Sie sind auf Seite 1von 3

Terreno: ¨Península Mejillones sector Caleta Bandurrias¨

Rut: 20.216.301-7

Objetivos:
-Reconocer los diferentes tipos de rocas ubicadas en el área de terreno.

-Clasificación de rocas según su origen: plutónica, volcánica, metamórfica o sedimentario

-Identificar en terreno las diversas estructuras geológicas.

1.Sectores Explorados de la Península Mejillones

1.1 Sector Playa Rinconada

El sector explorado denominado Rinconada fue el primer punto visitado en terreno, ubicado a 200 metros
aproximadamente de la carretera, camino a la cuidad de Antofagasta. En este punto se encontraron rocas de
origen sedimentario, fosilíferas (con organismos bentónicos y pelágicos) y, caracterizadas por estar intensamente
oxidadas, de tonos rojizos y una marcada estratificación. La presencia de terrazas de abrasión marina, cordones
litorales, escarpes y acantilados costeros en el sector, permitió proponer una hipótesis sobre el origen,
composición y formación tanto de las rocas como de los suelos. Algunas de las hipótesis planteadas fueron: ¿A
qué se debe el repentino cambio de color de los suelos?,¿Qué tipo de rocas están presentes?, ¿Existe un
movimiento de los estratos?

Los suelos de menor altura, específicamente los cercanos al mar tienen presencia de pequeñas lagunas salobres,
estas nos permiten establecer que el suelo posee poca permeabilidad, además de establecer que los estos suelos
están bajo el nivel del mar. La topografía de los terrenos de mayor altura se ha visto afectados por el clima dando
origen a laderas con meteorización triangular y pendientes erosionadas debido a la precipitación de aguas.
También se observaron terrazas con abrasión marina dispuestas en planos horizontales ordenadas en niveles
secuenciales, esta misma secuencia de rocas se observó a una distinta altura topográfica. Todas estas evidencias
nos permiten establecer que existe un movimiento ascendente de los estratos, esto es congruente con la
presencia de fallas normales en el sector, ya que a mayor altura se encuentran rocas con restos fosilíferos más
antiguos y a menor altura rocas con restos fosilíferos más jóvenes.
1.2 Sector Caleta Bandurrias

El segundo sector explorado corresponde a Caleta Bandurrias, el cual se caracteriza por la presencia de rocas
ígneas y metamórficas, las cuales se pueden apreciar a simple vista. Además, se observó una falla de tipo normal
que coloca en evidencia el movimiento y levantamiento del terreno. En el sector se reconocieron rocas de distintos
orígenes algunas de ellas son: Diorita, Salbanda, Anfibolita, Gneis y Esquisto.

Petrografía

Diorita: Es una roca plutónica de origen ígneo, clasificada según QAP Plutónico de Streckeisen, presenta
minerales como: Plagioclasa Na en mayor cantidad, Feldespato K (en muy poca cantidad) y Biotita. De textura
Idiomorfa, fanerítica, Equigranular, Leucocratica y Holocristalina.

Salbanda: Es una roca de metamorfismo dinámico, es producto de las bajas presiones causadas por la
deformación frágil de la falla normal presente en el terreno compuesta principalmente por arcillas de color beige
a verde musgo de textura clástica no cohesiva, de grano muy fino.
Anfibolita: Es una roca de metamorfismo regional de protolito ígneo. Presenta minerales como: anfibol en gran
abundancia y plagioclasa. De textura foliada con facie Anfibolita de grado medio.

Gneis: Roca de metamorfismo regional de protolito ígneo. Está compuesta por plagioclasa, cuarzo, biotita y clorita.
De facie anfibolita y grado medio.

Esquisto: Roca de metamorfismo regional. Esta compuesta por plagioclasa, biotita y cuarzo. Con abundante
esquistosidad, de facie esquisto verde y de grado medio.

Conclusión:

Durante el desarrollo del terreno se logró colocar en práctica los conocimientos adquiridos a lo largo de la
impartición del curso Fundamentos de la Geología 1, lográndose identificar el tipo de falla presente en el terreno
explorado, los diferentes tipos de rocas presentes en el área y su origen.

Del terreno realizado en la “Península de Mejillones” se concluye que el área se encuentra afectada por fallas
normales, las cuales ponen en contacto rocas ígneas con rocas metamórficas. Las evidencias observadas en
terreno que nos permiten determinar la existencia de fallas normales son: presencia de rocas con metamorfismo
dinámico (Salbanda) y las secuencias que se repiten en diferentes niveles topográficos (altura).