Sie sind auf Seite 1von 8

De espalda al parlamento

De cara a la gente
Una propuesta para la labor parlamentario de un diputado del
Movimiento Autonomista

Propuesta del Comunal Providencia

Por Rafik Mas’ad y Diego Salazar

Ante la victoria del neoliberalismo conservador en las elecciones presidenciales y los


intentos de restauración de la política de los acuerdos por parte de la elite concertacionista,
se hace necesario un fortalecimiento del Frente Amplio, una mayor organización popular y
una articulación entre esta organización y nuestras autoridades.

Antecedentes de formas de organización desde las bases sociales para la labor legislativa
son múltiples, tanto las experiencias históricas internacionales como nacionales, y el trabajo
de múltiples movimientos en el mundo deben nutrirnos para lograr conformar una orgánica
que responda a las necesidades de nuestro periodo histórico.

De este modo, proponemos un sistema de consulta permanente a las bases del Movimiento
Autonomista, del Frente amplio y a la ciudadanía en general, basada en las urgencias
legislativas y el actual funcionamiento de la Cámara de Diputados de Chile.
Introducción
Un empoderado Sebastián Piñera acompañado de lo más arcaico del conservadurismo
neoliberal serán quienes tomen el timón del próximo gobierno. Por otro lado, en la vereda
de enfrente, se encuentra la Nueva Mayoría, donde especialmente los sectores más ligados
a la extinta Concertación, tratarán de rearticularse y volver a la política de los consensos
entre elites junto a la derecha.

El Frente Amplio, y aún menos el Movimiento Autonomista, no será capaces por sí solos de
frenar la restauración cultural del capitalismo salvaje. Será la organización social, en
conjunto con su expresión política, la que, de forma articulada logrará profundizar las
contradicciones de este modelo y oponerse a la agenda de las elites.

Para esto es evidente que va a ser necesario una articulación entre las organizaciones
sociales y nuestra bancada, pero además se requerirá una aceleración de la rearticulación
del tejido social. Es necesario que las chilenas y chilenos nos organicemos.

Es por esto que proponemos una orgánica donde nuestros parlamentarios trabajen
coordinados y en conjunto con la ciudadanía organizada, no sólo como una forma de validar
el labor de estos ante el pueblo, sino además como un impulso a la organización social. Ya
lo vivimos nosotros como Frente Amplio cuando creamos los encuentros programáticos
poniéndonos a disposición de la ciudadanía y sus propuestas, fue ahí que logramos formar
gran parte de nuestros comunales; el corazón territorial de nuestra organización.

La presente propuesta no pretende ser una bala de plata a los problemas de nuestra
incipiente organización, tan sólo pretende dinamizar la discusión de cuál debe ser el labor
de las autoridades autonomistas electas y como, de forma orgánica, podrían ser la caja de
resonancia de sus demandas.
Antecedentes historicos
La democracia radical, participativa y directa (junto a otros conceptos asociados), hacen
referencia a diversos mecanismos para la toma de decisiones en un territorio, apelando a la
participación directa de sus habitantes. Es posible identificar distintos mecanismos que
podrían ser entendidos como democracia participativa a lo largo de la historia, pudiendo
observar que frente a diversos acervos culturales y bajo distintos regímenes productivos
imperantes, la democracia directa se ha abierto paso como alternativa para cohesionar
distintos grupos humanos bajo la libre asociación.

De este modo, para demostrar la versatilidad que puede tomar la deliberación participativa,
se hace interesante inspeccionar algunos casos prácticos de dichos mecanismos, pudiendo
entender tanto sus ventajas como los contextos bajo los que este tipo de gobierno emerge y
disemina.

Uno de los casos emblemáticos de participación ciudadana moderna se encuentra en Suiza,


un Estado federado con una de las economías más grandes del mundo, basada en el sector
de servicios y financiero. El que este país incluya en su constitución mecanismos
participativos se debe en parte a la vasta tradición democrática desde sus orígenes
medievales1 como una agrupación de cantones federados que funcionaban de manera
independiente y con una fuerte presencia de la Iglesia2. Estos cantones funcionaban bajo un
sistema de ‘asamblea cantonal’ o ​landsgemeinden, los cuales contaban con la participación
directa de toda la población masculina aristócrata. Este tipo de asambleas comenzaron a
desaparecer progresivamente tras las revueltas y guerras civiles que sucedieron a la
invasión francesa de fines del S. XVIII, llegando a practicarse en solamente dos cantones
en la actualidad. Tras la invasión, sectores de la sociedad asimilaron algunas ideas liberales
como la necesidad de conformarse como un Estado federado moderno que respetara con
igualdad ante la ley a los distintos estratos sociales, y ya lo largo del S. XX incorporando a
toda la sociedad tras las demandas de sufragio femenino. Hoy en día, uno de los
mecanismos implementados constitucionalmente, permiten presentar a cualquier
agrupación de 7 o más ciudadanos que sean capaces de juntar 100.000 firmas en 18
meses, sus propios proyectos de reformas constitucionales que deben ser discutidos y
votados por el congreso. En caso de ser aprobado, se procede a la realización de un
referéndum que confirme la decisión popular.3

Otro caso proveniente de la Europa medieval es el del Señorío de Viscaya y su figura de la


ante-Iglesia. Mayormente extendido entre los siglos XIV y XIX4, el concepto de la

1
Sullivan, James William (1893). Direct Legislation Through the Initiative and Referendum. True
Nationalist Publishing Company.
2
Encyclopædia Britannica. Vol 26. 1911. p. 258.
3
Lucchi, Micol. This is how Switzerland’s direct democracy works [en línea], 2017. [Fecha de
consulta: 18 de Diciembre de 2017]. Disponible en:
https://www.weforum.org/agenda/2017/07/switzerland-direct-democracy-explained/
4
Olabuenaga, Mitxel. El nacimiento de la anteiglesia [en línea], 2014. [Fecha de consulta: 18 de
Diciembre de 2017]. Disponible en:
http://www.ezagutubarakaldo.net/es/el-nacimiento-de-la-anteiglesia/
ante-Iglesia o ​Elizate, corresponde simultáneamente al de los poblados agrícolas vizcaínos
construidos en torno a edificaciones católicas y al mecanismo de autogobierno de sus
habitantes que se reunían frente al portón de la iglesia central.5 Estas reuniones
correspondían a un sistema de decisión comunal, donde los habitantes deliberaban y
votaban sobre las distintas medidas a tomar como colectivo.6 Estas asambleas eran
dirigidas por el ‘Fiel’, quien era escogido bajo distintos criterios de acuerdo a la tradición de
cada ante-Iglesia, tales como elección al azar, voto popular o designar al último hombre
que se hubiese casado. Similar al caso Suizo, su estructura se fue diluyendo a lo largo de
los siglos, y con ello la figura de la democracia directa. Con la llegada del franquismo, los
elizates que aún se conservaban (entiéndase los poblados autónomos construidos en torno
a la iglesia), fueron completamente absorbidos por los municipios en 1965.

Otro caso relevante a revisar, dada su relevancia presente, es el de los gobiernos


asamblearios locales en Estados Unidos. En dicho país, es posible identificar la aparición y
difusión de la figura de las reuniones municipales o ​town meetings, ​entre los siglos XVII y
XIX7. El origen de esta práctica (que se extiende hasta la actualidad) puede rastrearse
desde dos influencias según época histórica: los movimientos cristianos del coloniales y los
desarrollos liberales revolucionarios modernos. Los influenciados por esta última corriente,
pueden ser caracterizados por el siguiente escrito del pensador abolicionista Henry David
Thoreau:

«Cuando, en un desconocido pueblo rural, los campesinos se juntan en una reunión


municipal especial, para expresar su opinión sobre algún asunto que esté
importunando la zona, eso, creo yo, es el verdadero Congreso, y el más respetable
que se haya reunido en los Estados Unidos jamás.»8

Este tipo de asambleas son parte fundamental de la toma de decisiones en muchas


localidades de Estados Unidos, estableciéndose distintos modos de implementación según
las necesidades e historia de cada comunidad. Un ejemplo de funcionamiento puede ser
observado en Massachusetts, donde existen las figuras de reunión municipal especial y
reunión municipal conjunta. La primera se refiere a sesiones extraordinarias que se realizan
con un plazo máximo de 45 días en caso de que un grupo de ciudadanos sea capaz de
reunir las firmas de 200 personas o el 20% de los votantes inscritos (el menor número). El
segundo tipo de sesión también corresponde a una reunión extraordinaria, pero sirve para
que los miembros de más de una localidad puedan dirimir sobre problemáticas conjuntas. A
diferencia de los casos europeos mencionados con anterioridad, las asambleas
estadounidenses aún se practican de manera cotidiana, por lo que se convierten en un vivo
ejemplo de la posibilidad de crear puentes entre autoridades y ciudadanos en las repúblicas
contemporáneas.

5
Auñamendi Entziklopedia. Anteiglesia. Enciclopedia Auñamendi [en línea], 2017. [Fecha de
consulta: 18 de Diciembre de 2017]. Disponible en:
http://aunamendi.eusko-ikaskuntza.eus/es/anteiglesia/ar-1312/
6
Trask, Larry. The History of Basque. Routledge 1997
7
Sullivan, James William (1893). Direct Legislation Through the Initiative and Referendum. True
Nationalist Publishing Company.
8
Thoreau, Henry David. "Slavery in Massachusetts".
Otro ejemplo contemporáneo pero más radical se puede encontrar hoy en la región del
norte de Siria, conocida también por su denominación kurda, Rojava. Esta región es
reconocida por los kurdos como la región occidental de Kurdistán, por lo que desde el
estallido de la guerra civil –iniciada con el enfrentamiento entre el gobierno, rebeldes sirios e
islamistas– se vio progresivamente influenciada por las ideas de confederalismo
democrático emanadas desde el seno de la insurgencia kurda. Desde el año 2011 en la
región de Rojava –formalmente conocida como la Federación Democrática del Norte de
Siria– existen los concejos locales, que son entidades autogestionadas creadas en el marco
de la liberación de territorios por las fuerzas confederalistas.9 Estos concejos locales fueron
sometidos a votación recientemente el 1 de diciembre del 2017, designando a más de 5.000
representantes, y que funcionan como ente legislativo sobre las distintas regiones del Norte
de Siria10. Si bien estas entidades funcionan con una cantidad enorme de representantes, la
unidad que mejor se caracteriza como una democracia participativa corresponda al de las
comunas. Según lo estipula la el artículo 57 de su constitución, éstas son organizaciones
basales sobre las que se estructura la toma de decisiones a nivel más local, con reuniones
que cuentan con todos los habitantes de un territorio. Cada comuna tiene el control sobre el
modo de operar de las escuelas, de las empresas, cooperativas, tierras agrícolas y
actividades comerciales que existen en ella. Rojava, al tratarse de un proceso en desarrollo,
es difícil prever qué forma tomará en el futuro una vez superado el estado de guerra, pero
se hace especialmente relevante al mostrar que no solo en el marco de una sociedad feudal
o proyecto estatista republicano puede florecer la participación directa, sino también en
procesos de profunda transformación política y productiva.

Estos son sólo unos cuantos casos de democracia directa a lo largo de la historia,
expuestos como demostración de que los gobiernos participativos han surgido y han sido
efectivos durante siglos en varias partes del mundo. Cabe destacar que estas muestras
internacionales son sólo algunas entre muchas, y no abarcan los distintos procesos de
organización emergidos de los movimientos indígenas y de trabajadores de nuestra
América, ni tampoco de experiencias radicales europeas contemporáneas como Marinaleda
o Christiania. Finalmente, la idea de esto es motivar a no descartar la implementación y
perfeccionamiento de estos mecanismos por una presumida inviabilidad, sino a abrirse a la
posibilidad de incorporar este tipo de elementos como parte de la estrategia de superación
de la era del duopolio político.

Propuesta
Proponemos un sistema de consulta permanente a las bases del movimiento autonomista,
del frente amplio y a la ciudadanía en general, basada en las urgencias legislativas y el
actual funcionamiento de la cámara.

Para esto proponemos la conformación de las siguientes instancias:

9
Entrevista con Joseph Daher sobre el movimiento de base en Siria. 2017. [Fecha de consulta: 18 de
Diciembre de 2017]. Disponible en:
https://www.opendemocracy.net/joseph-daher/syria-grassroots-democracy-future-prospects-part-ii
10
Northen Syria regional elections. (s.f.). En ​Wikipedia​. [Fecha de consulta: 18 de Diciembre de
2017]. Disponible en: https://en.wikipedia.org/wiki/Northern_Syria_regional_elections,_2017
● Una coordinación de encargados políticos del Movimiento Autonomista en el distrito.
● Una coordinación de voceros paritarios de los comunales del Frente Amplio en el
distrito. Estos voceros serán los ya electos por sus comunales.
● Asambleas ciudadanas en las diversas comunas del distrito con voceros paritarios
electos por estas. Estas sesionarán una vez al mes en la semana distrital de la
diputación para que puedan contar con la presencia del diputado.
● Una coordinación de voceros paritarios de las asambleas antes descritas.

La organización de estas instancias, en conjunto con organizaciones sociales, los vecinos y


el equipo de diputación se puede apreciar en el siguiente diagrama:

Propuestas de ley
De esta forma ya no solo el equipo de diputación, sino cualquier organización social,
cualquier representante de los Consejos Comunales de Organizaciones de la Sociedad Civil
(COSOC), cualquiera de los comunales del Movimiento Autonomista, cualquier comunal del
Frente Amplio, cualquier asamblea territorial o incluso cualquier vecino atendido por la sede
distrital podría aportar con su visión y conocimiento de una problemática o proponer un
proyecto. Y si dicho proyecto no correspondiera a las competencias de la diputación, se
podría llevara a la autoridad respectiva. Por el contrario, si fuese parte de las facultades del
diputado, serían las asambleas territoriales las que participarían de decidir si se presenta o
no.

De ser aprobada, la diputación dará los recursos humanos y materiales para la elaboración
del proyecto, los estudios para avalarlo y dará tramitación a esta.
Votación de proyectos de ley
Para proyectos de ley presentados por el ejecutivo, otros parlamentarios o para definir
lineamientos generales sobre futuros proyectos, dependiendo del tiempo y la importancia de
éste, serán votados por el equipo de diputación, los comunales del Movimiento Autonomista
del distrito, las asambleas del Frente Amplio del distrito o las asambleas territoriales del
distrito.

Es importante que para las grandes reformas existan lineamientos previos para que puedan
ser discutidos con la mayor base social posible previo a su ingreso para así evitar que las
urgencias parlamentarias eviten que la ciudadanía participe en los proyectos de ley.

Rol de los diversos actores


El rol de cada vocero de las distintas instancias es decidir, conforme a lo dicho por sus
bases, la postura de la diputación y su rol ante los proyectos de ley. Esto aplica tanto a los
coordinadores del Movimiento Autonomista, los voceros paritarios de los comunales del
Frente Amplio y los voceros paritarios de las asambleas ciudadanas.

En el caso de los coordinadores del Movimiento Autonomista tendrán, además, un rol


territorial relevante, tanto en el levantamiento de minutas de conflictos, coordinación de
reuniones con organizaciones del territorio y que ayuden a armar la agenda de la
diputación.

Los frentes del Movimiento Autonomista podrán insumar a la diputación y presentar


proyectos de ley o indicaciones que, dependiendo de la urgencia, tendrán que pasar por la
instancia ratificatoria descrita anteriormente. Caso homologo serán las organizaciones
sociales de caracteres nacional. En ambos casos sería ideal contar con representantes de
los frentes o de las dirigencias sociales en las asambleas para sociabilizar la propuesta e ir
acercando lo político, lo social y lo territorial.

Cuentas publicas
La diputación deberá rendir cuentas públicas en lugares públicos y mediante un boletín de
su labor durante el periodo.

Democracia digital
Se recomienda, además, estudiar a futuro formas de democracia digital técnicamente
viables que no coarten la discusión y la densidad del debate del pueblo.

Sedes distritales y cuentas públicas


Las sede distrital deberá ser abierta a las actividades que quiera hacer la comunidad.
Convertirla en un espacio abierto para la organización social y los vecinos.
Además, una vez al trimestre el diputado deberá realizar cuentas públicas en cada comuna
del distrito en una plaza a definir por este.

Finalmente
Esta propuesta finalmente busca potenciar la participación como principio transformador del
compromiso ciudadano con los cambios necesarios para afrontar este nuevo escenario
nacional.