Sie sind auf Seite 1von 11

Energía Solar

Sistemas con concentración de rayos

Energía Solar

SISTEMAS CON CONCENTRACION DE RAYOS

Introducción

La expresión del rendimiento para una máquina térmica en función del segundo principio de la
termodinámica está expresado por:  = 1 – (T2/T1), donde T1 es la temperatura absoluta de la
fuente caliente y T2 es la temperatura absoluta de la fuente fría.
El rendimiento de una máquina que trabaja entre los 80 a 90°C máximos del líquido calentado
por un colector plano y los aproximadamente 20°C del agua de refrigeración, es muy bajo, este
motivo llevo a concentrar la radiación solar para obtener mayores temperaturas en el fluido, así
aparecen los sistemas con concentración de rayos.

( C ) Colector
paraboloide de
revolución

Figura 1: Eficiencia de los distintos tipos de colectores

Colector cilíndrico parabólico:

El colector cilíndrico parabólico está conformado por un módulo de sección parabólica, que
concentra en su eje focal la energía solar que incide sobre una superficie de varios metros
cuadrados (Ver Figura 2). A lo largo del eje focal se encuentra el receptor; la energía térmica
generada en él es colectada y transportada hasta un receptáculo central en el cual se la
transfiere al fluido que acciona las turbinas.
El receptor, al igual que en el caso de los colectores planos, debe tener las menores pérdidas
posibles de energía térmica. Su forma es cilíndrica cubierta por una superficie selectiva y
colocado dentro de una vaina de vidrio, en la cual puede hacerse vacío para evitar pérdidas por
convección. Para colectar y transportar la energía térmica el receptor puede tener en su interior
un tubo cerrado al vacío (heat pipe) cuya pared interior está cubierta con estructura capilar, en
uno de sus extremos o a lo largo del tubo se entrega calor al sistema haciendo evaporar un
fluido desde la estructura capilar; en el otro extremo del tubo se extrae el calor provocando la
condensación del vapor en un intercambiador de calor.
Este sistema permite alcanzar temperaturas de hasta 350 °C con buena eficiencia de
conversión (aproximadamente 65%).
A fin de que el concentrador cilíndrico parabólico tenga un gran foco (gran factor de
concentración), es necesario que en todo momento los rayos que inciden sobre él sean
paralelos al plano de simetría que pasa por el eje focal. Esto sólo se puede lograr rotando el
cilindro alrededor de su eje focal a medida que el sol se desplaza. Según la orientación del eje
de movimiento podemos distinguir tres casos: (a) eje de movimiento orientado en la dirección
N-S e inclinado respecto de la horizontal en un ángulo igual a la latitud del lugar (es la
denominada orientación polar), (b) eje de movimiento en dirección N-S en posición horizontal,
(c) eje de movimiento en dirección E-O y posición horizontal.
En general el reflector cilíndrico parabólico es de varios metros de largo y un par de metros de
ancho, y por lo tanto el dispositivo mecánico para moverlo resulta relativamente complejo. Se

Fuentes No Convencionales de Energía 1


Ricardo ALONSO
Energía Solar
Sistemas con concentración de rayos

puede lograr una considerable reducción en los costos si se mantiene fijo el reflector y, en
cambio se mueve el receptor convertidor. Pero por lo expresado anteriormente esto no es
posible para reflectores cilíndrico parabólicos si se desea tener un buen foco. La alternativa
propuesta es el sistema reflector cuya sección se muestra en la figura 3. Está formado por una
serie de espejos planos rectangulares, dispuestos sobre un cilindro directriz imaginario con una
inclinación tal que reflejen todo haz de rayos paralelos incidente sobre ellos hacia un mismo
eje. Puede demostrarse que, cualquiera sea el ángulo de incidencia del haz paralelo, este eje
focal del sistema se encuentra sobre el cilindro directriz imaginario. Por lo tanto, el receptor
puede estar montado sobre brazos que giren sobre el eje del cilindro directriz siguiendo el
movimiento del sol y, consecuentemente el del eje focal del reflector. Como el espejo no es
continuo sino escalonado, se producen efectos de sombra tanto para los rayos incidentes como
para los reflejados, como se observa en la figura 3. Un análisis de estos efectos muestra que
disminuyen si la variación del ángulo  formado por el plano de abertura del colector-
concentrador y el plano que contiene al sol y al eje de simetría del cilindro directriz no supera
los 30° a 40°, para todo el recorrido del sol. Como para el caso de eje de rotación ubicado de
N-S el ángulo varía 180°, para este sistema es más conveniente colocar el eje de rotación en
dirección E-O.

Vidrio
Vacío

Receptor-convertidor
cubierto por superficie
selectiva

Figura 2: Colector cilíndrico parabólico

Fuentes No Convencionales de Energía 2


Ricardo ALONSO
Figura 1: Colector cilíndrico parabólico
Figura 1: Colector cilíndrico parabólico
Energía Solar
Sistemas con concentración de rayos

Figura 3: Concentrador facetado


Los espejos planos del concentrador facetado, pueden fijarse sobre una base de concreto. El
receptor-convertidor describe su movimiento sobre el cilindro directriz imaginario (su sección es
el círculo punteado). El ángulo  es el que forma la perpendicular al espejo tangente al cilindro
directriz con la vertical del lugar.
Eficiencia: Para tener una idea de la eficiencia de este sistema obsérvese la tabla 1 en el que
se considera un colector concentrador móvil.
Tabla 1
Eficiencia típica de sistemas con colectores-concentradores cilíndrico-parabolicos
Eficiencia según la orientación del eje de rotación

Factores de disminución de eficiencia


Polar N-S E-O

Colector:
Por reflectividad del espejo 0,84 0,84 0,84
Por área proyectada 0,96 0,88 0,72
Por exactitud óptica 0,95 0,92 0,85
Por sombra entre colectores 0,87 0,89 0,98

Receptor:

Por reflexión de la radiación solar 0,90 0,90 0,90


Por pérdidas térmicas 0,89 0,88 0,87

Colección de energía térmica:

Bombas 0,97 0,97 0,97


Turbinas 0,90 0,90 0,90

Turbina/Generador 0,32 0,32 0,32


--------- --------- ---------
Eficiencia total resultante: 0,15 0,13 0,11

Observando las pérdidas del subsistema colector, de la energía solar que llega al espejo, sólo
se refleja el 84% debido a defectos de reflectividad. A fin de tener un foco nítido, la radiación
incidente debe ser paralela al plano de simetría del colector, pero no necesariamente paralela a
la perpendicular al plano de abertura, pudiendo formar con él un ángulo  tal como se indica en
la figura 2. Parte de estos rayos se reflejarán hacia fuera de la zona donde existe convertidor,
sobre la prolongación virtual de éste. Esto es equivalente a considerar que el área real de
colección es la proyección del plano de abertura en la dirección perpendicular a los rayos
incidentes. Este es el denominado efecto coseno o pérdida de área, que es diferente para las

Fuentes No Convencionales de Energía 3


Ricardo ALONSO
Energía Solar
Sistemas con concentración de rayos

distintas orientaciones del colector. Para la orientación N-S, para la que el ángulo  es casi
constante, el efecto lo es para toda posición del sol, dependiendo su magnitud de la inclinación
que se de al colector-reflector. Para sistemas con orientación E-O el efecto es mayor y varía
con la posición del sol, siendo nulo al mediodía. El efecto de las inexactitudes ópticas del
espejo reflector es ligeramente dependiente del efecto coseno y por ello, distinto para los
diferentes casos. Una cuarta causa de pérdida de eficiencia de los colectores es la sombra
producida entre ellos, efecto que depende de la orientación e inclinación de los mismos.
En el receptor-convertidor, de la radiación que finalmente incide sobre él se pierde un 10% por
reflexión y, de la convertida en energía térmica y posterior traslado al receptáculo central se
pierde un 13% de la efectivamente extraída del receptor-convertidor. Por lo tanto, la eficiencia
de conversión de radiación solar en energía térmica (vapor a 315°C en un receptáculo central),
es de 47%, 42% y 35% para, respectivamente, las orientaciones polar, N-S y E-O. Finalmente
en la tabla 1 se puede observar la eficiencia del sistema para las tres orientaciones.
Respecto del concentrador facetado no se cuentan con datos sobre su eficiencia.

Colector Concentrador Paraboloide de revolución:

El colector paraboloide de revolución concentra la radiación solar que incide sobre una
superficie de varios metros cuadrados en una pequeña zona (foco del paraboloide), donde se
convierte en energía térmica. La energía térmica producida en forma dispersa es luego
colectada y transmitida a un receptáculo central (Figura 4). Como para tener un foco nítido los
rayos solares deben incidir en forma paralela al eje de simetría del paraboloide (normales al
plano de abertura), es necesario poder desplazar a estos según dos grados de libertad, un
movimiento es necesario para seguir al sol de E a O en su trayectoria diaria y el otro para
acompañar a la variación de inclinación de la trayectoria del sol en el cielo a lo largo de las
estaciones del año. El receptor convertidor tiene la forma de una cavidad. El concentrador y el
receptor son solidarios y se mueven mediante un equipo hidráulico o mecánico de alta
precisión. De acuerdo al tamaño de los paraboloides es posible agrupar a varios de ellos sobre
un heliostato. Con un colector concentrador como el descripto se pueden alcanzar
temperaturas elevadas de 900°C a 1000°C con buenas eficiencias del orden de 60% a 70%.

Figura 4: Paraboloide de revolución

Fuentes No Convencionales de Energía 4


Ricardo ALONSO
Energía Solar
Sistemas con concentración de rayos

Eficiencia: Igual que en el caso anterior existen pérdidas de la radiación incidente debido a que
la reflectividad del espejo no es perfecta. Como ya se dijo, los rayos incidentes deben ser
prácticamente paralelos a la normal al plano de abertura y, por lo tanto las pérdidas por efecto
coseno se pueden considerar nulas. Subsisten las pérdidas por inexactitudes ópticas del espejo
y por sombras entre los colectores. Los efectos de sombra se pueden disminuir espaciando
convenientemente los colectores-concentradores, pero esto lleva aparejado una mayor longitud
de las tuberías de transporte de la energía térmica, con el consiguiente incremento en las
pérdidas térmicas.

Tabla 2
Eficiencia típica de sistemas con colectores-concentradores
paraboloides de revolución

Factores de disminución de eficiencia Eficiencia

Colector:
Por reflectividad del espejo 0,88
Por exactitud óptica 0,94
Por sombra entre colectores 0,86

Receptor:

Por reflexión de la radiación solar 0,85


Por pérdidas térmicas 0,97

Colección de energía térmica:

Bombas 0,96
Turbinas 0,90

Turbina/Generador 0,34
----------
Eficiencia total resultante: 0,17

En el receptor, un 15% de la radiación incidente se pierde por reflexión en las paredes de la


cavidad receptora-convertidora y, de la energía térmica allí producida, un 3% se pierde por
radiación y convección: Finalmente, en la colección y transporte de la energía térmica, se
produce una pérdida del 14%. La eficiencia total del sistema para acumular energía térmica
(vapor a 430°C) en un receptáculo central es, por lo tanto, del 51%. Considerando para el
turbogrupo una eficiencia del 34%, se tiene una eficiencia total del sistema del 17%.

Central en torre o sistema a receptor central:

La idea básica de este sistema consiste en concentrar por medios ópticos, en una zona
relativamente pequeña (pocos metros cuadrados), la energía solar incidente sobre una gran
superficie de la tierra (1 ó 2 km²). Esto se realiza mediante un conjunto de espejos planos o
curvos convenientemente distribuidos (campos de espejos), que reflejan la radiación solar que
llega a ellos hacia un receptor ubicado en la cúspide de una torre. La radiación solar así
concentrada puede ser convertida en energía térmica en ese mismo lugar o retransmitida por
medios ópticos a otro punto ubicado a nivel de tierra. Los espejos se encuentran montados
sobre heliostatos. Ver Figura 5.
Estos sistemas al igual que los paraboloides de revolución, permiten alcanzar temperaturas
elevadas con alta eficiencia.

Fuentes No Convencionales de Energía 5


Ricardo ALONSO
Energía Solar
Sistemas con concentración de rayos

La distancia entre los espejos debe ser tal que evite que entre ellos se hagan sombra tanto
para los rayos incidentes como para los rayos reflejados. Un diseño de campo de espejos que
evita estos factores de pérdida de eficiencia es el montaje de los mismos en una terraza
inclinada con la torre en el extremo inferior (Figura 5); según el hemisferio la terraza estará
ubicada al norte o al sur.

Distribución simétrica de espejos respecto a la torre, ubicados todos en un mismo plano

Planta y corte de un campo de espejos en una terraza inclinada, con la torre en un


extremo y con la orientación correspondiente a la Argentina.

Figura 5: Receptor central

La radiación solar interceptada por el área de un espejo depende de la dirección de los rayos
respecto de la normal al mismo. La proyección del área del espejo sobre la normal a la
dirección de los rayos, que en definitiva es el área efectiva del espejo, varía con las horas del
día y la distancia a que se encuentra el espejo del receptor, aumentando a medida que
aumenta la altura de la torre. La consiguiente pérdida de eficiencia del espejo, similar al efecto

Fuentes No Convencionales de Energía 6


Ricardo ALONSO
Energía Solar
Sistemas con concentración de rayos

descripto en los colectores cilíndrico parabólicos, se denomina efecto coseno o pérdida de


área.
Cada punto de un espejo refleja un haz de rayos solares que subtiende el ángulo del disco
solar (s), de 32 minutos de arco. Si, por ejemplo, se considera un espejo plano de diámetro A,
el diámetro mínimo R del receptor de los rayos reflejados, ubicados a una distancia D del
espejo, es dado por: R = A + 2 D s. Por lo tanto cuanto más lejos se encuentra el receptor
mayor tiene que ser el tamaño de su abertura, con los consecuentes problemas de peso y
aislación. Usando espejos curvos, se compensa por el ángulo de divergencia de los rayos
solares, permitiendo que la abertura en la cavidad receptora sea aproximadamente igual al
tamaño de los espejos. En realidad cada espejo es formado por un conjunto de espejos planos
convenientemente distribuidos.
En el receptor se ubica la caldera, en la que la energía térmica producida se transfiere a un
fluido, el cual puede directamente accionar las turbinas o, a su vez, entregar el calor a otro. Se
han propuesto varios tipos de receptores-convertidores-calderas, siendo la configuración de los
mismos la de una cavidad que tiene la propiedad de actuar casi como un cuerpo negro en lo
que a absorción de calor se refiere, siendo, además, fácil de aislar térmicamente. La figura 6
muestra un esquema de uno de ellos.

Sobre la pared interior de la caldera se encuentra un sistema de serpentinas recorridas


por un fluído apropiado, donde se convierte la energía solar en térmica. Al recorrer la
distintas zonas de la cavidad ,pasa por sucesivas etapas de precalentamiento,
evaporación y sobrecalentamiento del vapor

Figura 6: Esquema de Receptor-convertidor-caldera para un sistema con la torre ubicada


en un extremo del campo de espejos
Para evitar pérdidas por radiación en algunos casos se colocan estructuras antirradiantes en la
abertura de la cavidad, también se propuso cerrar la cavidad durante las horas sin sol con una
compuerta aislada, a fin de evitar que se enfríe, con lo cual se disminuye también el número de
ciclos térmicos a los que están sometidos los materiales.

Eficiencia: Se analiza el caso de un sistema de espejos curvos, montados sobre una terraza;
la curvatura compensa por el ángulo divergente de los rayos solares y permite utilizar una
abertura del receptor similar al tamaño de los espejos.
La pérdida por área proyectada o efecto coseno, varía según las horas del día, las épocas del
año y la ubicación del espejo respecto de la torre. El valor dado es un promedio de lo indicado.
La pérdida por exactitud óptica, tiene en cuenta la aberración esférica, variable con la posición
relativa del sol, el espejo y la torre; si bien un dispositivo mecánico de deformación permite
compensar esta pérdida para cada posición del heliostato, por razones prácticas sólo lo hace
para una posición media apropiada. En el caso particular en estudio, no se tienen pérdidas pór
efectos de sombra ya que los espejos están montados sobre una terraza.

Fuentes No Convencionales de Energía 7


Ricardo ALONSO
Energía Solar
Sistemas con concentración de rayos

Tabla 3
Eficiencia típica de sistemas a receptor central

Factores de disminución de eficiencia Eficiencia

Colector:
Por reflectividad del espejo 0,85
Por área proyectada 0,84
Por exactitud óptica 0,96

Receptor:

Por reflexión de la radiación solar y


emisión de radiación infrarroja a través
de la abertura de entrada 0,96
Por convección 0,925
Por aislación 0,995

Turbina/Generador 0,35
----------
Eficiencia total resultante: 0,21

En el receptor, parte de la radiación incidente sobre la abertura de la cavidad va a ser reflejada


y, de la energía térmica producida, una fracción se perderá por radiación a través de la
abertura. Estos dos efectos contribuyen con una pérdida del 4%. La pérdida por convección
depende de la velocidad del viento, siendo el valor dado un promedio para varias de las
velocidades más probables. Finalmente, al ser transmitido el calor a través de las paredes de la
cavidad hacia el fluido, en este caso agua, se pierde 0,5% por aislación térmica de dichas
paredes. La eficiencia del sistema para convertir la energía solar en vapor de agua es, porlo
tanto del 61%.
Para el sistema de turbina y alternador mecánico a 510°C y 80 atm, se considera una eficiencia
del 35%. La eficiencia global es del 21%.

Expresiones generalizadas

De acuerdo a lo visto en esta sección, se definen los siguientes parámetros.


Ac : área de abertura del concentrador, que es el área plana a través de la cual pasa la
radiación solar directa y/o parte de la difusa.
Ar: área del receptor sobre la cual llega la radiación solar concentrada.
C(wr): factor de concentración medio, es el cociente entre la intensidad media de la radiación
incidente sobre el receptor Ir y la intensidad de la radiación solar directa Ib (medida en un plano
perpendicular a la dirección de incidencia) => C(wr) = Ir / Ib

wr/2
C(wr) =  1/wr  Ir(x) dx ) / Ib = Ir / Ib
- wr/2

wr: es el ancho del receptor.


Ir(x): intensidad incidente en el punto del receptor definido por la coordenada x.
Cg: factor de concentración geométrica. => Cg = Ac / Ar

Cwr = Cg *  op * cos 
 op: eficiencia óptica
: ángulo de incidencia, formado por los rayos de incidencia con la normal al plano de abertura.

Fuentes No Convencionales de Energía 8


Ricardo ALONSO
Energía Solar
Sistemas con concentración de rayos

Horno Solar:

Los hornos solares son una aplicación importante de los concentradores de alta temperatura.
Los hornos solares son reflectores parabólicos o lentes construidos con precisión para enfocar
la radiación solar en superficies pequeñas y de este modo poder calentar a niveles altos de
temperatura.
El límite de temperatura que puede obtenerse con un horno solar esta determinado por el
segundo principio de la termodinámica, como la temperatura de la superficie del sol, esto es
6000 ºC, la consideración de las propiedades ópticas del sistema del horno limita la
temperatura máxima disponible.
En el horno se cuenta con un sistema de doble concentración, esto es espejos planos o
ligeramente cóncavos que concentran los rayos sobre un espejo parabólico que a su vez los
vuelve a concentrar sobre un foco, alcanzándose temperaturas de entre 3500 a 4000°C.

Figura 7: Planta y elevación de un horno solar

Los franceses han construido en Odeillo (Pirineos) un gran espejo parabólico de 54 metros de
ancho por 40 metros de alto, al que se dirigen los rayos solares mediante setenta y cuatro
espejos de 45 m2 cada uno, controlados individualmente para reflejar de forma adecuada la luz
solar y conseguir su concentración final en el foco. Con él, se han alcanzado temperaturas
superiores a los 3500°C, utilizándose para realizar muy diversas investigaciones, por ejemplo,
para estudiar materiales ultrarrefractarios, experimentos de pirólisis instantánea en
investigación química inorgánica y orgánica y estudios geoquímicos de rocas y minerales.

Figura 8: Horno solar central de


Odeillo en el Pirineo francés

Fuentes No Convencionales de Energía 9


Ricardo ALONSO
Energía Solar
Sistemas con concentración de rayos

Ventajas y desventajas del sistema con concentración de rayos

Los principales inconvenientes de los sistemas con concentración son:

 No se aprovecha la componente difusa de la radiación solar. El hecho de aprovechar solo


la componente directa hace que estos equipos no se puedan usar en climas nublados, para
períodos cortos de nubosidad elevada.

 Problemas de limpieza de la superficie colectora. La presencia de suciedad, implica una


reducción del rendimiento porque:
a) Los rayos que inciden sobre la suciedad no son reflejados en dirección al foco.
b) Los rayos son directamente absorbidos en el concentrador al incidir en la suciedad que los
cubre. Este factor es particularmente importante en los climas secos, semidesérticos y
desérticos, particularmente interesantes, por otra parte, para los sistemas con
concentración por el elevado número de horas que en ellos brilla el sol en el cielo, es decir
su alta heliofanía, además estos climas generalmente obstaculizan cualquier lavado con
agua que se quiera hacer, por la carencia de aguas en esas zonas.
En función del ensuciamiento, normalmente se sobredimensionan los sistemas.

 Necesidad de orientación hacia el sol. Como estos sistemas basan su funcionamiento en


las leyes de la reflexión, éstos exigen rayos paralelos y de una dirección dada para
asegurarles una trayectoria dada, y por lo tanto, su incidencia sobre un punto determinado.
Estos aparatos deben ser orientados continuamente hacia el sol, en su movimiento diario y
estacional.

 Problemas por la acción del viento. El viento suele desorientar los colectores, su acción es
particularmente importante sobre los grandes espejos (denominados heliostatos)
empleados en las centrales en torre, en los hornos solares, etc, que sufren acciones de dos
tipos:
a) Solicitaciones mecánicas que pueden comprometer su existencia.
b) Desorientación relativa al sol, por ejemplo si un heliostato se encuentra a 500 metros de
distancia del pie de la torre, una desviación de 30’ (minutos) implica que erraría al receptor
convertidor por unos 5 metros. La reorientación de espejos luego de una tormenta puede
demandar varias horas; durante fuertes vientos, por ejemplo de más de 80 km /h, se suele
colocar los espejos paralelos al suelo o al viento. Nótese que en general las regiones
donde más brilla el sol suelen ser muy ventosas.

 Pérdidas de energía. Las pérdidas de energía suelen tener dos causas principales:
a) Pérdidas en el sistema óptico en sí, por ejemplo, por formaciones en el espejo, pérdidas
por error de orientación, etc. Normalmente el rendimiento óptico total puede ser del orden
del 60%.
b) Pérdidas en el sistema de conducción del fluido caliente que circula entre el receptor y la
turbina, para su accionamiento. En el caso de centrales a receptor central, este recorrido es
relativamente pequeño y como el receptor es fijo, no hay piezas en movimiento y las
pérdidas no son importantes; en cambio sí pueden serlo en un campo de colectores
cilíndrico-parabólicos, en los que el fluido circula de un colector a otro calentándose.

 Complejidad constructiva y de operación. Son en general equipos grandes y pesados que


requieren movimientos muy precisos y, al mismo tiempo, muy estables y resistentes a
vibraciones. En general como se encuentran en lugares desérticos y de climas rigurosos,
se dificulta la disponibilidad de agua, por lo que el sistema de refrigeración ocupa grandes
superficies de terreno.

 Disponibilidad de grandes espacios de terreno. La baja densidad de energía solar obliga a


emplear grandes superficies colectoras y, consecuentemente, de terreno sobre el que
colocarlas, para una central en torre para 21 MW se necesitan unas 63 ha; para una central
con espejos multicara en bandas de 25 MW se han estimado necesarios 70 espejos de 4
metros de ancho y 1000 metros de largo cada uno, que en la práctica se ejecutará
colocando espejos cortos uno tras otro.

Fuentes No Convencionales de Energía 10


Ricardo ALONSO
Energía Solar
Sistemas con concentración de rayos

Las principales ventajas de estos sistemas que los podemos considerar comunes a todos los
de energía solar, son.

 No tienen consumo importante de combustibles, ni otros insumos, por lo que los costos
fundamentales de la energía producida serán los de amortización y mantenimiento.

 No presentan una fuente de contaminación, al no tener residuos de ningún tipo, se deberá


tratar de elegir terrenos que no sean de uso agrícola. A veces se habla de contaminación
por modificación local del albedo y transferencia de energía térmica del lugar donde se la
colecta al lugar donde se la usa, ambas objeciones de muy relativa importancia.

 El aporte de energía al sistema es inagotable a largo plazo. Como ya se explicó en


“Introducción” –el Sol brillará por millones de años todavía-. El inconveniente se presenta
en el corto plazo, es decir en las noches, los días nublados, etc, que se puede contrarrestar
con sistemas alternativos como el uso de calderas convencionales, acumulación de
energía, etc.

 La mejora del rendimiento de las máquinas térmicas asociadas, debido a las elevadas
temperaturas que se pueden alcanzar.

Fuentes No Convencionales de Energía 11


Ricardo ALONSO