente convulsos. Nuestros mandatarios han hecho cualquier cosa con el presupuesto, menos generar las condiciones para que podamos vivir, menos aún para ser turísticamente atractivos. Hemos llegado a extremos en los cuales la misma Policía acompaña ó da escolta a las personas que huyen de sus lugares de origen debido a la amenaza de las pandillas, y como el Ministro de Defensa hace gala de su ignorancia distribuyendo tanquetas en los pocos parques que aún quedan, dejándonos claro que estamos en una situación de guerra… según él o sus asesores, para dar “tranquilidad” a la población. NO ES normal ni aceptable ver soldados en la ciudad, no estamos en guerra.

Hablar de turismo es hablar de medioambiente, pero no se pude hablar de este sin hablar del agua, de la protección y reforestación de las cuencas hidrográficas, de proteger lo poco que aún queda del peor depredador de todos: nosotros mismos, así se construye en casi cualquier lugar , se talan arboles y se sustituyen por abundancia de postes (hasta 8 en cada esquina), se contamina y se tira basura por doquier sin que haya normativa alguna que nos obligue a cambiar esta práctica tan común y que busquemos aun justificarla como “cultural” nuestra cultura no debe

ser sinónimo de suciedad. Hablar de medioambiente también es hablar de agua potable para la población, cambio del sistema de distribución (se pierde casi el 50% en fugas) así como sistema de tratamiento de las aguas negras y servidas; pero es raro el día que no hay cierre de calles (incluyendo la carretera al Aeropuerto!) por la falta del suministro de agua,

y eso en El Salvador es normal.

A esto se suma el caos vehicular en el que vivimos (distancias a cubrir en

10-15 minutos ahora toman fácilmente 1 hora a cualquier hora!), sin que ningún funcionario tome iniciativa para resolverlo, y como nuestra vida se ha visto alterada por tantas situaciones anormales.

~ 4 ~

A nivel político, las autoridades a todo nivel cada día se ven expuestas a

los señalamientos de corrupción que se van descubriendo, siendo obscenas las cantidades de dinero que han sido sustraídas del presupuesto nacional, situación que crea –además de las carencias en los servicios públicos- la insatisfacción de los contribuyentes, quienes ese niegan a pagar impuestos para que políticos corruptos e inescrupulosos se los apropien… pero esto nos deja sin 1/3 del presupuesto solo en evasión del IVA, sin contar con los demás impuestos. Nuestros políticos compiten en el ranking de corrupción mundial. Se necesita generar confianza en los contribuyentes para captar los fondos necesarios para pagar el desarrollo, se necesita honestidad de los funcionarios para que el dinero proveniente de los impuestos también alcance. No importaría pagar más impuestos si se garantiza que se recibirán en servicios.

Como un buen augurio para el turismo, vemos con buenos ojos que el Desarrollo Local adquiere una importancia de rango ministerial. Esto es importante, en cuanto que este es determinante en el desarrollo de destinos turísticos y que a su vez es el eje del desarrollo económico y social de nuestra gente en cada destino turístico que desarrollemos como tal. Otro acierto es el Ministerio de Cultura, y desde ya damos nuestro voto de confianza a esta iniciativa, en tanto que necesitamos desarrollar nuestra identidad, retomar el interés por nuestras costumbres y tradiciones, artesanía, nuestra gastronomía y tantas otras facetas de nuestra cultura, que son a la larga una parte importantísima de nuestra oferta turística.

Como puede verse, todo está interrelacionado y el turismo no es más que la relación entre nacionales y extranjeros mientras visitan nuestro País. Durante su visita, los viajeros mientras se desplazan hacia nuestros atractivos turísticos, están expuestos a la realidad que vivimos (y por qué no decirlo, al riesgo que también vivimos), y definitivamente nuestra situación NO es algo que podamos ofrecer como atractiva a los viajeros por turismo. Eso es lo que hay que cambiar. No se trata de mejorar lo que ya sabemos que no funciona y seguir haciendo más de lo mismo.

La apuesta por el Turismo en El Salvador

Fuentes de empleo.

Uno de los aspectos más importantes del turismo es que es un generador de fuentes de empleo. Actualmente hay muchos salvadoreños que se ven

beneficiados con el ingreso que producen los visitantes en sus pueblos y ciudades que se han desarrollado como destinos con atractivos turísticos.

A diferencia de otras carteras de estado, el Ministerio de Turismo tiene la

capacidad de ser un generador de empleos y producción de bienes y servicios, el Ministerio es un promotor de la actividad turística que asegura

~ 5 ~

en cada destino la inversión privada y con esta las fuentes de empleo que ahora vemos multiplicadas en todo el País.

Más allá de los programas desarrollados contemplados en el plan de 2009, (Pueblos Vivos y las rutas turísticas) el País necesita un enfoque agresivo para la captación de más turistas que se mueven en la región y que NO vienen a El Salvador.

Las que fueron amenazas del Gobierno de EEUU es una realidad y las deportaciones se verán dramáticamente incrementadas, aumentando también las tasas de desempleo, marginalidad, violencia social y delincuencia. La necesidad de generar más fuentes empleo es impostergable y el turismo está demostrado que una solución. La situación social es precaria y los índices de violencia hace ya muchos años se salieron de control.

Burocracia.

La simplificación es la solución. Se dice fácil, pero hay que trabajar en ello. El crecimiento de la planilla del estado ha llevado a creación de más y mas trámites para justificar los puestos de miles de burócratas que lo único que hacen es entorpecer, dilatar los procesos. La burocracia drena recursos del estado que bien podrían utilizarse para beneficio de la población. Con frecuencia el sector turismo es una de las víctimas de la burocracia.

Seguridad Pública.

Al igual que los demás salvadoreños, el Ministerio de Turismo es un cliente directo de la seguridad pública, y como tal, tiene el derecho a exigir de las autoridades que se le den las condiciones de seguridad que necesitan los visitantes -al igual que todos los salvadoreños- para poder ofrecer el País como destino turístico, con la seguridad de que los visitantes pueden transitar libremente y sin temor a sufrir un percance, por cualquier lugar. ¿es mucho pedir?, No. Es lo menos que podemos exigir. Sin embargo hemos visto como el gran ausente en la gestión de la seguridad pública ha sido justamente el Ministerio de Turismo, como si su gestión no dependiese de la seguridad pública, habiéndose enfocado solamente al desarrollo local.

En un nuevo enfoque y visto desde la perspectiva propuesta, el Ministerio de Turismo ha de asumir un rol diferente, es quien ha de protagonizar la exigencia de la seguridad pública como una condición para cumplir con su cometido: desarrollar al país como destino turístico. Esto es una decisión política. Ya sabemos que la inseguridad es un negocio altamente rentable para algunos, y que cuantos más muertos haya mejor

~ 6 ~

para el negocio de las Agencias de Seguridad, las ventas de armas y quienes se lucran de la manutención de los reos y todo el aparato del estado para la custodia de los mismos. La inseguridad pública es un negocio muy rentable que pasa por la venta de alambre razor, los sistemas de video vigilancia (que no digo que sean innecesarios), y tantos otros aspectos que se relacionan con nuestra forma de vida secuestrados como estamos en nuestras colonias. Este negocio hay que cambiarlo por la seguridad pública.

Hemos llegado al colmo de la ignorancia con la gestión de la Policía, en donde en diferentes momentos se tratado de eliminar uno de los logros más importantes en seguridad turística: La POLITUR, un proyecto ambicioso que incluye llevar al agente de policía a una formación integral a para la atención de turistas, y que no ha sido debidamente valorado. Es importante estacar que en el tiempo es una de las ramas de la Policía que debería aumentar gradualmente y llegar a ser la Policía que se destaca para quedarse –mas allá de la vigilancia de carreteras y acompañamiento de grupos, en los municipios del programa de Pueblos Vivos, cuyo ejemplo más cercano de integración a las necesidades de la comunidad y sus visitantes lo tenemos en El Tunco.

Educación.

El desarrollo del turismo conlleva una modificación curricular en el plan de estudios, no solo en los bachilleratos especializados, y escuelas técnicas específicas. Todos somos anfitriones frente a los viajeros, y por tanto nuestra educación debe incluir el componente del turismo como concepto y el nuestro como anfitriones, como parte de nuestra cultura general. Por otro lado, y habiendo tenido la experiencia de la enseñanza especializada, se requiere que nuestro sistema educativo produzca técnicos en turismo para las diferentes áreas y necesidades de la industria turística hostelera, lo cual no se ha logrado, a pesar del desarrollo de más y más establecimientos del sector, los que terminan “robándose” el personal calificado.

La escuela de turismo en el INFRAMEN perdió hace mucho la mística y curricula que dejaron sus fundadores, todos provenientes de la Escuela Superior de Hostelería de Madrid. Es el momento de pedir ayuda nuevamente a la comunidad internacional y rescatar lo que queda en beneficio de nuestros jóvenes. Si hemos de proyectarnos para ser un destino turístico, necesitamos formar personal calificado, más allá de personal de servicio y cocineros/as. Esta situación se ha dejado al mercado, y el mercado no está a la atura de la necesidad, nuestros actuales egresados de licenciatura en Turismo solo han tenido un 20% de su curricula sobre la materia.

Medioambiente

~ 7 ~

El turismo considera su oferta turística a partir de los atractivos naturales, sin embargo, el Ministerio No tiene una voz incidente para verter opinión sobre los desarrollos que afectan el medioambiente, siendo ajeno a las entidades que otorgan los permisos.

El mismo Ministerio de Turismo ha calificado como de “Interés Turísticoproyectos que riñen con el medioambiente y que ejecutarlos implica la tala de muchos árboles, satisfaciendo solo el interés por el amento de la plusvalía de las propiedades a costa del deterioro y depredación del medioambiente.

Salubridad.

Este es un rubro que compete al Ministerio de Salud?…No, compete también al Ministerio de Turismo, sin embargo es también el gran ausente en el trabajo de prevención de la contaminación y solo hemos visto algunas acciones tímidas para re educar a la población en la gestión de desechos contaminantes y solo se le ha visto participar con una planta de tratamiento.

Turistas, visitantes, viajeros?

Hasta donde este texto va, no hemos hablado de turistas. Estos solo aparecen en los informes del Ministerio de Turismo, pero que no pasarían un análisis serio de la validez del término para los viajeros que ingresan al País.

Nuestro registro adolece de una confusión crónica –y conveniente- respecto al turista como tal y este no es el momento para discutir los métodos y conceptos, baste decir que necesitamos aumentar las llegadas internacionales que generan cuartos/noche y la estadía promedio que a su vez aumentan el gasto turístico.

Es importante destacar que los turistas se clasifican en los hoteles, sin menosprecio de la importancia que tiene para el País, el esfuerzo que se hace por los programas de Pueblos Vivos y atracción de cruceros, pero desafortunadamente estos no tienen un impacto real en la ocupación hotelera, que es la que al final evalúa la gestión de atracción del turismo internacional. Los turistas se hospedan en los hoteles y traen DOLARES FRESCOS QUE EL PAIS NO TENIA. No se trata de salvadoreños viajando los fines de semana por el interior del País, eso es un concepto diferente.

La ocupación promedia en un 60%, esto es un 40% de capacidad ociosa

sobre el cual hay que trabajar.

El tema de la ocupación siempre es una

~ 8 ~

controversia, en cuanto que no aumenta la oferta por la baja demanda y no ha habido la confianza para desarrollo de más proyectos por las condiciones e inestabilidad del entorno. Como sector, el impacto de la generación de empleo rápido y fácil y tecnificado es grande. Otro punto de interés es señalar que la participación del empleo que genera el sector turismo en la economía nacional es del 7.8%

Desarrollo local.

El proyecto “Pueblos Vivos” surge como una necesidad de genera condiciones de preparación de producto turístico mientras sucede la crisis económica mundial de finales de 2008, el año 2009 cuando se presentó el proyecto a las nuevas autoridades y 2010. Es solo que la crisis ya paso hace años y no podemos seguir solo acariciando el proyecto “Pueblos Vivos”, llega el momento de hacer la proyección internacional de nuestro País, lo cual aun no se ha hecho de manera integral y sostenida.

Se ha escrito mucho y trabajado bastante en desarrollo de los destinos turísticos, se propone un Departamento de Desarrollo Turístico cuyo objetivo principal, impulsar programas que contribuyan a promover mayores niveles de calidad y competitividad, la generación de capacidades locales y el desarrollo turístico sostenible. Se han de desarrollar procesos de trabajo orientados a la divulgación e implementación de planes turísticos, el desarrollo de capacidades locales con municipalidades y comités de turismo, la capacitación y acompañamiento para la consolidación de MIPYMES turísticas y el impulso para el desarrollo de nuevos productos (turismo rural, visitas guiadas, montañismo, etc).

Articular estos programas implica una estrategia de fortalecimiento de la competitividad de destinos, más allá de la convocatoria para los premios de "Pueblos Vivos” cada año, la cual se dirige a aprovechar la riqueza y diferencias culturales de diversas regiones del país, para promover con diferentes grupos y actores locales, los productos turísticos (oferta gastronómica local, artesanías con identidad), con el fin de ofrecerle al

turista una experiencia integral -que complemente los atractivos naturales

y culturales-, que permita el desarrollo de MIPYMES, la incorporación de

las comunidades en la industria turística, mayor desarrollo local y una mejor calidad de vida para los actores vinculados con los programas.

La estrategia se desarrolla mediante la ejecución de los programas de turismo rural y turismo rural comunitario, gastronomía tradicional,

artesanías con identidad, MIPYMES y programa de capacitación, los cuales pretenden consolidar destinos cada vez más competitivos, incorporar a los actores locales en la gestión del mismo y hacer que cada vez más personas

y empresarios se beneficien de la industria turística.

~ 9 ~

Esta gestión se orienta a que los empresarios y comunidades se incorporen a la industria turística de una manera más competitiva, que se promueva la autogestión comunitaria, el uso inteligente de los recursos naturales y su conservación; con lo cual se logre beneficiar a las comunidades rurales del país, diversificar sus fuentes de ingreso y mejora la calidad de vida de los pobladores de diferentes regiones del país.

El manejo de los incentivos tributarios al sector tiene que verse bajo la upa del pago del impuesto más importante: EL IVA, este se genera partir la creciente cantidad de transacciones que la cascada turística desencadena, más actores en el sector turístico, más impuestos por IVA generados. El turismo se incentiva en el impuesto sobre la renta, ya que tiene la bondad que en turismo las utilidades del año fiscal se reinvierten, los establecimientos mejoran sus instalaciones y equipos y apuestan por la competitividad mejorando continuamente su calidad. Este es un círculo virtuoso en donde todos ganamos.

Gastronomía

La experiencia del Chef Ricardo Arucha en uno de nuestros principales hoteles en San Salvador es escuela. Su trabajo de investigación para la preparación de los festivales gastronómicos es digna de mencionarse. Su trabajo consistió por varios meses en recorrer el país buscando recetas autóctonas, hablando con las abuelas en los pueblos y rescatando las recetas para prepararlas y servirlas en el hotel donde trabajaba.

Lo que hemos visto es precario, silvestre y desordenado. Cualquier hijo de vecina monta un “festival gastronómico” en la plaza de uno de nuestros Pueblos Vivos con carne asada en medio de un basurero donde no se puede ni caminar y el MITUR lo respalda y promueve (¿?). Necesitamos un trabajo más serio de rescate de nuestras tradiciones y un ordenamiento de los servicios turísticos que valga la pena ofrecen al extranjero.

Calidad / precio.

La ausencia de la autoridad turística en la vigilancia de la calidad de los servicios turísticos no ha llevado a un desorden en el cual se “califica” establecimientos sin tener claridad de la responsabilidad y compromiso inherente con la calificación a la relación calidad - precio. Hay todo tipo de denominaciones y “calidad”, sin que se aplique de manera sistemática una norma y criterio para establecer la calidad y el precio por los productos o servicios. El MITUR NO trabaja de la mano con las autoridades que han de vigilar el cumplimiento de una normativa que garantice al consumidor la calidad por el precio que paga.

Artesanía

~ 10 ~

Estas son parte de la identidad de nuestra cultura. Buscamos enviar con cada viajero un mensaje que refleje lo que somos, lo que hacemos, nuestra historia, nuestra laboriosidad y creatividad. Necesitamos desarrollar artesanía propia de cada destino.

Este proceso impacta positivamente en la generación de productos artesanales y utilitarios novedosos, de calidad, que contribuyen a mejorar aspectos organizativos de los colectivos artesanales, los ingresos de las artesanas y fortalece su autoestima al comercializar y posicionar sus productos. El proceso trabaja no solo en la incorporación de elementos de identidad en los productos y con las técnicas que trabaja el artesano, sino que desarrolla procesos para la organización de los colectivos, capacitación en gestión empresarial, generación de marcas, registros de marcas, la promoción y la comercialización de los productos en eventos o ferias.

Es importante señalar que esta iniciativa se enmarca dentro de un proceso de generación de conocimiento, capacitación y desarrollo de productos, que inicia con la capacitación en diseño artesanal, pero que requiere trabajo en temas de organización, capacitación en gestión empresarial, promoción a nivel nacional e internacional, establecimientos de espacios permanente para la comercialización, articulación con la cadena de comercialización, alianzas con gobiernos locales y otras organizaciones, etc;

En la actualidad, los Pueblos Vivos ofrecen un espacio de artesanías, pero es desafortunado encontrar que no solo no hay artesanía del lugar, aunque por lo general hay madera pintada de La Palma, sino que hay incluso artesanía de Guatemala y México, que no es que sea mala, es solo que no es nuestra y el espacio debería ser para la nuestra. Se trata de capacitar a los artesanos de diferentes destinos turísticos, para que ofrezcan un producto de calidad, que refleje la identidad local y que permita a los visitantes llevarse un producto atractivo, con una historia de vida, que hace parte de nuestra cultura.

Todo lo expuesto, solo tiene sentido en el momento que somos atractivos para los viajeros internacionales, y para ello, mientras se trabaja en cambiar nuestra realidad, se debe iniciar un agresivo plan de promoción internacional.

La propuesta

~ 11 ~

Nuestro sector propone dar respaldo y soporte a la gestión del nuevo gobierno a partir de apoyar al Ministerio de Turismo en su misión de atracción de turistas hacia El Salvador. Para ello se propone algunas medidas necesarias para el cambio de rumbo.

Declaratoria del Turismo como actividad económica prioritaria y de interés nacional. Política de estado.

Integración de esfuerzos interinstitucionales.

Armonización de leyes, reglamentos y normas que faciliten la inversión en el sector.

Readecuar y modernizar la estructura institucional

Facilitar la formulación de políticas, y la coordinación y ejecución de programas y proyectos dentro de las diferentes instituciones que conforman la estructura organizacional del sector público, indispensables para el desarrollo y fortalecimiento de la actividad turística del país

Actualización y modificación de la Ley Orgánica del MITUR.

Apoyo a la modernización de la Cámara de Turismo/ Comité de Hoteles

Cambio de política tributaria del sector, incentivos fiscales.

o

Desarrollar el Programa de fomento a la inversión turística.

o

Conformación de una Cartera de Proyectos. Revisión de una Ley de Incentivos.

o

Creación del Fondo de Inversión y Desarrollo Turístico.

o

Formular un Programa orientado a propiciar el desarrollo sustentable del sector turístico.

o

Planificación turística.

o

Certificación de calidad del servicio, y de la interacción ambiental y social de la empresa.

o

Potenciar el Programa Mundo Maya y otras iniciativas regionales.

Revisión conjunta de los planes estratégicos del MITUR con las gremiales del sector

Montar una promoción de inmediato en los países de la región (Guatemala – Honduras) generadores de visitantes con la capacidad de compra de nuestros servicios.

~ 12 ~

Implementación conjunta de los planes y participación activa en las actividades de promoción internacional.

o

Crear el Fondo Mixto de Promoción, para la relanzar la imagen turística del país.

o

Diseñar, producir y distribuir materiales promocionales en conjunto con el sector.

o

Elaborar y ejecutar un Plan de Promoción del Turismo Interno que permita el movimiento de visitantes y huéspedes a los Pueblos Vivos y sus hoteles

o

Ejecutar el Plan de Turismo de Aventura e interés especial.

o

Llevar a cabo el Plan de Turismo de Congresos, Convenciones e Incentivos.

o

Revisar o Elaborar y ejecutar el Plan de Mercadeo del Segmento de Cruceros.

Información turística

o

Efectuar estudios integrales y efectivos de investigación de mercado: oferta y demanda turística.

o

Mejorar la calidad del sistema estadístico.

o

Impulsar un Programa de difusión del Sistema de Información Turística.

Desarrollo de Cultura y formación Turística

o

Montar y desarrollar un adecuado Programa de educación turística.

o

Promover Programas de capacitación turística integral.

Desarrollar un efectivo Programa de sensibilización turística. Revisión de oferta y depuración de la misma, definiendo aspectos propios que permitan la diferenciación de otros productos que ofrecen los competidores de región.

o

Impulsar el Programa de facilitación turística.

o

Establecer un Programa de seguridad.

o

Fortalecimiento de la POLITUR

o

Protección al turista.

o

Normas de higiene y seguridad

De esta propuesta, la gestión de nuevo Gobierno puede resultar ser una apuesta ganadora en la historia del turismo nacional.